Jueves, 06 Agosto 2020 | Login
Guillermo Teillier en Estocolmo: “El problema que tenemos es la falta de unidad” El presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, en Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

Guillermo Teillier en Estocolmo: “El problema que tenemos es la falta de unidad”

En visita relámpago a Estocolmo, el presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier, tuvo un encuentro la semana pasada con chilenos y latinoamericanos residentes en Suecia, para referirse a la situación actual en Chile.

El líder comunista afirmó que, si bien la derecha ha ido perdiendo la iniciativa política, la oposición no ha sido capaz de tomarla. Por falta de unidad.  

- Ese es el problema que tenemos en Chile y que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas, dijo Teillier.

 

 Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

 

Encontrándose de paso en Europa, para visitar a familiares, Guillermo Teillier aprovechó de reunirse también con “la familia grande”, el vienes pasado en Allaktivitetshuset, en Sundbyberg, en Estocolmo.

Teillier hizo una exposición bastante exhaustiva sobre la situación en Chile, durante la hora que duró su alocución, que los asistentes escucharon con interés, y al final de la cual pudieron extender sus preguntas. También se refirió a la difícil situación por la que atraviesa Venezuela, que este sábado 23 de febrero se enfrentará a su punto más álgido.

Comenzó refiriéndose a la derrota de la Izquierda en las elecciones presidenciales del año pasado. La derecha derrotó a la Nueva Mayoría con más del 50 % de votación.

- Comenzaron a gobernar con mucha “pachorra”, como decimos en Chile, dijo, sobre la segunda administración de Sebastián Piñera.

El presidente se ha propuesto deshacer muchas de las reformas que se lograron durante el gobierno de Michelle Bachelet. A pesar de que la oposición tiene mayoría, tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado.

- Si quisiéramos actuar en conjunto, podríamos tener una oposición muy firme al gobierno de derecha, que quiere impulsar contrarreformas, o sea, echar para atrás muchos avances del gobierno de la Nueva Mayoría y la presidenta Michelle Bachelet, dijo Teillier.

Piñera ha bajado considerablemente en las encuestas de opinión, y bajó de un   60 a un 40 % de aprobación en la ciudadanía. Según Teillier, Piñera creó expectativas muy grandes en la población:

“Cuando yo llegue a la Presidencia, va a haber un crecimiento acelerado de la economía y de las inversiones en Chile”, dijo. Prometió más empleos, mejores sueldos y el crecimiento de la economía.

- La economía ha crecido. Es verdad, subió de un 2 a un 4 %. Es bastante, pero no se refleja ni en los bolsillos ni en los estómagos de la gente, al contrario. Los precios han subido y esto ha incidido en las encuestas. Hay menos empleos - han tratado de cambiar los índices diciendo que los cálculos del INE estaban errados - pero con ese mismo instrumento se hicieron los cálculos anteriores. El poder adquisitivo de los trabajadores ha bajado, al contrario de lo que ocurrió el gobierno pasado. Subió poco, pero subió.

Durante el gobierno de Bachelet, hubo grandes empresarios que no quisieron hacer inversiones en Chile, pero igualmente la economía experimentó un crecimiento anual de un 2 %. Crecimiento que se vio disminuido por la baja de los precios del cobre, que representa el 40 % del Producto Bruto en Chile. A finales del gobierno anterior, el precio del cobre comenzó nuevamente a subir, y Piñera recibió una economía en ascenso, a diferencia del país que recibiera Bachelet.

 

“Hay que echar por tierra dos grandes mentiras de la derecha”, dijo Teillier:

- 1) Que cuando ellos fueron gobierno dejaron la economía en alto. Mentira, porque ya un año antes de que finalizara su periodo, la economía había comenzado a declinar, y al gobierno de Bachelet le tocó recibir una economía en pleno declive. Cuando discutimos el último presupuesto de la nación, ellos calcularon que iba a crecer un 4,1 %, y no era así. Manipularon los datos de tal manera, que el presupuesto que se aprobó para el año siguiente era inadecuado y no correspondía a la realidad.

- 2) Que la economía comenzó a subir porque Piñera asumió el gobierno. No es así. Es el ciclo natural del capitalismo. El cobre subió, pero luego los factores internacionales comenzaron a incidir en el precio del metal. Luego, cuando Trump le declaró la guerra comercial a China y a otros países, el cobre se estancó, para después subir nuevamente. Pero, no alcanza para revertir el déficit de la economía chilena.

 

 

La desigualdad

Chile es uno de los países más desiguales del mundo, y eso representa un problema para cualquiera administración. Teillier sostiene que esto desespera al actual gobierno, y lo ha llevado a perder la iniciativa política. Para desviar la atención de los problemas internos, se ha focalizado en otros países, como, por ejemplo, Venezuela. Al mismo tiempo intentan llevar a cabo ciertas reformas, una de estas la educación, tratando de revertir la reforma anterior.

