Lunes, 08 Agosto 2022 | Login
¿Quién va a ayudar a Ida y Emma? Emma Borgström. Ida Svensson. Dagens Nyheter. SVT.

¿Quién va a ayudar a Ida y Emma?

“Anhelo volver a la vida que tenía antes de enfermarme. A nadie le gusta estar enfermo en casa,”, dice Ida, en el programa Agenda, en la televisión estatal, SVT.

“Estaba completamente sana, me iba en bicicleta al trabajo. Hoy apenas puedo mantenerme en pie, constata Emma, en el matutino Dagens Nyheter.

Y la pregunta es qué solución se les da a las personas que después de tener covid-19 se han convertido en pacientes crónicos.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Ida Svensson y Emma Borgström tienen en común que son jóvenes, madres, exitosas en su profesión y les gusta el ejercicio físico. 

Antes de enfermarse con la covid-19. 


Hoy solamente el levantarse de la silla o de la cama hace que el pulso se les acelere y queden sin aliento. Ambas echan de menos la vida que tenían antes de contagiarse, exitosas en el trabajo y con hijos pequeños.

Hoy ninguna de las dos sabe cuándo podrán nuevamente jugar con ellos.

Ida Svensson no quería por nada contagiarse con el coronavirus, para no contagiar a los ancianos de la residencia para mayores donde trabajaba antes de la pandemia. Incluso prohibió a sus hijos jugar con amiguitos después de la escuela.

Todo fue en vano, en abril se enfermó.

- El salir a pasear al perro se me hizo imposible, quedaba jadeando por completo, no podía respirar. Nunca me había pasado algo así, una sensación horrible, dijo en Agenda, el domingo pasado.

Trató de hacerse una prueba para saber si tenía covid-19, pero, debido a que el médico estimó que no requería ser hospitalizada, esta le fue negada. Se le recomendó quedarse en casa.

Al cabo de unos días, comenzó a sentirse mejor, y volvió al trabajo, pero al final de la jornada nuevamente su estado empeoró.  

- Me puse a lavar ropa y me dolió mucho el pecho. No pude levantarme y fue muy terrible, sentí como si no estuviera recibiendo nada de aire, dice en el programa.

Ida había desarrollado una inflamación que le afectaba la respiración, y ante el menor esfuerzo se le disparaba el pulso. Después de un mes de haber desarrollado los primeros síntomas, pudo, por fin, hacerse la prueba del coronavirus. Era positiva.

El médico que la atendió, luego de que se sintiera nuevamente mal, cuando intentó ir nuevamente al trabajo, le dijo: “Tú querías, pero tu cuerpo aún no estaba preparado”.

Desde abril que está con licencia médica. Y desde entonces que ha sido derivada de un lado a otro, desde consultorios a clínicas especializadas. Sin embargo, hasta la fecha no ha sido sometida a una investigación clínica exhaustiva, con el fin de determinar el porqué de sus males.

Afortunadamente Ida puede contar con la ayuda de sus padres y de su hermana. Aunque no es lo que quisiera. Y, al igual que otros pacientes que están en su misma situación, también ha debido enfrentar que sus síntomas no son tomados en cuenta o que no es creída. 

- Una anhela la vida que tenía antes de enfermarse. A nadie le gusta estar enferma en casa, dice, y agrega que, a pesar de esto, nadie quería preocuparse de su caso, se sentía que “apestaba”.

Desde abril que está con licencia médica. Y teme que, si no recibe la ayuda de especialistas, los síntomas no van a desaparecer. Como vive el Uppsala, no pertenece a la Región de Estocolmo, por lo tanto no puede ser atendida en la clínica especializada en enfermos crónicos de covid-19, que se ha instaurado en el hospital universitario del Karolinska, en Solna.

