Domingo, 16 Diciembre 2018 | Login
Esposa de abogado chino defensor de los DDHH recibe Premio Edelstam 2018 La galardonada con el Premio Edelstam 2018, Sra. Li Wenzu. Foto: Fundación Harald Edelstam.

Esposa de abogado chino defensor de los DDHH recibe Premio Edelstam 2018 Featured

El Premio Edelstam fue otorgado este año a la Sra. Li Wenzu, esposa del abogado defensor de los Derechos Humanos, Wang Quanzhang, quien se encuentra desaparecido desde el 2015.

- La Sra. Li Wenzu ha sido honrada con este premio por su coraje excepcional. Porque con su energía positiva ha movilizado a las otras familias y, de esta manera, ha ayudado a rescatar a otros prisioneros, dijo Caroline Edelstam, presidenta del jurado del Premio Edelstam, en entrevista con Magazín Latino.

La Sra. Li Wenzu se encuentra bajo arresto domiciliario, por lo que Yuan Weijing, esposa del abogado disidente chino Chen Guangcheng, recibió el premio en su nombre.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

“Simplemente, no tolero las injusticias”, dijo el diplomático sueco Harald Edelstam, cuando le preguntaron el porqué de su compromiso cívico. El embajador se encontraba cumpliendo funciones en Santiago de Chile cuando el golpe militar arrasó con las instituciones democráticas del país ocasionando la muerte y la desaparición de miles de personas.

 Desde un principio, Harald Edelstam se comprometió con la resistencia en Chile, salvando la vida de más de mil activistas. Ya había luchado contra las injusticias, cuando estalló la segunda guerra mundial, sobre todo en Noruega, donde se le comenzó a llamar “El clavel negro”.

La fundación Harald Edelstam estableció, en 2012, el Premio Edelstam, que “es otorgado por contribuciones importantes y coraje excepcional en la defensa de las propias convicciones a favor de la defensa de los Derechos Humanos”.

- La Sra. Li Wenzu ha sido honrada con este premio por su coraje excepcional. Porque con su energía positiva ha movilizado a las otras familias y, de esta manera, ha ayudado a rescatar a los otros prisioneros. De los más de 300 abogados que las autoridades habían detenido, solamente su esposo permanece actualmente en prisión, comentó a Magazín Latino la presidenta del jurado del Premio Edelstam y cofundadora de la fundación, Caroline Edelstam, después de finalizar la rueda de prensa en la que se hizo el anuncio.

Yuan Weijing, por su parte, explicó que es importante que la comunidad internacional tenga conocimiento sobre la situación en la que se encuentran muchos ciudadanos chinos, que ven pisoteados sus derechos.

- Las autoridades chinas pueden decidir, de pronto, echar abajo las casas de un barrio. Y lo hacen, no importándoles dejar a numerosas familias sin techo. Y más tarde, cuando abogados, como nuestros esposos, luchan por reivindicar los derechos de estas personas, ellos mismos son acosados, detenidos y desaparecidos, contó Yuan Weijing, en entrevista con nuestro medio.

En el 2015, el gobierno chino llevó a cabo una redada policial en contra de abogados que criticaban a los tribunales de las autoridades comunistas. La redada se llamó “Campaña 709”, y significó el arresto en masa de más de 300 abogados que luchaban por los derechos de activistas, víctimas de confiscaciones y minorías religiosas.

La mayoría de los abogados han sido puestos en libertad, algunos bajo arresto domiciliario, pero no así el esposo de Li Wenzu, quien, hasta la fecha se encuentra desaparecido.

Desde hace tres años, ella  no sabe del paradero de su esposo, sin embargo, sigue velando incansablemente para conseguir su libertad, al igual que han liberado a sus colegas defensores de los Derechos Humanos.

“La atención que la Sra. Li Wenzu y el resto de las esposas han despertado no solo respecto de la situación de sus esposos, sino también sobre todos los afectados por el operativo policial, es un ejemplo maravilloso del activismo valiente por los derechos humanos, luchando con métodos no convencionales, utilizando peticiones mediante internet, así como con visitas a las cárceles, procuradores y tribunales. La República Popular China sigue siendo un estado autoritario de partido único, que sistemáticamente limita una amplia variedad de derechos humanos, incluyendo las libertades de expresión, asociación y reunión, utilizando un sistema de desapariciones forzadas”, expresó, en un comunicado de prensa,  Caroline Edelstam.

 


Caroline Edelstam, cofundadora de la Fundación Harald Edelstam y Yuan Weijing, esposa del abogado Chen Guangcheng. Foto: Marisol Aliaga.

