Jueves, 20 Junio 2019 | Login
La  Socialdemocracia apuesta por un aumento de las pensiones El primer ministro, Stefan Löfven, junto a la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson. Foto: TV4.

La Socialdemocracia apuesta por un aumento de las pensiones

Este jueves es el turno de la Socialdemocracia, en la semana política en Almedalen.

A diferencia de sus colegas, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, decidió dar su conferencia de prensa en Roma, al sudeste de Visby, en una residencia para ancianos.

Una clara señal de la Socialdemocracia sobre la apuesta del partido por mejorar las pensiones de 1,7 millones de jubilados, y por quienes se jubilarán en varias décadas más.

 

 Por: Magazín Latino

 

A las 19.00 horas de la soleada tarde, y luego de la actuación del artista Lars WinnerbäckStefan Löfven subió al escenario que hace 50 años atrás ocupara su correligionario, Olof Palme, instaurando con ello la tradicional semana política de Almedalen.

 

4.100 personas – el récord de 2018 - se habían congregado para escucharlo.

 

La apuesta de la Socialdemocracia,para las próximas elecciones de septiembre es aumentar las pensiones de casi dos millones de jubilados. Se trata de instaurar pensiones dignas y de eliminar el “castigo tributario impuesto por la Alianza” para los pensionistas.

 

Sin embargo, Löfven comenzó su discurso citando no a un primer ministro socialdemócrata, sino a uno Liberal (¿un pase al partido de Jan Björklund?). Recordó que, cuando corría el año 1918 y Europa estaba en la ruina, en Suecia había hambruna, inflación y miles morían a causa de la “gripe española”. El primer ministro de entonces, Nils Edén, debió enfrentar una difícil decisión. El pueblo clamaba por el derecho general al sufragio, pero Edén temía que la proposición fallara y que los grupos extremistas reaccionaran con violencia.

 

- Se cuenta que se dirigió a uno de sus ministros de la Socialdemocracia, Wärner Rydén, y le dijo: “Si todo se derrumba, el país se verá envuelto en aventuras aún peores”. A lo que Rydén respondió: “No se derrumbará, si permanecemos unidos”, dijo Stefan Löfven.

 

E hizo un llamado de unidad, repitiéndolo varias veces en su discurso.

 

El día anterior, la líder del Partido del Centro, Annie Lööf, había sido interrumpida en su alocución por una decena de nazis, quienes se habían apostado en medio del público. Cuando comenzaron a pifiarla y a llamarla “¡traidora!”, ella dijo: “escuchemos qué quieren”. Y todos se quedaron callados.

 

Stefan Löfven también se refirió a la presencia y al acoso de los nazis del grupo neofascista NMR, explicando que su gobierno “haría lo necesario para que la sociedad democrática se pudiera defender. Independientemente si la ley actual debe interpretarse de otra forma o de si se deben realizar ajustes”.

 

Explicó que la odiosidad y las amenazas, ya sea que vengan desde la extrema derecha, de la extrema izquierda o de fundamentalistas islámicos, deben ser detenidas por igual. 

- Nuestro país nunca va a dejar que fuerzas antidemocráticas se aprovechen de la democracia para destruirla, enfatizó.

 

 

La Socialdemocracia quiere que las elecciones de septiembre sean “un referéndum sobre la sociedad de bienestar”.

 

El premier sueco explicó que el gobierno había cumplido su promesa de las elecciones anteriores de disminuir el desempleo juvenil. Que en la actualidad este es el más bajo en 16 años. Y que el nivel de empleo en Suecia es el más alto de Europa.

 

Pero reconoció que hay problemas. Por ejemplo, en el área de la sanidad. El gobierno ha invertido,13 mil millones de coronas en sanidad, y se han creado 13.000 nuevos empleos en este rubro. Pero no es suficiente, por lo que, en los próximos años, Löfven quiere 14.000 empleados más en el cuidado de la salud y además invertir en capacitación y educación.

