Lunes, 08 Agosto 2022 | Login
Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma” La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma”

El líder del partido de Izquierda (V) comunicó el jueves que la amenaza de una moción de censura contra la ministra del Trabajo va en serio. Si el gobierno continúa la privatización de la Oficina del Trabajo, Jonas Sjöstedt propondrá la votación en el Parlamento.

- Queremos detener este caos de privatizaciones, subrayó.

Actualización: en rueda de prensa este lunes, Jonas Sjöstedt comunicó que retira la amenaza contra la ministra, puesto que el Gobierno retrocede en sus planes de privatización de la Oficina del Trabajo. No obstante, la oficina se privatizará, pero a más largo plazo.

 

 Por: Magazín Latino

 

En una rueda de prensa este jueves, la ministra del trabajo, Eva Nordmark, presentó a la nueva directora general de la Oficina del Trabajo, la experimentada jurista Maria Mindhammar.

 

No obstante, esta y otras medidas presentadas por el gobierno respecto al futuro de la Oficina del Trabajo no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del partido de Izquierda, que se ha opuesto a la privatización que exigiera el partido del Centro, para aceptar el acuerdo de enero.

 

- La Oficina del Trabajo se encuentra sumida en una profunda crisis, dijo Jonas Sjöstedt, en la sesión en la cámara. Y comunicó que buscará el apoyo del partido Conservador (Moderaterna) para presentar una moción de censura en contra de la ministra del Trabajo, que puede llevar a su dimisión.

 

Los otros partidos que apoyarían la moción de censura son los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). De esta manera, el partido de Izquierda lograría su propósito con ayuda de sus enemigos políticos. La votación parlamentaria podría resultar incluso en nuevas elecciones.

 

Aunque Sjöstedt declaró que su fin no era derribar el gobierno de Stefan Löfven. Lo que pretende es poner fin a la acelerada privatización de la Oficina del Trabajo.

 

- Nuestra meta es que ellos digan: reconocemos, no tenemos apoyo para este caos de privatizaciones. Yo creo que el gobierno va a desistir de sus propósitos porque esta política no lleva a buen puerto y afecta más que nada a los desempleados, dijo el líder de Izquierda a Aftonbladet.

 

Por su parte los Socialdemócratas ven esta jugada del partido con quienes colaboraron el periodo pasado como “poco responsable”.

 

- Ahora el partido de Izquierda nos sumerge en una situación complicada, y vale la pena preguntarse qué pretenden con esto, dijo al vespertino la jefa del grupo parlamentario de la Socialdemocracia, Annelie Karlsson.

 

Según ella, el gobierno está consciente de las dificultades que enfrenta la entidad laboral. Sin embargo, manifestó no entender el hecho de que Jonas Sjöstedt esté dispuesto a hacer causa común “con quienes han ocasionado esta situación”, la derecha. 

 

- Nosotros gobernamos de acuerdo con un presupuesto de los Conservadores (Moderaterna) y de los Democratacristianos – quienes quitaron recursos a la Oficina del Trabajo - y ahora Sjöstedt quiere hacer un pacto con ellos y deponer el gobierno. Entiendo que los electores tengan dificultades en entender esto. Es muy raro, agregó Annelie Karlsson.

 

En tanto, Ulf Kristersson, presidente de los Conservadores (M), junto a la líder democratacristiana, Ebba Bush Thor, comunicaron en rueda de prensa el jueves pasado que, desde entonces y hasta este martes, el gobierno tiene que retroceder en los cambios fundamentales planteados en la reforma de la Oficina del Trabajo.

 

- El gobierno tendrá que ceder porque hay una mayoría parlamentaria que quiere otra cosa, dijo Kristersson.

 

La privatización de la Oficina del Trabajo es parte del acuerdo de enero. Este es un proyecto neoliberal diseñado por el político del partido del Centro Martin Ådahl, y es dirigido por la organización empresarial Almega. La meta final es una privatización total de la entidad laboral. 

 


La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

 

About Author

Related items

  • Morgan Johansson permanece en su cargo, luego de la votación en el Parlamento

    Morgan Johansson (S) permanece como ministro del Interior y de Justicia, a pesar de las fuertes críticas de la oposición y de la Comisión de Asuntos Constitucionales.

    Ante la abstención de Amineh Kakabaveh, no hubo mayoría en el Riksdag para una moción de censura. Al mismo tiempo, continúa la discusión sobre el voto de desconfianza como arma política y sobre si el gobierno ha ido demasiado lejos para asegurar cómo votaría Kakabaveh.

