Viernes, 21 Enero 2022 | Login
Las víctimas de la pandemia en Suecia – Tratamiento inhumano a los ancianos Sofia Wallström, directora general de IVO. Foto: Captura de pantalla. SVT.se.

Las víctimas de la pandemia en Suecia – Tratamiento inhumano a los ancianos

Lapidario informe de IVO corrobora que un gran número de ancianos en residencias especiales fueron condenados a cuidados paliativos, a menudo por teléfono e incluso sin ser testeados por la covid.

- Hay deficiencias demasiado graves en la atención a los mayores. El nivel es demasiado bajo, incluso cuando se trata de una pandemia, dijo Sofia Wallström, en rueda de prensa el martes. IVO dirigió una dura crítica a las 19 regiones del país, por graves faltas en la atención sanitaria a los mayores. Simple y sencillamente, se les dejó morir.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Desde al comienzo de la pandemia, el epidemiólogo estatal y arquitecto de la estrategia sueca frente a la pandemia de la covid-19, Anders Tegnell, ha repetido como un mantra que “la prioridad es proteger a los ancianos” y “aplanar la curva”.

 

La pregunta es qué medidas se tomaron para proteger a los “äldre äldre” (mayores mayores), como los denominó, incluso acuñando una nueva palabra al diccionario de la lengua sueca.

 

Porque al comienzo de la pandemia – y antes de que se dispararan las cifras – lo más cuerdo habría sido contactar a los especialistas en geriatría y a los encargados de las residencias de ancianos, con el fin de proteger a los “mayores mayores”, como lo decía siempre en las conferencias de prensa diarias de las dos de la tarde.

 

Los geriatras nunca fueron contactados, al menos antes de que comenzaran las muertes, y las instrucciones del Socialstyrelsen para las residencias de mayores fue de no derivar a las personas de más de 80 años, o a menores de ochenta con comorbilidad, a los hospitales.

 

Ni siquiera se les recomendó tratarlos con algo tan simple que habría salvado la vida de cientos de abuelos y abuelas: administrarles oxígeno, hidratarlos, ponerles suero.  

 

La disposición era no darles atención para que vivieran, sino para que murieran. Se trató de “cuidados paliativos”, aún sin la amenaza de una muerte inminente. Y muchos de ellos (aún no se ha dicho la cifra y la pregunta es si alguna vez se sabrá) se enfrentaron a una muerte inhumana al tratar de alcanzar el último resquicio de oxígeno que sus pulmones podían captar. Muchos de ellos en la más completa soledad.  

 

Personas mayores que habían trabajado durante toda su vida, como médicos, enfermeras, profesores, jueces, mecánicos, empleados públicos, aseadores, asistentes de enfermería, etc. fueron reducidos a una cifra: una edad, y un médico, a menudo telefónicamente, decidió que no tenían derecho a vivir.

 

Si esto no es un escándalo, me pregunto qué es lo que falta para que lo sea.

 

El caso es que mientras la Agencia Sueca de Salud Pública (FHM, por sus siglas en sueco), aseguraba que la prioridad número uno era “proteger a los ancianos”, estos morían como moscas en las residencias especiales para mayores.

 

Y la peor semana fue la 16, en abril del 2020. Entonces fallecieron 395 ancianos. 

 

Una de ellas fue Britta Wennberg, de 93 años. A ella se le hizo la prueba y, al ser positiva (infectada con el coronavirus) el médico le ordenó de inmediato y  por teléfono, cuidados paliativos. Esto significa morfina, la cual dificulta aún más la respiración del paciente.

 

Cuando la familia se enteró de que Britta estaba enferma, intentaron contactar al médico de la residencia, pero los encargados no quisieron dar su nombre. Al final, lograron contactarse con la empresa, Familjeläkarna.

 

- Entonces supe que no había ningún plan. A la abuela no se le permitiría ir al hospital porque ella no era una prioridad: la Junta Nacional de Salud y Bienestar (Socialstyrelsen) y la Región así lo habían decidido. Me dijeron que Familjeläkarna había recibido instrucciones estrictas de la Región de Estocolmo de no enviar a ningún anciano con covid-19 al hospital, dice la nieta Jenny Lunnerfeldt, en entrevista con Dagens Nyheter.

