Jueves, 22 Agosto 2019 | Login

En el lapso de cinco horas se registraron tres balaceras en Estocolmo, este domingo.

En Sollentuna, un veinteañero falleció producto de un impacto de bala en la cara. A las pocas horas muere otro joven hombre en Blackeberg, al ser baleado en las piernas. En el intertanto, otra balacera tuvo lugar en Järfälla.

La policía investiga una posible relación entre los hechos.

 

 Por: Magazín Latino

 

Tres tiroteos con armas automáticas estremecieron a los habitantes de Estocolmo este domingo en la tarde.

 

En cinco horas tuvieron lugar tres balaceras que dejaron dos víctimas fatales, en tanto que dos personas debieron ser trasladadas a centros de atención médica.

 

Todo apunta a que se trata de un nuevo ajuste de cuentas entre pandillas, sin embargo, la policía no ha corroborado que así sea.

 

Una persona se encuentra arrestada, luego del tiroteo en Blackeberg.

 

Los homicidios en Estocolmo ascienden a 11, hasta la fecha. La misma cifra se registró en todo el año pasado. Y, en prácticamente todos los casos, se trata de rencillas entre pandillas

- Este es un desarrollo inaceptable, dijo Mats Löfving, jefe del Departamento Operativo Nacional de la policía (NOA), al diario Svenska Dagbladet, este lunes.

 

Agregó:

- En muchos de los casos, se utilizan armas automáticas militares. Vemos una disminución en el número de heridos como resultado de la violencia con armas de fuego, pero los homicidios no disminuyen.

 

La primera alarma se registró a las 18:30 de la tarde del domingo, en Malmvägen, en la comuna de Sollentuna, al norte de Estocolmo.

 

Según consigna el diario Dagens Nyheter, los vecinos describieron el hecho como se escuchaban como “fuegos artificiales”.  

 

Dos jóvenes hombres resultaron gravemente heridos.

 

- Uno de los que fueron baleados yacía en la calle. Había sangre por todos lados, dijo una mujer que se encontraba en el lugar de los hechos a Dagens Nyheter.

 

Al parecer, antes de haber ocurrido el homicidio se había desarrollado un altercado. Varias patrullas habían sido encomendadas al lugar.

 

Emma Kihlander, quien vive en el sector, contó a DN:

- Llegué a casa justo cuando ya todo había pasado. Había un helicóptero sobrevolando y un montón de gente en todos lados. Un poco más allá, algunos gritaban, y la policía corría tras ellos. Ahora uno no se atreve a irse a su casa, no se sabe si los han agarrado a todos. Se siente más seguro aquí, donde hay un montón de policías.

 
En Sollentuna se registró el primero de los tres tiroteos del domingo. Foto: captura de pantalla de TV4.

 

El siguiente tiroteo se registró antes de las 19.00 horas del domingo, cuando un hombre recibió impactos de bala en las piernas, en la comuna de Järfälla, al noreste de Estocolmo.

 

El hombre fue trasladado al hospital más cercano. Se desconoce la gravedad de sus heridas y ninguna persona ha sido arrestada por el hecho.

 

Pasadas las 21:00 horas, varias patrullas policiales bloqueaban la entrada del hospital universitario Nya Karolinska. Como prevención.

- Es obvio que en todos los casos de delitos graves se apersonan parientes en el hospital, y así también en este. Por lo tanto, debemos crear paz y tranquilidad para quienes trabajan en el hospital y, por lo tanto, estamos aquí presentes. Y también para poder hablar con quienes han hecho observaciones, dijo el inspector Ola Österling a DN.

 

Poco antes de las 23 horas, se registraba la tercera balacera.

 

Según consigna el vespertino Expressen, la víctima era un hombre de 23 años que fue baleado en la cara y en el cuerpo, frente a un edificio de departamentos.  Falleció a los pocos minutos.

 

Según el diario, la víctima fatal tenía prontuario y había sido condenado por diversos delitos.

 

Un hombre de 23 años fue arrestado, por sospecha de homicidio. Según Expressen, el individuo también proviene de un ambiente criminal.

 

La policía, no obstante, admite que las tres balaceras pueden tener relación con las pandillas criminales. Y se mantiene cauta en sus declaraciones.  

- Es una situación bizarra. Entramos en estado de emergencia al primer tiroteo, y hemos llamado a bastante personal extra, dijo Ola Österling a Dagens Nyheter.

 

Respecto a la pregunta de si se trata de ajustes de cuentas entre pandillas, respondió:

- Esa pregunta es muy relevante y estoy convencido de que nuestros inspectores la están analizando, en el monitoreo de los demandantes y los eventuales enemigos que puedan tener.

 

 


Tres tiroteos en cinco horas, en Estocolmo. Foto: captura de pantalla de TV4. 

 

 

Published in Actualidad

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español