Martes, 24 Noviembre 2020 | Login
Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson reciben el Premio Nobel de Economía 2020 Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson son los laureados con el Premio Nobel de Economía 2020. Foto: Nbcnews.com.

Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson reciben el Premio Nobel de Economía 2020

Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson obtienen el Premio Nobel de Economía 2020 (Sveriges Riksbank) en memoria de Alfred Nobel. El dúo recibe el galardón por "mejoras en la teoría de subastas e invenciones de nuevos formatos de subasta".

 

 Fuente: SVT. 12-10-2020. Traducción: Magazín Latino

 

Los profesores Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson se desempeñan en la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos. Debido a la pandemia por el coronavirus, el Comité Nobel no pedirá a los laureados que viajen a Estocolmo para la ceremonia de premiación en diciembre. En su lugar, serán invitados en una fecha posterior.

 

“Buenas noticias”

- Son muy buenas noticias, estoy muy feliz por esto. Pero aquí es muy temprano por la mañana, dijo Robert Wilson por teléfono, a la agencia de noticias TT poco después del anuncio.

Las subastas están presentes en todas partes de la sociedad. Las viviendas, los bienes de segunda mano, el mercado de la electricidad, los derechos de emisión y las licencias de móviles son ejemplos de todo lo que se maneja a través de subastas. Peter Fredriksson, presidente del comité de premios, dice que los investigadores han ayudado a aplicar teorías de subastas a usos reales para bienes que son difíciles de vender de la manera tradicional.

- Las subastas son muy importantes. Generan a diario sumas astronómicas entre compradores y vendedores. Nos afectan a todos, tal vez más de lo que pensamos. Es probable que hayas comprado tu casa en una subasta. Debido a que las subastas son tan importantes, es importante que estén diseñadas de la manera correcta", dice Peter Fredriksson.

Teorías de subastas

Robert B Wilson ha desarrollado una teoría para subastar artículos con un valor en común. Esto puede incluir valores futuros de, por ejemplo, frecuencias de radio o la cantidad de minerales en una zona.

Paul R Milgrom ha formulado una teoría de subastas más general, que contiene valores comunes y privados, y ha analizado los comportamientos de los oferentes.

Internet también ha impulsado el uso de subastas de otras maneras, sobre todo en el mercado financiero, según Robert Wilson.

Lo que hará él mismo con los cinco millones de coronas que recibe por el premio, no lo sabe.

- Se puede usar el dinero en muchas cosas, como por ejemplo, para  para viajar. Pero probablemente lo ahorraré. Para la familia, para mis hijos. Probablemente guardemos esto para otra ocasión, dice, agregando que la pandemia de covid-19 complica las cosas.

  


Paul R. Milgrom y Robert B. Wilson son los laureados con el Premio Nobel de Economía 2020. Foto: Nbcnews.com. 

 


Media

About Author

Related items

  • Löfven: “Las reuniones públicas se limitan a un máximo de ocho personas”

    A raíz de la alarmante alza de contagiados del coronavirus en Suecia – con más de 4.600 personas en un día – las autoridades introdujeron nuevas restricciones. Solamente ocho personas se podrán reunir. La prohibición de bebidas alcohólicas pasadas las diez de la noche sigue vigente.  

    Fuera de esto, el gobierno no quiere que vamos al gimnasio o a la biblioteca. Ni que tengamos cenas y fiestas en casa o que nos juntemos con personas fuera de nuestro núcleo familiar. “Cumple con tu deber y asume tu responsabilidad para limitar la infección”, pidió el primer ministro, Stefan Löfven, en rueda de prensa este martes.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Un fuerte llamado a la responsabilidad cívica hizo el primer ministro Stefan Löfven este lunes por la tarde, en una rueda de prensa digital convocada con escasa antelación. En esta participaron además la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, el ministro del Interior, Mikael Damberg, el ministro de Hacienda y Vivienda, Per Bolund, y el director general de la Agencia Sueca de Salud Pública, Johan Carlson.

     

    Una vez más, Löfven se mostró preocupado por el desarrollo de la pandemia en el país. La cantidad de contagiados aumentan – nuevamente - exponencialmente, algo que siempre ha hecho saltar todas las alarmas.

     


    Fuente: European CDC. Comparación entre contagiados en Suecia y en Noruega. 

     

    Según el premier, la ciudadanía no está siguiendo las recomendaciones, como lo hizo en la primavera. Y si los suecos no cambian su comportamiento, las consecuencias serán graves.