 

La motivación del jurado fue la siguiente:


“La Sra. Li Wenzu es ciudadana de la República Popular China. Hasta el día de la detención de su esposo en julio del 2015, ella llevaba una vida ordinaria como una ama de casa china de clase media, ocupándose del hijo único de la pareja. Li Wenzu hubiera podido aceptar la situación y limitarse a esperar la liberación de su esposo, o hubiera podido buscar una solución particular para la situación personal de su esposo. En vez de eso, y a pesar del ambiente político hostil, Li Wenzu eligió convertirse ella misma en una activista. Con valentía destacada, desafiando los riesgos y sobreponiéndose a su sufrimiento, ella organizó, con otras audaces amas de casa, el grupo de la “Familia 709”. Ellas juntas buscaban y organizaban las familias de los más de 300 abogados de los derechos humanos, detenidos durante la “Campaña 709”, apoyándoles y movilizándose para tomar medidas. Esta solidaridad y movilización de las familias ha sido determinante. Han presentado una demanda contra el Departamento de Seguridad Pública y han desarrollado creativamente e incansables campañas para la liberación de los abogados detenidos y otros activistas. Li Wenzu organizó la manifestación no-violenta “El Balde Rojo” y “la Larga Marcha para la Liberación”, con el objetivo de movilizar la conciencia general respecto de las detenciones de los abogados y otros activistas de los derechos humanos que se han opuesto al régimen autoritario de la República Popular China. Como resultado de las medidas de Li Wenzu y sus compañeros miembros de las familias, la mayoría de los abogados detenidos han sido ya liberados, mientras que 14 de ellos han sido sometidos a juicio y condenados a prisión. El Sr. Wang Quanzhang, el esposo de Li Wenzu, es el único detenido que todavía está desaparecido desde el día de su arresto y su desaparición hace tres años atrás.

Li Wenzu ha seguido luchando a pesar de que ella ha sido constantemente expuesta a los acosos y detenciones reiteradas de parte de las autoridades, y su hijo ha sido expulsado del colegio. Ella ha continuado defendiendo el estado de derecho y la democracia en la República Popular China, más allá de sus intereses personales; y no solo hizo campañas para la liberación de su esposo, sino también para la liberación de todas las demás víctimas de las violaciones de los derechos humanos en la República Popular China. Ella nunca ha renunciado y actualmente está, por tales razones, asediada en su casa.

La Fundación Edelstam insta respetuosamente a las autoridades de la República Popular China a poner fin a los acosos, amenazas y represalias contra la Sra. Li Wenzu y su hijo, a causa de su lucha noble y valiente. Pedimos adicionalmente al Gobierno chino que ponga fin al sufrimiento que supone la Sra. Li Wenzu y su hijo, garantizando la vida y la integridad del Sr. Wang Quanzhang, revelando su paradero ahora desconocido y respetando su derecho a recibir visitas y asistencia de un abogado, y liberándole junto a los abogados y los activistas de la “Campaña 709 que todavía siguen encarcelados”.

 

El Premio Edelstam se entregó el martes por la tarde, en una ceremonia que tuvo lugar en la Casa de la Nobleza, en Estocolmo. 

 


La galardonada con el Premio Edelstam 2018, Sra. Li Wenzu. Foto: Fundación Harald Edelstam.

 


Yuan Weijing, esposa del abogado disidente chino Chen Guangcheng, recibió el Premio Edelstam a nombre de Li Wenzu. Foto: Marisol Aliaga. 

 

 

About Author

Related items

  • Caroline Edelstam: ”Mi abuelo fue un héroe”

    El siete de diciembre pasado tuvo lugar un importante evento en la Segunda Cámara del Parlamento sueco, un seminario en honor a Harald Edelstam, Embajador de Suecia en Chile para el momento del golpe cívico-militar del 73. 

    Marco Venegas, diputado del Partido Verde, estuvo a cargo del homenaje en el cual se recordó la figura y la acción del diplomático que salvó la vida de tantas personas, entre septiembre y diciembre de 1973, hasta que fuera expulsado por la dictadura militar, que lo declaró persona non gratta.

    - Nosotros lo declaramos persona molto grata para toda la humanidad, dijo el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, agradeciendo el compromiso y la valentía de Harald Edelstam.

     

    Por: Marisol Aliaga (texto y fotos)

     

    El seminario sobre Harald Edelstam fue organizado por el diputado Marco Venegas, presidente del Grupo Parlamentario de Amistad con Chile, apoyado por el Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo y la Embajada de Chile en Suecia. También contó con la participación del Instituto Sueco-Chileno de Cultura, que presentó el libro “Harald Edelstam – Hjälte då och nu”.

