Jueves, 21 Junio 2018 | Login
Comienza juicio histórico en Suecia -Akilov enfrenta cargos de terrorismo El abogado defensor, este martes en la corte de Estocolmo. Johan Eriksson. Rakhmat Akilov antes de perpetrar el atentado del 7 de abril de 2017.

Comienza juicio histórico en Suecia -Akilov enfrenta cargos de terrorismo

Este martes 13 de febrero a las 09.15 de la mañana comenzó el juicio más extenso de la historia reciente de Suecia. Rakhmat Akilov está acusado de haber cometido un atentado terrorista en pleno centro de la capital sueca.

El fiscal, Hans Ihrman, comenzó la presentación del proceso con un doloroso resumen:

- 500 metros, 40 segundos, 12,5 toneladas de metal a una velocidad media de 60 kilómetros por hora en una calle peatonal llena de gente indefensa. El proceso trata, sustancialmente, de 40 segundos que por siempre cambiaron la vida de muchos más que quienes se encontraban en Drottninggatan.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Este martes por la mañana comenzó el juicio más grande que se ha tenido lugar en el Tribunal de Primera Instancia de Estocolmo.

A pesar de la gran cantidad de querellantes: 150, las audiencias no parecieron despertar el interés que se había esperado. La vida continúa, aunque para el millar de personas que se encontraban en la calle Drottninggatan el viernes 7 de abril de 2017, será algo imposible de olvidar.

No solo fallecieron cinco personas, otras 10 resultaron con lesiones de por vida.

Otros, luchan pos complejos de culpa. ¿El no haber actuado diferente, el haber hecho algo más?

Y, a pesar de que este primer día de audiencias fue intensivo, se avecinan momentos fuertes, cuando los testigos cuenten con sus propias palabras sus experiencias. 

Por primera se vio en persona a Rakhmat Akilov. Ingresó a la sala, esposado y flanqueado por guardias de seguridad. Vestía un buzo de color verde, propio del establecimiento penal. Apenas miró a su alrededor, antes de tomar asiento, cabizbajo, de frente a los jueces, de espalda a los asistentes en la sala de audiencias y a nosotros, los periodistas en la sala de prensa. A su derecha su abogado, Johan Eriksson, a su izquierda uno de los tres intérpretes que de cuando en cuando se iban turnando para traducir, del sueco al ruso.  

El uzbeco de 39 años (cumple 40 hoy, 14 de febrero), ha adelgazado bastante. Se dejó crecer la barba, sin bigotes, y es de tez más clara que lo que se aprecia en las fotos que se han publicado anteriormente de él. Se mostró tranquilo y estuvo atento a todo lo que se decía en la corte.

El fiscal Hans Ihrman comenzó la presentación del juicio haciendo un resumen de lo ocurrido el 7 de abril del año pasado:

- 500 metros, 40 segundos, 12,5 toneladas de metal a una velocidad media de 60 kilómetros por hora en una calle peatonal llena de gente indefensa. El proceso trata, sustancialmente, de 40 segundos que por siempre cambiaron la vida de muchas más personas que las que se encontraban en Drottninggatan.

 

Y explicó los motivos que – según la fiscalía – tuvo Akilov:

- La acusación es delito de terrorismo e intento de delito de terrorismo o, en su defecto, poner en peligro la vida de terceras personas. Este crimen habría podido dañar seriamente a Suecia, y Rakhmat Akilov lo perpetró con la intención de intimidar gravemente a la población sueca. Además, e, indebidamente, obligar al gobierno y al parlamento de Suecia a cesar su participación en la misión educativa de la coalición global contra el Estado Islámico en Irak.

 

Seguidamente, la fiscalía presentó testimonios y resultados del peritaje técnico. Detalladamente se mostró una serie de evidencias consistentes en conversaciones en distintas aplicaciones para celular, imágenes de Akilov en la ciudad de Estocolmo, las búsquedas que había realizado en Internet, etc. Un completo monitoreo desde el 16 de enero del 2017, hasta el día antes del 7 de abril.

