Lunes, 28 Septiembre 2020 | Login
Jan estuvo a punto de morir – su hijo lo salvó al oponerse a los cuidados paliativos Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT.

Jan estuvo a punto de morir – su hijo lo salvó al oponerse a los cuidados paliativos

Durante dos semanas consecutivas, Suecia tuvo el número más alto de fallecidos por covid-19 per cápita en el mundo.      

Casi la mitad de los fallecidos vivían en residencias para mayores, como Jan Andersson, de 81 años. Cuando se contagió, el médico le prescribió cuidados paliativos. Pero su hijo Thomas se opuso, exigió que le quitaran la morfina y lo alimentaran adecuadamente. Y Jan se recuperó.

 

 Por: Magazín Latino

 

Una de las razones de la alta mortalidad por covid-19 en Suecia es que el coronavirus se propagó en muchas residencias para mayores, sobre todo en la región de Estocolmo. La gran mayoría de los ancianos que se contagiaron con el coronavirus no fueron trasladados a los centros asistenciales y en numerosos casos el médico a cargo ordenó cuidados paliativos a través de una llamada telefónica.

 

Así ocurrió con Jan Andersson, quien se contagió en una visita al hospital, a fines de marzo. Jan vive en una residencia para mayores de Ärlingshem, en Märsta, en la zona norte de Estocolmo.

 

Su hijo, Thomas Andersson, se percató de que a su padre se le había ordenado cuidados paliativos en circunstancias de que no estaba al final de la vida. Y se dio cuanta, además, de que los ancianos son discriminados al momento de recibir atención médica.

 

En entrevista con el diario Dagens Nyheter, Thomas expresó que solamente cuando se contactó con los responsables del cuidado de su padre, y con la prensa, la situación cambió. A su padre no se le había medido la oxigenación en la sangre ni se le había suministrado oxígeno.

- Probablemente ello habría acelerado aún más la recuperación. El no proporcionar un tratamiento de apoyo básico a los ancianos que están gravemente afectados por el coronavirus – y en cambio darles morfina – obviamente que entonces se mueren. Personalmente, creo que esto es eutanasia activa. Si no hubiera sido por nosotros, los familiares, lo habrían matado, dijo a Dagens Nyheter.

 

  
Thomas Andersson con su padre. Foto: captura de pantalla, Dagens Nyheter.

 

Thomas Andersson dio a conocer su testimonio en varios medios nacionales, y fue además entrevistado en el programa de la televisión pública, Agenda, del domingo 25 de mayo.

 

A continuación, la transcripción de la entrevista a Thomas Andersson. En Suecia se puede ver en su totalidad en este enlace:

https://www.svtplay.se/video/25859096/agenda/agenda-24-maj-21-15?start=auto

 

PROGRAMA AGENDA – TRANSCRIPCIÓN - DOMINGO 25 MAYO 2020 - ENTREVISTA CON THOMAS ANDERSSON

 

En este programa se examina la gestión para con los ancianos que vivían en residencias para mayores y que se infectaron y fallecieron por covid-19. La atención que recibieron ¿fue equivalente en calidad a la que recibieron otros contagiados?

Casi la mitad de los fallecidos por esta enfermedad vivían en centros de residencia para adultos mayores. De un total de 4.000 fallecidos, 1.739 vivían en alguno de estos centros. Al mismo tiempo, solo un 10 % de ellos/as fueron atendidos en hospitales. El 90 % no fueron trasladados de los centros geriátricos y fallecieron allí.

 

Jan Andersson estuvo a punto de contarse entre estos 1.739 casos. Él tiene 81 años y vive en una residencia para mayores al norte de Estocolmo. Se contagió de covid-19 y estuvo a punto de morir, pero se salvó, gracias a su hijo.

 

Anders Holmberg: Thomas Andersson, bienvenido al programa.

Thomas Andersson: Gracias.

 

Jan Andersson es su padre. Para comenzar, cuando Usted supo que él estaba contagiado de covid-19, ¿cuál fue su reacción? 

- De horror, se puede decir. Vale decir, el conocimiento en general en ese entonces, para nosotros, era que: si uno es mayor, con enfermedades preexistentes y todo eso, podría ser un viaje muy difícil. Entonces nosotros temíamos que él, eventualmente, no fuera capaz de superarlo.

