Viernes, 21 Enero 2022 | Login
Löfven sostiene que la estrategia es la correcta en tanto que la oposición exige que “actúe o renuncie” El primer ministro Stefan Löfven (S) y el líder de los Demócratas de Suecia, Jimmie Åkesson. Foto: Nsk.se.

Löfven sostiene que la estrategia es la correcta en tanto que la oposición exige que “actúe o renuncie”

El asalto al Capitolio, en EE. UU. y la estrategia sueca frente a la pandemia fueron puntos recurrentes en el primer debate político del año, este miércoles, en el parlamento.

El primer ministro recibió críticas por el manejo de la pandemia del coronavirus, tanto desde la izquierda como de la derecha. "Si el gobierno no tiene el valor de actuar, que dimita", dijo la líder socialdemócrata, Ebba Bush.

 

 Por: Magazín Latino

 

Más encendido que de costumbre fue el primer debate en el parlamento sueco, Riksdagen, este miércoles, que dio inicio al 2021. Un año marcado por la crisis sanitaria del coronavirus, cuando Suecia enfrenta las peores cifras dentro de los países nórdicos y está entre los países más castigados por la pandemia.

 

Y la paz y el consenso que reinó el año pasado, a comienzos de la pandemia, comienza a diluirse. En sus discursos, los líderes de los partidos conservativo (M), Democratacristiano (KD), y Demócratas de Suecia (SD), criticaron a Stefan Löfven por la responsabilidad que le cabe al gobierno sobre la gestión frente al coronavirus y la propagación de la infección.

 

El premier sueco, por su parte, se refirió en su discurso a los sucesos en EE. UU. y a los peligros del populismo.  Peligro de la polarización de la sociedad, el populismo y el extremismo.

- Europa y Suecia deben aprender de esto. Aquí también están los que quieren cerrar nuestras sociedades abiertas. Suecia no es, por supuesto, Estados Unidos, pero ninguna democracia es sólida para siempre, dijo, con un guiño a los Demócratas de Suecia, su líder, Jimmie Åkesson, ha sido un admirador de Trump, y su partido lo nominó para el Nobel de la Paz.

 

Su propuesta para responder a la crisis sanitaria provocada por el coronavirus es mantener un consenso con el resto de los partidos de no hacer recortes en los impuestos municipales, que los municipios utilicen el dinero asignado para el cuidado a los ancianos en forma responsable y que disminuyan las privatizaciones de las residencias de ancianos durante la crisis.

 

Kristersson : “El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado”

 

El líder del partido conservador (Moderados, M), Ulf Kristersson, por su parte, quiere cambios en el manejo de la pandemia, debido a la alta cifra de fallecidos.

- Ahora la estrategia sueca debe cambiar. La propagación de la infección no se detiene con un tono serio en conferencias de prensa. Y no mejora cuando quienes predican no dan el ejemplo. Es inconcebible que nadie en el gobierno supiera que el jefe de la Agencia Sueca de contingencia abandonó el país en medio de la crisis. En otro país habría tenido consecuencias para más personas que el jefe viajero.

 

Kristersson se refirió además al hecho de que Suecia, siendo uno de los países más digitalizados del mundo es uno de los cuatro únicos países de la UE que no utilizan aplicaciones digitales para el seguimiento de infecciones.

- Se podrían utilizar certificados de vacunas para comenzar a abrir la sociedad. ¡Hay que pensar de forma más amplia! Con cada semana que pasa, el precio humano y económico aumenta aún más. El gobierno debe dar un paso adelante o hacerse a un lado.

 

Para Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, fue este su último debate en el Parlamento, puesto que se retira de la política. En su discurso final se refirió a la importancia de atender los temas del medio ambiente, con el fin de evitar la próxima catástrofe global. También hizo hincapié en la importancia de defender la democracia que ha sido cuestionada y en lo valioso del voto de cada ciudadano.

- Nosotros en esta Cámara somos quienes debemos demostrar que la democracia es la única forma de construir una sociedad sostenible y resistente que se mantenga unida. Estoy profundamente agradecida de todos aquellos que han estado al frente de esta pandemia y han salvado vidas. Ellos/as han asegurado que nuestra sociedad siga funcionando, dijo.

 

Quiso recordar una frase que hace años vio en un museo, en Sarajevo, sobre la guerra en Bosnia: “Lo único que se requiere para que el mal prevalezca es que la gente buena no haga nada”.