El material muestra que Akilov planeó concienzudamente su ataque. Primero había tenido la idea de atacar la parada gay. Más tarde buscó distintos lugares donde llevar a cabo su plan y eligió, al fin, el lugar apropiado para hacer más daño y causar más pánico en la población.

Utilizó Google Translate para traducir frases como: “¡Bájate del camión o te mato!” o “Boletos para un crucero”, o “Gay club”. Y también para como adquirir material para fabricar una bomba.

 

La tensión subió en la sala, cuando se reprodujo el audio de la llamada a SOS (urgencia), de una mujer que clamaba pidiendo ayuda, al ver como las personas caían a su alrededor. Era el día del atentado.

- Hay un loco que ha arrollado a un montón de personas en Drottninggatan. Manden todo lo que puedan!, decía, tratando al mismo tiempo de mantener la calma, sin lograrlo.

Seguidamente, el fiscal explicó detalladamente el recorrido de Rakhmat Akilov, desde Adolf Fredriks Kyrkogata, hasta que el camión se estrella en los escaparates de la multitienda Åhlens. De cómo, al no detonar la bomba que llevaba consigo, abandona el camión, baja al metro, sale, más allá por la calle Vasagatan y luego toma el tren a Arlanda. Se baja en la estación de Märsta, toma un bus local. Poco después se baja y comienza a deambular sin rumbo fijo hasta que, a las 19.55 es aprehendido por una patrulla de policía. Lo primero que hace es confesarse culpable de haber conducido el camión que arrolló a transeúntes en Drottninggatan.

Su plan era morir en el intento. Carecía de plan B.

La similitud con los atentados en otras ciudades europeas, como lo muestra la fiscalía, es evidente. Akilov mira con atención cuando el fiscal presenta videos de estos atentados.

Luego se suceden algunas de las conversaciones (chats) mantenidas por Akilov en diferentes aplicaciones (Zello, Whatsapp, Telegram, Facebook) en su celular incautado. También fueron incautadas USB memorias conteniendo fotos y videos. La gran mayoría de este material audiovisual había sido borrado por Akilov, pero los expertos lograron recuperarlos.

Ocho archivadores con conversaciones en chats. Más de 9000 mensajes.

- Comenzando el 16 de febrero y hasta perpetrar el atentado terrorista, en una serie de conversaciones de chat, Rakhmat Akilov se ha ofrecido a perpetrar el atentado terrorista a nombre del Estado Islámico. Él ha recopilado información y ha adquirido el material necesario para fabricar una bomba, dijo Ihrman.

El fiscal leyó algunos de los mensajes de los chats.

“Hermano mío, quiero perpetrar una operación mártir aquí en Suecia en los próximos días. Pueden darme un poco de guía espiritual. Necesito de vuestro apoyo, hermano mío”.

“Si Dios quiere, llevo a cabo la operación mártir en contra de los infieles”.

“Cómo se hace el juramento de fidelidad, hermano mío. Después de jurar, planeo hacer una operación mártir en nombre del Estado Islámico”.

“Esa calle está llena de infieles. De maricones y de lesbianas, hermano mío”.

“Yo quiero aterrorizar a los infieles e inmolarme”.

“Quiero arrollar a gente en Centralen y asegurarme un lugar en el Paraíso. Tengo todo. Ahora entiendo mejor el Corán. Ahora quiero encontrarme con Dios”.

“Suecia da billones a la OTAN, para que nos ataquen”.

 

Estos son algunos de los mensajes rescatados en distintas conversaciones en ruso, árabe y otros idiomas con usuarios que, según explicó el fiscal, no se encuentran en Suecia.

