Viernes, 24 Junio 2022 | Login
Declaración del Partido Comunista de Chile La localidad de Santa Olga fue completamente devorada por las llamas. Foto: El Mostrador

Declaraci贸n del Partido Comunista de Chile

El Partido Comunista de Chile se pronuncia respecto a los incendios forestales que han tenido y tienen lugar en Chile.

Por: Partido Comunista de Chile

Chile vive una tragedia nacional que demanda unidad, solidaridad, esfuerzos colectivos y la adopci贸n de todas las medidas que enfrenten los incendios y sus dram谩ticas consecuencias. Rechazamos la posici贸n confrontacional y oportunista聽 que han tenido sectores聽 de oposici贸n.

Es una situaci贸n in茅dita en la historia de nuestro pa铆s, que requiere toda la unidad y todas las acciones excepcionales que se puedan adoptar.

Llamamos a todas y todos los chilenos, sin excepci贸n alguna; a los extranjeros que residen en nuestro pa铆s, a llevar adelante la solidaridad a trav茅s de los centros de acopios; del voluntariado que impulsa el Gobierno central y los Gobiernos regionales; a trav茅s de todas las instituciones gubernamentales, sociales, religiosas, municipales, pol铆ticas, deportivas y culturales.

Apoyamos sin reserva la actividad que realizan miles de bomberos; voluntarios de Conaf y otras instituciones estatales; Carabineros, PDI, Fuerza A茅rea; Armada y Ej茅rcito; y creemos que la situaci贸n de extrema urgencia requiere incluso m谩s apoyo y m谩s movilizaci贸n de este contingente humano que es la primera l铆nea de la batalla contra los incendios. La urgencia requiere no detenerse en trabas legales o burocr谩ticas.

Saludamos y agradecemos los apoyos que vienen del extranjero: Los voluntarios y expertos colombianos, franceses, argentinos y otros que ya est谩n en Chile y los que vienen en camino. El avi贸n-tanque gestionado por esfuerzos privados; el avi贸n contra incendios ofrecido por el estado de Rusia. Cada una de esas acciones dan 谩nimo y son un apoyo concreto

Los antecedentes sobre acciones intencionales para provocar incendios, deben ser investigadas de una forma excepcional, de manera r谩pida, urgente y precisa. No puede haber demora. Es extremadamente grave que esto sea as铆, porque las consecuencias han afectado en todos los aspectos la vida de los habitantes de Chile, y la Seguridad Nacional, que han costado vida de bomberos, carabineros y brigadistas de CONAF, instituciones que merecen el reconocimiento del pa铆s entero.

La Presidenta encabeza los esfuerzos del gobierno, que adopta las medidas necesarias. Este es un momento en que se requiere unidad y convicci贸n nacional, y rechazamos categ贸ricamente el uso y abuso que se ha pretendido hacer de la tragedia nacional y los ataques en contra de la Jefa de Estado.

Chile es un pa铆s con un estado precario; jibarizado por a帽os en su capacidad de gesti贸n p煤blica en muchos aspectos. Esta tragedia debe convocarnos a todas y todos a impulsar ahora un PLAN NACIONAL que le de al Estado chileno todas las capacidades y recursos humanos y materiales, para enfrentar y prevenir urgencias. Lamentablemente, no podemos descartar que haya nuevas situaciones cr铆ticas. Los privados est谩n convocados a apoyar este esfuerzo nacional, pero lo que queda claro es que Chile necesita con extrema urgencia una institucionalidad estatal para enfrentar las urgencias.

Los incendios dejan en evidencia que incluso se debe reevaluar los sistemas productivos forestales y de gesti贸n de electricidad en zonas en donde estos aspectos pueden ser causas sensibles.

Hoy, el Estado debe adoptar todas las medidas que se requieran para enfrentar los incendios, y apoyar a las v铆ctimas que estos dejan, con recursos para soluciones eficaces con la urgencia que demanda la cr铆tica situaci贸n. Se requiere un esfuerzo pa铆s al que estamos dispuestos a colaborar.

Comit茅 Central

Partido Comunista de Chile


Santiago, 26 de enero de 2017.