 

Sin embargo, la promesa más contundente se dirigió a los pensionados. Pero no a los pensionados de hoy, sino a los de mañana.

 

- ¡Nuestra sociedad nunca aceptará a los pensionistas pobres como un hecho! Por lo tanto, hemos aumentado el apoyo financiero y, paso a paso, abolimos la inmoral diferencia en impuestos entre sueldos y jubilación. A la par del buen desarrollo económico, los jubilados han recibido más de 13,000 coronas más al año.

 

Pero, a pesar de que los pensionados perciben más en la billetera, gracias a las reformas del gobierno, Löfven quiere llegar más lejos.

 

- Podemos remendar y reparar sin límites, pero si queremos que las pensiones se fortalezcan a largo plazo y en forma contundente, debemos ser capaces de tomar las decisiones más grandes y más difíciles. Si no se hace nada ahora, muchos futuros jubilados recibirán solamente la mitad de su actual sueldo, al pasar a retiro.

 

La meta de la Socialdemocracia es que los pensionistas perciban al menos el 70 por ciento del sueldo que percibían antes de la jubilación. No obstante, la medida depende de que exista un consenso en el comité de pensiones del Parlamento.

 

Y no es seguro que los otros partidos estén de acuerdo con que los empleadores paguen más en cotización patronal, esto no es del agrado de los partidos de derecha.

 

A pesar de que, según Löfven, si los pensionistas tienen mejor economía pueden consumir más, lo que vitalizaría la economía en general.

 

 

Durante la rueda de prensa de la mañana, la Ministra de Finanzas había declarado la necesidad mejorar las jubilaciones y la necesidad de estabilizar el sistema de pensiones.

 

- Los trabajadores deben recibir pensiones dignas al momento de su jubilación. Muchas mujeres mayores que viven solas tienen una economía muy precaria, dijo Magdalena Andersson.

 

El sistema de pensiones vigente en la actualidad rige desde el año 1994. En ese entonces, se pensó que las pensiones resultarían en un 70 por ciento del sueldo, sin embargo, no ha sido así.

 

Este nuevo ajuste favorecería a los trabajadores de hoy de 25 – 30 años.

 

Actualmente los pensionados pagan más impuestos que quienes aún trabajan, y esto es algo que la Socialdemocracia quiere eliminar por completo.

 

- Es una importante cuestión para el partido. Se trata de solidaridad, dijo el primer ministro.

 

 

“Todos tenemos un breve momento en la Tierra. Depende de cada uno qué hacer de él”, había dicho Stefan Löfven, al comienzo de su discurso.

 

- En tiempos de polarización y de extremismos, defendí la unidad y la democracia. Yo dediqué mi momento en la Tierra a dejar una sociedad más fuerte para ustedes, a quien amo. Lo hicimos juntos, nos mantuvimos unidos, finalizó.

 

 
El año pasado, Stefan Löfven no participó en Almedalen. Este año realizó una visita de un día, abandonando rápidamente la isla para continuar con su gira a lo largo de todo el país. Foto: Almedalsveckan. 

 

 

About Author

Related items

  • Alertó sobre peligro de bomba – y fue detenido por sospechoso

    Cuando el chofer de buses Ali Jama se percató de una valija abandonada en una parada del autobús, dio aviso a la policía. Podía tratarse de una bomba. Pero al llegar los agentes al lugar, lo detuvieron pensando que él era el sospechoso.

    “Amo a Suecia, ¿pero por qué voy a dar aviso a la policía si ocurre nuevamente lo mismo?”, se pregunta el chofer. El político local Mohamed Nuur contó su historia en Facebook, y las reacciones no tardaron en llegar.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Hace poco explotó una bomba en la ciudad de Linköping, hecho que aún sigue sin aclararse. Otras  ciudades también han sido afectadas.

     

    Por esto la policía recomienda a la ciudadanía reportar cualquier cosa extraña que se aprecie, al número de urgencia.

     

    Eso fue lo que hizo el chofer de buses Ali Jama (el nombre es figurado), al percatarse de una valija abandonada en una parada del autobús que conducía, el pasado fin de semana.

