Miércoles, 28 Septiembre 2022 | Login
La primera víctima de la guerra mediática es la verdad Marcello Ferrada de Noli, Dr. en Medicina y Psiquiatría, Profesor Emérito de Epidemiología. Pantallazo de SvD.

La primera víctima de la guerra mediática es la verdad

El matutino SvD publicó el 19 de marzo el artículo Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos (*), en el que plantea que Rusia dirige una campaña de desinformación contra la vacuna de AstraZeneca. Y que uno de sus aliados en esta maniobra sería el profesor emérito en epidemiología, Marcello Ferrada de Noli.

El medio se contactó con el profesor Ferrada, quien concedió una entrevista vía por e-mail. Pero de las extensas respuestas del epidemiólogo, SvD publica solamente una frase y un tuit suyo, tergiversado. Y la imagen de un mono con bata blanca y una jeringuilla en la mano. ¿Dónde quedó la ética periodística de Svenska Dagbladet?

 

 Por: Marisol Aliaga

 

“Lo mejor es tener un medio propio” me aconsejó, hace muchos años atrás, el legendario periodista chileno Mario Gómez López.

Sin embargo, frente a los medios de masas establecidos, los medios independientes somos un David frente a un Goliat.

Una excepción podría ser la publicación The Indicter, cuyo editor en jefe es el mismo profesor Ferrada de Noli, que cuenta con más de medio millón de visitas, de acuerdo a las estadísticas publicadas. 

La libertad de expresión en Suecia dice estar a un nivel muy alto. En la práctica no es tan así, los grandes monopolios, como en nuestros países, controlan la gran mayoría, sino todo el flujo mediático en el país.  Fuera de eso, la pandemia dejó en evidencia que el llamado Public Service que se supone debe ser totalmente independiente - muchas veces se comporta solo como un megáfono del poder.

“No existe el periodista imparcial”, decía Stieg Larsson. Tenía toda la razón, el creer otra cosa es ingenuidad. Pero sí existe la ética periodística, el rigor, el esforzarse en llegar a la verdad. Y aquí se me vino a la mente la expresión tan consagrada de que “La primera víctima de la guerra es la verdad”, y también la guerra mediática, donde se aplican las mismas expresiones de “ofensiva” “francotiradores”, “estar bajo ataque” etc.   

Dagens Nyheter publicó el 2013 la editorial Bienvenido a Skellefteå, Polygono. Les escribí informándoles que "Polígono" no era un pueblo, sino un sector de la ciudad de Arica. Les envié incluso un documento que me enviaron desde allá que lo acreditaba. El autor me dio las gracias. Y no cambió nada. Durante un tiempo les recordé el error en la sección comentarios, de su sitio en la web. Más tarde los borraron todos y la nota mantiene su titular.

Con Svenska Dagbladet he tenido algunos encontrones, por las publicaciones de Mauricio Rojas. El editor respondió a mis quejas diciendo que “sabía que era una persona controversial”, y punto. Afortunadamente cuando éste hizo una fugaz pasada por el Ministerio de las Culturas en Chile, pudimos comprobar que había mentido, entre otras cosas respecto a su militancia en el MIR.

Este caso se me vino nuevamente a la mente, al leer el artículo titulado en un principio Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos, y también la sensación de impotencia al sentir que yo tengo la razón, pero ellos el poder. Porque la primera reacción que tengo, al leer el difamatorio artículo, es contactarme con el diario y preguntarles en qué se basan para emitir esas burdas acusaciones. Para recordarles su falta de ética profesional. ¿Pero ganaría algo? Basándome en la experiencia empírica sobre el actuar de SvD, nada.

 

Contexto:

El programa de vacunación contra la covid-19 en Europa va lento, por no decir que ha sido un fracaso. La gran mayoría de países no han vacunado a su población en la medida que habían planeado, y los problemas por falta de vacunas han causado gran frustración, desde los ciudadanos de a pie, hasta las más altas esferas en la Unión Europea. Paralelamente con este problema, han surgido otros, como las implicaciones geopolíticas de la vacunación. La información que llega a los ciudadanos está sesgada e influenciada por los medios de cada país y este y oeste se acusan mutuamente de desprestigiar sus vacunas.

La vacuna de AstraZeneca contra la covid-19  ha sufrido una serie de reveses que en las últimas semanas han ido en aumento. Varios países europeos suspendieron la vacunación con el suero de la empresa británica-sueca luego de muertes asociadas a la inoculación. Más tarde, algunos países la reanudaron, otros no. La Agencia de Salud Pública en Suecia decidió, el jueves, administrarla solamente a los mayores de 65 años, cuando hasta hace poco había desaconsejado su administración para personas justamente en este rango etáreo. Esto ha llevado a que algunos mayores se sienten como conejillos de Indias.  

En este contexto de dudas e incertidumbres sobre la vacuna de AstraZeneca, un periodista del matutino sueco Svenska Dagbladet se contacta con el Profesor Marcello Ferrada de Noli, y le solicita una entrevista. Más tarde, Mattias Magnusson escribe:

“SvD se comunica con el profesor por teléfono desde Italia. A Marcello Ferrada de Noli le gusta hablar, pero prefiere responder preguntas por correo electrónico”.