Mikael Runold es médico jefe de esta clínica. En Agenda explica la situación de los pacientes: 

- El común denominador es que muchos tienen graves problemas de concentración. Algunos lo describen como “niebla en el cerebro, una fatiga pronunciada. Tratan de activarse, de hacer ejercicio físico, pero sufren dificultades. Y lo que tiene de especial esta condición es que varía con el tiempo. Tenemos pacientes que han mejorado durante unos meses, pero luego vuelven a empeorar. Y otros que han estado sufriendo esto durante casi un año, enfermos crónicos con covid.


En la clínica se han preocupado de tener especialistas en múltiples disciplinas, con el fin de efectivizar el tratamiento de los pacientes que se han visto gravemente afectados por la enfermedad. Cuentan con neumólogos, infectólogos, cardiólogos, neurólogos, nefrólogos, para atender las necesidades de los pacientes que reciben y que han sido derivados desde la atención primaria.

Y son cada vez más.

- Tenemos una enorme afluencia de pacientes remitidos. Realmente enorme, constata el doctor Mikael Runold.

Ida, en tanto, trata de mantener la esperanza en recuperar su salud.     

- Puede que no haya una vida normal después de esto ...me entristece mucho sentir así, que tal vez nunca vuelva a ser la persona que era antes, constata -  con pena - en Agenda, mientras ve jugar a sus hijos en la nieve afuera, desde la ventana de su hogar.

 

 
Ida Svensson. Foto: captura de pantalla. SVT.

 

En tanto, Emma Borgström, de 39 años, también madre de dos hijos, se encuentra en el oculista, en el Centro de Rehabilitación para pacientes con corona, en la comuna de Tyresö, al sur de Estocolmo.

- Veo las letras, pero es como si ya no pudiera enfocar mi mirada y me dan muchas náuseas, dice Emma, cuando el óptico le pide que lea las letras en un cartel.

 

Emma participa en un estudio de investigación sobre las secuelas de la covid-19. Al igual que otras personas que han tenido la enfermedad, tiene problemas con la vista.

- No tenemos idea de por qué está sucediendo esto. Las cifras que recopilan los consultorios aún no son material publicado, pero es de esperar que podamos investigar esto, dice, en entrevista con el matutino Dagens Nyheter, el óptico e investigador del Instituto Karolinska, Jan Johansson, quien examina a Emma.

 

En el Centro de Rehabilitación los especialistas han constatado que muchos de los pacientes crónicos de covid-19 sufren de problemas a la vista.

 

- Hemos acordado realizar un estudio piloto para ver qué tipo de desviaciones son y con qué frecuencia parecen ocurrir, dice Jan Johansson al diario.

Aunque los síntomas son múltiples y varían de un paciente a otro, en el Centro de Rehabilitación los especialistas han constatado que muchos de los pacientes crónicos – o sea que tienen más de doce semanas con síntomas de covid-19 - sufren de problemas a la vista.

- Hemos acordado realizar un estudio piloto para ver qué tipo de desviaciones son y con qué frecuencia parecen ocurrir, dice Jan Johansson al diario.

 

Emma contrajo la enfermedad a fines de marzo del 2020. Y desde entonces la vida le dio un vuelco. Del interesante trabajo como diseñadora y la intensa actividad física que acostumbraba a hacer ya no queda prácticamente nada. Su vida cambió en un antes y un después del covid, en la actualidad incluso las voces de sus hijos le molestan, lucha contra el cansancio físico y mental día a día. En la entrevista dice que le gustaría huir a una casa sola, en el campo, puesto que  hasta el más mínimo estímulo le produce dolor de cabeza.

- Se siente como si la cabeza me fuera a estallar al menor movimiento o sonido, dice.

 

Luego del contagio, no presentó mejoría. Unas semanas después, un día sintió que le faltaba el aire. Fue trasladada en ambulancia al hospital y, al igual que a Ida, tampoco se le hizo la prueba del coronavirus. Al día siguiente, y luego de controlar su oxigenación, fue dada de alta.

