Domingo, 20 Enero 2019 | Login
Chile, once de septiembre: culminación y comienzo Foto y montaje: Eldesconcierto.cl.

Chile, once de septiembre: culminación y comienzo

Hoy se cumplen 45 años del golpe cívico-militar en Chile.

Es imprescindible, necesario, conveniente y obligatorio hablar de ello, recordar los hechos, que a casi medio siglo de ocurridos, mantienen su vigencia en el dolor de los familiares de las víctimas, en el trauma de quienes lograron sobrevivir y sobreviven aún, y sobre todo en momentos en que tres jueces de la Corte Suprema, el máximo tribunal del Poder Judicial chileno, les otorga libertad condicional a siete monstruos que torturaron salvajemente a miles de compatriotas, hombres y mujeres, violaron, asesinaron, hicieron desaparecer y enviaron al exilio a más de un millón de personas.

 

 Por: Jorge Romero

 

Sin embargo, la fecha 11 de septiembre,que muchos confunden, por ignorancia o por complicidad con los esbirros de la dictadura, con la voladura de las torres gemelas en Estados Unidos, es a mi juicio sólo la culminación de un proceso que comenzó mucho antes, de una idea que estuvo siempre presente, no sólo en las mentes retrógradas de la oligarquía, los terratenientes y, en general de los ricos de Chile, sino también de las Fuerzas Armadas del país, en el sentido de considerar un peligro para sus intereses económicos  los primeros, el ascenso al poder de las fuerzas políticas de izquierda con base en el proletariado obrero, campesino, pescador, minero o mapuche;  y el sueño de la oficialidad nazi-fascista de liberarse  de la autoridad civil sobre sus propias prerrogativas y de tener un papel protagónico en el exterminio del pueblo pobre y de sus ideales de justicia y libertad.

 

Desde antes de la llamada ”Pacificación de la Araucanía" y del exterminio casi total del pueblo mapuche, entre los años 1861 y 1893, ha sido constante el asesinato por parte de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile de obreros, mineros, campesinos, pescadores, estudiantes.

 

En Wikipedia encontramos un detalle cronológico de 14 masacres ocurridas en Chile. No figuran en este listado los asesinatos individuales, por ejemplo, de Víctor Jara, de Litre Quiroga, de jóvenes mapuche, de Miguel Henríquez y tantos otros. Sólo masacres. Daremos cuenta aquí de algunas de ellas.

 

El 18 de agosto de 1891, tuvo lugar en Santiago la llamada Masacre de Lo Cañas. Bajo el mando del general Orozimbo Barbosa, el Ejército asesinó a 84 personas.

 

En el llamado "Mitin de la carne", el general Roberto Silva Renard dio la orden por la que resultaron muertas más de 100 personas que pedían rebaja en los precios. Esto bajo la presidencia de Germán Riesco Errázuriz.

 

El mismo Silva Renard comandaba las tropas que asesinaron a más de 3 mil obreros del salitre, junto con sus mujeres y sus hijos en la Matanza de la Escuela Santa María de Iquique, el 21 de diciembre de 1907. Era presidente de Chile Pedro Montt.

 

Bajo el gobierno de Arturo Alessandri Palma, y según estimaciones de diplomáticos británicos, fueron asesinadas más de 800 personas (hombres, mujeres y niños) en la denominada Masacre de La Coruña, el 5 de junio de 1925.

 

En los meses de junio y julio de 1934, hubo un levantamiento de campesinos y mapuche en la provincia de Malleco. Pedían el fin de los abusos por parte de los terratenientes. El presidente Alessandri Palma ordenó nuevamente una masacre en Ranquil, de la que resultaron asesinados por fuerzas de Carabineros de Chile más de 500 campesinos.

 

En la Matanza del Seguro Obrero en Santiago, el 5 de septiembre de 1933, fueron asesinadas 59 personas.

