Viernes, 23 Agosto 2019 | Login
30 años sin Olof Palme Este 28 de febrero se cumplen 30 años del asesinato de Olof Palme. Foto: Captura de pantalla SVT.

30 años sin Olof Palme

28 de febrero de 2016 

A 30 años del asesinato del primer ministro sueco Olof Palme, los seis inspectores que conforman el grupo de investigación policial esperan recibir nuevos tips que conduzcan a resolver el caso.

Quienes puedan contribuir con información respecto al magnicidio, podrán llamar al número 114 14, donde serán atendidos entre las 14.00 y 22.00 horas del domingo 28 de febrero.

Así lo comunicó la policía, en una rueda de prensa efectuada el jueves pasado.

A pesar del tiempo transcurrido - tres décadas - la jefa de la investigación, Kerstin Skarp, no pierde las esperanzas de aclarar el caso, puesto que el asesinato de Olof Palme sigue constituyendo un trauma para la sociedad sueca.

 

Por: Magazín Latino

 

Los periodistas extranjeros que asistieron a la rueda de prensa en el cuartel general de la policía de Estocolmo, se fueron algo defraudados, el team Palme no tenía nada nuevo que comunicar.

En cambio, los tres inspectores se limitaron a hacer un recuento de lo sucedido y a informar sobre la situación actual.

- Obviamente que no es satisfactorio, ni para la investigación ni para la sociedad en general el que, después de 30 años, el caso no haya sido resuelto. Nuestro objetivo principal es resolverlo, expresó Kerstin Skarp, vice fiscal nacional y jefa de la investigación concerniente al asesinato de Olof Palme.

Skarp ha trabajado en la investigación desde 1997. En la actualidad son seis policías quienes trabajan en el caso, y se denominan Palmegruppen (el grupo Palme). Hans Melander es el jefe de grupo.

El volumen de la investigación es imponente, probablemente se trate del material de pesquisas más extenso del mundo, según la policía comparable con el asesinato de John F Kennedy y el atentado de Lockerbie.

Hasta el momento, 134 personas se han declarado culpables de haber cometido el magnicidio, y la policía ha interrogado a unos 10.000 individuos. La base de datos cuenta con 87.000 referencias personales y los dosieres son guardados rigurosamente. Una biblioteca de más de 250 metros de estantes con archivadores que guardan los tips acumulados durante todos estos 30 años.

Puede que la respuesta a la pregunta que aún sigue sin respuesta: ¿Quien mató a Palme? Se encuentre entre estos archivos. Puede que no.

El grupo Palme (Palmegruppen) espera que este material pueda ser digitalizado, con el tiempo, con el fin de que la búsqueda de datos se haga más expedita.

En la rueda de prensa, los inspectores hicieron un recuento de lo sucedido esa fría noche de febrero, hace 30 años atrás:

Olof Palme y su esposa Lisbeth, habían asistido a la función de Los hermanos Mozart, en el cine Grand, en Sveavägen, donde se habían encontrado con uno de los tres hijos de la pareja, Mårten Palme, y su novia. Después del cine, Palme y su esposa caminaban por la calle Sveavägen, cuando, en el cruce Sveavägen con Tunnelgatan, un hombre se les acercó por detrás, disparando dos veces. Un tiro ocasionó la muerte de Olof Palme, y el otro hirió a su esposa.

Según varios testigos presenciales, el perpetrador se dio a la fuga por la calle David Bagare. Más tarde, con ayuda de los testigos, se publicó un retrato reconstruido del autor del crimen - fantombild - que dio lugar a 7.000 - 8.000 pesquisas. No obstante, este retrato no correspondía a la imagen del asesino y, según los inspectores, causó gran daño a la investigación, en el momento de perpetrarse el asesinato.

- Muchos de los tips que hemos recibido se basan en la imagen que figuró al comienzo de la investigación. Probablemente el hombre de la reconstrucción nada tiene que ver con el asesinato, pero la imagen se grabó en la mente de la gente. Esta imagen fue publicada muy rápidamente y en gran escala, lo cual fue totalmente erróneo. Pero esperamos que la línea directa dé algún fruto, dijo Hans Melander, refiriéndose a las llamadas que esperan recibir este domingo.