- Lo curioso es que, si bien el gobierno ha perdido esa iniciativa política, no la ha tomado la oposición. Es el problema que tenemos en Chile, y creo que ocurre en muchas partes: la falta de unidad de las fuerzas de izquierda y del centro, de las fuerzas progresistas. A pesar de tener desafíos tan importantes de cómo enfrentar las contrarreformas de la derecha y cómo vislumbrar las elecciones que se nos vienen por delante, apuntó Teillier.

 

Aclaró que no se trata de una unidad cualquiera, sino de unidad con propósitos concretos, como la que hubo con el gobierno de Bachelet. Con una propuesta de varias reformas que se llevaron a cabo y que ahora Piñera tiene bajo la mira.

- Estamos en una situación muy compleja. Este año se van a empezar a discutir los proyectos emblemáticos de este gobierno. ¿Cuáles son? Pues, durante el gobierno de Bachelet se hizo una reforma tributaria que significó que los más ricos, el 0, 1 % de los chilenos, pague 300 millones de dólares al año. Con esa plata se logró instalar la educación superior gratuita. Este gobierno va a hacer otra reforma tributaria, que en la práctica es una contrarreforma. Cambiando la manera de cobrar los impuestos le va a traspasar a estos grandes empresarios mil millones de dólares. Y lo dicen con todo desparpajo. Y como van a recuperar esos mil millones, ¿según ellos? cobrando más impuestos a la generalidad de la población pero bajándole a los que ganan más. Al contrario de lo que hicimos nosotros: cobrarles impuestos a las grandes empresas y evitar también la evasión tributaria. Fue una ley bastante drástica.

 

Otro proyecto de Piñera es una reforma laboral que va en contra de lo conseguido en el gobierno de Bachelet, que dio nuevos derechos a los trabajadores, sobre todo durante el conflicto y durante la huelga. Algo que los trabajadores chilenos no tenían.

 

Teillier explicó que en Chile existía el derecho a huelga, pero que los empresarios podían, por ejemplo, desplazar a todos los trabajadores durante el paro. Los  sindicatos no podían negociar, porque lo que había eran grupos negociadores. O sea, el patrón podía negociar con quien quisiera “y amañar a su antojo la negociación”.

- Eso se terminó con esta ley, a pesar de lo imperfecta que quedó, por la intervención del Tribunal Constitucional. Y los grandes empresarios han dicho al gobierno de Piñera que no van a invertir si no cambia esta reforma laboral, porque no es beneficioso para ellos. Y quieren flexibilizar más las normas del trabajo para pagar menos y tener más utilidades. Nosotros sabemos lo que significa esa fórmula, pero este gobierno lo está haciendo con todo desparpajo.

 

El sistema chileno de pensiones  

El tercer proyecto de ley del gobierno actual trata del sistema de pensiones. El sistema previsional chileno es absolutamente privado y se cotiza individualmente. Durante el gobierno de Bachelet surgió un movimiento llamado No + AFP.

 

¿Que son las AFP?(Administradoras de Fondos de Pensiones)

- Las AFP tienen como 35 – 40 de existencia. Las inventó la dictadura y después se exportaron a diversos otros países, lo que resultó ser absolutamente perjudicial para los trabajadores, por lo que ya están revirtiendo la situación.La tasa de retorno (jubilación) de una persona, que gana, por ejemplo, 1 millón de pesos - si es que ha trabajado 30 años y ha pagado sus cotizaciones mes a mes - va a ser de no más de 200.000 pesos. Vale decir, el retorno es de menos de un tercio, casi un cuarto. Chile es uno de los países que tiene las jubilaciones más bajas. Las ganancias de las AFP, que son las empresas privadas que administran esos fondos, suben cada día más, en tanto que las pensiones son cada vez más pequeñas.

Este es el motivo por el cual más de un millón de personas se movilizaron en las calles, en Chile, en protestas contra las AFP, y para terminar con este nefasto sistema.

Sin embargo, Teillier reconoce que no es tarea fácil.

- Porque las AFP en Chile son la base del sistema económico actual, porque la capitalización individual les sirve a las grandes empresas para tener créditos, bancos, para iniciar emprendimientos. Si eso se saca, la economía queda coja, porque es una cantidad enorme de dinero, 200.000 millones de dólares, por lo menos, que están endosados. Entonces, durante el gobierno de Bachelet se hizo un proyecto de que ahora empezaban a cotizar, además, los trabajadores. Un 5 % lo tenía que poner la empresa, más el 10 % los trabajadores. Ese 5 % iba casi en su totalidad a un fondo especial que lo administraba el Estado. Vale decir, ya le empezábamos a sacar una parte de los fondos a las AFP, se los traspasábamos al Estado, y el Estado de inmediato usaba esto como una especie de fondo de reparto solidario, lo que significaba elevar en un 20 % las pensiones de las AFP. De acuerdo con esa fórmula.