Como si fuera algo extraño que el entrevistado responda las preguntas por mail. Prácticamente todas las entrevistas, y sobre todo con las autoridades suecas se hacen via mail.

Agrega que el profesor Ferrada niega estar siendo utilizado con fines propagandísticos rusos, pero que “los medios suecos le llevan la contraria”. Y cita al profesor, con la frase:

“´La principal preocupación de todos los periodistas honestos como Ud. debería ser el contenido de lo que digo y con qué evidencia científica se basa. No donde finalmente se publicaron o difundieron mis opiniones´, escribe el profesor”.

Vale decir, una entrevista por correo electrónico que se extiende por tres días y que comprende al menos nueve preguntas y respuestas, donde el profesor Ferrada aclara pacientemente y con lujo de explicaciones las contra preguntas del reportero, se condensa en una sola frase.

Y de los miles de tuits del del profesor en Twitter, Magnusson elige uno solo, lo tergiversa y dice que lo que afirma el profesor “muy bien podría venir de una fábrica de trolles rusos”. ¿Y qué pruebas da? Ninguna. Ni un solo enlace a fuentes, ni siquiera a fuentes tan amarillentas como su nota.

En lugar, cita a un jefe de la Agencia de Contingencias Civiles de Suecia (MSB), Mikael Tuvesson (el diario escribe, erróneamente, Tufvesson) cinco veces directamente y otras tantas, indirectamente. "El año pasado se trató mucho de la covid-19 y la estrategia sueca. En otoño, empezaron a aparecer las vacunas. Los problemas que preocupan a la gente son los que se utilizan. En este momento, la vacuna es la herramienta", dice Tuvesson, en el artículo. 

Vale decir, Svenska Dagbladet contacta a un experto en epidemiología en Bérgamo, Italia, para una entrevista. Pero en lugar de citar las preguntas y respuestas del extenso material que obtiene - desde una de las primeras ciudades en el mundo afectadas por la covid-19, por lo tanto, interesante para cualquier periodista realmente interesado en el tema - publica un artículo difamatorio donde, tomando afirmaciones de otra persona, presenta al entrevistado como un “troll” que está a las órdenes de la propaganda rusa

Yo me pregunto, en la soledad de mi cuarentena, como periodista independiente y directora de un modesto medio alternativo, ¿haría yo una cosa así?

Me respondo:

En el ejercicio de mi profesión he hecho innumerables entrevistas, muchas veces a personas que nunca pensé llegar a conocer. Pero una cosa ha tenido siempre la mayor importancia: el respeto al entrevistado. Como periodista es necesario tener en cuenta algo: el entrevistado deposita en uno toda su confianza, yo estoy ocupando su tiempo, y de mí depende el ser capaz de transcribir lo mejor posible lo que éste me quiere decir. Se trata de ética profesional y de algo que seguramente se tiene o no se tiene. Así de simple.

Al parecer el articulista de Svenska Dagbladet carece de esta brújula moral.

 

(*) La nota se tituló así en un principio. Después cambió de titular dos veces, desde: "Los problemas de Astra – un sueño dorado para las fábricas de trolles rusos", pasando por: "El nuevo problema de AstraZeneca es el sueño dorado de los desinformadores", hasta, el titular final, más sobrio: "¿Quién tiene fuerzas para ser crítico y controlar las fuentes, a un año después de la pandemia?".

 

 

Notas al margen:

El profesor Marcello Ferrada de Noli publicó un extenso artículo en el medio que dirige, The Indicter, donde reproduce en su totalidad el texto enviado a Mattias Magnusson. Como esta nota está en inglés, no ha sido posible para Magazín Latino publicar aún su contenido (espero hacerlo más adelante). No obstante, el lector interesado puede acceder a esta en el enlace.

Del extenso artículo podemos incluir, no obstante, algunos párrafos, como:

“Algunas cosas sobre mí, a las que se hace referencia en el artículo de SvD, no solo son completamente difamatorias sino también completamente falsas. La información de Magnusson sobre lo que le habría respondido durante la entrevista - que afortunadamente fue registrada vía e-mail - no se corresponde con lo que realmente le dije y le expliqué”, explica el profesor Ferrada.

“De los mil tweets y los artículos que he publicado sobre el tema, a partir de una respuesta de entrevista detallada de 13 páginas y la información que envié a SvD, el periodista elige seleccionar un renglón de un tuit (y también distorsionar su significado) y hacerla representativa de una historia sobre desinformación y propaganda rusa. Esto no es solo un fracaso estadístico (en términos de selección representativa) sino también muy poco ético en términos de práctica profesional y / o periodística.”

El profesor expresa además que ha cursado una demanda a la entidad que se encarga de examinar las infracciones de parte de los medios de comunicación.

