Jueves, 12 Diciembre 2019 | Login
Sobreviviente del Holocausto ante marcha nazi en Estocolmo: "No puedo quedarme callada" La ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, la psicóloga y escritora Hédi Fried y la jugadora de balonmano Linnéa Claeson en la manifestación en contra de los nazis, en Kungsholmen, Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

Sobreviviente del Holocausto ante marcha nazi en Estocolmo: "No puedo quedarme callada"

La sobreviviente de los campos de concentración nazis, Hédi Fried, de 94 años, protestó contra los nazis, que este sábado se concentraron en Kungsholmen, en Estocolmo.

- Estoy aquí para decirles que no quiero revivir lo que viví hace 75 años atrás. No entiendo por qué autorizan manifestaciones de grupos violentos que quieren derrocar la democracia. ¿Pretenden que uno se suicide? dijo Hédi Fried.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Una vez más los neonazis del NMR (Movimiento de Resistencia Nórdica) se manifestaron en las calles de Estocolmo.

 

Este sábado, la policía autorizó una demostración entre las 10.00 y las 18.00 horas.

 

Unas 300 personas se habían congregado en el lugar de partida, Kungsholmen, en pleno centro de Estocolmo, y la idea era marchar hasta la plaza Myntorget, frente al palacio real.

 

Sin embargo, al no obtener la autorización para el recorrido que querían, los neonazis protestaron anulando la marcha. De los 300 que había en un principio quedaron alrededor de un centenar de personas, que escucharon con atención el encendido discurso de su líder, Simon Lindberg, quien ha sido condenado por diversas acciones antidemocráticas y violentas.

 

Lindberg ha declarado que la ideología de NMR es básicamente la misma que la de Hitler, y niega el Holocausto. Ha participado en varias acciones en contra del colectivo LGTB y este sábado, como otras veces, aprovechó la ocasión para divulgar su homofobia. Según él, la homosexualidad se “contagia”.

 

Seis de los ocho partidos parlamentarios habían protestado ante la decisión de la policía de autorizar la manifestación nazi. Sin embargo, el viernes por la tarde el tribunal administrativo informó que la decisión se mantenía. Esto, debido a que “la libertad de reunión y de manifestación están protegidas por la Constitución”, y que la policía había informado que “el orden y la seguridad se pueden mantener”.

 

Este sábado, la policía de Estocolmo inició un operativo de grandes proporciones, para garantizar la seguridad de los ciudadanos. Se realizaron una serie de manifestaciones en la capital sueca, no obstante, en la que se desplegaron más recursos fue en la manifestación y en la contra manifestación de NMR. 

 

Los neonazis se concentraron en la plaza de Kungsholm. Unos metros más allá, en las calles aledañas y resguardados por numerosas vallas de seguridad se encontraban los contra manifestantes.

 

Los grupos nunca se encontraron.

 

A la contra manifestación se unió la ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, quien llegó acompañada de Hédi Fried, de 94 años, sobreviviente de tres campos de concentración nazis, entre estos, Auschwitz y Bergen Belsen. “Es importante que la gente sepa que, en la década de los 30, también los nazis comenzaron con marchas – y terminó con las cámaras de gas”, ha dicho Fried.

 

Para Hédi es importante que se realicen anti demostraciones. Según ella, es tanto o aún más peligroso el dejar pasar. El no hacer nada. El contemplar pasivamente el avance del fascismo.

- No queremos nazis en Suecia. La ley debería prohibir estos grupos que ejercen la violencia. Y quiero repetirlo una y otra vez, cuando los veo. No puedo quedarme callada, dijo a Dagens Nyheter.

 

Según ella, es un error permitir que se manifiesten organizaciones que de antemano se sabe provocarán problemas, grupos violentos que solo quieren derrocar la sociedad.

- Dicen que quieren llegar al poder en forma democrática, para luego derrocar la democracia. ¿Se supone que cometamos suicidio?

 

Alice Bah Kuhnke, por su parte, explicó que es importante mostrar que se puede hacer resistencia contra los nazis en forma democrática. Sobre todo considerando que muchas personas tienen miedo.

- Los neonazis no solo quieren poder pasearse por las calles, quieren el poder. Quieren tomar el poder por la fuerza y quieren eliminar a las personas que ellos consideran que no debieran existir, dijo la ministra.

  

Magazín Latino: ¿Por qué entonces no se prohíbe que se manifiesten?  No hay nada en la Constitución que diga que estos grupos pueden difundir su ideología

- El partido Verde ha sido claro respecto a que queremos que se revise la ley de orden público, cosa de que sea más específica. Hoy en día la policía se basa en esta, cuando conceden los permisos, pero no es lo suficientemente rigurosa.