Según Teillier, Piñera toma lo que hizo Bachelet, pero lo distorsiona para atrás. La parte que entregan los empresarios no pretende entregarla al Estado, sino a empresas privadas, para aumentar la competencia. Lo que, según él, va a llevar a mejorar las pensiones.

- Lo que hace significa que van a subir las pensiones, pero en 30 años más. Podrán aumentar las pensiones solidarias, que creó Bachelet, para la gente que nunca ha trabajado o que tiene pensiones muy bajas que se compensa con una cantidad de dinero que no es muy alta, pero que ha sido una solución, aunque pequeña, pero para alrededor de un millón y medio de familias por lo menos.

Estos son los proyectos emblemáticos del gobierno chileno, explica Teilller.

- Entonces, o nos ponemos de acuerdo, dentro de la oposición y los que creemos en esto, o sencillamente la derecha va a aprobar estos proyectos. Y hay diputados de algunos partidos que eran de la Nueva Mayoría que han votado incondicionalmente por este gobierno. O sea, no sé si incondicionalmente, porque detrás de esto siempre hay una negociación, alguna prebenda, pero el gobierno hasta ahora se las ha arreglado para conseguir votos.

 

Prueba de esto, y lo que colmó el vaso, según Teilller, fue la actitud de estos partidos respecto a la ley sobre Migración. Chile no quiso suscribir el Pacto Mundial sobre Migración, de las Naciones Unidas. Se dictó, en cambio, una ley en la que la oposición no ganó ninguna de las indicaciones que presentó. 

- Era una ley necesaria, pero las perdimos todas, teniendo la mayoría en la cámara de diputados. Y las perdimos porque diputados de la Democracia Cristiana y del Partido Radical votaron con el gobierno, sencillamente. Y 1 millón 300.000 migrantes quedaron en muy malas condiciones. No tienen prácticamente derechos reconocidos.

 

Respecto al tema de los pueblos originarios, lo califica como otro error de este gobierno.

- El homicidio del comunero mapuche Camilo Catrillanca fue un asesinato en todas sus letras. Esto develó además los montajes de Carabineros para engañar a la opinión publica. Quedó totalmente desvelado que el gobierno, en este caso el Ministro del Interior, Chadwick, estaba interiorizado de lo que había ocurrido. Él incluso ha entregado como tres versiones sobre la misma situación. Primero en la interpelación en la Cámara de Diputados, y luego de que salieran a la luz unos vídeos. En los Tribunales de Justicia se inició un juicio en contra de los carabineros que lo asesinaron, quienes físicamente cometieron el acto, pero políticamente creo que no ha existido ni va a existir justicia. Se estaba encausando una acusación constitucional, pero, hay partidos de la propia oposición que no quieren llevar adelante la acusación constitucional.

 

 

 

NOTA EN DESARROLLO

 

About Author

Related items

  • La mea culpa de Anders Tegnell - que no lo fue

    A raíz de una entrevista en Radio Suecia, medios internacionales difundieron la noticia de que el epidemiólogo estatal Anders Tegnell se retractaba de la estrategia sueca contra la pandemia de covid-19.

    Pero no fue así. A las pocas horas, Tegnell dijo que había sido citado erróneamente. “Quise decir que siempre hay un potencial de mejora en lo que hicimos”. Y recalcó: “la estrategia sueca es correcta”.

     

     Por Magazín Latino

     

    Poco después que comenzara a quedar en evidencia que la tasa de mortalidad por la pandemia de covid-19 es mucho más alta en Suecia que en el resto de los países nórdicos, el país escandinavo ha sido seguido por el resto de la comunidad internacional con una mezcla de sorpresa y espanto.

     

    Tal vez por ello, rápidamente después de una entrevista radial, algunos medios internacionales difundieron la noticia de que el arquitecto detrás de la estrategia sueca se arrepentía de las medidas tomadas.

     

    Pero si bien es cierto que el epidemiólogo estatal admitió que la estrategia sueca no había dado buenos resultados, está muy lejos de hacer un mea culpa. Al contrario, a las pocas horas de la transmisión, Tegnell defendió una vez más su estrategia, a pesar de las críticas que han ido aumentando a la par con la cantidad de muertos que ha dejado la pandemia, en la actualidad en un promedio de 50 personas al día. En tanto que sus vecinos están en cero.

     

    La entrevista se llevó a cabo la mañana del miércoles pasado, en el noticiero radial Ekot. De partida, Anders Tegnell reconoce que Suecia debió haber tomado más medidas contra el coronavirus, desde un comienzo.

     

    Si nos volviéramos a encontrar con la misma enfermedad, sabiendo exactamente lo que sabemos sobre esta hoy, creo que resolveríamos hacer algo entre lo que hizo Suecia y lo que ha hecho el resto del mundo, expresó.

