Print this page
Stefan Löfven vuelve a ser primer ministro de Suecia El nuevamente elegido primer ministro sueco, Stefan Löfven, en la rueda de prensa del miércoles. Foto: Pantallazo SVT.

Stefan Löfven vuelve a ser primer ministro de Suecia

Con un acotado margen el Parlamento sueco aceptó – por tercera vez – a Stefan Löfven (S) como primer ministro, luego de haber sido depuesto de su cargo, hace dos semanas atrás.

- El Riksdag me ha dado la confianza para seguir liderando Suecia. Es una gran confianza. Asumo la tarea con determinación y respeto, dijo Löfven.

El viernes presentará su nuevo gabinete, y se reunirá - según la tradición - con el rey.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El malabarista de la política sueca, se le ha llamado últimamente al premier sueco, quien, como un mono porfiado o un gato de nueve vidas, vuelve a pararse, después de recibir un porrazo.

Hace dos semanas atrás, el Riksdagen votó en su contra, fue depuesto de su cargo como primer ministro, y pasó a dirigir un gobierno de transición.  

 

Ahora, 7 de julio de 202, vuelve como primer ministro de Suecia, pero no en gloria y majestad, sino más bien con una votación muy acotada a su favor, en la Cámara.

- El Riksdag me ha dado la confianza para seguir liderando Suecia. Es una gran confianza. Asumo la tarea con determinación y respeto, dijo Löfven, luego de la votación.

 

116 de los 349 diputados del Riksdagen votaron “verde” vale decir, a favor de que Stefan Löfven volviera a tomar las riendas del país. 173 diputados votaron “rojo” (en contra) y 60 “amarillo” (se abstuvieron). Estas abstenciones, del partido del Centro y del partido de Izquierda fueron las que aseguraron el retorno del presidente de la Socialdemocracia como líder del país. 

 

En Suecia rige el “parlamentarismo negativo”, vale decir que no importa cuántos votos se tengan a favor, lo importante es no tener más de la mitad de los diputados en contra. El límite son 175 mandatos, Löfven obtuvo 173, en contra.

 

La diputada independiente (anteriormente de Izquierda) Amineh Kakabaveh llegó a un acuerdo con la Socialdemocracia, exigiendo medidas en lo referente a crímenes por honor y a ganancias en el sistema de bienestar. Y votó en línea con su ex partido: se abstuvo.

 

Las discordias dentro del partido Liberal (L) se hicieron evidentes en esta votación, puesto que la diputada Nina Lundström votó en contra de la línea de su partido (que votó en contra) y, en cambio, se abstuvo.

"Antes de las elecciones de 2018, el partido Liberal prometió no cooperar ni gobernar con el apoyo de los Demócratas de Suecia", escribe Lundström en Dagens Nyheter, afirmando que solo respeta lo que su partido prometiera. 

 

Como todos saben, la líder del partido Liberal, Nyamko Sabuni, “cambió de equipo”. Luego de que se los Demócratas de Suecia levantaran una moción de censura contra el PM sueco, declaró que el Acuerdo de enero se disolvía, y se unió a los partidos de oposición (de derecha), los conservadores (M), los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). La cúpula del partido aceptó la decisión de Sabuni, pero, dentro de las bases, la polémica continua. La agrupación Liberal está profundamente fragmentada, y según los sondeos de intención de voto, también se encuentra debajo del 4 por ciento.  

 

En su discurso de aceptación, Stefan Löfven criticó a los partidos que hace dos semanas atrás votaron en su contra, en la moción de censura presentada por los Demócratas de Suecia, luego de que el partido de Izquierda le retirara su apoyo:

- Ha sido un periodo político distinto. Puedo constatar que el líder de la derecha-conservativa de oposición eligió derrocar al gobierno sin tener un plan propio de cómo gobernar o dirigir el país. Y luego de dos días de intentar buscar apoyo a su propia alternativa de gobierno, tiró la toalla.

Al mismo tiempo que no aclaró cómo él mismo va a asegurar que el Riksdagen acepte su presupuesto, en septiembre, a vuelta de vacaciones. Hasta el momento las posiciones están totalmente trabadas entre los partidos de los cuales depende. El partido del Centro aceptó "tolerar" este nuevo mandato con la condición de tre puntos, sin embargo, el partido Verde - que forma parte de la coalición de gobierno - se opone fehacientemente a, al menos, dos de estos, a los concernientes el derecho a playas y al de poseer bosques.

Fuera de esto, Annie Lööf ( C) se opone a que Löfven negocie el presupuesto con el partido de Izquierda. "Le han prohibido al primer ministro que hable con nosotros", dijo Nooshi Dadgostar a SVT, este miércoles.

 


La líder del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo Svt.se. 

 

Tanto el partido del Centro como el de Izquierda van a presentar sus propios presupuestos, lo que significa que la derecha podría ganar la votación del presupuesto, este otoño. En este caso, Stefan Löfven tendría dos alternativas: gobernar con el presupuesto de la oposición (de derecha), o dimitir. 

Ha asegurado que optará por la segunda opción. En este caso, estaríamos entonces frente a la misma situación de los últimos días, con la diferencia de que ya una elección extraordinaria no sería viable. 

Löfven reconoció estar consciente de que la situación en el Parlamento sueco es sumamente complicada, "las fuerzas están muy equiparadas", dijo. Pero agregó, en tono distendido, frente a la prensa, que, después los resultados de la votación del miércoles, “tal vez también Uds., los periodistas, podrán tomarse unas merecidas vacaciones”.

"Den dagen, den sorgen", reza un dicho sueco. Más o menos: "Cada día tiene su afán".

 


El nuevamente elegido primer ministro sueco, Stefan Löfven, en la rueda de prensa del miércoles. Foto: Pantallazo SVT. 

 

About Author

Related items