Otro párrafo que nos gustaría añadir a la nota tiene relación con algo que Marcello Ferrada nombra al final de su artículo, de cuando él quiso ayudar a los adultos mayores de la localidad donde actualmente reside, Bérgamo, conocido por ser el epicentro de la pandemia. Algo que ha sido citado por medios internacionales, y más recientemente en este – enlace.

“Hoy, 19 de marzo de 2021, más de tres meses después de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunación de todos los ancianos en la población de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribución provocada por los fabricantes", escribe el Dr. Ferrada en The Indicter.

Seguramente Mattias Magnusson no sabe, porque nunca lo averiguó, que el Profesor Ferrada, en diciembre del año pasado, al ver la devastación en la ciudad de Bérgamo, llegó a la conclusión de que la mejor manera de ayudar a sus vecinos de la localidad del norte de Italia era adquirir una vacuna. Y luego de examinar la evidencia científica, la elección recayó en Sputnik V. La vacuna rusa, ha sido vilipendiada por los medios europeos, sin embargo, hoy se perfila como una alternativa segura, y se ha anunciado que incluso hay planes de iniciar su producción en Suecia.

Hoy, 19 de marzo de 2021, más de tres meses después de mi iniciativa, que pudo haber resultado en la vacunación de todos los ancianos en la población de la ciudad afectada por la pandemia, solo menos de la mitad de los ancianos sobrevivientes han podido vacunarse. debido a la accesibilidad y distribución provocada por los fabricantes.”

Sus palabras son un fiel reflejo de la necesidad que existe de dejar las ideologías y las razones geopolíticas de lado, frente a un enemigo en común, y de preocuparse, en cambio, de la salud de los ciudadanos.

 


Marcello Ferrada de Noli, Dr. en Medicina y Psiquiatría, Profesor Emérito de Epidemiología. Pantallazo de SvD. 


Svenska Dagbladet ilustra su nota con un meme. Foto: Pantallazo, portal del matutino Svenska Dagbladet. 

 


Media

About Author

Related items

  • Notas sobre la guerra en Ucrania y la reciente decisión de Suecia de ingresar a la OTAN

    La premier sueca, Magdalena Andersson, y el presidente finlandés, Sauli Niinistö, anunciaron hoy que ambos países solicitarán su ingreso a la OTAN.

    “Lo mejor para la seguridad de Suecia y del pueblo sueco es que nos unamos a la OTAN y lo hagamos junto con Finlandia, dijo Andersson”.

    En esta columna, el profesor Ferrada de Noli escribe, en el contexto de la guerra en Ucrania, que aquella decisión “pone fin en el espacio de días a 200 años de neutralidad sueca, que “no fue votada en el parlamento sueco, ni muchos menos vía un plebiscito nacional”. Lo que pondría en cuestión, según él, la validez del “concepto de democracia representativa”.

     

     Por: Marcello Ferrada de Noli

     

    A comienzos de marzo publicamos en español “Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) analizan la situación en Ucrania, sus causas y posible solución” (ver The Indicter [1] y Magazín Latino [2]). Fueron acuerdos obtenidos luego de días de deliberación fatigosa. Allí, por voto de mayoría, el directorio finalmente condenó la invasión de Rusia en Ucrania por razones de principio. Una organización de DD.HH. nunca podría estar de acuerdo con reemplazar el coloquio diplomático por el de los cañones, se dijo. Sin embargo, pesar de ser su presidente, yo fui un voto de minoría. Como lo escribí en mi opinión disidente, la operación militar de Rusia en Ucrania no es una agresión per se, sino todo lo contrario:

    a) Por una parte, es una respuesta a la agresión genocida iniciada en 2014 por la junta fascista en contra de la etnia rusa de la región de Donbass;

    b) Por otra parte, es una respuesta a la no respuesta de la OTAN/EU sobre la exclusión de Ucrania como miembro ad-portas de la OTAN.

     

    A casi tres meses de iniciarse la cosa militar, nos encontramos con este panorama factual: La situación en Ucrania fue primero creada por un artificio geopolítico, para luego terminando ser utilizada, malévola y económicamente, por los poderes que fabricaron su crisis. El último de aquellos viene a ser la elite político-militar-industrial de Suecia, y su oligarquía cultural. Estos son quienes ahora aprovechan el pánico que ayudaron a crear en Ucrania en 2014 y años subsiguientes, para ahora “encontrar” la justificación de su ingreso a la OTAN.

     

    Aquí una nota sobre el itinerario de los sucesos geopolíticos que nos han llevado a la actual situación:

     

    1. Los arquitectos del putsch de Maidan de febrero 2014 fueron una escuadra diplomática norteamericana encabezada por la señora Assistant Secretary of State Victoria Nuland. Los maestros sujetándole la cola de su vestido resultaron ser los ministros de intrigas exteriores de Suecia (Carl Bildt) y Polonia. Nuland, sin pensar que su conversación estaba siendo grabada [3], le cuenta a su colega Geoffrey Pyatt, el embajador de USA, que, a espaldas de la UE, ellos (los norteamericanos) han decidido colocar como primer ministro interino a Yatsenyuk. Como resultado, ya en el primer gabinete de la Junta, aparecen cinco ministros de la extrema derecha pro-nazi.