     

     Fuente: SVT. 07.06.2022

     

    El Riksdag debe poder responsabilizar a los ministros cuando administran mal sus trabajos; ese ha sido el mensaje del líder de los conservadores (M), Ulf Kristersson durante el día. También criticó la forma de cómo Magdalena Andersson describe las críticas a Johansson.

    - La primera ministra ha afirmado que la desconfianza individual en un ministro significa que todo el gobierno debe dimitir. Eso no es cierto, la única que ha amenazado con una crisis de gobierno es la propia primera ministra. Es un intento cínico de intimidar al Riksdag, dijo el líder conservador (M) cuando subió al podio en el Riksdag.

    La votación terminó con 174 votos de apoyo a la moción de censura y con 97 de rechazo70 se abstuvieron y 8 diputados estuvieron ausentes. Por lo tanto, no hay mayoría para destituir a Morgan Johansson. Inmediatamente después de la votación, la primera ministra Magdalena Andersson convocó a una conferencia de prensa en la cual criticó a los partidos burgueses por adherirse a la desconfianza de los Demócratas de Suecia. La crítica trata de cómo Morgan Johansson, como ministro de Justicia, ha gestionado el problema de la criminalidad en Suecia.

    Andersson argumenta que la desconfianza en Johansson es una desconfianza en todo el gabinete, y podría haber frenado el proceso sueco de anexión a la OTAN.

    - Las decisiones precipitadas de M, KD y L podrían haber tenido graves consecuencias, puesto que nos encontramos en una situación delicada desde el punto de vista de la política de seguridad, dijo Andersson.

     

    Busch: "El gobierno es rehén"

    La líder de KD, Ebba Busch, llamó "independiente de extrema izquierda" a la diputada no partidista Amineh Kakabaveh que [según ella] tomó al gobierno como rehén; y criticó a Andersson por no aceptar la oferta que le hizo - si Johansson hubiera renunciado, KD y también M han dicho que no presentarían más mociones de censura antes de las elecciones.  

    - Lo mejor sería que Suecia se deshiciera de todo lo que se ha convertido en un obstáculo en las negociaciones sobre la OTAN, dijo Busch, respecto a Kakabaveh.

    También el Partido Verde (MP) y el partido de Izquierda (V) dijeron que hay motivos para criticar al gobierno y a Johansson por cómo se ha manejado la criminalidad, pero que destituirlo no era la solución.

    Magdalena Andersson, por su parte, sostiene que la oposición está tratando de reescribir la historia, que el foco se ponga en Kakabaveh y en la relación de Suecia con los grupos kurdos, la oposición sabía esto cuándo se inició el proceso de moción de censura, afirmó.

    - No hemos hecho ninguna concesión a Amineh Kakabaveh. Ahora, después de su fracaso, la oposición está tratando de reescribir la historia, dice Andersson.

     


    La diputada independiente Amineh Kakabaveh, durante su alocución en el Parlamento, donde este martes se llevó a cabo la votación de la moción de censura contra el ministro del Interior y de Justicia, Morgan Johansson (a la izquierda). A su lado, Magdalena Andersson, detrás de ella el ministro de Defensa, Peter Hultqvist, a su lado la canciller Ann Linde, detrás de ellos el ministro de Hacienda, Mikael Damberg. Foto: Pantallazo Riksdagen.se. 


    Resultados de la votación: Si: 174. No: 97. Abstención: 70. Ausentes:8. Foto: Pantallazo. Riksdagen.se


    Morgan Johansson y Magdalena Andersson quedaron conformes con la votación. Sin embargo, Andersson criticó seguidamente a la oposición, por haber presentado la moción de censura, calificándola de "irresponsable". Foto: Pantallazo. Riksdagen.se.
     

  • Magdalena Andersson amenaza con dimitir si Morgan Johansson es destituido de su cargo

    En rueda de prensa este jueves, la primera ministra Magdalena Andersson respondió duramente a la moción de censura presentada por la oposición en contra de su ministro de Justicia. Dijo que si Johansson era destituido, ella presentaba su renuncia.  

    - A tres meses de elecciones parlamentarias y con una guerra en nuestra cercanía, estamos en una situación muy delicada, dijo Andersson, muy airada, calificando la moción de los Demócratas de Suecia en contra de Morgan Johansson como “completamente irresponsable”.

