Sábado, 23 Octubre 2021 | Login
Los nacidos en el extranjero reciben pensiones más bajas Abdulkadir Muse se jubiló recientemente y está conforme con su pensión. Foto: Pantallazo SR.se.

Los nacidos en el extranjero reciben pensiones más bajas

Las personas nacidas en el extranjero que se han jubilado en los últimos años reciben en promedio poco más de 5.000 coronas menos al mes que los nativos. Esto muestran cifras de la Agencia Sueca de Pensiones para el noticiario Ekot. En gran medida, la diferencia se debe al hecho de que las personas nacidas en el extranjero no han tenido tiempo de imponer para su pensión de la misma forma que los nacionales.

 

 Fuente: Sveriges Radio. 5 de mayo 2021. Traducción: Magazín Latino

 

Abdulkadir Muse tiene 65 años y vive en Estocolmo. Él llegó a Suecia a principios de la década de los 90. Hoy tiene unos ingresos de 10.842 coronas y, después de pagar el alquiler, le quedan 5.500 coronas para el mes. Pero a pesar de que es una suma modesta, él opina que está bien.

- No me puedo quejar. Es lo mismo para todos.

¿Ud. Quiere decir que todos los pensionados están en la misma situación?

- La misma situación, dice Abdulkadir Muse.

Ekot ha encargado a la Agencia Sueca de Pensiones (Pensionsmyndigheten) que elabore estadísticas sobre un grupo de pensionistas relativamente nuevos, y sus ingresos totales por pensiones; es decir, pensión ocupacional, pensión general, pensión de garantía, pensión premium, ahorro privado de pensiones y también eventuales subvenciones gubernamentales, como subsidio de vivienda y apoyo a la atención a los ancianos.

La estadística abarca a todas las personas en Suecia que tenían entre 66 y 70 años en 2019, y que se jubilaron después de los 65 años.

En promedio, las personas nacidas en Suecia reciben 17.823 coronas para vivir, al mes, después del impuesto y antes de pagar la vivienda. Para el grupo de personas nacidas en el extranjero, esta cifra es de 12.663, vale decir, más de 5.000 coronas menos.


- Una cifra sorprendentemente baja, dice Jan Andersson, vicepresidente primero de la Asociación Nacional de Pensionistas, PRO.

- No pensé que las diferencias entre las personas nacidas en Suecia y los nacidos en el extranjero serían tan grandes como en realidad lo son. Y el hecho de que tengan pensiones tan bajas, en general, no lo pensé.


En gran medida, la diferencia se debe al hecho de que las personas nacidas en el extranjero no han tenido tiempo de imponer para su pensión de la misma forma que los nacionales. Y en el grupo de personas nacidas en el extranjero que han tenido ingresos en Suecia durante más de 30 años, la diferencia tampoco es tan grande.

Pero incluso en el grupo que ha tenido ingresos entre 20 y 29 años, poco más de la mitad tiene menos de 10.000 coronas para vivir cada mes, antes de que se pague la vivienda.

Se necesitan muchos años de trabajo para obtener una buena pensión, según Håkan Svärdman, jefe de políticas sociales de la empresa de seguros Forena.

Él lleva más de diez años analizando el sistema sueco de pensiones. Y considera que se vuelve particularmente difícil cuando, como a muchas personas nacidas en el extranjero, les resulta difícil encontrar trabajo rápidamente, y a menudo tienen condiciones laborales menos favorables.

- Por un lado, sufren más de desempleo. Pero también que trabajan en industrias con salarios más bajos. También se sabe que estas industrias en mayor medida carecen de convenios colectivos y, por lo tanto, de pensiones (contributivas) de servicio para los empleados, dice Håkan Svärdman.

Para Abdulkadir Muse, es particularmente difícil cuando se añaden gastos adicionales, como este mes, cuando pasó varios días en el hospital debido a su diabetes.

- No alcanza si estás enfermo, como yo, que tengo diabetes. Este mes esto me costó 1.800 coronas extras, constató. 

