Viernes, 21 Enero 2022 | Login
Administrador

Administrador

Jueves, 20 Enero 2022 00:48

Boris Johnson, ¿se acabó la fiesta?

El exprimer ministro británico laborista Harold Wilson acuñó la frase “una semana es mucho tiempo en política”, algo que sin duda han confirmado los últimos acontecimientos. Hasta hace muy poco, no parecía que Boris Johnson fuera a ser desalojado del número 10 de Downing Street, pero el problema de liderazgo en el Partido Conservador se ha transformado en algo mucho más serio. Se ha convertido en una crisis constitucional, además de una crisis política para el primer ministro.

 

 Fuente: Rebelión.org.  17/01/2022 

 

Johnson se vio obligado a disculparse ante el Parlamento el 12 de enero, cuando ya no pudo negar la clara evidencia de que su personal se había reunido en un grupo numeroso en el jardín del 10 de Downing Street mientras los ciudadanos del Reino Unido se sometían a un estricto confinamiento.

La crisis constitucional tiene dos aspectos. El primero es el asunto de las mentiras en el Parlamento. El primer ministro alega que la reunión de mayo fue un “acto de trabajo” y que, por lo tanto, podría decirse que “técnicamente entra dentro de las directrices” del momento.

Muchos habrán acogido esta afirmación con gran escepticismo, sobre todo los que se enfrentaron a cargos penales por reunirse con otras personas en el exterior durante el periodo en cuestión. En aquella época solo se permitía reunirse con una persona ajena al propio hogar cuando se encontraran en el exterior. Las reuniones de trabajo en persona solo se permitían cuando eran “absolutamente necesarias”.

Si Johnson ha estado mintiendo al Parlamento al afirmar que se siguieron las normas cuando no fue así, es una infracción del Código Ministerial. En el pasado, esta infracción no solo ha dado lugar a la destitución de ministros de la primera fila, sino incluso a la expulsión de diputados del Parlamento.

El caso Profumo de 1963 es un claro ejemplo de ello. Cuando John Profumo, secretario de Estado para la Guerra, mintió al Parlamento sobre su relación extramatrimonial con Christine Keeler, acabó teniendo que abandonar el Parlamento. El escándalo acabó derribando al Gobierno.

 

Posible delito

La segunda cuestión constitucional está relacionada con la investigación policial de la fiesta en Downing Street durante el confinamiento de mayo de 2020. Durante el turno de preguntas al Primer Ministro del 12 de enero, Johnson admitió que asistió a este acto. La reunión tuvo lugar cuando el resto del país estaba fuertemente bloqueado. Él ha afirmado que la fiesta era un “evento de trabajo”, pero si la investigación policial determina que sí infringió las normas, significaría que Johnson y los demás participantes estaban cometiendo un delito. Mentir al Parlamento e incumplir las normas del confinamiento son dos delitos que conllevan la dimisión.

Dicho esto, es probable que las consecuencias políticas de la crisis sean las más importantes. La reacción de los ciudadanos es evidente en una reciente encuesta publicada en el Independent, que muestra que dos tercios de los votantes piensan que Johnson debería dimitir. Los diputados conservadores saben ahora que Johnson ya no es un ganador electoral y es probable que teman por la seguridad de sus escaños. Para que el partido se recupere tendrá que hacer frente a este hecho.

 

Cómo perdieron sus puestos otros primeros ministros

Es interesante situar la crisis de Johnson en su contexto si se observan las razones por las que los primeros ministros han dimitido en el pasado. Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido ha tenido 15 primeros ministros. La razón más común para que dimitieran fue perder las elecciones. Esto le ocurrió a Winston Churchill en 1945, a Clement Attlee en 1951, a Alec Douglas-Home en 1963, a Edward Heath en 1974, a Jim Callaghan en 1979, a John Major en 1997 y a Gordon Brown en 2010, todos los cuales perdieron las elecciones generales. Podemos añadir a David Cameron a la lista desde que perdió el referéndum de la UE en 2016, y también a Theresa May porque se retiró tras perder las elecciones al Parlamento Europeo en 2019.

El segundo motivo más común para dimitir fue la mala salud. Esto explica por qué Churchill renunció a su segundo mandato en abril de 1955. También explica por qué su sucesor Anthony Eden dimitió en enero de 1957. Tuvo un ataque de nervios tras la crisis de Suez de 1956, cuando Gran Bretaña, Francia e Israel invadieron Egipto después de que su presidente, Gamel Abdel Nasser, nacionalizara el Canal de Suez.

Otro caso fue el de Harold Wilson, que sorprendió a la mayoría de los observadores al dimitir en marzo de 1976 en un momento en el que no había ninguna crisis en particular. Más tarde se descubrió que estaba preocupado por su pérdida de memoria y su inminente demencia, que finalmente le alcanzó. Por lo tanto, cuenta como un primer ministro que dimitió por mala salud.

Los dos casos restantes que no encajan en estas categorías son Margaret Thatcher y Tony Blair. La primera fue destituida por su propio partido en 1990, cuando el apoyo de los conservadores en las encuestas se desplomó tras la introducción del desacertado impuesto electoral. Blair dimitió tras las constantes presiones de su sucesor, Brown, pero su salida se produjo en medio de su creciente impopularidad tras la guerra de Irak. Es discutible que hubiera pasado el relevo si no se hubiera enfrentado a tal reacción pública.

Una cuestión interesante es el papel de la opinión pública en todas estas dimisiones. El gráfico anterior analiza los índices de aprobación de los seis primeros ministros que no dimitieron inmediatamente después de perder las elecciones. No incluye a los que perdieron unas elecciones, ya que eso es una clara señal de que el electorado ha rechazado a un líder.

Muestra los índices de aprobación de estos seis primeros ministros en el mes en que dimitieron, más el índice de aprobación actual de Johnson. Está claro que Churchill era muy popular cuando dimitió en abril de 1955 –el suyo fue un caso genuino de enfermedad que provocó la jubilación–. Eden, Macmillan y Wilson tenían unos índices respetables y Blair era menos popular, aunque seguía teniendo un índice de aprobación del 35 %.

 

Similitudes entre Thatcher y Johnson

Los que más destacan son Thatcher y Johnson. Sin embargo, hay una importante diferencia entre ellos. Tanto Thatcher como el Partido Conservador eran muy impopulares en el momento de su dimisión, y el partido se situaba muy por detrás de los laboristas en intención de voto. Actualmente, los índices de Johnson son mucho peores que los de su partido. Según una encuesta de YouGov publicada justo antes de Navidad, los conservadores estaban solo 6 puntos porcentuales por detrás de los laboristas en intención de voto.

