Miércoles, 27 Octubre 2021 | Login
Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro Votación en el parlamento sueco el viernes 14 de diciembre. Foto: Captura de pantalla Riksdagen.se.

Cámara rechaza a Stefan Löfven (S) como primer ministro

Con 200 votos en contra, 116 a favor y 28 de abstención, el Parlamento rechazó este viernes la propuesta de elegir a Stefan Löfven (S) como primer ministro de Suecia.

Esta segunda votación significa que se acorta el plazo para nuevas elecciones. Después del cuarto sufragio en la cámara, y según lo establece la constitución, se llama a nuevos comicios

Andreas Norlén, presidente del parlamento, inició de inmediato conversaciones con la Oficina Electoral y, durante el fin de semana, sostendrá nuevos encuentros con los líderes de los partidos.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Una vez más la cámara de diputados sueca votó en contra del líder de la Socialdemocracia, Stefan Löfven, para impedirle que asuma el cargo de primer ministro del país.

 

La votación del viernes por la mañana arrojó el siguiente resultado:

 

  • No: 200 
  • Si: 116
  • Abstención: 28
  • Ausentes: 5

 

Como consecuencia, el talmanAndreas Norlén comenzó de inmediato las conversaciones con la Oficina Electoral, y agendó nuevas conversaciones – una vez más – con los líderes de los ocho partidos parlamentarios

- Si los partidos eligen nuevas elecciones ante actuar de modo que Suecia logre tener un nuevo Gobierno, no me voy a interponer a ellos, dijo un frustrado Andreas Norlén.

 

Antes de la votación, representantes de todos los ocho partidos hicieron uso de la palabra y explicaron las razones de su voto.

El primero fue Anders Ygeman, jefe del grupo Socialdemócrata en el Parlamento (S), quien recordó que la participación electoral reciente había sido la más grande en 33 años, por lo tanto, “los electores tienen derecho a exigir que podamos abordar el resultado”. Manifestó su repudio frente a los Demócratas de Suecia (SD), a quien calificó de “un partido nacionalista y populista, que amenaza nuestra democracia liberal” y que, por lo tanto, una mayoría en el parlamento había decidido no colaborar ni depender de este. Lamentó que no se haya llegado a un acuerdo con el partido del Centro y los Liberales, pero que “la puerta está siempre abierta”. Los Socialdemócratas votan “Sí” a Stefan Löfven, porque representa al partido más grande que obtuvo la mayor votación.

El jefe de grupo de los Moderados, Tobias Billström, por su parte, recalcó tanto al comenzar como al terminar su alocución, y con énfasis, que su partido votaba “No”a Stefan Löfven. Recordó que recientemente la cámara había aprobado la propuesta de presupuesto de su partido, junto a los Democratacristianos (KD) y que esta era la política económica que el país necesitaba. “Suecia requiere un Gobierno, pero requiere un Gobierno correcto”, dijo.

 

Annie Lööf: “La Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales”

 

La siguiente en hablar fue Annie Lööf ( C). Dijo que ella había trabajado día y noche, desde las elecciones, para lograr una fórmula de gobierno. En este contexto, el partido del Centro estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, pero, aunque la respuesta de Stefan Löfven a su lista de exigencias, había sido “vaga y poco convincente”, le había dado una oportunidad más. Sin embargo, dijo, “la Socialdemocracia no fue capaz de aceptar las reformas liberales, y no fue capaz de romper con el partido de Izquierda". Para Lööf, al igual que para Björklund, los Demócratas de Suecia son tan extremistas y tan peligrosos como el partido de Izquierda (V). "Nosotros tuvimos toda la buena voluntad. Otros no”, dijo, y declaró que el partido del Centro votaba No.

El líder del otro partido clave, en la fórmula de formación de un Gobierno del centro, Jan Björklund (L), explicó que su partido, el Liberal, estaba dispuesto a colaborar con la Socialdemocracia, solo si esta hacía un fuerte giro a la derecha. “Desgraciadamente, las diferencias son demasiado grandes para lograr un gobierno de centro que no dependa de la influencia del partido de Izquierda ni de los Demócratas de Suecia. No fue posible”, dijo, y declaró que su partido votaba No. 

