Miércoles, 28 Septiembre 2022 | Login
Magdalena Andersson amenaza con dimitir si Morgan Johansson es destituido de su cargo La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, durante la rueda de prensa del jueves 2 de junio. Foto: Pantallazo TV4.

Magdalena Andersson amenaza con dimitir si Morgan Johansson es destituido de su cargo

En rueda de prensa este jueves, la primera ministra Magdalena Andersson respondió duramente a la moción de censura presentada por la oposición en contra de su ministro de Justicia. Dijo que si Johansson era destituido, ella presentaba su renuncia.  

- A tres meses de elecciones parlamentarias y con una guerra en nuestra cercanía, estamos en una situación muy delicada, dijo Andersson, muy airada, calificando la moción de los Demócratas de Suecia en contra de Morgan Johansson como “completamente irresponsable”.

La moción fue respaldada por los Conservadores (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación el próximo martes.

 

 Por: Magazín Latino

 

Una agitada jornada se desarrolló este jueves en el Parlamento sueco y, el país podría estar ante una nueva crisis gubernamental.  

Al mediodía se llevó a cabo la rueda de prensa de la Comisión de Asuntos Constitucionales, KU, la que ha examinado 35 casos y encontró falencias en 14 de estos. Entre otros, la gestión del gobierno socialdemócrata frente a la pandemia, la que presentó “deficiencias frente a la crisis más grande que Suecia ha afrontado, en tiempos modernos”.

Dos horas más tarde, en la hora de interpelaciones en la cámara, el representante de los Demócratas de Suecia (SD), Henrik Vinge, declaró:

- Hemos llegado a un punto en el que la medida más importante frente a la criminalidad es la jubilación anticipada de Morgan Johansson y espero que podamos hacerlo la próxima semana. Exijo que el Riksdag, de conformidad con el capítulo 13, apartado 4 de la Constitución, ponga a prueba la confianza en Morgan Johansson.

Según él, el ministro de Justicia “ha permitido que la criminalidad se expanda y ha convertido a Suecia en un país de gansters”.

A lo que Morgan Johansson replicó que no era raro que la derecha reaccionara de esa forma, en vista de que las elecciones se acercan y las cifras en las encuestas no los favorecen. 

- ¿Qué es entonces lo que oiremos de aquí en adelante? Sí, un tono cada vez más alto por parte de los partidos de derecha, de los Demócratas de Suecia pero también de otros partidos, y fuertes ataques personales, como el que acabamos de escuchar de Henrik Vinge.

 

La moción de censura presentada por los Demócratas de Suecia no tardó en ser respaldada por el partido conservador, Moderaterna, (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación en el Parlamento el próximo martes al mediodía.

La reacción de la primera ministra, Magdalena Andersson, tampoco tardó en llegar. En rueda de prensa convocada con escasa antelación, la premier respondió airadamente a lo que calificó como una “irresponsabilidad extrema” de parte de la oposición.

- Estamos a tres meses de las elecciones ordinarias. Hay una guerra en nuestra área inmediata. Estamos en un momento muy sensible con el caos y la incertidumbre con la solicitud de ingreso a la OTAN de Suecia y Finlandia.

- Es terriblemente irresponsable. Es increíble. Esta no es una situación para jugadas políticas en Suecia. Esto es realmente peligroso. El pueblo sueco merece políticos que actúen con responsabilidad en esta situación, el pueblo sueco merece algo mejor, dijo.

 

Andersson enfatizó que si Morgan Johansson es destituido de su cargo, ella presentará su dimisión.

Ante la pregunta de la prensa de si esto podía resultar en una nueva crisis de gobernanza respondió:

- Por supuesto, si se destituye a un ministro debido a decisiones políticas, se derroca a todo el gobierno. Es obvio.

 

Por su parte, el líder de los conservadores, Ulf Kristersson comentó a la prensa que “nadie está exigiendo la renuncia de Magdalena Andersson”, y que si ella elige crear una crisis de gobierno es por decisión propia.

