Viernes, 23 Agosto 2019 | Login
Stefan Löfven: "Estamos aquí por ustedes, no están solos" El primer ministro, Stefan Löfven, pronunció un breve pero emotivo discurso, en la ceremonia del sábado. Foto: Marisol Aliaga.

Stefan Löfven: "Estamos aquí por ustedes, no están solos"

Miles de personas se congregaron este sábado en el Jardín del Rey, en una ceremonia en memoria de las víctimas del atentado terrorista del año pasado, de homenaje con quienes ayudaron a los heridos y de solidaridad con los afectados.

El 7 de abril marcó para siempre la vida de muchos, pero también se recordará el cariño y la solidaridad que los habitantes de Estocolmo mostraron, cuando el terror estalló en la capital sueca.

- Estamos aquí por ustedes. No están solos, dijo el primer ministro, Stefan Löfven, subrayando que “cuando nuestra sociedad fue más frágil, nuestra unión fue más fuerte”.

 

 Por: Marisol Aliaga.Texto y fotos

 

Una emotiva ceremonia se llevó a cabo el sábado pasado en Kungsträdgården (el Jardín del Rey), al cumplirse un año del atentado terrorista en Drottninggatan. Destacados artistas como Malena Ernman, Lars Winnerbäck y Sanna Nielsen, entre otros, interpretaron bellos temas musicales.

 

Además de las autoridades, estuvieron presentes la Princesa Victoria y el Príncipe Daniel, personal de rescate y policías que trabajaron duramente, hace un año atrás para restablecer el orden y la tranquilidad, en la capital sueca.

 

- La vida ha vuelto a Drottninggatan. Sin embargo, fue allí donde la vida se apagó para cinco personas, hoy día, hace un año atrás. Y para muchos otros quedó en pausa, muchos adquirieron traumas que les tomará años, a veces toda una vida, en superar, comenzó diciendo el maestro de ceremonias, el escritor y presentador de televisión, Mark Levengood.

 

El primer ministro, Stefan Löfven, había estado presente en una misa recordatoria en la iglesia de Adolf Fredrik, en otro punto del centro de la ciudad, y ahora pronunció un discurso en el Jardín del Rey.

 

- Antes que nada, quiero dirigirme directamente a ustedes, quienes han perdido a un ser querido. Ha pasado un año. Del shock. De dolor. De nostalgia. Pero en medio de este abismo y este dolor, entiendo que también mantienen recuerdos luminosos.

 

Y citó al escritor Thornton Wilder: “Hay una tierra de los vivos y una tierra de los muertos, y el puente que los une es el amor, lo único que lo sobrevive, lo único que tiene sentido”.

 

La cantante de ópera Malena Ernman abrió la parte musical con el aria de Händel “Lascia ch´io pianga” (“Déjame llorar).

 

Después de su interpretación, la jefa de enfermeras ViktoriaLenander, quien participó en las labores de rescate el 7 de abril, contó lo que había experimentado esa tarde, hace un año atrás.

- Acababa de comenzar mi turno de tarde, en la estación de Sabbatsberg, y estábamos en pausa, cuando llegó la alarma. Pensamos que se trataba de un pequeño accidente del tránsito, pero cuando nos acercamos al lugar, nos damos cuenta de que era más que eso. Casi al llegar, vemos a personas presas del pánico, que gritaban y lloraban y arrancaban del lugar, y en Drottninggatan nos encontramos con un caos, un infierno. Veo a los dos primeros heridos, y cuando salto del coche me encuentro con un silencio, como si el tiempo se hubiera detenido, dijo Viktoria Lenander.

 

La ceremonia continuó con la actuación de las cantantes Menke, Lars Winnerbäck y Sanna Nielsen. La alcaldesa de Estocolmo, Karin Wanngård, de la Socialdemocracia y su opositora del partido Moderado, Anna König Jerlmyr, dieron a conocer sus puntos de vista sobre el tema de la seguridad en la ciudad.

 

El concierto concluyó a las tres de la tarde, con el tañido de las campanas de la iglesia de Sant Jakob, que fueron el marco perfecto para la emotiva ceremonia.

 

- Es de suma importancia que comprendamos que la lucha contra lo destructivo y el terrorismo antes que nada no se libra con armas, sino con valentía, transparencia y la firme resolución de no dejarnos atemorizar, subrayó Mark Levengood.