     

    1. Yatsenyuk denomina “subhumanos” a la mayoría ruso-parlante de Donbass. [4] Los Nazis en el gobierno derogan por decreto el idioma ruso como uno de los oficiales de Ucrania. Semanas después, los fascistas incendian el edificio de la CUT en Odessa, incineran vivos a hombres y mujeres y niños, después de haberlos correteado a su interior. A los pocos que finalmente se escapan de las llamas los matan a balazos al salir, o los estrangulan yacientes en el pavimento. [5] Entonces el pueblo de Donbass (Donetsk, Luhansk y Mariupol) se rebelan. Consecuencialmente, la represión del gobierno se intensifica y en ese entonces documentamos tres masacres en un solo mes. [6] Empero al último, mientras Mariupol es baleado y tanqueado y mortereado por las tropas y milicias de ultraderecha, [7] Doneskt y Luhansk forman milicias populares y declaran su independencia. Cuestión que he apoyado desde el comienzo de sus luchas en 2014.

     

    1. Ergo, la guerra de Ucrania comenzó en 2014, y no el 24 de febrero de 2022. Ya en 2015, el presidente Poroshenko inició la ATO (“Operación Anti-Terrorista”), declarando públicamente la guerra [8] en contra de los rebeldes de Donbass. Contado hasta el mes anterior de la invasión de las fuerzas rusas, esa guerra había ya causado 15 mil víctimas fatales en Donbass, de ellos tres mil civiles. [9]

     

    1. El propósito de “Desnazificaciòn” anunciado por Rusia no es un subterfugio. En Ucrania, a nivel de esferas de poder directo e influencia, el movimiento nazi y nacionalista extremo es preponderante. De allí la xenofobia, el racismo contra todo grupo étnico diferente y por ende considerado antagónico. Aquella ideología, o más bien conducta, marca por ejemplo el tratamiento cruento y barbárico de los militares rusos que han caído prisioneros. Los ejecutan sin misericordia, en casos documentados primero los torturan. Su ley es no dejar prisioneros vivos –lo que soldados ucranianos confiesan y además se ufanan. [10]

     

    Sin embargo, comienzan a desmoronarse los castillos de embustes de la prensa anti-periodística de Occidente, incluida la chilena, en sus esfuerzos a) para ocultar la verdad sobre la ideología nazi del gobierno de Zelensky, y b) para ocultar el peso de los nazis Azov y otras milicias de extrema derecha nacionalista, los Banderistas, el Right Sector, etc. Todos ellos constituyen la médula de las fuerzas operativas de combate. No son una minoría, como se repite soslayadamente. Una manera de restar su importancia es el denominarlos “Batallón” Azov. En circunstancias que solamente en la Guardia Nacional de Ucrania constituyen un regimiento completo. Oficialmente es ese su nombre, el Regimiento Azov.

     

    Y las formaciones Azov no se encuentran solamente en Mariupol, como se cree, sino que están repartidas en múltiples unidades a lo largo y ancho de Ucrania, Kiev incluido. En fin, una certera bofetada a la narrativa patrañera de la prensa occidental, a sus redes (anti)sociales, a la fachada de sus locutores de noticias, la entregó hace unas semanas el análisis de un prestigiado militar del ejército suizo. El coronel Jacques Baud ha sido miembro del Estado Mayor (General Staff) suizo, ex miembro del servicio de Inteligencia Estratégica, especialista en países del Este, etc. Él revela que las milicias ucranianas constituyen el cuarenta por ciento de las fuerzas armadas. [11] Son su columna vertebral. (Vehementemente recomiendo la lectura del citado trabajo de Jacques Baud).

     

    1. En mi opinión, aparte de lo referido introductoriamente: la razón por la cual USA se negó hasta el último momento a darle garantías a Rusia de no expandirse aún más hacia el Este –en dirección a la frontera rusa– fue para extenderle una trampa. Con aquella negativa, el objetivo era provocar a Rusia a reaccionar militarmente. Rusia misma había declarado que si sus condiciones vitales (la “línea roja¨) no eran consideradas, entonces tendría una respuesta “militar-técnica”. En los hechos, USA ya le había informado en secreto a Zelensky que no sería admitido en la OTAN (reconocido esto por Zelensky, está en una entrevista que hemos publicado en The Indicter). [12] Y esto lo mantuvieron secreto en las negociaciones con Rusia. USA y la OTAN primero engañaron Rusia desde 1991 hacia adelante con promesas de no expansión hacia el Este, [13] y luego volvieron a engañarla manteniendo en secreto la decisión no-OTAN respecto Ucrania. Ucrania recibió órdenes de mantener todo aquello confidencial.