Le siguió el turno el partido que todos nombran, pero con el que nadie quiere colaborar (aunque M y KD aceptan su apoyo): los Demócratas de Suecia. Mattias Karlsson atacó al gobierno de Stefan Löfven afirmando que su administración había tenido enormes falencias, lo que había resultado en que varios ministros se habían visto obligados a dimitir. Agregó que este mismo gobierno no había tenido el suficiente apoyo en reformas fundamentales, que no había logrado resolver el problema de la inmigración y que las balaceras en los suburbios “se asemejaban a los carteles narcotráfico de México”. También culpó al gobierno de Löfven del atentado terrorista en Drottninggatan, y comparó a primer ministro con "un carpintero que había destruido la casa".

Maria Ferm, jefa de grupo del partido Medioambientalista, o Verde (MP) se refirió a las elecciones de septiembre recordando que un 87 % votó por los representantes que ahora ocupan escaños en el parlamento sueco. “El bloque S+MP+V obtuvo 144 mandatos, el bloque de la Alianza obtuvo 143 mandatos y los Demócratas de Suecia 63 mandatos. Nosotros hemos levantado el medioambiente y el humanitarismo. Existen razones suficientes para votar “No” a un pequeño grupo conservador compuesto por M + KD + SD, esta forma de gobierno estaría dependiendo, cada vez que haya votación, del apoyo de los Demócratas de Suecia. Pero la Suecia que quieren ellos es totalmente distinta a la Suecia que conocemos todos”, dijo. Agregó que el partido Verde quiere formar gobierno con la Socialdemocracia, por lo tanto, vota “Sí”.

En una alocución muy breve, la representante del partido de Izquierda, Mia Sydow Mölleby (V), expresó que su partido apoyaba a Löfven, en un proceso que saque adelante al país. No obstante, su partido exige tener influencia en el gobierno, por lo tanto, se abstenían.

La ultima en tomar la palabra fue Ebba Bush Thor, presidenta del partido de la Democracia Cristiana(KD). Recordó que en el parlamento se había efectuado la votación por el presupuesto, y que la propuesta de su partido y del partido Moderado había ganado. Su partido, obviamente, le decía “No” a Stefan Löfven.

 

Justamente este punto fue tomado por otros parlamentarios, incluso por el mismo Löfven, quien declaró, ante la votación del viernes, que lo más lógico era que fuera sometido a votación Ulf Kristersson (M), puesto que su proposición de presupuesto había ganado en la cámara.

En Suecia, si un gobierno no tiene el apoyo en la propuesta de presupuesto en el parlamento, puede ser depuesto, y esto fue lo que estuvo a punto de pasar a poco correr la administración de la Socialdemocracia junto al partido Verde, a fines del 2014. En esa ocasión, seis de los ocho partidos se pusieron de acuerdo para bloquear a los Demócratas de Suecia, que amenazaban a “derrocar a cualquier gobierno que no siga la línea de SD respecto a la política migratoria”. A este pacto se le llamó “Acuerdo de diciembre”, Decemberöverenskommelsen. La idea era que tuviera vigencia hasta el año 2022, sin embargo, ya a los nueve meses se había disuelto.

¿Cuál fue el partido que ocasionó la disolución del pacto de diciembre? Los democratacristianos, con Ebba Bush Thor a la cabeza.  

 

Stefan Löfven: “Era lo esperado, pero lo lamento”

 

El primer ministro de este gobierno en transición, Stefan Löfven, no estuvo presente en la votación del viernes, algo por lo que fue criticado por algunos. El premier sueco se encontraba en Bruselas, en una cumbre agendada desde hacía tiempo. “Cumplo mejor mi deber representando a Suecia en la cumbre de la Unión Europea, que estando presente en una votación en la que no puedo influir y en la que ya se sabe el resultado”, había dicho antes de viajar.

En entrevista con la televisión sueca, SVT, después de la votación, Löfven comentó:

- Suecia necesita un gobierno efectivo, y los votantes tienen derecho a esperar que podamos manejar esta situación. El parlamento ha sometido a votación a un candidato a primer ministro y una vez más no ha llegado a una solución gubernamental. A pesar de que se sabía el resultado, lo lamento, por supuesto.

Agregó que quería decir que los políticos deberían ser capaces de hacer frente al resultado que los votantes les otorgaron.

- Vamos a seguir esforzándonos y hacer todo lo posible para lograr un gobierno que funcione correctamente sin que haya necesidad de ir a nuevas elecciones, subrayó.

