Sábado, 31 Julio 2021 | Login
Por el desarme nuclear de Israel y un Oriente Medio libre de armas nucleares Inspectores del OIEA en un ejercicio de capacitación de (2005) en la central nuclear de Mochovce, en Eslovaquia. Foto: Dean Calma, OIEA, Flickr.

Por el desarme nuclear de Israel y un Oriente Medio libre de armas nucleares

"Pedimos a la ONU y al Consejo de Seguridad que, responsablemente y sin reservas, condenen y hagan responsable a Israel por repetidos ataques, peligrosos y profundamente irresponsables, contra instalaciones nucleares civiles y el asesinato de científicos iraníes. Además, instamos a los Estados miembros de la ONU a que se embarquen, con carácter de urgencia, en la tarea largamente postergada del desarme nuclear de Israel", escriben connotadas personalidades internacionales en una declaración publicada en Consortium News, USA. 

 

 Por: Firmantes. Time to End the Silence on Israel’s Nuclear Weapons, Consortium News, USA. 17-05-2021.

 

Nosotros, los abajo firmantes, condenamos enérgicamente el sabotaje en la planta de enriquecimiento nuclear de Natanz, en Irán, el 11 de abril de 2021 – una forma de terror nuclear.

 

Casi universalmente, e incluso por los medios israelíes, este ataque ha sido atribuido a Israel, y confirmado por funcionarios de inteligencia estadounidenses e israelíes. Dichos ataques conllevan un grave riesgo de fugas radiactivas de alto nivel que podrían poner en peligro la vida de miles de seres humanos inocentes, y contaminar irreparablemente el medio ambiente, causando malformaciones genéticas y enfermedades a largo plazo, con consecuencias destructivas de gran alcance en el futuro.

 

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha verificado repetidamente que el programa nuclear de Irán es pacífico y está sometido a un estricto régimen de vigilancia. Israel, por el contrario, es el único estado con armas nucleares en el Medio Oriente, ya que posee un gran arsenal de armas nucleares, razón por la cual ese país se niega a adherirse al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares.

 

El silencio ensordecedor de la autoproclamada comunidad internacional en respuesta al terror nuclear de Israel podría sentar un precedente mortal. Su repetición puede convertirse en una cadena interminable de represalias y una carrera de armamentos en el Oriente Medio ya devastado por la guerra.

 

Por lo tanto, pedimos a la ONU y al Consejo de Seguridad que, responsablemente y sin reservas, condenen y hagan responsable a Israel por repetidos ataques, peligrosos y profundamente irresponsables, contra instalaciones nucleares civiles y el asesinato de científicos iraníes. Además, instamos a los Estados miembros de la ONU a que se embarquen, con carácter de urgencia, en la tarea largamente postergada del desarme nuclear de Israel, y coloquen su programa nuclear bajo la supervisión y vigilancia de la Agencia Internacional de Energía Atómica, en línea con la iniciativa –ya de larga data– de crear un Medio Oriente libre de armas nucleares.

 

Profesor Ervand Abrahamian, (profesor distinguido de historia, Baruch College y City University, NuevaYork)

Profesor Arshin Adib-Moghaddam, (profesor de Pensamiento Global y Filosofías Comparadas, Escuela de Estudios Orientales y Africanos, Londres)

Dr. Bahman Azad, (Secretario Ejecutivo, Consejo de Paz de EE. UU.)

Ajamu Baraka, (Organizador nacional, Black Alliance for Peace, EE. UU.)

Dra.Catherine Brown, (BA Cantab, MA, Londres, MSc Lond, PhD Cantab)

Dr. Raymond Brown, (FRCPych, psicoterapeuta consultor jubilado, Reino Unido)

Profesor Noam Chomsky, (profesor emérito del Instituto MIT, profesor laureado U. de Arizona)

Sheila Coombe, (activista, fundadora de Frome Stop War)

Dr. Raymond Deane, (compositor, autor, activista político, Irlanda)

Profesor Abbas Edalat, (profesor de informática y matemáticas, Imperial College, Londres, fundador de CASMII)

Profesor Marcello Ferrada de Noli, (Dr en psiquiatría, profesor emérito de epidemiología, fundador de la ONG Profesores y doctores suecos por los derechos humanos SWEDHR)

Dr. Norman Finkelstein, (politólogo, activista, exprofesor, autor)

Margaret Flowers, (Directora, Resistencia Popular, EE. UU.)