 

El arma

Hasta la fecha, el arma no ha sido encontrada, y el hallazgo de esta es fundamental, para resolver el crimen. Aunque, debido al mal estado de las dos balas encontradas en el lugar, la identificación del arma no sería fácil.

El 1 de marzo - al día siguiente al crimen - fue encontrada la bala que hirió a Lisbeth Palme, y el 2 de marzo se encontró la bala que mató a Olof Palme. Según los peritajes balísticos, las balas corresponden a un revolver calibre .357 Magnum, probablemente un Smith & Wesson, pero también puede tratarse de un Ruger, Taurus, Kassnar, Escordin, Llama o Ruby.

El revolver que el criminólogo Leif GW Persson entregara recientemente al equipo Palme, para ser analizado, no condujo a resultados positivos. Y los inspectores enfatizaron que lo más conveniente era dirigirse a ellos, en caso de tener información al respecto.

No obstante, tanto Leif GW Persson como los periodistas que cubrieron el suceso desde un primer momento, han recibido, a lo largo de los años innumerables tips de personas que creen saber quién mató al premier sueco.

El equipo Palme recibe un promedio de tres-cuatro tips a la semana, los cuales aumentan tanto el 28 de febrero de cada año como cuando la prensa publica notas relacionadas al asesinato.

-Un buen día de trabajo es cuando se logra finiquitar algo. Si recibimos algún tips en el que, por ejemplo, se señala a una persona en particular como un presunto perpetrador, y podemos comprobar que la persona nada tiene que ver, también es un triunfo. Pero obviamente que no es lo mismo que dar con el autor del crimen, dijo Hans Melander.

 
Las diferentes pistas

Desde un primer momento se barajaron distintas pistas, con el fin de dar con el paradero del asesino de Olof Palme. Los inspectores hicieron un recuento de algunas de estas:

La pista del PKK, la favorita del primer jefe de la investigación, Hans Holmér. Según esta, los responsables del crimen serían una organización kurda que en Suecia estaba catalogada de terrorista.

El hombre de 33 años. Según esta, el culpable sería Viktor Gunnarsson, un hombre aficionado a las armas y conocido por su odio en contra de Olof Palme. Se encontraba en la calle aledaña Kungsgatan, la noche del crimen.

Los policías. Según esta pista, miembros del mismo cuerpo policial habrían estado implicados en el asesinato. Se barajan tanto las teorías de que un grupo de policías, como ex policías o agentes que habrían estado implicados en un complot. Leif GW Persson ha dicho que él piensa que el asesino forma parte del cuerpo policial, la policía de seguridad o el ejército. Y ha señalado que "la policía no está muy dispuesta a buscar dentro de su propio grupo".

 

La pista de Sudáfrica, según la cual la policía de seguridad del país africano estaría detrás del asesinato, por el fuerte compromiso de Olof Palme en contra del apartheid.


Y, obviamente, la pista de Christer Pettersson, quien fuera señalado por Lisbeth Palme como el asesino, en una confrontación policial. Se pudo comprobar que Pettersson se encontraba en las cercanías, la noche del crimen. En 1989 fue encontrado culpable, en primera instancia, para ser absuelto en segunda instancia. En 1997, la Corte Suprema rechazó la revocación de la condena, con lo cual Pettersson es la única persona en Suecia que, según la ley, es inocente de haber cometido el magnicidio.


A pesar de esto muchos, entre ellos Lisbeth y Mårten Palme, Jan Guillou y otras personalidades, siguen creyendo que fue él quien, hace 30 años atrás, puso fin a la vida de Olof Palme.

De ser así, se llevó el secreto a la tumba. Pettersson, conocido por ser un criminal drogadicto que se mantuvo siempre fuera de los márgenes de la ley, falleció el 2004.

