Print this page
Anna Kinberg Batra anuncia su dimisión - Grave crisis enfrenta el Partido Moderado La líder saliente del Partido Moderado, Anna Kinberg Batra. Foto: Aftonbladet.

Anna Kinberg Batra anuncia su dimisión - Grave crisis enfrenta el Partido Moderado

A primeras horas de la mañana del viernes, la líder del partido Moderado, Anna Kinberg Batra anunció su dimisión en una rueda de prensa. Esto, luego de que importantes distritos a lo largo de todo el país exigieran su renuncia. 
 
El jueves por la noche, eran 11 de 22 distritos los que exigían que pusiera su cargo a disposición, entre estos los más importantes del país. 
 
La presión para la líder moderada fue demasiado grande, y esta vez no tuvo salvación.
 
- Estoy orgullosa de la confianza que obtuve, al ser la primera líder femenina de los Moderados, dijo AKB, y agradeció el apoyo de sus colegas de partido y de la Alianza. 
 
Con la dimisión de Kinberg Batra, el Partido Moderado ya no es el líder indiscutido de la Alianza de la derecha. 
 
Este domingo se reúne la dirección en pleno de los moderados a deliberar quién será el sucesor de AKB. 
 
 
Por: Marisol Aliaga
 
Los comentaristas políticos ya lo habían asegurado: solo un milagro podría salvar el liderazgo de Anna Kinberg Batra.
 
No ocurrió. 
 
Luego de una lucha de 44 horas, Anna Kinberg Batra tiró la toalla. La presión se hizo insostenible, luego que uno tras otro de importantes distritos a lo largo de todo el país exigieran su dimisión. Fue una avalancha que crecía a medida que pasaban las horas. 
 
A las 7 de la mañana del viernes, el partido llamó a una rueda de prensa, y pasadas las nueve y media horas, AKB comunicó que renunciaba a la presidencia de su partido.
 
No si un dejo de amargura, pero sin reconocer sus propios errores. 
 
Ya desde al comienzo de las críticas, su postura había sido desafiante en contra de los ”revoltosos”. 
 
Ante las primeras exigencias de su dimisión, ella había respondido:
 
- Yo no pienso renunciar. Es Stefan Löfven quien debe ser reemplazado, había dicho, refiriéndose al primer ministro (S). 
 
 
No fue la primera vez que AKB exigía que el premier sueco fuera removido de su cargo, sin esperar las elecciones del próximo año. Esto era, para ella, algo que debería ocurrir de inmediato. 
 
Pero el viernes por la mañana, quien anunció su dimisión fue ella, luego de haber lidiado con pésimas cifras de intención de voto (las más bajas en décadas, alrededor del 17 %) y las críticas internas de camaradas de su partido. Tanto por desiciones tomadas por ella, como respecto a su "incapacidad de dar a conocer las ideas del partido”, como lo han afirmado sus detractores.
 
La decisión de dejar su cargo la tomó el jueves por la tarde, y según ella se basa en que "no ve posibilidades de llevar a cabo los cambios que el partido necesita”. 
 
Y no dejó pasar la oportunidad de criticar públicamente a quienes la han criticado:
 
- Hay demasiados moderados que sólo se dedican a lo que se puede describir como autolesión, expresó durante la rueda de prensa del viernes. 
 
 
 
Anna Kinberg Batra se negó a responder a la pregunta de a quién desea ella ver como nuevo presidente de su partido, sin embargo enfatizó que es importante que sea una persona que tenga el apoyo de toda la conglomeración.
 
 
Fue la primera líder femenina del Partido Moderado, luego de que Fredrik Reinfeldt abandonara súbitamente su cargo, ante la derrota de la Alianza en las elecciones del 2014.
 
 
Y desde el primer momento tuvo que lidiar con el hecho de ser lo opuesto a su antecesor. AKB no solo carecía de carisma y calidez (al menos para afuera) tampoco contaba con el apoyo pleno de su partido.
 
 
Fredrik Reinfeldt se caracterizó finalmente por una línea blanda, por ejemplo, frente al tema de la inmigración. Se ganó críticas, pero también aplausos en uno de sus últimos discursos con su conocida frase: ”Abramos nuestros corazones”, refiriéndose al tema de los refugiados.
 
 
AKB, en cambio, quiso tener una colaboración con el partido xenófobo Demócratas de Suecia, SD,  (Sverigedemokraterna). Algo que no fue visto ni por el Partido Liberal, ni por el Partido del Centro. Sus líderes criticaron en repetidas ocasiones  el acercamiento a los Demócratas de Suecia, y este viernes Jan Björklund (L) lo hizo una vez más. Aunque según él tampoco debe haber colaboración con el Partido de Izquierda, que para Björklund es "tan extremista como SD". 
 
 
Sin embargo, todos sus colegas de la Alianza manifestaron este viernes su pesar por su dimisión y su simpatía por su persona. 
 
 
El ex ministro del interior, y actual secretario general del partido de la Socialdemocracia, Anders Ygeman, en cambio, fue duro en su comentario:
 
 
- AKB le abrió la puerta a los Demócratas de Suecia, y con ello cerró la puerta a una gran cantidad de votantes. Los Nuevos Moderados son un capítulo pasado en la política sueca, escribe Ygeman en su cuenta de Twitter.
 
 
Es posible que el nuevo líder de los moderados tenga otra política respecto al acercamiento a los Demócratas de Suecia, y se recuperen los simpatizantes que se han ido al Centro. Por su parte, Anna Kinberg Batra no pierde sus esperanzas de que  Suecia algún dia sea liderada por una mujer. 
 
 
- Estoy orgullosa de la confianza que recibí, al ser la primera líder femenina de los Moderados. Espero que mi hija pueda ver algún una primera ministra en Suecia.
 
 
Pero ya no será ella. 
 
 
 
Este domingo se reúne la dirección en pleno de los moderados a deliberar quién será el sucesor de AKB. 
 
 
Entre los posibles candidatos a sucederla en su cargo se nombran Ulf Kristersson y Elisabeth Svantesson. Pero también el ex ministro de justicia, quien de cuando en cuando aparece en debates: Mikael Odenberg.
 
A diferencia de sus colegas, este último ha declarado a los medios que está dispuesto a asumir el puesto. Si el partido se lo pide. 
 
 
 
 
 
La líder saliente del Partido Moderado, Anna Kinberg Batra. Foto: Aftonbladet. 
 
 
 
 

About Author

Related items