Miércoles, 28 Septiembre 2022 | Login

En rueda de prensa este jueves, la primera ministra Magdalena Andersson respondió duramente a la moción de censura presentada por la oposición en contra de su ministro de Justicia. Dijo que si Johansson era destituido, ella presentaba su renuncia.  

- A tres meses de elecciones parlamentarias y con una guerra en nuestra cercanía, estamos en una situación muy delicada, dijo Andersson, muy airada, calificando la moción de los Demócratas de Suecia en contra de Morgan Johansson como “completamente irresponsable”.

La moción fue respaldada por los Conservadores (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación el próximo martes.

 

 Por: Magazín Latino

 

Una agitada jornada se desarrolló este jueves en el Parlamento sueco y, el país podría estar ante una nueva crisis gubernamental.  

Al mediodía se llevó a cabo la rueda de prensa de la Comisión de Asuntos Constitucionales, KU, la que ha examinado 35 casos y encontró falencias en 14 de estos. Entre otros, la gestión del gobierno socialdemócrata frente a la pandemia, la que presentó “deficiencias frente a la crisis más grande que Suecia ha afrontado, en tiempos modernos”.

Dos horas más tarde, en la hora de interpelaciones en la cámara, el representante de los Demócratas de Suecia (SD), Henrik Vinge, declaró:

- Hemos llegado a un punto en el que la medida más importante frente a la criminalidad es la jubilación anticipada de Morgan Johansson y espero que podamos hacerlo la próxima semana. Exijo que el Riksdag, de conformidad con el capítulo 13, apartado 4 de la Constitución, ponga a prueba la confianza en Morgan Johansson.

Según él, el ministro de Justicia “ha permitido que la criminalidad se expanda y ha convertido a Suecia en un país de gansters”.

A lo que Morgan Johansson replicó que no era raro que la derecha reaccionara de esa forma, en vista de que las elecciones se acercan y las cifras en las encuestas no los favorecen. 

- ¿Qué es entonces lo que oiremos de aquí en adelante? Sí, un tono cada vez más alto por parte de los partidos de derecha, de los Demócratas de Suecia pero también de otros partidos, y fuertes ataques personales, como el que acabamos de escuchar de Henrik Vinge.

 

La moción de censura presentada por los Demócratas de Suecia no tardó en ser respaldada por el partido conservador, Moderaterna, (M), los Liberales (L) y los Democratacristianos (KD) y se someterá a votación en el Parlamento el próximo martes al mediodía.

La reacción de la primera ministra, Magdalena Andersson, tampoco tardó en llegar. En rueda de prensa convocada con escasa antelación, la premier respondió airadamente a lo que calificó como una “irresponsabilidad extrema” de parte de la oposición.

- Estamos a tres meses de las elecciones ordinarias. Hay una guerra en nuestra área inmediata. Estamos en un momento muy sensible con el caos y la incertidumbre con la solicitud de ingreso a la OTAN de Suecia y Finlandia.

- Es terriblemente irresponsable. Es increíble. Esta no es una situación para jugadas políticas en Suecia. Esto es realmente peligroso. El pueblo sueco merece políticos que actúen con responsabilidad en esta situación, el pueblo sueco merece algo mejor, dijo.

 

Andersson enfatizó que si Morgan Johansson es destituido de su cargo, ella presentará su dimisión.

Ante la pregunta de la prensa de si esto podía resultar en una nueva crisis de gobernanza respondió:

- Por supuesto, si se destituye a un ministro debido a decisiones políticas, se derroca a todo el gobierno. Es obvio.

 

Por su parte, el líder de los conservadores, Ulf Kristersson comentó a la prensa que “nadie está exigiendo la renuncia de Magdalena Andersson”, y que si ella elige crear una crisis de gobierno es por decisión propia.

En Facebook escribe el siguiente posteo:

"Magdalena Andersson ahora está tratando de asustar desde su base gubernamental para salvar a su incompetente ministro de Justicia, Morgan Johansson, y por lo tanto amenaza con dimitir. Tenemos la intención de reemplazar a todo este gobierno a más tardar para las elecciones, pero cuanto antes mejor".

 

El martes próximo la moción de censura se someterá a votación en el Parlamento. Para que sea aprobada se necesita un mínimo de 175 votos. Hasta el momento, M, KD, SD y L suman 174 votos, por lo que la diputada independiente Amineh Kakabaveh puede ser el voto que decida el futuro de Johansson.

Ella planteó este jueves que espera la respuesta de la Socialdemocracia, antes de decidir su votación.

Kakabaveh espera que el gobierno respete el acuerdo que tiene con ella, y que no se deje presionar por Turquía, en la cuestión del ingreso a la OTAN.

Anteriormente ha trascendido que Amineh Kakabaveh es una de los kurdos/as que el presidente Erdogan exige que Suecia extradite, para dar su aprobación a la solicitud de Suecia. Algo que, sin embargo, la embajada turca en Estocolmo ha negado.

 


La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, durante la rueda de prensa del jueves 2 de junio. Foto: Pantallazo TV4.

 

Published in Política

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español