 

La ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, la psicóloga y escritora Hédi Fried y la jugadora de balonmano Linnéa Claeson en la manifestación en contra de los nazis, en Kungsholmen, Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga. 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Renunciamos a Almedalen mientras se les de espacio a los nazis

    En la isla de Gotland se está celebrando la semana política de Almedalen, donde nuevamente se permitió la participación de los nazis, algo que ha sido fuertemente criticado.

    Cuatro diputados del partido de Izquierda escriben, en un artículo de opinión publicado en Expressen: “En tanto la policía y la Säpo (policía secreta) elijan dar libre espacio a los nazis no participaremos en la Semana Almedalen. No pensamos arriesgar nuestra seguridad”.

     

     Fuente: Expressen. Publicado: 27 junio 2019. Traducción: Magazín Latino

     

    Ayer, Expressen reveló que el activista del NMR [Movimiento de Resistencia Nórdica Nazi], Patrick Christensson, solicitó un lugar para organizar un mitin durante la semana política de Almedalen.

     

    Anteriormente hemos podido leer que la organización RFSL [que defiende los derechos de la comunidad LGBTI] rechazó la invitación a la semana en Almedal, debido a las amenazas que su organización recibió de parte del Movimiento de Resistencia Nórdica Nazi, y debido a la presencia de los nazis durante la semana de Almedalen. En años anteriores, tanto políticos como otras organizaciones han decidido no asistir a la semana política por las mismas razones. Tenemos plena comprensión y profundo respeto por esto.

     

    Basta ya

    La verdad es que la amenaza de la extrema derecha en contra de la democracia continúa aumentando en el mundo occidental y Suecia no es una excepción. Acoso en la red, amenazas, violencia, maltrato machista y delitos de odio son solo algunos de las trasgresiones que han cometido, año tras año. Esto sucede mientras somos testigos de cómo los medios hablan en términos cada vez más normales sobre los nazis y el extremismo de derecha. Además, el poder judicial no parece tomar el asunto en serio. Cuando los antirracistas se comparan con los nazis, en el debate mediático, y cuando caso tras caso se archiva, en el poder judicial, al mismo tiempo que a los nazis se les permite nuevamente hostigar y amenazar a personas, no podemos quedarnos en silencio a un lado. Ya es suficiente.

     

    La amenaza sobre quienes somos de izquierda y no blancos

    Quienes suscribimos este artículo somos diputados del Riksdag del Partido de Izquierda. Somos afectados tanto por nuestros principios democráticos y por nuestra misión de confianza, así como porque somos no-blancos. En tanto las autoridades policiales y la Säpo [policía secreta sueca] elijan darles espacio libre de acción a los nazis a expensas de la seguridad de organizaciones democráticas y de la seguridad de personas privadas, tampoco participaremos en la semana de Almedalen. Pero seamos claros. Este no es un artículo para defender la Semana de Almedalen y nuestro derecho a estar allí como representantes electos. El hecho es que la semana Almedalen se ha alejado de la plataforma democrática que se suponía que debía ser, a un evento más o menos elitista con muy poco que ofrecer a la gente común y corriente. La oportunidad de encontrarse con políticos y representantes de organizaciones y participar en la discusión política está reservada para quienes puedan pagar los montos de fantasía que cuesta un viaje a Visby durante la semana de Almedalen. Pero independientemente de los puntos de vista que se tengan al respecto, es la semana política más grande de Suecia, y la total ignorancia de la policía y de Säpo frente a la amenaza de los nazis es profundamente preocupante.

     

    La policía debería rechazar el permiso

    Creemos que ya hoy en día es posible negar el permiso a estas organizaciones. La Ley del Orden establece que los permisos para una reunión pública pueden ser rechazados, si es necesario, tomando en cuenta el orden o la seguridad en la reunión, o como consecuencia directa de ello o en su entorno inmediato. Puede que sea hora de que la policía comience a seguir estos párrafos jurídicos nuevamente, puesto que obviamente la seguridad no se puede mantener. En muchas otras partes del país hemos marcado nuestra posición en contra de esos nazis que han desfilado por nuestras ciudades con una contundente protección policial. Seguiremos haciéndolo, pero la pregunta es ¿cuándo las autoridades piensan asumir su responsabilidad?

     

    ¿Qué habría dicho Olof Palme?

    El punto de partida de la semana política en Almedalen fue en 1968, cuando Olof Palme habló desde un camión en Kruttornet, en Visby, sobre socialismo y democracia. Si hubiera vivido hoy, habría presenciado como se permite que el nazismo y el racismo se propaguen libremente, sin ninguna sanción. ¿Es esto lo queremos?

