Sábado, 22 Febrero 2020 | Login
Strandhäll sobrevive a la moción de censura El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni.

Strandhäll sobrevive a la moción de censura

Con un margen de tres votos, la Ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll, resistió el embate. La moción de censura planteada por el líder moderado, Ulf Kristersson, contó con el apoyo de KD, L y SD, pero no de C, lo cual fue decisivo.

Se requerían 175 votos a favor de la censura. El resultado fue de 172 a favor, 113 en contra y 59 de abstención.

Esto significa que Strandhäll se mantiene en su cargo. Stefan Löfven calificó a Kristersson de “poco serio”.

 

 Por: Magazín Latino

 

Al mediodía del martes tuvo lugar una importante votación en el parlamento sueco. Votación que podría haber resultado en la dimisión de una ministra.

 

El 16 de mayo, el presidente de los Moderados, Ulf Kristersson (M), había anunciado una moción de censura en contra de la ministra de Seguridad Social, Annika Strandhäll. El motivo era la actuación de la ministra respecto al tema de la Caja de Seguros Sociales (Försäkringskassan).  

 

Kristersson sostuvo que habían surgido nuevos datos en relación con la investigación que la Comisión Institucional (KU, por sus siglas en sueco) está llevando a cabo en lo referente al despido de Ann-Marie Begler, el año pasado.

 

“La ministra de Seguridad Social Annika Strandhäll ha abusado de su posición como secretaria de Estado, y su actuación es una amenaza para la integridad de la administración pública. Ella ha pasado el límite de lo que los moderados pueden tolerar”, escribe Kristersson este martes, en su cuenta de Facebook.

 

El caso se remonta a hechos acontecidos el año pasado, en relación con que muchos habían perdido el apoyo del Estado, tanto en casos de enfermedad, como de impedimentos físicos. La prensa escribía caso tras caso sobre personas que incluso habían perdido la asistencia estando postrados y necesitando ayuda las 24 horas del día. La Caja del Seguro se había transformado en una entidad burocrática y falta de empatía.

 

En abril de 2018, Annika Strandhäll declaró que la directora general, Ann-Marie Begler, de la Caja del Seguro – que es la entidad responsable de los subsidios por enfermedad - sería removida de su cargo. La decisión fue comunicada de un día para otro, y la ministra no dio explicaciones contundentes frente al despido (o traslado) de la directora del Försäkringskassan.

 

El asunto se tornó aún más turbio, luego de que Begler declarara en entrevistas que ella habría querido seguir en su puesto, pero que había sido despedida debido al debate que había surgido en relación con la Caja del Seguro. El Försäkringskassan se había transformado en una entidad burocrática y sin empatía, luego de que el gobierno encargara ser más estrictos con el apoyo económico a los enfermos. Se puso el foco en las persona que habían obtenido subsidios cumplir los requisitos para ello. En quienes habían engañado al Estado. 

 

Entonces - y faltando poco para las elecciones parlamentarias - Strandhäll despide a Begler.

 

Según la ministra, Begler había sido ineficaz para evitar que las personas cayeran en un limbo entre la Caja del Seguro y la Oficina del Trabajo. Se les negaba el subsidio por enfermedad y debían buscar empleo, a pesar de estar enfermos.

 

Tanto el gobierno, como Annika Strandhäll, fueron denunciados a la Comisión Constitucional. La semana próxima la comisión entregará los resultados de la investigación.

 

Por esto, Stefan Löfven critica a Kristersson. Y sostiene que los motivos que llevaron a la moción de censura en contra de su ministra son otros.

- [Strandhäll] es una de las mujeres que recibe más odio en las redes sociales. Y son esos acosadores los que van a celebrar bailando y tomando champaña, si esta campaña poco seria triunfara. Insto a todos los implicados a pensar de veras si quieren ser parte de esto, dijo Lövfen, en vísperas de la votación.

 

Se preguntó si Kristersson y los líderes que lo apoyan temen los resultados de la revisión. Y si hubieran llevado a cabo la moción si la ministra en cuestión no fuera tan acosada.

 

- Es totalmente absurdo que Stefan Löfven reduzca este problema a una cuestión de género. Annika Strandhäll es una secretaria de Estado con vasta experiencia que, todo lo indica, despidió a una directora general debido a motivos políticos, y luego mintió sobre sus razones. Por eso no confiamos en ella, dijo la política moderada Elisabeth Svantesson a TT, este lunes.

