Miércoles, 26 Enero 2022 | Login
Rodrigo Pino: “Boliden debe hacerse cargo de los desechos tóxicos” La periodista Magaly Messenet y el antropólogo Rodrigo Pino. Foto: Marisol Aliaga.

Rodrigo Pino: “Boliden debe hacerse cargo de los desechos tóxicos”

Entre el 17 de octubre y el 7 de diciembre se desarrolla el proceso judicial en el Tribunal de Skellefteå, en el que víctimas de la minera sueca exigen indemnización por enfermedades contraídas debido a la exposición al material tóxico que Boliden trasladara a la ciudad de Arica, en 1984. 

El hecho ocurrió en plena dictadura militar. Uno de los generales más cercanos a Pinochet fue quien autorizó el ingreso de 20 mil toneladas de desechos tóxicos que fueron depositados en las afueras de la ciudad de Arica, donde más tarde se construyeron viviendas para familias de escasos recursos. 

Magaly Messenet, periodista, y Rodrigo Pino, antropólogo, explican en esta entrevista detalles de este escándalo medioambiental. Entre otros, la necesidad de que la minera sueca tome su responsabilidad por la negligencia cometida en el pasado y se haga cargo de estos desechos devolviéndolos a Suecia, donde podrían ser procesados de la manera correcta.

“Ese material le sigue perteneciendo a Boliden. Ellos no lo vendieron. Lo más justo es que se hagan cargo”, enfatiza Rodrigo Pino. 

 

 


Media

Producción: Magazín Latino.

About Author

Related items

  • Dura crítica de la ONU por los desechos tóxicos de Boliden enviados a Chile

    La empresa sueca de metales y minería, Boliden, recibió duras críticas por sus operaciones en Chile, por parte de relatores del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

    Alrededor de 12.000 personas han resultado dañadas por desechos tóxicos que fueron enviados a Chile, afirma la ONU. El gobierno sueco rechaza las demandas.

     Por: Magazín Latino. Fuentes: TT/Svt/otros

    La empresa Boliden transportó grandes cantidades de residuos peligrosos para el medio ambiente, cerca de 20.000 toneladas, al norte de Chile y al área El Polígono, en la ciudad de Arica, durante la década de los 80. Una empresa local que se encargaría del manejo final se declaró en quiebra.

    El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha examinado el caso y publica un informe, este domingo, que considera que miles de personas han quedado con secuelas graves por los desechos, como cáncer, enfermedades respiratorias, infertilidad, informó el noticiario de Radio Suecia , Ekot.

    La cuestión ha sido examinada y tratada anteriormente por el poder judicial tanto en Suecia como en Chile. El tema se ha visibilizado con el documental sueco Los niños del plomo (2009) que muestra el escándalo de los desechos tóxicos enviados a Chile en la década de los 80.

    En marzo del año en curso se estrenó, además, un nuevo documental realizado por el mismo equipo: Arica.

    No debería prescribir

    El relator de la ONU, Marcos Orellana, especializado en desechos tóxicos ambientales y Derechos Humanos, llega a conclusiones contundentes en el informe del Consejo de las Naciones Unidas de 15 páginas, escrito formalmente como una carta que se espera reciba una respuesta.

    Una cuestión que se está debatiendo es la responsabilidad legal. Orellana y los otros relatores de las Naciones Unidas que participaron en la investigación consideran que los casos legales no están prescritos. La razón es que los efectos y consecuencias nocivas de los desechos tóxicos ambientales duran mucho tiempo. Los relatores se refieren, entre otras cosas, a las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    Los relatores consideran necesario que los residuos se devuelvan a Suecia o, en su defecto se neutralicen en Chile. Los afectados también deberían recibir ayuda.

    La respuesta sueca

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia y su servicio de prensa hacen un primer comentario sobre el informe:

    "El gobierno ha rechazado las exigencias para que Suecia tome medidas relacionadas con los lodos tóxicos. Ha pasado mucho tiempo desde que esto ocurroera, y el tema ha sido objeto de revisión judicial tanto en Suecia como en Chile".

    En la respuesta sueca a los relatores especiales de las Naciones Unidas, el gobierno señala que al mismo tiempo está preocupado por la situación en Arica, como lo describe la ONU.

    "Es profundamente lamentable que el sitio en cuestión no esté libre de químicos tóxicos", escribió el gobierno, enfatizando que se trabaja activamente para "implementar las directrices de la ONU para las empresas y los Derechos Humanos".