En Puerto Montt fueron masacrados 10 pobladores, el 9 de marzo de 1969, por orden del ministro del Interior Edmundo Pérez Zujovic. Gobernaba el país el democristiano Eduardo Frei Montalva.

 

El 18 de septiembre de 1973, ya en dictadura, fueron asesinados 19 obreros en la Matanza del Laja.

 

Esta matanza, que forma parte del exterminio masivo de dirigentes políticos de izquierda, de sindicalistas, estudiantes, obreros, campesinos, mineros, pescadores, mujeres y niños, del asalto al palacio de La Moneda y la muerte del Presidente Salvador Allende, es el comienzo de una nueva forma de represión y asesinatos masivos por parte de las Fuerzas Armadas y Carabineros de Chile, más los organismos represivos creados por la dictadura, la CNI y la DINA.

 

Las Fuerzas Armadas habían logrado independencia del poder civil. Ya no tenían que responder ante nadie de sus actos, ni siquiera ante organismos internacionales y la oligarquía chilena aseguraba, con este triunfo de sus guardianes, que sus intereses económicos no fueran tocados.

 

De manera que me parece absolutamente lícito, al referirnos al 11 de septiembre de 1973, hablar de culminación y comienzo. Culminación, meta largamente soñada por civiles golpistas y Fuerzas Armadas fascistas y comienzo de una nueva era, marcada por la represión, la desaparición forzada de personas, la tortura, el asesinato masivo y el exilio. El contubernio entre civiles y militares sigue y seguirá funcionando como reloj suizo, hasta que el pueblo de Chile los borre del mapa e inicie su propio camino hacia el futuro.

 

Testimonio personal en dos casos

Trabajando para el gobierno de la Unidad Popular en la Gobernación de El Loa, en Calama, fui enviado por el gobernador Edmundo Checura Jeria a fiscalizar el tren Antofagasta-Oruro. Había aumentado ostensiblemente el contrabando por esa vía, en ambos sentidos. De mi investigación resultó ser que el capo de la mafia era el propio jefe de Aduana en Ollague, pueblo salitrero en la frontera con Bolivia. Y de mi informe enviado a las autoridades centrales en Santiago, resulté declarada persona 'non grata' en todo el Norte Grande, mientras el funcionario aludido conservaba su puesto. Era militante del Partido Socialista de Chile.

 

En julio de 1973 me presenté como periodista en la Comisaría de Los Ángeles a exigir los nombres de cinco jóvenes fascistas de Patria y Libertad (brazo armado del Partido Nacional) que habían apedreado a la entrada de la ciudad un bus de la línea Vía Sur, con resultado de varias personas heridas de gravedad con cortes profundos, especialmente en sus rostros. Mientras era sacado violentamente de la Comisaría, grabé los gritos de un capitán, que decía:  - Menos mal que les queda poco a estos c. de su m!

 

El Sr. Intendente, militante del Partido Comunista de Chile le hizo saber al ministro del Interior, Daniel Vergara, sobre lo ocurrido... y no pasó nada. 

 

El primer caso nos muestra la contribución que hizo la propia izquierda chilena al golpe de Estado. Con el segundo ejemplo queda claro que el golpe fascista era inevitable y que se sabía que ocurriría, tarde o temprano.

La culminación de los sueños dictatoriales de los ricos con las Fuerzas Armadas de Chile estaba a las puertas de nuestra historia.

 

Jorge Romero, desde Oslo

 

Septiembre 11 de septiembre de 2018

 



Foto y montaje: El Desconcierto.

 

 

About Author

Related items

  • Declaración pública de la Coordinadora de organizaciones chilenas COCHS

    La COCHS, Coordinadora de Organizaciones Chilenas en Suecia, colectivo que agrupa a distintas organizaciones culturales sociales y políticas, de las cuales algunas son federaciones nacionales y la mayoria con más de tres décadas de existencia, las que trabajamos en áreas de interés ciudadano, sintiéndonos participe de nuestra realidad como chilenos.