    En el evento estuvieron presentes representantes de siete de los ocho partidos parlamentarios suecos: la Socialdemocracia, el Partido Liberal, el Partido de Izquierda, la Democracia Cristiana, los Moderados y el Partido de Centro.

    "Un héroe que ha tenido una importancia enorme para Chile, Suecia y las relaciones entre ambos países", expresó Andrés Rivarola, director del Instituto Latinoamericano de la Universidad de Estocolmo, refiriéndose al diplomático sueco:

    - Tal vez el homenaje a este nivel a una persona como Harald Edelstam haya tardado un poco. Pero las cosas a veces toman tiempo. Mario Benedetti ha dicho: "Existen muchos recuerdos, incluso en el olvido". Y el recuerdo de las buenas acciones que hizo Harald Edelstam han transcendido.

     

     

     

    Andrés Rivarola, Mikael Wiehe, Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg.

     


    El 2016 se saldó una deuda histórica que Chile tenía con Suecia. El gobierno chileno hizo un reconocimiento oficial por la valiente labor desempeñada por Harald Edelstam para el momento del golpe cívico-militar.

     

    Durante su visita oficial a Suecia, la Presidenta Michelle Bachelet descubrió un busto de Harald Edelstam, hecho por el artista chileno radicado en Uppsala Luciano Escanilla. La escultura fue ubicada en una sala del Parlamento sueco llamada “La buena acción”, junto al busto de otro héroe nacional, Raoul Wallenberg.

     

    El Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, recordó la visita de la mandataria chilena, en mayo del 2016, y la entrega de la escultura al Estado sueco, en una ceremonia en la que participaron las autoridades máximas de Suecia, junto a la delegación chilena.

     

    - Harald Edelstam es un héroe contemporáneo. Un ejemplo de la tradición democrática de  Suecia, que lo ubica junto a Raoul Wallenberg, Folke Bernadotte, Dag Hammarskjöld. La dictadura chilena lo declaró su enemigo acérrimo y lo expulsó del país como persona non grata. Nosotros lo declaramos hoy día  persona molto grata para toda la humanidad. Muchas gracias, embajador Edelstam, dijo José Goñi.

     

     

    Annika Ben-David, Matilda Baraibar, David Maldonado, Jan Sandqvist, Tilde de Paula Eby, Barbro Westerholm, Marco Venegas, Eva Zetterberg, José Goñi, Caroline Edelstam. 

     

    Al comienzo del seminario el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, recordó la figura del embajador que, con su forma muy peculiar de trabajo diplomático, contribuyó a salvar la vida de muchas personas, al estallar el sangriento golpe militar en Chile. Enfatizó además que esta no era la primera vez que Edelstam se destacaba por su coraje, en el espíritu de lo que hoy en día se llama “la buena acción”.

    - Él fue un embajador excepcional. Trabajó con determinación y compromiso para salvar vidas humanas después del golpe de Estado en Chile, y son muchos quienes pueden dar testimonio de su lucha por los Derechos Humanos, expresó Ahlin.

    Harald Edelstam se había adjudicado el nombre de “El clavel negro” durante la Segunda Guerra Mundial, cuando, estando cumpliendo funciones en Noruega, contribuyó a salvar a judíos y a militantes de la resistencia de las tropas de Hitler.

    Por haber distendido “a veces considerablemente” los márgenes de su labor diplomática, al llevar a cabo estas acciones humanitarias, se adjudicó las críticas de algunos. Pero trascendió el mensaje.

    - Hoy en día se mantiene el recuerdo de su obra, de su convicción y su labor humanitaria. Harald Edelstam fue un hombre que con su actuar marcó la diferencia, y constituye una fuente de inspiración para visitantes y para quienes trabajamos en el parlamento, concluyó Ahlin.

     

     

    Urban Ahlin.

     

    Caroline Edelstam, nieta del diplomático sueco, y presidenta de la Fundación Harald Edelstam, comenzó su intervención con una reflexión del psicólogo William James: “el referirse al heroismo es referirse a uno de los misterios más grandes de la vida”, dijo.

    - Hay muchas clases de héroes. Mi abuelo fue un verdadero héroe. Él rescató a personas que se encontraban en peligro en distintas ocasiones, en distintos lugares. Como diplomático en Italia, en Noruega, en Indonesia, Guatemala y, sobre todo, en Chile.