  

250 metros de estantes componen los archivos de la investigación. Foto: Aftonbladet.
Calle Olof Palme
Placa recordatoria en la calle Sveavägen. La calle que la cruza cambió de nombre y actualmente se llama Olof Palme. Foto: Polisen.

 

 

Notas relacionadas:

 

Invitación a rendir homenaje a Olof Palme

Embajador de Chile en Suecia: "La figura de Olof Palme estará siempre presente"

 

 

Vídeo:

Olof Palme fue un gran defensor de los Derechos Humanos, y condenó la dictadura de Augusto Pinochet, en Chile, al mismo tiempo que contribuyó a que Suecia acogiera a miles de refugiados.

Olof Palme, Harald Edelstam y el golpe militar en Chile:

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota anterior - SUECIA:

 

El juez Sten Heckscher investigará el caso Macchiarini

About Author

Related items

  • Tribunal sueco declara a ASAP Rocky culpable de agresión – aunque consideró que fue de menor grado

    Publicado: 14-08-2019. Actualizado: 18-08-2019

    El miércoles a las dos de la tarde se dio conocer el fallo del tribunal de Estocolmo. El veredicto fue: culpable de agresión en grado menor.

    ASAP Rocky y dos miembros de su staff fueron condenados a dos años de sentencia condicional y a pagar una indemnización de 12.500 coronas al demandante, quien exigía 140.000 coronas.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A las dos de la tarde en punto, los asistentes en el tribunal de primera instancia de Estocolmo repartieron los folios conteniendo el veredicto en el proceso legal en contra de Rakim Mayers y dos miembros de su equipo.

     

    Y al minuto siguiente la noticia ya era primera plana en los medios nacionales. Internacionalmente, el interés fue menos, ASAP Rocky no pertenece a la categoría de las celebridades más connotadas, pero sin duda el juicio en Estocolmo contribuyó a que su fama aumentara. Sobre todo, después de que el mismo Donald Trump exigiera su liberación y se ofreciera a pagar la multa, hecho que solo hizo saltar a la vista la ignorancia del presidente estadounidense, puesto que en Suecia nadie puede quedar libre pagando dinero.

     

    Y el fallo era lo esperado, según expertos en jurisprudencia. Mayers había reconocido el delito, y habían pruebas suficientes para probarlo.

     

    Rakim Mayers y los otros dos imputados fueron considerados culpables de agresión al querellante, un hombre de 19 años, inmigrante de Afganistán.

     

    Para ambas partes, el veredicto no era lo que querían. Mayers y sus amigos no fueron absueltos, la corte no aceptó el argumento de la defensa, de que habían actuado en “defensa propia”, y el querellante no obtuvo la suma de dinero que había exigido, casi 140.000 coronas suecas.

     

    La corte tampoco consideró válida la petición del fiscal: seis meses de cárcel, puesto que “la agresión no fue de una naturaleza tan grave, que amerite una sentencia de prisión”. En cambio, los tres imputados fueron condenados a dos años de “sentencia suspendida” o “sentencia condicional”.

     

    “Sentencia condicional” significa, como explicó el juez, Per Lennerbrandt, que los tres condenados no caerán a la cárcel en tanto que no cometan otros delitos en Suecia en el periodo de dos años.  

     

    La agresión que los tres imputados reconocieron y que pudo ser comprobada mediante material audiovisual, significaría dos meses de prisión. Pero, considerando que los imputados fueron privados de su libertad por 31 días, la sentencia condicional no se combinará con multas.

     

    Rakim Mayers y los dos hombres de su equipo deberán pagar una indemnización de 12.500 coronas suecas al querellante. Además, deberán cubrir los gastos de su abogado: alrededor de 200.000 coronas.

     

    Respecto a los otros costes del juicio, el juez declaró que por el momento no era posible dar a conocer todas las cifras. No obstante, expertos calculan que este juicio ha significado al Estado sueco entre 5 y 10 millones de coronas.

     


    Numerosos medios transmitieron en directo, cuando se iba a comunicar el fallo. Foto: Marisol Aliaga.