     

    Por primera vez en la historia moderna del país, un gobierno toma este tipo de medidas, pero estas ahora armonizan más con el resto de Europa.

     

    - Esta es una medida muy restrictiva que no tiene paralelo en los tiempos modernos. Pero es absolutamente necesario, explicó Löfven.

     

    El primer ministro cambió su narrativa de que los suecos eran un “ejemplo de obediencia cívica”, algo que se ha venido repitiendo por las autoridades pero que, no obstante, no cuenta con evidencia científica (ver enlace).

     

    Por el contrario, la ciudadanía al parecer se ha olvidado del peligro del contagio, y el personal de la salud lleva semanas tratando de llamar la atención sobre el problema que se les viene encima: que se repita lo que ocurrió en abril – mayo pasado. Más aún cuando no todos tuvieron la posibilidad de tomar unas largas vacaciones de verano.  

     

    La ministra Hallengren reconoció hoy día que la gente no ha seguido lo suficientemente bien las nuevas recomendaciones, y que el número de contagiados ha aumentado de forma alarmante, con 600 nuevos positivos en un día, para al día siguiente 4.600.

     

    - Tenemos el personal de la salud más eficiente del mundo, pero ningún sistema de salud aguanta una presión sin límites, dijo la titular.

     

    El ministro del Interior, Mikael Damberg, por su parte, agregó que muchos se comportan como si el peligro ya hubiera pasado y también insistió en el autocuidado, con el fin de no recargar la presión hospitalaria.

     

    - Es un hecho, estamos en medio de la pandemia. Y es absolutamente necesario que demostremos solidaridad con el personal de la salud, dijo.

     

    Stefan Löfven constató una vez más que la situación es extremadamente grave, y que “del comportamiento de todos y cada uno de nosotros dependerá que se logre parar el contagio".

     

    - Vivimos en una época de prueba, y se pondrá peor. Cumple con tu deber y asume tu responsabilidad para limitar la infección, enfatizó.

     

    Ni Löfven ni ninguno de sus ministros quisieron reconocer un posible fallo en la estrategia sueca para enfrentar la pandemia, al principio de esta, la primavera pasada, ante las preguntas de varios periodistas. Y respecto al uso/obligación de la mascarilla, respondió:

     

    - Nadie ha dicho que esté prohibido usar mascarillas.

     

    Vale la pena destacar, en este sentido, que el rechazo de la Agencia Sueca de Salud Pública al uso de mascarillas (sin presentar ninguna evidencia al respecto) ha resultado en que su uso no es obligatorio ni siquiera en los consultorios y hospitales en Suecia. Algo que otros expertos de salud han criticado desde la primavera pasada, entre éstos, el secretario de la Academia Nobel de Ciencias, Göran K Hansson y el llamado "Grupo de los 22". 

     

    En Suecia la gran mayoría de los periodistas (según una encuesta reciente) aceptan, sin contrapreguntas, todo lo que declara el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell. Él ha dicho que las mascarillas "dan una sensación de falsa seguridad" y que las personas que las portan "se tocan la cara más veces", lo cual es "contraproducente". 

     

    En España, en cambio, un medio dirigido por periodistas investigativos analiza miles de declaraciones de políticos y autoridades, entre otros, y realiza una enorme labor, en la lucha contra las noticias falsas y los bulos que circulan en las redes sociales y medios. Maldita.es ha publicado numerosos bulos sobre el coronavirus, la covid-19 y las mascarillas - enlace.  

      

    Los consejos o recomendaciones

     

    Los  consejos que el gobierno y las autoridades sanitarias han transmitido desde que las cifras se dispararan una vez más (en octubre-noviembre) son de: no encontrarse con otras personas más que sus convivientes. (Fuera de las medidas desde un comienzo: el lavado de manos frecuente, el distanciamiento de dos metros y el no salir de casa si se tienen síntomas).  

     

    Prácticamente un lockdown, pero sin nombrar la palabra que en Suecia está prácticamente prohibida. O un “QUÉDATE EN CASA”, así, con mayúsculas.  

     

    Se espera que estas nuevas medidas comiencen a regir desde el 24 de noviembre. Si los números de contagiados, enfermos y fallecidos siguen yendo al alza, la fecha de término de estas se prolongará, lo que podrá afectar las festividades de fin de año.

     

    Vale decir, esto resultaría en que tendríamos que pasar la Navidad confinados.

