Miércoles, 23 Mayo 2018 | Login
Adda Miranda: “No quiero guardar silencio ni olvidar” Anda Miranda frente a su muestra artística "Amarras de la memoria", que se está presentando en Espacio Matta, en Santiago. Foto: Luis Carvajal.

Adda Miranda: “No quiero guardar silencio ni olvidar”

A 44 años del golpe cívico-militar, ese fatídico episodio que marcó el país el 11 de septiembre de 1973, este sigue siendo una herida abierta en la sociedad chilena. Y Chile un país dividido entre quienes optan por el olvido y quienes exigen que se haga justicia. Que se condene a los culpables de las atrocidades cometidas en contra de sus propios compatriotas.

Desde Chile nos llega esta nota sobre una artista chilena que no quiere ni olvidar ni guardar silencio. En su muestra artística “Amarras de la Memoria” Adda Miranda nos insta a no olvidar la brutalidad de la dictadura de Pinochet.

 

Por: Lilian Aliaga

 

Cuando nos enfrentamos a un nuevo aniversario de una fecha que cambió tan drásticamente la vida de nuestro país, y por ende la de muchas familias chilenas ocasionando secuelas que se arrastran en muchos casos penosamente hasta el día de hoy, hay quienes luchan por mantener viva la memoria.

Aunque muchos quisieran olvidar, el hacerlo es un acto peligroso, puesto que conduce a la antesala propicia para que la historia se repita. Como tantas veces ha ocurrido ya, en nuestro país y en el mundo entero.

Adda Miranda es una de esas personas que saben que debemos vivir el presente, pero sin olvidar el pasado. Ella es una artista chilena, exonerada y exiliada política, y nos dice: “con la inquietud de plasmar, de algún modo, el sufrimiento causado por la dictadura militar, yo no quería guardar silencio ni olvidar “.

Es a través de trabajos en cerámica gres y textiles, en un retomar la forma y de algún modo hacer un paralelo entre nuestra historia reciente y la de los pueblos precolombinos que contaron la suya a través de estas formas de arte, como Adda se expresa, en un intento de liberación y de sanación. Ejercicio que, a pesar del enorme desgaste emocional y físico que conlleva, realiza con la energía propia de quienes desean seguir manteniendo vivo el sentimiento y el espíritu de los desarraigados, torturados, muertos y desaparecidos del Chile de 1973 y de todos quienes han sufrido junto a ellos.

El tema de la mujer y también el del desarraigo han estado siempre presentes en la obra de esta artista marcada por el exilio, por ello su muestra anterior, “Huellas de Mujer”, presentada en el 2015, estuvo formada por torsos de mujeres que evocaban estos sentimientos. Su sueño a futuro es retomar la temática de la mujer con sus múltiples facetas.

En la muestra actual la artista ha trabajado de la mano de su tutor, a quien agradece de manera especial: Arturo Duclos.

Espacio Matta es el más importante Centro Cultural de la zona sur de Santiago, y su historia es el marco perfecto para la exposición de Adda Miranda.

Este centro fue construido para acoger en su interior un mural grandes dimensiones: “El Primer Gol del Pueblo Chileno”, creado por el gran pintor surrealista chileno, Roberto Matta con la colaboración de la Brigada Muralista del Partido Comunista Ramona Parra, en el año 1971, para conmemorar el primer año de gobierno del presidente Salvador Allende.

La historia del mural es muy significativa puesto que también es una muestra concreta de cómo la verdad siempre se impone. Siendo cubierto por 14 capas de pintura, durante la dictadura cívico militar, en un intento por borrarlo, pudo ser restaurado mediante el trabajo de un equipo multidisciplinario que tomó dos años en ello, a partir de 2005.

 

 

Amarras de la memoria

Esta muestra artística representa un sentimiento que a mucha gente le sobrecoge hasta hoy, en relación a ese período fatídico de nuestra historia. El de quedar atrapado en la crueldad de esos recuerdos y no poder dejarlos atrás.

- Pero en el ejercicio de exorcizar este pasado inenarrable, liberamos el dolor y restauramos nuestra paz al compartir el relato del horror que fijamos en estas evocativas esculturas, que también nos conectan con el pasado aún más cruel de la colonización de nuestras tierras. A falta de verdad y justicia, el arte es nuestra sanación, ha dicho el artista Arturo Duclos.

 

Los pueblos precolombinos supieron trasmitir su historia a través de diversas formas artísticas, especialmente en textil y cerámica. Contaron su historia como pueblo a través de su iconografía, hasta la llegada de los “conquistadores”, quienes arrasaron con sus creencias religiosas, el culto a sus muertos, su sabiduría, su cultura y su arte. Una América Precolombina cruelmente destruida por el fanatismo religioso, por el poder de las armas y por la codicia extrema.

