Sábado, 12 Junio 2021 | Login
Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad Imagen de la marcha de protesta tomada poco antes de las 15.00 horas del 14 de mayo de 1931. Unos minutos más tarde, los militares habían matado a tiros a cinco personas y otras tantas habían resultado heridas. Foto: TT. (La imagen está recortada).

Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad Featured

Hoy se cumplen 90 años desde que los militares mataron a tiros a cinco trabajadores, durante una marcha de protesta en Ådalen, el 14 de mayo de 193. El suceso quedó para siempre marcado en la conciencia colectiva del movimiento obrero sueco.

A continuación, un artículo publicado en el diario Arbetaren (El trabajador).

 

 Fuente: Arbetaren. Toivo Jokkala. 13 de mayo de 2016 Traducción: Magazín Latino

 

Aquí descansa un trabajador sueco

abatido en tiempos de paz.

Desarmado, indefenso.

Fusilado por balas desconocidas.

Su crimen fue el hambre.

No lo olvides nunca.  (Erik Blomberg)

 

Para recordar Ådalen de 1931 – de verdad

Sin duda, los acontecimientos de Ådalen de hace 85 [ahora 90] años pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en el que estamos viviendo.

El sábado 14 de mayo, se cumplen 85 años [ahora 90] desde que el ejército sueco abrió fuego contra una marcha de protesta en Lunde, en Ådalen, Ångermanland. Cinco trabajadores de entre 19 y 35 años fueron asesinados.

Al igual que otros eventos profundamente simbólicos, aquí el símbolo finalmente se ha vuelto más conocido que el curso de los mismos eventos. "Ådalen", a menudo resumido como lo que sucedió allí en mayo de 1931 en esta sola palabra - significa en la conciencia general del movimiento obrero la culminación y el punto final de la dominación de la clase insurgente, la violencia estatal y la injerencia militar en asuntos civiles. "Ådalen", ese fue el momento en que dispararon a los trabajadores.

El proceso, por muchos vagamente conocido fue, en sus principales características, este:

En la primavera de 1931, trabajadores de Ådalen se declararon en huelga de apoyo con los trabajadores de un aserradero de Hälsingland, a quienes se les había reducido el salario. Los negociantes de mano de obra respondieron contratando rompedores de huelgas. La sección local del Sindicato de Trabajadores del Transporte convocó a una reunión sindical en Kramfors, donde se decidió que todos los trabajadores realizarían una huelga general local hasta que se retirara a los que rompieron la huelga.

Antes de que finalizara la reunión, muchos de los que se habían convocado, entre 3.000 y 6.000 personas, comenzaron a marchar hacia el pueblo de Lunde, donde estaban apostados los rompehuelgas. En Lunde, fueron recibidos por un oficial militar de Sollefteå, que hizo disparos de advertencia al suelo.

Cuando se percutaron los disparos, la multitud se amontonó, ante la presión de los que estaban detrás, a lo que los soldados respondieron disparando directamente contra la multitud. Cinco personas cayeron, y si Tore Alespong - entonces apellidado Andersson - quien era el trompetista en el tren de demostración, no hubiera tocado espontáneamente la señal de cese el fuego, la tragedia probablemente habría sido aún mayor.

“Justo a mi lado, a solo un brazo de distancia, la joven Eira Söderberg cayó al suelo sangrando, mientras las salvas seguían. Entonces me di cuenta intuitivamente de la posibilidad de tocar el alto el fuego ", dijo Tore Alespong en un reportaje en el noticiero de SVT Aktuellt, en 1991. (De más está decir que Alespong fue sometido a juicio por usurpación arbitraria de tropas militares, pero fue absuelto).

Los eventos de Ådalen han sido canonizados por el posterior partido oficialista Socialdemócrata como un monumento a la era oscura de la que el partido sacó al país. Por tanto, puede ser valioso recordar que tanto la LO (Sindicato de Trabajadores) como los socialdemócratas estaban profundamente divididos en sus opiniones sobre lo que sucedió posteriormente. Sobre todo, en muchos lugares había una gran necesidad de distanciarse de las protestas de los trabajadores y definirlas como algo que tenía que ver principalmente con los comunistas y sindicalistas.