De las conversaciones se desprende, además, que cuando Akilov comenzaba a dudar de cometer la acción, estos usuarios lo instaban a seguir. Como cuando, por ejemplo, aduce a que sus hijos serán atacados, o cuando recuerda que Suecia no es miembro de la OTAN y además ha acogido a muchos refugiados, entre estos, gente de su misma religión.

“Mi querido hermano, yo sé que puede escocer y causar dolor, pero lo hacemos de todas maneras, por el Islam”, le responden.

También lo instan a enviar un video donde jura fidelidad al Estado Islámico (Daesh) cosa que Akilov al final hace y envía el día anterior al atentado. Y que por primera vez se hizo público.

“La paz sea contigo, hermano mío. Recibe el video con el juramento”, escribe Akilov, y envía un vídeo a dos de sus contactos, donde jura fidelidad a los príncipes del EI.

Su abogado defensor, Johan Eriksson, explicó que su cliente se declara culpable de los cargos que se le imputan, acepta la sentencia que pide el fiscal y también el ser deportado a su país.

Al final del día, pareciera como que todo está claro y no hay nada más que alegar. No obstante, el hecho de que Rakhmat Akilov se haya declarado culpable – según la jurisprudencia sueca – no basta. Todo lo que haya dicho hasta la fecha no tiene, en realidad, mucha importancia. El fiscal deberá demostrar – más allá de toda duda – que se trata de un delito de terrorismo.

También se debe demostrar de si Akilov actuó por iniciativa propia, o si recibió órdenes del Estado Islámico que, cabe recordar, no reivindicó el acto, ya sea por las “escasas” víctimas, porque Akilov no logró morir en el acto, o por otras razones.

 

Este caso muestra, sea como sea, la espantosa realidad de que una persona, gracias a un celular, sus aplicaciones y las instrucciones que recibe a través de este, logre cometer un ataque de esta magnitud “a distancia”.

Se sabe que Akilov nunca logró su meta inicial: la de viajar a Irak a combatir por el Estado Islámico.

Pero, ¿es un terrorista? Esa es la pregunta que la corte tiene tres meses para dilucidar.

 

El abogado defensor, este martes en la corte de Estocolmo. Johan Eriksson. Rakhmat Akilov antes de perpetrar el atentado del 7 de abril de 2017. 

 

 

About Author

Related items

  • Cadena perpetua por delito de terrorismo en Åbo

    Por primera vez, en Finlandia, una persona es condenada por haber perpetrado un ataque terrorista.

    Abderrahman Bouanane, de 23 años, fue condenado este viernes a cadena perpetua por el asesinato de dos personas y el intento de asesinato de otras ocho, por haber cometido un acto de terrorismo en Åbo, el año pasado.

    La defensa de Bouanane negó este motivo, pero un grupo de expertos indicó que el imputado se radicalizó en 2017, simpatizando con el Estado Islámico.

     

    Por: Magazín Latino

     

    El hecho ocurrió el viernes 18 de agosto del año pasado, cuando Abderrahman Bouanane, de 23 años, de nacionalidad marroquí, decidió perpetrar un atentado terrorista en pleno centro de la ciudad de Åbo, en Finlandia.

    Lo decidió de un día para otro, luego de haber recibido una respuesta negativa a su solicitud de asilo.

    El día del atentado, frente a la catedral de Åbo, grabó un video – según las instrucciones del Estado Islámico – manifestando su fe, nombrando al islam, la forma pura de vivir y la opresión a los musulmanes.

    Luego agarró dos cuchillos de cocina y salió a la calle con la intención de matar a un militar, según lo consigna el medio finlandés Suomen Kuvalehti, pero al ver que había demasiada gente, escogió a víctimas más fáciles: atacó solo a mujeres.

     

    Según el fallo, que se dio a conocer este viernes, los hechos fueron cometidos con premeditación y se caracterizaron por ser extremadamente brutales y crueles, escribe Hufvudstadsbladet medio que cubrió el juicio.

    “Él ha regresado a las víctimas para proseguir su acción. Por este motivo se trata de asesinato.