En Facebook escribe el siguiente posteo:

"Magdalena Andersson ahora está tratando de asustar desde su base gubernamental para salvar a su incompetente ministro de Justicia, Morgan Johansson, y por lo tanto amenaza con dimitir. Tenemos la intención de reemplazar a todo este gobierno a más tardar para las elecciones, pero cuanto antes mejor".

 

El martes próximo la moción de censura se someterá a votación en el Parlamento. Para que sea aprobada se necesita un mínimo de 175 votos. Hasta el momento, M, KD, SD y L suman 174 votos, por lo que la diputada independiente Amineh Kakabaveh puede ser el voto que decida el futuro de Johansson.

Ella planteó este jueves que espera la respuesta de la Socialdemocracia, antes de decidir su votación.

Kakabaveh espera que el gobierno respete el acuerdo que tiene con ella, y que no se deje presionar por Turquía, en la cuestión del ingreso a la OTAN.

Anteriormente ha trascendido que Amineh Kakabaveh es una de los kurdos/as que el presidente Erdogan exige que Suecia extradite, para dar su aprobación a la solicitud de Suecia. Algo que, sin embargo, la embajada turca en Estocolmo ha negado.

 


La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, durante la rueda de prensa del jueves 2 de junio. Foto: Pantallazo TV4.

 

About Author

Related items

  • Un triunfo con sabor a derrota – La ultraderecha se convierte en el segundo partido más grande de Suecia

    Publicado: 14 septiembre 2022. Actualizado: 15 septiembre 2022

    Este miércoles por la tarde se darán a conocer, por fin, los resultados de las elecciones parlamentarias del domingo en Suecia. Hasta ahora, el bloque de la derecha se impone sobre el de izquierdas con un escaño:  175 vs 174. 

    Los ultraderechistas Demócratas de Suecia (SD), superan a los Moderados (M) por primera vez y pasan a ser la segunda formación parlamentaria. Esto no significa, no obstante, que Jimmie Åkesson pueda ser el próximo primer ministro. Ulf Kristersson sigue siendo el candidato al puesto, y quien deberá presentar una propuesta de Gobierno, si las cifras se mantienen.

    ACTUALIZACIÓN: El Servicio Electoral sueco dio a conocer el miércoles, pasadas las 19:00 horas, que el bloque de derecha aumentó con dos escaños resultando en 176 mandatos contra 173 del bloque de izquierda (*)

        

     Por: Marisol Aliaga

     

    Se sabía que las elecciones 2022 en Suecia iban a ser como una película de suspenso y, efectivamente, así fue. Solamente en la madrugada del lunes, los líderes de los dos partidos contrincantes: la primera ministra Magdalena Andersson, (S) y el presidente de los Moderados (M), Ulf Kristersson, comparecieron ante un entusiasmado público. Unos expectantes, los otros desilusionados.

     

    Porque en Suecia no gana el partido que obtiene más votos, sino el bloque (que no es lo mismo que una coalición o una alianza) que obtenga más escaños y que logre presentar una propuesta de Gobierno. (En realidad el bloque que no tenga más de 175 escaños en su contra).

     

    Y, hasta altas horas de la noche del domingo, la diferencia iba siendo cada vez más estrecha, luego de que se produjera el cambio: cuando iba ganando el bloque de izquierdas, conformado por la Socialdemocracia, el partido Verde, el de Izquierda y del Centro, el bloque opositor comenzó a ganar más votos, llegando a haber una diferencia de tres escaños, que finalmente resultó en uno: 174/175.

     

    El bloque de la derecha reúne a los Moderados (M), los Democratacristianos (KD), los Liberales (L) y los Demócratas de Suecia (SD) quienes, por novena vez consecutiva siguen al alza, obteniendo un 20,6% de los votos.