     

    Era la una y media de la madrugada del domingo, Ali Jama se encontraba en pleno turno de noche, cuando descubrió una valija abandonada en la parada de Tritonvägen, en Sundbyberg, Estocolmo.

     

    Al diario Svenska Dagbladet, el chofer contó, dos días después, lo sucedido. Que había pensado que podía ser una bomba. Que una pasajera que también vio la valija, le suplicó que no parara, que siguiera de largo.

     

    Así lo hizo, y llamó además desde su teléfono a la empresa de buses y luego al número de emergencia de la policía: 114 14. Eran las 01.37 de la madrugada.

     

    Al pasar nuevamente por el paradero, ya de vuelta, la valija seguía en el mismo lugar. Y no había rastros de uniformados. Luego de 40 minutos, recién se pudo comunicar con la policía, que tardó aún más en llegar al lugar: alrededor de las tres de la mañana.

     

    Entonces, los agentes le comunicaron que seguían el bus que conducía. En ese momento se encontraba a la altura de la plaza de Sundbyberg.

    - Me mantuve en contacto con la policía en el teléfono hasta que me dijeron que detuviera el autobús, luego me dijeron: "Ok Ali, ahora deja el teléfono y sal del autobús con las manos arriba".

     

    Ali obedeció las órdenes y detuvo el bus. Al salir, tres policías se le vinieron encima. Dos lo sujetaron de los brazos, en tanto que el tercero lo registraba.

    - Durante 15 o 20 minutos los policías no me soltaron. Mientras tanto, hablaban con sus colegas por teléfono, con los que examinaban el objeto. Después recibí la información de que el artefacto no era peligroso, y me dijeron que podía subirme al bus y conducirlo nuevamente.

     

    Sin darle ninguna explicación. Al parecer, los agentes lo habían tomado por sospechoso, a pesar de que había sido él quien había dado la alarma.

    - He vivido en Suecia durante nueve años. Tengo familia, hijos y trabajo. ¿Que habría hecho la policía conmigo si hubieran encontrado una bomba? Yo tengo la responsabilidad de los pasajeros de mi bus. Amo a Suecia, pero ¿por qué voy a llamar a la policía si encuentro algo así nuevamente? Contó, en entrevista con Svenska Dagbladet.

     

    Según el diario, que tuvo acceso al informe del incidente, se recibieron varias alarmas sobre la presunta bomba.

     


    La valija que despertó las dudas de Ali Jama. Foto: Privada. 

     

    “Yo no tengo detalles del suceso. Generalmente, cuando la policía maneja este tipo de evento, a menudo no se sabe inicialmente si un objeto es peligroso o no. Por lo tanto, tiene que tratar el asunto basándose en la información y la imagen de la situación que se tiene”, escribe la policía en un correo electrónico a Svenska Dagbladet.

     

    Y el caso no habría pasado de ser un caso más de todos los incidentes que ocurren en la capital sueca. Pero este llegó a conocimiento del político local Mohamed Nuur, presidente de la Socialdemocracia  en la comuna de Tensta. Ali Jama se contactó con él, y el político se contactó con Svenska Dagbladet.

    Y dio a conocer el caso en sus redes sociales.  

    - Creo que este es un comportamiento extremadamente inapropiado de la policía. Me enojo cuando escucho que esto está sucediendo en nuestra sociedad, especialmente cuando se trata de personas con poder. En realidad, estamos hablando de que podría haber sido una bomba, los policías no lo podían saber, en ese momento, declaró a Svenska Dagbladet.

     

    En Facebook explica que está muy molesto con el hecho. Él considera que la policía debería pedir perdón.

     

    - El hecho de sacar a un conductor de su propio autobús con pasajeros y obligarle a que se ponga las manos en la cabeza viola su integridad, dijo a Svenska Dagbladet.

     

    Mohamed Nuur considera que la comunidad debe estar agradecida de la fuerza policial. Pero que también se pueden puede cometer errores, y estos deben ser mejorados.

