Martes, 20 Noviembre 2018 | Login
La policía disparó 25 tiros contra un joven autista Para el funeral de Ericl Torell, sus amigos motociclistas organizaron un cortejo de motos. Foto: Privada. Expressen.

La policía disparó 25 tiros contra un joven autista Featured

La madrugada del 2 de agosto, tres policías mataron a tiros a Eric Torell, un joven autista de 20 años. Su caso conmovió a la opinión pública.

Ayer se supo que los tres policías que acudieron al lugar dispararon 25 tiros en contra de Eric. Tres impactaron en su cuerpo. Los agentes declararon que fue “en defensa propia”, no obstante, la bala que ocasionó la muerte de Eric fue en la espalda.

- Esta nueva información despierta una serie de preguntas, declaró el abogado que representa la familia de Eric al vespertino Expressen.

 

 Por: Magazín Latino

 

Si el caso de Eric Torell, un joven autista de 20 años que fue muerto a balazos por la policía a principios de agosto causó gran consternación, la información presentada primero por Expressen y luego por otros medios estremeció aún más a la opinión pública.

 

Según esta, los tres policías que acudieron a la llamada de emergencia de alguien que dijo haber visto a una persona armada, esa madrugada en un barrio de Estocolmo, dispararon 25 balazos, en su encuentro con el joven.

 

Los agentes declararon que “estaban buscando a otra persona”, y por esto dispararon a matar y “en defensa propia”. No obstante, la enorme cantidad de disparos y el hecho de que el médico forense haya constatado que Eric falleció producto de una bala que le impactó en la espalda, despiertan las dudas de la familia y de su representante legal. La familia exige que se investigue el hecho.

 

Su madre, Katarina Söderberg, se manifestó ayer choqueada ante esta nueva información. Y contó a la prensa que lloró durante una hora y media, al escuchar, de parte de su representante legal, que los policías habían disparado 25 balazos. Tres de estos impactaron en el cuerpo de su hijo, y el tiro letal le dio en la espalda.

- Creo que esto es totalmente impactante. ¿Cómo pueden ser necesarios 25 tiros? Y estos policías dicen que fue en defensa propia. Pero ¿cómo puede ser si le disparas a alguien por la espalda? Uno no puede ser amenazado por alguien a quien tienes de espalda, dijo ella

- Tienen que existir graves falencias en su formación. ¿Está permitido, incluso, dispararle a alguien por la espalda? agregó, consternada, en conversación con Expressen.

 

El representante legal de la familia, Thomas Nilsson, manifestó por su parte, que esta nueva información despierta muchas interrogantes. Según esta, Eric fue impactado por tres disparos, uno le dio en el estómago, y al menos dos en la espalda.

- Esta información fue entregada por el fiscal, que se dispararon 25 tiros a matar. Eric recibió tres balazos, y uno de estos fue inmediatamente letal.

 

Y agregó:

- Ahora que se ha difundido esta información sobre la cantidad de disparos y donde impactaron, puedo decir que son datos excepcionales que llevan a que muchas preguntas deben ser respondidas. Sin embargo, para hacer una evaluación correcta, debemos tener acceso a todos los detalles, y aun no los tenemos, dijo el abogado.

 

En tanto el fiscal, Martin Tidén, se rehusó a hacer comentarios a la prensa, puesto que hay una investigación en curso.

 

About Author

Related items

  • Un cortejo de motocicletas despidió al joven baleado por la policía

    Un cortejo fúnebre compuesto por cientos de motocicletas atravesó este domingo las calles de Estocolmo en homenaje a Eric Torell, el joven baleado por una patrulla policial el jueves pasado.

    Eric, de 20 años, con síndrome de Down, portaba una pistola de juguete, lo cual bastó para que los agentes le dispararan. Falleció a los pocos minutos.

    En medio de la devastación de haber perdido a su hijo, su madre declaró hoy que quiere que todo el mundo se entere de lo sucedido para que este hecho nunca más vuelva a ocurrir.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Gran consternación ha causado en Suecia el hecho tan lamentable como incomprensible que se desarrollara en el barrio de Vasastan, en Estocolmo, la madrugada del jueves 2 de agosto.