     

    Y son los ultraderechistas Demócratas de Suecia quienes llevarían – si las cifras se mantienen – a Ulf Kristersson al poder. Lo cual no significa que éstos pasen a integrar su gabinete, pero sí exigirán cargos de poder e incluso alguna cartera, algo que, no obstante, se ve difícil - al menos por ahora - de que lo logren, puesto que el partido Liberal se opondría con fuerza.

     

    De esta forma, ganadores se convierten en perdedores, y perdedores en vencedores.

     

    El partido que obtuvo más votos fue – como siempre – la Socialdemocracia (S) con un 30,5% de los votos, sin embargo, el bloque de Magdalena Andersson obtiene – hasta ahora 174 escaños. Gana las elecciones, pero pierde el poder.

     

    Por el contrario, Ulf Kristersson, líder de los Moderados (M) (conservadores), pierde el segundo lugar y se convierte en la tercera formación parlamentaria, sobrepasado por la ultraderecha, Demócratas de Suecia.

     

    Sin embargo, su bloque obtiene 175 escaños, lo cual, si logra obtener un consenso entre los partidos de su bloque y es capaz de presentar una propuesta de Gobierno “robusta y para todos los ciudadanos”, como dijo la madrugada del lunes, pasaría a ser el próximo primer ministro sueco. Vale decir, pierde su segundo lugar, pero gana el poder.

     

    Esto, si las cifras se mantienen.

     

    Se trata de unos 200.000 votos que aún no han sido escrutados, y corresponden a votos anticipados y la votación en el extranjero.

     

    El Servicio Electoral sueco prometió dar a conocer los resultados la tarde del miércoles.

     

    (*) ACTUALIZACIÓN:

    M toma escaños de S: cuando solo quedan tres distritos para contar

     Con solo un par de distritos electorales por contar, el bloque del partido conservador, M, conserva el liderazgo en las elecciones parlamentarias. 

    A las 00:30 se han contabilizado un total de 6.575 de los 6.578 distritos electorales.

    En este momento, el bloque de derecha avanza hacia una victoria, con sus 176 escaños en el Riksdag, frente a los 173 escaños del lado S (Socialdemócratas).

    El reparto de mandatos ha sido el mismo durante gran parte del miércoles, pero a las 18:25 horas, los moderados le quitan un mandato a los socialdemócratas.

    Calculado en porcentaje, el bloque de derecha con M, SD, KD y L lidera con el 49,5 por ciento del apoyo de los votantes, frente al 48,8 por ciento de S, V, MP y C.

    Fuente: Omni

     

     
    Pantallazo del video publicado en Facebook por Ulf Kristersson, líder de los Moderados y candidato al cargo de primer ministro de Suecia, luego del triunfo de su bloque.


    Pantallazo del noticiero de la televisión sueca, SVT, que muestra los resultados de las elecciones parlamentarias 2022. 

     

  • Elecciones en Suecia – El bloque de derecha obtiene un acotado triunfo

    Con solo tres mandatos de diferencia, el bloque de derecha parece ser el vencedor en las elecciones parlamentarias que se llevaron a cabo este domingo en Suecia. Esto significaría que el líder del partido conservador, Ulf Kristersson, sería el próximo primer ministro sueco.

    Pero, aún quedan votos por contar, y Kristersson no quiere cantar victoria antes de tiempo. “Les pido que tengan paciencia”, dijo en su discurso, al finalizar la jornada.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Se sabía que la jornada electoral de este domingo en Suecia estaría marcada por la incertidumbre. La diferencia entre los dos bloques era demasiado estrecha, prácticamente un empate.

     

    Pero que la tarde sería tan dramática, nadie lo pudo anticipar. El caso es que cuando comenzaron a llegar los resultados, después de que se cerraran los locales de votación, a las 20:00 horas, el bloque de izquierda rápidamente pasó a la ofensiva. En cobertura de Radio Suecia, los analistas ya habían comenzado a especular sobre el futuro del líder de los conservadores, (Moderaterna) Ulf Kristersson. Lo más probable era que tendría que dejar su cargo, las derrotas se pagan caras, en su partido.