Es probable que esto cambie en un futuro próximo, ya que los problemas políticos del primer ministro arrastran a su partido en las encuestas. Eso significa que hay una ruta clara para salir del problema para los diputados conservadores: destituir a Johnson y esperar una recuperación en las encuestas eligiendo un nuevo líder. El partido lo hizo con éxito en 1990 cuando destituyó a Thatcher, por lo que muchos pensarán que hay muchas posibilidades de repetir el ejercicio esta vez.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés 

Paul Whiteley. Professor, Department of Government, University of Essex

Fuente: https://theconversation.com/boris-johnson-se-acabo-la-fiesta-174892

 

Miércoles, 19 Enero 2022 23:43

El Winnipeg, el barco de la esperanza

La pintora Cecilia Zabaleta y la escritora Thamar Álvarez son dos chilenas que comparten una historia: sus abuelos llegaron a Chile en el emblemático Winnipeg, el barco con el que Pablo Neruda ayudó a salvar a más de dos mil refugiados de la guerra civil española.

´ “Ni Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora nació cuando su abuelo ya había fallecido y mi abuelo murió cuando yo tenía un año y cuatro meses. Solo alcancé a llamarlo “Tata Olo” ´, escribe, en esta columna, Thamar Álvarez.

 

  Por: Thamar Alvarez Vega

 

Este fin de semana tuve la oportunidad de visitar la exposición “Boleto de Ida”, de la pintora chilena Cecilia Zabaleta, en el barrio de la Barceloneta, en Barcelona. Así expresado, sería la exposición pictórica de una inspirada artista nacional, pero su obra es mucho más que eso. Es un aporte muy valioso y emotivo a la memoria histórica chilena y española, por cuanto sus cuadros reflejan una experiencia familiar asociada con un evento histórico en el que muchos chilenos y chilenas estamos (me incluyo) involucrados.

Este evento es la guerra civil española y, más en concreto, la llegada de un barco, el Winnipeg, al puerto de Valparaíso el 2 de septiembre de 1939. En su interior, llevaba a más de dos mil refugiados españoles, hombres, mujeres, niños y niñas. Entre ellos, el abuelo de la pintora, Antonio Zabaleta, procedente del País Vasco, y mi abuelo, Manuel Álvarez, de Asturias.

El Winnipeg había sido fletado por el gobierno del presidente Pedro Aguirre Cerda, quien contó con la colaboración del poeta Pablo Neruda. Éste había sido cónsul en España durante el gobierno de la Segunda República (derrocada por el militar golpista Francisco Franco) y, meses después del término de la guerra civil, fue nombrado cónsul especial para la inmigración republicana española. Sus gestiones en Argentina y Uruguay, solicitando apoyo logístico para acudir al rescate de los refugiados españoles en suelo francés, fueron exitosas. El barco zarpó del puerto de Pauillac el 4 de agosto de 1939 y llegó a Valparaíso un mes después.

Los casos de Antonio Zabaleta y mi abuelo Manuel Álvarez nos entregan datos importantes que nos permiten describir la suerte que corrieron los exiliados españoles en Chile: sus vicisitudes y destinos. Antonio Zabaleta era apenas un adolescente cuando embarcó; mi abuelo tenía más de veinte años. El primero embarcó solo, pero tuvo la inmensa fortuna de encontrarse con su padre en el navío. Mi abuelo embarcó solo y solo llegó a Valparaíso. Hubo, sin embargo, también muchas familias que pudieron embarcar y mantenerse unidas. En los años noventa, conocí en Santiago a una familia chileno-catalana descendiente de un matrimonio que llegó en el Winnipeg con dos hijas pequeñas. Solo la madre y la hija menor (hubo un tercer hijo nacido en Chile, pero a la fecha fallecido) sobrevivían en aquella época. La hija se desempeñaba como profesora en la Universidad Católica de Chile.

La gran mayoría de los refugiados llegó con lo puesto y apenas unas pocas pertenencias; eran de clase media, y los hombres ejercían oficios. Asimismo, fueron esforzados trabajadores que salieron adelante trabajando duro y con perseverancia. Famosa es la anécdota que vivió Pablo Neruda antes de la partida del navío desde costas francesas. El poeta entrevistó uno por uno a los refugiados prestos a embarcar. Les hacía preguntas sencillas, y una de ellas era a qué se dedicaban en España para ganarse la vida. Uno de ellos le respondió que era corchero. Neruda le preguntó si era consciente de que en Chile no había alcornoques (el árbol a partir del cual se fabrican los corchos), a lo que el hombre, con firmeza castiza le respondió: “Pues los habrá”.

Antonio Zabaleta, tal como cuenta su nieta, trabajó el primer tiempo en una zapatería, en Valparaíso; pero su buen corazón terminó causando que lo despidieran, pues a la gente pobre le regalaba los zapatos. Finalmente, se trasladó a Santiago, donde conoció a la que sería su esposa, y allí se afincó. Mi abuelo se desempeñó en diversos oficios y, a la fecha de su muerte (en agosto de 1966), trabajaba en una tienda de camisas en Valparaíso, donde se había radicado. Exiliado como estaba, se preocupó siempre de hacer llegar a su familia en España parte del dinero que ganaba. En Oviedo quedaron esposa y dos hijos con los que, lamentablemente, nunca pudo reencontrarse. Mantuvo siempre sus ideales republicanos y anarquistas, por lo que sus relaciones con la administración española en Chile (consulados, embajada) eran distantes y malas. Tampoco era asiduo del Club Español de Valparaíso, pues ahí se reunía la flor y nata del franquismo español. Con el tiempo, conoció a mi abuela Adriana y, debido a las malas relaciones con las autoridades, nunca pudo inscribir a mi padre (nacido en 1945), por lo que éste debió recuperar la nacionalidad española ya exiliado en Oviedo, a mediados de los años setenta. El exilio en 1974, esta vez de mis padres, mi hermana y yo tras el golpe de Estado de 1973, parecía convertirse en un karma familiar.

Ni Cecilia Zabaleta ni yo pudimos conocer a nuestros abuelos. La pintora nació cuando su abuelo ya había fallecido y mi abuelo murió cuando yo tenía un año y cuatro meses. Solo alcancé a llamarlo “Tata Olo” (pues estaba muy pequeña aún para llamarlo “Tata Manolo”) y, eso sí, a ser una nieta regalona y muy querida por él.

La exposición de Cecilia Zabaleta es mucho más que una muestra pictórica. Es un viaje al pasado en el navío del amor y de la memoria histórica de Chile y España. Un recuerdo emotivo y cargado de belleza a aquellos miles de refugiados españoles que llegaron a Valparaíso una noche de septiembre de 1939, solo con “boleto de ida”.

        

Esplugues de Llobregat, enero de 2022

Thamar Álvarez Vega

Escritora y Psicóloga

 
El abuelo de la escritora Thamar Álvarez Vega, Manolo Álvarez, llegó a Chile en el Winnipeg, que arribó al puerto de Valparaíso el 2 de septiembre de 1939. 