"Me atrevo a recalcar que todo el activismo comunista, y toda esta forma de explotar los sentimientos de indignación, significa que, cuando se buscan responsables, hay que poner a los comunistas del lado de los empresarios y los rompehuelgas de los transportistas", dijo, por ejemplo, el futuro socialdemócrata padre de la patria Per Albin Hansson, en la segunda cámara del Riksdag (Parlamento) el día después de los disparos.

Los militares implicados fueron absueltos en la más alta instancia, a excepción de tres días de arresto para uno de ellos (varios trabajadores recibieron penas de prisión), pero la Comisión Ådalen concluyó después que era inapropiado utilizar personal militar en disturbios, y después de esto nunca se han desplegado militares en situaciones semejantes en Suecia. Otra consecuencia de los hechos fue que en el país obtuvimos una policía estatal unificada.

Sin lugar a dudas, los acontecimientos de Ådalen pertenecen a una época diferente y, en muchos sentidos, más oscura. Los trabajadores de la Suecia actual rara vez viven en las condiciones de extrema pobreza en que vivían en el momento de los tiroteos en Ådalen, la sociedad es en muchos sentidos menos autoritaria y la gente común tiene más canales para hacer oír su voz en la sociedad. 

Pero con la iconización y petrificación de los eventos de Ådalen, tendemos a olvidar aspectos importantes relacionados con el tiempo en que nosotros mismos vivimos.

Los trabajadores que se manifestaban tenían una misión: detener la ruptura organizada de huelgas que amenazaba su lucha por la justicia social. Incluso hoy en día, los empleadores buscan enfrentar a los trabajadores entre sí, con la diferencia de que ahora también están tratando de hacer que el concepto de romper la huelga caiga en el olvido, como hemos visto ejemplos movimiento de negociaciones colectivas.

Los militares en Ådalen podían usar la fuerza letal sin ningún castigo, o con muy poco. Lamentablemente, la policía estatal, que hoy desempeña el papel de militares que actúan de forma civil, en la mayoría de los casos también tiene el privilegio de poder matar sin condena, como hemos informado repetidamente en Arbetaren. La sociedad se ha vuelto más abierta e igualitaria de lo que era en 1931, pero los más débiles de la sociedad todavía se encuentran, en situaciones extremas, en desventaja mortal, en comparación con los uniformados.  

Entonces, como ahora, muchas fuerzas "progresistas" establecidas también tenían una calibración básica que implicaba distanciarse inmediatamente de conflictos sociales que se sospechaba podían salpicarlos negativamente. Lo que hizo que la narrativa de Ådalen cambiara de apariencia no fue el palpitante corazón de la dirección del partido socialdemócrata, sino una masiva opinión popular que exigía justicia.

Toivo Jokkala

 


Imagen de la marcha de protesta tomada poco antes de las 15.00 horas del 14 de mayo de 1931. Unos minutos más tarde, los militares habían matado a tiros a cinco personas y otras tantas habían resultado heridas. Foto: TT. (La imagen está recortada).


El diario Svenska Dagbladet describía los acontecimientos en Ådalen con el titular: "Sangrientos disturbios en Ådalen. Los militares se ven en la obligación de abrir fuego. Cinco personas son abatidas." Y como subtítulo: "Los primeros disparos desde la masa. Despiadada propaganda de bloqueo termina en espantoso terror. Miles de personas contra un puñado de soldados".

 

About Author

Related items

  • Irene Molina: “El dejar los alquileres en manos del libre mercado ocasiona un sufrimiento humano indigno”

    La semana pasada el gobierno presentó la controvertida propuesta sobre alquileres regulados por el mercado, un tema que ha divido a la Socialdemocracia, que ahora parece haber llegado a un consenso con sus socios, el partido del Centro y los Liberales.

    En esta entrevista con el diario Arbetaren, la catedrática de la Universidad de Uppsala, Irene Molina, explica que “una política de este tipo conduciría a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”.  

     

     Fuente: Arbetaren. 26 de mayo de 2021. Traducción: Magazín Latino

     

    La investigación sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, presentará sus propuestas para nuevas normas dentro de una semana. [Se llevó a cabo el 5 de junio]. Pero basándose en lo que desde ya se sabe, la catedrática Irene Molina advierte sobre el riesgo de una mayor segregación y diferencias de clase, a largo plazo. Según ella, los efectos de un alza del alquiler también afectará los alquileres de las viviendas más antiguas.