About Author

Related items

  • Fueron condenados a pagar 43.000 coronas por "interrumpir una interpelaci贸n" en el parlamento

    El jueves 17 de febrero se llev贸 a cabo la audiencia de apelaci贸n al fallo que conden贸 a ocho personas a pagar 43.000 coronas por "interrumpir una interpelaci贸n" en el parlamento sueco.

    En noviembre de 2019, ellas/os聽hab铆an manifestado su descontento ante el silencio de la canciller Ann Linde frente a las violaciones a los DDHH en Chile, en pleno estallido social. 聽

    El jueves 10 de marzo, el tribunal de apelaciones dar谩 a conocer la sentencia.

    Por: Marisol Aliaga

    La verdad de las cosas es que la noche anterior a la audiencia, comenc茅 a tener serias dudas sobre si cubrir este caso. Hab铆a preguntado a dos expertos en leyes, y su opini贸n hab铆a sido tajante: 鈥淣o tienen ninguna chance. La ley es clara al respecto, no se puede interrumpir en la c谩mara, menos desplegar una bandera鈥.

    Sin embargo, ten铆a dos razones fuertes para asistir. 1: mis ansias de saber la verdad. 2: hab铆a dicho que ir铆a.

    De modo que el jueves pasado me aperson茅 en la sala siete de Svea Hovr盲tt, en Estocolmo - la corte de apelaciones de Estocolmo. Al entrar, el guardia me dijo, cuando me dispon铆a a mostrar mi tarjeta de prensa: 鈥淣o me interesa su tarjeta. Aqu铆 todos pueden entrar鈥. 鈥溌ue bien!鈥 Le respond铆. 鈥淓sto es democracia鈥.

    Adem谩s del jurado, la fiscal, los imputados y dos abogados, una decena de personas se hab铆an dado cita en una sala bastante peque帽a, en forma de semic铆rculo.

    Durante el transcurso de la audiencia, se fueron聽despejando mis dudas.聽Me convenc铆 de que no bastaba con leer la carpeta investigativa, tambi茅n era necesario ver a los imputados y escuchar sus razones. Tambi茅n constat茅 que la fiscal铆a contaba con un solo testigo, y que 茅ste asegur贸 algo que todos los dem谩s implicados negaron fehacientemente.

    驴Qui茅n ten铆a la raz贸n?

    Algo que, pese a todo, hablaba a favor de los condenados fue el hecho de que el tribunal de apelaciones aceptara el caso. Al parecer alguna raz贸n hubo para que la ley quisiera enviar el caso a una instancia superior.

    Los procesos judiciales en Suecia - como en tantos pa铆ses - son lentos. Este hecho ocurri贸 el 12 de noviembre de 2019(pulse el enlace).聽Ese d铆a, se discutieron en el parlamento sueco una serie de asuntos, estuvieron presentes los ministros del Medioambiente, de Comercio, del Trabajo y de Relaciones Exteriores (utrikesministern). Uno de los puntos a tratar era una interpelaci贸n del diputado liberal Joar Forssell respecto a los DDHH en聽Hong-Kong. La interpelaci贸n estaba dirigida a la ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde.


    El parlamento sueco, o Riksdagen. Foto: Riksdagen.se

    Las ocho personas que se vieron implicadas eran chilenas. En realidad, eran nueve, pero tambi茅n se vio comprometido 鈥渦n pobre turista que estaba sentado al final de la fila y que tambi茅n era de Chile鈥 (seg煤n el FUP, carpeta investigativa), a quien la polic铆a debi贸 dejar en libertad.

    Ellas 鈥 la mayor铆a mujeres - hab铆an tenido conocimiento de que ese d铆a se discutir铆an los derechos humanos en el parlamento, y decidieron escuchar lo que la canciller sueca dir铆a al respecto, desde las gradas destinadas al p煤blico en general, en el segundo piso de la inmensa sala. Es muy posible que 鈥 como me ha sucedido a m铆 tantas veces 鈥 hayan pensado que se discutir铆an las violaciones a los DDHH en Chile, cuando en realidad se trataba de los de China (隆ojo!, esta es una suposici贸n m铆a).

