Miércoles, 27 Octubre 2021 | Login
Concluye juicio por preparación  de atentados terroristas Captura de pantalla del noticiero Aktuellt, de SVT. Ilustración que recrea las audiencias en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo.

Concluye juicio por preparación de atentados terroristas

Este viernes concluye el juicio en contra de seis hombres acusados de financiar y preparar actos terroristas. En el alegato final, el miércoles, el fiscal argumentó que los imputados habían tenido el propósito de llevar a cabo un atentado terrorista comparable al perpetrado en Oslo, en 2011.

El juicio se ha prolongado por diez días, y el tribunal de Solna dará a conocer el veredicto dentro de los próximos días. El fiscal exigió condenas de hasta doce años de cárcel y deportación para los imputados. 

 

 Por: Magazín Latino

 

La tarea del fiscal, Per Lindqvist, a cargo de este caso de financiamiento y preparación de un atentado terrorista, no ha sido fácil. Durante los diez días que se ha desarrollado el proceso judicial, ha debido convencer al jurado de un grave crimen que nunca se concretó.

 

Lindqvist presentó la demanda luego de meses de intensa investigación policial. Los sospechosos fueron puestos en prisión preventiva en abril del año pasado, luego de que los agentes incautaran en la vivienda de uno de los acusados grandes cantidades de productos químicos del tipo que se han usado en los atentados de Londres y Oslo, entre otros.

 

Pero no es lo mismo un atentado consumado, que uno por consumar.

- No existe información precisa sobre en contra de quienes, exactamente cuándo y dónde se consumaría este crimen. Aunque fotografías indican que han sido de interés uno o más lugares en Estocolmo, dijo el fiscal Lindqvist durante el alegato final.

 

Agregó que, según la disposición de penalización esto no es un requisito. Y que, debido a las pruebas consistentes en los objetos incautados: compuestos químicos que sirven para fabricar mortíferas bombas, equipos de combate, armas blancas, etc., todo apunta a que su demanda será aprobada.

- Con una bomba de este tipo, los efectos de la detonación habrían sido muy grandes, por lo menos de la misma magnitud que la de Oslo [el atentado perpetrado por Breivik el 2011]. Entonces, independientemente de que haya detonado o no, habría afectado las funciones centrales de la sociedad, dijo Per Lindqvist.

 

Los imputados, en tanto, niegan rotundamente todos los cargos que se les atribuyen.

 

Sin embargo, la fiscalía cuenta con pruebas técnicas: Se incautaron grandes cantidades de peróxido de hidrógeno y ácido sulfúrico en la vivienda del acusado principal, en la ciudad de Strömsund.

 

En el informe de la policía sueca de seguridad (Säpo) se explica que este hombre el 12 de enero de 2018 se unió a un grupo secreto de chat de la aplicación Telegram, en el cual se puede encontrar manuales para fabricar bombas. Y el 5 de febrero de 2018 compró los productos químicos.

 

La explicación que dio el imputado sobre esta compra fue que él quiso comprar una gran partida de pintura, para renovar su vivienda, y que los productos químicos estaban incluidos en esta compra.

 

Pero entre las pruebas del fiscal están, además, equipos: dispositivos de comunicación, walkie-talkies, bayonetas, armas blancas, máscaras antigas y otros objetos incautados.

 


Parte del equipo incautado. Foto: Polisen. 

 

En los celulares de los acusados se encontraron también fotografías de – según la acusación – posibles objetivos para perpetrar atentados, como por ejemplo la Estación Central de Estocolmo, T-Centralen y el Mall of Scandinavia, en Solna.

 

También se encontraron una gran cantidad de chats con conversaciones codificadas que los hombres se enviaran entre ellos y personas en otros países. Según el fiscal Lindqvist, los sospechosos utilizaron palabras codificadas para poder planear atentados sin que sus planes fueran detectados.

- Se habla de cucarachas que son aplastadas. Se combina con conversaciones sobre bodas. Él pregunta incluso, con curiosidad, cuántas cucarachas han sido aplastadas, dijo el fiscal, refiriéndose al chat de uno de los imputados con un terrorista perteneciente al Estado Islámico.

 

En otro chat, la misma persona cuenta que conoce al perpetrador del atentado en contra de un club nocturno en Estambul la noche de Año Nuevo del 2017. Incluso que vivió un tiempo en el mismo departamento que éste. No hacía mucho tiempo que había llegado a Suecia y se muestra temeroso de que la policía pueda considerarlo sospechoso.

 

Según el fiscal, los hombres comenzaron a planear atentados a partir de enero del 2017, y a nombrar en los chats “mecánicos” que puedan “decorar” autos para “unas bodas”.

- Lo importante aquí es el contexto. En este chat no se habla de quien se va a casar, donde se van a casar o quienes son los invitados.

 

Se trata de planear un atentado. “Una boda” es la clave para un atentado terrorista.

- Y no se olviden quién es Botir [la persona con la que chatea]. Él es un miembro del Estado Islámico, él hace la guerra, está armado y va a unas bodas. El imputado y Botir planean un atentado. No se trata de planes de boda, dijo el fiscal Per Lindqvist.

 

La fiscalía presentó además la propaganda sobre del Estado Islámico, Daesh, que los sospechosos tenían en sus celulares. Esto incluye videos de ejecuciones a nombre del EI. Los imputados se defendieron asegurando que tenían estos videos y fotos con el fin de mantenerse informados de lo que ocurría en esa zona.

 

El abogado del principal sospechoso, Tomas Olsson, asegura por su parte que el fiscal no ha logrado presentar pruebas suficientes.

 

Según él, la investigación corrobora lo dicho por su cliente, quien niega toda participación en preparación de atentado terrorista.

- Entonces, no existen pruebas de que haya existido el propósito de cometer un delito, dijo Olsson. El abogado defiende las argumentaciones de su cliente sosteniendo que, en la cultura de donde viene éste (es de Uzbequistán), es costumbre que se engalane el coche antes de una boda.

 

El tribunal de Solna dictará su veredicto dentro de los próximos días. 

 

 
Captura de pantalla del noticiero Aktuellt, de SVT. Ilustración que recrea las audiencias en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, donde se llevaron a cabo, puesto que el tribunal de Solna no cuenta con una sala de seguridad.  

 

 

  

About Author

Related items

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español