 


Abdulkadir Muse se jubiló recientemente y está conforme con su pensión. Foto: Pantallazo SR.se.

  

About Author

Related items

  • Jimmie Åkesson: "P3 es un canal de mierda"

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA

    El líder de los Demócratas de Suecia reaccionó airadamente esta mañana en el programa de la emisora estatal P3, Morgonpasset.

    - Era lo que me había esperado de este canal de mierda, dijo Åkesson.

    Agregó que, si fuera jefe de Radio Suecia, habría clausurado P3. “Yo opino que son bobadas de izquierda-liberal”, subrayó.

    Las críticas no tardaron en llegar.

     

     Por: Magazin Latino

     

    En el marco de las elecciones parlamentarias del 9 de septiembre, el programa de la emisora estatal SR, “Morgonpasset i P3” entrevista a los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

     

    Antes de la entrevista, conducida por Kalle Berg, Kodjo Akolor Hanna Hellqvist, los huéspedes escuchan una introducción satírica producida por Christopher Garplind, del programa humorístico Tankesmedjan.

    - Él [Jimmie Åkesson] es un poco como la Oprah de Suecia, que sube y baja de peso. Esto hace a Jimmie un ejemplo a seguir para todos los chicos de contextura gruesa, como yo, dijo Garplind.

     

    A diferencia de los otros líderes políticos, que han demostrado tener buen sentido del humor, Åkesson se puso furioso.

     

    Y replicó:

    - Esto era lo que me había esperado de este canal de mierda en el que me encuentro ahora. Me veo en la obligación de estar aquí, pero en realidad habría preferido evitarlo, porque yo no siento que P3 es un canal para mí.

     

    Preguntado sobre si preferiría que el canal se cerrara, Åkesson responde:

    - Si yo hubiera sido el jefe aquí, habría cerrado P3 hace tiempo. Yo opino que ustedes transmiten solo estupideces liberales de izquierda.

     

    Por la tarde se quiso retractar, en parte, de sus dichos, explicando que se había expresado como “usuario de public service” (los medios que financia el Estado), no como político.

     

    Pero repitió que el canal P3, de la Radio Sueca, era “una mierda”.

     

    La gerenta de SR, Cilla Benkö, comentó las declaraciones de Åkesson diciendo:

    - Ningún político decide sobre el contenido de Sveriges Radio. Yo soy la gerenta general. Y no hay planes de cerrar P3.

     

    Fuera de esto, varios dirigentes políticos dieron a conocer su malestar.

     

    “Esto muestra la opinión de los Demócratas de Suecia respecto a la libertad de expresión. Él parece, además, inspirado en el primer ministro de Hungria, Orbán. Nos pone la piel de gallina a quienes protegemos los medios libres e independientes”, escribió en Twitter la ministra de Exteriores, Margot Wallström.

     

    Por su parte, la ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, reaccionó también a los comentarios del líder del partido de la extrema derecha.

    - La declaración de Jimmie Åkesson en contra de P3 y del servicio público es uno de los peores ataques que he escuchado durante el tiempo que he sido ministra de Cultura. Es evidente que SD [Demócratas de Suecia] es un partido que representa una amenaza para la libertad de expresión, dijo a Expressen.

     

    La organización paragua que agrupa a medios de comunicación, tanto privados como estatales, Utgivarna, manifestó también su repudio a las declaraciones de Åkesson.

    Y tomó, además, el caso del diputado del partido de los Moderados, Hanif Bali, a raíz de dos fotos que este parlamentario publicara en las redes sociales. En una, un montaje donde Bali declara la guerra a Dagens Nyheter (según él, una sátira). En otra, el “honorable” empuñando un rifle, y diciendo, además, que se encuentra cerca de una escuela de educación básica.

     

    Después de una lluvia de críticas, Bali eliminó una de las fotos. 

    - Estas no son declaraciones políticas sobre los medios de comunicación. Son ataques en contra de los medios, dice Patrik Hadenius, director de Utgivarna.

     


    Jimmie Åkesson, durante la entrevista en Radio Suecia. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español