     

    1. ¿Cuál fue, es, la razón estratégica de la provocación de USA/NATO? Por una parte, en lo militar, el objetivo es realizar una guerra proxy en contra Rusia, lo que inevitablemente terminaría utilizando a los ucranianos como carne de cañón. Esta guerra, como lo anticipé en mi carta del 8 de marzo al consejo de directores de la SWEDHR, está destinada a debilitar el potencial militar de Rusia, de desgastar su arsenal, conocer sus tácticas modernas de combate, etc. sin la necesidad de participar directamente. [14]

     

    Un mes y medio más tarde, aquello sería reconocido por primera vez púbicamente, por el secretario de Defensa de los EEUU, General (R) Lloyd Austin. Al término de una reunión en Kiev con Zelensky, Austin declaró: “Queremos Rusia debilitada”. [15] En la lógica cínica del imperialismo, cuando ellos (OTAN) entren a la guerra en forma más directa, el sacrificio de las vidas ucranianas habrá logrado –piensan los norteamericanos– el desgaste necesario de las tropas y materiales rusos.

     

    1. Por otra parte, en lo económico, mi tesis ha sido que la iniciativa norteamericana de presionar al máximum a los países de la Unión Europea, particularmente a Alemania, para implementar sanciones en contra de Rusia, fue intencionada para obtener el debilitamiento de las economías europeas. De esta manera, EE. UU., que no posee la vulnerabilidad que caracteriza a países europeos respecto a la dependencia de combustibles rusos (gas, petróleo), terminaría en ventajosa posición en la competencia global industrial. Al momento de la exposición de mis ideas en una entrevista hecha por George Galloway, [16] la inflación en Alemania ya era del 7-8 porciento.

     

    Aunque terminó siendo cierto lo del debilitamiento desmesurado de las economías de los países de la UE, las sanciones no cumplieron el efecto esperado en contra de Rusia. Prueba de ello lo entregó dos días atrás en el Bundestag alemán la parlamentaria Sarah Wagenknecht, quien en su discurso alzó la voz para interpelar al primer ministro y a sus colegas:

     

    “¿No lo ven Ustedes? ¿Que las sanciones nos hacen más daño a nosotros que a Putin? ¿Que desde febrero el euro ha estado cayendo constantemente y perdiendo terreno, mientras que el rublo ruso está cotizando mucho más alto que al comienzo de la guerra de Ucrania?" [17]

     

    Epílogo

     

    La reciente decisión de una membrecía en la OTAN hecha por el gobierno de Suecia no fue votada en el parlamento sueco, ni muchos menos vía un plebiscito nacional. La decisión se tomó prácticamente entre gallos y medianoche… por políticos como en el caso de la Socialdemocracia y los Demócratas Suecos, que fueron elegidos justamente en virtud de su plataforma No a la OTAN.

     

    En mi opinión, esto plantea serios interrogantes sobre la calidad y contenido de los conceptos “democracia” y “democracia representativa” que se usan cotidianamente en la autoimagen de Suecia que siempre se proyecta al exterior.

     

    Ahora “cambian de idea” oportunistamente. Pero en el fondo fueron siempre pro-OTAN, aunque se atreven a ingresar al club imperialista solo ahora, aprovechando lo que ellos piensan sería el desgastamiento actual de Rusia por la guerra en Ucrania. Y que Rusia poco o nada podrá hacer para impedirlo. Yo pienso distinto. Sino para impedirlo, para remediarlo.

    --

    El profesor Marcello Ferrada de Noli es fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) y editor en jefe de la revista geopolítica The Indicter.

     

    --

    Referencias

    [1] https://theindicter.com/doctores-suecos-por-los-derechos-humanos-swedhr-analizan-la-situacion-en-ucrania-sus-causas-y-posible-solucion/

    [2] https://www.magazinlatino.com/index.php/columnas/item/1297-doctores-suecos-por-los-derechos-humanos-swedhr-analizan-la-situacion-en-ucrania-sus-causas-y-posible-solucion

    [3] BBC, “Ukraine crisis: Leaked phone call embarrasses US”  https://www.bbc.com/news/world-europe-26072281

    [4] CNN, 15 Junio 2014 https://edition.cnn.com/2014/06/15/world/europe/ukraine-crisis/

    [5] Nina Cross, “The Indicter editorial. The mass killing in Odessa by Ukrainian far right ultra nationalists” https://theindicter.com/the-mass-killing-in-odessa-by-ukrainian-far-right-ultra-nationalists-2/

    [6] M Ferrada de Noli, “Ukraine Fascists: Three massacres in only one month.” https://professorsblogg.com/2014/06/03/ukraine-fascists-3-genocides-per-month/

    [7] M Ferrada de Noli, “The Ukraine Army’s slaughter of Mariupol civilians 9 May 2014: unarmed civilians shot at & killed at close range” https://professorsblogg.com/2014/05/10/ukraine-armys-slaughter-of-mariupol-civilians-9-may-2014/

    [8] “Ukraine’s president under ATO: "OUR children will go to school. THEIRS will be sitting in basements". The Indicter channel, 30 Marzo 2022 https://www.youtube.com/watch?v=h8f-HJKZsq4