Roger Harris, (Miembro de la Junta del Grupo de Trabajo sobre las Américas)

Chris Hedges, (exjefe de la Oficina de Medio Oriente de The New York Times)

Joe Lauria, (Editor en jefe, Consortium News)

Alexander Mercouris, (Editor en jefe, The Duran)

Dr. Morteza, Mohit, M.D. (analista social y político, EE. UU.)

Gareth Porter, (periodista, historiador, autor)

Vijay Prashad, (historiador, periodista, director ejecutivo de Tricontinental: Institute for Social Research, editor en jefe LeftWord Books)

Dr. Sami Ramadani, (profesor de sociología, activista, autor)

Mehrnaz Shahabi, (activista por la paz y la cultura, Reino Unido)

Shahabi, Mehrdad (activista por la paz y la cultura, Irán)

Dr. Mohammadreza Taherian, (activista cultural, Irán)

Turner, Carol (Vicepresidente, Campaña para el Desarme Nuclear, Londres)

Vahedian Farshid (activista por la paz y la cultura, EE. UU.)

 

[Traducido de Time to End the Silence on Israel’s Nuclear Weapons, Consortium News, USA, 17 mayo 2021]

 

About Author

Related items

  • ¿Un nuevo milagro en Tierra Santa?

    Después de dos años y cuatro elecciones generales, Benjamin Netanyahu no ha logrado la mayoría necesaria para formar gobierno, en Israel.

    Y ahora, la oposición ha llegado a un histórico acuerdo entre la derecha, la izquierda, el centro y el partido árabe. “¿Qué objetivo une a líderes de fuerzas políticas tan dispares y, a simple vista, incompatibles? La respuesta es solo una: echar a Netanyahu del gobierno”, escribe, en la siguiente columna, Thamar Alvarez Vega.

     

     Por: Thamar Alvarez Vega

     

    Israel nunca deja de sorprender. Es, de entrada, uno de los países más controvertidos del mundo por la importancia de su rol internacional, pero, sobre todo, por su conflictiva realidad interna.

     

    Un poco de historia

    La complejidad política y social de Israel deriva, de todos es sabido, del conflicto árabe-israelí, que mantienen al Estado Palestino y al Estado de Israel conviviendo en esa zona de Oriente Medio en situación de control militar israelí y agresión mutua. Desde la creación del Estado de Israel en 1948, las sucesivas guerras entre árabes y judíos y los posteriores acuerdos de paz dieron como resultado una hegemonía del poder para el Estado de Israel y la creación de un Estado Palestino, en 1995 (merced a los Acuerdos de Oslo) que incluía a dos territorios palestinos separados geográficamente, la Franja de Gaza y Cisjordania. En principio, el Estado de Palestina estuvo bajo el mando de la Autoridad Nacional Palestina. Sin embargo, desde 2005 ambos territorios se encuentran también divididos a nivel político, debido a discrepancias internas. Desde esa fecha y hasta el día de hoy, Gaza está gobernada por la organización palestina Hamás y en Cisjordania gobierna la Autoridad Nacional Palestina.

    Eso desde el punto de vista administrativo. La realidad es que tanto los territorios de Gaza como Cisjordania están bajo estricto control militar israelí. Y en el caso de Gaza, a este control se suma las restricciones y bloqueos del Estado de Israel, en su afán por controlar y derrotar a Hamás, considerado terrorista. El hecho es que ambos bandos, tanto el Estado de Israel como Hamás, han sido acusados de violaciones a los DDHH por organizaciones internacionales tales como Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

            

    Israel hoy

    Además de lo ya referido, Israel tiene sus propias controversias y conflictos internos a todo nivel. Su población actual es de aproximadamente 9 millones de habitantes, de la cual el 24% no son judíos, sino árabes – musulmanes y cristianos – y drusos. Y los avatares políticos, a lo largo de su historia moderna, han sido tan complejos como los territoriales.