     

    Eric Torell, que padecía del síndrome de Down y autismo, tenía la capacidad intelectual de un niño de tres años. Puesto que sus padres son separados, el joven vivía en casa de ambos.

    - Él era absolutamente maravilloso, la persona más amorosa del mundo. Lo que más le gustaba era nadar, y mañana íbamos a ir a bañarnos con mis amigos en Tyresö, contó a Aftonbladet Katarina Söderberg, la madre de Eric. 

     

    La noche del miércoles pasado, su hijo tomó un taxi para minusválidos, que lo llevó desde su casa, en Skarpnäck, a la de su padre, en Vasastan.

     

    En el transcurso de la noche, el padre se dio cuenta de que Eric se había ido de la casa, algo que acostumbraba hacer anteriormente, pero que desde hacía tiempo no hacía.

     

    Consigo portaba una pistola de juguete. Le costó la vida.

     

    Un vecino dio la alarma a la policía, avisando que había visto a un hombre armado en la calle. A los pocos minutos arribaron tres agentes. Y le dispararon.

     

     El padre de Eric declaró, a Aftonbladet:

    - Ellos dicen que era una réplica de una pistola. No es así, se trataba de una escopeta de juguete para un niño de cinco años. Es mucho más chica que un arma de fuego. Y barata, de plástico, dijo el padre del joven, quien, al percatarse de que Eric había abandonado el hogar, salió a buscarlo.

     

    En la calle se encontró con tres coches policiales y les preguntó si habían visto a un chico con síndrome de Down.

    - Él se fue de la casa, les dije. Entonces el policía dijo que no lo habían visto y que no tenían recursos para salir a buscarlo.

     

    Volvió a casa para llamar al número de emergencia de la policía y avisar de la desaparición del joven, y más tarde salió nuevamente a la calle. Entonces se encontró nuevamente con los policías, quienes ahora le preguntaron cómo se veía su hijo.

    - Cuando les respondo, él va a buscar a un superior, quien dice que le han disparado a Eric y que ha fallecido. Y yo no sé si él aún vivía, cuando salí a buscarlo la primera vez, dijo el padre.

    Al igual que la madre de Eric, está devastado.

    - Estamos completamente destruidos, en estado de shock. No puedo comprender que es verdad, dijo la madre.

    Pero tuvo el coraje de hablar con los medios, poco después de enterarse de lo ocurrido. Ella quiere que se investigue a fondo qué fue lo que ocurrió la madrugada del jueves.

    - Por supuesto que fue muy desafortunado que, por alguna razón inexplicable, salió con ese juguete. Pero ¿por qué tienen que matarlo, no le pudieron disparar a los pies? entonces al menos estaría vivo. ¿Y tres policías? Uno no puede ser baleado por un pedazo de plástico, dijo Katarina Söderberg a Aftonbladet.

     

    Ella sostiene que su hijo era un amor, que siempre daba abrazos y besos a todos y que no le haría daño a una mosca.

    - Yo siento que debemos hablar de lo ocurrido, puesto que lo único que se sabe, por el momento, es la versión de los policías. Un niño con síndrome de Down y autista. ¿De qué forma podría ser tan peligroso como dicen? No es así, dijo ella.

     

    Sin embargo, ninguna de sus preguntas ha tenido respuesta, hasta el momento. Nadie de la policía se ha contactado con los padres de Eric y tampoco se ha llamado a declarar a los testigos.

     

    El hecho está siendo investigado por un fiscal, y existen sospechas de error cometido por un funcionario en el ejercicio de su cargo. Los agentes arguyeron que se había producido una situación amenazante. Algo que los padres no logran entender.

    - Yo mido 1,62 y él me alcanzaba a la nariz. Siento que esto no debe quedar sin respuesta. No puede quedar la imagen de Eric como grande y peligroso. Él no puede ser ni amenazador ni peligroso. Es bajito, tiene el síndrome de Down y un lenguaje corporal que grita a voces “soy minusválido”. Es increíble que ningún policía pudo comprender la situación, y lo balearon. Y nadie paró eso, dijo su madre al vespertino Expressen.

     

    Agrega que su hijo fue “ejecutado” y quiere que todo el mundo lo sepa.

     

    Y todo el mundo lo ha sabido. Este domingo, muchas personas se unieron al dolor de la familia, en un homenaje póstumo al joven, encabezado por motociclistas que partieron desde la casa de su madre a la de su padre, atravesando Estocolmo.