     

    En "defensa propia"

     

    La versión de los hechos, que Rakim Mayers presentó en la corte, no se contradijo en ningún momento. Él reconoció que había maltratado al querellante y que luego lo había agredido cuando yacía en el suelo. Pero, había actuado en “defensa propia” y convencido de que los jóvenes que los seguían se disponían a atacar - una vez más - a su guardaespaldas. Además de que posiblemente portaban cuchillos y estaban drogados.

     

    La corte desestimó sus afirmaciones, basándose en el testimonio de las dos jovencitas que habían sido testigos de los hechos, y que prestaron testimonio en el tribunal. Según el tribunal, la agresión no fue antecedida por un ataque que haya motivado el uso de la violencia. Tampoco había surgido una situación en la que los imputados se hayan sentido amenazados.

     

    Lo que sí se comprobó fue que los imputados maltrataron al querellante cuando yacía en el suelo, con combos y patadas, y Rakim le aplastó el brazo. No obstante, agrega el tribunal, en un comunicado de prensa, "no se ha probado que Rakim Mayers y sus acompañantes hayan coordinado la agresión", como había sostenido el fiscal.

     

    Los otros dos imputados, además del guardaespaldas, quien también fue llamado a declarar, corroboraron todo lo dicho por el artista.

     

    Las versiones del demandante y su amigo, en cambio, difirieron en varios puntos. La corte concluyó, además, que éstos sí habían actuado en mutuo acuerdo.

     

     

    La mentada botella

     

    El demandante aseguró en la corte que de pronto – en Appelbergsgatan, le habían pegado en la nuca con dos botellas. Y que cuando estaba en el suelo, los americanos le habían asestado veinte combos y patadas, cada uno. Algo que no pudo ser comprobado en el video que muestra la mayor parte de la agresión, según lo corroboraron los testigos.

     

    La botella fue el detalle más peliagudo de todo el juicio, puesto que, si se hubiera comprobado el uso de tal objeto, la tipificación del delito habría pasado de “maltrato simple” a “intento de homicidio.”

     

    No obstante, la existencia de una botella no fue nunca demostrada.

     

    “En una evaluación general, el tribunal considera que no está comprobado que alguno de los imputados hubiera atacado este tipo de objeto” escribe el jurado en el comunicado de prensa que acompañó el fallo.

     

    Agrega que “el tribunal considera que está comprobado que la víctima recibió cortes en los brazos durante el altercado con los imputados. Pero que no ha sido posible establecer exactamente cuando los recibió y de parte de quien. No se logró comprobar que los imputados lo hubieran maltratado con botellas, enteras o rotas. En relación con esto, la corte toma nota de que, en las imágenes de uno de los videos del incidente, que muestra el maltrato, se puede apreciar que los imputados no tienen nada en las manos, cuando la víctima se encuentra en el suelo”.

     

    - La imagen total de evidencias en el caso ha sido compleja. El fiscal no ha podido comprobar que el demandante fue golpeado en la nuca con una botella o que fue maltratado con botellas de vidrio. Esto ha afectado la evaluación de la gravedad del acto, dijo el presidente del jurado, Per Lennerbrant, en un comentario.

     

     

    Agresión – pero no grave

     

    La corte consideró que existen circunstancias tanto agravantes como atenuantes en la agresión. Pero, después de una evaluación general, se llegó a la conclusión de que el maltrato no había sido tan grave como para una condena a prisión. Y, puesto que la cárcel ya no era una opción, tampoco lo era el combinar la sentencia condicional con el servicio comunitario.

     

    Este tema se tocó el último día de alegatos. Entonces, Rakim Mayers declaró que “se ponía a las órdenes de lo que dictaminara la corte”. Cuando el fiscal preguntó a los tres imputados si, en el supuesto caso de ser condenados a servicio comunitario, estarían en condiciones de cumplirlo, en Suecia. Los tres respondieron que sí.

     

    El juez preguntó, también, a cada uno de ellos, si habían sido condenados por algún delito durante los últimos cinco años. Los tres respondieron que “no”.