     


    El primer ministro, Stefan Löfven, la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, y el ministro de Hacienda y Vivienda, Per Bolund. También participaron en la conferencia de prensa el ministro del Interior, Mikael Damberg, y el director general de la Agencia Sueca de Salud Pública, Johan Carlson. Foto: Regeringen.se. 

     

  • Löfven: “Se acabó la fiesta”

    “No podemos descartar que lo que pasó esta primavera no vuelva a ocurrir ahora”, dijo el primer ministro sueco, Stefan Löfven, en rueda de prensa este miércoles.

    Löfven manifestó su malestar por las incesantes aglomeraciones en clubes nocturnos.

    - Mientras algunos se van de parranda, los sanitarios luchan día y noche, dijo, e hizo un serio llamado a la responsabilidad individual.

     

     Por: Magazín Latino

     

    El gobierno quiere que se acabe la fiesta.

     

    En rueda de prensa y flanqueado por los ministros del interior, de cultura y el director general de la Agencia de Salud Publica, Stefan Löfven dio a conocer las nuevas recomendaciones frente a la pandemia de Covid-19.

     

    Y esta vez subió el tono considerablemente.

    - Se tiene que acabar la fiesta en los clubes nocturnos. Esto deberá prolongarse durante el tiempo necesario para evitar que nuevamente tengamos un aumento dramático de la infección, enfatizó Löfven.

     

    Se refirió a lo que se ha estado reportando desde hace tiempo, el hecho de que la gente sigue saliendo de copas exactamente como lo han hecho siempre, sin guardar el distanciamiento físico y – puesto que Suecia es uno de los pocos países del mundo donde no se ha implantado el uso de estas - sin mascarilla.

     

    Si los ciudadanos se lavan las manos o no es, naturalmente, imposible de saber.

     

    Pero el gobierno parece estar disgustado con los ciudadanos, y de los halagos anteriores, Löfven pasó a un “tirón de orejas”.

     

    - Se han reportado demasiadas deficiencias, demasiada congestión repetidas veces en los clubes nocturnos. Y esto, cuando el personal médico se deja la piel trabajando día y noche. Es una falta de respeto, cuando el mismo personal aprecia en los periódicos fotos de parrandas en clubes nocturnos y pistas de baile llenas de gente, subrayó el premier, con enfado.

     

    Al mismo tiempo explicó que el gobierno aumenta el número de asistentes a eventos deportivos y representaciones teatrales con un público sentado hasta un límite de 300 personas.  

     

    El límite anterior era de 50 y se esperaba un nuevo aforo de 500 personas.

     

    No fue así.

     

    Sin embargo, significa un gran cambio para, por ejemplo, los teatros, conciertos, cines, eventos deportivos, etc.

     

    Se aplica de modo que se permitirá un máximo de 300 personas sentadas, respectivamente 50 personas en otro tipo de eventos o reuniones públicas.  Estas nuevas medidas comenzarán a regir desde el 1 de noviembre.

     

    Al mismo tiempo, la ministra de asuntos sociales, Lena Hallengren, anunció, el miércoles por la mañana, que desde ahora las recomendaciones de distanciamiento social y otras rigen para todos los ciudadanos.

     

    Vale decir: a los mayores de 70 años ya no se les recomiendan medidas más restrictas.

     

    Según la ministra, este cese de medidas de máxima cautela para los adultos mayores resultan en otros problemas, como el aislamiento y la soledad. Y el gobierno ahora quiere poner coto a esta situación.

     

    El ministro del interior, Mikael Damberg, por su parte, explicó que se trata de mantener una normalidad en la medida de lo posible, al mismo tiempo que recalcó que las fiestas y aglomeraciones eran una “falta de respeto” y que los dueños de bares deberán hacerse cargo.

    - No se trata de recomendaciones, se trata de sanciones, dando a entender que el desobedecimiento de estas significará multas a los implicados.

     

    Hasta ahora los inspectores de salud han debido lidiar con los asistentes a clubes, armados solo de unas varas de color rosa, para medir si los festejantes respetan el distanciamiento estipulado por las autoridades.

     

    Nuevas medidas:

    • El límite de eventos públicos con público sentado se elevó de un máximo de 50 a 300 personas. No a 500, como se esperaba.
    • Los participantes deberán sentarse a una distancia de un metro.
    • Hasta un máximo de ocho personas pueden sentarse juntas, en un restaurante (esto no quedó completamente claro, por lo tanto está en desarrollo)
    • Las reglas se aplican a eventos culturales y deportivos, pero también a otras reuniones, como de tipo religioso.