 

 

El primer ministro, Stefan Löfven, pronunció un breve pero emotivo discurso, en la ceremonia del sábado. Foto: Marisol Aliaga.

 

Para ver vídeos del concierto, entre al grupo en Facebook de Magazín Latino.

 

 

About Author

Related items

  • Tribunal sueco declara a ASAP Rocky culpable de agresión – aunque consideró que fue de menor grado

    Publicado: 14-08-2019. Actualizado: 18-08-2019

    El miércoles a las dos de la tarde se dio conocer el fallo del tribunal de Estocolmo. El veredicto fue: culpable de agresión en grado menor.

    ASAP Rocky y dos miembros de su staff fueron condenados a dos años de sentencia condicional y a pagar una indemnización de 12.500 coronas al demandante, quien exigía 140.000 coronas.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A las dos de la tarde en punto, los asistentes en el tribunal de primera instancia de Estocolmo repartieron los folios conteniendo el veredicto en el proceso legal en contra de Rakim Mayers y dos miembros de su equipo.

     

    Y al minuto siguiente la noticia ya era primera plana en los medios nacionales. Internacionalmente, el interés fue menos, ASAP Rocky no pertenece a la categoría de las celebridades más connotadas, pero sin duda el juicio en Estocolmo contribuyó a que su fama aumentara. Sobre todo, después de que el mismo Donald Trump exigiera su liberación y se ofreciera a pagar la multa, hecho que solo hizo saltar a la vista la ignorancia del presidente estadounidense, puesto que en Suecia nadie puede quedar libre pagando dinero.

     

    Y el fallo era lo esperado, según expertos en jurisprudencia. Mayers había reconocido el delito, y habían pruebas suficientes para probarlo.

     

    Rakim Mayers y los otros dos imputados fueron considerados culpables de agresión al querellante, un hombre de 19 años, inmigrante de Afganistán.

     

    Para ambas partes, el veredicto no era lo que querían. Mayers y sus amigos no fueron absueltos, la corte no aceptó el argumento de la defensa, de que habían actuado en “defensa propia”, y el querellante no obtuvo la suma de dinero que había exigido, casi 140.000 coronas suecas.

     

    La corte tampoco consideró válida la petición del fiscal: seis meses de cárcel, puesto que “la agresión no fue de una naturaleza tan grave, que amerite una sentencia de prisión”. En cambio, los tres imputados fueron condenados a dos años de “sentencia suspendida” o “sentencia condicional”.

     

    “Sentencia condicional” significa, como explicó el juez, Per Lennerbrandt, que los tres condenados no caerán a la cárcel en tanto que no cometan otros delitos en Suecia en el periodo de dos años.  

     

    La agresión que los tres imputados reconocieron y que pudo ser comprobada mediante material audiovisual, significaría dos meses de prisión. Pero, considerando que los imputados fueron privados de su libertad por 31 días, la sentencia condicional no se combinará con multas.

     

    Rakim Mayers y los dos hombres de su equipo deberán pagar una indemnización de 12.500 coronas suecas al querellante. Además, deberán cubrir los gastos de su abogado: alrededor de 200.000 coronas.

     

    Respecto a los otros costes del juicio, el juez declaró que por el momento no era posible dar a conocer todas las cifras. No obstante, expertos calculan que este juicio ha significado al Estado sueco entre 5 y 10 millones de coronas.

     


    Numerosos medios transmitieron en directo, cuando se iba a comunicar el fallo. Foto: Marisol Aliaga.

     

    En "defensa propia"

     

    La versión de los hechos, que Rakim Mayers presentó en la corte, no se contradijo en ningún momento. Él reconoció que había maltratado al querellante y que luego lo había agredido cuando yacía en el suelo. Pero, había actuado en “defensa propia” y convencido de que los jóvenes que los seguían se disponían a atacar - una vez más - a su guardaespaldas. Además de que posiblemente portaban cuchillos y estaban drogados.

     

    La corte desestimó sus afirmaciones, basándose en el testimonio de las dos jovencitas que habían sido testigos de los hechos, y que prestaron testimonio en el tribunal. Según el tribunal, la agresión no fue antecedida por un ataque que haya motivado el uso de la violencia. Tampoco había surgido una situación en la que los imputados se hayan sentido amenazados.