     

    No obstante, cuando uno de los abogados de los imputados trató de preguntarle al demandante si éste había sido alguna vez condenado en Suecia anteriormente, el juez prohibió la pregunta.  

     

     

    140.000 coronas de indemnización

     

    El querellante exigía la suma de 139.700 coronas, por agravio, daños y perjuicios y por ausencia laboral.

     

    Esta es una suma estratosférica que no se corresponde a los montos de indemnización que se aplican en Suecia. Las víctimas del atentado terrorista de Drottninggatan, por ejemplo, recibieron alrededor de 60.000 coronas.

     

    La corte desestimó la suma exigida por el demandante, primero porque las indemnizaciones se determinan de acuerdo con sumas preestablecidas, y segundo porque las heridas del demandante no eran de la magnitud de lo sostenido por él. Los cortes en los brazos requirieron de atención médica, pero eran superficiales. Además, no se pudo comprobar cómo habían surgido.

     

    La pérdida de dinero por ausencia laboral –10.000 coronas – no pudo ser ratificada, puesto que el demandante no presentó el contrato de trabajo.

     

     
    El abogado de Rakim Mayers, después de una audiencia oral, durante el juicio. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Las reacciones

     

    - Rakim Mayers está increíblemente decepcionado. Habíamos esperado un fallo absolutorio, dijo el abogado del principal imputado, en una conferencia de prensa, poco después de ser comunicado el veredicto.

     

    Lamentó no haber alcanzado la meta – demostrar la inocencia de su defendido - y se culpó a sí mismo por esto.

     

    - Tenemos que analizarlo. Es mejor tomar una decisión de esta naturaleza con la cabeza fría, dijo Slobodan Jovovic, ante la pregunta de una apelación.

     

    El fiscal, por su parte, está conforme, pero no del todo. Él exigía una pena de cárcel de seis meses, aunque nadie creyó nunca que la corte aceptaría esta condena.  

     

    - La corte hizo la misma apreciación que yo, con una excepción – el supuesto uso de una botella. Se considera que yo no pude comprobar si se usó ese objeto. Por lo tanto, el castigo es mucho menos de lo que yo había esperado, dijo Daniel Suneson a Aftonbladet.

     

    Al igual que la parte demandante, no está seguro de si apelará el fallo.

     

    El abogado del querellante, Magnus Strömberg, por su parte, tampoco se mostró satisfecho.

     

    - El fallo significa una reparación. Pero no estamos completamente conformes, dijo.

     

    Sus honorarios – alrededor de 200.000 coronas suecas, deberán ser costeados por Rakim Mayers, puesto que es el único de los tres imputados que cuenta con medios como para hacerlo. 

     

    Los expertos calificaron el fallo como “esperado”. En la práctica, una sentencia condicional es como un “tirón de orejas”.

     

    - El veredicto no dice en principio nada, se puede ver solamente como una advertencia, dijo la licenciada Ingela E. Hessius a TT.

     

     Respecto a la indemnización al demandante, explicó:

     

    - El tribunal ha deliberado sabiamente, y no hay nada en el veredicto que asombre. La indemnización se corresponde por completo con lo normal en casos de agresión. Vale decir, 10.000 coronas por agravio, y 2.500 coronas por daños y perjuicios.

     

     

      

    Reflexiones

     

    Lo que más llama la atención, en este “circo mediático”, como lo han denominado algunos, es que un altercado callejero haya conducido a un juicio. En Suecia ocurren miles de casos similares anualmente, y la gran mayoría de estos se archivan casi de inmediato.

     

    “Antes de que la tinta alcance a secarse en el papel”, dijo el criminólogo Leif G W Persson, quien desde un comienzo criticó que este caso se llevara a juicio. El experto aseguró desde un principio que, de no haberse tratado de una celebridad, el caso se habría archivado.

     

    En este caso, poco rima con la “igualdad ante la ley”, con lo que Stefan Löfven le respondió a Donald Trump.