    [9] M Ferrada de Noli, “NATO: Sweden Navigates Dangerous Waters”. Consortium News, 2 Mayo 2022 https://consortiumnews.com/2022/05/02/nato-sweden-navigates-dangerous-waters/

    [10] “Killing of Russian prisoners of war in Ukraine, a war crime according to Geneva Convention Art 3 -1”. The Indicer channel, 6 Mayo 2022 https://www.youtube.com/watch?v=uINNJRmzpi8

    [11] Jacques Baud, “La situation militaire en Ukraine”. Centre Français De Recherche Sur Le Renseignement (CF2R).Bulletin de Documentation N°27 / mars 2022 https://cf2r.org/documentation/la-situation-militaire-en-ukraine/

    [12] “Zelensky admits that NATO leaders had privately said to him, Ukraine membership not to be accepted”. The Indicter channel, 12 Abril 2022 https://www.youtube.com/watch?v=f9JC-_a-Gyw

    [13] Archivo de seguridad nacional, “Expansión de la OTAN: lo que Gorbachev escuchó”, 12 de diciembre de 2017 https://nsarchive.gwu.edu/briefing-book/russia-programs/2017-12-12/nato-expansion-what-gorbachev -oído-occidental-líderes-temprano

     

    [14] M Ferrada de Noli, “To my colleagues at SWEDHR Board of Directors”. Email 8 Mar 2022, 21:59

    [15] BBC, “Ukraine war: US wants to see a weakened Russia“, 25 Abril 2022 https://www.bbc.com/news/world-europe-61214176

    [16] George Galloway / M Ferrada de Noli, “FULL INTERVIEW: Sanctions on Russia are devastating the economies of European countries” 13 Abril 2022 https://www.youtube.com/watch?v=lF9goyLY7NE

    [17] Sarah Wagenknecht              https://twitter.com/ProfessorsBlogg/status/1525576185312382977

     


    En la rueda de prensa del martes, Andersson dijo que "Suecia entra en una nueva era". Niinistö, en tanto,  expresó que esta era "una decisión histórica" y un triunfo de la democracia en Finlandia.  Foto: Pantallazo SVT. 

     

  • Suecia navega por aguas peligrosas

    “No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación”, escribe el fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR), profesor Marcello Ferrada de Noli.

    Este domingo, la PM Magdalena Andersson comunicó que Suecia, siguiendo los pasos de Finlandia, solicitará su ingreso a la OTAN.

     

     Por: Marcello Ferrada de Noli

     

    No son únicamente los políticos en el Riksdag quienes deben decidir qué riesgos implica la membresía de la OTAN, plantea el Profesor Marcello Ferrada de Noli.

    Existe una paradoja fundamental dentro de la OTAN entre los derechos y las responsabilidades, lo que a menudo se ha malinterpretado. Desde la perspectiva de la OTAN, la prioridad en la adhesión de un país a la alianza no es el derecho de ese país a contar con la protección de la alianza, sino todo lo contrario: lo fundamental (e imperativo) es la responsabilidad que asumen cada uno de los países de la OTAN de ir a la guerra cuando uno de sus los estados miembros es atacado. Eso y nada más es lo que se especifica en el corazón del Artículo 5.

     

    En otras palabras, no son los miembros del parlamento sueco, que ahora quieren votar por el ingreso en la OTAN, quienes decidirán en última instancia cuándo Suecia irá a la guerra y contra quién. Será la OTAN. Si otro estado miembro de la OTAN que no sea Suecia es atacado, se garantizaría que Suecia iría a la guerra.

     

    Pero ¿qué sucede cuando un ataque a ese miembro de la OTAN es en realidad una respuesta a una agresión unilateral de aquel país?

     

    En el contexto de varias guerras en las que los miembros de la OTAN se han visto envueltos en las últimas décadas, también hay excepciones al principio de solidaridad y asistencia mutua. Sucedió, por ejemplo, cuando un avión de combate ruso fue derribado por Turquía, país de la OTAN, en noviembre de 2016.

     

    Según el diario sueco Svd, habría sido un incidente del tipo casus-belli, porque, según Turquía, el episodio ocurrió sobre territorio turco –mientras Rusia afirmó que el avión estaba en el espacio aéreo sirio. Se publicó en esa oportunidad que Ankara había pedido a sus aliados de la OTAN “que invocaran el Artículo 5 para ayudar a asegurar la frontera de Turquía con las amenazas de Siria”. Aún así, la decisión final fue: “La OTAN apoya a Turquía pero no invoca el Artículo 5”.

     

    En base a lo expuesto, mi pregunta es ¿Qué garantía herméticamente confiable habría por parte de la OTAN si ocurriera un incidente similar ocasionado por Suecia en contra de Rusia –aunque fuese por accidente o sin la intención de provocar una guerra? ¿Que ocurriría si Rusia lo percibiese como una provocación o, peor aún, como un casus belli?  ¿Sería en este caso la respuesta de la OTAN similar a la que le dio a Turquía en el ejemplo anterior?