 

Entiendo que las dos primeras semanas él tenía una tos muy severa que lo tenía afectado, pero después las cosas empeoraron. ¿Qué fue lo que pasó?

Él se debilitó más y más. Tenía dificultades para comer, a pesar del personal de la residencia, que es fantástico y que se esforzaba en darle cucharadas de puré o sorbos de jugo…bueno, sencillamente no iba en la dirección correcta. Yo sentí que él no tenía fuerzas, que estaba a punto de deshidratarse…el 7 abril me pongo en contacto con su médico para discutir algún tipo de tratamiento de apoyo. Él necesita suero, pensé entonces, porque me parecía que estaba deshidratado.

 

¿Cuál fue la reacción del médico?

- Recibí la respuesta de que un tratamiento de hidratación artificial para mi padre no era recomendable. Él [médico] dice que eso le puede ocasionar acumulación de líquido en los pulmones y puede tener graves problemas. Y dice que mi papá se está yendo.

 

¿Lo que significa?

- Significa que se está muriendo. Él [el médico] me recomienda que me presente allí ese mismo día porque simplemente él no puede garantizar que mi papá siga en vida al día siguiente.

 

¿Y entonces Ud. lo hizo? ¿Qué ocurrió entonces?

- Naturalmente viajé para ir a verlo. Entonces me encontré con mi papá, aturdido por la morfina, no contactable, deshidratado. Y entonces me entero de que él médico había ordenado tratamiento paliativo.

 

Vale decir tratamiento al final de la vida

- Esto me choqueó porque eso no se había discutido ni conmigo, ni con mi papá ni con otro familiar.

 

Y su padre está en pleno uso de sus facultades mentales - hay que agregar - y además él puede hablar con el personal y eso…

Él tiene una voz frágil, pero puede hablar y está plenamente consciente. Fuera de eso, él no ha sido examinado por ningún médico, pero, a pesar de esto, le tiran encima este tratamiento paliativo.

 

Espere un poco ahora, ¿Ud. se entera de que a su padre se le había ordenado tratamiento paliativo, y que esta decisión se había tomado sin que él hubiera sido examinado previamente?

- Él no había sido examinado por un médico, en cambio, todo se había hecho telefónicamente. Vale decir, quienes habían examinado a mi padre habían sido enfermeras, ningún doctor.

 

¿Pero el médico estaba en contacto telefónico?

- Mmmh, el médico trabaja desde su casa, así es que ellos se han comunicado a través del teléfono. A mi parecer, eso no es haber sido examinado por un médico.

 

 

¿Puedo preguntar algo? Cuando Ud. lo visitó el 7 de abril, él estaba bajo el efecto de la morfina y no contactable, pero también lo visitó al día siguiente, cuando estaba despierto y pudo hablar con él. ¿Cómo experimentaba él mismo su situación?

- Mi padre me dice que él no entiende por qué no ha podido ver a un médico. Él me explica también por qué no toma sus medicinas, porque no puede. Y debido a que mi pareja sabe de Medicina y a través médicos dentro del círculo de conocidos, nos enteramos de que eso de que no sea hidratado ni se le ordene un tratamiento de apoyo se debe a su cuadro clínico, no es así. No existe nada que contradiga esto.

 

¿Entonces Uds. comenzaron a exigir este tratamiento para él? ¿Cuál fue la reacción entonces?

- Nosotros nos sentimos completamente frustrados y tratamos de encontrar una salida. Al día siguiente de visitar a mi padre, enviamos correos electrónicos a todos los responsables de sus cuidados, y nos contactamos con la prensa. Exigimos que, para comenzar, mi padre sea examinado por un médico antes de que se le ordenen cuidados paliativos. Obviamente que él debe recibir un tratamiento de apoyo, para que recupere sus fuerzas y pueda vencer a la enfermedad ocasionada por este virus. Tienen que hacerle los exámenes por una infección bacteriológica, él tuvo recientemente una septicemia. ¡Le tienen que dar sus medicinas!, de una u otra forma.

 

Cuando ustedes exigieron esto, cuando enviaron estos mails, ¿qué pasó entonces?   