     

    El tema de la provocación y la agresión de parte del demandante al guardaespaldas de Mayers no fue algo que se tocó a fondo, durante los alegatos. El fallo nombra hechos agravantes, pero también atenuantes. Cuando fue preguntado sobre esto, en la conferencia de prensa del miércoles, el juez Lennerbrant respondió que no quería usar la palabra “provocación”.

     

    No obstante, sí hubo un acoso y una provocación, incluso una agresión, de parte del demandante, quien no es la primera vez que asiste a un tribunal. Ha sido condenado cuatro veces, anteriormente, por drogas y por portar arma blanca.

     

    Suecia ha sido criticada en varias ocasiones por sus largos periodos de prisión preventiva. Conforme al principio básico de un Estado de Derecho, de la presunción de inocencia, no es lógico que un sospechoso alcance a cumplir la condena incluso antes de que comience el juicio.

     

    El comité contra la tortura, de las Naciones Unidas, ha criticado varias veces a Suecia por la prisión preventiva a la que somete a sospechosos de delitos. Esto es comparable a la tortura, sobre todo cuando se somete a los detenidos a un aislamiento total.

     

    En Suecia no existe un límite de tiempo en el que la persona puede estar privada de su libertad. Esto no se corresponde con un Estado de derecho, aseguran expertos en jurisprudencia. El caso de ASAP Rocky puso nuevamente este debate en el tapete.

     

    Por otra parte: Lo paradójico de este caso es que un rapero que nunca ha estado comprometido con la política, y que nunca ha querido ser un símbolo de la lucha por los derechos de los afroamericanos en su país, de pronto pasó a ser justamente eso.

     


    El presidente del jurado, Per Lennerbrant, al momento de comunicar el fallo, en el tribunal de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

      

  • Alertó sobre peligro de bomba – y fue detenido por sospechoso

    Cuando el chofer de buses Ali Jama se percató de una valija abandonada en una parada del autobús, dio aviso a la policía. Podía tratarse de una bomba. Pero al llegar los agentes al lugar, lo detuvieron pensando que él era el sospechoso.

    “Amo a Suecia, ¿pero por qué voy a dar aviso a la policía si ocurre nuevamente lo mismo?”, se pregunta el chofer. El político local Mohamed Nuur contó su historia en Facebook, y las reacciones no tardaron en llegar.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Hace poco explotó una bomba en la ciudad de Linköping, hecho que aún sigue sin aclararse. Otras  ciudades también han sido afectadas.

     

    Por esto la policía recomienda a la ciudadanía reportar cualquier cosa extraña que se aprecie, al número de urgencia.

     

    Eso fue lo que hizo el chofer de buses Ali Jama (el nombre es figurado), al percatarse de una valija abandonada en una parada del autobús que conducía, el pasado fin de semana.

     

    Era la una y media de la madrugada del domingo, Ali Jama se encontraba en pleno turno de noche, cuando descubrió una valija abandonada en la parada de Tritonvägen, en Sundbyberg, Estocolmo.

     

    Al diario Svenska Dagbladet, el chofer contó, dos días después, lo sucedido. Que había pensado que podía ser una bomba. Que una pasajera que también vio la valija, le suplicó que no parara, que siguiera de largo.

     

    Así lo hizo, y llamó además desde su teléfono a la empresa de buses y luego al número de emergencia de la policía: 114 14. Eran las 01.37 de la madrugada.

     

    Al pasar nuevamente por el paradero, ya de vuelta, la valija seguía en el mismo lugar. Y no había rastros de uniformados. Luego de 40 minutos, recién se pudo comunicar con la policía, que tardó aún más en llegar al lugar: alrededor de las tres de la mañana.

     

    Entonces, los agentes le comunicaron que seguían el bus que conducía. En ese momento se encontraba a la altura de la plaza de Sundbyberg.

    - Me mantuve en contacto con la policía en el teléfono hasta que me dijeron que detuviera el autobús, luego me dijeron: "Ok Ali, ahora deja el teléfono y sal del autobús con las manos arriba".