 

 

¿Quién/quiénes ganan con nuevas elecciones?

A ninguno de los partidos le conviene que se efectúen nuevos comicios, pero los partidos que más riesgo corren son el Liberal (L) y el Verde (MP), que corren el riesgo de quedar fuera del parlamento, puesto que logran menos de un 4 %.

Aunque la Socialdemocracia (S) ha subido algo en sus cifras, hay un solamente un partido que lleva todas las de ganar, e, incluso, ocupar el segundo lugar: los Demócratas de Suecia (SD).

 

Aquí, los más recientes resultados, en una encuesta de Aftonbladet/Inizio:

 

Partido de Izquierda

Socialdemocracia

Partido Verde 

Democratacristianos

Partido del Centro

Liberales

Moderados

Demócratas de Suecia 

Otros

Alianza

Coalición rojiverde

 

 

 

About Author

Related items

  • Por qué los grandes líderes mundiales no aceptaron la invitación de Löfven al Foro contra el antisemitismo

    Líderes europeos, expertos y sobrevivientes del Holocausto participaron este miércoles en el Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö, invitados por el primer ministro Stefan Löfven.

    Sin embargo, los grandes líderes mundiales brillaron por su ausencia. El columnista de Dagens Nyheter Ingmar Nevéus, reflexiona sobre el porqué de esto.

     

     Fuente: Dagens Nyheter. 13-10-2021

     

    Se invitó a los principales líderes del mundo - pero casi ninguno asistió.

    Un encuentro en el que todos tienen el mismo mensaje no da la oportunidad de brillar a pesos pesados como Putin y Macron. Es por eso que Stefan Löfven tuvo la compañía de un equipo político B, en el Foro de Malmö contra el antisemitismo.

    Este es un artículo de opinión. El autor es responsable del análisis y puntos de vista del texto.

     

    En la exhibición del Foro de Malmö, la historia oscura de Europa cobra vida.

    Aquí está uno de los autobuses blancos suecos que rescataron a miles de prisioneros de los campos de concentración alemanes.

    Aquí hay testimonios de la última generación de sobrevivientes del Holocausto. Entre otros, el sueco Tobias Rawet, de cuya historia los visitantes pueden participar gracias a la inteligencia artificial – similares a los "asistentes" de voz de los celulares. Si uno le pregunta cómo fue llegar al campo de concentración de Ravensbrück, la respuesta del octogenario (85) llega en una pantalla grande:

    - Obligaron a las madres de todos nosotros a desnudarse, y les raparon el pelo de la cabeza y de otros lugares. Muchas nunca habían estado desnudas ni siquiera para su propia familia. Fue una humillación increíble.

    Tobias Rawet y varios otros supervivientes estuvieron también presentes físicamente en Malmö, junto con políticos de unos cincuenta países y representantes de organizaciones judías y romaníes.

    Pero los nombres más pesados brillaron con su ausencia.

    Muchos esperaron hasta el final que el foro tuviera la atención internacional que solo pueden dar los nombres realmente pesados. Como el encuentro de Göran Persson en Estocolmo, hace 21 años atrás, cuando participaron los políticos más connotados de Israel y la mayoría de los países europeos.

    Rumores no confirmados habían estado circulando en el aire antes de la conferencia.

    ¿Quizás el presidente ruso Vladimir Putin aparecería de todos modos? Eventualmente algún representante estadounidense importante. Posiblemente el francés Emmanuel Macron o, al menos, la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen.

    Pero no.

    Por supuesto, un puñado de pequeños países europeos envió a sus presidentes. Ucrania, Albania y Estonia participaron con los primeros ministros. Pero ni siquiera la camarada de partido de Stefan Löfven, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, consideró que valía la pena hacer el viaje de 39 minutos en tren, a través del estrecho de Öresund.

    En cambio, Dinamarca envió a su ministro de Justicia. Noruega participó con un embajador. Macron, von der Leyen y el canciller de Estados Unidos, Antony Blinken, contribuyeron con mensajes de video pregrabados. Así como el presidente israelí, Isaac Herzog.

    La ministra de Relaciones Exteriores Ann Linde (S) culpa a la pandemia del corona por la baja convocatoria, y dice que muchos jefes de estado y de gobiernos aún no han comenzado a viajar al extranjero.

    Esto puede ser cierto en algunos casos aislados.

