Sábado, 25 Enero 2020 | Login
Rossana Dinamarca abandona el Partido de Izquierda - “He sido invisibilizada” La diputada del Partido de Izquierda, Rossana Dinamarca. Foto: Vänsterpartiet.

Rossana Dinamarca abandona el Partido de Izquierda - “He sido invisibilizada”

Publicado: 06-02-2018. Actualizado: 09-02-2018

En un posteo en Facebook, la diputada del Partido de Izquierda Rossana Dinamarca comunicó que abandona la política, luego de un periodo de indecisión.

Según ella, su partido tiene problemas en relación a su agenda feminista.

En una entrevista con Svenska Dagbladet, la parlamentaria dirige una ácida crítica a su partido, afirmando que su labor como vocera respecto a la agenda feminista ha sido “sistemáticamente invisibilizada”.

 

 Por: Magazín Latino

 

Varias prominentes figuras del Partido de Izquierda han criticado a la dirección del mismo por tener una tendencia jerárquica. Justamente por esto, la diputada Wiwi-Anne Johansson abandonó el Parlamento, el otoño pasado. Otros parlamentarios se han retirado, por distintas razones. Otros no irán por la reelección, luego de no haber sido nominados.

Ahora fue el turno de la diputada   Rossana Dinamarca, quien pasó a ocupar uno de los escaños en el Parlamento el año 2002.

En el 2011, fue elegida vicepresidenta del Partido de Izquierda, y presentó su candidatura a líder del partido, pero al año siguiente fueron elegidos Jonas Sjöstedt como presidente y Ulla Andersson como vicepresidenta.

Hasta ahora, Dinamarca era la vocera de asuntos feministas de su partido.

No obstante, en una entrevista en el matutino Svenska Dagbladet, ella afirmó que no era fácil levantar la agenda feminista dentro de su colectividad. Y que desde hace tiempo estaba siendo “sistemáticamente invisibilizada”.

Este domingo, la diputada decidió abandonar el partido. En un posteo en Facebook escribe:

 “He tardado bastante en tomar una decisión. Me he decidido, he sido persuadida y he cambiado nuevamente, y así sucesivamente. Estamos a menos de una semana del Congreso del Partido de Izquierda y a un mes para que se establezcan nuestras listas parlamentarias. Ahora me he decidido definitivamente. Quiero hacer otras cosas”.   

Agrega, que mantiene su compromiso de influenciar en la sociedad, pero lo hará en otra parte, no el Partido de Izquierda.

- Fíjate quien representa siempre al Partido de Izquierda. Más que nada Jonas. Y si no es él, son otros hombres, y blancos. Si queremos ser un partido que dice representar a mujeres y a extranjeros, que haya una diversidad, eso no se ve, afirma Dinamarca en la entrevista con SvD.

La diputada no quiere participar en una campaña electoral más. En la del 2014, figuró bastante en los medios, pero no porque su partido así lo dispusiera, sino a pedido de otros.

- Yo soy conocida porque he estado en esto tanto tiempo, y sobresalgo. Pero el hecho de que me hice notar en la campaña electoral no se debió a que el partido sintió que querían levantar el feminismo, dice a SvD.

Agrega que durante la campaña electoral anterior fue pasada a llevar por la dirección del partido.

Ante las elecciones de septiembre, la diputada temía que se repitiera la experiencia.

Y la gota que rebalsó el vaso, fue una réplica que ella escribiera a una publicación de la ministra Annika Strandhäll, en DN-debatt, sobre el tema de los seguros por enfermedad.

- Me di cuenta de que el partido no compartía el texto en ningún medio. Al día siguiente veo un posteo promocionado en Facebook. Lo primero que veo son mis palabras, y luego una foto de Jonas. Hago clic en este, y veo el enlace a nuestro sitio web. Allí habían publicado mi artículo al pie de la letra, pero agregado “Jonas Sjöstedt”.

Pero este no es un hecho aislado, según la parlamentaria.

- Esto tiene que terminar, pensé. Porque estos son solo algunos ejemplos. Se trata de una invisibilización sistemática de parte de la dirección del partido, y de ocultar información.