     

    Lo que sí se comprobó fue que los imputados maltrataron al querellante cuando yacía en el suelo, con combos y patadas, y Rakim le aplastó el brazo. No obstante, agrega el tribunal, en un comunicado de prensa, "no se ha probado que Rakim Mayers y sus acompañantes hayan coordinado la agresión", como había sostenido el fiscal.

     

    Los otros dos imputados, además del guardaespaldas, quien también fue llamado a declarar, corroboraron todo lo dicho por el artista.

     

    Las versiones del demandante y su amigo, en cambio, difirieron en varios puntos. La corte concluyó, además, que éstos sí habían actuado en mutuo acuerdo.

     

     

    La mentada botella

     

    El demandante aseguró en la corte que de pronto – en Appelbergsgatan, le habían pegado en la nuca con dos botellas. Y que cuando estaba en el suelo, los americanos le habían asestado veinte combos y patadas, cada uno. Algo que no pudo ser comprobado en el video que muestra la mayor parte de la agresión, según lo corroboraron los testigos.

     

    La botella fue el detalle más peliagudo de todo el juicio, puesto que, si se hubiera comprobado el uso de tal objeto, la tipificación del delito habría pasado de “maltrato simple” a “intento de homicidio.”

     

    No obstante, la existencia de una botella no fue nunca demostrada.

     

    “En una evaluación general, el tribunal considera que no está comprobado que alguno de los imputados hubiera atacado este tipo de objeto” escribe el jurado en el comunicado de prensa que acompañó el fallo.

     

    Agrega que “el tribunal considera que está comprobado que la víctima recibió cortes en los brazos durante el altercado con los imputados. Pero que no ha sido posible establecer exactamente cuando los recibió y de parte de quien. No se logró comprobar que los imputados lo hubieran maltratado con botellas, enteras o rotas. En relación con esto, la corte toma nota de que, en las imágenes de uno de los videos del incidente, que muestra el maltrato, se puede apreciar que los imputados no tienen nada en las manos, cuando la víctima se encuentra en el suelo”.

     

    - La imagen total de evidencias en el caso ha sido compleja. El fiscal no ha podido comprobar que el demandante fue golpeado en la nuca con una botella o que fue maltratado con botellas de vidrio. Esto ha afectado la evaluación de la gravedad del acto, dijo el presidente del jurado, Per Lennerbrant, en un comentario.

     

     

    Agresión – pero no grave

     

    La corte consideró que existen circunstancias tanto agravantes como atenuantes en la agresión. Pero, después de una evaluación general, se llegó a la conclusión de que el maltrato no había sido tan grave como para una condena a prisión. Y, puesto que la cárcel ya no era una opción, tampoco lo era el combinar la sentencia condicional con el servicio comunitario.

     

    Este tema se tocó el último día de alegatos. Entonces, Rakim Mayers declaró que “se ponía a las órdenes de lo que dictaminara la corte”. Cuando el fiscal preguntó a los tres imputados si, en el supuesto caso de ser condenados a servicio comunitario, estarían en condiciones de cumplirlo, en Suecia. Los tres respondieron que sí.

     

    El juez preguntó, también, a cada uno de ellos, si habían sido condenados por algún delito durante los últimos cinco años. Los tres respondieron que “no”.

     

    No obstante, cuando uno de los abogados de los imputados trató de preguntarle al demandante si éste había sido alguna vez condenado en Suecia anteriormente, el juez prohibió la pregunta.  

     

     

    140.000 coronas de indemnización

     

    El querellante exigía la suma de 139.700 coronas, por agravio, daños y perjuicios y por ausencia laboral.

     

    Esta es una suma estratosférica que no se corresponde a los montos de indemnización que se aplican en Suecia. Las víctimas del atentado terrorista de Drottninggatan, por ejemplo, recibieron alrededor de 60.000 coronas.

     

    La corte desestimó la suma exigida por el demandante, primero porque las indemnizaciones se determinan de acuerdo con sumas preestablecidas, y segundo porque las heridas del demandante no eran de la magnitud de lo sostenido por él. Los cortes en los brazos requirieron de atención médica, pero eran superficiales. Además, no se pudo comprobar cómo habían surgido.