     

    Radio Suecia: ¿En algún lugar entremedio?

     

    Sí, creo que hay un potencial de mejora en lo que hemos hecho en Suecia, claramente. Y sería bueno saber más exactamente qué es lo que hay que cerrar para prevenir mejor la propagación de la infección.

     

    A diferencia de sus vecinos, Suecia ha mantenido el país abierto y ha apostado a la responsabilidad individual, pensando que esto sería lo mejor, a largo plazo.

     

    “Nosotros no cerramos ni confinamos a la gente, porque al final la gente se va a cansar y van a desobedecer las medidas”, declaró la Agencia de Salud Pública, al comienzo de la pandemia. 

     

    Al final, las cosas no resultaron como se pensaron. Cuando los otros países están en plena desescalada, y ya no tienen que lamentar fallecidos, Suecia sigue teniendo los números más catastróficos de los países nórdicos. Y la mortandad en las residencias de ancianos, donde se ha prescrito demasiado a la ligera cuidados paliativos – según alarmas de personal de la salud – no habla muy bien de la apuesta sueca.

     

    Los protocolos que se han aplicado en las residencias es que los médicos deben evitar las visitas en persona, y que a los mayores de 80 años no se les trasladase al hospital. Hasta la entidad que tiene que ver con irregularidades cometidas en la atención sanitaria, IVO, han llegado miles de denuncias al respecto, de parte de familiares de adultos mayores.

     

    Radio Suecia: ¿Han muerto demasiadas personas demasiado pronto en Suecia hasta ahora?

     

    - Si, absolutamente.

     

    ¿Se podría haber hecho algo al respecto?

     

    - Sí, eso es lo que debemos considerar en el futuro, si hubiera habido alguna forma de evitarlo.

      

    Pero, aunque en esta entrevista Anders Tegnell reconoció – al menos en parte – algunos errores, horas después, en la rueda de prensa diaria de la Agencia de Salud Pública, se retractó de ello:

     

    - Se ha difundido la noticia de que yo/nosotros en la entidad, creemos que la estrategia que tenemos frente al corona ha sido incorrecta y debería cambiarse drásticamente. Esto no es para nada así, creemos todavía que la estrategia es buena, pero siempre hay mejoras posibles, especialmente cuando se mira hacia atrás, en el tiempo. Y personalmente creo que sería bastante extraño que uno respondiera otra cosa a esa pregunta. En este trabajo siempre puedes mejorar.

     

    En el debate en la televisión de los líderes de todos los partidos parlamentarios, el domingo por la tarde noche el primer ministro Stefan Löfven declaró también, ante la crítica de los partidos de oposición que: “la estrategia sueca es la correcta”.

     

    Sin embargo, admitió que deberían haberse llevado a cabo más testeos.

     

    La promesa de del gobierno, de 100.000 testeos a la semana, sigue siendo algo imposible de cumplir, y los implicados en que las pruebas se lleven a cabo se culpan los unos a los otros. Como máximo se ha llegado a 34.000 por semana.

     

    En tanto, el coronavirus sigue cobrando víctimas.  

     


    El epidemiólogo estatal Anders Tegnell. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

     

  • Jan estuvo a punto de morir – su hijo lo salvó al oponerse a los cuidados paliativos

    Durante dos semanas consecutivas, Suecia tuvo el número más alto de fallecidos por covid-19 per cápita en el mundo.      

    Casi la mitad de los fallecidos vivían en residencias para mayores, como Jan Andersson, de 81 años. Cuando se contagió, el médico le prescribió cuidados paliativos. Pero su hijo Thomas se opuso, exigió que le quitaran la morfina y lo alimentaran adecuadamente. Y Jan se recuperó.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una de las razones de la alta mortalidad por covid-19 en Suecia es que el coronavirus se propagó en muchas residencias para mayores, sobre todo en la región de Estocolmo. La gran mayoría de los ancianos que se contagiaron con el coronavirus no fueron trasladados a los centros asistenciales y en numerosos casos el médico a cargo ordenó cuidados paliativos a través de una llamada telefónica.

     

    Así ocurrió con Jan Andersson, quien se contagió en una visita al hospital, a fines de marzo. Jan vive en una residencia para mayores de Ärlingshem, en Märsta, en la zona norte de Estocolmo.

     

    Su hijo, Thomas Andersson, se percató de que a su padre se le había ordenado cuidados paliativos en circunstancias de que no estaba al final de la vida. Y se dio cuanta, además, de que los ancianos son discriminados al momento de recibir atención médica.

     

    En entrevista con el diario Dagens Nyheter, Thomas expresó que solamente cuando se contactó con los responsables del cuidado de su padre, y con la prensa, la situación cambió. A su padre no se le había medido la oxigenación en la sangre ni se le había suministrado oxígeno.

