Viernes, 23 Febrero 2018 | Login
Las mujeres dijeron: ¡Basta! Imagen de la manifestación en la plaza de Sergel, en Estocolmo. Foto: Facebook.

Las mujeres dijeron: ¡Basta!

La campaña internacional en contra del acoso sexual, que prendió las redes con la etiqueta #Metoo (#Yotambién) pasó de la vida virtual a vida real.

En 14 puntos de todo el país se realizaron este domingo manifestaciones de repulsa al acoso sexual, y de solidaridad con las víctimas, que son numerosas.

“La mitad de la población no está segura”, dijo la dirigenta de Iniciativa Feminista, Gudrun Schyman”, en una multitudinaria manifestación en Estocolmo, donde las mujeres dijeron: “¡Basta ya!”

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Algo bueno trajo el escándalo que se desarrollara en Hollywood, hace un tiempo atrás, cuando fuera desvelado que el poderoso productor Harvey Weinstein había cometido numerosas agresiones sexuales en contra de conocidas estrellas de la pantalla grande.

 

A raíz de esto, la actriz Alysa Milano (*) se propuso llevar el debate a las redes sociales. Y estas explotaron. Miles de mujeres de todo el mundo comenzaron a contar sus experiencias bajo la etiqueta #MeToo o, en español: #Yotambién.

 

"Si todas las mujeres que han sido víctimas de acoso o violencia sexual escriben ´Yo también´, como estado, podemos darle a la gente una idea de la magnitud del problema", escribió Milano en su cuenta de Twitter.

 

Un nuevo movimiento había nacido. Una suerte de grito primal de – en el caso de algunas - toda una vida de acosos.

 

En Suecia, las mujeres comenzaron a contar sus experiencias en las redes sociales, lo que resultó en nuevas medidas gubernamentales para combatir este problema laboral. Y también en el despido de unas cuantas personas, que, en el marco de la campaña #Metoo fueron denunciados por sus víctimas.

 

El primer nombre que salió a la luz fue el del popular conductor del canal 4 de televisión, Martin Timell, quien habría acosado sexualmente a una de sus colegas (o algunas). Luego de un tira y afloja que duró días y de que Timell presentara disculpas públicas a las afectadas, la dirección del canal informó que éste había sido despedido. Su programa “Por fin en casa” se suprime de la parrilla programática del canal.  

 

Y este miércoles, el vespertino Expressen publicó, como primer medio, el nombre del “conocido columnista de Aftonbladet”, que ha figurado tanto en los medios escritos como en la red. Ya era conocido por todos, el periodista estrella de Aftonbladet, Fredrik Virtanen.

 

A lo que le siguió una entrevista en Aftonbladet con éste, en la que Virtanen reconoce que muchas veces se ha comportado como un rufián (skitstövel) pero que nunca hizo lo que la periodista y bloguera Cissi Wallin lo acusa: drogarla y violarla.

 

(Más sobre esto, en otra nota).   

 

La televisión pública, SVT, por su parte, tampoco se ha librado de acusaciones, uno de sus animadores más populares y conocidos, Lasse Kronér, enfrenta una demanda policial por abuso sexual.

 

En los tres casos - se rumorea que vienen más - se llevarán a cabo investigaciones independientes e imparciales, han comunicado los jefes de redacción. Aunque, al menos en el caso de Virtanen, el hecho ya ha prescrito.

 

Ahora, la noticia más reciente respecto a #Metoo, es que el Museo Nórdico de Estocolmo está recopilando los testimonios de esta campaña.

- Esta es una campaña que afecta y que conmueve a muchas personas. Decimos a menudo que somos el mejor país del mundo, en igualdad de género, pero estos testimonios nos muestran que tal vez no es tan así. Y lo queremos documentar, dijo el vocero del museo, Jonas Engman, al noticiario del canal 4 de televisión.