- El horror que significaron las prácticas genocidas ideológicas empleadas en Chile por la dictadura militar, me recuerda los terribles actos de violencia, represión, tortura y muerte sufridos por nuestros pueblos precolombinos en manos de los “conquistadores”. Como exiliada que se hizo artista, me pregunto ¿cómo representar el dolor humano? es casi imposible, pero me niego a ser cómplice del silencio o del olvido. He querido plasmar nuestra historia oscura, el Chile dictatorial, a través de esta instalación, que consta de esculturas en cerámica y textil que nos remontan al mundo precolombino, al pasado y al presente, expresa Adda Miranda.

“Amarras de la Memoria” nos invita, como testigo o como víctimas, a no olvidar la brutalidad de la dictadura militar que se instauró en Chile en septiembre de 1973.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Media

About Author

Related items

  • Todos los obispos de Chile presentaron su renuncia al Papa tras reuniones en el Vaticano

    Los obispos de Chile anunciaron este viernes que presentaron sus renuncias ante el papa Francisco, luego de las reuniones sostenidas en el Vaticano.

     

     Fuente:Radio BioBio. 18-05-2018

     

    A través de un comunicado, leído públicamente por los obispos Fernando Ramos y Juan Ignacio González en nombre de la Conferencia Episcopal, indicaron que “queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en manos del Santo Padre para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros”.

     

    “Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer justicia y contribuir a la reparación del daño causado…”, añadió el documento.

     

    Al respecto, Ramos explicó que “para estar en mayor sintonía con la voluntad del santo padre, era conveniente declarar nuestra más absoluta disponibilidad para poner nuestros cargos pastorales en las manos del Papa”.

     

    Junto con ello, aseguraron que estos días fueron de meditación y oración, por lo que agradecieron a Francisco por los encuentros.

     

    “Queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones”, añadieron.

     

    Asimismo, agradecieron a las víctimas que entregaron antecedentes, “por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial”.

     

    Ahora deberá ser el líder de la Iglesia Católica el que decida la continuidad en sus puestos.

     

    Conferencia episcopal (la imagen está recortada). Foto: Biobiochile.cl.

     

    Declaración de los obispos:

     

    DECLARACIÓN DE LOS OBISPOS DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL DE CHILE, EN ROMA

    Después de tres días de encuentros con el Santo Padre, y de muchas horas dedicadas a la meditación y a la oración, siguiendo sus indicaciones, los Obispos de Chile deseamos comunicar lo siguiente:

    En primer lugar, agradecemos al Papa Francisco por su escucha de padre y su corrección fraterna. Pero especialmente, queremos pedir perdón por el dolor causado a las víctimas, al Papa, y al Pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones.

    Gracias también a Mons. Scicluna y al Rev. Jordi Bertomeu por su dedicación pastoral y personal, así como por el esfuerzo invertido en las últimas semanas para intentar sanar las heridas de la sociedad y de la Iglesia de nuestro país.

    Gracias a las víctimas, por su perseverancia y su valentía, a pesar de las enormes dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces en medio de la incomprensión y los ataques de la propia comunidad eclesial. Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando en el camino de la curación y cicatrización de las heridas.

    En segundo lugar, queremos anunciar que todos los obispos presentes en Roma, por escrito, hemos puesto nuestros cargos en las manos del Santo Padre, para que libremente decida con respecto a cada uno de nosotros.

    Nos ponemos en camino, sabiendo que estos días de honesto diálogo han sido un hito dentro de un proceso de cambio profundo, conducido por el Papa Francisco. En comunión con él, queremos restablecer la justicia y contribuir a la reparación del daño causado, para re-impulsar la misión profética de la Iglesia en Chile, cuyo centro siempre debió estar en Cristo.

    Queremos que el rostro del Señor vuelva a resplandecer en nuestra Iglesia y a ello nos comprometemos. Con humidad y esperanza les pedimos a todos que nos ayuden a recorrer este camino.

    Siguiendo la recomendación del Santo Padre, imploramos a Dios que en estas difíciles y esperanzadoras horas, nuestra Iglesia sea protegida por el Señor y la Virgen del Carmen.

    Los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile en Roma

     

     

  • Obispos chilenos y posibilidad de renuncias en el clero: "La destitución depende del Papa"

    El obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González, y el obispo auxiliar de Santiago, Fernando Ramos, realizaron una conferencia de prensa en Roma en la previa de su reunión con el papa Francisco agendada para este martes, a la que fueron citados para abordar los alcances del caso Karadima.