    Si se introduce una propuesta en línea con lo que ha surgido ahora de la investigación del gobierno sobre alquileres regulados por el mercado, en construcciones nuevas, Suecia dará un paso hacia un "sufrimiento humano indigno". Así es como Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala, describe el rumbo hacia alquileres regulados por el mercado que ella ve que está tomando Suecia.

    “No se me ocurre ni un solo ejemplo en todo el mundo en el que los alquileres regulados por el mercado pudiesen influir en el derecho a la vivienda en sentido positivo. Al contrario, una política de este tipo conduciría, rápida e inequívocamente a más segregación, más desalojos, más personas sin hogar, más hacinamiento, exclusión social y discriminación étnica”, escribe ella al diario Arbetaren en una entrevista por correo electrónico.

    La próxima propuesta del gobierno sobre alquileres de libre mercado ha generado un gran debate incluso antes de que la investigación presente su propuesta, el lunes. La reforma prevista, que es consecuencia del acuerdo de enero entre el gobierno, los Liberales y el Partido del Centro, dará a los dueños de las viviendas la oportunidad de decidir el alquiler ellos mismos.

    Según la regulación actual, los propietarios están obligados a negociar con la asociación de inquilinos antes de aumentar los alquileres. Pero de acuerdo con las directivas del gobierno a la investigación, un nuevo sistema brindará la oportunidad de optar por no participar en ese proceso cuando se trate de viviendas nuevas. Según información de Dagens Nyheter, un arrendador debe poder justificar el aumento, pero una justificación aprobada es que la zona se haya puesto más atractiva.

    Irene Molina critica abiertamente los fundamentos de la próxima propuesta de la investigación y dice que espera que nunca se convierta en realidad. Actualmente se encuentra en Los Ángeles, EE. UU., y ella ve esta ciudad como un ejemplo disuasivo de las consecuencias de un "mercado inmobiliario liberalizado".

    “A la larga, esto puede llevar a que las personas que no tienen recursos económicos tengan que mudarse, vale decir, un modo de reubicación forzosa o de expulsión. También llamamos esto desalojo por renovación. El aumento de la segregación es además una consecuencia bastante segura, porque una vez que la ubicación comience a jugar un rol, la gentrificación acelerará las áreas calificadas como atractivas en la ciudad”, escribe Irene Molina.

     

    Las directivas del gobierno y la próxima propuesta de la investigación solo aplican a los departamentos recién construidos. Pero según Irene Molina, hay grandes razones para temer que los aumentos del alquiler también afecten a viviendas más antiguas. Ella dice que se puede apreciar que los cambios anteriores en las regulaciones han tenido ese efecto, pero que la obligación de negociar con la asociación de inquilinos hasta ahora ha impedido que los niveles de alquileres se disparen. Pero incluso ahora, los propietarios a menudo tienen derecho a alzas superiores a las que ha acordado la asociación de inquilinos.

     

    “Si se elimina esta premisa, el propietario puede argumentar a su gusto por un alquiler verdaderamente alto, por ejemplo, sosteniendo que el inmueble tiene una ubicación privilegiada. Hemos visto anteriormente que las nuevas prácticas, y más aún cuando están respaldadas por una nueva ley o reglamento, afectan los niveles de alquiler incluso en las zonas más antiguas, a través de renovaciones con aumentos de alquiler injustificados. Un problema que vemos allí es que en situaciones similares, la comisión estatal de mediación de alquileres (hyresnämnden) dirime en más del 90% de los casos a favor del propietario ”, escribe la catedrática.

     

    Ella ve segregación y diferencias de clase como una consecuencia evidente de una propuesta en línea con las directivas del gobierno.

     

    “Esta propuesta, naturalmente, otorga más poder sobre el mercado de la vivienda a los propietarios tanto nacionales como transnacionales, como por ejemplo Hembla en Estocolmo, que ha atraído mucha atención por la forma en que mal administran las propiedades donde se establecen. Por el lado del consumidor, serán los de altos ingresos los accedan a viviendas, en tanto que para los pobres las nuevas no están disponibles”, escribe Irene Molina.