    - Probablemente ello habría acelerado aún más la recuperación. El no proporcionar un tratamiento de apoyo básico a los ancianos que están gravemente afectados por el coronavirus – y en cambio darles morfina – obviamente que entonces se mueren. Personalmente, creo que esto es eutanasia activa. Si no hubiera sido por nosotros, los familiares, lo habrían matado, dijo a Dagens Nyheter.

     

      
    Thomas Andersson con su padre. Foto: captura de pantalla, Dagens Nyheter.

     

    Thomas Andersson dio a conocer su testimonio en varios medios nacionales, y fue además entrevistado en el programa de la televisión pública, Agenda, del domingo 25 de mayo.

     

    A continuación, la transcripción de la entrevista a Thomas Andersson. En Suecia se puede ver en su totalidad en este enlace:

    https://www.svtplay.se/video/25859096/agenda/agenda-24-maj-21-15?start=auto

     

    PROGRAMA AGENDA – TRANSCRIPCIÓN - DOMINGO 25 MAYO 2020 - ENTREVISTA CON THOMAS ANDERSSON

     

    En este programa se examina la gestión para con los ancianos que vivían en residencias para mayores y que se infectaron y fallecieron por covid-19. La atención que recibieron ¿fue equivalente en calidad a la que recibieron otros contagiados?

    Casi la mitad de los fallecidos por esta enfermedad vivían en centros de residencia para adultos mayores. De un total de 4.000 fallecidos, 1.739 vivían en alguno de estos centros. Al mismo tiempo, solo un 10 % de ellos/as fueron atendidos en hospitales. El 90 % no fueron trasladados de los centros geriátricos y fallecieron allí.

     

    Jan Andersson estuvo a punto de contarse entre estos 1.739 casos. Él tiene 81 años y vive en una residencia para mayores al norte de Estocolmo. Se contagió de covid-19 y estuvo a punto de morir, pero se salvó, gracias a su hijo.

     

    Anders Holmberg: Thomas Andersson, bienvenido al programa.

    Thomas Andersson: Gracias.

     

    Jan Andersson es su padre. Para comenzar, cuando Usted supo que él estaba contagiado de covid-19, ¿cuál fue su reacción? 

    - De horror, se puede decir. Vale decir, el conocimiento en general en ese entonces, para nosotros, era que: si uno es mayor, con enfermedades preexistentes y todo eso, podría ser un viaje muy difícil. Entonces nosotros temíamos que él, eventualmente, no fuera capaz de superarlo.

     

    Entiendo que las dos primeras semanas él tenía una tos muy severa que lo tenía afectado, pero después las cosas empeoraron. ¿Qué fue lo que pasó?

    Él se debilitó más y más. Tenía dificultades para comer, a pesar del personal de la residencia, que es fantástico y que se esforzaba en darle cucharadas de puré o sorbos de jugo…bueno, sencillamente no iba en la dirección correcta. Yo sentí que él no tenía fuerzas, que estaba a punto de deshidratarse…el 7 abril me pongo en contacto con su médico para discutir algún tipo de tratamiento de apoyo. Él necesita suero, pensé entonces, porque me parecía que estaba deshidratado.

     

    ¿Cuál fue la reacción del médico?

    - Recibí la respuesta de que un tratamiento de hidratación artificial para mi padre no era recomendable. Él [médico] dice que eso le puede ocasionar acumulación de líquido en los pulmones y puede tener graves problemas. Y dice que mi papá se está yendo.

     

    ¿Lo que significa?

    - Significa que se está muriendo. Él [el médico] me recomienda que me presente allí ese mismo día porque simplemente él no puede garantizar que mi papá siga en vida al día siguiente.

     

    ¿Y entonces Ud. lo hizo? ¿Qué ocurrió entonces?

    - Naturalmente viajé para ir a verlo. Entonces me encontré con mi papá, aturdido por la morfina, no contactable, deshidratado. Y entonces me entero de que él médico había ordenado tratamiento paliativo.

     

    Vale decir tratamiento al final de la vida

    - Esto me choqueó porque eso no se había discutido ni conmigo, ni con mi papá ni con otro familiar.

     

    Y su padre está en pleno uso de sus facultades mentales - hay que agregar - y además él puede hablar con el personal y eso…

    Él tiene una voz frágil, pero puede hablar y está plenamente consciente. Fuera de eso, él no ha sido examinado por ningún médico, pero, a pesar de esto, le tiran encima este tratamiento paliativo.

     

    Espere un poco ahora, ¿Ud. se entera de que a su padre se le había ordenado tratamiento paliativo, y que esta decisión se había tomado sin que él hubiera sido examinado previamente?

    - Él no había sido examinado por un médico, en cambio, todo se había hecho telefónicamente. Vale decir, quienes habían examinado a mi padre habían sido enfermeras, ningún doctor.

     

    ¿Pero el médico estaba en contacto telefónico?

