Miércoles, 08 Diciembre 2021 | Login
El Nobel Alternativo premia a valientes luchadores por un mundo mejor Derechos de autor de la imagen: Right Livelihood Award.

El Nobel Alternativo premia a valientes luchadores por un mundo mejor

Esta mañana se dieron a conocer en Estocolmo los nombres de los laureados con el premio Right Livelihood Award, conocido ampliamente como el ”Premio Nobel Alternativo”.

Los premiados de este año son el abogado Colin Gonsalves, la periodista investigativa Khadija Ismayilova y la activista Khadija Ismayilova, quienes comparten 3 millones de coronas suecas.

El abogado ambientalista Robert Bilott recibe este año el premio honorario, por lograr justicia para miles de víctimas de la contaminación química.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

A las nueve de la manana de este martes se dieron a conocer los nombres de los laureados con el Right Livelihood Award, conocido también como el ”Premio Nobel Alternativo”, en una conferencia de prensa efectuada en el Centro Internacional de Prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Suecia.

 

El jurado internacional examinó las 102 nominaciones procedentes de 51 países. Los  encargados de hacer el anuncio fueron Ole von Uexkull, Director Ejecutivo de la Fundación Right Livelihood Award, y Maina Kiai, miembro del jurado y ex Relator Especial de la ONU.

 

Maina Kiai, miembro del jurado y ex Relator Especial de la ONU; y Ole von Uexkull, Director Ejecutivo de la Fundación Right Livelihood Award . Foto: Marisol Aliaga.

 

 

En un comunicado de prensa, la fundación Right Livelihood Award, escribe, sobre los galardonados 2017:

 

El premio honorario de este año se otorga a Robert Bilott (Estados Unidos de América) «por exponer una historia de décadas de contaminación química, obtener justicia para las víctimas que la habían reclamado desde hacía mucho tiempo, y sentar un precedente para la regulación efectiva de sustancias peligrosas».

Bilott expresó: «Espero que este honor ayude a sensibilizar sobre la necesidad urgente de tomar más medidas para proteger nuestra agua potable y sobre la capacidad y el poder de las comunidades y pobladores locales para asegurar que tales medidas efectivamente se tomen».

El premio monetario de 3 millones de coronas suecas será igualmente distribuido entre:

 

Colin Gonsalves (India) es distinguido por el jurado «por su incansable e innovador uso de recursos jurídicos de interés público durante más de tres décadas para velar por los derechos humanos fundamentales de los ciudadanos más marginados y vulnerables de la India». Gonsalves expresó: «Es un honor y un privilegio para mí recibir este premio. Llega en un momento en que la India atraviesa un periodo oscuro y los activistas de derechos humanos estamos bajo asedio. La plataforma que brinda la Fundación nos ayudará a fortalecer la resistencia democrática en esta etapa crítica».

 

Khadija Ismayilova (Azerbaiyán) recibe el premio «por su valentía y tenacidad al exponer la corrupción en los niveles más altos del gobierno a través de un destacado periodismo de investigación, en nombre de la transparencia y la rendición de cuentas». Ismayilova expresó: «Es un honor para mí ser elegida para un premio tan prestigioso. Estoy feliz de aceptar el premio en nombre de todos los periodistas y defensores de los derechos humanos de mi país, que continúan su labor a pesar de las difíciles condiciones».

 

Yetnebersh Nigussie (Etiopía) es reconocida por el jurado «por su inspiradora labor de promoción de los derechos y la inclusión de personas con discapacidad, fomentando el desarrollo del potencial de estas personas y un cambio de mentalidad en nuestras sociedades». Nigussie expresó: «Es un honor absoluto recibir el prestigioso Right Livelihood Award. Este reconocimiento aviva el llamado de la comunidad de discapacidad y desarrollo para la plena inclusión y participación de las personas con discapacidad en todas las esferas de la vida».

 

Derechos de autor de la imagen: Right Livelihood Award.

 

 

El Director Ejecutivo de la Fundación, Ole von Uexkull, comentó los premios 2017 con las siguientes palabras:

«Los laureados de este año protegen los derechos y las vidas de ciudadanos en tres continentes. Con su valiente labor en favor de los derechos humanos, la salud pública y la buena gobernanza, abordan algunos de los desafíos más apremiantes del mundo. En un momento de alarmantes retrocesos para la democracia, sus éxitos nos muestran el camino hacia un mundo justo, pacífico y sostenible para todos».