     

    De acuerdo con las directrices de la investigación, el investigador, el magistrado Kazimir Åberg, debe presentar una propuesta al gobierno el 31 de mayo. El gobierno escribe en las pautas que el objetivo es que un proyecto de ley basado en las propuestas se presente a votación en el Riksdag a principios de 2022 y pueda entrar en vigor más tarde durante el mismo año.

     


    Irene Molina, profesora de geografía humana en el Instituto de Vivienda e Investigación Urbana (IBF) de la Universidad de Uppsala. Foto: Arbetaren.se.

  • La primera víctima de la guerra mediática es la verdad

    El matutino SvD publicó el 19 de marzo el artículo Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos (*), en el que plantea que Rusia dirige una campaña de desinformación contra la vacuna de AstraZeneca. Y que uno de sus aliados en esta maniobra sería el profesor emérito en epidemiología, Marcello Ferrada de Noli.

    El medio se contactó con el profesor Ferrada, quien concedió una entrevista vía por e-mail. Pero de las extensas respuestas del epidemiólogo, SvD publica solamente una frase y un tuit suyo, tergiversado. Y la imagen de un mono con bata blanca y una jeringuilla en la mano. ¿Dónde quedó la ética periodística de Svenska Dagbladet?

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    “Lo mejor es tener un medio propio” me aconsejó, hace muchos años atrás, el legendario periodista chileno Mario Gómez López.

    Sin embargo, frente a los medios de masas establecidos, los medios independientes somos un David frente a un Goliat.

    Una excepción podría ser la publicación The Indicter, cuyo editor en jefe es el mismo profesor Ferrada de Noli, que cuenta con más de medio millón de visitas, de acuerdo a las estadísticas publicadas. 

    La libertad de expresión en Suecia dice estar a un nivel muy alto. En la práctica no es tan así, los grandes monopolios, como en nuestros países, controlan la gran mayoría, sino todo el flujo mediático en el país.  Fuera de eso, la pandemia dejó en evidencia que el llamado Public Service que se supone debe ser totalmente independiente - muchas veces se comporta solo como un megáfono del poder.

    “No existe el periodista imparcial”, decía Stieg Larsson. Tenía toda la razón, el creer otra cosa es ingenuidad. Pero sí existe la ética periodística, el rigor, el esforzarse en llegar a la verdad. Y aquí se me vino a la mente la expresión tan consagrada de que “La primera víctima de la guerra es la verdad”, y también la guerra mediática, donde se aplican las mismas expresiones de “ofensiva” “francotiradores”, “estar bajo ataque” etc.   

    Dagens Nyheter publicó el 2013 la editorial Bienvenido a Skellefteå, Polygono. Les escribí informándoles que "Polígono" no era un pueblo, sino un sector de la ciudad de Arica. Les envié incluso un documento que me enviaron desde allá que lo acreditaba. El autor me dio las gracias. Y no cambió nada. Durante un tiempo les recordé el error en la sección comentarios, de su sitio en la web. Más tarde los borraron todos y la nota mantiene su titular.

    Con Svenska Dagbladet he tenido algunos encontrones, por las publicaciones de Mauricio Rojas. El editor respondió a mis quejas diciendo que “sabía que era una persona controversial”, y punto. Afortunadamente cuando éste hizo una fugaz pasada por el Ministerio de las Culturas en Chile, pudimos comprobar que había mentido, entre otras cosas respecto a su militancia en el MIR.

    Este caso se me vino nuevamente a la mente, al leer el artículo titulado en un principio Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos, y también la sensación de impotencia al sentir que yo tengo la razón, pero ellos el poder. Porque la primera reacción que tengo, al leer el difamatorio artículo, es contactarme con el diario y preguntarles en qué se basan para emitir esas burdas acusaciones. Para recordarles su falta de ética profesional. ¿Pero ganaría algo? Basándome en la experiencia empírica sobre el actuar de SvD, nada.

     

    Contexto:

    El programa de vacunación contra la covid-19 en Europa va lento, por no decir que ha sido un fracaso. La gran mayoría de países no han vacunado a su población en la medida que habían planeado, y los problemas por falta de vacunas han causado gran frustración, desde los ciudadanos de a pie, hasta las más altas esferas en la Unión Europea. Paralelamente con este problema, han surgido otros, como las implicaciones geopolíticas de la vacunación. La información que llega a los ciudadanos está sesgada e influenciada por los medios de cada país y este y oeste se acusan mutuamente de desprestigiar sus vacunas.