     

    Contó que en todas partes donde su abuelo había servido a su país, había luchado en contra de las injusticias y en defensa de los DD.HH. Porque “los Derechos Humanos se han convertido en el lenguaje universal, en la lingua franca”, expresó.

     

    Su abuelo fue declarado persona non grata por la dictadura de Pinochet, luego de un caótico incidente en que los militares habían intentado arrestar a una mujer enferma de cáncer, en un hospital de Santiago. Edelstam declaró que ella estaba bajo la protección del Reino de Suecia, y los uniformados se vieron en la obligación de dejarla en libertad.

     

    Pero el diplomático debió abandonar el país. A su regreso a Suecia, lo esperaban en el aeropuerto de Arlanda algunas de las más de 1.500 personas a quienes él, junto a la  Embajada sueca, habían ayudado a salir de Chile.

     

    Caroline Edelstam reflexionó sobre el tema el coraje civil. El “actuar no en defensa propia, sino en defensa de los demás. El optar por arriesgar la propia vida, para salvar a otros”:

    - La pregunta que nos hacemos todos es: ¿qué habríamos hecho nosotros? ¿Qué quiere decir Williams James? Seguramente que: aquellos a quienes llamamos héroes nos enseñan algo sobre la esencia del ser humano, sobre la dignidad. Nos enseñan que sin libertad la vida no tiene sentido.

     

    Caroline Edelstam, Mireya García, Marco Venegas.

     

    La presidenta del Instituto Chileno-Sueco de Cultura, Eva Zetterberg, también hizo uso de la palabra, enviando un saludo de la organización, mientras que la vicepresidenta, Marta Inostroza, hizo una introducción al libro: “Harald Edelstam – hjälte då och nu”. En este se cuentan los hechos ocurridos después del golpe militar de 1973, en Santiago.

     

    El seminario contó también con un panel de discusión, integrado por Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, David Maldonado, Tilde de Paula Eby y Matilda Baraibar. En este se conversó sobre la importancia de Harald Edelstam y el significado de su figura en la sociedad contemporánea. Cada uno de los panelistas, se refirió a su experiencia personal respecto al diplomático sueco.

     

     

    Ignacio Concha Ferriera, Jan Sandqvist, Matilda Baraibar, David Maldonado y Tilde de Paula Eby. 

     

     

    La conocida conductora del canal 4 de televisión, Tilde de Paula Eby, contó que su familia había sido la primera en llegar a Suecia – la familia completa -  gracias a la ayuda de Edelstam. Ella constató, recordando el tiempo del golpe, y el apoyo que el embajador recibiera del entonces primer ministro sueco, Olof Palme:

    -El coraje civil que Harald Edelstam demostró, en esa época, lo echo mucho de menos ahora. Porque hoy en día no tenemos ese tipo de políticos - o embajadores -  que cuando llaman por teléfono y dicen: “están matando gente”, sus superiores les responden: "¡salva a todos los que más puedas!". Hoy en día, nuestros políticos se preguntan cómo pueden evitar salvar vidas humanas. Esto es imperdonable. Es imperdonable que dejemos que mueran niños porque hemos decidido que hay fronteras que no se pueden traspasar.

     

     

     

    Tilde de Paula Eby.

     

     

    Y, tratándose de solidaridad internacional y universal, no podía faltar la música. El connotado cantautor nacional Mikael Wiehe interpretó: “Una canción a la valentía”.

     

    Entre todo su gran repertorio, Wiehe no podía haber elegido un tema mejor.

     

     

     

    Mikael Wiehe.

     

    Mikael Wiehe y Eva Zetterberg.

     

     

     Para ver más imágenes, haga clic en este enlace.

     

     

     

  • Anna-Karin Gaudin recibió la Orden Bernardo O'Higgins

    06 de julio de 2016, Acrualizado: 09 de julio de 2016 | SOCIEDAD  |

    El mes pasado, Anna-Karin Gaudin, una de las fundadoras del legendario ChileKommittén, fue condecorada con la Orden Bernardo O'Higgins, por su labor de solidaridad y lucha por la recuperación de la democracia en Chile, después del golpe de Estado.  

    La ceremonia se llevó a cabo en la residencia del Embajador de Chile en Suecia, Sr. José Goñi, quien fue el encargado de entregar la prestigiosa condecoración a Anna-Karin Gaudin. Ella se encuentra de visita en Suecia, desde hace años reside en Santiago. 


     

    Por: Magazín Latino

     

    Contrario a lo que muchos suelen pensar, los lazos fraternales y solidarios entre Suecia y Chile datan desde antes del golpe militar. Ya en 1971 se fundó el Comité de Solidaridad con el Gobierno de Salvador Allende, del cual su primera presidenta fue Ana Venegas (Rydmark).