    Y estos últimos días, esa complejidad ha tocado límites insospechados. Decidido a acabar con los 12 años de mandato del derechista Benjamin Netanyahu, el líder del partido Yesh Atid (Hay Futuro), el centrista Yair Lapid, ha logrado un acuerdo no solo histórico, sino inusitadamente heterogéneo que abarca la gran mayoría del espectro político israelí: derecha (Yamina, Nueva Esperanza e Israel Beitenu), izquierda (Meretz y Abodá), centro (Yesh Atid y Azul y Blanco) e incluso árabe (Raam).

    ¿Qué objetivo une a líderes de fuerzas políticas tan dispares y, a simple vista, incompatibles? La respuesta es solo una: echar a Netanyahu del gobierno, a quien acusan de haber crispado y bloqueado la situación sociopolítica del país, todo ello sin olvidar las causas judiciales por corrupción en las que el actual primer ministro está aún imputado.

    En principio, este acuerdo estaría llevando al líder de Yamina, Naftali Bennett, a dirigir la Knéset (Parlamento) los dos primeros años. Transcurridos estos, sería el turno de Yair Lapid por los dos años siguientes. Netanyahu ha calificado este acuerdo de “frágil”, al mismo tiempo que apela a la derecha israelí para que no lo secunde. El primer ministro en funciones y líder del partido de derecha Likud, está haciendo todo lo posible por evitar que el acuerdo fragüe, lo que vuelve incierto el futuro de la coalición, dado que esta debe lidiar también con sus propias debilidades, fruto de sus profundas diferencias políticas e ideológicas.

    Benjamin Netanyahu consiguió liderar el país por más de una década y llevar a cabo una exitosa campaña de vacunación que convirtió a Israel en el país con el mayor índice de inmunizados del mundo a la fecha. Pero este acuerdo, que tiene entre sus logros la adhesión del primer partido árabe en la firma de un gobierno israelí y la participación de ocho mujeres, y entre sus curiosidades el consenso entre un histórico partido de izquierdas como es Meretz con el del ultraderechista Bennett, está prometiendo poner fin a su carrera como estadista, así como los tribunales israelíes podrían terminar poniendo fin a su vida de hombre libre. ¿Un nuevo milagro en Tierra Santa? El tiempo lo dirá.

    Thamar Alvarez Vega
    Escritora y Psicóloga
    Barcelona, España, 06/06/2021

     


    El primer ministro en funciones, el conservador Benjamín Netanyahu. El líder ultranacionalista Naftali Bennett. Foto: Agencias. 

  • Dura crítica de la ONU por los desechos tóxicos de Boliden enviados a Chile

    La empresa sueca de metales y minería, Boliden, recibió duras críticas por sus operaciones en Chile, por parte de relatores del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

    Alrededor de 12.000 personas han resultado dañadas por desechos tóxicos que fueron enviados a Chile, afirma la ONU. El gobierno sueco rechaza las demandas.

     Por: Magazín Latino. Fuentes: TT/Svt/otros

    La empresa Boliden transportó grandes cantidades de residuos peligrosos para el medio ambiente, cerca de 20.000 toneladas, al norte de Chile y al área El Polígono, en la ciudad de Arica, durante la década de los 80. Una empresa local que se encargaría del manejo final se declaró en quiebra.

    El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha examinado el caso y publica un informe, este domingo, que considera que miles de personas han quedado con secuelas graves por los desechos, como cáncer, enfermedades respiratorias, infertilidad, informó el noticiario de Radio Suecia , Ekot.

    La cuestión ha sido examinada y tratada anteriormente por el poder judicial tanto en Suecia como en Chile. El tema se ha visibilizado con el documental sueco Los niños del plomo (2009) que muestra el escándalo de los desechos tóxicos enviados a Chile en la década de los 80.

    En marzo del año en curso se estrenó, además, un nuevo documental realizado por el mismo equipo: Arica.

    No debería prescribir

    El relator de la ONU, Marcos Orellana, especializado en desechos tóxicos ambientales y Derechos Humanos, llega a conclusiones contundentes en el informe del Consejo de las Naciones Unidas de 15 páginas, escrito formalmente como una carta que se espera reciba una respuesta.