    La jornada comenz贸 a las 13:00 horas y se trataron diversos temas. Finalmente lleg贸 el turno de la interpelaci贸n 鈥淟a estrategia respecto a China y el apoyo al desarrollo democr谩tico en Hong-Kong鈥, convocado por Joar Torssell. El diputado聽expres贸 su opini贸n y Linde la suya, y al cabo de quince minutos, el tema estaba zanjado. Ambos se despiden con un apret贸n de manos y vuelven a sus asientos.

    En ese preciso momento, las ocho personas en las gradas se ponen de pie y expresan su descontento porque 鈥 a diferencia de lo que esperaban 鈥 Ann Linde no toc贸 el tema de los DDHH en Chile. Seguidamente una de ellas saca una bandera mapuche, y otras ayudan a sostenerla. El hecho ocurri贸 en el lapso de segundos, porque inmediatamente los guardias les ordenan abandonar el recinto, lo que hacen sin protestar.

    (Aqu铆 vale la pena recalcar que no existe un registro de audio donde se pueda apreciar qu茅 exactamente dicen ellas/os. Sin embargo, todos coinciden en que se trataba de los DDHH en Chile y que no se pronunciaron frases de mal gusto u ofensivas).聽

    Otro guardia, no obstante 鈥 el testigo principal de la fiscal en la corte de apelaciones 鈥 asegura que hubo una interrupci贸n que llev贸 a un aplazamiento de聽聽"unos 20 minutos". (M谩s de esto m谩s adelante).

    Los guardias los conducen a un ba帽o donde permanecen durante cerca de media hora - 45 minutos. Luego son llevados a otra pieza, hasta que llega la polic铆a que fue llamada al lugar ante un 鈥済rave hecho delictual鈥, seg煤n el informe policial. 聽

    Una de las personas detenidas, de 75 a帽os, sufre de diabetes, y pidi贸 poder acceder a su bolso para controlarse el az煤car y comer algo. Esto le fue negado.

    Al llegar la polic铆a, identificaron a las personas y les dijeron que 鈥渘o necesitaban abogado鈥. Que 鈥渆sto no iba a pasar a m谩s鈥. Pero, una de ellas insisti贸 en contar con un representante legal, y otra se hizo asistir por un abogado para la apelaci贸n, pero por cuenta propia (pro bono). El resto no recibi贸 asesor铆a legal.

    Sin embargo, y contrariamente a lo asegurado por los polic铆as, una fiscal levant贸 una demanda judicial, y el 19 de noviembre de 2020 el tribunal de primera instancia de Estocolmo dicta el fallo condenatorio de 鈥渟eg煤n el cap. Art铆culo 4, primer p谩rrafo del C贸digo Penal por perturbar una ordenanza o, en su defecto, perturbar una reuni贸n p煤blica.聽Afirmando, adem谩s, que los condenados lo hab铆an hecho聽intencionadamente y estaban conscientes de sus consecuencias.

    Lo que sostiene el guardia y lo que constatan las actas

    Al leer la extensa carpeta investigativa (99 p谩ginas) y sobre todo al escuchar los alegatos del jueves pasado en el tribunal de apelaciones me doy cuenta de una serie de contradicciones entre lo que aseguran la fiscal y su 煤nico testigo y lo que sostienen los siete imputados (uno de ellos no apel贸).

    Durante el alegato en la corte de apelaciones, el jueves pasado, se proyectan los registros audiovisuales de las interrogaciones policiales, tanto de uno de los guardias como de todos los imputados.

    Comenzando, me聽llama la atenci贸n que lo que dice el guardia en el video no corresponde con la transcripci贸n en la carpeta investigativa.聽

    Pero tambi茅n, que en la transcripci贸n, el聽guardia habla de una suspensi贸n (o aplazamiento) de 20 minutos de la interpelaci贸n:

    鈥淟a sala est谩 en sesiones. La ministra de Relaciones Exteriores, Ann Linde, se dispon铆a a subir al podio a pronunciar un discurso. Ellos perturbaron la ordenanza, entonces, cometieron un crimen. Entonces posponen la sesi贸n en la c谩mara para que nosotros podamos hacer nuestro trabajo sin molestar all铆 abajo. L [nombre del testigo] no sabe por cuanto tiempo se tuvo que aplazar la sesi贸n en la c谩mara. No est谩 claro cu谩nto tiempo, pero tal vez 20 minutos.聽Suspendieron la sesi贸n de todas formas debido a la interrupci贸n de la ordenanza y al trabajo de la seguridad. Y entonces, como guardias de seguridad, tienen que asegurarse de que las personas que hicieron eso salgan de all铆.鈥.聽(P谩gina 25).