    Anna-Karin Gaudin perteneció a la generación de ciudadanos suecos que desde el primer momento y brindaron su apoyo a la vía chilena al socialismo, con Salvador Allende a la cabeza. Anna-Karin había trabajado en Chile desde los años 70, como representante de Diakonia, el organismo de trabajo internacional de la Iglesia Sueca. En enero de 1973, se integró al Comité de Solidaridad, asumiendo de inmediato tareas en la dirección. Trabajó organizando círculos de estudio en ABF, escribiendo material sobre Chile y colaboró también con Chilebulletinen.  

    El primer número del boletín se publicó el 27 de enero de 1973. Al ocurrir el golpe de Estado, el comité de solidaridad se transformó en el Chilekommitté, y trabajó, desde entonces, por la recuperación de la democracia y la lucha en contra de la dictadura cívico-militar de Augusto Pinochet.

    Tanto la primera presidenta de ChileKommittén, Ana Venegas (Rydmark), como otro miembro también muy activo, Stefan de Vylder, fueron condecorados el año pasado con la Orden Bernardo O'Higgins, por sus aportes a la recuperación de la democracia. Stefan de Vylder fue, en la década de los y 70, responsable de Chilebulletinen.

    Anna-Karin Gaudin se fue a vivir a Chile. Estando allí, aportó en gran medida a las diferentes organizaciones de defensa de los derechos humanos a través de su cargo en Diakonia y también de su compromiso personal, salvando así a  mucha gente, a quienes ayudó a salir del país. Hasta el 1990, y gracias a una amplia red de trabajo, pudo apoyar a gente que había sido encarcelada por los militares. Con el cambio de la situación política en Chile, Anna-Karin permaneció en el país, para, posteriormente, seguir trabajando con temas de derechos humanos y de democratización, temas que nunca ha abandonado. También ha trabajado con asuntos relacionados al medio ambiente y al desarrollo sustentable, logrando convenios entre municipios chilenos y suecos, y con autoridades de ambos países.

     

     Fundadora de la Asociación Harald Edelstam

     

    Anna-Karin ha desarrollado además una línea de trabajo cultural, que la llevó a ser una de las fundadoras del Instituto de Cultura Chileno-Sueco de Santiago y de un coro, en el cual participa con mucho entusiasmo. También es fundadora de la Asociación Harald Edelstam, de Santiago, cuyo objetivo es difundir la personalidad y el trabajo del embajador sueco en Chile. Inmediatamente después del golpe militar, Harald Edelstam, se destacó por su valiente actuación en contra de los militares, salvando la vida de muchas personas.

    El Gobierno de Chile evaluó que Anna-Karin Gaudin había hecho un gran aporte de solidaridad y en defensa de los derechos humanos en Chile, por la recuperación de la democracia y por su contribución al desarrollo económico-social de Chile y a las relaciones bilaterales entre Suecia y Chile. En función de esto, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, decidió otorgarle la condecoración Orden Bernardo O'Higgins. Esta orden está reservada a extranjeros que colaboran al desarrollo de Chile.

    El año pasado fueron condecorados con la orden Stefan de Vylder y Ana Venegas. Y en abril del año en curso, le fue conferida a Bert Lundin.

     

     

    Bert Lundin

     

    El antiguo presidente del Sindicato del Metal, Bert Lundin, tiene actualmente 95 años. Él fue dirigente del sindicato metalúrgico a fines de los 70 y comienzos de los 80, y posteriormente fue colaborador directo de Olof Palme. También colaboró, a través de su organización sindical, de manera decisiva en la recuperación de la democracia en Chile.

    La condecoración a Bert Lundin le fue entregada por el Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, en el local del sindicato y contó con la participación del presidente del Sindicato del Metal, de las máximas autoridades del Sindicato Metalúrgico Nacional y con dirigentes sindicales de base. 

     

     

     

    Luego de la apertura de la democracia la Orden Bernardo O'Higgins fue concedida, post-mortum, a Olof Palme y a Harald Edelstam.

     

     

     

    José Goñi y Anna-Karin Gaudin. Foto: Privada.

     

     

    Anna-Karin Gaudin y Eva Zetterberg. Foto: Privada.

     

    José Goñi y Anna-Karin Gaudin, con la condecoración. Foto: Privada.

     

     

    Busto de Harald Edelstam, obra del escultor chileno Luciano Escanilla. Foto: Privada

     

     

    José Goñi y Bert Lundin. Foto: Dagens Arbete/Harald Gatu.

     

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español