    Pero las muchas excusas no son un efecto pandémico. Más bien, se trata de la necesidad de los altos políticos de brillar en el gran escenario, de mostrarse como estadistas ante la audiencia local. Un foro donde todos vienen con el mismo mensaje no cumple esa función.

    Todos están de acuerdo en que se debe preservar la memoria del Holocausto, que debemos hacer todo lo posible para que no se repita nunca nada similar. Que la educación es una parte central de esto, y que se debe poner fin a la retórica del odio en las redes sociales.

    Esto fue formulado con énfasis y compromiso por muchos participantes.

    Al mismo tiempo, un foro como este no da mucho espacio a los temas más difíciles, aquellos en los que no todos están de acuerdo.

    Como dónde está la línea divisoria entre el antisemitismo y la crítica al estado de Israel. O en qué círculos el antisemitismo tiene hoy su principal caldo de cultivo - entre los extremistas de derecha o los islamistas radicales.

    Muchos oradores enfatizaron que el antisemitismo está en aumento, incluido el euroministro de Alemania, Michael Roth. El hecho de que el prejuicio contra los judíos esté floreciendo en Europa también fue confirmado por una encuesta de opinión esta semana.

    Sin embargo, los representantes de muchos países optaron por culpar o por presumir sobre lo mucho que hacen, en lugar de abordar sus propios problemas.

    El ministro polaco de Cultura, Piotr Glinski, hizo hincapié en los museos anunciados sobre los campos de concentración alemanes, pero, por supuesto, no dijo nada sobre la criticada ley del Holocausto de hace unos años, cuando el gobierno polaco quería condenar a prisión a cualquiera que afirmara que un solo polaco había ayudado a los alemanes durante el genocidio.

    De la misma forma, Antony Blinken eligió en su discurso grabado destacar el millón de subvenciones que Estados Unidos ha distribuido para frenar la retórica del odio.Por supuesto, no mencionó nada de que altos representantes de su propio partido Demócrata han sido acusados recientemente de fomentar el antisemitismo.

    De manera similar, el representante de Rusia, Konstantin Kosachev, no habló sobre la nueva interpretación de la historia durante los últimos años, en los que Putin "olvida" que la Unión Soviética fue el principal aliado de Hitler durante los dos primeros años de la guerra.

    En su discurso, Stefan Löfven se refirió al hecho de que fue por iniciativa sueca que los nazis tuvieran una "J" estampada en los pasaportes de los judíos alemanes -  porque Suecia no quería acogerlos:

    - La historia del Holocausto no es un lugar para la autoglorificación o el prestigio nacional. No hay lugar para negaciones o distorsiones, dijo el primer ministro.

    Fue un excepcional momento de autocrítica, durante el foro.

     

     
    El primer ministro sueco, Stefan Löfven, se dirige a los asistentes al Foro Internacional sobre la Memoria del Holocausto, en Malmö. Foto: Ninni Andersson/Government offices of Sweden

     

  • Suecia comienza vacunación a menores de entre 12 a 15 años en noviembre – Región Estocolmo se anticipa

    En rueda de prensa este jueves, el gobierno dio a conocer que a comienzos de noviembre comenzará en el país la inmunización contra la Covid-19 a los niños y niñas de 12 a 15 años.

    No obstante, algunas regiones partirán antes. La Región de Estocolmo anunció que la campaña de vacunación a los menores comenzará el 20 de septiembre.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    En la conferencia de prensa de este jueves, el primer ministro Stefan Löfven instó a todos los adultos que aún no se han vacunado contra la Covid-19 que “tomen su responsabilidad y lo hagan, ya”.

    - Pidan hora desde ya y vacúnense. Por Uds. mismos, por quienes, por distintas razones no pueden vacunarse, y por el personal de la salud, que sigue luchando contra la enfermedad.

    Y comunicó una noticia que muchos estaban esperando: la posibilidad de vacunar a los niños y niñas, algo que ya se viene haciendo en muchos países del mundo. Alrededor de 20 millones de niños desde 12 años han sido vacunados, en el mundo entero. Suecia se ha ido quedando atrás - una vez más - con la inmunización a este grupo etareo. Según el director general de la Agencia sueca de Salud Pública, Johan Carlson, han querido tener más conocimientos respecto a la vacuna, antes de tomar una decisión. La que llegó hoy.

    - Por lo tanto, hemos llegado a la evaluación de que incluso para los niños de estos grupos de edad, los beneficios de la vacunación superan los riesgos, dijo Carlson.