     

    Un amigo de la familia hizo un llamado en Facebook a los motociclistas que quisieran participar de un último adiós a Eric. Pensó que vendrían algunos. Llegaron cientos.

     

    Una de las pasiones del joven era, justamente, las motocicletas, y la de Christer Axenryd era su favorita.

    - Él siempre tenía una sonrisa en los labios, y era increíblemente cálido y feliz. Por eso causa tanto dolor cuando ocurre algo así. No tuvimos nunca la oportunidad de decir adiós, así que esta es nuestra forma de hacerlo dijo, entre lágrimas, Christer Axenryd a Aftonbladet.

    Las motocicletas finalizaron el cortejo en el lugar donde Eric perdiera la vida, donde depositaron flores y prendieron velas.

    - Se siente como que alguien ha derramado miles de litros de amor sobre mí. Me cuesta creer que sea cierto, toda esta calidez y este amor – que tantos quieran honrar la memoria de mi hijo, dijo Katarina Söderberg, al recibir las muestras de solidaridad.

       

    El cantante favorito de su hijo era Ted Gärdestad, y su canción predilecta “Sol, vind och vatten” (Sol, viento y agua). Eric no hablaba, solo podía decir “mamá”. Pero había aprendido el lenguaje de señas y esta canción se la sabía de memoria.

     

    El guitarrista Janne Schaffer acompañó al cantante Stefan Jämtbäck, en la interpretación del tema, además de otras canciones de Gärdestad.

     

    Y la lluvia se mezcló con las lágrimas de la madre de Eric, quien interpretó con señas la canción, como tantas veces lo había hecho junto a su hijo. 

     

     

     

     

     

  • Morgan Johansson: “Un ataque vil y cobarde”

    Pasadas las 21 horas del miércoles se produjo una fuerte explosión en el patio de la jefatura de policía de Rosengård, en la ciudad de Malmö. La policía detuvo a dos jóvenes por sospecha de participación en el estallido que afortunadamente no dejó víctimas, pero ocasionó daños materiales.

    ”Un nuevo ataque vil y cobarde contra la policía.  Pero ni la policía ni el resto de la sociedad van a retroceder frente a los criminales, al contrario”, escribió en su cuenta de Twitter el Ministro de Justicia, Morgan Johansson.

     

     Por: Magazín Latino

     

    El mismo día en que el titular de Justicia, Morgan Johansson, recibía el informe del fiscal general, Anders Perklev, en el gabinete de Estado, Rosenbad, se producía por la noche un nuevo ataque en contra de la policía sueca.

     

    En el informe interino entregado al gobierno, el fiscal propone que se agregue un nuevo delito al Código Penal: el de sabotaje contra policías, personal de emergencia y bomberos: “blåljussabotage” (blåljuspersonal se ha denominado a quienes trabajan en estas tres áreas).

     

    La modificación al Código Penal significaría que las personas que ataquen a los profesionales que mantienen el orden o salvan vidas podrían ser condenados incluso a cadena perpetua.

    - Estas medidas tienen por objeto proteger a quienes están en primera línea cuando se trata de la lucha en contra de la criminalidad, para demostrar que la policía y otros servicios públicos cuentan con nuestro apoyo en su vital labor, dijo Anders Perklev en la conferencia de prensa en Rosenbad.

     

    El fiscal explicó que, a falta de estadísticas concretas, los expertos han debido interiorizarse en el tema escuchando a testigos y a personas que tienen conocimiento de la problemática actual.

    - Se nos ha explicado un escenario del problema en el cual se produce en gran medida lanzamiento de piedras, amenazas y violencia contra la policía, los bomberos y paramédicos, sobre todo en las zonas más vulnerables, dijo el fiscal.

     

    Morgan Johansson declaró que el gobierno no aceptaría ataques de ningún tipo contra estos profesionales.

    - El atacar a quienes trabajan salvando vidas y manteniendo la seguridad en nuestro país es de lo más cobarde que se pueda hacer, y debe dar lugar a impactos significativos y fuertes sanciones, dijo Johansson.