Dinamarca se comunicó con el jefe de comunicaciones del partido el viernes por la mañana, para pedir explicaciones, pero que no recibió respuesta hasta el día lunes. Sin explicaciones.

- Nada, solo que todo está en su lugar. Esta invisibilización que ahora experimento, creo que no he visto algo peor. El ver mis propias palabras que escribí para un artículo de debate, y que digan que son palabras de Jonas. Ni siquiera han hecho cambios en el texto.

Sostiene que el pasar a llevar justamente a quienes defienden la agenda feminista del partido, rima mal.

- Estábamos quedándonos atrás, en nuestra agenda feminista. Habíamos dado por sentado que somos feministas solo porque nos llamamos feministas. Yo fui elegida, el otoño de 2013, para demostrar que nos tomamos en serio estos temas. Pero igualmente pasó lo que pasó, en la campaña electoral anterior, subraya, en SvD, la diputada. 

 

Jonas Sjöstedt respondió a las críticas de Rossana Dinamarca este lunes al mediodía.

- Rossana tiene razón en muchos puntos que nombra. Es necesario asumir la crítica, es la única forma de mejorar. Debe ser nuestra meta que más personas sobresalgan. Tenemos una increíble diversidad en el partido, somos el grupo parlamentario que cuenta con más personas provenientes de otros países, tenemos mayoría en mujeres. Pero la política y a veces los medios también están muy pendientes del líder. Personalmente opino que es una pena que otros no sobresalgan, dijo el líder del Partido de Izquierda al vespertino Expressen.

 

 

 La diputada del Partido de Izquierda, Rossana Dinamarca. Foto: Vänsterpartiet.

 

ACTUALIZACIÓN:

Rossana Dinamarca, por su parte, en una entrevista con Dagens Nyheter del martes 6 de febrero, explica que la publicación de Svenska Dagbladet fue una “coincidencia desafortunada” y que no hay relación entre estos hechos.

- La entrevista tuvo lugar antes de que yo tomara mi decisión. Lo que yo quería era señalar que en el partido ha habido una carencia respecto a destacar a personas con distintas procedencias. Pero esta no es la razón por la cual yo me retiro, sino porque desde hace tiempo he querido hacer otra cosa, expresó la diputada en la entrevista con DN.

La parlamentaria ha sido víctima de acoso por parte de grupos de extrema derecha, y ha ganado dos juicios relacionados con esto.

- Había mucho odio, el otoño de 2014. Yo estaba acostumbrada a recibir emails hostiles después de cada aparición, pero el día que llegué al Parlamento con una polera con el texto “SD = racistas”, esto escaló. Después pasó el incidente cuando le dije a Björn Söder [del partido Demócratas de Suecia] que él no era mi presidente. Entonces, el nivel de amenazas y acoso aumentó aún más. Pero quiero dejar claro que no es por las amenazas que me retiro. No existe una razón en especial para ello.

 

El mismo martes, Jonas Sjöstedt se refirió nuevamente al tema, y al texto que Rossana Dinamarca nombra, en la entrevista con SvD. Según Sjöstedt, esto es práctica habitual dentro de camaradas de un mismo partido.

- Es natural que cuando veo que Rossana emite buenos argumentos, yo también los utilizo, dijo.

Agregó que era lamentable que Dinamarca se retirara del partido.

- Es muy triste, ella es una de nuestras estrellas más grandes. Pero estoy seguro de que, aunque no continúe con la política de partidos, va a seguir influenciando en la política en Suecia, expresó Sjöstedt a DN.

 

Jonas Sjöstedt. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo. 

 

Según una encuesta de DN, las críticas de la diputada no tienen gran apoyo dentro de su partido, aunque muchos lamentan que se retire. Rossana Dinamarca se ha ganado el respeto de sus colegas de partido.

 

Pero también hay quienes la critican, como Amineh Kakabaveh, quien, a pesar de ser muy popular dentro de las bases, no cuenta con la aprobación de la cúpula. Al contrario, Kakabaveh no figura dentro de las listas para la reelección, algo que ha disgustado a muchos militantes, quienes han manifestado su descontento en las redes sociales.