El semanario Medicina Actual informa este jueves que a la Comisión Corona se le ha negado el acceso a importante documentación sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia. Se trata, entre otros, de memorándums de relevantes reuniones entre secretarios de Estado y representantes de altas autoridades.

- Nos inquieta y presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos ha dado aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión, dijo Joakim Sonnegård al noticiero radial Ekot.  

 

 Por: Magazín Latino

 

A un mes de la entrega del tercer informe de la Comisión Corona, el semanario especializado en temas de salud, Medicina Actual (Dagens Medicin) afirma que hay bastantes discusiones entre la Oficina de Gobierno y la comisión. No hay acuerdo sobre qué documentos deben ser puestos a disposición de la comisión para que esta logre emitir un informe justo sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia del coronavirus.

La Comisión trabaja a contrarreloj. El informe final está agendado para el 25 de febrero del año en curso.  

 

El 30 de junio de 2020, el gobierno sueco nombró una comisión para investigara y evaluara las medidas tomadas para limitar la propagación de Covid-19.

En un punto de prensa, el entonces Primer Ministro, Stefan Löfven, presentó al presidente de la Comisión Corona, Mats Melin, quien dijo que se sentía “honrado de que el gobierno lo pusiera al frente de tan importante tarea”.

 

El 15 de diciembre, la comisión presentó su primer informe, que constituyó una dura crítica a la gestión sueca de la pandemia. La comisión recalcó que la estrategia de “proteger a los ancianos” había fracasado.

 

El 29 de octubre de 2021, fue presentado el segundo informe. Que fue una crítica aún más dura respecto a las medidas del gobierno de Löfven. La comisión llegó a la conclusión de que la preparación de Suecia para enfrentar la pandemia había sido “deficiente” y las medidas tomadas "tardías". También estableció que al comienzo de la pandemia, la propagación de la infección fue  "significativamente más dramática" de lo que mostraron las estadísticas de la Agencia de Salud Pública.

El informe fue además particularmente crítico con la Autoridad Sueca de Entorno Laboral, que no proporcionó información sobre la falta de equipos de protección, lo que fue "una traición" hacia los trabajadores.

 

Ahora, frente al informe final, ha surgido una discusión entre la Comisión y el gobierno, puesto que esta expresó hoy que se les niega el acceso a importantes documentos. Entre otros, memorandos de la oficina de gestión de crisis respecto a reuniones intensas entre los secretarios de estado y representantes de altas autoridades.

- Estas son anotaciones de reuniones que pueden proporcionar respuestas sobre cómo el gobierno y las autoridades han tomado las decisiones relacionadas con la pandemia, declaró el secretario general de la Comisión Corona, Joakim Sunnegård, al noticiero radial Ekot.

Agregó:

- Nos inquieta y nos presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos deja aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión.

 

Por su parte, la Oficina de Gobierno manifestó a la radio, que tiene un "diálogo en curso" con la Comisión, y que esta ha recibido una "gran cantidad de información y documentos". Agrega que los memorandos personales que los funcionarios "pudieron haber hecho" no son, sin embargo, algo que la oficina gubernamental tenga a su disposición.

Los expertos jurídicos deberán dirimir ahora quien tiene la razón.

Sin embargo, el experto en libertad de expresión, Nils Funcke, dijo al semanario que es "extremadamente preocupante" que las oficinas gubernamentales no brinden la información a la cual la Comisión Corona quiere acceder.  

- En términos generales, la Comisión ha sido designada para llegar al fondo de cómo se ha desarrollado el manejo de la pandemia. Entonces, es un requisito fundamental que esta tenga acceso a todos los documentos sobre cómo se ha manejado, dijo Funcke.


Imagen de la rueda de prensa donde Stefan Löfven presentó la Comisión Corona, el 30 de junio de 2020. Stefan Löfven dimitió el 10 de noviembre de 2021. Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, abandonó la política en agosto de 2020.  Lena Hallengren se mantiene como Ministra de Asuntos Sociales, en el gabinete de Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo de Youtube. 

 

Desde este miércoles comienzan a regir las medidas adoptadas por el gobierno sueco, ante una explosión de nuevos contagios en todo el país.

Sin duda alguna, la situación ha empeorado. La propagación de la infección en Suecia se encuentra en niveles históricamente altos, dijo Magdalena Andersson en rueda de prensa.

Los bares y restaurantes se cerrarán a las 23:00 horas, se recomienda el teletrabajo y un máximo de 20 personas en eventos privados. Entre otras medidas.

 

 Por:Magazín Latino

 

Antes de la Navidad, la Agencia Suecia de Salud Pública (FHM, por sus siglas en sueco) vaticinó algunos escenarios sobre la propagación del coronavirus en Suecia.

Pero la cuarta ola de la covid pegó con más fuerza de la que nunca imaginaron. Y una vez más se equivocó el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, quien creyó que el contagio bajaría, durante las fiestas de fin de año. Después de la Navidad y Año Nuevo se registró un aumento histórico de contagios.

La infección por corinavirus en Suecia es, en estos momentos, peor que el peor de los escenarios vaticinados por la Agencia de Salud. Esto se debe a que la variante Ómicron ha demostrado ser más contagiosa, incluso en personas inmunizadas.

- Subestimamos la capacidad de Ómicron para romper la barrera de la vacunación, dijo Karin Tegmark Wisell, la directora general de la Agencia Sueca de Salud Pública, a Radio Suecia. 

Ella cree que el peak de propagación de la infección se producirá más tarde de los escenarios que habían contemplado, que suponía que esto se produjera a mediados de enero.

El miércoles de la semana pasada, en Suecia se registró un nuevo peak, con 23.877 nuevos casos confirmados en un día. Y esto es solo el comienzo, según los expertos.

Ante esto, la Primera Ministra, Magdalena Andersson, llamó a rueda de prensa, este lunes, para anunciar las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde este miércoles.

- Una mayor propagación de la infección dará lugar a que más personas necesiten atención sanitaria. Esto seguirá subiendo al menos durante dos semanas más. Para que el servicio de salud sea eficiente, debemos reducir la propagación de la infección, dijo Andersson.

Se refirió, además, a la diferencia que existe entre personas inmunizadas y las que no lo son

- La proporción de quienes requieren cuidados intensivos entre los no vacunados es grande. Hay una gran diferencia entre vacunados y no vacunados. Y la mayoría de las personas vacunadas que, no obstante, se infectan, presentan un cuadro leve.

En ello concordó Karin Tegmark Wisell, quien agregó que existe un riesgo doce veces mayor de que quienes no están vacunados necesiten atención en la UCI.