     

    Sin embargo, la noche del mismo día, se producía un nuevo ataque, esta vez en Rosengård, en la sureña ciudad de Malmö. Esta es la segunda vez que se produce una explosión en Malmö, en poco tiempo.

    Y no es la primera vez en Suecia.

     

    En noviembre de 2017, una granada de mano explotó en el frontis de la comisaría de Uppsala.

     

    En octubre, alguien disparó una veintena de tiros contra la residencia de un inspector de policía, en Västerås.

     

    En octubre, la entrada de la estación de policía de Helsinborg fue dañada por una explosión, lo mismo había ocurrido en agosto, en la localidad de Hallstahammar.

     

    En febrero, se producía una explosión en el auto de un jefe de policía de Uppsala.

     

    El 1 de enero de 2017, alguien arrojó una granada de mano contra la comisaría de Katrineholm.

     

    Estos son solamente algunos de los incidentes ocurridos el año pasado. Este año la espiral de violencia continua y los entendidos consideran que los ataques contra la policía es la reacción de los grupos criminales a los operativos policiales para disminuir - entre otras actividades delictivas - el narcotráfico.

     

    En la explosión del miércoles, en Rosengård, en Malmö, no se produjeron víctimas fatales, pero sí daños materiales.

     

    Durante la conferencia de prensa del jueves, los inspectores mostraron su frustración y descontento. Ellos piensan que se trata de venganza, pero no quisieron entrar en más detalles al respecto.

    - Lo que ocurrió ayer nos indigna. Pero no le vamos a dar tregua a los criminales y no vamos a dejar que sigan asolando las calles, que es lo que realmente hacen, de cuando en cuando, dijo el jefe de policía de la región, Stefan Sinteús.

     

    La policía de investigaciones continua sus pesquisas para resolver qué fue lo que explotó y la identidad de los autores del crimen. El detonante ocasionó un cráter en la calle y arruinó dos vehículos policiales.

     

    La entidad policial mantiene desde hace meses una ardua lucha en contra de la criminalidad, en las ciudades más grandes del país. Se trata de grupos de jóvenes hombres que viven marginados de la sociedad y que caen en mundo del crimen a muy temprana edad.

     

    Los dos detenidos figuran desde antes en los registros de la policía.

    - El hecho de que algunos individuos criminales se comporten de esta manera causa indignación. Que se tomen este derecho. Nosotros estamos aquí para proteger y apoyar a la población en general. Estamos indignados, pero al mismo tiempo tenemos una gran determinación de permanecer en este, el único camino a seguir. No vamos a claudicar ante este tipo de ataques o actos, dijo Carina Persson, jefe de policía de la región sur.

     

    En lo que todos están de acuerdo es que se requiere de modificaciones a la legislación.

     

    El tema del crimen y castigo se discutió ampliamente, ayer, en el Parlamento, en el primer debate del año. Y se cree que se va a convertir en un tema clave, en vistas de las elecciones parlamentarias de septiembre.

     

    El político más extremo, Jimmie Åkesson, declaró la guerra a los criminales, mientras que el primer ministro, Stefan Löfvén, se adjudicó críticas por no haber sido claro en el tema de si se debe hacer uso del ejército para combatir la criminalidad que ha ido en aumento en las zonas vulnerables.    

     

    Uno de los que críticos fue el mismo Ministro de Justicia, Morgan Johansson. Según él, los militares están para proteger Suecia de las amenazas exteriores, y la policía para combatir la delincuencia en el país.

     

    Y, volviendo al tuit en relación a la explosión del miércoles en Malmö, Johansson escribió, en su cuenta de Twitter:

     

    ”Un nuevo ataque vil y cobarde contra la policía.  Pero ni la policía ni el resto de la sociedad van a retroceder frente a los criminales, al contrario. La policía cuenta con un un amplio apoyo popular en su trabajo contra la criminalidad de las pandillas. Ahora se incrementan los recursos y se aumentan las sanciones”.

     

     

    Ministro de Justicia, Morgan Johansson. Inmediaciones de la comisaría de la policía de Rosengård, en Malmö. Foto: Marisol Aliaga. Sveriges Radio. Montaje: Magazín latino. 