 

Tanto Kristersson como los líderes de los partidos Liberal (L), Demócrata Cristiano (KD) y Demócratas de Suecia (SD) han afirmado que “la confianza en Strandhäll se ha agotado”.

 

El lunes por la noche, el partido del Centro informó que no apoyaría el voto de censura, ganándose el desprecio del resto de los partidos de la oposición. Sobre todo Ebba Bush Thor fue ácida en su crítica, llamando “muleta de los Socialdemócratas” al partido del Centro.

 

Pero Annie Lööf, ha tomado las críticas de sus anteriores aliados con calma.

 

- Nos han llamado traidores, partido rastrero y prótesis de pierna. No lo tomo muy en serio. Pienso que es importante elevar el nivel retórico y mantener una conversación en serio, dijo la presidenta del partido del Centro a TT.

 

Su colega y vocero del partido, Anders W Jonsson, explicó el lunes la decisión de abstenerse en la votación:

- Una moción de censura es la herramienta más aguda que tenemos en el Riksdag y, por lo tanto, debemos usarla con mucha precaución.

 

Aunque esto no significa que el Centro opine que el gobierno tuvo una actuación acertada respecto a la directora de la Caja del Seguro. También se unen a las críticas.

- Nosotros habríamos actuado de otra forma. Consideramos que Ann-Marie Begler era una buena directora. Pero básicamente depende del gobierno el decidir en quien confían, agregó W Jonsson.

 

Pero si los ánimos estaban tensos ayer lunes, este martes el ambiente estaba crispado.

 

Al término de la votación, pasadas las 12.00 del día, Annika Strandhäll respiró aliviada.

 

- Yo he sido completamente sincera en mis declaraciones a la Comisión Constitucional. Creo que el pueblo sueco está muy cansado de este juego político. Es extremadamente desafortunado que los moderados usen el poder de la censura de esta manera. Deberían haber esperado la revisión de KU (Comisión Constitucional), dijo la ministra.

 

Stefan Löfven, por su parte, criticó a Kristersson, planteando que fue errado de parte de éste el presentar la moción contra la ministra a una semana de los resultados de la revisión de KU. Y que los paralelos que Kristersson hace, nombrando malos ejemplos de Hungría y Polonia son “deshonestos”.

- Él [Kristersson] cae cada vez más bajo, desgraciadamente. Está claro que un gobierno debe poder controlar la dirección de una institución estatal. Fue una decisión muy prematura presentar una moción de censura en contra de una secretaria de Estado sin esperar la evidencia real que es investigada por la comisión parlamentaria en estos momentos. Frívolo. ¡Frívolo!

 

Según Löfven, con la moción de censura los moderados solo querían ganar votos en la campaña a las elecciones europeas, puesto que las cifras de los sondeos no les favorecían.

 

Al final, en las elecciones del domingo, tanto los socialdemócratas como los moderados se consideraron ganadores. Aunque ambos partidos fueron castigados por los electores.

 

El hecho de que Annika Strandhäll haya sobrevivido la moción de censura no significa que no vaya a recibir críticas de parte de la Comisión Constitucional. Esto se sabrá la semana que viene, cuando la comisión presente su informe.

El grupo parlamentario de los Socialdemócratas, a su arribo a la cámara, para la votación del lunes. Foto: Omni. 

 

About Author

Related items

  • Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma”

    El líder del partido de Izquierda (V) comunicó el jueves que la amenaza de una moción de censura contra la ministra del Trabajo va en serio. Si el gobierno continúa la privatización de la Oficina del Trabajo, Jonas Sjöstedt propondrá la votación en el Parlamento.

    - Queremos detener este caos de privatizaciones, subrayó.

    Actualización: en rueda de prensa este lunes, Jonas Sjöstedt comunicó que retira la amenaza contra la ministra, puesto que el Gobierno retrocede en sus planes de privatización de la Oficina del Trabajo. No obstante, la oficina se privatizará, pero a más largo plazo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En una rueda de prensa este jueves, la ministra del trabajo, Eva Nordmark, presentó a la nueva directora general de la Oficina del Trabajo, la experimentada jurista Maria Mindhammar.