     

     Por: COCHS

     

    Declaramos a la comunidad sueca, nacional e internacional, lo siguiente:

    Que condenamos el asesinato cometido en la persona del comunero mapuche Camilo Catrillanca ocurrido en Chile en el marco de un operativo policial realizado el 14 de noviembre de 2018. Por el denominado ”Comando Jungla” integrado por funcionarios de Carabineros de Chile.

    1.-Repudiamos el irresponsable enfoque policial y represivo que se ha dado al pueblo Mapuche. Consideramos que el despliegue del denominado Comando Jungla en la Araucania, la represión y militarización sólo profundiza la dañada relación entre el pueblo Mapuche y el Estado de Chile, y que la solución del conflicto no pasa por la criminalización, sino en hacerse responsable de un problema político-histórico que necesita una respuesta de fondo.

    2.-Ante la gravedad de los hechos. Exigimos al Estado de Chile el retiro inmediato de las Fuerzas Represivas de la Araucania, la desmilitarización; la investigación y enjuciamiento de los responsables de la muerte de Camilo Catrillanca y los demás hechos de violencia ocurridos en la Comunidad Temucuicui. Condenamos su asesinato y disparos efectuados contra mujeres y niños.

    3.-El Señor Ministro del interior, Andrés Chadwick debe responder políticamente ante la opinión pública nacional e internacional en su calidad de encargado directo del orden nacional. Esperamos quede inhabilitado para seguir ejerciendo el cargo y demandamos su inmediata renuncia.

    Finalmente, comprometidos con la causa de la dignidad humana, rechazamos la vulneración de los derechos fundamentales a que es sometido el pueblo mapuche. Y expresamos nuestro profundo pesar por la muerte de Camilo Catrillanca.

    Hacemos un llamado a generar una solución de fondo para el pueblo Mapuche, que ha sido postergado en forma permanente por el Estado de Chile y sus Instituciones, cuya responsabilidad recae principalmente sobre determinadas fuerzas de la Derecha Chilena que se han opuesto a ello en forma reiterada.

    Llamamos a construir un gran acuerdo-país sobre: el reconocimiento en la Constitución Chilena de los derechos ancentrales del Pueblo Mapuche, su autonomía, territorio y representación política.

    Priviligiando el diálogo, la participación plena de sus derechos, garantizando la aplicación y cumplimiento de los Convenios Internacionales firmados por Chile, para avanzar hacia una sociedad más fraterna y respetuosa.

    Coordinadora de Organizaciones Chilenas en Suecia, COCHS.

    En Estocolmo, a 26 de noviembre de 2018.-

     

    Esta declaración fue entregada al Embajador de Chile en Suecia, Señor Hernán Bascuñan, por representantes de la COCHS.

     

     

  • Muerte de Catrillanca: dos fusiles, dos sargentos, balas 5,56

    La muerte del comunero Mapuche Camilo Catrillanca a manos de la policía chilena estremeció al país entero. Y, a medida que han pasado los días, se ha ido dando a conocer en la prensa internacional. 

    Publicamos aquí un reportaje de Radio Bio, de Chile. 

     

     Fuente: Radio BioBio. 28-11-2018

     

    Las pericias balísticas están acotando la participación de los funcionarios del GOPE de Carabineros -dados de baja- que participaron en la muerte de Camilo Catrillanca. Desde fusiles -posiblemente fabricados por FAMAE- habrían salido los proyectiles que terminaron con la vida del comunero. Ayer, en tanto, el sitio Ciper Chile reveló un informe de inteligencia del grupo policial vinculado con la Operación Huracán, donde se alteraron pruebas, cuya manipulación hoy es investigada por la justicia.

    La indagatoria por la muerte de comunero Camilo Catrillancaa manos de fuerzas policiales el pasado 14 de noviembre, comienza a entregar las primeras luces, luego de las diligencias encargadas por el Ministerio Público.