 

 

Ole von Uexkull, Director Ejecutivo de la Fundación Right Livelihood Award . Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Maina Kiai, miembro del jurado y ex Relator Especial de la ONU. Foto: Marisol Aliaga.

 

La premiación tendrá lugar en una ceremonia en el Parlamento sueco, a comienzos del mes de diciembre.

 

En su página webb, Right Livelihood Award publica amplia información sobre el premio, los laureados, y los orígenes del premio, en castellano:

 

”El Premio Right Livelihood fue creado en 1980 para “honrar y apoyar a organizaciones y personas valientes que proponen soluciones visionarias y ejemplares a las causas profundas de los problemas globales”. Se lo conoce ampliamente como “Premio Nobel Alternativo” y hasta el momento lo han recibido 166 personas y organizaciones pertenecientes a 68 países”.

 

El nombre del premio se debe al concepto budista Right Livelihood (que podría traducirse al español como ‘correcto modo de vida’) que anima a todos a vivir de una manera ética, respetando a las personas y al mundo natural.

 

Para más información, visite la página web:

http://www.rightlivelihoodaward.org/es/

 

 

 

About Author

Related items

  • Marcha de los negacionistas en Estocolmo – Seis policías heridos

    Cientos de personas se manifestaron - sin el permiso de la policía - este sábado en el centro de Estocolmo, contra las medidas sanitarias por el Covid-19, en la llamada "Tusenmannamarschen" (La marcha de mil personas). 

    Para ellos, la pandemia no existe y todo se trata de una conspiración global. Por ende, los organizadores instaron a los convocados a no usar mascarilla ni tampoco guardar distancia social. Seis policías resultaron heridos y la policía alejó del lugar a 50 revoltosos y detuvo a dos personas. Entre los manifestantes se encontraban, además, neonazis.

     Por: Marisol Aliaga

    Un variopinto grupo de personas se congregó este sábado a las 14:00 de la tarde, en Medborgarplatsen, en la denominada "Tusenmannamarschen". Al evento, convocado en las redes sociales, se habían inscrito más de 1.100 personas y efectivamente, llegaron al lugar las suficientes para llenar la plaza ubicada en la zona sur del centro de Estocolmo.

    Para estas personas, la pandemia no existe. Según los organizadores, todo es una conspiración de los gobiernos, de consorcios internacionales, de la OMS y la ONU y de personajes como Soros y Bill Gates, para coartar la libertad de los individuos en la sociedad. Están convencidos de que existe una confabulación y la meta final es implantar una dictadura mundial. 

    Respecto a las vacunas contra la Covid-19, muchos creen que esta contiene fetos de mujeres que han abortado y un microchip, que va a transformar a los humanos en "transhumanos". Por ello, llaman a las personas a no vacunarse.

    Todas estas teorías conspirativas circulan desde hace tiempo en las redes sociales y son totalmente falsas. Incluso se afirma que con el microchip que supuestamente se inocularía, Bill Gates pretende rastrear a las personas y controlar la natalidad. 

    Y, por supuesto, también están las antenas 5G y los "Illuminati" en estas conspiraciones. De hecho, se habla del coronavirus como de "la gripe illuminati".

    La prensa nacional no ha dado prácticamente cobertura alguna a este tipo de noticias falsas. Sin embargo hoy día los reporteros enfrentaron, con asombro, esta realidad, recibiendo insultos y teniendo que soportar actitudes amenazantes de parte de los manifestantes, quienes también se mostraron agresivos contra la policía. 50 personas fueron puestos en carros policiales y transportados lejos del lugar. 

    El organizador de la marcha en Estocolmo es un hombre de 30 años, Filip Sjöström. Para él, la pandemia no existe, se trata de una "plandemia", por lo tanto, instó a los participantes a reunirse en grandes grupos sin mantener la distancia social ni usar mascarillas.   