     

     

  • El 7 de abril murió algo dentro de todos nosotros

    "Hay mucha gente en esta ciudad que aún no acepta que está deprimida, pues la tristeza se manifiesta de diversas formas y matices y esa tristeza hay que trabajarla y formarla y hay que despedirla con el tiempo, eso es un lujo que los familiares de los que ya no están no podrán darse", escribe nuestro columnista invitado, el joven escritor chileno Patricio Zamorano. 

     

     Por: Patricio Zamorano

     

    Este horrible suceso me ha hecho notar que pienso muy diferente a una inmensa cantidad de amigos en el Facebook, me he cuestionado bastante. No significa por ello que dejaré de ser amigo de mis amigos, pero significa, tal vez, que me he alejado del que una vez fuí. Creo que el 7 de abril murió algo dentro de todos nosotros. Cuesta dejar de pensar en las ausencias perpetuas a las cuales han sido condenadas cuatro familias, el británico que trabajaba en Estocolmo, la turista belga que estaba en la flor de la vida, la niña que comenzaba a vivir, y me pregunto quién será la otra víctima. (*)

     

    (Entre las víctimas también había un perrito, una mascota que acompaña a alguien en una imagen grabada en la desgracia y quien hasta el último momento supo ser amigo).

     

    Hay mucha gente en esta ciudad que aún no acepta que está deprimida, pues la tristeza se manifiesta de diversas formas y matices y esa tristeza hay que trabajarla y formarla y hay que despedirla con el tiempo, eso es un lujo que los familiares de los que ya no están no podrán darse.

     

    Hoy Estocolmo salió a la calle y la calle se llenó de flores. El pueblo de Suecia le manifestó su amor a la memoria de las víctimas y le manifestó un sincero e innegable afecto al cuerpo de policía, desde ahora les será más difícil a algunos el lanzarle piedras a los policías ,cuando acudan al llamado, en las tardías horas de la noche.

     

    Algo ha cambiado, y al menos los que pensamos distinto nos hemos sincerado en el dolor o en la rabia y nos hemos acercado en el cariño que sentimos por este país, porque ese cariño es el factor común que nos une a todos.

     

    Creo que es legítimo manifestar su ira ante los asesinos y sus simpatizantes, es un sentimiento legítimo y nadie tiene derecho a taparnos la boca a la hora de expresarlo, solo se debe cuidar la forma de expresarlo y la forma de actuar con este sentimiento. El amor es legítimo, es la fuerza motriz del actuar humano, pero el cariño a nuestra sociedad debe estar cimentado en bases reales y concretas. Las palabras hermosas, pero vacías de contenido, solo llevan a la falsedad y a un posterior desencanto. Una sociedad plena debe descansar sobre un Estado fuerte y soberano, que sepa ser severo ante las fuerzas del oscurantismo, vengan estas de donde vengan.

     

    Esta es una opinión, y opiniones hay tantas como gotas de lluvia.

     

    La vida es frágil y hermosa y debemos vivirla intensamente, contagiando de esa intensidad a los demás, mientras la tengamos, siempre. Tratando de embellecer la vida ajena.

     

    La amenaza continúa, lo sabemos como sabíamos que esto era cuestión de tiempo, pero sin embargo esperamos, de todo corazón, que esto nunca más vuelva a repetirse, que los niños nunca más sean ni víctimas ni testigos del terrorismo.

     

    Lucharemos por que así sea. Esperamos que la fortuna bendiga a Suecia en el tiempo y en la historia. Suecia se lo merece, por ser un país digno, cuna de músicos e inventores, amante de los estudiantes y de la ciencia y gestora principal del asilo en contra de la opresión, se lo merece por ser el hogar de los innovadores y emprendedores, de los seres pensantes y festivos, de los que añoran habitar el campo abierto cercano almar, por ser la tierra antigua, libre y montañosa, de los que quieren vivir y morir en el Norte.

     

    Patricio Zamorano

    Sábado 8 de abril 2017

     

     

    (*) Al momento de escribir la columna, no se sabía la identidad de la cuarta víctima. Más tarde se supo que se trataba de Lena Wahlberg, de 69 años, de la localidad de Ljungskile, quien estaba de paso en Estocolmo. En esta nota se nombran las víctimas mortales. 

     

     

     

    La policía de Estocolmo recibió flores y abrazos, de parte de los habitantes de Estocolmo, entre ellos, muchos niños. Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español