     

    Ali obedeció las órdenes y detuvo el bus. Al salir, tres policías se le vinieron encima. Dos lo sujetaron de los brazos, en tanto que el tercero lo registraba.

    - Durante 15 o 20 minutos los policías no me soltaron. Mientras tanto, hablaban con sus colegas por teléfono, con los que examinaban el objeto. Después recibí la información de que el artefacto no era peligroso, y me dijeron que podía subirme al bus y conducirlo nuevamente.

     

    Sin darle ninguna explicación. Al parecer, los agentes lo habían tomado por sospechoso, a pesar de que había sido él quien había dado la alarma.

    - He vivido en Suecia durante nueve años. Tengo familia, hijos y trabajo. ¿Que habría hecho la policía conmigo si hubieran encontrado una bomba? Yo tengo la responsabilidad de los pasajeros de mi bus. Amo a Suecia, pero ¿por qué voy a llamar a la policía si encuentro algo así nuevamente? Contó, en entrevista con Svenska Dagbladet.

     

    Según el diario, que tuvo acceso al informe del incidente, se recibieron varias alarmas sobre la presunta bomba.

     


    La valija que despertó las dudas de Ali Jama. Foto: Privada. 

     

    “Yo no tengo detalles del suceso. Generalmente, cuando la policía maneja este tipo de evento, a menudo no se sabe inicialmente si un objeto es peligroso o no. Por lo tanto, tiene que tratar el asunto basándose en la información y la imagen de la situación que se tiene”, escribe la policía en un correo electrónico a Svenska Dagbladet.

     

    Y el caso no habría pasado de ser un caso más de todos los incidentes que ocurren en la capital sueca. Pero este llegó a conocimiento del político local Mohamed Nuur, presidente de la Socialdemocracia  en la comuna de Tensta. Ali Jama se contactó con él, y el político se contactó con Svenska Dagbladet.

    Y dio a conocer el caso en sus redes sociales.  

    - Creo que este es un comportamiento extremadamente inapropiado de la policía. Me enojo cuando escucho que esto está sucediendo en nuestra sociedad, especialmente cuando se trata de personas con poder. En realidad, estamos hablando de que podría haber sido una bomba, los policías no lo podían saber, en ese momento, declaró a Svenska Dagbladet.

     

    En Facebook explica que está muy molesto con el hecho. Él considera que la policía debería pedir perdón.

     

    - El hecho de sacar a un conductor de su propio autobús con pasajeros y obligarle a que se ponga las manos en la cabeza viola su integridad, dijo a Svenska Dagbladet.

     

    Mohamed Nuur considera que la comunidad debe estar agradecida de la fuerza policial. Pero que también se pueden puede cometer errores, y estos deben ser mejorados.

    - La policía en cuestión debió haber actuado con prejuicios, cuando sacaron al conductor del autobús. Ellos no registraron a los pasajeros del autobús. Ali Jama contó que un hombre sueco que se encontraba en el bus se limitó a observar la situación y pudo irse de allí sin ser registrado por la policía, dijo Mohamed Nuur.

     

      
    Mohamed Nuur. Foto: Privada.

      

  • Líder de SSU: "Por decirlo suave, estoy furioso"

    El presidente de las Juventudes Socialdemócratas, Philip Botström, instó a varios líderes del distrito de Skåne a dejar la organización. Esto debido a declaraciones antisemitas, homofóbicas y misóginas, como han informado los medios.

    El jueves, Botström declaró que esto ha debilitado la confianza en la SSU, y que había instado a varios representantes de las juventudes a abandonar la organización. “Estas personas no tienen nada que hacer en las Juventudes Socialdemócratas”, subrayó.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Ha ocurrido antes en el Partido Verde (MP) y del Centro ( C), entre otros. Ahora parece ser el turno de las Juventudes Socialdemócratas, SSU: el tener representantes que al parecer no comparten los valores fundamentales de la organización.

     

    Según el vespertino Expressen, el medio que comenzó esta investigación, el distrito de Skåne, de la SSU, es dirigido desde hace años por una falange fundamentalista.