 

No obstante, las dificultades para respirar y el dolor en los pulmones persistieron, hasta que, luego de nuevas visitas a la posta de Urgencias y a consultorios, fue derivada a la clínica multidisciplinaria para enfermos crónicos de covid-19, del Hospital Universitario Karolinska. Recién allí se le diagnosticó la enfermedad, y su estado crónico.

- Antes nadie me tomó en serio. Tuve que seguir trabajando acostada y desde mi sofá durante mucho tiempo. Pero en diciembre, por fin, me dieron de baja por enfermedad, cuenta Emma.

 

Su caso y el de Ida son muy parecidos, pero no únicos. Se desconoce el número de pacientes afectados, aunque se ha nombrado la cifra de 150.000 personas.

 

La clínica multidisciplinaria para enfermos crónicos de covid-19, del Hospital Universitario Karolinska, al igual que una similar en la ciudad de Norrköping, se especializaban en un comienzo en pacientes que habían sido internados en la Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Sin embargo, en la actualidad reciben pacientes que, como es el caso de Ida y Emma, no han sido intubados, pero tampoco se han recuperado de la enfermedad. Han pasado a ser pacientes crónicos de covid.

 

Judith Bruchfeld es médica jefe de la clínica del hospital del Karolinska:


- Entre los enfermos crónicos, vemos a un grupo completamente diferente al que vimos en las UCIS. Son principalmente mujeres de entre 25 y 45 años. Se caracterizan porque han sido muy saludables y de alto rendimiento en la plenitud de la vida, dice, al diario Dagens Nyheter.

Los especialistas no saben por qué las mujeres jóvenes han resultado ser más afectadas.  “Pero podemos ver que estas personas están muy enfermas, lo que es trágico”, dijo la facultativa.

Las palpitaciones fuertes al menor esfuerzo son algo bastante común, en estos pacientes.

- Parecen haber desarrollado una condición llamada POTS, que es más común en mujeres que en hombres. Es un efecto sobre el sistema nervioso autónomo que aún no sabemos cómo surge, pero se podría decir que el sistema de paz y tranquilidad está irritado y reacciona con demasiada fuerza, explicó Judith Bruchfeld.

Agrega que el hecho de que los enfermos crónicos se vean afectados por esto es una hipótesis, y junto a sus colegas han solicitado el permiso ético para realizar investigaciones con el fin de poder ayudar a estos pacientes. 

 

Síntomas que presentan los enfermos crónicos de covid son, entre otros: fatiga, dificultad para respirar, deterioro del sentido del olfato, dolor en el pecho, deterioro de la calidad de vida, ansiedad, depresión e incluso funciones corporales como deterioro de la función pulmonar.

 


Emma Borgström. Foto: DN.

 

 

About Author

Related items

  • Restricciones por la pandemia se levantan el 9 de febrero

    La mayoría de las restricciones que Suecia ha tenido durante la pandemia, se levantan el próximo 9 de febrero, según lo anunció en rueda de prensa el gobierno, este jueves.

    - Comienza a ser hora de abrir la sociedad. La pandemia no ha terminado, pero estamos en camino a una fase completamente nueva, expresó la primera ministra, Magdalena Andersson.

    La Agencia Sueca de Salud Pública considera, además, que la Covid-19 debería dejar de ser clasificada como una enfermedad socialmente peligrosa.

     

     Por: Magazín Latino

     

    ¿Vuelta a la normalidad?

     

    Tal cual se venía conjeturando desde hace días, el gobierno anunció hoy que el 9 de febrero se levantan las recomendaciones frente al corona.

    La única recomendación que se mantiene es quedarse en casa si se está enfermo.

    Esto rige, eso sí, para las personas vacunadas. 

    Los no vacunados deberán seguir manteniendo las medidas de autocuidado que están vigentes hoy en día, vale decir, la distancia social (dos metros) y el lavado de manos frecuente.

    - Los no vacunados corren un riesgo muy, muy alto de enfermarse, dijo la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren (S).