    En cuanto a los propósitos terroristas, el Tribunal de Distrito escribe en su sentencia que Bounane tiene la intención de provocar el pánico en la población:

    "Ese temor no disminuyó, precisamente, luego de que la violencia se dirigiera principalmente contra las mujeres", consigna Hufvudstadsbladet.

     

    Luego de acuchillar a diez personas en el lapso de unos minutos, el hombre fue abatido por una patrulla policial, que le disparó a las piernas.

    Según el tribunal, Bouanane se ve a sí mismo como una persona que quiere seguir la doctrina del Estado Islámico y decidió hacer una yihad en contra de los infieles.

    “El hecho de que siga dando cortes de cuchillo, a pesar de la multitud que lo persigue, muestra su sangre fría y su determinación”, dice la sentencia.

    Lo curioso de este caso es que Bouanane ha declarado ser un guerrero del EI, pero su abogado defendió la tesis de que se trató de homicidio. La corte apostó a favor de la fiscalía y falló por el motivo de terrorismo.

     


     

    Abderrahman Bouanane fue condenado a pagar un total de 450.000 euros a las víctimas.

     

    Una de éstas, Hassan Zubier, de Märsta, al norte de Estocolmo, quien quedó en silla de ruedas al tratar de ayudar a una mujer que Bouanane había acuchillado, declaró a TV4 que Suecia tenía mucho que aprender, respecto a las indemnizaciones a las víctimas de terrorismo.

    - El Estado finlandés asumió de inmediato la responsabilidad de indemnizar a las víctimas, no así el sueco, que las remite a los seguros y a otras instancias, dijo, recordando al ciudadano británico que falleció en el ataque terrorista en Drottninggatan y que lanzó a su hijo por los aires.

     

    Hassan se encontraba en el sitio del suceso y vio como Bouanane acuchilló a una mujer que cayó al suelo. Cuando estaba tratando de ayudarla, el agresor le asestó cuatro puñaladas por la espalda. Como consecuencia del ataque, quedó en silla de ruedas.

    - Él es un hombre tremendamente cobarde. Atacó solo a mujeres. Lo vi, a los hombres los dejaba pasar. Y más encima por la espalda. El colmo de cobardía, declaró a TV4.

     


    Hassan Zubier. Foto: SVT. 

     

    El presidente finlandés, Sauli Niistö,  ha elogiado a Hassan Zubier, y en Finlandia es considerado un héroe, algo que no le agrada.

    A la televisión sueca, SVT, afirmó, el año pasado:

    - Yo no soy para nada un héroe. Soy una persona que no mira para otro lado y se aleja. Si veo que alguien necesita ayuda, actúo. Sin pensar.

    Y le da mucho coraje el hecho de que muchas personas, en lugar de ayudar, sacan sus celulares y comienzan a filmar.  

    - El elegir grabar cosas terribles, y difundir el dolor de los demás es horrible y es peligroso. Lo veo a menudo ya que trabajo en sanidad. Desearía que eso se prohibiera.

     

     

     

  • Abogada Sandberg: "Es muy importante que Akilov haya sido condenado por terrorismo"

    Entre todos los impactantes testimonios que se escucharon en la sala de seguridad del tribunal de Estocolmo, uno de los más desgarradores fue el caso del ciudadano británico que fue arrollado por el camión.

    Conversamos con la abogada Jessica Sandberg, quien representó a las familias extranjeras en el juicio, una proveniente de Bélgica, la otra del Reino Unido.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El ciudadano británico radicado en Estocolmo, una de las víctimas fatales del atentado terrorista en Drottninggatan, se había radicado en Estocolmo al formar familia con su esposa sueca, pero pensaban en mudarse pronto nuevamente a otro país. Tenían dos hijos y habían estado felizmente casados durante diez años. En su lugar de trabajo, Spotify era muy apreciado y mantenía una estrecha relación son sus padres y su hermana, con quienes se visitaban a menudo, en Estocolmo o en Londres.