     

    No obstante y, de pronto, las cifras comenzaron a moverse en la dirección contraria, y a medida que pasaban los minutos, la diferencia seguía aumentando, a favor del bloque de la derecha. Y así se mantuvo hasta pasadas la una de la madrugada, cuando el resultado era de un 49,7 por ciento frente al 48,8 del bloque de la izquierda.

     

    En escaños, corresponde a 176 – 173, a favor de la alternativa de la derecha, compuesta por los conservadores (M), la Democracia Cristiana (KD), los Liberales (L), y los Demócratas de Suecia (SD). Su candidato a primer ministro es Ulf Kristersson.

     

    Al otro lado está el partido oficialista, la Socialdemocracia (S), el partido Verde (MP), el de Izquierda (V) y el del Centro (C). La candidata de este bloque es la actual primera ministra, Magdalena Anderssson, lideresa de la Socialdemocracia.

     

    Un tsunami político ocasionó el hecho de que en estas elecciones los Demócratas de Suecia – que ahora forman parte del bloque de derecha – pasó a ser el segundo partido más grande del país, al obtener un 20,7 por ciento de los votos. Los conservadores, con su 19,0 por ciento, pasaron a ocupar el tercer lugar. Algo que sin duda debe ser doloroso para Kristersson, aunque no amenaza su candidatura al cargo de primer ministro. A pesar de tener más votación que los conservadores, Jimmie Åkesson, líder de los Demócratas de Suecia está consciente de que no puede aspirar al cargo, el Parlamento no lo aceptaría.

     

    El líder de la extrema derecha se mostró radiante, cuando saludó a su conglomerado, quienes lo recibieron entre vítores y cánticos, luego de que se cerraran las urnas.

    - Hace 12 años atrás teníamos un 5,7 por ciento de los votos. ¡Ahora estamos en 20,7! Somos el segundo partido más grande y es gracias a Uds. ¡Son unos héroes! Dijo, un entusiasmado Åkesson, quien exigirá ser parte del gabinete, en caso de que Ulf Kristersson forme un gobierno.

     

    Kristersson, por su parte, mantuvo una posición cautelosa y recalcó en su discurso que un resultado preliminar solo llegará este miércoles, cuando se hayan contado los votos por anticipado y los del extranjero.

    - Gracias por un buen match, dijo, refiriéndose a los duelos con Magdalena Andersson. Y manifestó su deseo de formar gobierno, si los votos que presenten el miércoles siguen dándole su acotada ventaja.

    - Si entonces seguimos teniendo una mayoría, estoy dispuesto a hacer todo lo posible para crear un gobierno estable y eficaz, señaló.  

     

    El partido más votado sigue siendo la Socialdemocracia, que incluso aumentó sus resultados, en comparación a las elecciones de 2018, donde obtuvo un 28, 2 por ciento. Ahora obtuvo un 30,5 por ciento, pero a pesar de esto, no es suficiente para que Magdalena Andersson continúe en su rol de primera ministra. Su bloque reúne 173 escaños, en tanto que el bloque de Kristersson le supera en tres.

     

    A pesar de esto, Andersson se mostró sonriente, cuando ya pasadas las doce de la noche, se dirigió a sus camaradas de partido:

    - Ahora, la democracia sueca debe seguir su curso. Todos los votos serán contados, y esperaremos un resultado. El mayor ganador ahora no es un partido ni un candidato. El día de las elecciones es una victoria para la democracia sueca, expresó.


    El candidato del bloque de derecha, Ulf Kristersson, presidente del partido Conservador (Moderaterna). Foto: Omni. 

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

  • ¿A qué acuerdo llegó Suecia con Turquía, para que esta retirara su veto?