    Sin embargo, en la p谩gina 10 de la carpeta investigativa, se puede apreciar parte del protocolo de la sesi贸n. El punto 44, de la plantilla de Excel, est谩 en amarillo, y corresponde a las palabras de la primera vicepresidenta de la c谩mara, 脜sa Lindestam, quien recuerda que 鈥渓a expresi贸n de opiniones desde las gradas est谩 prohibida鈥.

    Esto lo dijo cuando la interpelaci贸n hab铆a聽concluido y antes de la pr贸xima.聽

    En la p谩gina 9, en la carpeta investigativa, seg煤n las actas de la sesi贸n, se indica la hora y la duraci贸n exacta del incidente:

    "La C谩mara evita generalmente y en lo posible aplazar oficialmente las sesiones de la C谩mara en caso de disturbios. En las listas y en las actas se aprecia que el disturbio tuvo lugar entre los debates de dos interpelaciones. Entre las 15:01:31 - 15:02:29鈥︹

    Entonces,聽cuando la presidenta de la c谩mara record贸 que las expresiones de opini贸n estaban prohibidas, el debate hab铆a concluido:

    驴Entonces, fue correcto afirmar que 鈥渓as ocho personas interrumpieron una interpelaci贸n en el parlamento鈥?

    Con esta pregunta comenz贸 su defensa uno de los dos abogados, y se refiri贸 al punto 44 de la planilla de Excel, que corrobora que no hubo una interrupci贸n.聽

    - 驴Est谩 entonces penado por la ley ponerse de pie y aplaudir, luego de una intervenci贸n?聽Pregunt贸.

    Tambi茅n puso en duda el que los ocho hubieran planeado la acci贸n. Y que hubieran llevado una bandera con la intenci贸n de enarbolarla en la sala.

    - Mi defendida portaba una bandera, puesto que por la tarde asistir铆a a una manifestaci贸n. Ella fue al parlamento para escuchar sobre los DDHH en Chile. Luego se decepcion贸 de que solo se tocaran los DDHH en Hong-Kong y manifest贸 su decepci贸n. 驴Es esto un delito? Mi defendida no interrumpi贸 la interpelaci贸n, la presidenta dijo que esta hab铆a terminado. Independientemente de que la jornada no hubiese concluido, hubo una pausa de un minuto y seis segundos.

    El abogado hizo ver, adem谩s, que el registro audiovisual presentado por la fiscal no muestra el hecho: la grabaci贸n se corta cuando el debate termina. Y las im谩genes - de muy baja resoluci贸n - en las cuales y por sus vivos colores se aprecia una bandera, apenas dan cuenta de esos 70 segundos en el parlamento.

    Porque eso dur贸 la supuesta "interrupci贸n": 70 segundos.

    La abogada de otra imputada, por su parte, se refiri贸 el tema de si su defendida hab铆a actuado intencionadamente. Seg煤n ella, no es posible corroborar esto.

    Adem谩s聽existen varias contradicciones. Por ejemplo:聽

    Seg煤n un guardia, los imputados se conoc铆an, se hab铆an puesto de acuerdo, se hab铆an sentado juntos y hab铆an conversado entre ellos. Que 鈥減or su lenguaje corporal se pod铆a deducir que eran amigos鈥.

    Seg煤n los imputados, los guardias les mostraron donde sentarse. Algunas de ellas (la mayor铆a eran mujeres) se conoc铆an entre ellas. Las otras no. 鈥淪i茅ntense all铆, todos juntos鈥, les hab铆a dicho el guardia鈥. 聽

    Seg煤n el guardia, todos se pusieron de pie y todos gritaron 鈥渁lgo sobre los DDHH en Chile鈥.

    Una de las imputadas ten铆a problemas con su pierna, se levant贸 a duras penas y no dijo nada. 聽

    Seg煤n el guardia, se hab铆a interrumpido la sesi贸n en el parlamento durante unos 20 minutos.

    Seg煤n los imputados, y seg煤n las actas, fue cosa de segundos.