     

    Ese fatídico día, había ido a recoger a su hijo, de ocho años, a la escuela, y caminaban juntos por Drottninggatan, cuando el camión se les vino encima.

     

    El padre cargó a su hijo, y corrió, tratando de encontrar refugio en alguna tienda, pero fue en vano. Al fin, cuando se dio cuenta de que no podría salvar su vida y la de su hijo, lanzó al niño por los aires, sucumbiendo la milésima de segundo siguiente bajo la mole de 12 toneladas. Su hijo sobrevivió, fue a parar ante los pies de una joven que se encontraba en el lugar, y que junto a tantas otras aterrorizadas personas se precipitaron en las tiendas que, afortunadamente mantuvieron sus puertas mecánicas abiertas.

     

    El niño pasó horas sin reunirse con su madre, y los testigos que lo cuidaron, cuentan que fue muy valiente, en esas horas de incertidumbre y terror. Según las personas que lo cuidaron, el niño lloraba de tanto en tanto, y llamaba a sus padres. Otras veces se acostaba en el suelo, intentando dormir, porque decía que era un sueño malo y quería salir pronto de esta pesadilla.

     

    La abogada Jessica Sandberg representa, entre otros querellantes, a dos familias extranjeras, parientes de dos de las víctimas de Akilov. Le preguntamos su opinión acerca del fallo.

    - No he leído la sentencia en su totalidad, lo recibí recién, pero de lo que he podido ver estoy muy conforme, en el sentido de que ha sido condenado por crimen de terrorismo. Es un hecho muy importante, en el proceso del duelo de mis clientes, el que haya sido condenado por el atentado terrorista que él, realmente, perpetró. La corte aprobó la querella de algunos de mis clientes y aprobó parcialmente la de otros.

    - Lo que es especialmente bueno es que la corte aprobó la indemnización para el menor que yo represento y para los hermanos de una de las víctimas y, para que se hayan podido aprobar estas indemnizaciones se necesitan pruebas particulares.

     


    La abogada Sandberg representa a dos familias extranjeras. Aquí, a la entrada de la sala donde se el tribunal de Estocolmo ofreció una conferencia de prensa el jueves pasado. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Jessica Sandberg nos explica además que el tribunal no solo aprobó la indemnización para el menor, sino que también explica el porqué de la aprobación:

    - La corte considera que es complicado para un niño el haber sido víctima de intento de asesinato y, además, perder a su padre, en el lugar del crimen.

      

    ¿Ha hablado con las familias que representa? ¿Cuál ha sido la reacción de ellos?

    - Aún no he alcanzado a comunicarme con mis clientes, pero lo haré a la brevedad posible.

     

    ¿Pero Ud, personalmente está satisfecha con el fallo?

     

    • En general, sí.

     

     

     

     

  • Johan Eriksson: "Dentro de diez años Akilov puede pedir que se le conmute la pena"

    Este jueves, el tribunal de Estocolmo dictó sentencia en el juicio en contra de Rakhmat Akilov, quien fue condenado a cadena perpetua y a expulsión de Suecia de por vida.

    Pero ¿qué significa, en la práctica esta sentencia?

    Magazín Latino entrevistó al abogado defensor del acusado, Johan Eriksson, quien nos explicó cómo funciona el fallo, en la práctica.

     

    Por: Marisol Aliaga

     

    Se la denomina “cadena perpetua”, pero en la práctica puede ser que Akilov pase 20 años en la cárcel y luego sea deportado a Uzbekistán, pero solo si la situación política del país lo permite.

     

    Después de la conferencia de prensa que el abogado defensor de Rakhmat Akilov ofreció el día de ayer, le pedimos al licenciado que nos explicara algunos detalles del fallo.

     

    La sentencia dictamina que Akilov debe pagar más de 14 millones de coronas en indemnización a las víctimas, ¿cómo va a poder hacerlo si no tiene dinero?