    - Mmmh, el médico trabaja desde su casa, así es que ellos se han comunicado a través del teléfono. A mi parecer, eso no es haber sido examinado por un médico.

     

     

    ¿Puedo preguntar algo? Cuando Ud. lo visitó el 7 de abril, él estaba bajo el efecto de la morfina y no contactable, pero también lo visitó al día siguiente, cuando estaba despierto y pudo hablar con él. ¿Cómo experimentaba él mismo su situación?

    - Mi padre me dice que él no entiende por qué no ha podido ver a un médico. Él me explica también por qué no toma sus medicinas, porque no puede. Y debido a que mi pareja sabe de Medicina y a través médicos dentro del círculo de conocidos, nos enteramos de que eso de que no sea hidratado ni se le ordene un tratamiento de apoyo se debe a su cuadro clínico, no es así. No existe nada que contradiga esto.

     

    ¿Entonces Uds. comenzaron a exigir este tratamiento para él? ¿Cuál fue la reacción entonces?

    - Nosotros nos sentimos completamente frustrados y tratamos de encontrar una salida. Al día siguiente de visitar a mi padre, enviamos correos electrónicos a todos los responsables de sus cuidados, y nos contactamos con la prensa. Exigimos que, para comenzar, mi padre sea examinado por un médico antes de que se le ordenen cuidados paliativos. Obviamente que él debe recibir un tratamiento de apoyo, para que recupere sus fuerzas y pueda vencer a la enfermedad ocasionada por este virus. Tienen que hacerle los exámenes por una infección bacteriológica, él tuvo recientemente una septicemia. ¡Le tienen que dar sus medicinas!, de una u otra forma.

     

    Cuando ustedes exigieron esto, cuando enviaron estos mails, ¿qué pasó entonces?   

    - Entonces nuevamente me pongo en contacto con el médico, y de pronto le recetan suero (dropp). Vale decir, cuando dos médicos, el día anterior, me habían dicho que “eso no es posible, porque él [Jan] va a acumular líquido en los pulmones y se va a producir una muerte dramática, porque se va a asfixiar”. De pronto esto es completamente posible.

     

    ¿Y qué pasó entonces con su padre?

    - De inmediato se sintió mucho mejor. Lentamente, pero tuvo un cambio. Se recupera, y unas semanas después es dado de alta de covid-19.

     

    ¿Qué piensa Ud. de todo esto que ha ocurrido?

    - Es desastroso. No es correcto que nosotros, su familia, tengamos que luchar para que mi padre tenga la atención a la que él tiene derecho. Nosotros pensamos que los residentes en los centros para mayores son discriminados, ellos no tienen acceso a la atención medica que los otros tienen, en la sociedad.

     

    ¿Cuál es su consejo para otros familiares?

    - Mi consejo es, antes de nada: confía en ti mismo. Sientes que algo está fallando y tu familiar no recibe los cuidados que debería, ponte de inmediato en contacto con una persona entendida en Medicina, conocido, médico de cabecera o quien pueda ser, consigue la historia clínica y después comienza la pelea para que tu padre o tu madre reciban la atención que tienen derecho a recibir.   

     

    ¿Cómo está su padre hoy?

    - Él está sano, se siente bien y seguramente ahora está sentado mirando la televisión.

     

    Dele saludos de nuestra parte. Gracias por haber venido.

    - Gracias.

     

     
    Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT. 

     

  • Epidemiólogo noruego: “Suecia va en contra del mundo entero”

    En entrevista con el diario nacional Svenska Dagbladet, el epidemiólogo noruego Frode Forland, critica a sus homólogos suecos Anders Tegnell y Johan Giesecke. “Giesecke debiera ser más humilde”, dijo.

    Los países nórdicos se preparan para una desescalada, pero miran con recelo a Suecia, el sexto país del mundo con más muertos por millón de habitantes. Los expertos suecos fallaron en su propósito de proteger a los mayores, en tanto que la OMS advierte sobre el peligro de tratar de obtener la inmunidad a costa de los más vulnerables.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Suecia es motivo de debate en los foros de discusión sobre la pandemia del covid-19, en el mundo entero.

     

    La estrategia oficial de la Agencia de Salud Pública sueca es aplanar la curva y proteger a los ancianos. El epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, sostiene que el virus no se puede parar y que todos nos contagiaremos, tarde o temprano. Es mejor que nos vamos enfermando de a poco, para que el sistema de salud de abasto y no colapse.

     

    Vale decir, la estrategia no oficial es conseguir la inmunidad de rebaño, y los expertos y sus asociados figuran a menudo en los medios nacionales e internacionales pronosticando cuando se va a producir este fenómeno. Hasta la fecha ninguno ha acertado. Tegnell ha afirmado que esta inmunidad se conseguiría en mayo, pero hasta la fecha los estudios arrojan que no más de un 15 % presentaría anticuerpos, en Estocolmo. En el resto del país la cifra es aún menor.