- La vacunación es la medida más importante para combatir la pandemia. Es importante que todos quienes se les ofrece la vacuna, la acepten, ya sea la primera, segunda o tercera dosis, dijo.

Magdalena Andersson lamentó la situación actual y enfatizó que las restricciones no son algo que el gobierno afronte a la ligera.

- Estoy muy consciente de que estos dos años han sido difíciles para todos nosotros en Suecia. Desafortunadamente, se requiere otro esfuerzo mancomunado de parte de todos nosotros, dijo.

 

Nuevas restricciones que comienzan a regir desde el miércoles 14 de enero de 2022

 

  • En la medida de lo posible trabajar desde casa.
  • Los bares y restaurantes con expendio de bebidas alcohólicas deberán cerrar a más tardar a las 23:00 horas y se introduce un límite de un máximo de ocho personas sentadas por grupo.
  • Se introduce también un consejo general de que los adultos limiten el contacto con otras personas en interiores.
  • Para reuniones y eventos públicos, se introducirá un límite máximo de 50 personas, a menos que se disponga de certificados de vacunación.

 

 

Con información de: Omni, DN, FHM, SR, Expressen

 

NOTA EN DESARROLLO

Viernes, 07 Enero 2022 23:54

Carta abierta de una madre al mundo

El periodista Julian Assange y fundador de WikiLeaks continúa, hasta el día de hoy, privado de su libertad en la cárcel de máxima seguridad de Belmarsh, en Londres. El delito que cometió fue lo que debiera ser el deber de todo periodista: contar la verdad.

El Presidente de México, Andrés M. López Obrador, le ofreció recientemente asilo en su país. Su madre, Christine Ann Assange, en una desgarradora carta abierta al mundo, expresó el dolor que le causa ver a su hijo “deteriorarse lentamente” al ser “sometido a crueles torturas psicológicas, en un intento de romper su inmenso espíritu”. Nos hacemos eco de su ruego. 

 

 Por: Marisol Aliaga.  

 

Comienza un nuevo año en medio de una pandemia que no quiere soltar su presa: todos quienes habitamos el planeta Tierra. Porque el virus sars-cov2, más conocido como coronavirus, se ha extendido por todos los continentes del planeta, de ahí la denominación, pandemia.

Y en medio de los buenos augurios para este 2022, que esperamos – como siempre - sea mejor que su antecesor, pienso en alguien que no pasó esta Navidad ni este Año Nuevo con su familia, con sus dos hijos y con su novia, con quien espera, algún día, contraer nupcias. Tampoco lo pasó con su padre y su madre, quienes luchan incansablemente por la libertad de su hijo, Julian Assange. 

Si a cada uno de nosotros - a unos más a otros menos - nos ha parecido una pesadilla estos dos años de pandemia, no puedo ni siquiera imaginarme lo que será pasarlo en una cárcel de máxima seguridad. Sin la posibilidad alguna de leer los diarios, de tener acceso a Internet, de recibir visitas, las que son cada vez menos frecuentes y bajo medidas más rigurosas.

También se me hace difícil imaginarme el calvario que debe significar el tener a un hijo en esa situación. Tal vez sea por ello que la carta de Christine Ann Assange me conmovió tanto, porque sé que una madre no se rinde nunca al ver el sufrimiento de su hijo o hija.

A su padre, John Shipton, tuve la oportunidad de conocerlo hace un par de años atrás, en un recorrido que hizo por países europeos, abogando por la libertad de Julian. También me conmovió, un señor alto y delgado, muy amable y de trato suave. Por eso me indigné cuando un columnista de Aftonbladet, al día siguiente, escribió un artículo donde se burlaba de este señor, y de todos quienes participamos en la reunión que la diputada Amine Kakavabeh organizó en el Parlamento sueco. Me pregunté cómo un periodista podía carecer de toda ética, tanto profesional como humana, al mofarse del dolor de un padre que lucha desesperadamente por su hijo. 

Desde entonces, la prensa sueca me ha seguido desilusionando, sobre todo por la cobertura de la pandemia. Respecto al caso de Assange, el silencio ha sido atronador.

Julian Assange, por su parte, ha logrado sobrevivir a la extremadamente difícil situación orquestada por quienes quieren vengarse de él, por haber tenido la osadía de desvelar las atrocidades cometidas por USA en Iraq, con las filtraciones de WikiLeaks. Sin embargo, su deterioro físico y psíquico es evidente. Una buena noticia es que, en noviembre del año pasado se le dio la autorización para casarse con su novia y madre de sus dos hijos (concebidos cuando él estaba asilado en la Embajada de Ecuador en Londres), la abogada Stella Moris. 

 

A continuación, la carta abierta de Christine Ann Assange para salvar la vida de su hijo, Julian Assange:

Hace cincuenta años, al dar a luz por primera vez como madre joven, pensé que no podía haber mayor dolor. Pero pronto se olvidó cuando sostuve a mi hermoso bebé en mis brazos. Lo llamé Julian.

Ahora me doy cuenta de que estaba equivocada. Hay un dolor mayor.

El interminable dolor desgarrador de ser la madre de un periodista galardonado con múltiples premios, que tuvo el coraje de publicar la verdad sobre los delitos gubernamentales de alto nivel y la corrupción.

El dolor de ver a mi hijo, que buscaba publicar verdades importantes, siendo difamado una y otra vez, a nivel mundial.

El dolor de ver a mi hijo, que arriesgó su vida para denunciar la injusticia, ser inculpado y privado del derecho a un juicio justo, una y otra vez.

El dolor viendo a mi hijo sano deteriorarse lentamente, debido a que se le negó la atención médica y sanitaria adecuada en años y años de prisión.

La angustia de ver a mi niño sometido a crueles torturas psicológicas, en un intento de quebrantar su inmenso espíritu.

La constante pesadilla de que sea extraditado a los Estados Unidos y sea enterrado vivo en total aislamiento por el resto de su vida.

El temor constante de que la CIA lleve a cabo sus planes de asesinarlo.

La ola de tristeza cuando vi su cuerpo frágil y exhausto desplomarse por un mini-derrame cerebral, en la última audiencia, debido al estrés crónico.

Muchas personas también han quedado traumatizadas, al ver a una superpotencia vengativa que usa sus recursos ilimitados para intimidar y destruir a un solo individuo indefenso.

Deseo agradecer a todos los ciudadanos decentes y solidarios que protestan globalmente contra la brutal persecución política que sufre Julian.

Por favor, sigan alzando la voz a sus políticos hasta que sean escuchados.

Su vida está en vuestras manos.

Christine Ann Assange

20-12-2021


La madre de Julian Assange, Christine Ann Assange. Foto: Twitter.


Julian Assange, cuando gozaba de libertad. Foto: Twitter.

