Print this page
Muere Lisbeth Palme, la viuda de Olof Palme Lisbeth Palme, viuda de Olof Palme. Foto: TT/Aftonbladet/Omni.

Muere Lisbeth Palme, la viuda de Olof Palme

Lisbeth Palme falleció hoy, a los 87 años, luego de un tiempo de enfermedad. La noticia fue dada a conocer por su familia.

Lisbeth Palme estuvo comprometida durante toda su vida con los derechos de los niños, y es recordada por muchos por ser una persona cálida y sencilla.

“Con gran tristeza he recibido la noticia de su fallecimiento”, escribe el líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, en un comunicado.

 

 Fuentes: TT/DN/OMNI

 

Lisbeth Palme nació el 14 de marzo de 1931, hija del ingeniero Christian Beck-Friis y Anna Beck-Friis.

 

Se recibió de psicóloga infantil y trabajó, durante la década de los 90 en la jefatura del comité sueco de Unicef.

 

Estuvo casada con Olof Palme desde 1956 hasta su muerte, en 1986.

 

“Gran tristeza”

“Con gran tristeza he recibido la noticia de su fallecimiento”, escribe el líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, en un comunicado.

 

“Sostuve muchas y agradables conversaciones con Lisbeth Palme, a menudo en Gotland, en relación con el discurso en Almedalen. Ella era una fiel oyente allí, desde que Olof Palme diera su primer discurso, hace más de cincuenta años atrás”.

 

Löfven describe además cómo Lisbeth Palme durante largo tiempo trabajó por los derechos de los niños, entre otras medidas a través de que se adoptara la resolución de la ONU, en 1989.

 

“Muy temprano fue la fuerza impulsora a la Convención de la ONU sobre los derechos del niño, adoptada en 1989, y gestó la cumbre global sobre la infancia en 1990”escribe, y agrega que Lisbeth Palme “hizo importantes contribuciones para que la sociedad tuviera en consideración las condiciones de los niños”.

 

“Defender los derechos de los niños sigue siendo una tarea política central. Siento que la mejor manera de honrar la memoria de Lisbeth Palme es continuar ese trabajo con el mayor empeño posible”, escribe Löfven.

 

 

 

“Linda, sabia”

 

La Ministra de Exteriores, Margot Wallström (S), lamenta el fallecimiento de Lisbeth Palme, y escribe en Twitter: “Linda, sabia Lisbeth Palme se nos ha ido. Descansa en paz”.

 

También la ministra de la infancia, la ancianidad y la igualdad de género, Lena Hallengren (S), escribe en Twitter: “Linda Lisbeth Palme, siempre tan cálida, sencilla y generosa con todos. Muchos te van a extrañar”.

 

A diferencia de su carismático marido, uno de los políticos más conocidos de la historia sueca, a menudo ella pasaba desapercibida, pero fue algo que nunca consideró como un problema.

- Yo estaba a la luz de Olof, y me gustaba, dijo Lisbeth Palme en una entrevista con DN en 2010. Su presencia era electrificante; iluminaba todo. Él tenía una fuerza increíble para cambiar cosas que yo misma no podía cambiar. 

 


Lisbeth y Olof Palme, en tiempos de juventud. Foto: TT. 

 

 


  

En relación con el asesinato de Olof Palme, en 1986, Lisbeth Palme fue la testigo más cercana y, en una confrontación, señaló a Christer Pettersson como perpetrador. Este fue condenado por un tribunal de primera instancia, pero considerado inocente luego de la apelación. Lisbeth Palme, no obstante, no cambió nunca su testimonio respecto al delicado tema. El magnicidio hasta la fecha no ha sido aclarado. 

 

 

About Author

Related items