     

    La OMS advirtió recientemente sobre la peligrosidad de esta estrategia. Michael Ryan, uno de los directores de la entidad sanitaria, declaró que, al no aplicar medidas rigurosas contra la propagación del virus, “los gobiernos podrían permitir que sus poblaciones se vuelvan inmunes a costa de las muertes de los más vulnerables. Este es un cálculo realmente peligroso”.

     

     

    Y un estudio español reciente arrojó que se detectaron anticuerpos en solo un 5 % de los examinados. En Bélgica se llegó a la misma cifra.

     

    Sin embargo, los expertos suecos de la Agencia de Salud Pública (Folkhälsomyndigheten) siguen sosteniendo que en Estocolmo se llegará pronto a un 40 % de personas que presentan anticuerpos. En el mes de mayo. Aunque no han mostrado ninguna evidencia científica que así lo pruebe, y la inmunidad más alta que han logrado mostrar es de un 15 %.

     

    Para que la inmunidad de rebaño resulte, se requiere que al menos un 70 % de la población se haya recuperado de la enfermedad.  

     

    A pesar de ello, y a pesar de las cifras catastróficas que presenta Suecia, a diferencia de sus vecinos nórdicos, la mayor parte de la población sueca apoya la gestión de las autoridades sanitarias.

     

    El matutino Svenska Dagbladet entrevistó recientemente al epidemiólogo estatal noruego, Frode Forland. Él piensa que en Suecia no existe un debate crítico sobre la gestión del gobierno frente a la pandemia del covid-19.

     

    Y que al parecer los medios nacionales tampoco han mostrado una posición crítica al respecto.

     

    - Me han entrevistado varios medios suecos y todos hacen preguntas sobre temas que apoyan la estrategia de Suecia. Parece que quieren apoyar a su propio gobierno y a su estrategia. Pero Suecia va en contra del mundo entero, expresó Frode Forland a Svenska Dagbladet.

     

    Su país, Noruega, al igual que Finlandia y Dinamarca, deberán decidir qué medidas adoptan respecto a la desescalada. Porque, mientras ellos han tomado duras medidas de confinamiento, cuarentenas, cierre de bares y parques, etc. Suecia se ha destacado por su relajada postura. Todos sus vecinos cerraron sus fronteras, Suecia no. Actualmente Suecia, presenta las peores cifras, no solo dentro de los países nórdicos, si no también en sentido global, ocupando el sexto lugar en el mundo, en mortalidad.

     

    Estas cifras hablan por sí solas, de este lunes 18 de marzo:

    Muertos por millón: (18-05-2020)

    Bélgica: 784

    España: 591

    Italia: 528

    UK: 511

    Francia: 431

    Suecia: 366. Nuevos reportados: 19

    Países Bajos: 332

    Irlanda: 313

      

    Noruega: 43 Nuevos reportados: 1

    Finlandia: 54 Nuevos reportados: 2

    Dinamarca: 95 Nuevos reportados: 1

    Islandia: 29 Nuevos reportados: 0

     

    Fuente: https://www.worldometers.info/coronavirus/

     

    A pesar de que todos concuerdan que no es posible hacer una apreciación de qué país pudo controlar mejor la pandemia, Suecia es mirada por sus vecinos con recelo. Si hubiera tenido una estrategia más de acorde a ellos, los países nórdicos ahora podrían llegar a acuerdos en común. Pero al parecer esto no va a poder ser posible.

     

    - Noruega, Dinamarca e Islandia han logrado estabilizar sus situaciones. En Suecia, la situación es más alarmante, dice hace poco la ministra del Interior de Finlandia, Maria Ohisalo.

     

    En Noruega han fallecido 233 personas, por covid-19. En Suecia, que tiene el doble de población que este, han fallecido, hasta la fecha, 3.698 personas.

     

    - Cuando no teníamos control sobre la propagación a mediados de marzo, el gobierno introdujo medidas estrictas. Ahora se ha detenido, y podemos volver a abrir gradualmente, dice Frode Forland, director de prevención de infecciones del Instituto de Salud Pública, correspondiente a la Agencia de Salud Pública de Suecia, al diario Svenska Dagbladet.

     

     
    Foto: Captura de pantalla de SvD.

     

    Forland piensa que en su país ya pasó la primera ola de la pandemia, que fue contenida y ahora va en descenso. Luego seguramente vendrán focos más pequeños que espera se logren contener con testeos, trazabilidad y cuarentena. Es la estrategia de Corea del Sur y de Singapur, y ha dado buenos resultados.

     

    En cambio, no confía de la estrategia de que todos se vayan contagiando de a poco para que la infección termine cuando una gran parte de la población se haya enfermado. Según él, es mucho mejor asegurarse y evitar que las personas mueran.