 

 

Dadgostar: El personal de las residencias de ancianos quedó desamparado

 

La nueva líder del Partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, en cambio, hacía su debut en los debates en la Cámara. Al igual que sus colegas, se refirió a la pandemia, a las pésimas cifras que deja la pandemia en Suecia y a los esfuerzo de los cuidadores de ancianos y el personal de la salud.

- El personal sanitario ha realizado enormes esfuerzos para prevenir la propagación de la infección. El personal médico ha trabajado 60 horas a la semana sin poder tomar vacaciones. Ha quedado claro que Suecia es el país con el menor número de camas disponibles dentro de la Unión Europea. Un sistema de salud ya falto de personal y debilitado ha tenido que soportar el dolor y la frustración de la gente este año.

 

Al igual que los partidos de la derecha, criticó también la gestión del gobierno frente al coronavirus:

- Antes de Navidad, la Comisión Corona, designada por el mismo gobierno, dio a conocer sus conclusiones. Dirigió críticas devastadoras al gobierno. Lo que se describe es un escándalo sanitario. Tres de cada cuatro personas fallecidas ha tenido relación con el cuidado a personas mayores. La comisión observa que la atención a los ancianos no estaba equipada para una pandemia, y que a los empleados se los dejó solos, para hacer frente a la situación de crisis.

 

La joven líder – que asumió la presidencia del Partido de Izquierda luego de que Jonas Sjöstedt presentara su renuncia - dijo que “alguien era responsable de esto y espera que se hagan cargo”.

- Muchos han perdido seres queridos durante este año pandémico. Merecen respuestas. Stefan Löfven necesita aclarar quién es el responsable del desastre en lo que se refiere al cuidado de los ancianos. Debemos asegurarnos de que esto nunca más vuelva a pasar.

 

La líder de la Democracia Cristiana, Ebba Bush, por su parte, había sido la primera en criticar al gobierno, en un debate en la televisión, antes del verano pasado, y luego de las malas cifras frente a la pandemia. En el debate en el parlamento continuó su crítica diciendo que en la actualidad “más personas mueren en Suecia por semana que en Noruega durante toda la pandemia. Al mismo tiempo, que la atención médica está al límite”.

- ¿Por qué Suecia se ha visto tan afectada? La Comisión Corona ha respondido: No es posible proteger a los grupos de riesgo y al mismo tiempo tener una alta propagación de la infección en la sociedad. Muchos se opusieron enérgicamente cuando afirmé que el gobierno, durante la primavera, deliberadamente permitió una gran propagación de la infección en la sociedad. Esa crítica probablemente ahora se les ha quedado atascada en la garganta.

 

Ebba Bush reprochó al gobierno el no querer cambiar la estrategia al ver lo resultados.  “¿Por qué se quedaron quietos, en lugar de adaptarse y cambiar? Al final, todo se reduce a falta de liderazgo. Querían agacharse. Querían delegar”. Y agregó:

- ¿Qué hay en el agua en Sveavägen 68 [la sede del partido] que hace que los líderes socialdemócratas prefieran aceptar errores pero sin admitirlos, incluso cuando los errores son completamente obvios para todo el mundo? ¿Que prefieran esquivar a cambiar, incluso cuando cuesta vidas?, se preguntó.

 

Una de sus declaraciones al vespertino Aftonbladet provocó una discusión, al día siguiente. “Sólo esta semana, tenemos más muertes de las que Noruega ha tenido a lo largo de la pandemia. Atrévete a sacar conclusiones, atrévete a admitir los errores”, dijo, dirigiéndose al gobierno. Según ella, las altas cifras de mortalidad deberían llevar a una autocrítica de parte de Stefan Löfven. “Si no tiene el valor entonces debería renunciar y dejar que otra persona asuma la responsabilidad de sacar a Suecia de la crisis”, subrayó.

Sus afirmaciones sobre que la oposición sabía con certeza cuál era la estrategia por la que apostaba el gobierno causaron un cierto revuelo en las redes sociales y medios nacionales. 

- La primavera pasada, dije que intencionalmente se ha permitido un mayor grado de contagio. Ahora además tenemos autoridades internacionales que me han dado la razón en esa crítica. Hemos estado en reuniones con el primer ministro, con los jefes de las entidades, quienes presentaron argumentos sobre las ventajas de que Suecia tuviera un mayor grado de contagio, obtendríamos inmunidad más rápido que otros países. Y esto ha resultado ser un grave error. Deberían atreverse a admitirlo.