 

Britta falleció en la más completa soledad, en su pieza, el sábado santo.

 

Pero su caso no es único. Su familia hizo una denuncia a IVO (Inspección de Sanidad y Asistencia Social), al igual que otros miles de familiares, y el resultado de la investigación de la entidad fiscalizadora es el que se presentó este martes.

 

La supervisión de IVO cubre principalmente el período marzo-junio del 2020, cuando el número de muertes por covid-19 en viviendas especiales para ancianos era muy alto.

 

La semana 16 fallecieron 395 personas en las residencias.               


Fuente: IVO.se

La investigación se hizo mediante entrevistas a enfermeras jefas, a los directores de salud, a médicos, examinando la historia clínica de los enfermos, y de acuerdo con las denuncias hechas por familiares y los tips que IVO ha recibido durante todo este tiempo.

 

Alrededor de 2.800 personas que vivían en residencias de ancianos han fallecido hasta el momento (de un total de más de 6.600 muertos en total, cifras que difieren por completo del resto de países escandinavos). Fuente - haga clic. 

 

Más de 20.000 tips han llegado a la entidad fiscalizadora, que este martes constató que: “En esta revisión, IVO ha identificado serias deficiencias en las 19 Regiones, respecto a la atención médica".

 

Algunas regiones han sido especialmente afectadas, como por ejemplo la Región de Sörmland, donde el medio Sn.se ha realizado una extensa cobertura y exigido respuestas de parte de los responsables.

 

IVO investigó principalmente el tratamiento que se le dio a las personas de entre 85 a 95 años.

 

- Entre el 16 al 22 no recibieron una evaluación médica individual. Esta es una cifra muy alta según la evaluación de IVO. Y es importante no ver esto solo como números, se trata de personas, dijo Sofia Wallström.

 

También en Estocolmo, "la directiva fue que los enfermos deberían ser atendidos en las residencias", según la respuesta de la enfermera responsable. La directiva era clara: los ancianos no debían ser derivados al hospital. Con o sin la evaluación de un doctor.

 

De esta forma, IVO constata que, durante un lapso de tiempo, a todos los mayores que presentaron síntomas del coronavirus se les ordenó “cuidados paliativos”.

 

Incluso a quienes ni siquiera se les había testeado.

 

Y la orden vino directamente del Socialstyrelsen, con video adjunto sobre medicamentos apropiados para facilitar la partida del paciente.

 

De esta forma, un 20 por ciento de los ancianos no recibió ninguna evaluación médica. De éstos, hasta el 40 por ciento ni siquiera fueron evaluados por una enfermera, sino solamente por el personal de la residencia.

 

Esto significa que estas decisiones de vida o muerte, sobre cuidados paliativos, no fueron tomadas por un facultativo.

 

En algunos casos el médico decidió el destino del paciente sin siquiera haberlo examinado nunca, por teléfono, en conversación con el encargado – no cualificado médicamente - en la residencia.

 

Incluso cuando la persona mayor nunca mostró haber contraído la enfermedad y sufría de dolencias fácilmente tratables en un hospital, no fueron trasladados a los centros asistenciales.

 

La investigación muestra además un hecho grave: que los médicos recetaron medicamentos típicos de cuidados paliativos, pero sin especificar la razón, como morfina, y ansiolíticos como Midazolan.

 

Cualquier médico sabe que el coronavirus ataca directamente a los pulmones y la morfina y los ansiolíticos inhiben la respiración.

 

“Los registros médicos que Ivo ha examinado muestran en muchos casos muy escasa o nula información sobre cómo y por qué se tomó la decisión de cuidados paliativos y sobre qué información se proporcionó y qué consulta se realizó con el paciente y sus familiares , escribe Ivo.

 

- Esto subraya la gran gravedad de la escasez de cuidados, dijo Sofia Wallström.

 

Y esto ocurrió a nivel nacional. En Västernorrland, por ejemplo, se tomaron decisiones sobre cuidados paliativos sin que el médico tuviera acceso al historial clínico, según una de las respuestas al cuestionario.