- Entonces nuevamente me pongo en contacto con el médico, y de pronto le recetan suero (dropp). Vale decir, cuando dos médicos, el día anterior, me habían dicho que “eso no es posible, porque él [Jan] va a acumular líquido en los pulmones y se va a producir una muerte dramática, porque se va a asfixiar”. De pronto esto es completamente posible.

 

¿Y qué pasó entonces con su padre?

- De inmediato se sintió mucho mejor. Lentamente, pero tuvo un cambio. Se recupera, y unas semanas después es dado de alta de covid-19.

 

¿Qué piensa Ud. de todo esto que ha ocurrido?

- Es desastroso. No es correcto que nosotros, su familia, tengamos que luchar para que mi padre tenga la atención a la que él tiene derecho. Nosotros pensamos que los residentes en los centros para mayores son discriminados, ellos no tienen acceso a la atención medica que los otros tienen, en la sociedad.

 

¿Cuál es su consejo para otros familiares?

- Mi consejo es, antes de nada: confía en ti mismo. Sientes que algo está fallando y tu familiar no recibe los cuidados que debería, ponte de inmediato en contacto con una persona entendida en Medicina, conocido, médico de cabecera o quien pueda ser, consigue la historia clínica y después comienza la pelea para que tu padre o tu madre reciban la atención que tienen derecho a recibir.   

 

¿Cómo está su padre hoy?

- Él está sano, se siente bien y seguramente ahora está sentado mirando la televisión.

 

Dele saludos de nuestra parte. Gracias por haber venido.

- Gracias.

 

 
Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT. 

 

About Author

Related items

  • Inicio de Campaña Internacional para enviar a Piñera a la Corte Penal Internacional

    El sábado 26 de septiembre de 2020, la céntrica y emblemática plaza de Sergel en Estocolmo, Suecia, fue el lugar elegido para dar inicio a la Campaña Internacional para denunciar los crímenes de lesa humanidad en Chile, apoyando la gestión jurídica de un equipo de abogados chilenos de llevar a Sebastián Piñera ante la Oficina del Fiscal de la Corte Penal Internacional en La Haya.

     

     Por: Comisión de DDHH y Boicot – Chile Despertó Suecia

     

    Debido al actual rebrote de Covid-19, la restricción en Suecia es de reunir un máximo de 50 personas en lugares públicos. Cifra que fue superada con creces en Estocolmo, ya que muchos compatriotas se sintieron motivados a asistir. La actividad se desarrolló manteniendo el distanciamiento físico aconsejado.

     

    El acto se dió inicio con las palabras de Jimena López:

     

    ”Se va acabando un Septiembre más en nuestras vidas. Un Septiembre más para los que en Chile y fuera del país cargamos con la mochila de dolor y ausencias, pues este mes que no deja de conmovernos es Salvador Allende, Victor Jara, Pablo Neruda, Miguel Enríquez y Gladys Marín. Este mes son nuestros desaparecidos, torturados y encarcelados, nuestros héroes. Hoy, todos ellos respiran con nosotros y nos motivan para luchar - ¡hasta la victoria siempre!”

     

    A continuación, Jimena dio lectura a un saludo del abogado Ricardo Ignacio Bachmann. Y Nguyen Muñoz leyó la petición a la Corte Penal Internacional que se difunde por redes sociales para que chilenos dentro y fuera del país, y todos aquellos que quieran unirse, apoyen la iniciativa con sus firmas.

     

    Este video muestra el inicio de la campaña en Estocolmo:

     

    https://youtu.be/bWs32FG81h8

     

    El 26 de Septiembre se realizaron además actividades en las ciudades suecas de Gotemburgo y Falun. La ciudad de Uppsala se adherirá a la iniciativa en los próximos días.

     

    En París se realizó un mitin frente a la emblemática Torre Eiffel:

     

    https://youtu.be/lbetzM3V4wc

     

    En Bruselas se planifica un mitin el 2 de octubre.

     

    Enlace para firmar la petición a la Corte Penal Internacional (texto en inglés y español):

     

    https://www.change.org/PineraALaHaaya

     

    ¡La vida en la lucha es una buena vida!

     

    ¡Sólo la unidad nos hará libres!