No tardó en llegar la respuesta del ex líder de la Izquierda, Jonas Sjöstedt, quien dijo que “esa no era su percepción” de lo que se dijo en las reuniones. El vocero del partido del Centro se unió a su crítica, en tanto que el conservador Ulf Kristersson y el partido Demócratas Suecos, Jimmie Åkesson le dieron la razón.

El caso es que se podría dirimir rápidamente, si las actas o anotaciones de las reuniones se hicieran públicas.

La pregunta es si algún político lo va a exigir.

 


Stefan Löfven, primer ministro y líder de la Socialdemocracia. Jimmie Åkesson presidente de Demócratas de Suecia, en el primer debate parlamentario del 2021. Foto: Nsk.se. 

 

 

About Author

Related items

  • Comisión Corona: "La Oficina de Gobierno nos niega importante información"

    El semanario Medicina Actual informa este jueves que a la Comisión Corona se le ha negado el acceso a importante documentación sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia. Se trata, entre otros, de memorándums de relevantes reuniones entre secretarios de Estado y representantes de altas autoridades.

    - Nos inquieta y presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos ha dado aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión, dijo Joakim Sonnegård al noticiero radial Ekot.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    A un mes de la entrega del tercer informe de la Comisión Corona, el semanario especializado en temas de salud, Medicina Actual (Dagens Medicin) afirma que hay bastantes discusiones entre la Oficina de Gobierno y la comisión. No hay acuerdo sobre qué documentos deben ser puestos a disposición de la comisión para que esta logre emitir un informe justo sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia del coronavirus.

    La Comisión trabaja a contrarreloj. El informe final está agendado para el 25 de febrero del año en curso.  

     

    El 30 de junio de 2020, el gobierno sueco nombró una comisión para investigara y evaluara las medidas tomadas para limitar la propagación de Covid-19.

    En un punto de prensa, el entonces Primer Ministro, Stefan Löfven, presentó al presidente de la Comisión Corona, Mats Melin, quien dijo que se sentía “honrado de que el gobierno lo pusiera al frente de tan importante tarea”.

     

    El 15 de diciembre, la comisión presentó su primer informe, que constituyó una dura crítica a la gestión sueca de la pandemia. La comisión recalcó que la estrategia de “proteger a los ancianos” había fracasado.

     

    El 29 de octubre de 2021, fue presentado el segundo informe. Que fue una crítica aún más dura respecto a las medidas del gobierno de Löfven. La comisión llegó a la conclusión de que la preparación de Suecia para enfrentar la pandemia había sido “deficiente” y las medidas tomadas "tardías". También estableció que al comienzo de la pandemia, la propagación de la infección fue  "significativamente más dramática" de lo que mostraron las estadísticas de la Agencia de Salud Pública.

    El informe fue además particularmente crítico con la Autoridad Sueca de Entorno Laboral, que no proporcionó información sobre la falta de equipos de protección, lo que fue "una traición" hacia los trabajadores.

     

    Ahora, frente al informe final, ha surgido una discusión entre la Comisión y el gobierno, puesto que esta expresó hoy que se les niega el acceso a importantes documentos. Entre otros, memorandos de la oficina de gestión de crisis respecto a reuniones intensas entre los secretarios de estado y representantes de altas autoridades.

    - Estas son anotaciones de reuniones que pueden proporcionar respuestas sobre cómo el gobierno y las autoridades han tomado las decisiones relacionadas con la pandemia, declaró el secretario general de la Comisión Corona, Joakim Sunnegård, al noticiero radial Ekot.

    Agregó:

    - Nos inquieta y nos presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos deja aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión.

     

    Por su parte, la Oficina de Gobierno manifestó a la radio, que tiene un "diálogo en curso" con la Comisión, y que esta ha recibido una "gran cantidad de información y documentos". Agrega que los memorandos personales que los funcionarios "pudieron haber hecho" no son, sin embargo, algo que la oficina gubernamental tenga a su disposición.

    Los expertos jurídicos deberán dirimir ahora quien tiene la razón.

    Sin embargo, el experto en libertad de expresión, Nils Funcke, dijo al semanario que es "extremadamente preocupante" que las oficinas gubernamentales no brinden la información a la cual la Comisión Corona quiere acceder.  

