Miércoles, 27 Octubre 2021 | Login
¿Que pasa con los yihadistas que quieren retornar a Suecia? El Ministro del Interior, Mikael Damberg, es el responsable máximo sobre el tema de los presuntos terroristas que quieren regresar a Suecia. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo.

¿Que pasa con los yihadistas que quieren retornar a Suecia?

Este martes se debatió en el parlamento sueco qué medidas legales se deben tomar respecto a los yihadistas suecos que, ante la caída del Estado Islámico, quieren retornar a Suecia.

Según la policía de seguridad sueca, Säpo, unas 300 personas viajaron a Siria e Irak para unirse al Daesh. De ellos, 150 han regresado, unos 50 han muerto, y se cree que unos 100 tienen la intención de regresar a Suecia.  Algunos partidos quieren que se les retire la nacionalidad sueca, aunque pasen a ser apátridas.

 

 Por: Magazín Latino

 

Ocho años han transcurrido desde que, en vísperas de la Navidad del 2010, un yihadista murió debido a que la bomba que portaba en su cuerpo y que pensaba hacer detonar en pleno centro de Estocolmo, explotó antes de lo calculado.

 

En abril del 2017, Rahmat Akilov, otro terrorista islámico, dio muerte a cinco personas, en la calle peatonal de Drottninggatan.

 

Este último hecho contribuyó a que Suecia pusiera en marcha medidas en contra del terrorismo. Sin embargo, la ley que penaliza la pertenencia a grupos terroristas entrará en vigor recién en agosto del año en curso. Lo que significa que ninguno de los 150 individuos que han retornado a Suecia después de la caída del califato va a poder ser enjuiciado. La ley no es retroactiva.

 

Por otra parte, ninguno de ellos ha sido interrogado por la policía. Se ignora qué hicieron en Siria y en Irak, cuando se unieron a la secta asesina del Daesh.

 

Según la policía de seguridad sueca, Säpo, es posible que un centenar de hombres que se unieron al Estado Islámico regresen a Suecia, con sus mujeres y sus hijos.

 

Desde el 2012, unos 300 individuos viajaron a Siria e Irak por este motivo. De éstos, alrededor de 50 murieron y aún quedan unos cien en esa región, que han sido encarcelados por las milicias kurdas que piden que los países donde tienen residencia se hagan cargo de ellos.

 

No obstante, en el debate del martes en el parlamento, quedó en claro que ningún partido desea que estos presuntos terroristas sean repatriados. Incluso algunos quieren que se les retire la nacionalidad sueca, aunque pasen a ser apátridas.

 

- Los que viajaron a unirse al Estado Islámico sabían perfectamente a qué secta asesina se estaban afiliando, dijo ayer el ministro del interior, Mikael Damberg.

 

Suecia quiere que se constituya un tribunal internacional en Siria e Irak, para que estas personas sean juzgadas allí.

 

Aunque, en el debate en el Parlamento, el Gobierno recibió fuertes críticas - tanto desde la derecha como la izquierda - por no haber tenido ya en marcha una ley que permita que los terroristas que se unieron al Daesh enfrenten la justicia.

 

Sobre todo los Demócratas de Suecia criticaron al gobierno por el largo tiempo que ha demorado la ley. Y están dispuestos a abogar por un cambio en la Constitución, para que la ley se pueda aplicar en forma retroactiva, algo que el resto de los partidos no apoya.

- Los partidos que creen tener principios muy nobles para tomar las decisiones políticas necesarias podrán después explicar a las familias de las víctimas del terrorismo cuan nobles son ustedes con sus principios, dijo Adam Marttinen (SD).

 

 Los moderados también criticaron la escasa premura del gobierno.

 

 - El trabajo tardío del gobierno respecto a las medidas contra el terrorismo y los retornados del EI ha puesto a Suecia en una grave situación. Creo que muchas personas en nuestro país nos preguntamos cómo se puede permitir que el manejo de asuntos tan importantes se haga tan lentamente, preguntó el portavoz de las políticas legales de los Moderados, Johan Forsell.

 

Y apuntó además a que la ley que se va a poner en marcha tiene falencias. Para él, es una provocación que la ley máxima por tener nexos con la secta asesina sea de dos años.

También los Moderados criticaron la falta de urgencia del gobierno para tratar el problema.

 

- El trabajo tardío del gobierno respecto a las medidas contra el terrorismo y los retornados del EI ha puesto a Suecia en una grave situación. Creo que muchas personas en nuestro país nos preguntamos cómo se puede permitir que el manejo de asuntos tan importantes se haga tan lentamente, preguntó el portavoz de las políticas legales de los Moderados, Johan Forsell.

 

Y apuntó además a que la ley que se va a poner en marcha tiene falencias. Para él, es una provocación que la ley máxima por tener nexos con la secta asesina sea de dos años.