    La moción fue respaldada por los Conservadores (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación el próximo martes.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una agitada jornada se desarrolló este jueves en el Parlamento sueco y, el país podría estar ante una nueva crisis gubernamental.  

    Al mediodía se llevó a cabo la rueda de prensa de la Comisión de Asuntos Constitucionales, KU, la que ha examinado 35 casos y encontró falencias en 14 de estos. Entre otros, la gestión del gobierno socialdemócrata frente a la pandemia, la que presentó “deficiencias frente a la crisis más grande que Suecia ha afrontado, en tiempos modernos”.

    Dos horas más tarde, en la hora de interpelaciones en la cámara, el representante de los Demócratas de Suecia (SD), Henrik Vinge, declaró:

    - Hemos llegado a un punto en el que la medida más importante frente a la criminalidad es la jubilación anticipada de Morgan Johansson y espero que podamos hacerlo la próxima semana. Exijo que el Riksdag, de conformidad con el capítulo 13, apartado 4 de la Constitución, ponga a prueba la confianza en Morgan Johansson.

    Según él, el ministro de Justicia “ha permitido que la criminalidad se expanda y ha convertido a Suecia en un país de gansters”.

    A lo que Morgan Johansson replicó que no era raro que la derecha reaccionara de esa forma, en vista de que las elecciones se acercan y las cifras en las encuestas no los favorecen. 

    - ¿Qué es entonces lo que oiremos de aquí en adelante? Sí, un tono cada vez más alto por parte de los partidos de derecha, de los Demócratas de Suecia pero también de otros partidos, y fuertes ataques personales, como el que acabamos de escuchar de Henrik Vinge.

     

    La moción de censura presentada por los Demócratas de Suecia no tardó en ser respaldada por el partido conservador, Moderaterna, (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación en el Parlamento el próximo martes al mediodía.

    La reacción de la primera ministra, Magdalena Andersson, tampoco tardó en llegar. En rueda de prensa convocada con escasa antelación, la premier respondió airadamente a lo que calificó como una “irresponsabilidad extrema” de parte de la oposición.

    - Estamos a tres meses de las elecciones ordinarias. Hay una guerra en nuestra área inmediata. Estamos en un momento muy sensible con el caos y la incertidumbre con la solicitud de ingreso a la OTAN de Suecia y Finlandia.

    - Es terriblemente irresponsable. Es increíble. Esta no es una situación para jugadas políticas en Suecia. Esto es realmente peligroso. El pueblo sueco merece políticos que actúen con responsabilidad en esta situación, el pueblo sueco merece algo mejor, dijo.

     

    Andersson enfatizó que si Morgan Johansson es destituido de su cargo, ella presentará su dimisión.

    Ante la pregunta de la prensa de si esto podía resultar en una nueva crisis de gobernanza respondió:

    - Por supuesto, si se destituye a un ministro debido a decisiones políticas, se derroca a todo el gobierno. Es obvio.

     

    Por su parte, el líder de los conservadores, Ulf Kristersson comentó a la prensa que “nadie está exigiendo la renuncia de Magdalena Andersson”, y que si ella elige crear una crisis de gobierno es por decisión propia.

    En Facebook escribe el siguiente posteo:

    "Magdalena Andersson ahora está tratando de asustar desde su base gubernamental para salvar a su incompetente ministro de Justicia, Morgan Johansson, y por lo tanto amenaza con dimitir. Tenemos la intención de reemplazar a todo este gobierno a más tardar para las elecciones, pero cuanto antes mejor".

     

    El martes próximo la moción de censura se someterá a votación en el Parlamento. Para que sea aprobada se necesita un mínimo de 175 votos. Hasta el momento, M, KD, SD y L suman 174 votos, por lo que la diputada independiente Amineh Kakabaveh puede ser el voto que decida el futuro de Johansson.

    Ella planteó este jueves que espera la respuesta de la Socialdemocracia, antes de decidir su votación.

    Kakabaveh espera que el gobierno respete el acuerdo que tiene con ella, y que no se deje presionar por Turquía, en la cuestión del ingreso a la OTAN.

    Anteriormente ha trascendido que Amineh Kakabaveh es una de los kurdos/as que el presidente Erdogan exige que Suecia extradite, para dar su aprobación a la solicitud de Suecia. Algo que, sin embargo, la embajada turca en Estocolmo ha negado.

     


    La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, durante la rueda de prensa del jueves 2 de junio. Foto: Pantallazo TV4.