    Una cuestión que se está debatiendo es la responsabilidad legal. Orellana y los otros relatores de las Naciones Unidas que participaron en la investigación consideran que los casos legales no están prescritos. La razón es que los efectos y consecuencias nocivas de los desechos tóxicos ambientales duran mucho tiempo. Los relatores se refieren, entre otras cosas, a las sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    Los relatores consideran necesario que los residuos se devuelvan a Suecia o, en su defecto se neutralicen en Chile. Los afectados también deberían recibir ayuda.

    La respuesta sueca

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia y su servicio de prensa hacen un primer comentario sobre el informe:

    "El gobierno ha rechazado las exigencias para que Suecia tome medidas relacionadas con los lodos tóxicos. Ha pasado mucho tiempo desde que esto ocurroera, y el tema ha sido objeto de revisión judicial tanto en Suecia como en Chile".

    En la respuesta sueca a los relatores especiales de las Naciones Unidas, el gobierno señala que al mismo tiempo está preocupado por la situación en Arica, como lo describe la ONU.

    "Es profundamente lamentable que el sitio en cuestión no esté libre de químicos tóxicos", escribió el gobierno, enfatizando que se trabaja activamente para "implementar las directrices de la ONU para las empresas y los Derechos Humanos".

    En tanto, los afectados en Arica están algo aliviados por el informe de la ONU.

    - Estamos muy conmovidos aquí hoy, esta es la primera vez que se ha establecido oficialmente que esto se trata de una violación a los Derechos Humanos, dijo Rodrigo Pino, vocero de las familias afectadas, al noticiero Ekot.

     


    Hasta la zona denominada como El Polígono, fueron trasladados 20.000 toneladas de desechos tóxicos, desde la ciudad de Skellefteå, al norte de Suecia. Los niños jugaban en el cerro negro, y sus madres lo permitían. Nadie les informó nunca que el polvo negro era venenoso. En plena dictadura militar, en 1984, Boliden hacía negocios con Chile. Foto: Film Blybarnen.

  • Mujeres y sus hombres. Adelante adelante

    Una elección histórica se celebró en Chile este fin de semana. Histórica, porque por primera vez serán representantes del pueblo quienes redacten la Carta Magna, y no una élite de hombres y entre cuatro paredes. 

    Porque los jóvenes que valientemente salieron a las calles para protestar no por un alza de 30 pesos, sino por 30 años de injusticia, lograron su objetivo: hacer polvo la Constitución del dictador. Y con reglas claras: paridad de sexo y cupos reservados a los pueblos originarios. A esos jóvenes – que lo dieron todo - debemos agradecer que nuestra historia se escriba, desde ahora, con la tinta de la dignidad.  

    Aquí, un poema del Profesor Marcello Ferrada de Noli, dedicado "a los que seguirán combatiendo". (*)

     

     Por: Marcello Ferrada de Noli

     

    Mujeres y sus hombres. Adelante, adelante

     

    Los que llevan en sus manos

    Las piedras y los palos

    Y transportan en sus sueños

    Una patria para todos

    Los que yacen en el suelo

    Con su cara sangrando

    Y les sacan sus ojos

    Los esbirros del gobierno

     

    Y los dejan sordos

    Las bombas vergonzantes

    Carceleros de turno

    Incomunican sus voces

     

    Las cortes los sentencian

    Al ver que en su argumento

    Existe la justicia

    Desechada por sus jueces

     

    Inunda la bondad

    Que no existe en el reino

    De actores jurídicos

    De acomodados

    Y ricachentos

    Y de curas

    Y eclesiásticos

    Y diputados corruptos

     

    Un mundo al revés

    De inmorales dictando

    Las normas de ética

    Del buen comportamiento

    De obedecer a los tiranos

    De alabar a los verdugos

    De repetir la mentira

    De dejar de ser humano

     

    Obreros y estudiantes

    Adelante, adelante

    Mujeres y sus hombres

    Adelante, adelante

    Empuñen sus banderas

    De frente, de frente

    Ayer éramos menos

    Adelante, adelante

    Y muchos cayeron

    De frente, de frente

    La victoria será nuestra

    Porque somos la conciencia

    Y tenemos la razón

    Y tenemos nuestra fuerza.

     

     (*) Este poema forma parte del libro recientemente publicado Si Bemol de Combate. San Giovanni Bianco, Bérgamo – Italia 2021. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español