    La vacuna de AstraZeneca contra la covid-19  ha sufrido una serie de reveses que en las últimas semanas han ido en aumento. Varios países europeos suspendieron la vacunación con el suero de la empresa británica-sueca luego de muertes asociadas a la inoculación. Más tarde, algunos países la reanudaron, otros no. La Agencia de Salud Pública en Suecia decidió, el jueves, administrarla solamente a los mayores de 65 años, cuando hasta hace poco había desaconsejado su administración para personas justamente en este rango etáreo. Esto ha llevado a que algunos mayores se sienten como conejillos de Indias.  

    En este contexto de dudas e incertidumbres sobre la vacuna de AstraZeneca, un periodista del matutino sueco Svenska Dagbladet se contacta con el Profesor Marcello Ferrada de Noli, y le solicita una entrevista. Más tarde, Mattias Magnusson escribe:

    “SvD se comunica con el profesor por teléfono desde Italia. A Marcello Ferrada de Noli le gusta hablar, pero prefiere responder preguntas por correo electrónico”.

    Como si fuera algo extraño que el entrevistado responda las preguntas por mail. Prácticamente todas las entrevistas, y sobre todo con las autoridades suecas se hacen via mail.

    Agrega que el profesor Ferrada niega estar siendo utilizado con fines propagandísticos rusos, pero que “los medios suecos le llevan la contraria”. Y cita al profesor, con la frase:

    “´La principal preocupación de todos los periodistas honestos como Ud. debería ser el contenido de lo que digo y con qué evidencia científica se basa. No donde finalmente se publicaron o difundieron mis opiniones´, escribe el profesor”.

    Vale decir, una entrevista por correo electrónico que se extiende por tres días y que comprende al menos nueve preguntas y respuestas, donde el profesor Ferrada aclara pacientemente y con lujo de explicaciones las contra preguntas del reportero, se condensa en una sola frase.

    Y de los miles de tuits del del profesor en Twitter, Magnusson elige uno solo, lo tergiversa y dice que lo que afirma el profesor “muy bien podría venir de una fábrica de trolles rusos”. ¿Y qué pruebas da? Ninguna. Ni un solo enlace a fuentes, ni siquiera a fuentes tan amarillentas como su nota.

    En lugar, cita a un jefe de la Agencia de Contingencias Civiles de Suecia (MSB), Mikael Tuvesson (el diario escribe, erróneamente, Tufvesson) cinco veces directamente y otras tantas, indirectamente. "El año pasado se trató mucho de la covid-19 y la estrategia sueca. En otoño, empezaron a aparecer las vacunas. Los problemas que preocupan a la gente son los que se utilizan. En este momento, la vacuna es la herramienta", dice Tuvesson, en el artículo. 

    Vale decir, Svenska Dagbladet contacta a un experto en epidemiología en Bérgamo, Italia, para una entrevista. Pero en lugar de citar las preguntas y respuestas del extenso material que obtiene - desde una de las primeras ciudades en el mundo afectadas por la covid-19, por lo tanto, interesante para cualquier periodista realmente interesado en el tema - publica un artículo difamatorio donde, tomando afirmaciones de otra persona, presenta al entrevistado como un “troll” que está a las órdenes de la propaganda rusa

    Yo me pregunto, en la soledad de mi cuarentena, como periodista independiente y directora de un modesto medio alternativo, ¿haría yo una cosa así?

    Me respondo:

    En el ejercicio de mi profesión he hecho innumerables entrevistas, muchas veces a personas que nunca pensé llegar a conocer. Pero una cosa ha tenido siempre la mayor importancia: el respeto al entrevistado. Como periodista es necesario tener en cuenta algo: el entrevistado deposita en uno toda su confianza, yo estoy ocupando su tiempo, y de mí depende el ser capaz de transcribir lo mejor posible lo que éste me quiere decir. Se trata de ética profesional y de algo que seguramente se tiene o no se tiene. Así de simple.

    Al parecer el articulista de Svenska Dagbladet carece de esta brújula moral.

     

    (*) La nota se tituló así en un principio. Después cambió de titular dos veces, desde: "Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos", pasando por: "El nuevo problema de AstraZeneca es el sueño dorado de los desinformadores", hasta, el titular final, más sobrio: "¿Quién tiene fuerzas para ser crítico y controlar las fuentes, a un año después de la pandemia?".