    - Los seres humanos tenemos derecho a reunirnos si no dañamos a los demás. Queremos que la sociedad se abra. Las restricciones limitan la libertad humana, dijo Sjöström, quien ahora deberá responder ante la ley por haber realizado una manifestación que va en contra de las medidas sanitarias que permiten un máximo de ocho personas, en reuniones. El hombre tiene una empresa de medicina alternativa - entre otros productos vende "agua medicinal" - y escribe en Facebook:

    "Me queda claro que no soy yo quien es conspirador y lleva a cabo una conspiración. Es la élite del poder la que ha creado una conspiración contra el universo, la Tierra, la naturaleza y la humanidad. Todo el que cree en el covid 19, los confinamientos, las mascarillas, nuevas leyes y la restricción de nuestra libertad es parte de la conspiración y la mantiene".

    La policía, por su parte, había anunciado que disolvería la manifestación. Sin embargo después de una hora permitió el paso hacia el Jardín del Rey, donde los cientos de manifestantes arribaron entonando el himno nacional, ondeando pancartas y coreando consignas, como "Por la libertad y la verdad", "Los suecos están enfermos, paren el 5G" y "autocensura".

    Algunos exigían el arresto del primer ministro Stefan Löfven y su antecesor, Fredrik Reinfeldt.

    Cuando la policía había decidido disolver la manifestación, los miembros de la marcha reaccionaron agresivamente y en el tumulto que siguió resultaron seis policías heridos, incluso uno de éstos tuvo que ser trasladado a un centro asistencial. 

    En un comunicado de prensa de la policía, el jefe regional Mats Löfving declaró:

    - Lo que hemos visto tener lugar hoy en Estocolmo es una manifestación sin permiso y que desemboca en un tumulto en el que varios policías han resultado heridos. Donde los manifestantes, a pesar de los repetidos llamamientos, se niegan a disolverla, y se lleva a cabo violando las medidas destinadas a limitar la propagación de la Covid-19. Por supuesto, es una falta de criterio impresionante y es totalmente inaceptable, dice Mats Löfving. 

    En las redes sociales, muchos criticaron esta manifestación, por poner en riesgo la salud de los demás y por la falta de respeto y solidaridad con el personal de la salud. Una conglomeración de esta magnitud puede ocasionar graves focos de infección y 
    ¿quienes son los que pagan por esto? Los sanitarios. 

    - Todos debemos recordarnos a nosotros mismos que tenemos recomendaciones y restricciones por algo. Y la razón es que el menor número posible de personas se infecten, se enfermen gravemente e incluso mueran, dijo la vocera del Colegio Médico, Sofia Rydgren Stale, a SVT. 

     

    Los otros dos organizadores de la marcha "por la libertad y la verdad" son un "doctor anal" y una participante del concurso "Ídolo". Y tienen planes de postularse a cargos parlamentarios. 

    Aunque no provienen de la extrema derecha, han figurado en sus sitios en Internet, y han promocionado la marcha en el sitio racista y antisemita Nya Dagbladet, que perteneciera a los ya extinguidos Demócratas Nacionales. 

    Y los fascistas de la organización NMR también estuvieron presentes. De esta forma, simpatizantes de izquierda y neonazis marcharon juntos, en la marcha "por la libertad y la verdad", este sábado, en Estocolmo.

    En tanto que los profesionales de la salud se preparan para enfrentar la tercera ola de la covid-19 en el país nórdico que presenta las peores cifras por la pandemia, con 13.003 personas fallecidas, en un país de 10 millones de habitantes.

     

     
    Cientos de personas se manifestaron ocuparon las calles céntricas de Estocolmo, en lo que se denominó "La Marcha de las mil personas". Foto: Pantallazo, Svt.se.

     

  • La población registra su crecimiento más bajo en los últimos 15 años durante la pandemia

    La Pandemia de Covid-19 ha dejado ya su huella en las cifras de población de Suecia. Hasta ahora, se ha registrado el crecimiento más bajo de los últimos 15 años.

    Además, muchos han elegido dejar las grandes ciudades.

     

     Fuente: TT / Omni. 19-08-2020. Traducción: Magazín Latino

     

    El número de personas registradas en Suecia es hoy algo más de 10,3 millones. Al comienzo del presente año, la población del país había aumentado en 24.801 personas, mientras que el año pasado la cifra alcanzaba las 51.004 personas, según datos de la Oficina Central de Estadística (SCB).

     

    - Es el aumento más bajo en los primeros seis meses del año desde 2005, dice Tomas Johansson, estadístico de población de SCB.