     

    No obstante, esta y otras medidas presentadas por el gobierno respecto al futuro de la Oficina del Trabajo no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del partido de Izquierda, que se ha opuesto a la privatización que exigiera el partido del Centro, para aceptar el acuerdo de enero.

     

    - La Oficina del Trabajo se encuentra sumida en una profunda crisis, dijo Jonas Sjöstedt, en la sesión en la cámara. Y comunicó que buscará el apoyo del partido Conservador (Moderaterna) para presentar una moción de censura en contra de la ministra del Trabajo, que puede llevar a su dimisión.

     

    Los otros partidos que apoyarían la moción de censura son los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). De esta manera, el partido de Izquierda lograría su propósito con ayuda de sus enemigos políticos. La votación parlamentaria podría resultar incluso en nuevas elecciones.

     

    Aunque Sjöstedt declaró que su fin no era derribar el gobierno de Stefan Löfven. Lo que pretende es poner fin a la acelerada privatización de la Oficina del Trabajo.

     

    - Nuestra meta es que ellos digan: reconocemos, no tenemos apoyo para este caos de privatizaciones. Yo creo que el gobierno va a desistir de sus propósitos porque esta política no lleva a buen puerto y afecta más que nada a los desempleados, dijo el líder de Izquierda a Aftonbladet.

     

    Por su parte los Socialdemócratas ven esta jugada del partido con quienes colaboraron el periodo pasado como “poco responsable”.

     

    - Ahora el partido de Izquierda nos sumerge en una situación complicada, y vale la pena preguntarse qué pretenden con esto, dijo al vespertino la jefa del grupo parlamentario de la Socialdemocracia, Annelie Karlsson.

     

    Según ella, el gobierno está consciente de las dificultades que enfrenta la entidad laboral. Sin embargo, manifestó no entender el hecho de que Jonas Sjöstedt esté dispuesto a hacer causa común “con quienes han ocasionado esta situación”, la derecha. 

     

    - Nosotros gobernamos de acuerdo con un presupuesto de los Conservadores (Moderaterna) y de los Democratacristianos – quienes quitaron recursos a la Oficina del Trabajo - y ahora Sjöstedt quiere hacer un pacto con ellos y deponer el gobierno. Entiendo que los electores tengan dificultades en entender esto. Es muy raro, agregó Annelie Karlsson.

     

    En tanto, Ulf Kristersson, presidente de los Conservadores (M), junto a la líder democratacristiana, Ebba Bush Thor, comunicaron en rueda de prensa el jueves pasado que, desde entonces y hasta este martes, el gobierno tiene que retroceder en los cambios fundamentales planteados en la reforma de la Oficina del Trabajo.

     

    - El gobierno tendrá que ceder porque hay una mayoría parlamentaria que quiere otra cosa, dijo Kristersson.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo es parte del acuerdo de enero. Este es un proyecto neoliberal diseñado por el político del partido del Centro Martin Ådahl, y es dirigido por la organización empresarial Almega. La meta final es una privatización total de la entidad laboral. 

     


    La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

     

  • El partido de Izquierda junta fuerzas para frenar la reforma de la Oficina del Trabajo

    El partido de Izquierda (V) quiere unirse a otros partidos de oposición para frenar la reforma impulsada por el partido del Centro, de desmontar la Oficina del Trabajo. La medida, que fuera uno de los caballitos de batalla de Annie Lööf, en el acuerdo de enero, ha sido fuertemente criticada, tanto por la derecha como la izquierda.

    - Se trata de estar de acuerdo en lo básico: de detener esto, dijo el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati, al vespertino Expressen.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Uno de los 73 puntos del llamado ”acuerdo de enero” (entre S, MP, C y L) aborda la gran reforma de la Oficina del Trabajo, que cambiará por completo la entidad estatal (Arbetförmedlingen) que pasará a ser controlada en su totalidad por intereses privados.

     

    Los cambios se habrán concretado para el 2021. Y significan recortes de cuatro mil millones de coronas en las subvenciones a la Oficina del Trabajo y a las políticas laborales.

     

    132 oficinas serán desmontadas. 4.500 trabajadores han sido advertidos de su pronto despido. Y ya se han visto las primeras consecuencias de lo que esto significa: por ejemplo, personas con discapacidad que gozan de subsidios para actividades laborales han perdido esta ayuda, y son remitidos a la última instancia: solicitar ayuda de la oficina del Social.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo fue una de las exigencias más importantes de la líder del partido del Centro, Annie Lööf  (C)  para aceptar a Stefan Löfven como primer ministro, mediante el acuerdo de enero.