 

El gobierno, por su parte, indicó que se han implementado una serie de mejoras en las leyes.

 

- Solo constato que hemos implementado una larga serie de subvenciones legales y ahora mismo estamos presentando tres nuevas leyes. Estamos en marcha a toda velocidad con la legislación en esta área y continuaremos haciéndolo, dijo Mikael Damberg.

 

El Ministro del Interior, Mikael Damberg, es el responsable máximo sobre el tema de los presuntos terroristas que quieren regresar a Suecia. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo. 

 

About Author

Related items

  • Entrevista con Patricio Galvez, quien rescató a sus siete nietos de un campo de refugiados en Siria

    Patricio Gálvez nos cuenta en una extensa conversación sobre los pormenores del rescate de sus nietos que se encontraban en terribles condiciones en el campo de refugiados de al-Hol, al norte de Siria. Tras la caída del Estado Islámico (ISIS/DAESH), muchos niños quedaron huérfanos en campos de refugiados en Siria. Patricio Gálvez tuvo que hacer frente a una serie de impedimentos, hasta que por fin consiguió que las autoridades suecas lograran ayudar a sus siete nietos a abandonar al-Hol, luego de acuerdos con las autoridades kurdas, que son quienes están a cargo de estos campamentos.

     

    Cámara: Marisol Aliaga

    Producción: Magazín Latino 2019

    Canal en Youtube: https://www.youtube.com/channel/UCi8XbhQNUnqrKtGoxMBXxsw

     

  • Löfven: “Las reuniones públicas se limitan a un máximo de ocho personas”

    A raíz de la alarmante alza de contagiados del coronavirus en Suecia – con más de 4.600 personas en un día – las autoridades introdujeron nuevas restricciones. Solamente ocho personas se podrán reunir. La prohibición de bebidas alcohólicas pasadas las diez de la noche sigue vigente.  

    Fuera de esto, el gobierno no quiere que vamos al gimnasio o a la biblioteca. Ni que tengamos cenas y fiestas en casa o que nos juntemos con personas fuera de nuestro núcleo familiar. “Cumple con tu deber y asume tu responsabilidad para limitar la infección”, pidió el primer ministro, Stefan Löfven, en rueda de prensa este martes.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Un fuerte llamado a la responsabilidad cívica hizo el primer ministro Stefan Löfven este lunes por la tarde, en una rueda de prensa digital convocada con escasa antelación. En esta participaron además la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, el ministro del Interior, Mikael Damberg, el ministro de Hacienda y Vivienda, Per Bolund, y el director general de la Agencia Sueca de Salud Pública, Johan Carlson.

     

    Una vez más, Löfven se mostró preocupado por el desarrollo de la pandemia en el país. La cantidad de contagiados aumentan – nuevamente - exponencialmente, algo que siempre ha hecho saltar todas las alarmas.

     


    Fuente: European CDC. Comparación entre contagiados en Suecia y en Noruega. 

     

    Según el premier, la ciudadanía no está siguiendo las recomendaciones, como lo hizo en la primavera. Y si los suecos no cambian su comportamiento, las consecuencias serán graves.

     

    Por primera vez en la historia moderna del país, un gobierno toma este tipo de medidas, pero estas ahora armonizan más con el resto de Europa.

     

    - Esta es una medida muy restrictiva que no tiene paralelo en los tiempos modernos. Pero es absolutamente necesario, explicó Löfven.

     

    El primer ministro cambió su narrativa de que los suecos eran un “ejemplo de obediencia cívica”, algo que se ha venido repitiendo por las autoridades pero que, no obstante, no cuenta con evidencia científica (ver enlace).

     

    Por el contrario, la ciudadanía al parecer se ha olvidado del peligro del contagio, y el personal de la salud lleva semanas tratando de llamar la atención sobre el problema que se les viene encima: que se repita lo que ocurrió en abril – mayo pasado. Más aún cuando no todos tuvieron la posibilidad de tomar unas largas vacaciones de verano.  

     

    La ministra Hallengren reconoció hoy día que la gente no ha seguido lo suficientemente bien las nuevas recomendaciones, y que el número de contagiados ha aumentado de forma alarmante, con 600 nuevos positivos en un día, para al día siguiente 4.600.

     

    - Tenemos el personal de la salud más eficiente del mundo, pero ningún sistema de salud aguanta una presión sin límites, dijo la titular.

     

    El ministro del Interior, Mikael Damberg, por su parte, agregó que muchos se comportan como si el peligro ya hubiera pasado y también insistió en el autocuidado, con el fin de no recargar la presión hospitalaria.

     

    - Es un hecho, estamos en medio de la pandemia. Y es absolutamente necesario que demostremos solidaridad con el personal de la salud, dijo.