    La tarde del martes, Suecia, Finlandia y Turquía en Madrid firmaron un acuerdo en el cual Turquía retira su veto, y ambos países nórdicos pueden ingresar la OTAN.  

    “Finlandia y a Suecia han dejado su neutralidad para solicitar unirse a la OTAN, dijo Joe Biden, al comienzo de la cumbre en Madrid”, en tanto que la premier sueca, Magdalena Andersson, declaró que habían tenido “largas discusiones”. Y desconoce qué hizo que Turquía cambiara de opinión.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Pocas veces se ha visto a la primera ministra sueca tan radiante. Ayer, luego del acuerdo logrado después de largas conversaciones, en Madrid, Magdalena Andersson declaró, triunfante:

    - Sí. Ahora hemos llegado a un acuerdo entre Suecia, Turquía y Finlandia, en el que obtenemos el estatus de invitados a ser miembros de la OTAN.

    Andersson considera que esto es bueno para Suecia y para la seguridad del pueblo sueco.

    En tanto, el equipo del presidente turco Recip Erdogan, afirmó que “habían obtenido todo lo que habían exigido”.

    La pregunta que ahora se hacen todos en Suecia es: ¿significa esto que Suecia va a extraditar a los refugiados kurdos, si Turquía así lo exige?

    Y ¿cuál fue – exactamente - el acuerdo tripartito que Suecia firmó junto a su vecina Finlandia, para lograr que Erdogan retirara su veto, allanando con esto el camino a la membresía de ambos países a la OTAN?

    Poco después del acuerdo histórico de ayer, en el marco de la Cumbre de la Alianza en Madrid, las redes estallaban con las declaraciones de políticos, geopolíticos, opinólogos, periodistas, usuarios, etc.

    Una de las primeras reacciones fue la de la diputada independiente Amineh Kakabaveh, quien, hace poco, dio una vez más un espaldarazo a la Socialdemocracia, evitando con su voto, que ganara la moción de censura levantada por la derecha en contra del ministro de Justicia, Morgan Johansson.

    Ahora, ella misma amenaza con presentar una moción de censura (o de desconfianza) contra la canciller sueca Ann Linde (S). Vale decir: un giro de 180 grados.

    - Espero que otros partidos políticos llamen a Ann Linde a la Comisión de Asuntos Exteriores, de lo contrario, hay que presentar una moción de censura en contra de ella como ministra de Exteriores, dijo al noticiario de TV4.

    Kakabaveh calificó la jornada de ayer en Madrid como ”un día negro”. Dijo que Suecia “sacrifica a los kurdos”, puesto que el acuerdo con Turquía significa que Suecia retirará su apoyo a los grupos kurdos PYD e YPG, a los cuales la Socialdemocracia denomina – literalmente, en el papel - como “luchadores por la libertad”…pero eso ya “era”.

    Y, en una nueva entrevista con Aftonbladet (hoy miércoles 29 de junio) afirmó que la Socialdemocracia “hace todo para mantener su poder” y que “no son confiables”.

    Califica de “increíble” que un gobierno socialdemócrata, liderado por dos mujeres que dicen ser feministas, “se doblegue ante un dictador que es islamista y autoritario”.

    - Ya lo he dicho, pero un voto por los Socialdemócratas es un voto por Erdogan. ¡Nunca más! Yo voy a instar a todos los kurdos del país para que no voten por ellos. No se vota por un partido que dice una cosa y hace otra.

     

    ¿Qué respondió Linde?

    La ministra (S) de Exteriores, por su parte, respondió este miércoles, sin mayores tapujos, que el acuerdo que firmaron con Amineh Kakabaveh, para apoyar al grupo kurdo PYD “ya no es relevante”.

    En entrevista con Aftonbladet, Linde dice que el convenio fue válido durante el año parlamentario 2021/2022, y que finaliza en septiembre.