    Seg煤n el guardia, fue una acci贸n planificada.

    Seg煤n los imputados, fue una reacci贸n espont谩nea ante la frustraci贸n de que, una vez m谩s, la canciller sueca guardaba silencio frente a las graves violaciones a los DDHH que en ese entonces se estaban cometiendo en Chile. 聽

    Y en una corte no deben existir prejuicios, sino pruebas. Evidentemente el testigo de la fiscal hizo lo posible para que el hecho pareciera mucho m谩s grave de lo que realmente fue.

    鈥淔uimos condenados a esta enorme聽multa, porque nos expresamos durante 77 segundos鈥, dijo uno de los imputados.

    Agradeci贸 鈥 al igual que el resto - amablemente la oportunidad que les daba la corte de defenderse, aunque fuera sin asesor铆a legal, porque聽que el fallo condenatorio era injusto.

    El imputado ejerce la profesi贸n de聽profesor y, al igual que loas/los otros imputados j贸venes, el hecho de haber sido condenados por un tribunal obviamente pone trabas en el desarrollo de su vida laboral y social.

    Y esto es lo m谩s triste de este caso, pienso yo. 驴El hecho de que estos compatriotas queden con antecedentes penales, y 驴por cu谩ntos a帽os?

    Desconozco las razones de por qu茅 este proceso judicial ha tomado tanto tiempo. En el momento de ocurrir el hecho, en noviembre de 2019, se viv铆a en Chile el聽momento m谩s 谩lgido del estallido social, y angustiados ve铆amos como en Chile mutilaban a j贸venes y ni帽os. Lo 煤nico que pod铆amos hacer era salir a manifestarnos y lo hicimos. Y sal铆amos de casa con una bandera en la cartera por si en la tarde hubiera una manifestaci贸n m谩s de las muchas que se organizaban.

    No s茅 mucho de leyes, pero pienso que si las leyes no est谩n al servicio de los ciudadanos, algo no est谩 funcionando en la sociedad. No s茅 si los jueces tomar谩n en cuenta las declaraciones聽de los imputados, pero s铆 s茅 que si yo hubiera estado ese d铆a en las gradas del parlamento, tambi茅n me habr铆a levantado y habr铆a protestado.

    Pens茅 que en Suecia reg铆a la democracia, y, en una democracia, el derecho a expresi贸n est谩 por sobre todos los dem谩s.

    El 10 de marzo a las 11:00 de la ma帽ana, el tribunal 鈥 Svea Hovr盲tt 鈥 da a conocer el fallo.


    Svea Hovr盲tt (Corte de Apelaciones de Estocolmo). La ministra sueca de Relaciones Exteriores, Ann Linde, y el diputado Joar Forssell (L) se dan la mano, al terminar la interpelaci贸n sobre los DDHH en China. Foto: Marisol Aliaga. Polisen.聽

  • Se vence el plazo para apoyar iniciativas ciudadanas

    El 1 de febrero se vence el plazo para apoyar las iniciativas populares en el marco de la redacci贸n de una nueva Constituci贸n para Chile.

    La Convenci贸n Constitucional abri贸 espacios de participaci贸n ciudadana, con el fin de que todos los ciudadanos/as puedan pronunciarse sobre temas que les ata帽en.

    Hay iniciativas de c谩rcel para Pi帽era, libertad a los presos pol铆ticos de la revuelta de octubre, sobre los derechos de los ni帽os, por el derecho al agua, y muchas m谩s. Sin embargo, el martes se vence el plazo.

    Por: Magaz铆n Latino 聽聽

    Hasta el 1 de febrero de 2022 se puede ingresar a la Plataforma Digital de Participaci贸n Popular y promover聽iniciativas populares.

    Para esto, se debe ingresar al sitio web聽https://iniciativas.chileconvencion.cl聽con la Clave 脷nica o el n煤mero de RUT, y luego de responder a unas preguntas estad铆sticas, se pueden apoyar las iniciativas que se estime que la Convenci贸n Constitucional tome para debatir.