    Fuentes consultadas por Radio Bío Bío, apuntan a que dos de los cinco funcionarios del GOPE que ese día integraban el equipo que llegó a la zona de Temucuicui, tras la pista de un grupo que minutos antes había robado autos a profesoras de una escuela rural, podrían tener responsabilidad directa en el hecho.

    Según supo este medio, las pesquisas realizadas por el organismo perseguidor apuntarían a que solo dos policías portaban fusiles con calibre 5,56 milímetros. Hasta ahora, serían los sargentos Fabián Alarcón y Raúl Ávila, ambos del GOPE.

    Las sospechas sobre Ávila aumentan, debido a que fue quien cortó con una tijera la cámara de la cámara Go-Pro donde habían quedado registradas las imágenes. Ávila, tal como publicó este medio, aseguró a sus superiores que destruyó el sistema de almacenamiento, debido que en su interior -además- habían registros privados captados con su pareja.

    Hay que recordar que la versión respecto de la tarjeta SD fue entregada por primera vez por el menor del 15 años que acompañaba a Catrillanca el día en que falleció. El joven, que hoy enfrenta una pericia del SML para determinar su grado de trauma, aseguró que cuando fue detenido por los efectivos policiales, vio cómo Ávila sacó la tarjeta de la cámara y la cambió por otra, hecho que terminó siendo posteriormente verificado en la investigación.

    Respecto de las armas, las pericias, dijeron fuentes que conocen de las diligencias,aún no están terminadas definitivamente, pero la bala salió desde algunos de los exuniformados dados de baja, ya que ambos eran los únicos que portaban el armamento con el calibre 5,56. Aún cuando no ha trascendido la marca de los pertrechos, policías inquiridos para este nota indican que se trataría de una fabricada por Famae.

     

    El rebote

    Según se sabe hasta ahora, el disparo no habría sido directo, sino que un rebote en el tractor donde iba Catrillanca, el que habría llegado hasta la parte trasera de su cabeza, lo que procesalmente podría cambiar el escenario del delito de homicidio que sostienen los querellantes y morigerar su responsabilidad.

    Especialistas en balística consultados por este medio, explicaron que para determinar la “identidad” de un proyectil, se buscan las marcas que deja el cañón del arma, conocida también como “ánima”. Ese registro es único, señalan las fuentes, asemejándose a una huella digital.

    Cabe recordar que en el primer parte operativo preparado el mismo día por los funcionarios del GOPE, se indicó que los disparos se hicieron con carácter disuasivo, controlados y hacia lugares seguros, lo que ha ido cambiando con el paso de los días.

    Como sea, la pericia ya comenzó a cerrar el círculo sobre los posibles responsables de la muerte del comunero, por lo que el Ministerio Público debiera tomar la decisión respecto a la participación de los carabineros en la muerte de Catrillanca y una eventual formalización. 

    La fiscalía lleva actualmente tres aristas en este caso. La primera por la muerte de Catrillanca, otra por obstrucción a la investigación -por la destrucción del sistema de almacenamiento- y otra por torturas en contra del joven que acompañaba a la víctima.

    El caso también tuvo ayer su arista política, luego que 66 diputados -tal como informó este medio- presentaran una solicitud para la conformación de una Comisión Investigadora, para aclarar las responsabilidades políticas, las que apuntan al ministro del Interior, Andrés Chadwick (UDI).

    Ayer, en tanto el sitio Ciper Chile, reveló un informe de inteligencia de la policía uniformada. En él se daba cuenta que Catrillanca era seguido por la unidad que estuvo involucrada en la llamada “Operación Huracán”, donde se descubrió la falsificación de mensajes de WhatsApp e imputaciones falsas a mapuches de la zona.

     

     
    Camilo Catrillanca. Foto: Radiobiobio.cl.