 

El gobierno presentó este martes nuevas restricciones sanitarias. Los pronósticos de la Agencia de Salud Pública sueca apuntan a un aumento en la propagación de la infección en las próximas semanas, y a esto se agrega la preocupación por la nueva variante, ómicron.  

- Ahora debemos hacer un esfuerzo en conjunto y adaptarnos a la nueva realidad imperante, dijo la primera ministra Magdalena Andersson, en rueda de prensa.

Las nuevas medidas entrarán en vigor este jueves 23 de diciembre.

 

 Por: Magazín Latino

 

En rueda de prensa este martes, la primera ministra Magdalena Andersson presentó las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde el 23 de diciembre. A su lado se encontraban la titular de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, el nuevo ministro de Finanzas, Mikael Damberg; y la directora de la Agencia sueca de Salud, Karin Tegmark Wisell.

Entre otras medidas se recomienda el trabajo desde casa y evitar las aglomeraciones.

Los rubros que se verán más afectados son los de la hotelería y restaurantes, puesto que solo se permitirá la atención a mesas, es decir: se cierran los clubes nocturnos.

Esto provocó el descontento de los empresarios de este sector, que protestaron hoy dia por la poca antelación con la que el gobierno comunicó estas nuevas medidas.

Ahora esperan que reciban compensación del gobierno, para solventar la pérdida de ingresos.

Se desconoce cuánto durarán las nuevas restricciones.

 

Aquí la lista que presentó el gobierno con el fin del aumento de la propagación de la covid-19 en la sociedad y la mayor carga sobre el sistema de atención médica:

● Trabajar desde casa cuando sea posible

● Todos deben evitar ambientes con aglomeraciones

● Se requieren 10 metros cuadrados por persona en ferias, centros comerciales y lugares para actividades culturales y de ocio

● Solo se permiten invitados sentados en los restaurantes y se requieren distancia social entre diferentes grupos

● Se recomiendan medidas de protección contra infecciones en las escuelas para adultos, pero se recomienda estudiar cerca de casa.

● En reuniones públicas y eventos públicos, de más de 20 personas se exigirá que todos estén sentados, independientemente del certificado de vacunación

● Sin certificados de vacunación, se exigirá distancia entre las personas y un número máximo de 500 invitados

● En eventos con más de 500 participantes, se requieren certificados de vacunación y un tamaño máximo de 8 personas por grupo.

 

La Agencia sueca de Salud Pública también ha enviado una solicitud al Gobierno con los siguientes requisitos:

● La reserva de asientos se vuelve obligatoria para algunos trenes y autobuses

● Un aforo de 50 participantes en locales y en reuniones privadas.

 


La ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, la primera ministra, Magdalena Andersson, el ministro de Finanzas, Mikael Damberg y la directora de Agencia sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell. Foto: Omni (la imagen está recortada).
 

“Una saludable brisa ascendió, atravesó la cordillera chilena y alcanzó el mundo”, escribe Rubén Abrines Collins en este texto que respira poesía. Se refiere al triunfo de Gabriel Boric, el presidente electo más joven en la historia de Chile.

A pesar de su juventud – 35 años – Boric es el presidente que ha recibido más votos en 170 años de democracia chilena.  En su primer discurso como presidente electo, citó a Allende, recalcó la necesidad de cuidar el proceso constituyente y expresó su deseo ser el presidente de todos. “Con nosotros, a La Moneda entra la gente”, dijo.

 

 Por:  Rubén Abrines Collins

  

Una saludable brisa ascendió, atravesó la cordillera chilena y alcanzó el mundo.

Hoy respiramos la mayor bocanada por la conquista democrática arrancada al poderoso y criminal fascismo económico, civil y militar en el Chile de las esperanzas largas y altas como su geografía.

Con justificadas ganas de festejar este fantástico esfuerzo que venció todas las trampas del sistema impuesto por el fascismo nazi llamado Pinochetismo.

No son inútiles nuestras razones y responsabilidades de hermanos.

Hasta el último minuto del día de ayer al pie de las urnas el fascismo chileno justificó y defendió al candidato derrotado en las urnas.

Es la advertencia para hoy, mañana y siempre de la amenaza al triunfo democrático popular.

Se abrieron brechas en las alamedas de las que nos habló Salvador Allende, asesinado por los mismos que hoy salieron derrotados, después de largos años de lucha, en esta batalla puntual.

Batalla con tantos muertos y desaparecidos, y los cientos a los que dejaron ciegos por los perdigones de los cuerpos represivos militarizados y policiales de este último gobierno neoliberal pro-yanqui.

Hombres, aún no canten victoria, la perra que los parió aún está en celo.

Nosotros los pueblos hermanos festejamos con esa porción de sufrido, combativo y organizado pueblo de Chile, de todas las condiciones, con auténtica solidaridad y modestia revolucionaria antimperialista.

Como uruguayos.

Sabemos que el destino común nos lleva por las mismas rutas.

Aprendemos de nuestros aciertos y errores.

Nosotros hagamos lo nuestro, no un sainete del logro del 56 por ciento que votaron para cambiar.

Contra un 45 del fascismo nazi en una sociedad donde ir a votar no es responsabilidad cívica de todos.

Seamos ponderados y mantengámonos alertas y prontos a defender esta conquista chilena.

Sabiendo que.

Este éxito democrático tiene raíz en aquel de Allende, en aquel programa de la Unidad Popular barrido a sangre y fuego, asesinando al presidente que defendió con armas en las manos la responsabilidad que le había sido otorgada.

Saquemos ejemplo, aprendamos de ellos y de nosotros.

No hagamos como los pequeñoburgueses que se cuelgan del primer envión político primaveral logrado por grandes masas y luego acaban en el camino del enemigo de la democracia bailando con el oportunismo y la traición, apartados de la voluntad popular por no entender el imprescindible papel de las grandes masas.

Este gobierno uruguayo de oligarcas mediocres, cipayos, cola de ratón de la política exterior de EE.UU, que se otorga el derecho de calificar y opinar de la calidad y legitimidad de elecciones en el continente y de soslayar y omitir el régimen fascista - esclavista patriarcal de Quatar, se apresuró, sin entusiasmo, a saludar al nuevo presidente chileno.

Digno de gobiernos, de presidentes y partidos del pasado mediocre.

Un ejército de políticos uruguayos, economistas y charlatanes de televisión, nos quisieron embagayar a todos con el exitoso modelo en Chile, como Ernesto Talvi, la señora Arbeleche, el señor Alfi, los poderosos empresarios y caga tintas, bautizados por este gobierno como los Malla Oro.

Más de un vejiga creyó como un niño que Papá Noel y los Reyes Magos no son los padres.

Soy de los que sostienen que la memoria colectiva es un animal político que no descansa.