    - La policía en cuestión debió haber actuado con prejuicios, cuando sacaron al conductor del autobús. Ellos no registraron a los pasajeros del autobús. Ali Jama contó que un hombre sueco que se encontraba en el bus se limitó a observar la situación y pudo irse de allí sin ser registrado por la policía, dijo Mohamed Nuur.

     

      
    Mohamed Nuur. Foto: Privada.

      

  • Strandhäll sobrevive a la moción de censura

    Con un margen de tres votos, la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll, resistió el embate. La moción de censura planteada por el líder moderado, Ulf Kristersson, contó con el apoyo de KD, L y SD, pero no de C, lo cual fue decisivo.

    Se requerían 175 votos a favor de la censura. El resultado fue de 172 a favor, 113 en contra y 59 de abstención.

    Esto significa que Strandhäll se mantiene en su cargo. Stefan Löfven calificó a Kristersson de “poco serio”.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Al mediodía del martes tuvo lugar una importante votación en el parlamento sueco. Votación que podría haber resultado en la dimisión de una ministra.

     

    El 16 de mayo, el presidente de los Moderados, Ulf Kristersson (M), había anunciado una moción de censura en contra de la ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. El motivo era la actuación de la ministra respecto al tema de la Caja de Seguros Sociales (Försäkringskassan).  

     

    Kristersson sostuvo que habían surgido nuevos datos en relación con la investigación que la Comisión Institucional (KU, por sus siglas en sueco) está llevando a cabo en lo referente al despido de Ann-Marie Begler, el año pasado.

     

    “La ministra de Seguridad Social Annika Strandhäll ha abusado de su posición como secretaria de Estado, y su actuación es una amenaza para la integridad de la administración pública. Ella ha pasado el límite de lo que los moderados pueden tolerar”, escribe Kristersson este martes, en su cuenta de Facebook.

     

    El caso se remonta a hechos acontecidos el año pasado, en relación con que muchos habían perdido el apoyo del Estado, tanto en casos de enfermedad, como de impedimentos físicos. La prensa escribía caso tras caso sobre personas que incluso habían perdido la asistencia estando postrados y necesitando ayuda las 24 horas del día. La Caja del Seguro se había transformado en una entidad burocrática y falta de empatía.

     

    En abril de 2018, Annika Strandhäll declaró que la directora general, Ann-Marie Begler, de la Caja del Seguro – que es la entidad responsable de los subsidios por enfermedad - sería removida de su cargo. La decisión fue comunicada de un día para otro, y la ministra no dio explicaciones contundentes frente al despido (o traslado) de la directora del Försäkringskassan.

     

    El asunto se tornó aún más turbio, luego de que Begler declarara en entrevistas que ella habría querido seguir en su puesto, pero que había sido despedida debido al debate que había surgido en relación con la Caja del Seguro. El Försäkringskassan se había transformado en una entidad burocrática y sin empatía, luego de que el gobierno encargara ser más estrictos con el apoyo económico a los enfermos. Se puso el foco en las persona que habían obtenido subsidios cumplir los requisitos para ello. En quienes habían engañado al Estado. 

     

    Entonces - y faltando poco para las elecciones parlamentarias - Strandhäll despide a Begler.

     

    Según la ministra, Begler había sido ineficaz para evitar que las personas cayeran en un limbo entre la Caja del Seguro y la Oficina del Trabajo. Se les negaba el subsidio por enfermedad y debían buscar empleo, a pesar de estar enfermos.

     

    Tanto el gobierno, como Annika Strandhäll, fueron denunciados a la Comisión Constitucional. La semana próxima la comisión entregará los resultados de la investigación.

     

    Por esto, Stefan Löfven critica a Kristersson. Y sostiene que los motivos que llevaron a la moción de censura en contra de su ministra son otros.

    - [Strandhäll] es una de las mujeres que recibe más odio en las redes sociales. Y son esos acosadores los que van a celebrar bailando y tomando champaña, si esta campaña poco seria triunfara. Insto a todos los implicados a pensar de veras si quieren ser parte de esto, dijo Lövfen, en vísperas de la votación.