     

     Fuente: Radio BioBio. 14-05-2018

     

    Tras ser consultado frente a la idea de sumarse al perdón del Papa, este último señaló que “atender al dolor de las víctimas es un imperativo moral para nosotros muy grande (…) tenemos disponibilidad para pedir perdón, pero que ese perdón sea realmente reparador”.

     

    En tanto, González señaló que no depende de ellos la posibilidad que algunos obispos vinculados más de cerca a casos de abuso o encubrimiento salgan de sus cargos, aunque admitió que aquello podría pasar, “pero no depende de nosotros. Cada uno tiene que discernir con el Papa”.

     

    “Es posible que el Papa tenga más antecedentes que nosotros”, señaló, debido a que muchas organizaciones remiten directamente a la Santa Sede, al mismo tiempo que reconoció que están abiertos a mejorar.

     

    Asimismo, frente a la posibilidad que en torno a 10 obispos dejen sus cargos, recalcó que “el nombramiento o destitución es una cosa que depende del Papa”.

     

    Por su parte, ante el malestar de las víctimas, enfatizó en que “si este problema persiste, si persiste al menos el dolor y la molestia de algunas víctimas, quiere decir evidentemente que no hemos hecho bien nuestro trabajo y que tenemos que mejorarlo“, al mismo tiempo que reconoció errores en el proceso al afrontar los temas de abusos, debido a que en la Iglesia no estaban preparados para enfrentar ese tipo de problemas.

     

    De este modo, los obispos del clero chileno, citados a un encuentro con el líder de la Iglesia Católica este martes, se preparan para las definiciones y decisiones que probablemente acarreará la cita en el Vaticano.

     

    El obispo chileno Fernando Ramos. Foto: BioBio. 

     

    Más información - Vídeo en 24horas.cl  - haga clic 

     

     

  • El momento exacto en que Pamela Jiles encara a Urrutia por sus denigrantes dichos contra las víctimas de dictadura

    Latinoamérica - Santiago, Chile 

    "¿Esto van a hacer cuando pierden las votaciones? ¿Van a retirar los proyectos y mandar a sus matones a agredir a parlamentarios?", aseguró la diputada Pamela Jiles, quien apenas escuchó a Urrutia se levantó de su asiento y lo encaró. Fue detenida por otros diputados de Chile Vamos.

     

     Fuente: El Desconcierto. 19.04.2018 @eldesconcierto

     

    El Congreso estalló en llamas la mañana de este jueves luego de que el diputado Ignacio Urrutia (UDI) calificara a las víctimas de la dictadura de “terroristas” y de querer “usufructuar” del Estado. Eso, en medio de la discusión que generó la decisión del presidente, Sebastián Piñera, de retirar la tramitación del proyecto que establecía un aporte único de reparación a las víctimas de violaciones a los derechos humanos en dictadura.

     

    “Este proyecto es nefasto porque no es la única vez que entregan estos regalitos a esta gente que fue más que exiliada, que fue terrorista en el pasado. En buena hora el gobierno retiró este aguinaldo. Espero que en el futuro no se presente nunca más este proyecto”, dijo Urrutia.

     

    Apenas terminó su palabra, la diputada Pamela Jiles (Partido Humanista), quien sufrió prisión política y tortura en dictadura, se dirigió rauda hacia Urrutia y lo encaró. 

     

    Jiles tuvo que ser contenida por sus pares. “Fui impedida por otros cuatro parlamentarios que consideran que tengo fuerza física importante porque se tiraron a detenerme, incluso con manotazos porque parece que hay que proteger a este señor”, aseguró la diputada, un rato después. “Tuve que decirle a viva voz lo inadmisible de su actitud”, agregó.

     

    “Estas personas traen un discurso de odio y se permiten hacerlo en el hemiciclo. ¿Esta va a ser la forma de actuar del gobierno? ¿Esto van a hacer cuando pierde las votaciones? ¿Van a retirar los proyectos y mandar a sus matones a agredir a parlamentarios?”, imputó Jiles, recordando el inicio del conflicto de esta mañana: La decisión de Piñera de retirar el proyecto que entregaba un aporte único a todas las víctimas de la dictadura.

     

    La oposición, entonces, se paró inmediatamente, unos que fueron a parar a la diputada humanista y otros que se fueron indignados de la Sala.

     

    El presidente de la Cámara Jaime Mulet, dio la palabra a Miguel Crispi (RD), quien empezó a intervenir en medio del caos asegurando que “es impresentable” esas palabras. La sesión se suspendió inmediatamente.

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español