     

     

    Notas al margen:

    El profesor Marcello Ferrada de Noli publicó un extenso artículo en el medio que dirige, The Indicter, donde reproduce en su totalidad el texto enviado a Mattias Magnusson. Como esta nota está en inglés, no ha sido posible para Magazín Latino publicar aún su contenido (espero hacerlo más adelante). No obstante, el lector interesado puede acceder a esta en el enlace.

    Del extenso artículo podemos incluir, no obstante, algunos párrafos, como:

    “Algunas cosas sobre mí, a las que se hace referencia en el artículo de SvD, no solo son completamente difamatorias sino también completamente falsas. La información de Magnusson sobre lo que le habría respondido durante la entrevista - que afortunadamente fue registrada vía e-mail - no se corresponde con lo que realmente le dije y le expliqué”, explica el profesor Ferrada.

    “De los mil tweets y los artículos que he publicado sobre el tema, a partir de una respuesta de entrevista detallada de 13 páginas y la información que envié a SvD, el periodista elige seleccionar un renglón de un tuit (y también distorsionar su significado) y hacerla representativa de una historia sobre desinformación y propaganda rusa. Esto no es solo un fracaso estadístico (en términos de selección representativa) sino también muy poco ético en términos de práctica profesional y / o periodística.”

    El profesor expresa además que ha cursado una demanda a la entidad que se encarga de examinar las infracciones de parte de los medios de comunicación.

    Otro párrafo que nos gustaría añadir a la nota tiene relación con algo que Marcello Ferrada nombra al final de su artículo, de cuando él quiso ayudar a los adultos mayores de la localidad donde actualmente reside, Bérgamo, conocido por ser el epicentro de la pandemia. Algo que ha sido citado por medios internacionales, y más recientemente en este – enlace.

    “Hoy, 19 de marzo de 2021, más de tres meses después de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunación de todos los ancianos en la población de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribución provocada por los fabricantes", escribe el Dr. Ferrada en The Indicter.

    Seguramente Mattias Magnusson no sabe, porque nunca lo averiguó, que el Profesor Ferrada, en diciembre del año pasado, al ver la devastación en la ciudad de Bérgamo, llegó a la conclusión de que la mejor manera de ayudar a sus vecinos de la localidad del norte de Italia era adquirir una vacuna. Y luego de examinar la evidencia científica, la elección recayó en Sputnik V. La vacuna rusa, ha sido vilipendiada por los medios europeos, sin embargo, hoy se perfila como una alternativa segura, y se ha anunciado que incluso hay planes de iniciar su producción en Suecia.

    Hoy, 19 de marzo de 2021, más de tres meses después de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunación de todos los ancianos en la población de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribución provocada por los fabricantes.”

    Sus palabras son un fiel reflejo de la necesidad que existe de dejar las ideologías y las razones geopolíticas de lado, frente a un enemigo en común, y de preocuparse, en cambio, de la salud de los ciudadanos.

     


    Marcello Ferrada de Noli, Dr. en Medicina y Psiquiatría, Profesor Emérito de Epidemiología. Pantallazo de SvD. 


    Svenska Dagbladet ilustra su nota con un meme. Foto: Pantallazo, portal del matutino Svenska Dagbladet. 

     

  • Isabella Lövin abandona la política

    El miércoles pasado la vocera del Partido Verde, Isabella Lövin, dio a conocer que abandona la política. Tan pronto como su partido encuentre una reemplazante, dimitirá también de su cargo como ministra del Clima y Medioambiente.

    - Yo veo que esto es lo mejor para el partido, dijo Lövin, en tanto que el primer ministro Stefan Löfven expresó que obviamente respeta la decisión de Lövin, aunque es “lamentable e inesperada”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La noticia fue dada a conocer primero por el matutino Dagens Nyheter, el pasado miércoles y no tardó en tener eco en todos los medios nacionales. Isabella Lövin no es solo ministra del Clima y Medioambiente, es además Viceprimera ministra. A pesar de esto, en cuanto su partido logre encontrar a alguien que la suceda en los cargos, abandonará la política por completo.