     

     

  • Vicejefe de la policía: “Tenemos al menos 40 clanes criminales en Suecia”

    Las declaraciones vertidas recientemente por el vicejefe de la policía sueca, Mats Löfvin, en una entrevista radial impulsaron un encendido debate sobre la criminalidad en Suecia.

    “Espero que haya abierto las puertas a un debate necesario”, dijo Löfvin, posteriormente, en el programa televisivo Agenda. Algunos concuerdan, otros difieren, pero la discusión nuevamente ha saltado a la palestra.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Mats Löfving es vicejefe de la Policía Nacional de Suecia, y además dirige NOA (Departamento Nacional de Operaciones, por sus siglas en sueco).

     

    En una entrevista con Radio Suecia, hace un par de semanas atrás, se refirió a la criminalidad en Suecia.

     

    En el transcurso del año se han registrado en el país 230 balaceras, con un saldo de 27 muertos y 70 heridos graves. 30 personas permanecen en prisión preventiva y 200 hombres han sido arrestados por portar armas de fuego.

     

    Las estadísticas muestran que la situación ha ido empeorando. Un hecho que estremeció a la sociedad, el año pasado, fue el homicidio de una joven doctora que trató de arrancar de los agresores con su bebé en brazos. Fue asesinada cerca de su vivienda, en la calle, a plena luz del día. Todo indica que su pareja era el objetivo de los asesinos.

     

    Hasta la fecha nadie ha sido procesado por este crimen, y la violencia extrema se agrava aún más, según Löfving, por la “cultura del silencio”. Ni siquiera cuando los involucrados pierden a un familiar, los sobrevivientes se atreven a declarar. Y cuando se trata de clanes criminales, impera el silencio. No se es leal a la sociedad, sino al clan, a la familia.  

     

    En la entrevista en la radio, Mats Löfvin expresó que su unidad había identificado a una cuarentena de redes familiares criminales - o clanes.  

     

    - En este momento tenemos al menos 40 redes familiares delictivas en Suecia, los llamados clanes. Han venido a Suecia, creo, únicamente con el propósito de organizar y sistematizar crímenes. Estas personas educan a sus hijos para que tomen el control de la organización criminal. No les interesa ser parte de la sociedad, para ellos la familia es más importante que el Estado.

     

    La sorprendida conductora del programa le respondió que esta era una afirmación "muy controvertida" y que "muchos dicen que la criminalidad se debe a factores socioeconómicos". Ante la pregunta de cómo la policía sabía que "venían a Suecia con ese propósito", Löfving respondió que "esta es la imagen que tienen nuestros servicios de inteligencia". 

     

    - Trabajan para conseguir poder y tienen un gran potencial de violencia. Quieren ganar dinero y lo hacen a través de narcotráfico, violentas transgresiones y extorsiones. Se infiltran en los negocios y en la política. Quieren jugar un rol en la gobernanza pública en municipios, incluso en toda Suecia, dijo Löfving.

     

    Según él, el crimen de pandillas está claramente vinculado a barrios vulnerables, donde es ocho veces más común que en otras zonas.

     

    Piensa que los suecos han sido “inocentes” al no querer reconocer un problema que cada vez se agudiza más. Y que tiene que ver con la inmigración y la integración.

     

    - Los políticos parecen unos yo-yos, hablan sobre la integración. Después se olvidan y al cabo de un tiempo retoman el tema. 

     

    Para él, no son medidas que estén dando resultados.

     

    Su colega y jefa de la unidad de inteligencia de NOA, Linda H Staaf, está de acuerdo con él. También está preocupada por el hecho de que estas redes familiares se estén infiltrando en la sociedad sueca, hasta el punto de convertirse en una amenaza para el sistema.

     

    - El poder debe estar en el Estado, no en redes familiares, afirma en el vespertino Expressen.

     

    Y luego de haber negado su existencia durante décadas, todos los políticos hablan ahora de los clanes. O de “redes familiares delictivas”, como algunos prefieren llamarlas.

     

    La narrativa cambia, dependiendo del partido político. A grandes rasgos, la izquierda atribuye la creciente criminalidad a razones socioeconómicas. Mientras que la derecha resalta el tema de la inmigración.

     

    La diputada del partido de Izquierda, Linda Snecker, opinó que Mats Löfvin no debería usar el termino “clan”, porque “está asociado a etnicidad”.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, siguen afirmando que la solución a todos los problemas es parar la inmigración, que según éstos nutre la criminalidad.