     

    Pero la medida ha provocado una fuerte resistencia, tanto de parte de la derecha, como del partido de Izquierda.

     

    ”Taller de experimentos” llamó el presidente de los Moderados, Ulf  Kristersson, esta privatización, y tanto los Demócrata Cristianos (KD), como los Demócratas de Suecia (SD) han ratificado en la crítica. También la nueva líder de los liberales, Nyamko Sabuni, ha declarado que quiere que la reforma se postergue.

     

    De concretarse el plan de reformas, la entidad pasará a manos de privados, de aquí al 2021.

     

    “La Oficina del Empleo dejará de gestionar puestos de trabajo y será reemplazada por agentes de empleo autónomos, a quienes se les remunerará cuando hayan ayudado a los desempleados a encontrar un trabajo permanente. El modelo ha sido probado en otros países, con buenos resultados.”, escribe en un artículo de opinión en Aftonbladet el arquitecto de la reforma, Martin Ådahl, vocero en asuntos laborales del partido del Centro.

     

    El artículo fue replicado por otros políticos, que no están de acuerdo en lo que él plantea. 

     

    El partido de Izquierda ha sido un claro detractor de esta reforma y ahora quiere hacer causa común con otros partidos, incluso de la derecha, en la Cámara de diputados.

     

    En una reunión en la comisión parlamentaria del trabajo este martes, el partido de Izquierda (V) trató de reunir apoyo de otros partidos.

     

    Según informó el vespertino Expressen, su líder, Jonas Sjöstedt, no logró su cometido. Pero la iniciativa sigue vigente.

     

    - Tengo la esperanza de que recibamos apoyo en esto y que logremos tener un denominador en común para frenar la reforma, declaró a Expressen el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati.

     

    Agregó que esta reforma debe ser analizada a fondo y con más tiempo. Lo mismo opinó la líder de los democristianos, Ebba Bush Thor. 

     

    - Queremos obtener una interrupción temporal y un nuevo plan de trabajo. Los municipios deben ser notificados, y se debe llevar a cabo una auditoría seria. No podemos, simplemente, apoyarnos en lo que se suscribió en el acuerdo de enero y esperar que de alguna forma mágica esto salga bien. Porque no va a salir bien, subrayó Esbati.

     


    El presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt. Foto de Archivo. 

     

  • Stefan Löfven presentó sus nuevas ministras

     

    En el marco de la apertura del Parlamento, el primer ministro Stefan Löfven presentó este martes a tres nuevas secretarias de Estado. Ann Linde sucede en el cargo a Margot Wallström, y asume como Ministra de Exteriores. Eva Nordmark asume en la cartera de Trabajo, sucediendo a Ylva Johansson, y Anna Hallberg es la nueva Ministra de Comercio.

    A las dos de la tarde y con la pompa habitual, el rey Carlos Gustavo dio por inaugurado un nuevo año parlamentario, ante los 349 diputados representantes de los ocho partidos.

     

     Por: Magazín Latino 

     

    Este martes por la mañana se llevó a cabo la ceremonia de apertura del Parlamento sueco. Como siempre en medio de gran pompa y con la presencia de la familia real.

     

    A las 11:00 de la mañana, y como es habitual cada año, el presidente del parlamento, Andreas Norlén, “pasó lista” en la cámara, para asegurarse de que todos los diputados estaban presentes.

     

    A las 12:20 comenzó el tedeum en la catedral, luego de que los prominentes invitados tomaran lugar. Los últimos en llegar fue la familia real, el rey Carl XVI Gustaf, la reina Silvia, la princesa Victoria con su esposo, el príncipe Daniel, y el príncipe Carl Philip y su esposa, la princesa Sofia.

     

    En la ceremonia en el parlamento, que se inició a las dos de la tarde, el rey Carl XVI Gustaf destacó los 100 años del derecho al voto en Suecia y subrayó la necesidad de que los diputados actúen cuerdamente y por el bien del país.

     

    - Las decisiones que toman ellos/as nos afectan a todos y son los hilos del tejido que comprende nuestro futuro, dijo el rey, deseándoles a los representantes del pueblo “fuerza, valentía y sabiduría”, en su importante labor.

     

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

          

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español