    Subrayó que esta medida se tomaba “por el bien de los niños y niñas”. Se trata de casi medio millón de adolescentes, y la inoculación se llevará a cabo en las escuelas.

    - Es a través de los colegios que se puede llegar a esa franja de edad en menores, dijo la ministra de Educación, Anna Ekström (S).

    Agregó que la inmunización de los menores hará posible el tener las escuelas abiertas, lo cual es lo mejor para los alumnos. No obstante, en caso se producirse nuevos brotes, las escuelas podrán impartir clases telemáticas, como lo han hecho anteriormente.

    La fecha anunciada por el gobierno para comenzar la campaña de vacunación a los menores es a comienzos de noviembre, vale decir después de las vacaciones de invierno. 

    Sin embargo, la Región Estocolmo decidió comenzar antes. Apenas se supo la decisión de las autoridades sanitarias respecto a la vacunación a menores, los encargados de la provincia de Estocolmo comenzaron con los preparativos para llevar a cabo la campaña de inmunización, ahora mismo.

    - Insto a todos los tutores a que hablen con el/la niño/a y acepten la oferta de vacunación. La vacunación es la forma más eficaz de protegerse a sí mismo y a los demás, y ahora la Agencia de Salud Pública la ha recomendado para todas las personas mayores de 12 años, declaró a los medios Magnus Thyberg, coordinador de vacunas en la región de Estocolmo.

     

    ¿Qué pasa con los rezagados?

     

    Suecia, a diferencia de otros países y durante toda la pandemia, no ha tenido imposiciones, solo “recomendaciones”.

    Como fuera comunicado anteriormente, desde el 29 de septiembre se levantan prácticamente todas las medidas o, mejor dicho, las recomendaciones. Específicamente se ha tratado de un aforo en teatros, cines y conciertos y el cierre más temprano de restaurantes. Y, la medida símbolo del país: mantener la distancia de, en teoría, (muchas veces imposible en la práctica) dos metros de distancia.

    Nunca se ha promovido el uso de mascarillas, a excepción de cuando el país presentaba las peores cifras, y entonces solamente como una recomendación de usarlas en el transporte público en horarios peaks.

    Ahora, desde el 29 de septiembre, la única recomendación, la de mantener la distancia, se levanta. Pero ¡ojo! que esto se aplica solamente a las personas que se han vacunado.

    Quienes no lo hayan hecho, deberán seguir manteniendo la distancia física de los dos metros, y seguir guardando las recomendaciones

    - En la práctica, esto significa que los no vacunados no deberían asistir a eventos de mucho público, como teatro, conciertos y eventos deportivos, ahora que se han levantado las restricciones, dijo Johan Carlson.

    - Y no solo eso, también deben evitar reuniones privadas con muchas personas, salir a bailar o visitar bares donde se puedan producir congestiones.

    Según Stefan Löfven, la inmunización contra la Covid-19 en Suecia ha sido exitosa. Entre los mayores de 60 años, un 80 por ciento ha recibido las dos dosis, y un 73 por ciento entre los mayores de 16 años.

    Sin embargo, aún persisten las diferencias, por lo cual el gobierno anunció, ayer, que destinaba 40 millones de coronas para promover la inmunización en los grupos rezagados.

    - Las diferencias entre los diferentes grupos de la sociedad son demasiado grandes. Las personas más jóvenes, las personas de menores ingresos y las nacidas en el extranjero no han sido vacunadas en la misma medida que otras.

    “Solamente con ayuda de la vacuna vamos a poder volver a una vida normal”, recalcó el primer ministro y subrayó:

    - Cumple con tu deber. Hazlo ahora.

     


    La ministra de Educación, Anna Ekström; el primer ministro, Stefan Löfven y el director general de la Agencia sueca de Salud Pública, Johan Carlson, en la rueda de prensa del jueves. También estuvo presente, telemáticamente, la ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren. Foto: pantallazo Regeringen.se.

     

  • Stefan Löfven anunció su dimisión: ”Lo mejor para el partido”

    Al finalizar su discurso de verano el domingo en Åkersberga, el primer ministro sueco, Stefan Löfven, anunció su dimisión.

    - No seré yo quien dirija a la Socialdemocracia en la campaña electoral del próximo año, afirmó, ante la asombrada audiencia.