     

  • Stefan Löfven: ”Siete años fantásticos”

    Al mediodía del miércoles el primer ministro Stefan Löfven presentó su carta de renuncia. Se la entregó personalmente al presidente del Parlamento, Andreas Norlén.

    “Han sido siete años fantásticos”, comentó Löfven, respecto a sus dos períodos en el cargo. Seguidamente, en rueda de prensa, el premier dijo que, frente a las múltiples crisis que le tocó enfrentar, actuó siempre pensando en el bien de Suecia. Y que está "orgulloso de que un chico proveniente de la clase trabajadora haya llegado a ser líder máximo del país".

     

     Por: Magazín Latino

     

    El presidente del Parlamento, Andreas Norlén, recibió hoy la carta formal en la que Stefan Löfven solicita ser destituido de su cargo como primer ministro de Suecia, y mañana mismo comienza con las rondas con los líderes de los partidos, en busca de un nuevo - o nueva - premier para el país.

    Aunque en la votación en la cámara, que probablemente se llevará a cabo el martes de la semana que viene, todo indica que Magdalena Andersson se convertirá en la primera mujer en la historia de Suecia que ocupa este puesto.  

    Andersson fue elegida presidenta del partido Socialdemócrata en el congreso que se llevó a cabo la semana pasada, y lo lógico es que asuma como primera ministra, ante la renuncia de Löfven.

    Sin embargo, no todo está zanjado. Pero poco a poco se han ido eliminando los obstáculos que han sido motivo de negociaciones entre los partidos del Centro, de la Izquierda y del Medioambiente. Como se sabe, para que Magdalena Andersson sea aceptada como lideresa del país, necesita del apoyo de estos, de cara a la votación en el Parlamento.

    Y las cifras som tan estrechas (174 - 174), que un/a solo diputado/a que se abstenga de votar podría aventurar la elección de Andersson. Esta vez no se aceptarán "descolgados/as", o que alguno de los diputados o diputadas se retrase u oprima el botón equivocado. 

     


    El bloque de derecha e izquierda tienen la misma cantidad de votos: 174. Si Magdalena Andersson obtiene 175 votos en su contra, es rechazada por el Parlamento. Foto: Gráfico TV4.se. 

    Hoy al menos el partido Verde y del Centro se mostraron satisfechos de los acuerdos sobre zonas costeras y propiedad de bosques. La presidenta del partido del Centro, Annie Lööf, había puesto claras exigencias respecto a estos puntos, para poder dar su aprobación a la candidatura de Magdalena Andersson como primera ministra.

    - Toleramos a Magdalena Andersson como primera ministra, debido a que el gobierno ha cumplido con el acuerdo sobre importantes y centrales reformas para las zonas rurales, comunicó a la prensa.

    No obstante, el hecho de que el partido del Centro acepte a Magdalena Andersson, no significa que apoye la propuesta de presupuesto, que la futura premier sueca presentará a comienzos de diciembre.

    - Cuando veamos las alternativas que hay sobre la mesa, tomaremos las decisiones frente a la votación sobre el presupuesto, dijo Lööf.

     


    La lideresa del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar. Foto: Pantallazo TV4Play.

     

    Por su parte, la presidenta del partido de Izquierda, Nooshi Dadgostar, ha expresado que espera conversar con Magdalena Andersson, para lograr llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas, antes de dar a conocer cómo votará su partido.

    Dadgostar ha mostrado tener un tono más duro que su predecesor, Jonas Sjöstedt, y no aceptará que la coalición rojiverde sea excluida de todas las negociaciones gubernamentales, tal cual lo exigiera el partido del Centro, anteriormente.

    Al parecer Nooshi Dadgostar no tolerará ser tratada como “un felpudo”, mote que se ganara Sjöstedt debido a las concesiones que hizo a Stefan Löfven, cuando el partido aceptara a Löfven como primer ministro. 

    En tanto, Magdalena Andersson ha dicho que tiene buenas relaciones con Dadgostar y que está dispuesta a conversar con ella.

    También dijo que la lideresa del partido de Izquierda tiene dos posibilidades: la acepta a ella, o acepta al presidente de los conservadores, Ulf Kristersson. Agregó que si optaba por él, Suecia tendría "el gobierno más conservador de la historia".

     


    El primer ministro de Suecia, Stefan Löfven, presentó su dimisión este miércoles al mediodía. Foto: Pantallazo Svt.se.

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español