    El Riksdag cerró por vacaciones de verano la semana pasada.

    Y ante la pregunta del vespertino, de qué va a pasar ahora con el acuerdo con Kakabaveh, la canciller respondió: Eso lo debe decidir la Socialdemocracia.  

     

    Después de la publicación de Aftonbladet el secretario de prensa de Linde quiso aclarar que: “El acuerdo con la diputada Kakabaveh se cancela cuando ella deje el parlamento”, vale decir, a la vuelta del verano, y después de las elecciones de septiembre.

     

    Pierre Schori: “Esto es una traición”

    Pero no solo la diputada kurda independiente mostró su descontento respecto al acuerdo con Ankara.

    Veteranos del partido de las rosas (la Socialdemocracia) lo calificaron de “una vergüenza para Suecia”.

    Tanto Pierre Schori, como Lena Hjelm Wallén critican, este miércoles, duramente al partido que pertenecieron durante décadas.

    - El acuerdo con Turquía es una gran ganancia para Erdogan, una vergüenza para Suecia y una traición a los luchadores kurdos por la libertad. Es un shock para muchos socialdemócratas, quienes nunca lo habrían aceptado, si se hubiera sabido en las llamadas consultaciones que realizó el partido, dijo el excanciller (gran amigo de Olof Palme), en entrevista con el vespertino Expressen.

    Él estima que el texto está “escrito por los turcos" y vaticina que Turquía exigirá más concesiones de parte de Suecia.

    Y no solo eso, Schori agrega:

    - Según el acuerdo, Säpo [la policía de seguridad] cooperará con el servicio de inteligencia turco MIT. El mismo MIT que plantó la línea de investigación en la que culparon al PKK tras el asesinato de Olof Palme. Esta será la segunda vez que Turquía utiliza al PKK para obtener beneficios.

    En tanto que Lena Hjelm Wallén, quien también ocupó altos cargos en los gobiernos de la Socialdemocracia, expresó:

    - Todo el proceso es desagradable. Creo que muchos se sienten incómodos por tener que sentarse a negociar con Turquía sobre los principios del estado de derecho sueco. Para nosotros, es obvio que también se aplican a los kurdos.

    Ella no comparte la preocupación de Schori, y cree que, cuando todos los países miembros hayan ratificado la membresía de Suecia y Finlandia, no se harán más concesiones a Erdogan.

    Pero Schori – uno de los socialdemócratas que ha manifestado su repudio a la OTAN - se mantiene firme en sus convicciones:

    - Estamos levantando el embargo de armas contra Turquía cuando ya están planeando una nueva guerra en el norte de Siria. Esto va en contra de toda la tradición sueca. Es una traición, Suecia será otro país después de que se firme el acuerdo, dijo.

    Y añadió que se habla hasta el cansancio de un “antes y un después de la invasión rusa del 24 de febrero”, pero que ahora también hay "un antes y un después del 28 de junio".

     

    Y la pregunta se mantiene: ¿hasta dónde va a llegar Suecia, para lograr su membresía en la OTAN? ¿Qué fue lo que le prometieron a Erdogan? ¿Tienen razón los refugiados kurdos en Suecia al temer por sus vidas?

    La tinta del acuerdo aún no se había secado, cuando Erdogan exigía la extradición de 33 personas, entre ellos periodistas, trabajadores de la cultura, activistas que, según el gobierno turco son “terroristas”. 

    “Tengo tanto miedo de que Suecia acepte las demandas de Turquía y me expulse. Entonces seré encarcelada de por vida y torturada”, dijo al vespertino Expressen la madre de tres niños, Derdiye Kül, quien fue señalada como terrorista.


    El presidente de Turquí, Recep Erdogan, a punto de darle la mano a la canciller sueca, Ann Linde, en tanto que la primera ministra, Magdalena Andersson, sonríe, este martes, en la cumbre de la OTAN en Madrid. Foto: Omni. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español