     

    Se preguntó si Kristersson y los líderes que lo apoyan temen los resultados de la revisión. Y si hubieran llevado a cabo la moción si la ministra en cuestión no fuera tan acosada.

     

    - Es totalmente absurdo que Stefan Löfven reduzca este problema a una cuestión de género. Annika Strandhäll es una secretaria de Estado con vasta experiencia que, todo lo indica, despidió a una directora general debido a motivos políticos, y luego mintió sobre sus razones. Por eso no confiamos en ella, dijo la política moderada Elisabeth Svantesson a TT, este lunes.

     

    Tanto Kristersson como los líderes de los partidos Liberal (L), Demócrata Cristiano (KD) y Demócratas de Suecia (SD) han afirmado que “la confianza en Strandhäll se ha agotado”.

     

    El lunes por la noche, el partido del Centro informó que no apoyaría el voto de censura, ganándose el desprecio del resto de los partidos de la oposición. Sobre todo Ebba Bush Thor fue ácida en su crítica, llamando “muleta de los Socialdemócratas” al partido del Centro.

     

    Pero Annie Lööf, ha tomado las críticas de sus anteriores aliados con calma.

     

    - Nos han llamado traidores, partido rastrero y prótesis de pierna. No lo tomo muy en serio. Pienso que es importante elevar el nivel retórico y mantener una conversación en serio, dijo la presidenta del partido del Centro a TT.

     

    Su colega y vocero del partido, Anders W Jonsson, explicó el lunes la decisión de abstenerse en la votación:

    - Una moción de censura es la herramienta más aguda que tenemos en el Riksdag y, por lo tanto, debemos usarla con mucha precaución.

     

    Aunque esto no significa que el Centro opine que el gobierno tuvo una actuación acertada respecto a la directora de la Caja del Seguro. También se unen a las críticas.

    - Nosotros habríamos actuado de otra forma. Consideramos que Ann-Marie Begler era una buena directora. Pero básicamente depende del gobierno el decidir en quien confían, agregó W Jonsson.

     

    Pero si los ánimos estaban tensos ayer lunes, este martes el ambiente estaba crispado.

     

    Al término de la votación, pasadas las 12.00 del día, Annika Strandhäll respiró aliviada.

     

    - Yo he sido completamente sincera en mis declaraciones a la Comisión Constitucional. Creo que el pueblo sueco está muy cansado de este juego político. Es extremadamente desafortunado que los moderados usen el poder de la censura de esta manera. Deberían haber esperado la revisión de KU (Comisión Constitucional), dijo la ministra.

     

    Stefan Löfven, por su parte, criticó a Kristersson, planteando que fue errado de parte de éste el presentar la moción contra la ministra a una semana de los resultados de la revisión de KU. Y que los paralelos que Kristersson hace, nombrando malos ejemplos de Hungría y Polonia son “deshonestos”.

    - Él [Kristersson] cae cada vez más bajo, desgraciadamente. Está claro que un gobierno debe poder controlar la dirección de una institución estatal. Fue una decisión muy prematura presentar una moción de censura en contra de una secretaria de Estado sin esperar la evidencia real que es investigada por la comisión parlamentaria en estos momentos. Frívolo. ¡Frívolo!

     

    Según Löfven, con la moción de censura los moderados solo querían ganar votos en la campaña a las elecciones europeas, puesto que las cifras de los sondeos no les favorecían.

     

    Al final, en las elecciones del domingo, tanto los socialdemócratas como los moderados se consideraron ganadores. Aunque ambos partidos fueron castigados por los electores.

     

    El hecho de que Annika Strandhäll haya sobrevivido la moción de censura no significa que no vaya a recibir críticas de parte de la Comisión Constitucional. Esto se sabrá la semana que viene, cuando la comisión presente su informe.

    El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni. 

