Print this page
Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro Votación en el parlamento sueco el viernes 14 de diciembre. Foto: Captura de pantalla Riksdagen.se.

Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro

Con 200 votos en contra, 116 a favor y 28 de abstención, el Parlamento rechazó este viernes la propuesta de elegir a Stefan Löfven (S) como primer ministro de Suecia.

Esta segunda votación significa que se acorta el plazo para nuevas elecciones. Después del cuarto sufragio en la cámara, y según lo establece la constitución, se llama a nuevos comicios

Andreas Norlén, presidente del parlamento, inició de inmediato conversaciones con la Oficina Electoral y, durante el fin de semana, sostendrá nuevos encuentros con los líderes de los partidos.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Una vez más la cámara de diputados sueca votó en contra del líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, para impedirle que asuma el cargo de primer ministro del país.

 

La votación del viernes por la mañana arrojó el siguiente resultado:

 

  • No: 200 
  • Si: 116
  • Abstención: 28
  • Ausentes: 5

 

Como consecuencia, el talmanAndreas Norlén comenzó de inmediato las conversaciones con la Oficina Electoral, y agendó nuevas conversaciones – una vez más – con los líderes de los ocho partidos parlamentarios

- Si los partidos eligen nuevas elecciones ante actuar de modo que Suecia logre tener un nuevo Gobierno, no me voy a interponer a ellos, dijo un frustrado Andreas Norlén.

 

Antes de la votación, representantes de todos los ocho partidos hicieron uso de la palabra y explicaron las razones de su voto.

El primero fue Anders Ygeman, jefe del grupo Socialdemócrata en el Parlamento (S), quien recordó que la participación electoral reciente había sido la más grande en 33 años, por lo tanto, “los electores tienen derecho a exigir que podamos abordar el resultado”. Manifestó su repudio frente a los Demócratas de Suecia (SD), a quien calificó de “un partido nacionalista y populista, que amenaza nuestra democracia liberal” y que, por lo tanto, una mayoría en el parlamento había decidido no colaborar ni depender de este. Lamentó que no se haya llegado a un acuerdo con el partido del Centro y los Liberales, pero que “la puerta está siempre abierta”. Los Socialdemócratas votan “Sí” a Stefan Löfven, porque representa al partido más grande que obtuvo la mayor votación.

El jefe de grupo de los Moderados, Tobias Billström, por su parte, recalcó tanto al comenzar como al terminar su alocución, y con énfasis, que su partido votaba “No”a Stefan Löfven. Recordó que recientemente la cámara había aprobado la propuesta de presupuesto de su partido, junto a los Democratacristianos (KD) y que esta era la política económica que el país necesitaba. “Suecia requiere un Gobierno, pero requiere un Gobierno correcto”, dijo.

 

Annie Lööf: “La Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales”

 

La siguiente en hablar fue Annie Lööf ( C). Dijo que ella había trabajado día y noche, desde las elecciones, para lograr una fórmula de gobierno. En este contexto, el partido del Centro estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, pero, aunque la respuesta de Stefan Löfven a su lista de exigencias, había sido “vaga y poco convincente”, le había dado una oportunidad más. Sin embargo, dijo, “la Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales, y no fue capaz de romper con el partido de Izquierda". Para Lööf, al igual que para Björklund, los Demócratas de Suecia son tan extremistas y tan peligrosos como el partido de Izquierda (V). "Nosotros tuvimos toda la buena voluntad. Otros no”, dijo, y declaró que el partido del Centro votaba No.

El líder del otro partido clave, en la fórmula de formación de un Gobierno del centro, Jan Björklund (L), explicó que su partido, el Liberal, estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, solo si esta hacía un fuerte giro a la derecha. “Desgraciadamente, las diferencias son demasiado grandes para lograr un gobierno de centro que no dependa de la influencia del partido de Izquierda ni de los Demócratas de Suecia. No fue posible”, dijo, y declaró que su partido votaba No. 

Le siguió el turno el partido que todos nombran, pero con el que nadie quiere colaborar (aunque M y KD aceptan su apoyo): los Demócratas de Suecia. Mattias Karlsson atacó al gobierno de Stefan Löfven afirmando que su administración había tenido enormes falencias, lo que había resultado en que varios ministros se habían visto obligados a dimitir. Agregó que este mismo gobierno no había tenido el suficiente apoyo en reformas fundamentales, que no había logrado resolver el problema de la inmigración y que las balaceras en los suburbios “se asemejaban a los carteles narcotráfico de México”. También culpó al gobierno de Löfven del atentado terrorista en Drottninggatan, y comparó a primer ministro con "un carpintero que había destruido la casa".