    Siempre vamos a dar la lucha contra  el nazismo. Pero no pensamos arriesgar nuestra seguridad y la de nuestros compañeros. Para que Almedalen pueda ser y convertirse en el escenario político y democrático que se pretendía, el tema de la seguridad y protección para todos debe ser tomado con la mayor seriedad. En una democracia es deplorable que no todos puedan participar en la vida política sin temor a amenazas y a violencia. Deseamos a todas las fuerzas democráticas que estarán allí presentes mucha suerte, pero decimos NO GRACIAS a la semana Almedalen mientras esto continúe.       

      

    Por: Malcolm Momodou Jallow

    Diputado (V)

    Lorena Delgado Varas

    Diputada (V)

    Tony Haddou

    Diputado (V)

    Daniel Riazat

    Diputado (V)

     

     
    Este martes, un grupo del NMR bloqueó la entrada a una exposición sobre el Holocausto, que se instaló en Almedalen. Más tarde, el movimiento realizó un mitin en Visby. Foto: SR.se (la imagen está recortada). 

  • Te recuerdo, Miguel

    El golpe de Estado del 73 no solo dejó hondas cicatrices en la memoria histórica en Chile. Dejó también innumerables historias que nunca fueron contadas, y que, si no las traemos a la luz, nunca iluminarán nuestro futuro.

    Esta crónica de Lilian Aliaga rescata a uno de esos héroes anónimos que cayeron luchando por un mundo mejor.

     

     Por: Lilian Aliaga

     

    Sentada en frente de una hoja en blanco intento plasmar las emociones que me invaden luego de escuchar las diversas opiniones que difunden los noticieros en relación con los últimos acontecimientos que se han venido desarrollando en Chile:

     

    La acusación constitucional a los jueces del Tribunal Supremo de la nación, que concedieron libertad a prisioneros de Punta Peuco condenados por delitos de lesa humanidad.

     

    Los esfuerzos de algunos para hacer valer su opinión de “poner en contexto” los hechos ocurridos durante la dictadura, como si existiese “un contexto” que validara tanta crueldad y tanto ensañamiento con tantas miles de víctimas.

     

    Algunos, los de siempre, tratando de defender lo indefendible, quizás con el objetivo en mente de que algún día el olvido le gane a la memoria y las nuevas generaciones lleguen, tal vez, a negar lo ocurrido ese 11 de septiembre de 1973, diciendo que fue un “montaje”. Como ocurre también en relación con el Holocausto, con los llamados “negacionistas”.

     

    Ante esto, con la esperanza y la convicción de que no podemos dejar que esto ocurra, y dejándome llevar más por el corazón que por la razón, escribo por vez primera acerca de mis vivencias personales de aquellos días:

     

    El radiante sol de primavera y el persistente viento más bien frío me retrotraen a aquella mañana de septiembre del 73, cuando con apenas 20 años deambulaba por cada centro de detención en Santiago y alrededores en busca del hombre que me había robado el corazón.

     

    Un hombre soñador, amante de los perros callejeros y de las palomas. Cantor y poeta que, como tantos jóvenes idealistas de aquella época, había cruzado la cordillera de Los Andes para venir a conocer esta insólita llegada al poder por la vía democrática. La vía pacífica de un gobierno que representaba sus ideales, tan pisoteados en su propio país por las sucesivas dictaduras militares.

     

    Recuerdo las largas y apasionadas conversaciones sostenidas en el salón comedor de la UNCTAD, donde con frecuencia y por muy poco dinero, comprábamos nuestros almuerzos muchos universitarios pobres como yo, que estudiábamos gratuitamente. Trabajadores, intelectuales, artistas y un mundo variopinto de personas en un ambiente imposible de describir por su diversidad y efervescencia.

     

    Hoy tú ya habrías pasado los 70 años, y si los sueños de aquella época se hubiesen hecho realidad, viviríamos tal vez más al Sur, en una casa pequeña de paredes muy blancas y rodeados del espacio suficiente para acoger a tantos perros como hubieses podido rescatar de la calle.

     

    Pero tu destino fue otro y tú, que tan sólo tenías tu inseparable cuaderno y tu lápiz como únicas armas, fuiste uno más de los caídos en aquel desigual e injusto combate.

     

    En marzo de 1974, mi peregrinar terminó abruptamente cuando tus restos, o lo que dijeron que eran, fueron enviados a tus padres, quienes nunca lograron tener la certeza de que habían recibido el cuerpo de su hijo.

     

    Supe por testigos, muchos años más tarde, que fuiste atrozmente torturado antes de morir, te mataron a punta de golpes. Tu estatura, tu pelo claro ensortijado y tus bellos ojos color de miel eran una amenaza. Te veían como un fiel representante de un “enemigo de la patria”, como me espetó un soldado cuando mencioné tu nombre y tu nacionalidad, luego de horas de espera a pleno sol, frente al Ministerio de Defensa, en Santiago. Me respondió con una rabia tal, que sentí miedo. Me apuré en irme y me quedé con la sensación de que me seguían.