- Rossana es una parte de todo esto. Es un poco cómico, puesto que ella misma ha estado en el Parlamento durante 16 años, dijo Amineh Kakabaveh al DN, respecto a las críticas de su correligionaria.

La relación entre Kakabaveh y la dirección del partido ha sido bastante complicada desde hace meses. Esta diputada feminista ha sobresalido por su lucha en contra de la “opresión por honor”, vale decir la opresión que sufren mujeres extranjeras sobre todo en algunos suburbios. Ella no comparte la forma del Partido de Izquierda de afrontar el problema, incluso tuvo que tomar un “time out”, el año pasado, luego de haber sido acusada de “racista”.

Kakabaveh declaró a Dagens Nyheter, el martes pasado, que el Partido de Izquierda tiene problemas de jerarquía, pero que Rossana Dinamarca no es ajena a esto.

- Ella tenía poder, pero ella misma invisibilizó a otros, y me invisibilizó a mí. Yo tengo muy malas experiencias de Rossana y de la dirección en la cual ella forma parte, tanto bajo Lars Ohly [ex presidente del partido] como de Jonas Sjöstedt, remachó Amineh Kakabaveh.

 

Amineh Kakabaveh. Foto: Marisol Aliaga. Imagen de archivo. 

 

 

 

About Author

Related items

  • Jonas Sjöstedt renuncia a la presidencia de su partido

    El líder del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt, anunció este miércoles que dimite como presidente del partido en el próximo congreso, en mayo.

    “Quiero tener más tiempo para ser un buen padre, esposo y amigo”, escribe Sjöstedt en un posteo en su cuenta de Facebook. Agrega que ocho años al frente del partido son suficientes, y que es un buen momento para renunciar, frente a las elecciones del 2022.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Al fin se cumplieron las especulaciones que venían circulando desde el otoño del año pasado, sobre la dimisión del líder de la Izquierda, Jonas Sjöstedt.

     

    El anuncio lo hizo en un principio en una reunión interna del partido, en un video que se dio a conocer rápidamente, y pronto tuvo que hacer una declaración. En un posteo en su cuenta de Facebook explicó que su renuncia se debe a motivos personales: en septiembre del año pasado su esposa, Ann Måwe, asumió como embajadora de Suecia en Vietnam, y se mudó a Hanoi. Él echa de menos a su familia.

     

    “Quiero tener más tiempo para ser un buen padre, esposo y amigo”, escribió en Facebook, y en el noticiario Aktuellt dijo que le gustaría hacer algo completamente distinto, como “escribir un libro o montar una cafetería”.

     

    - Creo que se siente bastante bien saber que habrá un día en que no tengo todas las fechas de la agenda planificadas, dijo.

     

    Asegura que ahora gozará de cada día como líder de su partido, hasta el congreso en mayo.

     

    “Después de más de ocho años como presidente, es hora de que me aparte y dé paso a un nuevo presidente”, escribe en Facebook.

     

    En estos ocho años el partido ha aumentado considerablemente, y en las encuestas se eleva a un 10 por ciento. Por esta razón, y porque "el partido se mantiene estable", Sjöstedt opina que es un buen momento para el relevo.

     

    Aunque, según él, no fue fácil dar un paso al costado. Mantendrá su militancia, pero desde la periferia. 

     

    “Para mí ha sido una decisión difícil. Ser el presidente del Partido de la Izquierda es la misión más importante y agradable que me puedo imaginar. Es un gran privilegio el liderar un movimiento que es la voz más clara por una Suecia más igualitaria, por el feminismo y por el clima. Es un placer el reunirse con todos los luchadores socialistas a lo largo de Suecia, el poder influir en la política y aprender constantemente cosas nuevas. Lo extrañaré, lo sé”, escribe en Facebook.

     

    Annie Lööf, líder del partido del Centro,  y Jan Björklund (ex líder de los Liberales)  lamentan en Twitter su dimisión.

     

    Y el redactor jefe de Dalademokraten, Göran Greider (S) escribe en Twitter: "Triste que Sjöstedt, el populista de izquierda, como lo llamé recientemente en un artículo en Di, vaya a renunciar. ¡Ha hecho un buen trabajo!”.