    El m铆nimo es聽15.000 firmas y se puede apoyar un m谩ximo de siete iniciativas.聽

    En este portal se puede ver qu茅 iniciativas hay y con cu谩nto apoyo cuentan: https://observablehq.com/@elaval/iniciciativas-populares-de-norma

    En la聽Plataforma Digital de Participaci贸n Popular se puede apreciar que:聽

    INICIATIVA POPULAR DE NORMA POR LA LIBERTAD DE LOS PRESOS POL脥TICOS DE LA REBELI脫N

    Iniciativa N潞 48.358聽 ya tiene m谩s de 16.000 apoyos.

    ACCESO AL AGUA PARA TODA LA POBLACI脫N聽

    Iniciativa N潞 3.430 聽cuenta con聽8.368 apoyos.聽

    DERECHO POL脥TICO COLECTIVO DE PARTICIPACI脫N POPULAR: RED DE CABILDOS AUT脫NOMOS DELIBERATIVOS VINCULANTES

    Iniciativa N潞 17.274 聽cuenta con 450 apoyos. 聽

    Para visitar la p谩gina de la Plataforma Digital de Participaci贸n Popular pinche la imagen:

  • El Winnipeg, el barco de la esperanza

    La pintora Cecilia Zabaleta y la escritora Thamar 脕lvarez son dos chilenas que comparten una historia: sus abuelos llegaron a Chile en el emblem谩tico Winnipeg, el barco con el que Pablo Neruda ayud贸 a salvar a m谩s de dos mil refugiados de la guerra civil espa帽ola.

    麓 鈥淣i Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora naci贸 cuando su abuelo ya hab铆a fallecido y mi abuelo muri贸 cuando yo ten铆a un a帽o y cuatro meses. Solo alcanc茅 a llamarlo 鈥淭ata Olo鈥 麓, escribe, en esta columna, Thamar 脕lvarez.

    聽Por: Thamar Alvarez Vega

    Este fin de semana tuve la oportunidad de visitar la exposici贸n 鈥淏oleto de Ida鈥, de la pintora chilena Cecilia Zabaleta, en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona. As铆 expresado, ser铆a la exposici贸n pict贸rica de una inspirada artista nacional, pero su obra es mucho m谩s que eso. Es un aporte muy valioso y emotivo a la memoria hist贸rica chilena y espa帽ola, por cuanto sus cuadros reflejan una experiencia familiar asociada con un evento hist贸rico en el que muchos chilenos y chilenas estamos (me incluyo) involucrados.

    Este evento es la guerra civil espa帽ola y, m谩s en concreto, la llegada de un barco, el Winnipeg, al puerto de Valpara铆so el 2 de septiembre de 1939. En su interior, llevaba a m谩s de dos mil refugiados espa帽oles, hombres, mujeres, ni帽os y ni帽as. Entre ellos, el abuelo de la pintora, Antonio Zabaleta, procedente del Pa铆s Vasco, y mi abuelo,聽Manuel 脕lvarez, de Asturias.

    El Winnipeg hab铆a sido fletado por el gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda, quien cont贸 con la colaboraci贸n del poeta Pablo Neruda. 脡ste hab铆a sido c贸nsul en Espa帽a durante el gobierno de la Segunda Rep煤blica (derrocada por el militar golpista Francisco Franco) y, meses despu茅s del t茅rmino de la guerra civil, fue nombrado c贸nsul especial para la inmigraci贸n republicana espa帽ola. Sus gestiones en Argentina y Uruguay, solicitando apoyo log铆stico para acudir al rescate de los refugiados espa帽oles en suelo franc茅s, fueron exitosas. El barco zarp贸 del puerto de Pauillac el 4 de agosto de 1939 y lleg贸 a Valpara铆so un mes despu茅s.

    Los casos de Antonio Zabaleta y mi abuelo Manuel 脕lvarez nos entregan datos importantes que nos permiten describir la suerte que corrieron los exiliados espa帽oles en Chile: sus vicisitudes y destinos. Antonio Zabaleta era apenas un adolescente cuando embarc贸; mi abuelo ten铆a m谩s de veinte a帽os. El primero embarc贸 solo, pero tuvo la inmensa fortuna de encontrarse con su padre en el nav铆o. Mi abuelo embarc贸 solo y solo lleg贸 a Valpara铆so. Hubo, sin embargo, tambi茅n muchas familias que pudieron embarcar y mantenerse unidas. En los a帽os noventa, conoc铆 en Santiago a una familia chileno-catalana descendiente de un matrimonio que lleg贸 en el Winnipeg con dos hijas peque帽as. Solo la madre y la hija menor (hubo un tercer hijo nacido en Chile, pero a la fecha fallecido) sobreviv铆an en aquella 茅poca. La hija se desempe帽aba como profesora en la Universidad Cat贸lica de Chile.