     

    Hasta ahora el primer ministro, Stefan Löfven, se había negado a hablar del tema, pero afirmó, la semana pasada:

     

    - Con una gran inmigración donde no somos capaces de resolver la integración, se corre el riesgo de que surjan este tipo de problemas. Lo que yo quiero evitar, y con lo que tenemos que ser muy cuidadosos, es de no relacionar automáticamente la criminalidad con el color de la piel.

     

    Mats Löfvin, en tanto, está interesado en resolver el problema, independientemente de cómo surja o cómo se le denomine. “El tema de las definiciones se lo dejo a otros”, dijo en Agenda, el domingo pasado.

     

    -Yo soy policía, y mi labor es realizar un beneficio social concreto, y sobre todo hacia todas esas buenas personas que residen en áreas vulnerables. A nosotros nos interesa combatir a los criminales que delinquen usando la familia y los parientes.

     

    Él desearía que la policía contara con más recursos y más facultades. Como por ejemplo, que se les permita intervenir teléfonos de sospechosos antes de que cometan un crimen, como operan los colegas de otros países europeos.

     


    El vicejefe de la Policía Nacional de Suecia, Mats Löfving. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

     


    Un hecho típico que ilustra el problema ocurrió en Gotemburgo. Cuando dos policías se disponían a apresar a un hombre en motoneta, se vieron rodeados por un grupo de sujetos que exigían su liberación. Los agentes debieron pedir refuerzos, entre amenazas e insultos. Foto: Expressen. 

     

  • Después de los aplausos - el despido

    En medio de la pandemia de covid-19 el personal de la salud en Suecia fue colmado de aplausos y felicitaciones. Pero ahora, con la llegada del otoño, hospitales en Estocolmo reducen su personal. El Hospital universitario del Karolinska, por ejemplo, anunció el despido de 266 médicos y asistentes de enfermería.

    “A nadie parece importarle realmente cómo nos sentimos”, dijo la enfermera de la UCI del Nuevo Karolinska, Catherine Jiménez Flores, en entrevista con SvD.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Este viernes se registraron 3 nuevos fallecidos por covid-19 (el jueves 13), y la cifra total de muertos es de 5.835. Suecia, con 10 millones de habitantes, es el más castigado de los países nórdicos, que presentan cifras mucho mejores.

     

    Con la llegada del otoño, la vuelta a clases y al trabajo para millones de personas, la situación frente a nuevos brotes de coronavirus es tensa, sobre todo para el personal de la salud, y para muchos que no alcanzaron a recuperarse del todo después de tomar sus vacaciones.  

     

    En los meses más duros de la pandemia, abril mayo, el personal de la salud se destacó por su lucha incondicional frente al coronavirus y en sus discursos del verano, todos los políticos agradecieron su labor.  

     

    Pero después de los aplausos, las condiciones de trabajo de los sanitarios siguen siendo precarias. Y en los hospitales, en lugar de mejoras se vienen despidos. Algunos profesionales no resisten el exceso de trabajo y presentan su renuncia. En el hospital universitario de Karolinska, en Solna, donde se le ha dado atención a más pacientes enfermos de covid-19, una treintena de enfermeras y asistentes de enfermería han presentado su renuncia debido a las condiciones infrahumanas en las que tienen que trabajar. Nadie sabe cómo las van a reemplazar. 

     


    La enfermera Sara Nordin es una de las enfermeras del Karolinska que decidió presentar su renuncia, por el exceso de trabajo. Foto: Aftonbladet/Privada. 

     

    Por otra parte está el creciente número de pacientes crónicos.  Según una encuesta de Novus, podría tratarse de unas 150.000 personas. A eso es necesario agregar más de 10.000 intervenciones quirúrgicas aplazadas y alrededor de 50.000 visitas al médico.

     

    ¿Cómo va a poder solucionarse esta deuda sanitaria? Nadie lo sabe.

     

    A la vuelta al trabajo y después de unas merecidas vacaciones, los profesionales de la salud se encuentran ante una recarga laboral parecida a la del invierno pasado. Ante esto, un considerable número de profesionales de la salud están a punto de tirar la toalla. “Me siento como ante una máquina de moler carne”, dijo una enfermera, en redes sociales. En el noticiario, otra describía el “nudo en el estómago” que sentía ante una nueva jornada laboral.   