    En tanto, los afectados en Arica están algo aliviados por el informe de la ONU.

    - Estamos muy conmovidos aquí hoy, esta es la primera vez que se ha establecido oficialmente que esto se trata de una violación a los Derechos Humanos, dijo Rodrigo Pino, vocero de las familias afectadas, al noticiero Ekot.

     


    Hasta la zona denominada como El Polígono, fueron trasladados 20.000 toneladas de desechos tóxicos, desde la ciudad de Skellefteå, al norte de Suecia. Los niños jugaban en el cerro negro, y sus madres lo permitían. Nadie les informó nunca que el polvo negro era venenoso. En plena dictadura militar, en 1984, Boliden hacía negocios con Chile. Foto: Film Blybarnen.

  • Tribunal sueco archiva caso Boliden – víctimas no serán indemnizadas

    Este miércoles se dio a conocer el fallo del tribunal de Umeå respecto a la querella de 796 personas en contra de la minera sueca Boliden. El tribunal no absuelve ni condena a Boliden. De acuerdo con la jurisprudencia sueca, el caso se archiva.

    - Se siente espantosamente decepcionante. Por varias razones, entre estas por la forma en que perdimos. Porque no nos dieron la oportunidad de que el caso fuera probado legalmente, comentó, en conversación con Magazín Latino, uno de los abogados de los querellantes, Johan Öberg.

     

     Por: Magazín Latino

     

    El fallo sorprendió a todos. El tribunal de segunda instancia de Umeå corrobora el veredicto del tribunal de primera instancia de Skellefteå y libera a la minera sueca Boliden de toda responsabilidad por los desechos de polimetales que durante la década de los 80 fueron vertidos en las afueras de Arica, al norte de Chile.

    - Si mi decepción es grande, no se compara con la de las 796 personas querellantes, a quienes representamos, dijo el abogado Johan Öberg, a nuestro medio.

     

    El presidente del jurado, Erik Sundström, por su parte, declaró a los medios el día de ayer:

    - A diferencia del tribunal de distrito, sostenemos que, en estas condiciones, se debe aplicar la ley sueca, esto significa que las exigencias han prescrito. Ha pasado demasiado tiempo para que esto pueda ser probado.

     

    El caso trata de cuando, en plena dictadura de Pinochet (1984) y debido a cambios de la ley en Suecia en favor del medio ambiente, las mineras debían tomar responsabilidad de sus desechos.

     

    La mega empresa minera Boliden quiso deshacerse rápidamente de 20.000 toneladas de desechos tóxicos. Luego de negociar con uno de los hombres de Augusto Pinochet, los polimetales fueron depositados en las afueras de Arica, al norte de Chile, ocasionando graves daños en el medio ambiente y daños en la salud de los habitantes del lugar.

     

    La minera ha asegurado durante todos estos años que le "vendió" los desechos a la empresa chilena. Pero el caso es que Boliden pagó 10 millones de coronas, para deshacerse del material tóxico.

     

    Boliden nunca ha querido tomar la responsabilidad que le cabe en el caso, y con el fallo de ayer gana, una vez más, frente a las víctimas de Arica.

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

     

  • Corte sueca falla a favor de Boliden en juicio por residuos enviados a Arica

    El jueves de la semana pasada, la corte de Skellefteå falló a favor de Boliden, la minera sueca que en la década de los 80 – en plena dictadura militar – envió veinte mil toneladas de desechos tóxicos a Arica, ocasionando una catástrofe ambiental que hasta el día de hoy tiene consecuencias.  

    - Estamos sumamente decepcionados por el fallo del tribunal. Solidarizamos enormemente con las personas que en Arica tenían la esperanza de reivindicación, porque se la merecen. Desgraciadamente no fue así, expresó a Magazín Latino el abogado representante de las víctimas, Johan Öberg.

     Las víctimas, junto a sus representantes legales, tienen ahora tres semanas para decidir si apelarán el fallo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    La corte de Skellefteå exime a la megaempresa minera Boliden de toda responsabilidad en la catástrofe ambiental que tuvo lugar en las afueras de Arica, en un barrio de personas de escasos recursos. Personas que, hasta la fecha, sufren las consecuencias de las veinte mil toneladas de veneno que fuera depositada en terrenos donde más tarde se construyeron casas y donde los niños jugaron, por años, con el barro negro, tóxico y lleno de plomo y otras sustancias dañinas para la salud.