    El primer ministro Stefan Löfven estima que ya se ha festejado lo suficiente y llamó a los ciudadanos a asumir su responsabilidad frente al coronavirus. Foto: Captura de pantalla/Regeringen.se.


    El monistro del interior, Mikael Damberg, la ministra de cultura, Amanda Lind, el primer ministro, Stefan Löfven y el director de la Agencia de Salud Pública, Johan Carlson. Foto: Captura de pantalla/Regeringen.se. 

     

  • Nueva advertencia de la OMS: “La inmunidad de rebaño es una estrategia poco ética”

    "Dejar que el virus circule sin control solo acarrea infecciones innecesarias, sufrimiento y muerte", dijo el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa digital este lunes, desde Ginebra.

    El virus se derrota protegiendo a las personas, "no exponiéndolas a este", enfatizó Tedros, refiriéndose a la discusión internacional sobre esta peligrosa estrategia.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La OMS está preocupada porque, en los últimos días, el mundo está viendo el aumento más rápido de infecciones por el coronavirus durante el transcurso de toda la pandemia, especialmente en Europa y las Américas.

    - Cada uno de los últimos cuatro días ha sido el mayor número de casos notificados hasta ahora. Muchas ciudades y países están también reportando un aumento en las hospitalizaciones y de ocupación de camas de cuidados intensivos, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

     

    Tedros recalcó además que esta es "una pandemia desigual", puesto que cada país está respondiendo de manera diferente. Y subrayó que los brotes pueden controlarse mediante medidas específicas, por ejemplo, evitando eventos que pudieran ser riesgo de infecciones, promoviendo el aislamiento y los tests.

     

    Y quiso dejar en claro algo que muchos tienden a confundir:

    - No se trata de una elección entre dejar libre el virus o cerrar nuestras sociedades, enfatizó.

     

    Porque mucha gente piensa que no hay más opciones que estas dos. Suecia, por ejemplo, dejó libre el virus a poco comenzar la pandemia, la primavera pasada. Cuando se implantaron las medidas restrictivas, ya la infección se había filtrado en las residencias de ancianos, lo que ocasionó una gran mortandad entre los residentes. 

     

    Suecia apostó por la inmunidad de rebaño. Y es uno de los países que tiene más muertos per cápita en el mundo.  

     

    Recientemente el prestigioso magazín Time publicó un artículo llamado “La respuesta sueca frente al covid-19 es un desastre. No debería ser un modelo para el resto del mundo”.

     

    Por su parte el New York Times escribe, en otro reportaje: “Décadas de recorte presupuestario y reformas del mercado sentaron las bases para una ola de muerte en residencias de ancianos suecas”.

     

    Y en el referente científico The Lancet, 80 científicos advierten sobre esta “peligrosa falencia, inmunidad de rebaño, que carece de toda evidencia científica”.

     

    Volviendo a la rueda de prensa del lunes, Tedros Adhanom Ghebreyesus advirtió:

    - La inmunidad de rebaño es un concepto utilizado para la vacunación, en el que una población puede protegerse de un determinado virus si se alcanza un umbral de vacunación.

     

    Pero, explicó que esto se logra protegiendo a las personas del virus, "no exponiéndolas a este".

    - Nunca en la historia de la salud pública se ha utilizado la inmunidad del rebaño como estrategia para responder a un brote.

     

    Tedros calificó esta estrategia como "científica y éticamente problemática".

     

    Explicó que, para obtener inmunidad de rebaño contra el sarampión, por ejemplo, alrededor del 95 por ciento de la población debe ser vacunada.

     

    Cuando se trata del coronavirus, no obstante y según estimaciones de la OMS, menos del 10% de la población mundial tiene inmunidad alguna a este virus, lo que significa que la "gran mayoría" en el mundo es susceptible a este (o sea, puede contraer la enfermedad). 

    - Dejar que el virus circule sin control, por lo tanto, significa permitir infecciones innecesarias, sufrimiento y muerte, constató Tedros.

     


    El Director General de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Foto: captura de pantalla/UN News. 

     

    NOTAS RELACIONADAS: 

    Enlace a la rueda de prensa

    Mails internos revelan otra imagen de la gestión sueca frente a la pandemia

    Profesor Marcello Ferrada de Noli: "Suecia podría perfectamente haber evitado su catástrofe”

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español