 

Y en una clínica en Jönköping, los médicos emitieron pautas generales, según una enfermera que especifica que recibieron directivas de:  "Cero reanimación cardiopulmonar y cero atención en IVA para todos quienes viven en residencias especiales para mayores".

 

En Suecia existe un término llamado “ättestupan”. Según este, los ancianos de una comunidad, cuando ya no cumplían ninguna función práctica, iban y se tiraban a un precipicio. A veces recibían un empujón. El término prevalece desde hace décadas, aunque investigadores aseguran que es un mito, el término sobrevive.

 

Me pregunto si es real o es ficticio. Pero a veces la realidad es tan horrible, que la gran mayoría, entre nosotros, prefiere cerrar los ojos.

Yo no soy uno de ellos.

 

Aquí, el enlace al informe de IVO – haga clic

 


Sofia Wallström, directora general de IVO. Foto: Captura de pantalla. SVT.se. 

  


Media

About Author

Related items

  • Comisión Corona: "La Oficina de Gobierno nos niega importante información"

    El semanario Medicina Actual informa este jueves que a la Comisión Corona se le ha negado el acceso a importante documentación sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia. Se trata, entre otros, de memorándums de relevantes reuniones entre secretarios de Estado y representantes de altas autoridades.

    - Nos inquieta y presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos ha dado aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión, dijo Joakim Sonnegård al noticiero radial Ekot.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    A un mes de la entrega del tercer informe de la Comisión Corona, el semanario especializado en temas de salud, Medicina Actual (Dagens Medicin) afirma que hay bastantes discusiones entre la Oficina de Gobierno y la comisión. No hay acuerdo sobre qué documentos deben ser puestos a disposición de la comisión para que esta logre emitir un informe justo sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia del coronavirus.

    La Comisión trabaja a contrarreloj. El informe final está agendado para el 25 de febrero del año en curso.  

     

    El 30 de junio de 2020, el gobierno sueco nombró una comisión para investigara y evaluara las medidas tomadas para limitar la propagación de Covid-19.

    En un punto de prensa, el entonces Primer Ministro, Stefan Löfven, presentó al presidente de la Comisión Corona, Mats Melin, quien dijo que se sentía “honrado de que el gobierno lo pusiera al frente de tan importante tarea”.

     

    El 15 de diciembre, la comisión presentó su primer informe, que constituyó una dura crítica a la gestión sueca de la pandemia. La comisión recalcó que la estrategia de “proteger a los ancianos” había fracasado.

     

    El 29 de octubre de 2021, fue presentado el segundo informe. Que fue una crítica aún más dura respecto a las medidas del gobierno de Löfven. La comisión llegó a la conclusión de que la preparación de Suecia para enfrentar la pandemia había sido “deficiente” y las medidas tomadas "tardías". También estableció que al comienzo de la pandemia, la propagación de la infección fue  "significativamente más dramática" de lo que mostraron las estadísticas de la Agencia de Salud Pública.

    El informe fue además particularmente crítico con la Autoridad Sueca de Entorno Laboral, que no proporcionó información sobre la falta de equipos de protección, lo que fue "una traición" hacia los trabajadores.

     

    Ahora, frente al informe final, ha surgido una discusión entre la Comisión y el gobierno, puesto que esta expresó hoy que se les niega el acceso a importantes documentos. Entre otros, memorandos de la oficina de gestión de crisis respecto a reuniones intensas entre los secretarios de estado y representantes de altas autoridades.

    - Estas son anotaciones de reuniones que pueden proporcionar respuestas sobre cómo el gobierno y las autoridades han tomado las decisiones relacionadas con la pandemia, declaró el secretario general de la Comisión Corona, Joakim Sunnegård, al noticiero radial Ekot.

    Agregó:

    - Nos inquieta y nos presiona el hecho de que la actuación de la Oficina del Gobierno nos deja aún menos tiempo para cumplir con la tarea que el gobierno le ha encomendado a la Comisión.