     

    La pérdida de dinero por ausencia laboral –10.000 coronas – no pudo ser ratificada, puesto que el demandante no presentó el contrato de trabajo.

     

     
    El abogado de Rakim Mayers, después de una audiencia oral, durante el juicio. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Las reacciones

     

    - Rakim Mayers está increíblemente decepcionado. Habíamos esperado un fallo absolutorio, dijo el abogado del principal imputado, en una conferencia de prensa, poco después de ser comunicado el veredicto.

     

    Lamentó no haber alcanzado la meta – demostrar la inocencia de su defendido - y se culpó a sí mismo por esto.

     

    - Tenemos que analizarlo. Es mejor tomar una decisión de esta naturaleza con la cabeza fría, dijo Slobodan Jovovic, ante la pregunta de una apelación.

     

    El fiscal, por su parte, está conforme, pero no del todo. Él exigía una pena de cárcel de seis meses, aunque nadie creyó nunca que la corte aceptaría esta condena.  

     

    - La corte hizo la misma apreciación que yo, con una excepción – el supuesto uso de una botella. Se considera que yo no pude comprobar si se usó ese objeto. Por lo tanto, el castigo es mucho menos de lo que yo había esperado, dijo Daniel Suneson a Aftonbladet.

     

    Al igual que la parte demandante, no está seguro de si apelará el fallo.

     

    El abogado del querellante, Magnus Strömberg, por su parte, tampoco se mostró satisfecho.

     

    - El fallo significa una reparación. Pero no estamos completamente conformes, dijo.

     

    Sus honorarios – alrededor de 200.000 coronas suecas, deberán ser costeados por Rakim Mayers, puesto que es el único de los tres imputados que cuenta con medios como para hacerlo. 

     

    Los expertos calificaron el fallo como “esperado”. En la práctica, una sentencia condicional es como un “tirón de orejas”.

     

    - El veredicto no dice en principio nada, se puede ver solamente como una advertencia, dijo la licenciada Ingela E. Hessius a TT.

     

     Respecto a la indemnización al demandante, explicó:

     

    - El tribunal ha deliberado sabiamente, y no hay nada en el veredicto que asombre. La indemnización se corresponde por completo con lo normal en casos de agresión. Vale decir, 10.000 coronas por agravio, y 2.500 coronas por daños y perjuicios.

     

     

      

    Reflexiones

     

    Lo que más llama la atención, en este “circo mediático”, como lo han denominado algunos, es que un altercado callejero haya conducido a un juicio. En Suecia ocurren miles de casos similares anualmente, y la gran mayoría de estos se archivan casi de inmediato.

     

    “Antes de que la tinta alcance a secarse en el papel”, dijo el criminólogo Leif G W Persson, quien desde un comienzo criticó que este caso se llevara a juicio. El experto aseguró desde un principio que, de no haberse tratado de una celebridad, el caso se habría archivado.

     

    En este caso, poco rima con la “igualdad ante la ley”, con lo que Stefan Löfven le respondió a Donald Trump.

     

    El tema de la provocación y la agresión de parte del demandante al guardaespaldas de Mayers no fue algo que se tocó a fondo, durante los alegatos. El fallo nombra hechos agravantes, pero también atenuantes. Cuando fue preguntado sobre esto, en la conferencia de prensa del miércoles, el juez Lennerbrant respondió que no quería usar la palabra “provocación”.

     

    No obstante, sí hubo un acoso y una provocación, incluso una agresión, de parte del demandante, quien no es la primera vez que asiste a un tribunal. Ha sido condenado cuatro veces, anteriormente, por drogas y por portar arma blanca.

     

    Suecia ha sido criticada en varias ocasiones por sus largos periodos de prisión preventiva. Conforme al principio básico de un Estado de Derecho, de la presunción de inocencia, no es lógico que un sospechoso alcance a cumplir la condena incluso antes de que comience el juicio.

     

    El comité contra la tortura, de las Naciones Unidas, ha criticado varias veces a Suecia por la prisión preventiva a la que somete a sospechosos de delitos. Esto es comparable a la tortura, sobre todo cuando se somete a los detenidos a un aislamiento total.

     

    En Suecia no existe un límite de tiempo en el que la persona puede estar privada de su libertad. Esto no se corresponde con un Estado de derecho, aseguran expertos en jurisprudencia. El caso de ASAP Rocky puso nuevamente este debate en el tapete.