     

    El crecimiento de la población solía ser mayor en las tres ciudades más grandes: Estocolmo, Gotemburgo y Malmö. Pero a diferencia de años anteriores, ahora hay más personas que dejan Estocolmo y Gotemburgo que las que se mudan a estas ciudades.

     

    ”Las grandes ciudades no son un imán”

     

    La migración neta de Estocolmo fue de menos de 1.703 personas; en Gotemburgo fue de menos de 109 personas. Malmö, por otro lado, tuvo una migración neta positiva de 502 personas.

     

    - Las grandes ciudades ya no son un imán, al revés de lo que solían ser. Es bastante infrecuente que Estocolmo no atraiga a la mayoría. Resulta extraño ver un retroceso a lo largo de un trimestre entero, dice Tomas Johansson.

     

    Él opina que la inmigración tuvo un gran impacto en la llegada de nuevas personas a Estocolmo. La inmigración a Suecia aumentó durante el primer semestre en 36.058 personas, siendo éste el número más bajo desde 2005.

     

    - Se trata, más bien, de inmigración de otros países. En muchos sitios han estado las fronteras cerradas y podemos ver un claro cambio con un fuerte retroceso de la inmigración durante este semestre, argumenta Tomas Johansson.

     

    Un exceso de nacimientos reducido a la mitad

     

    Además, durante los seis primeros meses del año, han muerto más personas que años anteriores. En la primera mitad del año murieron 51.405 personas en Suecia. Este es el número más alto de muertes en los primeros seis meses del año desde 1869, cuando murieron 55.431 personas.

     

    También hay 4.633 muertes más que en la media entre los años 2015 y 2019. Los niveles superiores a la media durante esos años se clasifican como exceso de mortalidad, y a lo largo de la primera mitad de 2020, este exceso alcanzó el diez por ciento.

     

    Esta mayor cifra de muertes, en combinación con un número inferior de nacimientos en el primer semestre dio como resultado que el exceso de nacimientos se haya reducido a la mitad, en comparación con el mismo periodo de 2019.

     

    Sigue siendo demasiado pronto para poder decir que la pandemia de coronavirus ha influido en el número de nacimientos.

    - Los niños que nacieron este año y que figuran en nuestra estadística existían ya en 2019, por lo que, si la pandemia ha tenido un impacto en la cifra de nacimientos en Suecia, lo veremos dentro de algunos meses, comenta Tomas Johansson.

     

    Datos: Crecimiento de población y exceso de mortalidad

     

    El estudio de la Oficina Central de Estadística (SCB) fue realizado entre el 31 de diciembre de 2019 y el 30 de junio de 2020.

     

    En el estudio se define el exceso de mortalidad como el número de muertes en relación con el promedio de defunciones en el periodo correspondiente a los últimos cinco años.

     

    La elección del periodo de comparación se realiza en función de la edad y el sexo, y a su vez la cantidad de población se muestra relativamente inalterada.

     

    Fuente: SCB  

     

     

  • Jan estuvo a punto de morir – su hijo lo salvó al oponerse a los cuidados paliativos

    Durante dos semanas consecutivas, Suecia tuvo el número más alto de fallecidos por covid-19 per cápita en el mundo.      

    Casi la mitad de los fallecidos vivían en residencias para mayores, como Jan Andersson, de 81 años. Cuando se contagió, el médico le prescribió cuidados paliativos. Pero su hijo Thomas se opuso, exigió que le quitaran la morfina y lo alimentaran adecuadamente. Y Jan se recuperó.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una de las razones de la alta mortalidad por covid-19 en Suecia es que el coronavirus se propagó en muchas residencias para mayores, sobre todo en la región de Estocolmo. La gran mayoría de los ancianos que se contagiaron con el coronavirus no fueron trasladados a los centros asistenciales y en numerosos casos el médico a cargo ordenó cuidados paliativos a través de una llamada telefónica.

     

    Así ocurrió con Jan Andersson, quien se contagió en una visita al hospital, a fines de marzo. Jan vive en una residencia para mayores de Ärlingshem, en Märsta, en la zona norte de Estocolmo.

     

    Su hijo, Thomas Andersson, se percató de que a su padre se le había ordenado cuidados paliativos en circunstancias de que no estaba al final de la vida. Y se dio cuanta, además, de que los ancianos son discriminados al momento de recibir atención médica.