     

     

  • Otra vez Krassnoff

    "Me es imposible no recordar a mi madre Catalina a quien este “valiente soldado”, le arrancó sus ojos y su vida. También le quitó del vientre de mi tía Mónica a mi primo de 3 meses de gestación. Al abuelo Alberto lo colgaron de un árbol y le aplicaron agua y aceite hirviendo ¿Son estos los grandes logros militares por los cuales el Ejército de Chile le rinde honores a Miguel Krassnoff?"

    Testimonio de Beto Rodríguez Gallardo, sobreviviente e integrante de la familia Gallardo Moreno, del Montaje de Rinconada de Maipú. 

     

     Fuente: El Desconcierto. 15.10.2018

     

    Con estupor he recibido la noticia de un nuevo homenaje al criminal de lesa humanidad Miguel Krassnoff Martchenko, llevado a cabo en la Escuela Militar.

     

    El año 2003, a 30 años del golpe de Estado, lo homenajearon los 1200 empresarios más ricos de Chile en el centro de eventos Casa Piedra, lugar de reunión emblemático de la élite nacional. Ese año estaban en curso las investigaciones judiciales por sus múltiples crímenes (desaparición forzada, ejecución política, tortura y violencia sexual política); sin embargo, él se paseaba libre por las calles, creyendo que nunca le podríamos quitar el manto de impunidad que le otorgaba haber servido fielmente a sus patrones. Luego, en noviembre del año 2011, Cristián Labbé (compañero de armas, de torturas y asesinatos), promueve un acto de reconocimiento en el Club Providencia. En esta oportunidad la prepotencia edilicia, no permitió ver los reales sentimientos que provocan en la sociedad chilena, las graves masivas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos que cometió “el joven brigadier”. Como el llamado fue abierto y público, la organización social no se dejó esperar, fuimos miles de personas los que salimos a las calles a repudiar este acto. Miles los que, una vez más, dijimos con voz fuerte y clara “No a la impunidad”.

     

    Desde hace años las organizaciones de Derechos Humanos y Memoria, venimos exigiendo que se promulgue una ley que sancione las conductas de apología del terror, de revisionismo y negacionismo, las cuales dañan los pilares más básicos de nuestro pacto social y de nuestra democracia; así como también, atentan contra los familiares de las víctimas del Terrorismo de Estado, retraumatizando y revictimizando en una cadena sin fin.

     

    En este contexto me es imposible no recordar a mi madre Catalina a quien este “valiente soldado”, le arrancó sus ojos y su vida. También le quitó del vientre de mi tía Mónica a mi primo de 3 meses de gestación. Al abuelo Alberto Lo colgaron de un árbol y le aplicaron agua y aceite hirviendo ¿Son estos los grandes logros militares por los cuales el Ejército de Chile le rinde honores?

     

    Con este tipo de acciones quedan al descubierto que las peticiones de perdón del Ejército de Chile, no han sido más que cortinas de humo. Queda claro que el ex Comandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre el año 2004 en su texto “Ejército de Chile: el fin de una visión”, le mintió a Chile y al mundo al decir que “las violaciones a los Derechos humanos, nunca y para nadie pueden tener justificación ética”. Lo que podemos ver con mucha claridad es que el acto de “homenaje” a Krassnoff realizado en la Escuela Militar, es una evidencia más de que el Ejército de Chile no sólo no ha cambiado su visión, sino que reivindica el accionar del Terrorismo de Estado.

     

    Me da vergüenza como las instituciones Castrenses, siguen ancladas a la lógica de la Guerra Fría, esa lógica que indica que en cada país hay enemigos internos, los cuales se deben destruir a cualquier precio.

     

    ¿Qué tiene que decir el comandante en jefe de las fuerzas armadas del país? ¿Cuál será la postura del gobierno ante semejante atropello a la Democracia? ¿No será momento de pasar de las explicaciones a las exigencias de renuncia a quien permita este tipo de infamias? ¿Cuánta violencia más tenemos que soportar los familiares de Violaciones de Derechos Humanos?

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español