     

    Por otra parte: Lo paradójico de este caso es que un rapero que nunca ha estado comprometido con la política, y que nunca ha querido ser un símbolo de la lucha por los derechos de los afroamericanos en su país, de pronto pasó a ser justamente eso.

     


    El presidente del jurado, Per Lennerbrant, al momento de comunicar el fallo, en el tribunal de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

      

  • Grave accidente aéreo en Umeå – mueren nueve personas

    Un avión pequeño con nueve personas a bordo se estrelló, a los pocos minutos de despegar del aeropuerto de Umeå, al norte de Suecia.

    Los pasajeros eran todos paracaidistas. El avión se estrelló en la isla de Storsandskär, al sur de la norteña ciudad de Umeå, pasadas las dos de la tarde del domingo.

    Varias personas fueron testigos oculares de la tragedia aérea.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Pasadas las dos del domingo, un avión pequeño de tipo Cessna, se estrelló, en la isla de Storsandskär, a poco más de dos kilómetros del aeropuerto de Umeå. La aeronave, con nueve personas a bordo, despegó a las 13:33 horas y la torre de control recibió la alarma a las 14:12 horas. Los ocho pasajeros y el piloto fallecieron.

     

    Al parecer, el avión tuvo problemas desde el despegue, y se le había desprendido un ala. Se fue en picada a tierra, rotando en su eje, en una región de difícil acceso de la isla.

     

    Varios cuerpos fueron encontrados alrededor de la aeronave. En un principio se desconocía si había sobrevivientes, pero pasadas las 15:00 horas, las autoridades comunicaron que no era el caso.  

    - Es un accidente grave y se ve muy mal, dijo Christer Björkman, jefe de los rescatistas, a SVT.

     

    Moradores de la zona fueron testigos del accidente y facilitaron sus botes para el traslado a la isla. El avión comenzó al incendiarse a los poco minutos de tocar tierra.

    - Escuché un sonido de motor, pero extraño, no sonaba normal. Entonces miré al cielo y vi como un avión giraba en el aire como un trompo. Primero pensé que era alguien que se dedicaba a la aviación artística pero pronto comprendí que no era así. Como lo percibimos nosotros, al avión le faltaba un ala, dijo a la agencia TT el testigo ocular Peter Larsson, quien reside al otro lado del sitio del accidente.

     

    Agregó que, más tarde, el ala y otras partes del avión cayeron cerca de ellos.

    - Andábamos en bicicleta y pasado un rato cayó un pedazo de aluminio en el camino, frente a nosotros. Bastante después de que el avión se estrellara.

     

    Los rescatistas debieron apresurarse al lugar del accidente, puesto que el avión comenzó a incendiarse a los pocos minutos de tocar tierra y existía el peligro de que explotara.

     - Trabajamos a tope, también con helicópteros. Los particulares en la isla vieron el accidente y nos esperaron con los botes en la playa para ayudarnos a salir, dijo a TT Conny Qvarfort, jefe del servicio de rescate en Umeå.

     

    Los familiares de las víctimas fatales han sido informados (*) y las autoridades del lugar trabajan con la Iglesia sueca y el municipio de Umeå, para proveer ayuda psicológica a las familias afectadas.

     

    “Con gran dolor recibí el mensaje sobre el avión estrellado en las afueras de Umeå. Pienso en los fallecidos y en sus familiares en este momento difícil. El gobierno está en contacto cercano con las autoridades pertinentes y ahora es importante investigar la causa”, escribe el primer ministro, Stefan Löfven, en una declaración escrita a TT. El rey, Carl XVI Gustaf, manifestó también su pesar y el de su familia. 

     

    Swedavia informó que el avión siniestrado es modelo GippsAero GA8 Airvan, y según el Centro de Rescate Aéreo y de Mar, los ocho pasajeros  practicaban el paracaidismo.

     

    Actualización: 

    (*) En conferencia de prensa pasadas las 20:00 del domingo, las autoridades informaron que aún no podían presentar la lista oficial de las personas fallecidas, que el trabajo de identificación aún continúa y que no todos los familiares han sido contactados.

    Agregaron que la La Junta de Investigación de Accidentes comienza su trabajo mañana, con el fin de dilucidar los motivos del accidente. Este tipo de aviones carece de caja negra, por lo que llevará más tiempo esclarecer los detalles del porqué el avión se estrelló. 