     

    Stefan Löfven constató una vez más que la situación es extremadamente grave, y que “del comportamiento de todos y cada uno de nosotros dependerá que se logre parar el contagio".

     

    - Vivimos en una época de prueba, y se pondrá peor. Cumple con tu deber y asume tu responsabilidad para limitar la infección, enfatizó.

     

    Ni Löfven ni ninguno de sus ministros quisieron reconocer un posible fallo en la estrategia sueca para enfrentar la pandemia, al principio de esta, la primavera pasada, ante las preguntas de varios periodistas. Y respecto al uso/obligación de la mascarilla, respondió:

     

    - Nadie ha dicho que esté prohibido usar mascarillas.

     

    Vale la pena destacar, en este sentido, que el rechazo de la Agencia Sueca de Salud Pública al uso de mascarillas (sin presentar ninguna evidencia al respecto) ha resultado en que su uso no es obligatorio ni siquiera en los consultorios y hospitales en Suecia. Algo que otros expertos de salud han criticado desde la primavera pasada, entre éstos, el secretario de la Academia Nobel de Ciencias, Göran K Hansson y el llamado "Grupo de los 22". 

     

    En Suecia la gran mayoría de los periodistas (según una encuesta reciente) aceptan, sin contrapreguntas, todo lo que declara el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell. Él ha dicho que las mascarillas "dan una sensación de falsa seguridad" y que las personas que las portan "se tocan la cara más veces", lo cual es "contraproducente". 

     

    En España, en cambio, un medio dirigido por periodistas investigativos analiza miles de declaraciones de políticos y autoridades, entre otros, y realiza una enorme labor, en la lucha contra las noticias falsas y los bulos que circulan en las redes sociales y medios. Maldita.es ha publicado numerosos bulos sobre el coronavirus, la covid-19 y las mascarillas - enlace.  

      

    Los consejos o recomendaciones

     

    Los  consejos que el gobierno y las autoridades sanitarias han transmitido desde que las cifras se dispararan una vez más (en octubre-noviembre) son de: no encontrarse con otras personas más que sus convivientes. (Fuera de las medidas desde un comienzo: el lavado de manos frecuente, el distanciamiento de dos metros y el no salir de casa si se tienen síntomas).  

     

    Prácticamente un lockdown, pero sin nombrar la palabra que en Suecia está prácticamente prohibida. O un “QUÉDATE EN CASA”, así, con mayúsculas.  

     

    Se espera que estas nuevas medidas comiencen a regir desde el 24 de noviembre. Si los números de contagiados, enfermos y fallecidos siguen yendo al alza, la fecha de término de estas se prolongará, lo que podrá afectar las festividades de fin de año.

     

    Vale decir, esto resultaría en que tendríamos que pasar la Navidad confinados.

     


    El primer ministro, Stefan Löfven, la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren, y el ministro de Hacienda y Vivienda, Per Bolund. También participaron en la conferencia de prensa el ministro del Interior, Mikael Damberg, y el director general de la Agencia Sueca de Salud Pública, Johan Carlson. Foto: Regeringen.se. 

     

  • Stefan Löfven: ”El mejor consejo es mantenerse bien informado”

    El lunes por la tarde, el primer ministro Stefan Löfven convocó a una conferencia de prensa para informar sobre la crisis sanitaria en Suecia ocasionada por el coronavirus.

    El número de personas contagiadas en el país subió este martes dramáticamente, de 15 a 30. En Estocolmo, 15 personas han dado positivo a la prueba del nuevo virus.

    Actualización: hasta el 08-03-2020 los casos han aumentado a 203, en toda Suecia.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Las noticias sobre el coronavirus han ocupado gran parte del flujo noticioso en Suecia, donde este martes se registró un aumento considerable de personas contagiadas con el coronavirus. La cifra subió de 15 a 30, y sigue. 15 de las personas contaminadas son residentes en Estocolmo.

     

    Hasta el momento son todos casos “importados”, vale decir, han adquirido el virus en un viaje o han estado en contacto con personas que han viajado. Por esto, la Agencia de Salud Pública (Folkhälsomyndigheten) subió el nivel de riesgo de infección de “alto” a “muy alto”.

     

    Así fue que este lunes, la entidad sanitaria solicitó a la Dirección de Transportes que anulara el permiso de IranAir, para vuelos entre Suecia e Irán. Transportes siguió de inmediato la recomendación y los vuelos entre los dos países se encuentran interrumpidos, hasta nueva notificación.

     

    En la rueda de prensa del lunes por la tarde, el director general de Folkhälsomyndigheten, Johan Carlson, defendió esta medida explicando que el gobierno de Irán no había sido transparente respecto a la cantidad de infectados y el foco infeccioso en el país.