     

    Entre sus posibles sucesores se nombran a: Ulla Andersson, Ali Esbati, Aron Etzler, Hans Linde, Rossana Dinamarca, Nooshi Dadgostar, entre otros/as. No obstante se supone que la mayoría preferirá una lideresa antes que a un líder. O, tal vez, una presidencia compartida, al estilo del partido Verde. 

     


    Jonas Sjöstedt. Foto: Facebook.

     

  • Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma”

    El líder del partido de Izquierda (V) comunicó el jueves que la amenaza de una moción de censura contra la ministra del Trabajo va en serio. Si el gobierno continúa la privatización de la Oficina del Trabajo, Jonas Sjöstedt propondrá la votación en el Parlamento.

    - Queremos detener este caos de privatizaciones, subrayó.

    Actualización: en rueda de prensa este lunes, Jonas Sjöstedt comunicó que retira la amenaza contra la ministra, puesto que el Gobierno retrocede en sus planes de privatización de la Oficina del Trabajo. No obstante, la oficina se privatizará, pero a más largo plazo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En una rueda de prensa este jueves, la ministra del trabajo, Eva Nordmark, presentó a la nueva directora general de la Oficina del Trabajo, la experimentada jurista Maria Mindhammar.

     

    No obstante, esta y otras medidas presentadas por el gobierno respecto al futuro de la Oficina del Trabajo no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del partido de Izquierda, que se ha opuesto a la privatización que exigiera el partido del Centro, para aceptar el acuerdo de enero.

     

    - La Oficina del Trabajo se encuentra sumida en una profunda crisis, dijo Jonas Sjöstedt, en la sesión en la cámara. Y comunicó que buscará el apoyo del partido Conservador (Moderaterna) para presentar una moción de censura en contra de la ministra del Trabajo, que puede llevar a su dimisión.

     

    Los otros partidos que apoyarían la moción de censura son los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). De esta manera, el partido de Izquierda lograría su propósito con ayuda de sus enemigos políticos. La votación parlamentaria podría resultar incluso en nuevas elecciones.

     

    Aunque Sjöstedt declaró que su fin no era derribar el gobierno de Stefan Löfven. Lo que pretende es poner fin a la acelerada privatización de la Oficina del Trabajo.

     

    - Nuestra meta es que ellos digan: reconocemos, no tenemos apoyo para este caos de privatizaciones. Yo creo que el gobierno va a desistir de sus propósitos porque esta política no lleva a buen puerto y afecta más que nada a los desempleados, dijo el líder de Izquierda a Aftonbladet.

     

    Por su parte los Socialdemócratas ven esta jugada del partido con quienes colaboraron el periodo pasado como “poco responsable”.

     

    - Ahora el partido de Izquierda nos sumerge en una situación complicada, y vale la pena preguntarse qué pretenden con esto, dijo al vespertino la jefa del grupo parlamentario de la Socialdemocracia, Annelie Karlsson.

     

    Según ella, el gobierno está consciente de las dificultades que enfrenta la entidad laboral. Sin embargo, manifestó no entender el hecho de que Jonas Sjöstedt esté dispuesto a hacer causa común “con quienes han ocasionado esta situación”, la derecha. 

     

    - Nosotros gobernamos de acuerdo con un presupuesto de los Conservadores (Moderaterna) y de los Democratacristianos – quienes quitaron recursos a la Oficina del Trabajo - y ahora Sjöstedt quiere hacer un pacto con ellos y deponer el gobierno. Entiendo que los electores tengan dificultades en entender esto. Es muy raro, agregó Annelie Karlsson.

     

    En tanto, Ulf Kristersson, presidente de los Conservadores (M), junto a la líder democratacristiana, Ebba Bush Thor, comunicaron en rueda de prensa el jueves pasado que, desde entonces y hasta este martes, el gobierno tiene que retroceder en los cambios fundamentales planteados en la reforma de la Oficina del Trabajo.