    Estas personas deben seguir evitando las aglomeraciones.

    Y todos quienes presenten síntomas sospechosos de covid-19 debe también permanecer en casa y evitar el contacto cercano con otras personas.

    El uso de mascarilla nunca ha sido obligatorio en Suecia. Tan solo - y como recomendación - su uso en horas de congestión en el transporte público.

     

    Entre otras medidas se eliminarán los aforos  las restricciones de visitas a residencias de ancianos.  

    El pasaporte de vacunas también se eliminará para una serie de actividades; además, el gobierno tiene la intención de levantar las restricciones de ingreso para los países nórdicos.

    - Empieza a ser hora de abrir Suecia. La pandemia no ha terminado, pero vamos camino a una fase completamente nueva, comunicó, en la rueda de prensa, la primera ministra Magdalena Andersson.

    Explicó que esta decisión se basa en que el conocimiento sobre la variante Ómicron ha mejorado, que la cobertura de vacunación ha aumentado considerablemente, y que el número de pacientes con Covid-19 en las UCI:s se ha mantenido estable desde principios del año.

    A esto se agrega que la Agencia Sueca de Salud Pública considera que la covid 19 debería dejar de ser clasificado como una enfermedad socialmente peligrosa.

    - Las medidas contra la propagación de la infección deben ser proporcionales y no más restrictivas de lo necesario. La infección seguirá propagándose, pero, gracias a las vacunas, ya no tendrá consecuencias tan graves para la sociedad como antes. Por lo tanto, la Agencia de Salud Pública de Suecia solicita al gobierno que levante la clasificación de Covid-19 como una enfermedad social y generalmente peligrosa. El individuo todavía tiene la gran responsabilidad de no transmitir la infección al quedarse en casa cuando está enfermo con síntomas de Covid-19 y de vacunarse, dice la directora ejecutiva Karin Tegmark Wisell.

     

    Las reglas por la pandemia que vencen el 9 de febrero:

    • Ley temporal de medidas de control de infecciones en los restaurantes: requisitos de distancia social entre los comensales, certificados de vacunas, el permiso de servicio temporal de atención al público, limitaciones en la cantidad de personas en un grupo.
    • Aforo máximo para eventos culturales y deportivos.
    • Recomendación al transporte público sobre mantenimiento de salidas.
    • Recomendación sobre mascarilla en caso de congestión en el transporte público.
    • Recomendación a todas las personas que tienen la oportunidad de trabajar desde casa.
    • Recomendación a empresarios.
    • Recomendación a las asociaciones de cultura, deporte y ocio de que se abstengan de organizar campeonatos y campamentos en espacios cerrados.
    • La recomendación de la educación a distancia parcial en la educación de adultos.

    Fuente: Agencia Sueca de Salud Pública

     

    El levantamiento de las medidas y recomendaciones fue recibido por la población en Suecia con sentimientos encontrados. Algunos piensan que es una apuesta muy arriesgada que puede traer graves consecuencias con aún más mortandad de la que se ha visto hasta ahora. Y que puede enviar una falsa señal de seguridad de que "la pandemia ya se superó".

    En tanto, los empresarios y dueños de restaurantes, que han visto en peligro sus fuentes de ingreso, celebraron la decisión gubernamental. 

    Recientemente, Dinamarca levantó todas las medidas y Noruega casi todas. 

    Finlandia, en cambio, está evaluando las condiciones para ir relajando las restricciones, que, en comparación, han sido mucho más estrictas que las de Suecia. 

     


    La primera ministra Magdalena Andersson, con la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren,  a la izquierda; y la directora de la Agencia sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell, a la derecha. Foto: captura de pantalla Regeringen.se.

     

  • Comisión Corona: "La Oficina de Gobierno nos niega importante información"

    El semanario Medicina Actual informa este jueves que a la Comisión Corona se le ha negado el acceso a importante documentación sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia. Se trata, entre otros, de memorándums de relevantes reuniones entre secretarios de Estado y representantes de altas autoridades.