    - Nosotros solicitamos información de Irán, la cual no llegó. Fuera de esto, tememos que a las personas no se les informe sobre el virus. De esta forma pueden viajar a Suecia en avión y ser portadores sin saberlo, dijo Johan Carlson.

     

    Se calcula que entre 2.000 a 3.000 personas se encuentran ahora en Irán sin poder regresar a Suecia. Ante la pregunta, el ministro del interior, Mikael Damberg, respondió que el gobierno “está investigando la situación”.

     

    Por otra parte, el gobierno y sobre todo Folkhälsomyndigheten han recibido críticas por no haber tomado antes medidas más contundentes para hacer frente al Covid-19.

     

    Los vuelos al norte de Italia – donde se registró el brote del coronavirus más grande en Europa – también se han cancelado. No obstante, y como se temía, luego de las vacaciones de invierno la cifra de contagiados en Suecia se duplicó. Muchas familias suecas han pasado sus vacaciones en Italia.

     

    Italia se demoró en percatarse del contagio y lo hizo cuando la epidemia ya se había propagado. Personas que eran portadores del virus viajaron a otros países y de esta forma el virus ha llegado a distintos países europeos.

     

    Hasta el momento hay más de 90.000 personas enfermas con el Covid-19 (80.000 en China) y más de 3.000 han muerto (2.900 en China).

    El 1 de febrero, el gobierno en Suecia decidió clasificar la Covid-19 como una enfermedad socialmente peligrosa. El decreto significa que las autoridades pueden tomar medidas de protección extraordinarias, si surgiera una crisis.

    - Es importante que el gobierno y las autoridades pertinentes se preparen para poder hacer frente a una situación más grave. Debemos estar listos para actuar si la situación así lo requiere, dijo Stefan Löfven, en la rueda de prensa.

     

    Agregó que la experiencia y capacidad general de Suecia se movilizan para hacer frente a esta amenaza y que el gobierno toma muy en serio la situación. Las autoridades y las regiones han planeado y se han preparado para este nuevo escenario.  

    - Muchas personas sienten preocupación, y es completamente comprensible y natural, quizás especialmente de parte de personas mayores, con enfermedades crónicas. También las personas que han visitado las áreas afectadas pueden sentir preocupación, y quienes tenemos seres queridos que pertenecen a estos grupos. El mejor consejo es mantenerse siempre informado, dijo el premier sueco.

     

    Stefan Löfven pidió a la ciudadanía seguir las recomendaciones proporcionadas por las autoridades responsables, llamar al número nacional 113 13, durante las 24 horas del día, o ingresar a la página de Folkhälsomyndigheten para estar al tanto de lo que ocurre.

     

     

    Por su parte el ministro del interior, Mikael Damberg, informó sobre la actuación de las autoridades en caso de crisis. Explicó que el gobierno monitorea a diario la situación en Suecia y en el mundo, con el fin de estar preparados para una emergencia.

     

    Damberg advirtió, además, sobre los peligros de los rumores y la desinformación que han surgido respecto al coronavirus, y en la necesidad de controlar las fuentes, antes de divulgar noticias.  

    - Podemos ver que muchas personas están preocupadas en este momento. También hay incertidumbre, puesto que el virus es nuevo y esto aumenta el riesgo de propagación de rumores. Esto puede ocurrir debido a falta de conciencia o a ignorancia, pero también existe un caldo de cultivo para la desinformación cuando el remitente difunde deliberadamente cosas que no son ciertas, dijo el titular.

     

    Magazín Latino conversó con el director general de la Agencia de Salud Pública (Folkhälsomyndigheten), Johan Carlson, quien nos explicó la diferencia entre los niveles de riesgo que aplica la entidad, algo que ha menudo es motivo de confusión. (En desarrollo).

     

     

    Este martes se dio a conocer que la primera persona que dio positiva a la prueba del coronavirus en Suecia ha sido “clínicamente dada de alta”.

     

    Se trata de una jovencita de 20 años residente en Jönköping, que estudiaba en Wuhan. La joven viajó de vuelta a Suecia, pero su novio y su perro se quedaron en la ciudad china de 11 millones de habitantes. Hasta el momento se desconoce la situación de estos.

     


    Imagen de la rueda de prensa del gobierno, del lunes por la tarde. De izquierda a derecha: el jefe de la policía nacional, Anders Thornberg; el ministro del Interior, Mikael Damberg; el primer ministro, Stefan Löfven; la ministra de asuntos sociales, Lena Hallengren; la directora de la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social, Olivia Wigzell; y el director general de la Agencia de Salud Pública, Johan Carlson. Falta en la imagen el director general de la Agencia Civil Sueca de Contingencia (MSB), Dan Eliasson. Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español