     

    En entrevista con el diario Dagens Nyheter, Thomas expresó que solamente cuando se contactó con los responsables del cuidado de su padre, y con la prensa, la situación cambió. A su padre no se le había medido la oxigenación en la sangre ni se le había suministrado oxígeno.

    - Probablemente ello habría acelerado aún más la recuperación. El no proporcionar un tratamiento de apoyo básico a los ancianos que están gravemente afectados por el coronavirus – y en cambio darles morfina – obviamente que entonces se mueren. Personalmente, creo que esto es eutanasia activa. Si no hubiera sido por nosotros, los familiares, lo habrían matado, dijo a Dagens Nyheter.

     

      
    Thomas Andersson con su padre. Foto: captura de pantalla, Dagens Nyheter.

     

    Thomas Andersson dio a conocer su testimonio en varios medios nacionales, y fue además entrevistado en el programa de la televisión pública, Agenda, del domingo 25 de mayo.

     

    A continuación, la transcripción de la entrevista a Thomas Andersson. En Suecia se puede ver en su totalidad en este enlace:

    https://www.svtplay.se/video/25859096/agenda/agenda-24-maj-21-15?start=auto

     

    PROGRAMA AGENDA – TRANSCRIPCIÓN - DOMINGO 25 MAYO 2020 - ENTREVISTA CON THOMAS ANDERSSON

     

    En este programa se examina la gestión para con los ancianos que vivían en residencias para mayores y que se infectaron y fallecieron por covid-19. La atención que recibieron ¿fue equivalente en calidad a la que recibieron otros contagiados?

    Casi la mitad de los fallecidos por esta enfermedad vivían en centros de residencia para adultos mayores. De un total de 4.000 fallecidos, 1.739 vivían en alguno de estos centros. Al mismo tiempo, solo un 10 % de ellos/as fueron atendidos en hospitales. El 90 % no fueron trasladados de los centros geriátricos y fallecieron allí.

     

    Jan Andersson estuvo a punto de contarse entre estos 1.739 casos. Él tiene 81 años y vive en una residencia para mayores al norte de Estocolmo. Se contagió de covid-19 y estuvo a punto de morir, pero se salvó, gracias a su hijo.

     

    Anders Holmberg: Thomas Andersson, bienvenido al programa.

    Thomas Andersson: Gracias.

     

    Jan Andersson es su padre. Para comenzar, cuando Usted supo que él estaba contagiado de covid-19, ¿cuál fue su reacción? 

    - De horror, se puede decir. Vale decir, el conocimiento en general en ese entonces, para nosotros, era que: si uno es mayor, con enfermedades preexistentes y todo eso, podría ser un viaje muy difícil. Entonces nosotros temíamos que él, eventualmente, no fuera capaz de superarlo.

     

    Entiendo que las dos primeras semanas él tenía una tos muy severa que lo tenía afectado, pero después las cosas empeoraron. ¿Qué fue lo que pasó?

    Él se debilitó más y más. Tenía dificultades para comer, a pesar del personal de la residencia, que es fantástico y que se esforzaba en darle cucharadas de puré o sorbos de jugo…bueno, sencillamente no iba en la dirección correcta. Yo sentí que él no tenía fuerzas, que estaba a punto de deshidratarse…el 7 abril me pongo en contacto con su médico para discutir algún tipo de tratamiento de apoyo. Él necesita suero, pensé entonces, porque me parecía que estaba deshidratado.

     

    ¿Cuál fue la reacción del médico?

    - Recibí la respuesta de que un tratamiento de hidratación artificial para mi padre no era recomendable. Él [médico] dice que eso le puede ocasionar acumulación de líquido en los pulmones y puede tener graves problemas. Y dice que mi papá se está yendo.

     

    ¿Lo que significa?

    - Significa que se está muriendo. Él [el médico] me recomienda que me presente allí ese mismo día porque simplemente él no puede garantizar que mi papá siga en vida al día siguiente.

     

    ¿Y entonces Ud. lo hizo? ¿Qué ocurrió entonces?

    - Naturalmente viajé para ir a verlo. Entonces me encontré con mi papá, aturdido por la morfina, no contactable, deshidratado. Y entonces me entero de que él médico había ordenado tratamiento paliativo.