    - Nos inquieta y presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos ha dado aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión, dijo Joakim Sonnegård al noticiero radial Ekot.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    A un mes de la entrega del tercer informe de la Comisión Corona, el semanario especializado en temas de salud, Medicina Actual (Dagens Medicin) afirma que hay bastantes discusiones entre la Oficina de Gobierno y la comisión. No hay acuerdo sobre qué documentos deben ser puestos a disposición de la comisión para que esta logre emitir un informe justo sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia del coronavirus.

    La Comisión trabaja a contrarreloj. El informe final está agendado para el 25 de febrero del año en curso.  

     

    El 30 de junio de 2020, el gobierno sueco nombró una comisión para investigara y evaluara las medidas tomadas para limitar la propagación de Covid-19.

    En un punto de prensa, el entonces Primer Ministro, Stefan Löfven, presentó al presidente de la Comisión Corona, Mats Melin, quien dijo que se sentía “honrado de que el gobierno lo pusiera al frente de tan importante tarea”.

     

    El 15 de diciembre, la comisión presentó su primer informe, que constituyó una dura crítica a la gestión sueca de la pandemia. La comisión recalcó que la estrategia de “proteger a los ancianos” había fracasado.

     

    El 29 de octubre de 2021, fue presentado el segundo informe. Que fue una crítica aún más dura respecto a las medidas del gobierno de Löfven. La comisión llegó a la conclusión de que la preparación de Suecia para enfrentar la pandemia había sido “deficiente” y las medidas tomadas "tardías". También estableció que al comienzo de la pandemia, la propagación de la infección fue  "significativamente más dramática" de lo que mostraron las estadísticas de la Agencia de Salud Pública.

    El informe fue además particularmente crítico con la Autoridad Sueca de Entorno Laboral, que no proporcionó información sobre la falta de equipos de protección, lo que fue "una traición" hacia los trabajadores.

     

    Ahora, frente al informe final, ha surgido una discusión entre la Comisión y el gobierno, puesto que esta expresó hoy que se les niega el acceso a importantes documentos. Entre otros, memorandos de la oficina de gestión de crisis respecto a reuniones intensas entre los secretarios de estado y representantes de altas autoridades.

    - Estas son anotaciones de reuniones que pueden proporcionar respuestas sobre cómo el gobierno y las autoridades han tomado las decisiones relacionadas con la pandemia, declaró el secretario general de la Comisión Corona, Joakim Sunnegård, al noticiero radial Ekot.

    Agregó:

    - Nos inquieta y nos presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos deja aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión.

     

    Por su parte, la Oficina de Gobierno manifestó a la radio, que tiene un "diálogo en curso" con la Comisión, y que esta ha recibido una "gran cantidad de información y documentos". Agrega que los memorandos personales que los funcionarios "pudieron haber hecho" no son, sin embargo, algo que la oficina gubernamental tenga a su disposición.

    Los expertos jurídicos deberán dirimir ahora quien tiene la razón.

    Sin embargo, el experto en libertad de expresión, Nils Funcke, dijo al semanario que es "extremadamente preocupante" que las oficinas gubernamentales no brinden la información a la cual la Comisión Corona quiere acceder.  

    - En términos generales, la Comisión ha sido designada para llegar al fondo de cómo se ha desarrollado el manejo de la pandemia. Entonces, es un requisito fundamental que esta tenga acceso a todos los documentos sobre cómo se ha manejado, dijo Funcke.


    Imagen de la rueda de prensa donde Stefan Löfven presentó la Comisión Corona, el 30 de junio de 2020. Stefan Löfven dimitió el 10 de noviembre de 2021. Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, abandonó la política en agosto de 2020.  Lena Hallengren se mantiene como Ministra de Asuntos Sociales, en el gabinete de Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo de Youtube. 