     

  • Presidente del sindicato: “No aceptaremos deterioros de los derechos laborales”

    En el Día del Trabajador se sucedieron las marchas y los discursos a lo largo de toda Suecia. El presidente del sindicato LO, Karl- Petter Thorwaldsson, prometió no aceptar deterioros de los derechos laborales. Y amenazó con ir a la huelga.

    El presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, amenazó con nuevas elecciones, en tanto que el primer ministro, Stefan Löfven, advirtió sobre el peligro de la extrema derecha.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Un Día del Trabajador algo distinto se vivió en Suecia este miércoles 1 de mayo, producto a las tensas relaciones entre la Federación General de Trabajadores de Suecia, LO, y el partido oficialista, la Socialdemocracia.

     

    A raíz del “Pacto de enero” (januariavtalet) que suscribieran la Socialdemocracia, el Partido Ambientalista, el partido del Centro y los Radicales, se avecinan deterioros en los derechos laborales y de la vivienda. Al mismo tiempo que el gobierno hará deducciones de impuestos a hombres adinerados.

     

    A pesar de esto, Stefan Löfven insistió en su discurso del 1 de mayo – que este año fue en la ciudad de Umeå - en que “en nuestra sociedad de bienestar todos tienen que cumplir con sus responsabilidades, incluso los ricos”. Refiriéndose a la fuga de capitales de las grandes empresas.

     

    Prefirió no nombrar el “Pacto de enero” pero criticó a los conservadores:

    - No se puede confiar en los conservadores. Ellos pretenden colaborar con los partidos de extrema derecha en el Parlamento Europeo. Pero la extrema derecha se merece más adversario, no más copias.

     

    Repitió que “no podemos ver pasivamente que fuerzas antidemocráticas se aprovechen de la democracia para más tarde destruirla”.

     

    Sin embargo, ante la pregunta de la prensa, en conferencia de prensa, de por qué se les permitía a los neonazis manifestarse el 1 de mayo, respondió que la Constitución lo permitía, pero que “se estaba trabajando en esto”.

    - Entiendo a quienes piensan que esto es raro, admitió.

     

    Stefan Löfven defendió una vez más el “Pacto de enero”, con el argumento de que fue el mal menor. La alternativa habría sido un gobierno de la derecha con Ulf Kristersson (M) como primer ministro, apoyado por el partido de extrema derecha Demócratas de Suecia.

     

    Pero Löfven ha tenido en mente un gobierno de de una coalición de centro desde hace tiempo. Y lo consiguió, pero al costo de tener que implementar políticas de derecha. Por lo tanto, el acostumbrado discurso de crítica a la derecha, por las disminuciones de las imposiciones a quienes tienen más en el bolsillo, brilló esta vez por su ausencia. Ahora es su propio partido el que las implementará, si bien es cierto de que tomará un tiempo en que las reformas propuestas se lleven a la práctica.

     

    Este giro a la derecha de la Socialdemocracia no es aceptado por completo por las bases, aunque este 1 de mayo no manifestaran públicamente su descontento.

     


    Stefan Löfven junto a su esposa, Ulla Löfven, en la ciudad de Umeå. Foto: Omni.

     

     

    Quienes sí lo hicieron fueron el presidente del sindicato LO, Karl- Petter Thorwaldsson, y el presidente del partido de Izquierda (V), Jonas Sjöstedt.

     

    El primero amenazó con movilizar a sus afiliados con ir a huelga. El segundo con nuevas elecciones. A pesar de que ninguno de los dos está libre de toda culpa. Ambos supieron, en su momento, sobre el “Pacto de enero”. Sjöstedt dejó pasar la formación del nuevo gobierno. Thorwaldsson es miembro de la cúpula más alta de la Socialdemocracia.

     

    Ambos sabían lo que el pacto significaba, lo que no impidió que le dieran duro a Stefan Löfven este miércoles.

     

    Karl- Petter Thorwaldsson eligió la ciudad de Kalmar para pronunciar su discurso del 1 de mayo, y comenzó recordando la Suecia de solo una generación atrás, que no gozaba de las garantías de la sociedad de bienestar.