    - No, Akilov no dispone de dinero para pagar. Serán la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen (Brottsoffermyndigheten) y las compañías de seguros quienes se encargarán del tema de la compensación. La Oficina Nacional revisará nuevamente el monto de la indemnización, este es el procedimiento que se sigue en estos casos.

     

    ¿Esto significa que son los contribuyentes quienes pagarán las indemnizaciones a las víctimas?

    Puede ser la compañía de seguros, o puede ser la Oficina Nacional para las Víctimas del Crimen, que es una entidad estatal. Funciona así: todas las personas que son condenadas por un crimen que han cometido deben pagar a esta entidad, la que dispone de un fondo del cual hace uso para pagar indemnizaciones.

     

    Akilov fue condenado a cadena perpetua y deportación, ¿cómo funciona esto en la práctica? 

    - Él deberá cumplir primeramente su condena, y después se revisará si puede ser deportado. 

     

    ¿Cuántos años significa la cadena perpetua?

    - Cadena perpetua es cadena perpetua. O bien, hasta que el tribunal de Örebro dictamine que puede obtener la prisión permanente revisable. Entonces él puede apelar a este tribunal para obtener la prisión permanente revisable. Esto lo puede hacer después de haber cumplido 10 años de prisión. Y, en caso de que le sea concedida, entonces se puede revisar si existen obstáculos para que se lleve a cabo la expulsión del país.

     

    ¿Cuáles pueden ser estos obstáculos?

    - En este caso se examina la situación política en Uzbekistán. Suecia no expulsa a personas que corren el riesgo de ser condenados a la pena capital en sus países, o a situaciones peligrosas. A estas personas no las deportamos. Por lo tanto, se hace una revisión previa entes de la deportación.

     

    O sea que en la práctica puede pasar que deba cumplir 25 años de cárcel y luego sea deportado, en tanto su vida no corra peligro

    - Puede ser, si tomamos como ejemplo a otras personas que han sido condenadas por delito de terrorismo a 30 años, y que han pasado 20 años en la cárcel. Mattias Flink, en Falun, fue condenado a cadena perpetua que luego pasó a prisión permanente revisable [Mattias Flink quedó en libertad luego de 20 años en prisión. Mató a siete personas]. Entonces, es el tribunal quien revisa caso por caso, pero también influye el paso del tiempo, el de cómo consideramos cada crimen. Pero, la ley dice que dentro de 10 años puede solicitar que la pena le sea conmutada.

     

    ¿En qué sentido influye el paso del tiempo?

    - Me refiero a que antes no teníamos cadenas perpetuas tan largas. El gobierno indultaba a los condenados y las penas perpetuas eran más cortas de lo que son ahora. Entonces, la apreciación de la cadena perpetua se ve en base a esto.

     

    Al mismo tiempo es un poco contradictorio, porque la orden de deportación ya había caído sobre él, antes de que cometiera el atentado     

    - Sí, pero eso no tiene ningún significado. Ahora él será deportado, según la sentencia, y no podrá volver nunca más en su vida a Suecia. Nunca más. Pero, como lo expliqué antes, la deportación depende de la situación en Uzbekistán.

     

     


    El abogado Johan Eriksson responde las preguntas de la prensa, luego de dictarse la sentencia en contra de su cliente. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

    Información adicional:  

     

    Uzbekistán es un país con alrededor de 30 millones de habitantes, ubicado en Asia Central. Limita con Kazajstán, Turkmenistán, Kirguistán, Tayikistán y Afganistán.

    Según Freedom house, Uzbekistán es el quinto país menos democrático del mundo.

     

     
    El abogado Johan Eriksson. Foto: Marisol Aliaga.

     


    Jessica Sandberg, abogada representante de la familia Bevington, entre otras querellantes, también conversó con la prensa.
    Foto: Marisol Aliaga. 

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español