    La nueve víctimas fatales son de la región Norrbotten y Västerbotten (al norte de Suecia). 

     

     
    El avión siniestrado es de este modelo, y es popular, sobre todo en el paracaidismo. Foto: Wikimedia Commons.

     
    La flecha indica la ubicación en el mapa de Suecia, de la ciudad de Umeå. Foto Google.com. 

     

  • Iryna perdió una pierna en el atentado terrorista – Ahora será expulsada de Suecia

    La corte de apelaciones de migraciones rechazó el permiso de residencia a Iryna, de nacionalidad ucraniana, y le da cuatro semanas de plazo para abandonar el país.

    Esto, a pesar de que las autoridades suecas habían prometido ayudarla en todo sentido, luego de que perdiera una pierna en el atentado terrorista de abril del 2017.

    - Estoy choqueada. Desde que recibí la resolución, no he podido levantarme, dice Iryna, en entrevista con Dagens Nyheter.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La decisión de la corte de apelaciones de migraciones, de rechazar la apelación de Iryna y no concederle el permiso de residencia en Suecia causó rechazo en la opinión pública.

     

    Pero Iryna ha apelado a todas las instancias posibles, y deberá abandonar el país dentro de cuatro semanas, de lo contrario, será expulsada por la policía sueca.

     

    Ella tuvo la mala suerte de encontrarse en el recorrido del camión del terrorista que el 7 de abril de 2017 perpetró un ataque en pleno centro de Estocolmo. Fue arrollada por el pesado vehículo, y de milagro salió con vida.  

     

    Después del atentado, la oficina de inmigraciones le concedió un permiso de residencia temporal, para que pudiera dar su testimonio en la corte, en el juicio en contra de Rakhmat Akilov.

     

    Así lo hizo, con valentía y a pesar del trauma de lo que esto significaba para ella. Las autoridades le prometieron que “todo saldría bien”.

     

    Pero este lunes las esperanzas de que así sería, se desplomaron por completo.

     

    - Estoy aquí y no puedo ni siquiera levantarme, después de conocer la decisión. Ni siquiera puedo hablar sobre eso. Mi hija también está devastada, y yo apenas me atrevo a mirarla. Ella me dijo: mamá, mis amigos se han ido de vacaciones y vuelven en agosto, no alcanzaré a encontrarme con ellos”, dijo Iryna, en una entrevista con Dagens Nyheter.

     

    Iryna viene de Kiev, la capital de Ucrania. Había viajado a Suecia en busca de trabajo, y el 7 de abril, faltando pocos minutos para las tres de la tarde, se encontraba frente a la gran tienda de Åhléns, en Drottninggatan. Iba a comprar un regalo para su hija, un llavero para su colección.  

     

    Al dar la vuelta a la esquina, apenas divisa, durante la fracción de un segundo, que una mole negra se le viene encima. Era el camión que conducía el terrorista que apagó la vida de cinco personas.

     

    Muchas más resultaron heridas, entre éstas, Irina, de gravedad.  

     

    Cayó a la vereda y allí quedó, tendida de boca al suelo hasta que una joven mujer vino en su ayuda. Aunque era bajita y de contextura delgada, la levantó en brazos unos dos metros. Y cuando el vehículo comenzó a incendiarse, al chocar con los escaparates de la tienda de Åhléns, la sacó de allí. En brazos la llevó hasta la calle Olof Palme, donde había una ambulancia.

     

    - Primero, estaba callada. No entendía nada. Después vi como estaba mi pierna, toda dañada. Entonces grité todo el tiempo. Me callaba, y después gritaba nuevamente. Después vino una dulce chica sueca y me salvó, dijo Iryna al diario Dagens Nyheter.

     

    La joven que la ayudó se llama Kristina, es azafata y vive en Malmö (al sur de Suecia). Se encontraba en Estocolmo visitando unos amigos, según consigna un artículo en Dagens Nyheter del 20 de enero de 2018. Texto y fotos de Alexander Mahmoud.

     

    - Yo me concentré en una sola cosa. Mantenerla con vida. Dice Kristina, en la entrevista.