     

    Atrás quedaron los aplausos recibidos antes de las vacaciones, y ahora los políticos se desentienden del asunto. A pesar de que se necesitará más personal nunca, las jefaturas se mantienen firmes en su decisión de despedir a médicos y asistentes de enfermería. 

     

    Catherine Jiménez Flores, enfermera de la UCI del hospital Nuevo Karolinska, dijo, en una entrevista con el matutino Svenska Dagbladet: “A nadie parece importarle realmente cómo nos sentimos”.

     

    - No fue solo todo con esto del corona, comenzó ya cuando nos cambiamos al Nuevo Karolinska y se nos impuso una organización completamente nueva. Fue un momento difícil y estresante, con muchos turnos dobles, debido a la falta de personal. Pero el detonante [para mí] fue que no me dieron permiso para una capacitación como enfermera anestesista.

     

    La dirección del Karolinska se excusa diciendo que Catherine Jiménez Flores ya tiene una especialidad, y que ellos no están dispuestos a costearle otra.

     

    Sin embargo, la enfermera se siente traicionada – al igual que otra compañera que está en la misma situación - por la falta de comprensión de sus superiores.

     

    - Habíamos planeado trabajar extra durante el año que estudiábamos, pero no se hizo nada para que nos quedáramos y regresáramos después de la capacitación. Ningún aprecio en absoluto. Probablemente conseguiremos trabajo en cualquier parte cuando nos graduemos, pero en KS probablemente no lo será, dijo Catherine.

     

    Por otra parte, el sindicato de la Salud se ha opuesto a la actitud de la patronal.

     

    - En cierto modo no me sorprende que solo miren el esquema en un futuro cercano, pero es muy extraño cuando los hospitales al mismo tiempo tienen una tremenda necesidad de enfermeras especializadas. Al mismo tiempo sabemos que el mercado laboral es bueno para este grupo, que puede obtener mejores horarios de trabajo y mejores sueldos en empresas de contratación de personal o en empresas privadas, dijo al diario Emma Jonsson, vicepresidenta del Sindicato de la Salud para el departamento de Estocolmo.

     

    Sin embargo, conviene recalcar que las empresas de contratación de personal constituye un gasto enorme para la administración de los hospitales. Además,  no es bien mirado, de parte del personal de planta, que una colega de una empresa de contratación gane 20 por ciento más que ellos y que al mismo tiempo haga menos.

     

    - Agradecemos todos los aplausos durante la pandemia, pero ahora se requiere la acción de los políticos donde se nos valore económicamente y tengamos un mejor ambiente laboral. Me preocupa mucho que no podamos hacer frente a la atención médica que debería existir en una sociedad moderna. Debemos tener suficiente personal, competencia y experiencia, de lo contrario, la seguridad y la accesibilidad del paciente se verán afectadas, dijo Emma Jonsson.

     

    El presidente del Colegio Médico de Estocolmo, Johan Styrud, por su parte, opina que la atención ha funcionado bien durante el verano, puesto que esta fue reforzada durante la pandemia, con más plazas de atención y de cuidados intensivos. Sin embargo, le teme a una nueva ola.

     

    - Ha habido menos pacientes, al mismo tiempo que teníamos un búfer adicional en el sistema. Pero la deuda sanitaria ha aumentado y será difícil ponerse al día. Puede llevar varios años, pero todo depende de cómo se desarrolle la covid-19 durante el otoño. Si tenemos una segunda ola, la situación puede empeorar aún más.

     

    Johan Styrud no comprende la lógica de despedir a 266 médicos y asistentes de enfermería en el Nuevo Karolinska, al mismo tiempo que se contrata a personal al que se le paga mucho más.

    - Esto crea un ambiente muy malo, con avisos de despidos y recortes, al mismo tiempo que se espera que el personal trabaje aún más. El hecho de que Karolinska esté contratando personal para reducir ciertas colas para las cirugías es también una verdadera provocación, dice Johan Styrud.

     


    La 
    enfermera Catherine Jimenez Flores también presentó su renuncia. Foto: Captura de pantalla, SvD. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español