     

    Expressen afirma que la Socialdemocracia habría tenido conocimiento desde hacía tiempo, de que algo no funcionaba bien, pero que no habría hecho nada para remediarlo.

     

    Sin embargo, ahora que prácticamente todos los medios nacionales se han hecho eco de la investigación del vespertino, el comité ejecutivo de las SSU decidió tomar cartas en el asunto. Y nombró un grupo de trabajo que dispone de tres semanas para solucionar el caso.

     

    El único problema es que quien dirigirá este grupo de trabajo es uno de quienes – según Expressen - ha sido acusado de comportamiento poco democrático: el presidente del distrito de Skåne, Mansour Ahmed.

     

    No obstante, Mansour Ahmed se defendió de las críticas, y declaró al matutino Dagens Nyheter que “actuará personalmente y con contundencia”.

     

    “Es totalmente inaceptable que se les de espacio en la organización a personas que expresan y poseen valores que van en contra de nuestros principios fundamentales. Estas personas deben dejar de inmediato la organización”, expresó Ahmed en una declaración escrita a DN.

     

    Según Expressen, una falange extremista habría dirigido desde hace años el distrito de Skåne. Pero según el comité ejecutivo de las SSU, el problema se reduce a tres personas:

     

    El ex presidente del distrito, Rizwan Elahi, representa el Movimiento Ahmadía del islam y pertenece a una mezquita que ha hecho declaraciones homofóbicas. Su imam dijo a unos escolares que estaban de visita: “los cerdos son homosexuales” y “las personas que no rezan cinco veces al día son castigadas por Dios”.   

     

    Rizwan Elahi, por su parte, ha afirmado que el ateísmo en una idea inmoral.

    - El islam es el remedio universal para todos los sufrimientos de la humanidad, para las enfermedades y los problemas que existen hoy, declaró, y subrayó que el “tabligh”, la difusión de la doctrina islámica, es obligatorio.

     

    Ahora, en declaraciones a la prensa, Elahi declaró que estas afirmaciones estaban “sacadas de contexto” y negó la existencia de falanges en el distrito. Fue expulsado de la Socialdemocracia.

     

    La segunda persona implicada es la vicepresidenta del distrito de Skåne, quien realizó una práctica en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, país que está bajo una dictadura militar.

     

    El tercero fue expulsado por haber hecho declaraciones antisemitas en las redes sociales. Éste optó por permanecer en el ayuntamiento.

     

    El líder de las Juventudes Socialdemócratas, SSU, Philip Botström, ha explicado a la prensa que se han tomado las medidas necesarias para aclarar la situación.

    - SSU Skåne deberá reportar, en un plazo de tres semanas, al comité ejecutivo sobre el plan de acción a seguir, y de cómo va a recuperar la confianza perdida. De lo contrario les retiraremos todos los fondos, lo que en la práctica significa que no podrán seguir funcionando, dijo a DN.

     

    Ante la pregunta de Dagens Nyheter, de si SSU Skåne había sido tomada por una falange islamista con valores sesgados, respondió:

    - No, eso no es correcto en absoluto. Estos son individuos cuyos valores no están en línea con los de SSU. Pero es lo suficientemente serio como para que yo actúe. Si tengo conocimiento de que hay más miembros o representantes que se han expresado en forma antisemita o que representan una organización racista, homofóbica o sexista – esas personas no tienen nada que hacer en la SSU. Se tienen que ir.

     

    Y agregó, respecto a cómo se sentía ante esta situación:

    - Por decirlo suavemente, estoy furioso. Los valores y el compromiso que han surgido no son compatibles con la Socialdemocracia, ni con nuestros valores en la SSU. Tenemos requisitos muy altos para ser miembro de la SSU, y requisitos aún más altos para ser líder. Nunca miraré para el lado ante la homofobia, el racismo, el extremismo religioso o cualquier otra cosa que no esté en línea con nuestros principios.

     


    Philip Botström, en una entrevista con SVT. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español