     

    Por su parte, la Oficina de Gobierno manifestó a la radio, que tiene un "diálogo en curso" con la Comisión, y que esta ha recibido una "gran cantidad de información y documentos". Agrega que los memorandos personales que los funcionarios "pudieron haber hecho" no son, sin embargo, algo que la oficina gubernamental tenga a su disposición.

    Los expertos jurídicos deberán dirimir ahora quien tiene la razón.

    Sin embargo, el experto en libertad de expresión, Nils Funcke, dijo al semanario que es "extremadamente preocupante" que las oficinas gubernamentales no brinden la información a la cual la Comisión Corona quiere acceder.  

    - En términos generales, la Comisión ha sido designada para llegar al fondo de cómo se ha desarrollado el manejo de la pandemia. Entonces, es un requisito fundamental que esta tenga acceso a todos los documentos sobre cómo se ha manejado, dijo Funcke.


    Imagen de la rueda de prensa donde Stefan Löfven presentó la Comisión Corona, el 30 de junio de 2020. Stefan Löfven dimitió el 10 de noviembre de 2021. Isabella Lövin, vocera del Partido Verde, abandonó la política en agosto de 2020.  Lena Hallengren se mantiene como Ministra de Asuntos Sociales, en el gabinete de Magdalena Andersson. Foto: Pantallazo de Youtube. 

     

  • Nuevas restricciones frente a nueva ola de contagios en Suecia

    Desde este miércoles comienzan a regir las medidas adoptadas por el gobierno sueco, ante una explosión de nuevos contagios en todo el país.

    Sin duda alguna, la situación ha empeorado. La propagación de la infección en Suecia se encuentra en niveles históricamente altos, dijo Magdalena Andersson en rueda de prensa.

    Los bares y restaurantes se cerrarán a las 23:00 horas, se recomienda el teletrabajo y un máximo de 20 personas en eventos privados. Entre otras medidas.

     

     Por:Magazín Latino

     

    Antes de la Navidad, la Agencia Suecia de Salud Pública (FHM, por sus siglas en sueco) vaticinó algunos escenarios sobre la propagación del coronavirus en Suecia.

    Pero la cuarta ola de la covid pegó con más fuerza de la que nunca imaginaron. Y una vez más se equivocó el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, quien creyó que el contagio bajaría, durante las fiestas de fin de año. Después de la Navidad y Año Nuevo se registró un aumento histórico de contagios.

    La infección por corinavirus en Suecia es, en estos momentos, peor que el peor de los escenarios vaticinados por la Agencia de Salud. Esto se debe a que la variante Ómicron ha demostrado ser más contagiosa, incluso en personas inmunizadas.

    - Subestimamos la capacidad de Ómicron para romper la barrera de la vacunación, dijo Karin Tegmark Wisell, la directora general de la Agencia Sueca de Salud Pública, a Radio Suecia. 

    Ella cree que el peak de propagación de la infección se producirá más tarde de los escenarios que habían contemplado, que suponía que esto se produjera a mediados de enero.

    El miércoles de la semana pasada, en Suecia se registró un nuevo peak, con 23.877 nuevos casos confirmados en un día. Y esto es solo el comienzo, según los expertos.

    Ante esto, la Primera Ministra, Magdalena Andersson, llamó a rueda de prensa, este lunes, para anunciar las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde este miércoles.

    - Una mayor propagación de la infección dará lugar a que más personas necesiten atención sanitaria. Esto seguirá subiendo al menos durante dos semanas más. Para que el servicio de salud sea eficiente, debemos reducir la propagación de la infección, dijo Andersson.

    Se refirió, además, a la diferencia que existe entre personas inmunizadas y las que no lo son

    - La proporción de quienes requieren cuidados intensivos entre los no vacunados es grande. Hay una gran diferencia entre vacunados y no vacunados. Y la mayoría de las personas vacunadas que, no obstante, se infectan, presentan un cuadro leve.

    En ello concordó Karin Tegmark Wisell, quien agregó que existe un riesgo doce veces mayor de que quienes no están vacunados necesiten atención en la UCI.