    Y las especulaciones de quien lo sucedería en el cargo comenzaron de inmediato. Magdalena Andersson, ministra de finanzas se perfila como favorita para sucederle en el cargo.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    ”Det är inte lätt men det är rätt”, dijo el premier sueco ante la pregunta del porqué anunciaba su dimisión. En castellano no rima, pero la traducción es: “No es fácil, pero es lo correcto”.

    - No seré yo quien dirija la campaña electoral de la Socialdemocracia el próximo año, declaró Stefan Löfven, en el marco de su discurso de verano en la localidad de Åkersberga, el domingo por la mañana.

    El anuncio sorprendió a todos, solo sus más cercanos sabían lo que se venía.

    De esta manera, Stefan Löfven pone fin a diez años como líder de la Socialdemocracia y a siete como primer ministro.

    Hasta hace solo un mes atrás, había asegurado que seguiría a cargo de ambos cargos, pero ahora comunicó que iba a presentar su carta de renuncia al presidente del parlamento en el marco del Congreso de los socialdemócratas, en noviembre del año en curso.

    - Yo creo que es lo mejor para el partido. Cuando arranque la campaña electoral el próximo año, tendremos un/a presidente/a del partido que podrá serlo durante mucho tiempo más y, por lo tanto, también ser también primer/a ministro/a durante mucho tiempo, dijo.

    De esta forma, explicó Löfven, los electores conocerán con bastante antelación quien será el/la presidente/a del partido, al mismo tiempo que éste tendrá tiempo para sentirse cómodo/a en su rol de líder del partido y tal vez primer ministro (o ministra del país).

    El tema del género saltó de inmediato a la palestra. Porque a la Socialdemocracia se le está poniendo cada vez más difícil sostener que es un partido – y un gobierno – feminista. A lo largo de su larga historia, han tenido una sola presidenta: Mona Sahlin. Y Suecia nunca ha tenido una primera ministra – a diferencia de sus vecinos nórdicos, que son todos gobernados por mujeres.

    De este modo, la persona que está más cercana a suceder en el cargo a Stefan Löfven es su ministra de Finanzas, su “heredera”, o “princesa”, Magdalena Andersson. Méritos no le faltan y ha navegado en las turbulentas aguas de los últimos tiempos, llevando las riendas de la economía sueca con austeridad y precaución. 

    La pregunta es si ella está dispuesta.

    Magdalena Andersson pertenece también al flanco de la derecha, de la Socialdemocracia, por lo tanto su elección sería una continuación de la línea de Löfven, quien, para continuar en el cargo, en 2019, pactó con el partido Liberal y el del Centro, en el llamado "pacto de enero". Con esto cumplió algo que tenía en la mira desde hace tiempo: romper la política de bloques.

    - La política de bloques es idiotizante, ha dicho Löfven.

    No obstante, no es seguro de que esto haya sido lo mejor para el partido. El gobernar con políticas de derechas ha causado un gran descontento dentro de las bases, y el conglomerado socialdemócrata ha tenido cada vez menos apoyo del electorado.

    Stefan Löfven ha logrado mantenerse en el cargo, pero ha sido sometido a votación en la cámara en tres ocasiones. Con esto se ha adjudicado el mote de “malabarista de la política”, y no pasará a la historia como un gran líder.

    También se ha especulado acerca de las razones de su repentina dimisión. Con su salida, Löfven se evitará llevar a puerto la proposición de presupuesto, a finales de año. Algo que se ve sumamente difícil, puesto que una vez más, ni el partido de Izquierda ni el del Centro piensan dar su brazo a torcer y abandonar sus demandas. Y si la cámara no aprueba el presupuesto, el gobierno cae.

    También se evitará responder por el informe final de la Comisión Corona. (El informe de la primera parte resultó en una dura crítica al gobierno, por la gestión de la pandemia).

    Esto se lo deja “de regalo” a su sucesora.

    Y sucesora, porque la posibilidad de que una mujer lo suceda en el cargo se ve como lo más probable, de no ser así, difícilmente podrán seguir afirmando ser el primer gobierno feminista del mundo.

    En caso de que la Socialdemocracia gane las elecciones de septiembre de 2022, Suecia tendría por primera vez en la historia una primera ministra.


    Stefan Löfven anunció su dimisión en su discurso de verano, en la localidad de Åkersberga. Foto:Omni. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español