     

    Los riesgos de una respuesta militar de Rusia

     

    No se sabe a ciencia cierta cómo, específicamente desde el punto “militar-técnico”, Rusia reaccionaría en el caso de Suecia entrando a la OTAN. Debe sí recordarse que Suecia se encuentra a solo 240 km de Kaliningrado. Esto es, con o sin pertenencia de Suecia a la OTAN, Suecia se encuentra a “una cercanía de tiro” de los misiles tipo “Calibre” que Rusia desplegó recientemente en Kaliningrado. Esos misiles tienen un alcance de más de seis veces esa distancia, y su efecto preciso de destrucción se ha ya comprobado en las recientes operaciones militares de Rusia en Ucrania.

     

    Se podría argumentar que la nueva capacidad antimisiles de Suecia (los sistemas “Patriot” adquiridos por Suecia en los EE. UU.) podría anular esos potenciales ataques de misiles “calibre” desde Kaliningrado. Pero, luego que Suecia ingresase a la OTAN, las cosas adquirirían otra dinámica por parte de los rusos:

     

    En primer lugar, anticipando la alternativa de un despliegue o estacionamiento en Suecia de tropas de los EE. UU. equipadas con armas nucleares, Rusia ya ha dicho que en caso de un ingreso de Suecia a la OTAN ellos moverán misiles con ojivas nucleares lo más cerca de Suecia que les sea posible. O sea, los viejos acuerdos de “zona libre” de armas nucleares en la franja del Báltico quedarían automáticamente caducos si Suecia y Finlandia entran en la OTAN. Y aquí recuerdo la corta distancia que existe desde las rampas de Kaliningrado.

     

    En segundo lugar, Rusia posee el arsenal de ojivas nucleares más grande del mundo, junto con las más destructivas. Y olvidémonos de los misiles “Calibre”: los modernos misiles hipersónicos de Moscú, según el presidente Joe Biden, son “casi imposible de detener”. A mayor abundamiento, el nuevo RS-28 "Sarmat" de Rusia, con una velocidad de veinte veces la del sonido,  es un misil equipado con 10 a 15 MIRV (cabezas nucleares) y que puede llegar a Berlín en unos 106 segundos, a Londres en 202 segundos y a Estocolmo en solo 87 segundos!

     

    Un riesgo múltiple de guerras

     

    El punto de partida general en los medios suecos es que el único enemigo es Rusia y el único riesgo es la guerra con Rusia. Pero, por una parte, Albin Aronsson, analista de políticas de seguridad de la Agencia Sueca de Investigación de Defensa (Totalförsvarets forskningsinstitut), expresa en el periódico sueco Dagens Nyheter que "el riesgo de una amenaza militar real (rusa) es bajo”. Y por la otra, para Estados Unidos, que es el verdadero motor de la OTAN, Rusia no es de ninguna manera la única nación potencialmente beligerante.

     

    Por el contrario, para Washington, no es únicamente Rusia sino el conjunto de otros países –como China o India y otros de Asia, África y América Latina que actualmente apoyan a Rusia o se niegan a participar en las sanciones contra Moscú— lo que constituye una alianza económica y militar mayor que la OTAN. Qué pasaría si Estados Unidos entrara en enfrentamientos militares con alguno o un grupo de esos países, ¿tendría Suecia, como miembro de la OTAN, alguna oportunidad de evitar participar o ser el objetivo de esas armas hiperdestructivas que desafortunadamente la guerra moderna está empleando, u otras aún más temibles por emplear?

     

    Por supuesto, Suecia debe salvaguardar su integridad nacional, territorial, política y cultural. Pero Suecia no es la suma parcial de políticos, más un puñado de magnates dueños de la industria armamentista, más los periodistas de los medios tradicionales de comunicación. Suecia se compone de familias, y de ellas forman parte cada ciudadano sueco, entre más de 10 millones. El destino de Suecia, sí o no a OTAN, es el destino de todos.

     

    Ergo, no son sólo los políticos del Riksdag los que deben decidir qué riesgos hay en la pertenencia a la OTAN. Especialmente cuando algunos de estos políticos fueron elegidos gracias a la plataforma opuesta sobre la membresía en la OTAN.

     

    Un país verdaderamente neutral

     

    Lo que beneficiaría al mundo, y no solo a Suecia, es que Suecia: primero:  vuelva a posiciones geopolíticas originales, Segundo: que una vez más renueve su declaración de estado neutral. Como lo escribimos en DN, hace siete años:

     

    “Una cooperación sueca más estrecha con EE. UU. / OTAN no conduce a una mayor seguridad, pero corre el riesgo de convertir a Suecia en un objetivo principal en caso de conflicto militar. ¿Por qué no invertir en una Suecia neutral que contribuiría a una mayor seguridad no solo para el país sino también en la región y, por lo tanto, reduciría el riesgo de guerra? “

     

    Históricamente, la cultura política sueca en la época del primer ministro Olof Palme permitió negociaciones serias para la paz; ayudó a la resolución de conflictos geopolíticos; fue la sede para celebración de acuerdos y eventos internacionales en la lucha mundial por la salud humana y el medio ambiente. Considerando la reciente recreación de la guerra fría entre Occidente y Oriente, agravado por nuevos arsenales sofisticados y destructivos, la humanidad necesita ese foro más que nunca.