     

    Vale decir tratamiento al final de la vida

    - Esto me choqueó porque eso no se había discutido ni conmigo, ni con mi papá ni con otro familiar.

     

    Y su padre está en pleno uso de sus facultades mentales - hay que agregar - y además él puede hablar con el personal y eso…

    Él tiene una voz frágil, pero puede hablar y está plenamente consciente. Fuera de eso, él no ha sido examinado por ningún médico, pero, a pesar de esto, le tiran encima este tratamiento paliativo.

     

    Espere un poco ahora, ¿Ud. se entera de que a su padre se le había ordenado tratamiento paliativo, y que esta decisión se había tomado sin que él hubiera sido examinado previamente?

    - Él no había sido examinado por un médico, en cambio, todo se había hecho telefónicamente. Vale decir, quienes habían examinado a mi padre habían sido enfermeras, ningún doctor.

     

    ¿Pero el médico estaba en contacto telefónico?

    - Mmmh, el médico trabaja desde su casa, así es que ellos se han comunicado a través del teléfono. A mi parecer, eso no es haber sido examinado por un médico.

     

     

    ¿Puedo preguntar algo? Cuando Ud. lo visitó el 7 de abril, él estaba bajo el efecto de la morfina y no contactable, pero también lo visitó al día siguiente, cuando estaba despierto y pudo hablar con él. ¿Cómo experimentaba él mismo su situación?

    - Mi padre me dice que él no entiende por qué no ha podido ver a un médico. Él me explica también por qué no toma sus medicinas, porque no puede. Y debido a que mi pareja sabe de Medicina y a través médicos dentro del círculo de conocidos, nos enteramos de que eso de que no sea hidratado ni se le ordene un tratamiento de apoyo se debe a su cuadro clínico, no es así. No existe nada que contradiga esto.

     

    ¿Entonces Uds. comenzaron a exigir este tratamiento para él? ¿Cuál fue la reacción entonces?

    - Nosotros nos sentimos completamente frustrados y tratamos de encontrar una salida. Al día siguiente de visitar a mi padre, enviamos correos electrónicos a todos los responsables de sus cuidados, y nos contactamos con la prensa. Exigimos que, para comenzar, mi padre sea examinado por un médico antes de que se le ordenen cuidados paliativos. Obviamente que él debe recibir un tratamiento de apoyo, para que recupere sus fuerzas y pueda vencer a la enfermedad ocasionada por este virus. Tienen que hacerle los exámenes por una infección bacteriológica, él tuvo recientemente una septicemia. ¡Le tienen que dar sus medicinas!, de una u otra forma.

     

    Cuando ustedes exigieron esto, cuando enviaron estos mails, ¿qué pasó entonces?   

    - Entonces nuevamente me pongo en contacto con el médico, y de pronto le recetan suero (dropp). Vale decir, cuando dos médicos, el día anterior, me habían dicho que “eso no es posible, porque él [Jan] va a acumular líquido en los pulmones y se va a producir una muerte dramática, porque se va a asfixiar”. De pronto esto es completamente posible.

     

    ¿Y qué pasó entonces con su padre?

    - De inmediato se sintió mucho mejor. Lentamente, pero tuvo un cambio. Se recupera, y unas semanas después es dado de alta de covid-19.

     

    ¿Qué piensa Ud. de todo esto que ha ocurrido?

    - Es desastroso. No es correcto que nosotros, su familia, tengamos que luchar para que mi padre tenga la atención a la que él tiene derecho. Nosotros pensamos que los residentes en los centros para mayores son discriminados, ellos no tienen acceso a la atención medica que los otros tienen, en la sociedad.

     

    ¿Cuál es su consejo para otros familiares?

    - Mi consejo es, antes de nada: confía en ti mismo. Sientes que algo está fallando y tu familiar no recibe los cuidados que debería, ponte de inmediato en contacto con una persona entendida en Medicina, conocido, médico de cabecera o quien pueda ser, consigue la historia clínica y después comienza la pelea para que tu padre o tu madre reciban la atención que tienen derecho a recibir.   

     

    ¿Cómo está su padre hoy?

    - Él está sano, se siente bien y seguramente ahora está sentado mirando la televisión.

     

    Dele saludos de nuestra parte. Gracias por haber venido.

    - Gracias.

     

     
    Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español