Con seguridad nuestro mayor aporte a esta gigante bocanada de alegría de chilenas y chilenos de estas nuevas generaciones sea que del No de este gobierno hagamos un gigantesco SÍ.

Y esta sea nuestra mayor muestra de solidaridad con los chilenos que se atrevieron a regalarnos su sacrificio con una sonrisa.

Tú ves.

Si con un SÍ alcanza.

 

Sigamos.

 

Rubén Abrines Collins

21 de diciembre de 2021 

Hospital Maciel.

Cama 4.

 


Gabriel Boric es el presidente electo más joven en la historia de Chile, un país donde la edad promedio de la población es 35,8 años. 

 

El padre, nacido en Alemania, del candidato presidencial chileno José Antonio Kast era miembro del partido nazi, según un documento recientemente descubierto, revelaciones que parecen contradecir las declaraciones del propio candidato de extrema derecha sobre el servicio militar de su padre durante la Segunda Guerra Mundial.

 Fuente: The Guardian. 08-12-2021. Traducción: Magazín Latino 

 

El padre, nacido en Alemania, del candidato presidencial chileno José Antonio Kast era miembro del partido nazi, según un documento recientemente descubierto, revelaciones que parecen contradecir las declaraciones del propio candidato de extrema derecha sobre el servicio militar de su padre durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Los funcionarios alemanes han confirmado que una tarjeta de identificación en el archivo federal del país muestra que un joven de 18 años llamado Michael Kast se afilió al Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes, o NSDAP, en septiembre de 1942, en el apogeo de la guerra de Hitler contra la Unión Soviética.

 

Si bien el archivo federal no pudo confirmar si Kast era el padre del contendiente presidencial, la fecha y el lugar de nacimiento que figuran en la tarjeta coinciden con los del padre de Kast, quien murió en 2014. Una copia de la tarjeta de identificación, identificada con el número de membresía 9271831, fue publicado previamente en las redes sociales el 1 de diciembre por el periodista chileno Mauricio Weibel.

 

La aparición de la tarjeta de identificación agrega un nuevo giro a una segunda vuelta presidencial altamente cargada anunciada por ambos lados como una batalla de extremos y marcada por un flujo constante de desinformación que ha distorsionado el historial y las promesas de campaña del oponente de Kast.

 

Una imagen de una tarjeta de identificación muestra que un joven de 18 años llamado Michael Kast se unió al Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes el 1 de septiembre de 1942. Fotografía: AP

 

Kast, de 55 años, encabezó la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Chile el mes pasado, dos puntos por delante del legislador izquierdista Gabriel Boric, a quien ahora enfrentará en la segunda vuelta del 19 de diciembre.

 

Ferviente católico y padre de nueve hijos, Kast tiene profundos lazos familiares con la dictadura militar del general Augusto Pinochet, que llegó al poder tras un golpe de Estado en 1973. Su hermano Miguel se desempeñó como presidente del banco central del dictador.

 

“Si estuviera vivo, él habría votado por mí”, dijo Kast sobre Pinochet durante la campaña de 2017, en la que ganó solo el 8% de los votos. “Habríamos tomado el té juntos” en el palacio presidencial.

 

 

En la campaña electoral de este año, enfatizó los valores familiares conservadores, atacó a los migrantes de Haití y Venezuela a quienes culpa por la criminalidad y criticó a Boric de ser un títere de los comunistas de Chile.

 

Kast ha incursionado en los votantes de clase media preocupados de que Boric, un exlíder de protesta estudiantil milenario, interrumpiría tres décadas de estabilidad económica y política que ha convertido a Chile en la envidia de muchos en América Latina. Para subrayar esas preocupaciones, Kast viajó la semana pasada a Washington y se reunió con inversionistas estadounidenses, así como con el senador Marco Rubio, el principal republicano del subcomité que supervisa las relaciones de Estados Unidos con América Latina.

 

Las últimas encuestas de opinión le dan una ligera ventaja en la segunda vuelta a Boric, quien ha girado hacia el centro para galvanizar el apoyo de los votantes temerosos de un regreso al tumultuoso pasado del país.

 

“Esto respalda el encuadre de Boric de la carrera como una dicotomía entre fascismo y democracia”, dijo Jennifer Pribble, experta en Chile de la Universidad de Richmond, sobre el historial de guerra de patriarca de los Kast. "En la medida en que Kast parece estar ocultando algún elemento de la historia de su familia, juega con esa narrativa".

 

Una portavoz de la campaña de Kast no quiso comentar cuando la agencia AP le preguntó repetidamente.

 

Pero en el pasado, Kast rechazó airadamente las afirmaciones de que su padre era partidario del movimiento nazi y lo describió en cambio como un recluta forzoso en el ejército alemán.

 

“Cuando hay una guerra y la inscripción [militar] es obligatoria, un joven de 17 o 18 años no tiene la opción de decir, 'No voy', porque será juzgado por un consejo de guerra y fusilado hasta el día siguiente”, dijo en 2018.

 

No hay evidencia de que el patriarca Kast haya jugado un rol en las atrocidades de la guerra, como el intento de exterminar a los judíos de Europa. Pero si bien el servicio militar era obligatorio, la afiliación al partido nazi era voluntaria.

 

Kast se unió al partido en 1942. a los cinco meses de cumplir los 18 años, la edad mínima requerida para ser miembro. Probablemente fue miembro de las Juventudes Hitlerianas durante al menos cuatro años, antes de unirse al partido, y habría sido recomendado por el líder del distrito, dijo Armin Nolzen, un historiador alemán.

 

"Si eres miembro del partido, eres miembro del partido", dijo Richard F. Wetzell, investigador del Instituto Histórico Alemán en Washington. "Ser miembro del partido te une al partido y su ideología, aunque muchos se hayan unido por razones puramente oportunistas".

 

Kast emigró a Chile en 1950, seguido un año después de su esposa y sus dos hijos mayores, y se estableció en Paine, una comunidad rural al sur de la capital de Santiago. Finalmente, la pareja construyó una pequeña empresa que vendía embutidos desde un quiosco al borde de la carretera en una cadena nacional de restaurantes y fabricantes de alimentos envasados.

José Antonio Kast, su padre Michael Kast (a la izquierda) y su sobrino, Felipe Kast. Portada del libro del periodista de investigación, Javier Rebolledo, "A la sombra de los cuervos".

 

Cien años después de que las mujeres suecas obtuvieran el derecho al sufragio, Magdalena Andersson, presidenta del partido Socialdemócrata, se convirtió en la primera mujer elegida primera ministra, en la historia de Suecia.

A las diez de la mañana del miércoles, una emocionada lideresa recibía los aplausos en el Riksdagen. Pero, siete horas más presentaba su renuncia.  

¿Qué pasó?