    - La vacunación es la medida más importante para combatir la pandemia. Es importante que todos quienes se les ofrece la vacuna, la acepten, ya sea la primera, segunda o tercera dosis, dijo.

    Magdalena Andersson lamentó la situación actual y enfatizó que las restricciones no son algo que el gobierno afronte a la ligera.

    - Estoy muy consciente de que estos dos años han sido difíciles para todos nosotros en Suecia. Desafortunadamente, se requiere otro esfuerzo mancomunado de parte de todos nosotros, dijo.

     

    Nuevas restricciones que comienzan a regir desde el miércoles 14 de enero de 2022

     

    • En la medida de lo posible trabajar desde casa.
    • Los bares y restaurantes con expendio de bebidas alcohólicas deberán cerrar a más tardar a las 23:00 horas y se introduce un límite de un máximo de ocho personas sentadas por grupo.
    • Se introduce también un consejo general de que los adultos limiten el contacto con otras personas en interiores.
    • Para reuniones y eventos públicos, se introducirá un límite máximo de 50 personas, a menos que se disponga de certificados de vacunación.

     

     

    Con información de: Omni, DN, FHM, SR, Expressen

     

    NOTA EN DESARROLLO

  • Nuevas restricciones sanitarias comienzan a regir en Navidad

    El gobierno presentó este martes nuevas restricciones sanitarias. Los pronósticos de la Agencia de Salud Pública sueca apuntan a un aumento en la propagación de la infección en las próximas semanas, y a esto se agrega la preocupación por la nueva variante, ómicron.  

    - Ahora debemos hacer un esfuerzo en conjunto y adaptarnos a la nueva realidad imperante, dijo la primera ministra Magdalena Andersson, en rueda de prensa.

    Las nuevas medidas entrarán en vigor este jueves 23 de diciembre.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En rueda de prensa este martes, la primera ministra Magdalena Andersson presentó las nuevas restricciones que comenzarán a regir desde el 23 de diciembre. A su lado se encontraban la titular de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, el nuevo ministro de Finanzas, Mikael Damberg; y la directora de la Agencia sueca de Salud, Karin Tegmark Wisell.

    Entre otras medidas se recomienda el trabajo desde casa y evitar las aglomeraciones.

    Los rubros que se verán más afectados son los de la hotelería y restaurantes, puesto que solo se permitirá la atención a mesas, es decir: se cierran los clubes nocturnos.

    Esto provocó el descontento de los empresarios de este sector, que protestaron hoy dia por la poca antelación con la que el gobierno comunicó estas nuevas medidas.

    Ahora esperan que reciban compensación del gobierno, para solventar la pérdida de ingresos.

    Se desconoce cuánto durarán las nuevas restricciones.

     

    Aquí la lista que presentó el gobierno con el fin del aumento de la propagación de la covid-19 en la sociedad y la mayor carga sobre el sistema de atención médica:

    ● Trabajar desde casa cuando sea posible

    ● Todos deben evitar ambientes con aglomeraciones

    ● Se requieren 10 metros cuadrados por persona en ferias, centros comerciales y lugares para actividades culturales y de ocio

    ● Solo se permiten invitados sentados en los restaurantes y se requieren distancia social entre diferentes grupos

    ● Se recomiendan medidas de protección contra infecciones en las escuelas para adultos, pero se recomienda estudiar cerca de casa.

    ● En reuniones públicas y eventos públicos, de más de 20 personas se exigirá que todos estén sentados, independientemente del certificado de vacunación

    ● Sin certificados de vacunación, se exigirá distancia entre las personas y un número máximo de 500 invitados

    ● En eventos con más de 500 participantes, se requieren certificados de vacunación y un tamaño máximo de 8 personas por grupo.

     

    La Agencia sueca de Salud Pública también ha enviado una solicitud al Gobierno con los siguientes requisitos:

    ● La reserva de asientos se vuelve obligatoria para algunos trenes y autobuses

    ● Un aforo de 50 participantes en locales y en reuniones privadas.

     


    La ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, la primera ministra, Magdalena Andersson, el ministro de Finanzas, Mikael Damberg y la directora de Agencia sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell. Foto: Omni (la imagen está recortada).
     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español