    - En términos generales, la Comisión ha sido designada para llegar al fondo de cómo se ha desarrollado el manejo de la pandemia. Entonces, es un requisito fundamental que esta tenga acceso a todos los documentos sobre cómo se ha manejado, dijo Funcke.


    Imagen de la rueda de prensa donde Stefan Löfven presentó la Comisión Corona, el 30 de junio de 2020. Stefan Löfven dimitió el 10 de noviembre de 2021. Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, abandonó la política en agosto de 2020.  Lena Hallengren se mantiene como Ministra de Asuntos Sociales, en el gabinete de Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo de Youtube. 

     

  • Nuevas restricciones sanitarias comienzan a regir en Navidad

    El gobierno presentó este martes nuevas restricciones sanitarias. Los pronósticos de la Agencia de Salud Pública sueca apuntan a un aumento en la propagación de la infección en las próximas semanas, y a esto se agrega la preocupación por la nueva variante, ómicron.  

    - Ahora debemos hacer un esfuerzo en conjunto y adaptarnos a la nueva realidad imperante, dijo la primera ministra Magdalena Andersson, en rueda de prensa.

    Las nuevas medidas entrarán en vigor este jueves 23 de diciembre.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En rueda de prensa este martes, la primera ministra Magdalena Andersson presentó las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde el 23 de diciembre. A su lado se encontraban la titular de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, el nuevo ministro de Finanzas, Mikael Damberg; y la directora de la Agencia sueca de Salud, Karin Tegmark Wisell.

    Entre otras medidas se recomienda el trabajo desde casa y evitar las aglomeraciones.

    Los rubros que se verán más afectados son los de la hotelería y restaurantes, puesto que solo se permitirá la atención a mesas, es decir: se cierran los clubes nocturnos.

    Esto provocó el descontento de los empresarios de este sector, que protestaron hoy dia por la poca antelación con la que el gobierno comunicó estas nuevas medidas.

    Ahora esperan que reciban compensación del gobierno, para solventar la pérdida de ingresos.

    Se desconoce cuánto durarán las nuevas restricciones.

     

    Aquí la lista que presentó el gobierno con el fin del aumento de la propagación de la covid-19 en la sociedad y la mayor carga sobre el sistema de atención médica:

    ● Trabajar desde casa cuando sea posible

    ● Todos deben evitar ambientes con aglomeraciones

    ● Se requieren 10 metros cuadrados por persona en ferias, centros comerciales y lugares para actividades culturales y de ocio

    ● Solo se permiten invitados sentados en los restaurantes y se requieren distancia social entre diferentes grupos

    ● Se recomiendan medidas de protección contra infecciones en las escuelas para adultos, pero se recomienda estudiar cerca de casa.

    ● En reuniones públicas y eventos públicos, de más de 20 personas se exigirá que todos estén sentados, independientemente del certificado de vacunación

    ● Sin certificados de vacunación, se exigirá distancia entre las personas y un número máximo de 500 invitados

    ● En eventos con más de 500 participantes, se requieren certificados de vacunación y un tamaño máximo de 8 personas por grupo.

     

    La Agencia sueca de Salud Pública también ha enviado una solicitud al Gobierno con los siguientes requisitos:

    ● La reserva de asientos se vuelve obligatoria para algunos trenes y autobuses

    ● Un aforo de 50 participantes en locales y en reuniones privadas.

     


    La ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, la primera ministra, Magdalena Andersson, el ministro de Finanzas, Mikael Damberg y la directora de Agencia sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell. Foto: Omni (la imagen está recortada).
     

  • Magdalena Andersson fue elegida Primera Ministra de Suecia – y dimitió pocas horas después

    Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

    A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

    ¿Qué pasó?

     

    Actualización (*)

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

    Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

    Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

    Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

    ¿Qué había pasado?

    En realidad, no es tan extraño.

    - Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

     

    Pero vamos por parte.   

    Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

    Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

    Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

    Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

    Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

    Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

    Este viernes haría posesión de su cargo.

    No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

    Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

    Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

    Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

    Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

    (Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

    Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

    - Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

    Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

    Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

    ¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

    La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

     

    El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

    Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

    Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

    - Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

    La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

    - Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

    Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

    Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

    La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

    Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

     

    (*) Actualización    

    Cinco días después, Magdalena Andersson se sometió a una nueva votación en la cámara, esta vez con la propuesta de un gobierno unipartidista, recibiendo una vez más la aprobación del Riksdagen. 

    El 30 de noviembre la nueva primera ministra de Suecia presentó su gabinete (enlace). 

     


    La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

     

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español