    Agrega:

     

    - Traté de darle sensación de seguridad, cuando la llevaba en brazos. Cuando tenía frío, trataba de darle calor. Cuando gritaba y lloraba, la arrullaba cantándole una canción.

     

    En el hospital, le pusieron una cinta a la muñeca no con su nombre, sino con el texto: “Mujer desconocida”. Como estaba en espera de recibir la residencia, le fue asignado un número de reserva, en lugar de número personal.   

     

    Más tarde, los facultativos le dijeron que todo estaba bien con ella, que todo iba a salir bien.

     

    - Yo oscilaba entre tener miedo – y tener miedo y estar sola. Los médicos hicieron todos los exámenes en el Karolinska [hospital universitario]. Dijeron que todo está bien. Te encuentras bien. Solo que tenemos que amputar tu pierna, cuenta Iryna en la entrevista en DN, explicando lo difícil que era no tener un número personal, algo que dificultaba los numerosos trámites que luego debía hacer.

     

    Durante su estadía en el hospital, recibió la visita de nada menos que el primer ministro, Stefan Löfven. Éste le preguntó que era lo que ella más deseaba. Iryna le respondió: “mi pierna. Andar. Correr”.

     

    - Vas a caminar. ¡Vas a correr!, le respondió Löfven.

     

    En la entrevista cuenta que después le hubiese querido preguntar al primer ministro por qué todos se habían olvidado del ataque.

     

    - Es mi sensación. Al mismo tiempo que retiraron las flores [que la gente fue a depositar a Drottninggatan], yo fui olvidada. Después de una semana se sentía como que todos se desligaron del ataque. Pero yo seguía en el Karolinska, dopada con morfina.

     


    Iryna perdió una pierna en el ataque a Drottninggatan. Foto: captura de pantalla/Dagens Nyheter.

     

    Este lunes, Stefan Löfven expresó que no le era posible comentar el caso de Iryna, puesto que el gobierno no puede comentar casos en particular.

     

    A diferencia de otros países europeos, Suecia carece de medidas en relación con los afectados por el terrorismo. Las víctimas del atentado de Drottninggatan recibieron indemnizaciones muy bajas, en relación con otros países europeos. Francia, por ejemplo, cuenta de un fondo especial para estos casos. No así Suecia.

     

    Y ahora, una corte ha decidido que una de las personas que resultó más afectada en el atentado, debe ser expulsada de Suecia. A pesar de que su tratamiento está a medio camino, la prótesis debe ser cambiada cada tres meses. Y la recuperación va a tomar aún más tiempo.

     

    El abogado de Iryna, Henrik Hoffman, dijo a Dagens Nyheter que ahora su clienta – y su hija, que vino desde Ucrania para acompañar a su madre - deberán abandonar el país dentro de cuatro semanas. De lo contrario, la orden de expulsión la ejecutará la policía, y en ese caso no podrán volver a Suecia.

     

    - Las autoridades no han considerado que su situación es lo suficientemente delicada. Son muy pocos a quienes se les ha otorgado permiso de residencia por casos “particularmente compasivos”. Se hicieron cambios en las normas hace unos años atrás, declaró el licenciado a Dagens Nyheter, agregando que la decisión de la corte era “muy lamentable”.

     

    Según el investigador experto en terrorismo, Magnus Ranstorp, quien ha criticado la decisión de expulsar a Iryna, la ley sí da espacio para otorgarle la residencia, por “motivos compasivos”.

     

     
    Iryna recibió este lunes el fallo de la corte de apelaciones. Foto: captura de pantalla del sitio web de Dagens Nyheter. 

     

    ACTUALIZACIÓN: 

    El jueves, el canal de televisión TV4 informó, en el noticiario de las 22:00 horas que Iryna elevará una petición de "indulto" al gobierno sueco. En teoría, el gobierno podría revocar el fallo de la corte.  El Ministro del Interior, Mikael Damberg declaró, no obstante, que examinarán la petición en cuanto la reciban, pero no prometió nada. "El gobierno no puede pasar a llevar la Ley", aclaró.

    Por su parte el abogado de Iryna, Henrik Hoffman, sostuvo que las autoridades habían fracasado en su labor de proteger a la población. "Rakhmat Akilov se encontraba en el país en forma ilegal y debería haber sido expulsado del país. De haber sido así, el atentado nunca habría ocurrido", dijo. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español