 

Actualización (*)

 

 Por: Marisol Aliaga

 

El miércoles 24 de noviembre fue, tal vez, el día más extraño en la historia política de Suecia.

Recién pasadas las diez de la mañana, Magdalena Andersson se emocionaba hasta las lágrimas, al ser elegida en el cargo de primera ministra, por el Riksdagen (Parlamento) sueco. El camino allí no había sido fácil, y le habían precedido largas negociaciones con los tres partidos claves que debieron dar su aprobación: sus aliados en la coalición rojiverde: el Partido Verde (Ecologista), que votó verde (aprobación), el Partido del Centro, que votó amarillo (se abstuvo), y el partido de Izquierda, que también se abstuvo.

Las lágrimas de la flamante premier sueca fueron, tal vez, tanto de alivio como de orgullo. El país reconocido en todo el mundo por ser un ejemplo de equidad de género, nunca antes había tenido una primera ministra, y el tema resultaba ya embarazoso para los escandinavos, sobre todo en encuentros internacionales.

Sin embargo, siete horas más tarde, Magdalena Andersson presentaba su renuncia al presidente del parlamento, Andreas Norlén. Y todo el mundo quedó estupefacto.

¿Qué había pasado?

En realidad, no es tan extraño.

- Para mí, se trata de respeto, no quiero liderar un gobierno donde pueda haber motivos para cuestionar su legitimidad, expresó, en la rueda de prensa en la que comunicó su dimisión.

 

Pero vamos por parte.   

Después de que el primer ministro Stefan Löfven repentinamente presentara su renuncia, hace dos semanas atrás, Magdalena Andersson fue elegida como su sucesora y presidenta del partido Socialdemócrata.

Como la coalición formada por el partido Socialdemócrata y el Partido Verde es quien dirige el país desde hace siete años – y puesto que el primero es mucho más grande que el segundo – lo más lógico era que la nueva líder del partido pasara a ser la primera ministra de Suecia.

Sin embargo, el cargo no se “heredaba”, de modo que, ante la dimisión de Löfven, nuevamente el presidente del parlamento, Andreas Norlén, realizó una serie de rondas con los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

Norlén estimó que Magdalena Andersson era la que más posibilidades tenía de ser elegida nueva premier sueca, y llamó a una votación en la cámara de diputados, para su aprobación.

Debido a que Suecia aplica un “parlamentarismo negativo”, lo importante en la votación del miércoles era  que la candidata no se adjudicara 175 o más votos en su contra.

Magdalena Andersson obtuvo exactamente lo requerido, y logró ser elegida primera ministra.

Este viernes haría posesión de su cargo.

No obstante, las cosas tomaron otro rumbo.

Porque siete horas después, la misma cámara – el Riksdagen – debía votar la propuesta del presupuesto. Así lo hizo, dando como resultado que rechazó el presupuesto del gobierno y aceptó en cambio la propuesta de presupuesto de la oposición, vale decir del partido Conservador (M), del partido Democratacristiano (KD) y del partido de los Demócratas Suecos (SD).

Lo extraño fue que el partido del Centro, con el cual Stefan Löfven había llegado al famoso acuerdo de los 73 puntos, y que había “dado el visto bueno” a Magdalena Andersson como primera ministra, esta vez no votó por el presupuesto de ella, ¡sino por el de la oposición!

Y esto, luego de que su lideresa, Annie Lööf , había repetido hasta el cansancio que “no quiere ninguna colaboración con los Demócratas de Suecia”.  

Pero esto no fue lo más bizarro del miércoles. Sí lo fue la actuación del partido Ecologista (Verde, MP). Su vocera declaró que “no podía aceptar el gobernar con un presupuesto de derechas, por lo tanto, se retiraba de la coalición de gobierno”.  

(Aquí vale la pena hace la aclaración de que el gobierno de la coalición rojiverde (S+MP) de Stefan Löfven ya ha gobernado prácticamente con políticas de derecha, desde el acuerdo de los 73 puntos).

Dado esto, a Magdalena Andersson no le quedó otra alternativa que renunciar a su tan difícilmente obtenido cargo.

- Según la práctica, el gobierno de coalición debe dimitir, si un partido decide abandonar el gobierno. Aunque la situación parlamentaria no ha cambiado, es necesario examinarla una vez más, dijo, en rueda de prensa al informar que se había reunido con Andreas Norlén, para solicitar ser removida de sus funciones de primera ministra, las que aún no había alcanzado a asumir.

Esta es la primera vez que algo así sucede en Suecia, el país de la moderación (lagom, ni mucho ni poco).

Y los titulares rápidamente traspasaron las fronteras. Nuevamente Suecia era motivo de signos de interrogación. 

¿Quién gobierna ahora en Suecia? Se preguntaban, en tanto, los suecos.

La respuesta es: Stefan Löfven lidera ahora, en un gobierno de transición.

 

El presidente del parlamento, por su parte, llamó a una conferencia de prensa, este jueves. En esta, declaró que había realizado sus sondeos, y que el próximo lunes, nuevamente, el Riksdagen votaría por la candidatura de Magdalena Andersson.

Andreas Norlén se mostró tan apacible y sosegado como de costumbre, sin embargo, debajo de su tranquila apariencia se podía atisbar un tinte de frustración.

Expresó que “situaciones tan turbulentas como las que se desarrollaron el miércoles pueden dañar la confianza en los procesos parlamentarios del país”. Y, por primera vez y en contra de su actitud siempre tan recatada, dirigió una dura crítica al partido Verde.

- Si sus voceros me hubieran dicho que su apoyo a la candidatura de Magdalena Andersson estaba condicionado, y que abandonarían el gobierno si ganaba la proposición de presupuesto de la derecha, entonces yo no habría llamado a la votación en la cámara, subrayó.

La vocera del partido Verde, Märta Stenevi, inmediatamente después de las declaraciones de Norlén se mostró sorprendida de las declaraciones de éste.

- Es triste escuchar esas críticas. Lo lamento, pero no es algo que nosotros hubiéramos deseado, dijo.

Pero el caso es que el partido Verde – que lucha por su sobrevivencia, oscilando en el 4 por ciento requerido para tener representación en el Parlamento – se adjudicó las críticas no solo de Norlén, sino de quienes sostienen que el partido sabía que iba a abandonar a Magdalena Andersson, y que esperó que se desencadenara el caos político en el país, para comunicar su decisión.

Resumiendo: el próximo lunes se llevará a cabo una nueva votación en el Riksdagen y Magdalena Andersson nuevamente puede ser elegida premier sueca.

La única diferencia es que esta vez no encabezaría un gobierno de coalición, sino unipartidista de la Socialdemocracia. Sería un gobierno muy débil que tendrá que buscar apoyo en amplios sectores, para llevar a cabo su política.