     

    Expertos internacionales han hablado de una “segunda ola” de contagio, entre estos, Anders Tegnell, quien confía que a Suecia no le afectaría tanto, puesto que muchos suecos ya habrán contraído la enfermedad.

     

    Pero en la entrevista con SvD, el epidemiólogo noruego explica que tal vez no haya una segunda ola. Según él, estas teorías se basan en estudios sobre la llamada gripe “española”, la primera pandemia global que se extendió a gran velocidad por todo el mundo entre 1918 y 1919.  

     

    - Estas son viejas teorías epidemiológicas que se basan en gran parte en epidemias de gripe. Creo que se ha puesto demasiado énfasis en los modelos históricos en Suecia.

     

    También le ha molestado la actitud de tanto el epidemiólogo estatal Anders Tegnell y su antecesor, Johan Giesecke, senior asesor de la OMS (no asalariado), quien figura a diario en los medios, tanto nacionales como internacionales. Giesecke asegura que “todos se van a contagiar” y él mismo espera contagiarse ahora y no en un año más (cumple 71 años en septiembre).

     

    Tanto Tegnell como Giesecke son categóricos en sus declaraciones, y no toleran ni críticas ni están abiertos a otros puntos de vista. Cuando el vespertino Expressen quiso saber la opinión de Giesecke frente a declaraciones de la OMS, que iban en contra de lo sostenido por él, respondió al diario: “podemos dejarlo”.

     

    También ha dicho que “todos los países, con excepción de Suecia, lo están haciendo bien”, algo que indignó a Frode Forland.

     

    - Eso él no lo puede saber. Debería ser más humilde. Hay muchas cosas que no sabemos, en relación con este virus.

     

    Johan Giesecke, por su parte, comenta al diario que “Suecia tiene la mejor estrategia y las cifras de muertos se van a estabilizar con el tiempo”. Lamenta haber parecido arrogante y afirma:

     

    - He sido un poco malito con Noruega, y me expresé tala vez muy categóricamente. Pero me gusta muchísimo Noruega. Es un país favorito.

     

    El experto noruego concuerda en que aún no se pueden hacer comparaciones sobre la mortalidad en los distintos países, pero opina que en la actualidad es mejor hacer lo posible por contener la propagación del virus, en espera de una vacuna o un tratamiento para la enfermedad.

     

    - Creo que tenemos que seguir manteniendo un distanciamiento social, no abrazarnos y no viajar tanto durante mucho tiempo más. Pero la sociedad seguirá funcionando de todas formas, expresó a SvD.

     

     

    Más sobre Johan Giesecke

     

    Johan Giesecke fue  el epidemiólogo estatal sueco entre 1995 a 2005. Ha sido jefe de investigación en la Agencia Europea de Protección de Enfermedades (ECDC) y desde 2019 es parte del equipo de asesores en la Organización Mundial de la Salud (OMS).

     

    En Suecia es un personaje controvertido, lo más reciente es que, a pesar de las recomendaciones para las personas de más de 70 años de permanecer en casa y, de, por ejemplo, no encontrarse con sus nietos. Fue justamente lo que hizo el fin de semana.

     

    Según él, los jubilados suecos son más sanos que los pensionistas de otros países y deberían cambiar las regulaciones.

     

    Giesecke, al igual que Tegnell, cree que todos nos vamos a contagiar, y cuando antes mejor. En algunas entrevistas ha dicho que él ya tuvo el covid-19 y en otras que es mejor enfermarse ahora, antes que el próximo año. Tiene 71 años.

     

    Piensa que no hay forma de parar el coronavirus.

     

    - Es un desastre natural. Es la naturaleza la que contraataca de alguna manera. Y, al igual que en el caso de una erupción volcánica, un terremoto o similar, los más débiles son los más perjudicados. Los que "corren demasiado lento", afirmó en una entrevista con Dagens Nyheter. 

      

    Pero, de esto tal vez se trate todo: de proteger a quienes no pueden correr tan rápido como los demás. Más de la mitad de los fallecidos en Suecia son personas mayores. Las directivas de las autoridades son de no derivar a personas de más de 80 años a las UCI, porque se supone que no tolerarían el ser entubados. Aunque las autoridades sanitarias han dicho que "esto lo decide cada médico en particular". En la actualidad hay más de mil plazas disponibles, de cuidados intensivos y los sanitarios trabajan al tope de su capacidad, en turnos de más de 12 horas.

     

    Muchos familiares de personas mayores que han fallecido antes de ser trasladados a unidades de cuidados intensivos han hecho las denuncias correspondientes, y el gobierno anunció el comienzo de una investigación al respecto.

     

    Las investigaciones tardan al menos un año en llegar a algún resultado. 

     

    El epidemiólogo noruego Frode Forland y el experto sueco Johan Giesecke. Foto: Captura de pantalla de SvD y Aftonbladet. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español