    La gran mayor铆a de los refugiados lleg贸 con lo puesto y apenas unas pocas pertenencias; eran de clase media, y los hombres ejerc铆an oficios. Asimismo, fueron esforzados trabajadores que salieron adelante trabajando duro y con perseverancia. Famosa es la an茅cdota que vivi贸 Pablo Neruda antes de la partida del nav铆o desde costas francesas. El poeta entrevist贸 uno por uno a los refugiados prestos a embarcar. Les hac铆a preguntas sencillas, y una de ellas era a qu茅 se dedicaban en Espa帽a para ganarse la vida. Uno de ellos le respondi贸 que era corchero. Neruda le pregunt贸 si era consciente de que en Chile no hab铆a alcornoques (el 谩rbol a partir del cual se fabrican los corchos), a lo que el hombre, con firmeza castiza le respondi贸: 鈥淧ues los habr谩鈥.

    Antonio Zabaleta, tal como cuenta su nieta, trabaj贸 el primer tiempo en una zapater铆a, en Valpara铆so; pero su buen coraz贸n termin贸 causando que lo despidieran, pues a la gente pobre le regalaba los zapatos. Finalmente, se traslad贸 a Santiago, donde conoci贸 a la que ser铆a su esposa, y all铆 se afinc贸. Mi abuelo se desempe帽贸 en diversos oficios y, a la fecha de su muerte (en agosto de 1966), trabajaba en una tienda de camisas en Valpara铆so, donde se hab铆a radicado. Exiliado como estaba, se preocup贸 siempre de hacer llegar a su familia en Espa帽a parte del dinero que ganaba. En Oviedo quedaron esposa y dos hijos con los que, lamentablemente, nunca pudo reencontrarse. Mantuvo siempre sus ideales republicanos y anarquistas, por lo que sus relaciones con la administraci贸n espa帽ola en Chile (consulados, embajada) eran distantes y malas. Tampoco era asiduo del Club Espa帽ol de Valpara铆so, pues ah铆 se reun铆a la flor y nata del franquismo espa帽ol. Con el tiempo, conoci贸 a mi abuela Adriana y, debido a las malas relaciones con las autoridades, nunca pudo inscribir a mi padre (nacido en 1945), por lo que 茅ste debi贸 recuperar la nacionalidad espa帽ola ya exiliado en Oviedo, a mediados de los a帽os setenta. El exilio en 1974, esta vez de mis padres, mi hermana y yo tras el golpe de Estado de 1973, parec铆a convertirse en un karma familiar.

    Ni Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora naci贸 cuando su abuelo ya hab铆a fallecido y mi abuelo muri贸 cuando yo ten铆a un a帽o y cuatro meses. Solo alcanc茅 a llamarlo 鈥淭ata Olo鈥 (pues estaba muy peque帽a a煤n para llamarlo 鈥淭ata Manolo鈥) y, eso s铆, a ser una nieta regalona y muy querida por 茅l.

    La exposici贸n de Cecilia Zabaleta es mucho m谩s que una muestra pict贸rica. Es un viaje al pasado en el nav铆o del amor y de la memoria hist贸rica de Chile y Espa帽a. Un recuerdo emotivo y cargado de belleza a aquellos miles de refugiados espa帽oles que llegaron a Valpara铆so una noche de septiembre de 1939, solo con 鈥渂oleto de ida鈥.

    聽聽聽聽聽聽聽聽

    Esplugues de Llobregat, enero de 2022

    Thamar 脕lvarez Vega

    Escritora y Psic贸loga


    El abuelo de la escritora Thamar 脕lvarez Vega, Manolo 脕lvarez, lleg贸 a Chile en el Winnipeg, que arrib贸 al puerto de Valpara铆so el 2 de septiembre de 1939.聽

News Letter

Inscr铆base a nuestro servicio de News Letter

聽聽

Magaz铆n Latino te informa en espa帽ol