    Explicó la “preocupación por ciertas partes del pacto de enero”, sobre todo las referentes a las reformas en los derechos laborales.

    - Les prometo que nuestras 14 federaciones no van a aceptar que los patrones hagan lo que quieran. Que despidan a los trabajadores al gusto de ellos. Estoy seguro de que nuestros afiliados están dispuestos a ir a la huelga para defender sus derechos laborales. ¡Punto!

     

    Criticó la deducción de los impuestos llamados ”värnskatten” (llamado así porque en un principio fue el impuesto que debían pagar los hombres que en lugar de hacer el servicio militar imponían más).

    - Esta deducción va a quienes ganan más de 630.000 coronas anuales. ¿Cuentos de sus colegas ganan eso? Y a un coste de 6,3 mil millones de coronas. ¡Destínenlo al cuidado de los mayores, en lugar de dárselo a viejos ricos!

     

    El ”värnskatten” es algo que ni siquiera los gobiernos de derecha se habían atrevido a tocar.

     

    Los economistas de la LO han calculado que se deben destinar 108 mil millones de coronas al bienestar social, en los próximos años. A diferencia de los 5 mil millones, que propone el gobierno.

     

     
    El presidente del sindicato LO, Karl- Petter Thorwaldsson, en su discurso en Kalmar. Foto: Aftonbladet.

     

    Por su parte, el líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, presentó una propuesta de mejoras a la situación de los trabajadores mayores de 61 años que se desgastan en sus trabajos. Éstos podrían darse de baja medica hasta cumplir la edad de la pensión, los 65 años, sin temor a que esta disminuyera. 

     

    Sjöstedt aprovechó de hacer un ácido comentario en contra de Stefan Löfven, al pronunciar su discurso en la plaza del rey Gustaf II Adolf, en la que hay una estatua del monarca:

    - ¿Se han percatado de su posición? Apunta con la mano derecha al mismo tiempo que mira para el otro lado. Un poco como Stefan Löfven cuando invita a Annie Lööf a vender el bienestar social.

     

    Explicó que existe mucho descontento dentro de los trabajadores y del movimiento sindicalista. Y amenazó una vez más con nuevas elecciones si el gobierno se empeña en empeorar los derechos de los trabajadores. O de restringir el derecho a huelga.

    - Pueden elegir: retirar las propuestas o ir a nuevas elecciones.

     

    No obstante, la pregunta que cabe hacerse es de si estas son amenazas sin fundamento, puesto que, para llamar a una moción de desconfianza en el parlamento se necesitan al menos 35 mandatos, y el partido de Izquierda tiene solo 28. Jonas Sjöstedt necesitaría del apoyo de al menos un partido más, y significaría que podría resultar en un gobierno de Ulf Kristersson(M) apoyado por los Demócratas de Suecia.

     

    Una posibilidad poco probable para la Izquierda.

     

     
    Jonas Sjöstedt en su discurso en Gotemburgo. Foto: Aftonbladet.

     

    Nazis desfilan el 1 de mayo

     

    Al igual que en años anteriores, los neonazis salieron a manifestarse en distintas ciudades de Suecia. En Kungälv, se manifestaron unos 300 integrantes del NMR, los que llevaron a disturbios en la ciudad.

     

    A pesar de que políticos de Kungälv y de Ludvika han solicitado un cambio de ley que prohíba que se manifiesten las agrupaciones neonazis, esto no ha sido posible.

     

    Un tribunal rechazó, hace poco tiempo atrás, la propuesta del gobierno de hacer estos cambios, argumentando que el derecho a organizarse debía ser resguardado.

     

    De esta manera, en Suecia los nazis continúan marchando por las calles, para el 1 de mayo.

    - Los nazis han secuestrado el 1 de mayo, dijo Jussi Nieminen, dirigente sindical de la LO, en Borlänge.

     

     
    Miembros del movimiento neonazi NMR. Foto de archivo/Marisol Aliaga.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español