    Del fallo se desprende, no obstante, que Boliden actuó de manera negligente, al no tomar medidas luego de enterarse de que la empresa Promel sería incapaz de sanear la zona donde se depositaron los residuos. No obstante, la negligencia de Boliden es irrelevante en el fallo.

    - La corte ha llegado a la conclusión de que las pruebas de Arica Victims en el caso no han sido suficientes para que su demanda por daños y perjuicios pueda ser aprobada, declaró la jueza Christel Lundmark a la Radio Sueca.

    El juicio se ha prolongado por cinco años. Y Boliden se mostró conforme con el fallo que fue comunicado el 8 de marzo a las 11 de la mañana, por el tribunal de Skellefteå.

    - Luego de una breve lectura, solo puedo decir que esta sentencia confirma nuestra opinión de que Boliden entonces, a mediados de los 80, actuó de acuerdo con las reglas establecidas, dijo a la agencia noticiosa TT Klas Nilsson, Director de Comunicaciones de Boliden.

     

     

    Boliden y sus negocios con Promel

    Como Magazín Latino ha informado en notas anteriores, todo comenzó cuando Boliden “vendió” a la empresa chilena Promel 20 mil toneladas de residuos tóxicos.

    No 20 toneladas, como lo detalla un medio chileno. Fueron 20 mil toneladas de veneno.

    Y, quien pagó no fue el comprador, sino el vendedor: Boliden (de ahí las comillas). 10 millones de coronas.

    Se suponía que la empresa Promel extraería oro y otros metales de los desechos tóxicos. No lo hizo. Tampoco saneó el lugar, y años después, se declaró en quiebra. De ahí que nadie los puede obligar a pagar nada. Aunque al menos uno de sus dueños está vivo.

     

    Uno de los hombres responsables de que fueran ingresados a Chile los desechos tóxicos era cercano a Pinochet. Es difícil creer que la minera sueca ignoraba que en Chile no se respetaban los Derechos Humanos. Suecia fue uno de los países que más fuertemente delató las atrocidades de la dictadura. A pesar de ello, la minera confió en el general de Pinochet.

    Boliden se defiende argumentando que respetó las regulaciones de la época. Que la responsabilidad de hacerse cargo de los desechos tóxicos recaía solamente en Promel. Sin embargo, ¿qué regulaciones se cumplían en Chile durante los tenebrosos años de la dictadura?  El Chile de entonces era un país sin Dios ni ley.

    - Suecia no permitiría nunca que otro país viniera y destruyera su medio ambiente, que causara enfermedades en sus ciudadanos. Ustedes se tomaron la libertad de deshacerse de algo sucio que ustedes no querían, dijo la habitante de Arica, Rosana Cornejo, al corresponsal de Radio Suecia en Chile, antes de que se diera a conocer el fallo.

     


    El cerro negro de desechos tóxicos que la empresa sueca Boliden depositó en las afueras de Arica, ciudad del norte de Chile. 

     

     

    Magazín Latino conversó con uno de los abogados representantes de las 796 demandantes, Johan Öberg, quien nos comentó:

    - Es muy difícil saber qué va a pasar en el futuro. Estamos sumamente decepcionados por el fallo del tribunal. Solidarizamos enormemente con las personas que en Arica tenían la esperanza de reivindicación, porque se la merecen. Desgraciadamente no fue así.

     

    ¿Qué pasa ahora?

    - Es demasiado pronto para decir algo. Tenemos que decidir si vamos a apelar, pero eso tendremos que conversarlo.

     

    ¿Pero hay posibilidad de apelar?

    - Siempre se puede apelar. Pero luego está la cuestión de los costos del juicio, que seguramente se le exigirán a nuestro cliente.

     

    La parte que pierde es la que tiene que pagar los costos. ¿Pero cómo se va a solucionar eso?

    - Nuestro cliente es una sociedad comanditaria [Arica Victims KB] , por ende, es la sociedad la que debe responder las exigencias de Boliden.

     

     

    Material relacionado: para leer otras notas sobre este caso, escriba la palabra "Boliden", en nuestro buscador, y encontrará nuestros artículos respecto al tema: 

     

    Rodrigo Pino: “Boliden debe hacerse cargo de los desechos tóxicos”

    Johan Öberg: “Boliden sabía que los residuos tóxicos no serían saneados”

    Michelle y sus padres presentan querella contra Boliden

    Las víctimas de Boliden exigen indemnización

     

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español