     

    Sin darme cuenta, finalmente, dirijo mis palabras a ti, Miguel, y en tu nombre rindo homenaje a los miles de hombres, mujeres y niños que corrieron tu misma suerte. A todos quienes vieron sus vidas trastocadas, sus sueños destrozados, y a quienes el destino llevó, a raíz de tan aciagos acontecimientos, por rumbos jamás imaginados.

     

    Lilian Aliaga

    11 de septiembre de 2018

     


    Foto: Eldesconcierto.cl. 

     

     

  • Jimmie Åkesson: "P3 es un canal de mierda"

    ELECCIONES 2018 EN SUECIA

    El líder de los Demócratas de Suecia reaccionó airadamente esta mañana en el programa de la emisora estatal P3, Morgonpasset.

    - Era lo que me había esperado de este canal de mierda, dijo Åkesson.

    Agregó que, si fuera jefe de Radio Suecia, habría clausurado P3. “Yo opino que son bobadas de izquierda-liberal”, subrayó.

    Las críticas no tardaron en llegar.

     

     Por: Magazin Latino

     

    En el marco de las elecciones parlamentarias del 9 de septiembre, el programa de la emisora estatal SR, “Morgonpasset i P3” entrevista a los líderes de los ocho partidos parlamentarios.

     

    Antes de la entrevista, conducida por Kalle Berg, Kodjo Akolor Hanna Hellqvist, los huéspedes escuchan una introducción satírica producida por Christopher Garplind, del programa humorístico Tankesmedjan.

    - Él [Jimmie Åkesson] es un poco como la Oprah de Suecia, que sube y baja de peso. Esto hace a Jimmie un ejemplo a seguir para todos los chicos de contextura gruesa, como yo, dijo Garplind.

     

    A diferencia de los otros líderes políticos, que han demostrado tener buen sentido del humor, Åkesson se puso furioso.

     

    Y replicó:

    - Esto era lo que me había esperado de este canal de mierda en el que me encuentro ahora. Me veo en la obligación de estar aquí, pero en realidad habría preferido evitarlo, porque yo no siento que P3 es un canal para mí.

     

    Preguntado sobre si preferiría que el canal se cerrara, Åkesson responde:

    - Si yo hubiera sido el jefe aquí, habría cerrado P3 hace tiempo. Yo opino que ustedes transmiten solo estupideces liberales de izquierda.

     

    Por la tarde se quiso retractar, en parte, de sus dichos, explicando que se había expresado como “usuario de public service” (los medios que financia el Estado), no como político.

     

    Pero repitió que el canal P3, de la Radio Sueca, era “una mierda”.

     

    La gerenta de SR, Cilla Benkö, comentó las declaraciones de Åkesson diciendo:

    - Ningún político decide sobre el contenido de Sveriges Radio. Yo soy la gerenta general. Y no hay planes de cerrar P3.

     

    Fuera de esto, varios dirigentes políticos dieron a conocer su malestar.

     

    “Esto muestra la opinión de los Demócratas de Suecia respecto a la libertad de expresión. Él parece, además, inspirado en el primer ministro de Hungria, Orbán. Nos pone la piel de gallina a quienes protegemos los medios libres e independientes”, escribió en Twitter la ministra de Exteriores, Margot Wallström.

     

    Por su parte, la ministra de Cultura y Democracia, Alice Bah Kuhnke, reaccionó también a los comentarios del líder del partido de la extrema derecha.

    - La declaración de Jimmie Åkesson en contra de P3 y del servicio público es uno de los peores ataques que he escuchado durante el tiempo que he sido ministra de Cultura. Es evidente que SD [Demócratas de Suecia] es un partido que representa una amenaza para la libertad de expresión, dijo a Expressen.

     

    La organización paragua que agrupa a medios de comunicación, tanto privados como estatales, Utgivarna, manifestó también su repudio a las declaraciones de Åkesson.

    Y tomó, además, el caso del diputado del partido de los Moderados, Hanif Bali, a raíz de dos fotos que este parlamentario publicara en las redes sociales. En una, un montaje donde Bali declara la guerra a Dagens Nyheter (según él, una sátira). En otra, el “honorable” empuñando un rifle, y diciendo, además, que se encuentra cerca de una escuela de educación básica.

     

    Después de una lluvia de críticas, Bali eliminó una de las fotos. 

    - Estas no son declaraciones políticas sobre los medios de comunicación. Son ataques en contra de los medios, dice Patrik Hadenius, director de Utgivarna.

     


    Jimmie Åkesson, durante la entrevista en Radio Suecia. 

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español