     

    - El gobierno tendrá que ceder porque hay una mayoría parlamentaria que quiere otra cosa, dijo Kristersson.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo es parte del acuerdo de enero. Este es un proyecto neoliberal diseñado por el político del partido del Centro Martin Ådahl, y es dirigido por la organización empresarial Almega. La meta final es una privatización total de la entidad laboral. 

     


    La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

     

  • El partido de Izquierda junta fuerzas para frenar la reforma de la Oficina del Trabajo

    El partido de Izquierda (V) quiere unirse a otros partidos de oposición para frenar la reforma impulsada por el partido del Centro, de desmontar la Oficina del Trabajo. La medida, que fuera uno de los caballitos de batalla de Annie Lööf, en el acuerdo de enero, ha sido fuertemente criticada, tanto por la derecha como la izquierda.

    - Se trata de estar de acuerdo en lo básico: de detener esto, dijo el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati, al vespertino Expressen.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Uno de los 73 puntos del llamado ”acuerdo de enero” (entre S, MP, C y L) aborda la gran reforma de la Oficina del Trabajo, que cambiará por completo la entidad estatal (Arbetförmedlingen) que pasará a ser controlada en su totalidad por intereses privados.

     

    Los cambios se habrán concretado para el 2021. Y significan recortes de cuatro mil millones de coronas en las subvenciones a la Oficina del Trabajo y a las políticas laborales.

     

    132 oficinas serán desmontadas. 4.500 trabajadores han sido advertidos de su pronto despido. Y ya se han visto las primeras consecuencias de lo que esto significa: por ejemplo, personas con discapacidad que gozan de subsidios para actividades laborales han perdido esta ayuda, y son remitidos a la última instancia: solicitar ayuda de la oficina del Social.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo fue una de las exigencias más importantes de la líder del partido del Centro, Annie Lööf  (C)  para aceptar a Stefan Löfven como primer ministro, mediante el acuerdo de enero.

     

    Pero la medida ha provocado una fuerte resistencia, tanto de parte de la derecha, como del partido de Izquierda.

     

    ”Taller de experimentos” llamó el presidente de los Moderados, Ulf  Kristersson, esta privatización, y tanto los Demócrata Cristianos (KD), como los Demócratas de Suecia (SD) han ratificado en la crítica. También la nueva líder de los liberales, Nyamko Sabuni, ha declarado que quiere que la reforma se postergue.

     

    De concretarse el plan de reformas, la entidad pasará a manos de privados, de aquí al 2021.

     

    “La Oficina del Empleo dejará de gestionar puestos de trabajo y será reemplazada por agentes de empleo autónomos, a quienes se les remunerará cuando hayan ayudado a los desempleados a encontrar un trabajo permanente. El modelo ha sido probado en otros países, con buenos resultados.”, escribe en un artículo de opinión en Aftonbladet el arquitecto de la reforma, Martin Ådahl, vocero en asuntos laborales del partido del Centro.

     

    El artículo fue replicado por otros políticos, que no están de acuerdo en lo que él plantea. 

     

    El partido de Izquierda ha sido un claro detractor de esta reforma y ahora quiere hacer causa común con otros partidos, incluso de la derecha, en la Cámara de diputados.

     

    En una reunión en la comisión parlamentaria del trabajo este martes, el partido de Izquierda (V) trató de reunir apoyo de otros partidos.

     

    Según informó el vespertino Expressen, su líder, Jonas Sjöstedt, no logró su cometido. Pero la iniciativa sigue vigente.

     

    - Tengo la esperanza de que recibamos apoyo en esto y que logremos tener un denominador en común para frenar la reforma, declaró a Expressen el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati.

     

    Agregó que esta reforma debe ser analizada a fondo y con más tiempo. Lo mismo opinó la líder de los democristianos, Ebba Bush Thor. 

     

    - Queremos obtener una interrupción temporal y un nuevo plan de trabajo. Los municipios deben ser notificados, y se debe llevar a cabo una auditoría seria. No podemos, simplemente, apoyarnos en lo que se suscribió en el acuerdo de enero y esperar que de alguna forma mágica esto salga bien. Porque no va a salir bien, subrayó Esbati.

     


    El presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt. Foto de Archivo. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español