     

    Un paso que, si bien sorprendió a Stefan Löfven, no así a los politólogos nacionales, quienes ya desde hace un tiempo atrás habían detectado un cansancio en la vocera femenina del Partido Verde.

     

    “Los electores se merecen alguien mejor que Lövin” escribió la redactora política de Aftonbladet, Lena Mellin, recalcando el poco entusiasmo que la vocera verde ha demostrado, en sus apariciones en público, desde hace un par de años atrás.

     

    Vale recordar que el discurso que diera en Almedalen parecía más una clase magistral que un discurso político. Isabella Lövin no logró conectar muy bien con los electores y atraer más votos, tan necesarios sobre todo este ultimo tiempo, puesto que el partido se ha situado en las encuestas de intención de votación incluso a veces por debajo del cuatro por ciento necesario para mantenerse en el Parlamento.

     

    Isabella Lövin se unió al Partido Verde hace unos diez años atrás, luego de una prestigiosa trayectoria dentro del Periodismo.

     

    En 2007 obtuvo el Premio al Periodismo y a la Investigación Periodística por su libro “Tyst hav” (Mar silencioso), que trata sobre los desequilibrios ecológicos en el Mar Báltico.

     

    Si bien ha aducido el abandono de la política a “razones personales”, se sabe que las relaciones entre el Partido Verde, socio de gobierno de la Socialdemocracia, han estado bastante tensas debido a las posiciones tan distintas de ambas agrupaciones frente a – sobre todo – el tema de la inmigración. Y en caso de que la sucesora de Lövin tuviera una actitud más confrontadora frente a las exigencias de la Socialdemocracia, la gobernabilidad podría correr peligro.

     

    - Yo creo que Stefan Löfven está bastante nervioso respecto a qué va a pasar con esto, dijo Mats Knutson, el comentarista político de SVT, la televisión estatal.

     

    Lövin, por su parte, niega que su renuncia se deba a problemas internos o al tema de la política de inmigración.

     

    - No se debe a ello, pero he estado pensando durante mucho tiempo que necesito tomar esta decisión cuando estamos a mitad de este mandato. El Partido Verde no tiene un congreso regular hasta septiembre del próximo año, y creo que está demasiado cerca de las próximas elecciones como para que un nuevo portavoz tenga tiempo de asumir el papel y liderar al partido hacia unas elecciones exitosas, asegura la ministra en entrevista con Dagens Nyheter.

     

     El Partido Verde se caracteriza por tener dos líderes, un hombre y una mujer. Lövin no quiere dar nombres sobre quien la podría suceder en su cargo, sin embargo, asegura que hay muchas representantes femeninas que junto a Per Bolund (quien fuera elegido el año pasado) pueden conducir el partido con éxito.

     

     

    ¿Y el sueldo de la ministra?

     

    Cuando un secretario de Estado presenta su renuncia, tiene derecho a solicitar el mismo sueldo que tenía en funciones durante el periodo de un año.

     

    El más reciente aumento de sueldo del gabinete de Stefan Löfven fue el 1 de julio de 2019. El sueldo del primer ministro aumentó en 4.000 coronas al mes y el de sus ministros en 3.000 coronas. De esta manera, Löfven recibe 176.000 coronas al mes y sus secretarios 139.000 coronas mensuales.

     

    Por lo tanto, Isabella Lövin, tiene derecho a recibir 139.000 coronas al mes durante un año. Si lo solicita.

     

     
    Isabella Lövin es la periodista y escritora que pasó a ser política. Foto: Sitio web del Partido Verde. 

     

    Más datos:

    Isabella Lövin tiene 57 años

    Nació el 3 de febrero de 1963 en Helsingborg.

    Antes de ingresar a la política, trabajó como periodista y recibió, entre otras cosas, el Gran Premio al Periodista en 2007.

    En 2009 - 2014, fue parlamentaria en la UE por el Partido Verde.

    En 2014, fue nombrada Ministra de Ayuda al Desarrollo en el gobierno de Stefan Löfven, cargo que ocupó hasta 2016 cuando pasó a ser Ministra de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Clima, y Viceprimera Ministra.

    En 2016, asumió el cargo de portavoz del Partido Verde después de Åsa Romson

    Desde 2019 es Ministra de Medio Ambiente y Clima y sigue siendo Viceprimera Ministra.

    Fuente: TT

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español