Maria Ferm, jefa de grupo del partido Medioambientalista, o Verde (MP) se refirió a las elecciones de septiembre recordando que un 87 % votó por los representantes que ahora ocupan escaños en el parlamento sueco. “El bloque S+MP+V obtuvo 144 mandatos, el bloque de la Alianza obtuvo 143 mandatos y los Demócratas de Suecia 63 mandatos. Nosotros hemos levantado el medioambiente y el humanitarismo. Existen razones suficientes para votar “No” a un pequeño grupo conservador compuesto por M + KD + SD, esta forma de gobierno estaría dependiendo, cada vez que haya votación, del apoyo de los Demócratas de Suecia. Pero la Suecia que quieren ellos es totalmente distinta a la Suecia que conocemos todos”, dijo. Agregó que el partido Verde quiere formar gobierno con la Socialdemocracia, por lo tanto, vota “Sí”.

En una alocución muy breve, la representante del partido de Izquierda, Mia Sydow Mölleby (V), expresó que su partido apoyaba a Löfven, en un proceso que saque adelante al país. No obstante, su partido exige tener influencia en el gobierno, por lo tanto, se abstenían.

La ultima en tomar la palabra fue Ebba Bush Thor, presidenta del partido de la Democracia Cristiana(KD). Recordó que en el parlamento se había efectuado la votación por el presupuesto, y que la propuesta de su partido y del partido Moderado había ganado. Su partido, obviamente, le decía “No” a Stefan Löfven.

 

Justamente este punto fue tomado por otros parlamentarios, incluso por el mismo Löfven, quien declaró, ante la votación del viernes, que lo más lógico era que fuera sometido a votación Ulf Kristersson (M), puesto que su proposición de presupuesto había ganado en la cámara.

En Suecia, si un gobierno no tiene el apoyo en la propuesta de presupuesto en el parlamento, puede ser depuesto, y esto fue lo que estuvo a punto de pasar a poco correr la administración de la Socialdemocracia junto al partido Verde, a fines del 2014. En esa ocasión, seis de los ocho partidos se pusieron de acuerdo para bloquear a los Demócratas de Suecia, que amenazaban a “derrocar a cualquier gobierno que no siga la línea de SD respecto a la política migratoria”. A este pacto se le llamó “Acuerdo de diciembre”, Decemberöverenskommelsen. La idea era que tuviera vigencia hasta el año 2022, sin embargo, ya a los nueve meses se había disuelto.

¿Cuál fue el partido que ocasionó la disolución del pacto de diciembre? Los democratacristianos, con Ebba Bush Thor a la cabeza.  

 

Stefan Löfven: “Era lo esperado, pero lo lamento”

 

El primer ministro de este gobierno en transición, Stefan Löfven, no estuvo presente en la votación del viernes, algo por lo que fue criticado por algunos. El premier sueco se encontraba en Bruselas, en una cumbre agendada desde hacía tiempo. “Cumplo mejor mi deber representando a Suecia en la cumbre de la Unión Europea, que estando presente en una votación en la que no puedo influir y en la que ya se sabe el resultado”, había dicho antes de viajar.

En entrevista con la televisión sueca, SVT, después de la votación, Löfven comentó:

- Suecia necesita un gobierno efectivo, y los votantes tienen derecho a esperar que podamos manejar esta situación. El parlamento ha sometido a votación a un candidato a primer ministro y una vez más no ha llegado a una solución gubernamental. A pesar de que se sabía el resultado, lo lamento, por supuesto.

Agregó que quería decir que los políticos deberían ser capaces de hacer frente al resultado que los votantes les otorgaron.

- Vamos a seguir esforzándonos y hacer todo lo posible para lograr un gobierno que funcione correctamente sin que haya necesidad de ir a nuevas elecciones, subrayó.

 

 

¿Quién/quiénes ganan con nuevas elecciones?

A ninguno de los partidos le conviene que se efectúen nuevos comicios, pero los partidos que más riesgo corren son el Liberal (L) y el Verde (MP), que corren el riesgo de quedar fuera del parlamento, puesto que logran menos de un 4 %.

Aunque la Socialdemocracia (S) ha subido algo en sus cifras, hay un solamente un partido que lleva todas las de ganar, e, incluso, ocupar el segundo lugar: los Demócratas de Suecia (SD).

 

Aquí, los más recientes resultados, en una encuesta de Aftonbladet/Inizio:

 

Partido de Izquierda

Socialdemocracia

Partido Verde 

Democratacristianos

Partido del Centro

Liberales

Moderados

Demócratas de Suecia 

Otros

Alianza

Coalición rojiverde

 

 

 

About Author

Related items