Por otra parte, no estaría sujeto a un partido que, a pesar de ser tan pequeño, tiene exigencias tan grandes. Y tendría más libertad de acción, sostienen algunos.

 

(*) Actualización    

Cinco días después, Magdalena Andersson se sometió a una nueva votación en la cámara, esta vez con la propuesta de un gobierno unipartidista, recibiendo una vez más la aprobación del Riksdagen. 

El 30 de noviembre la nueva primera ministra de Suecia presentó su gabinete (enlace). 

 


La anterior ministra de Finanzas, actual presidenta del partido Socialdemócrata y premier sueca durante siete horas, Magdalena Andersson, quien puede ser reelegida por el Riksdagen el próximo lunes. Foto: Facebook. (La imagen está recortada).

 

  

Hoy, 25 de noviembre, se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En esta columna, la Psicóloga y Escritora Thamar Alvarez plantea algunas interrogantes. “El machismo parece haberse vuelto un fenómeno fácil de identificar, pero difícil de erradicar. ¿Por qué? ¿Qué es lo que falla si está tan establecido, descrito y delimitado? Se me ocurren algunas respuestas, pero creo que el tema da para un amplio debate donde podríamos obtener muchas más”, escribe.

 

 Por: Thamar Alvarez Vega

 

Hoy, como cada 25 de noviembre, es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Los homenajes y conmemoraciones se suceden ante mis ojos en los medios del mundo entero, llevándome a múltiples reflexiones y una única pregunta: ¿por qué se ha vuelto tan difícil erradicar la violencia machista? Y me parece obvio que la respuesta está relacionada con otra pregunta previa: ¿por qué se ha vuelto tan difícil erradicar el machismo a nivel mundial?

Creo que la respuesta amerita el análisis de varios aspectos. Comencemos por la definición. La RAE define el machismo como “Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres” y “Forma de sexismo caracterizada por la prevalencia del varón”. La sola palabra conlleva, por lo tanto, elementos peyorativos tales como prepotencia, sexismo y supremacía del hombre sobre la mujer. Aspectos que son, en la práctica, actitudes que implican sometimiento, discriminación, cosificación de un ser humano, y desigualdad en oportunidades y derechos.

Es decir, la sola palabra “machismo” en sí tiene una connotación negativa y señala una actitud reprochable, criticable y condenable a todo nivel. Desde ningún ángulo es un aporte a la convivencia familia y/o social y, por el contrario, está relacionado con daños, perjuicios, prejuicios y violencia física y psicológica contra la mitad de la población mundial: las mujeres.

Sin embargo, y pese a todas las razones que podemos esgrimir en contra del machismo y de sus consecuencias, del alto número de agresiones y crímenes cometidos por hombres machistas, de la ingente cantidad de medidas sociales, educacionales, administrativas y legales – a todas luces insuficientes – que se toman para evitar y sancionar sus efectos, de cómo el número de víctimas fatales aumenta en lugar de disminuir (tanto de mujeres adultas como niñas y adolescentes); en lugar de observar, como digo, que el machismo, como fenómeno, como actitud, como conducta (personal y social), disminuya o tienda a su desaparición, se mantiene e incluso se afianza, independiente de la cultura, marco de creencias o lugar del mundo donde se manifieste.

Así las cosas, el machismo parece haberse vuelto un fenómeno fácil de identificar, pero difícil de erradicar. ¿Por qué? ¿Qué es lo que falla si está tan establecido, descrito y delimitado? Se me ocurren algunas respuestas, pero creo que el tema da para un amplio debate donde podríamos obtener muchas más.

Una de las razones, a mi juicio, es la enorme dificultad para superar la mentalidad patriarcal imperante hasta el día de hoy en el planeta. Y no solo porque haya países cuya mentalidad, sistema político o creencias religiosas tengan una base, unos principios y un fundamento estrictamente patriarcal – donde las mujeres son ciudadanos de segunda clase y viven sometidas a la vigilancia de los hombres – sino porque incluso en aquellos lugares del mundo que se reconocen como democráticos y respetuosos de los derechos humanos, muchas conductas y actitudes machistas se han normalizado al punto de ni siquiera ser vistas como tales. Es más, estos mismos países que se dicen democráticos avalan, en nombre de la democracia, partidos políticos cuyo ideario niega la existencia de la violencia machista. Y todo esto, lógicamente, favorece la reproducción del modelo machista en contra de las mujeres pese a que, de la boca para afuera, la mayoría de los países se declaren defensores de la igualdad de derechos y oportunidades.

Esto último es pura teoría. En la práctica, en la mayoría de los países del mundo las mujeres ganan menos sueldo que los hombres por una carga laboral similar; cobran pensiones más bajas aunque el tiempo de trabajo total haya sido el mismo o equivalente; la maternidad sigue siendo, en muchas ocasiones, causa de perjuicios a nivel laboral y social; la carga del hogar familiar sigue recayendo en mayor medida sobre las mujeres; el número de mujeres ocupando altos cargos o posiciones de alta responsabilidad sigue siendo menor que en el caso de los hombres; las familias uniparentales están mayoritariamente a cargo de las madres y sin apoyo del padre; las denuncias por violencia intrafamiliar no son consideradas con la misma seriedad que otros delitos e incluso hay países donde simplemente no las acogen.

Por otro lado, los porcentajes mundiales con respecto a la violencia de género son claras: la OMS reconoce “que el 35% de la población femenina ha sufrido alguna vez en su vida violencia física y/o sexual de un compañero sentimental, o violencia sexual de otro hombre sin esa relación”, mientras que algunos estudios en diferentes países elevan el porcentaje hasta el 70%. Pese a ello, ni la sociedad ni la justicia han respondido de forma contundente contra delitos violentos cometidos contra mujeres. De hecho, en general las leyes han ido agravando la penalidad – con lentitud y escasa eficiencia – pero también las condiciones por las cuales un crimen machista pueda obtener beneficios posteriores, logrando rebajar las penas. La mayoría de las sentencias por abusos sexuales, violación, violencia machista y asesinatos cometidos contra las mujeres terminan en sentencias bajas o no cumplimiento completo de las condenas. El que esto ocurra también con otro tipo de delitos no es ninguna justificación.

La violencia machista es un fenómeno que afecta a las mujeres por el hecho de serlo, y que precisa no solo un tratamiento particular y sanciones firmes, sino un trabajo decisivo a nivel cultural y social – con intervención de todos sus actores y ámbitos: familias, sociedad, administración, educación, salud, trabajo, marco legal - que supere una mentalidad patriarcal obsoleta, injusta y, a todas luces, peligrosa para las mujeres de todo el mundo.

 

Esplugues de Llobregat, Barcelona
25 de noviembre de 2021

Thamar Alvarez Vega
Psicóloga y Escritora

Página 1 de 76

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español