Print this page
Pediatra español es condenado a diez años de cárcel – por abusar de 52 menores El pediatra español junto a su abogada defensora, en la corte de Estocolmo. Foto: TT.

Pediatra español es condenado a diez años de cárcel – por abusar de 52 menores

El tribunal de Estocolmo dio a conocer este martes el fallo en contra del pediatra español acusado de abusar sexualmente de 52 menores, la mayoría niñas. El hombre de 29 años fue encontrado culpable y fue condenado a 10 años de cárcel y a deportación de por vida – después de cumplida la condena. Además, deberá pagar una indemnización de 3,5 millones de coronas a las víctimas.

El pediatra cumplió funciones en numerosas ciudades de Suecia. Según él es inocente, y apelará la sentencia.

 

 Por: Magazín Latino

 

El joven pediatra español se encontraba en prisión preventiva desde diciembre de 2017, cuando se abrió una investigación en su contra por supuestos abusos sexuales en contra de más de 50 menores, entre 2 y 11 años.

 

Esta mañana, el tribunal de Estocolmo dio a conocer el fallo, luego de un juicio que se prolongó por 50 días. El hombre fue encontrado culpable. Por 4 casos de violación grave contra menores, 46 casos de abuso sexual grave, abuso infantil por poses sexuales durante siete ocasiones, 19 tocamientos injustificados y 15 casos de delito grave de pornografía infantil.

 

Durante el juicio quedó demostrado que el hombre penetró en sus zonas genitales a los menores, con los dedos o con un instrumental, por lo que fue condenado por violación grave.

 

Los padres acudían a los centros sanitarios con sus hijos por dolencias menores, y el pediatra hacía tocamientos en los genitales de los menores, argumentando que en España esto se hace por rutina.

 

Cuando se trataba de atención vía la aplicación digital médica Kry, los padres fueron instados a tocar ellos mismos a sus hijos, mientras el pediatra filmaba todo. Por esta razón, tanto padres como hijos son víctimas del depredador sexual.

- Es evidente que el hombre ha hecho uso de su posición como médico, y ha abusado de la confianza depositada en él. También se destaca el hecho de la escasa edad de algunos menores, declaró a la agencia noticiosa TT la jueza Marianne Gauffin.

 

La abogada del condenado, Frida Wallin, afirmó por su parte que es una pena muy alta y que su cliente apelará.

 

La persona que hizo saltar las alarmas fue el pediatra y cirujano del hospital pediátrico Martina, Klaude Collin, en Estocolmo, donde el pediatra se desempeñó durante seis semanas, alcanzando a atender más de 100 menores. En el canal 4 de la televisión sueca, afirmó:

- Él iba a trabajar con nosotros 6 – 7 semanas. En la sexta semana tres familias manifestaron su preocupación por este médico. Ellos dijeron que el pediatra tenía una forma extraña de examinar a los niños, con una rigurosidad exagerada y que era demasiado “cariñoso” con los niños. Sentían que algo no estaba bien. ¿Ahora, por qué reaccionamos? Se sabe que donde hay niños hay pedófilos, esto no debemos olvidar nunca. Y es necesario tomar en serio la preocupación de los padres.

El doctor Collin tomó la decisión de no hablar con el pediatra.

- Se trataba de sospechas infundadas, muy vagas.

 

Pero comenzó a examinar la historia clínica de los pacientes del médico. Y constató que no existía documentación alguna de la visita de 35 pacientes, y que más del 95 por cien de los pacientes eran niñas.

- No tenemos esa diferencia de niños y niñas, en el hospital Martina, por lo que seguí buscando más información. Me percaté que estos pacientes venían de Kry, y que él les había recetado medicinas para hongos en los genitales [en esta edad no se presentan dolencias de este tipo]. Entonces no me quedaba otra alternativa. Fui a la policía y estampé yo mismo una denuncia, un viernes por la tarde. Tardó como una semana, hasta que fue detenido.

 

El facultativo contó además a TV4 que, en el momento de su detención, el pediatra español se encontraba camino a Ucrania, para buscar a un bebé.

 

Junto a su esposa (quien luego pidiera el divorcio) habían sido padres gracias a un vientre de alquiler, en Ucrania.

Tanto él como su ex esposa llegaron a Suecia y comenzaron a desempeñarse casi de inmediato en la ciudad de Skellefteå, ante la falta de médicos en Suecia, como lo consigna este reportaje de un diario local:  

Hacer clic - la información está en sueco  

Aclaración: Quien aparece en la foto junto al médico es la doctora Karin Granberg, encargada de la introducción del pediatra, cuando comenzó su desempeño en el centro sanitario).  


El pediatra español junto a su abogada defensora, en la corte de Estocolmo. Foto: TT. 

 

 

 

About Author

Related items