     

    Por las razones anteriores, debe realizarse en Suecia un referéndum sobre el tema de la OTAN. Al igual como lo hicimos en el caso del ingreso de Suecia a la UE.

     

    Al mismo tiempo, las autoridades deben permitir y alentar un debate sobre estos asuntos dentro de las instituciones suecas, en los lugares de trabajo, entre estudiantes, inmigrantes, académicos y en todas las esferas de la sociedad.

     

    El más importante entre los derechos humanos es el derecho a la vida. La más terrible de las acciones políticas es buscar el camino de la confrontación letal. Lo más sublime es buscar la paz. Y lo más inteligente.

     

    Aguas peligrosas

     

    Hace algunos años, antes de que Suecia se convirtiera en “partner” de la OTAN, Dagens Nyheter publicó un artículo positivo (la excepción que confirma la regla) sobre mi persona. DN lo tituló:  “El profesor ha navegado en aguas peligrosas”. Se refería a mi resistencia contra la dictadura fascista de Augusto Pinochet, que sobreviví a la captura y encarcelamiento de los fascistas, que al final pude regresar al nido familiar aquí en Europa, y entre la fraternidad de las organizaciones antiimperialistas europeas que existían en ese momento. Los fascistas chilenos finalmente fueron expulsados ​​del poder. Estando en Suecia, fui invitado en una ocasión a Rusia, para el desfile militar en la Plaza Roja, en noviembre de 1981.

     

    Estaba yo entonces en Moscú en el momento en que un submarino de la flota soviética, por un problema técnico, desembarcó sin quererlo en la costa sueca. Aunque en plena Guerra Fría, los dos gobiernos pudieron resolver el incidente de forma rápida y no dramática. ¿Habría ocurrido el mismo resultado si Suecia fuera miembro de la OTAN?

     

    No es demasiado tarde para que Suecia vuelva a su tradicional postura geopolítica de los tiempos del honorable Olof Palme. La mejor garantía para la seguridad nacional de Suecia es echar anclas en su propio puerto neutral, en lugar de emprender una incierta navegación en las peligrosas aguas de la confrontación.

     


    Durante el encuentro que tuvo lugar en Estocolmo el 6 de abril 2022, el canciller finlandés Pekka Haavisto; el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y la canciller sueca Ann Linde. 

      

    --

    El profesor Marcello Ferrada de Noli es fundador de Doctores Suecos por los Derechos Humanos (SWEDHR) y editor en jefe de la revista geopolítica The Indicter.

     

    Una versión en inglés de este artículo (“NATO: Sweden Navigates Dangerous Waters“) se publicó por primera vez en Consortium News. Una versión abreviada (“Därför behöver Sverige folkomröstning om NATO frågan”) se ha publicado en Globalpolitics.se/

     

  • Suecia expulsa a tres diplomáticos rusos

    La canciller sueca, Ann Linde, informó en rueda de prensa, este lunes, que Suecia expulsa a tres diplomáticos rusos.

    Según Linde, estas personas “No han actuado de acuerdo con la Convención de Viena y han realizado actividades ilegales de inteligencia en Suecia”. Agregó: “Debemos sopesar constantemente nuestros propios intereses, pero eso no descarta la posibilidad de que podamos expulsar a más personas”.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Después de que las fotografías de cadáveres en las calles de Butja fueran difundidas por los medios de comunicación de todo el mundo, la respuesta de países europeos no tardó en llegar. Alemania y Francia expulsan a 75 diplomáticos rusos, en tanto que Dinamarca a 15.

     

    - Las imágenes de Butja muestran una brutalidad increíble por parte de los líderes rusos y de quienes siguen su propaganda con una voluntad de exterminio sin límites, dijo la canciller alemana, Annalena Baerbock.

     

    Según ella, teme ver imágenes similares desde otras ciudades ucranianas, que han sido ocupadas por Rusia.

     

    La canciller sueca, Ann Linde, comunicó este lunes de la expulsión de tres diplomáticos rusos que, según Säpo (Policía sueca de seguridad), “están involucrados en actividades de inteligencia ilegales en Suecia”.

     

    Durante la rueda de prensa, Ann Linde recibió la pregunta de cómo había razonado la Säpo, pero rehusó dar más detalles.

     

    - Expulsar diplomáticos no es una tarea fácil. Siempre tiene consecuencias. También para nuestra propia embajada. Debemos sopesar constantemente nuestros propios intereses, pero eso no descarta la posibilidad de que podamos expulsar a más personas.

     


    La ministra de Relaciones Exteriores de Suecia, Ann Linde, en la rueda de prensa del lunes a las 12:00 horas. Foto: Pantallazo TV4.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español