     

  • Nuevas restricciones frente a nueva ola de contagios en Suecia

    Desde este miércoles comienzan a regir las medidas adoptadas por el gobierno sueco, ante una explosión de nuevos contagios en todo el país.

    Sin duda alguna, la situación ha empeorado. La propagación de la infección en Suecia se encuentra en niveles históricamente altos, dijo Magdalena Andersson en rueda de prensa.

    Los bares y restaurantes se cerrarán a las 23:00 horas, se recomienda el teletrabajo y un máximo de 20 personas en eventos privados. Entre otras medidas.

     

     Por:Magazín Latino

     

    Antes de la Navidad, la Agencia Suecia de Salud Pública (FHM, por sus siglas en sueco) vaticinó algunos escenarios sobre la propagación del coronavirus en Suecia.

    Pero la cuarta ola de la covid pegó con más fuerza de la que nunca imaginaron. Y una vez más se equivocó el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, quien creyó que el contagio bajaría, durante las fiestas de fin de año. Después de la Navidad y Año Nuevo se registró un aumento histórico de contagios.

    La infección por corinavirus en Suecia es, en estos momentos, peor que el peor de los escenarios vaticinados por la Agencia de Salud. Esto se debe a que la variante Ómicron ha demostrado ser más contagiosa, incluso en personas inmunizadas.

    - Subestimamos la capacidad de Ómicron para romper la barrera de la vacunación, dijo Karin Tegmark Wisell, la directora general de la Agencia Sueca de Salud Pública, a Radio Suecia. 

    Ella cree que el peak de propagación de la infección se producirá más tarde de los escenarios que habían contemplado, que suponía que esto se produjera a mediados de enero.

    El miércoles de la semana pasada, en Suecia se registró un nuevo peak, con 23.877 nuevos casos confirmados en un día. Y esto es solo el comienzo, según los expertos.

    Ante esto, la Primera Ministra, Magdalena Andersson, llamó a rueda de prensa, este lunes, para anunciar las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde este miércoles.

    - Una mayor propagación de la infección dará lugar a que más personas necesiten atención sanitaria. Esto seguirá subiendo al menos durante dos semanas más. Para que el servicio de salud sea eficiente, debemos reducir la propagación de la infección, dijo Andersson.

    Se refirió, además, a la diferencia que existe entre personas inmunizadas y las que no lo son

    - La proporción de quienes requieren cuidados intensivos entre los no vacunados es grande. Hay una gran diferencia entre vacunados y no vacunados. Y la mayoría de las personas vacunadas que, no obstante, se infectan, presentan un cuadro leve.

    En ello concordó Karin Tegmark Wisell, quien agregó que existe un riesgo doce veces mayor de que quienes no están vacunados necesiten atención en la UCI.

    - La vacunación es la medida más importante para combatir la pandemia. Es importante que todos quienes se les ofrece la vacuna, la acepten, ya sea la primera, segunda o tercera dosis, dijo.

    Magdalena Andersson lamentó la situación actual y enfatizó que las restricciones no son algo que el gobierno afronte a la ligera.

    - Estoy muy consciente de que estos dos años han sido difíciles para todos nosotros en Suecia. Desafortunadamente, se requiere otro esfuerzo mancomunado de parte de todos nosotros, dijo.

     

    Nuevas restricciones que comienzan a regir desde el miércoles 14 de enero de 2022

     

    • En la medida de lo posible trabajar desde casa.
    • Los bares y restaurantes con expendio de bebidas alcohólicas deberán cerrar a más tardar a las 23:00 horas y se introduce un límite de un máximo de ocho personas sentadas por grupo.
    • Se introduce también un consejo general de que los adultos limiten el contacto con otras personas en interiores.
    • Para reuniones y eventos públicos, se introducirá un límite máximo de 50 personas, a menos que se disponga de certificados de vacunación.

     

     

    Con información de: Omni, DN, FHM, SR, Expressen

     

    NOTA EN DESARROLLO

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español