 

Una documentación necesaria, a juzgar por la enorme cantidad de testimonios que las mujeres suecas (obviamente también hay víctimas hombres, pero la inmensa mayoría son mujeres) han compartido con sus congéneres, durante estos últimos días.

 

Desde la Ministra de Exteriores, Margot Wallström, a mujeres que se desempeñan en la gran mayoría de los rubros: de las comunicaciones (lo más visible), la política, hotelería, restaurantes, la cultura, etc, etc.

 

La ministra ya había contado anteriormente en una biografía que, en una cena oficial, cuando se desempeñaba como delegada sueca al Parlamento Europeo, su vecino de mesa comenzó a pasarle la mano por los muslos, debajo del largo y lujoso mantel. Ante esto, Wallström abandonó el lugar y reportó el incidente al presidente Barroso.

 

Sin embargo, nunca supo si el presidente de la UE había llamado a terreno al delegado manos largas.

 

Pero no solamente Margot Wallström, son tantas las personalidades suecas que han dado a conocer ellas también han sido abusadas, que la lista es larga, suma y sigue. Muchas mujeres que nunca reflexionaron en algo que entonces era la norma, hoy se han dado cuenta de que también fueron víctimas. Y que se quedaron calladas porque sintieron vergüenza

 

- Está muy bien que por fin la gente, rompa el silencio. Ahora la vergüenza se traslada a quienes se la merecen: los perpetradores. Muchos le han restado importancia tildando esto como "estadísticas exageradas", pero ahora ya no puede ignorar más, ahora es obvio lo generalizado que es este problema. No es una tendencia, es una nueva era. Ahora incluso el más cínico de los sexistas ve que su reputación se viene abajo, si se comporta de esta forma, dijo al matutino Svenska Dagbladet la experta en Retórica Elaine Eksvärd.

 

Ella quisiera que la gente tenga el valor moral de no aceptar los comentarios sexistas, por ejemplo, en el trabajo. Quiere “que se acabe la cultura del silencio. Porque quienes callan también forman parte del abuso y del acoso”, dice ella, tomando su propio caso como ejemplo: fue abusada sexualmente cuando niña, y entonces no tuvo el apoyo de nadie.

 

- Si todas las personas se lo propusieran, podríamos poner fin a los abusos. Tenemos que terminar con esta cultura del silencio, para que no alcance a las generaciones futuras. Nuestra generación tal vez ya esté perdida, durante años sazonada en el sexismo, pero los que son niños hoy en día, son el futuro. Debemos poner fin a esto ahora para que no contagie el futuro, subrayó.

 

 

 

Imagen de la manifestación en la plaza de Sergel, en Estocolmo. Foto: Facebook.

 

 

(*) Para ser más exactos, la primera que comenzó esta campaña – hace 10 años atrás – fue la activista norteamericana Tarana Burke.

Metoo es una forma poderosa de mostrar empatía por alguien, dijo, en una entrevista en el programa televisivo Agenda, este domingo.

 

Tarana Burke ha trabajado durante años por la justicia social. El movimiento que fundó, Metoo, se dirigió en un comienzo a mujeres jóvenes que habían sufrido distintos tipos de abusos sexuales.

 

 

About Author

Related items

  • El fiscal presentó pruebas contundentes contra Akilov

    El fiscal presentó pruebas contundentes contra Akilov

    Durante el segundo día de audiencias en el proceso en contra de Rakhmat Akilov, el miércoles de la semana pasada, el fiscal, Hans Ihrman, concluyó la exposición del desarrollo de los hechos.

    Y presentó pruebas contundentes. Fotos, videos y chats de Akilov demuestran que éste estuvo en contacto con otras personas antes, durante y después del atentado.

    El día anterior al atentado, Akilov juró fidelidad al Califa Ibrahim. Y, antes de tomar el metro a Estocolmo, el 7 de abril, envió otro video donde decía: “Hermanos, es hora de matar infieles”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Todo estaba minuciosamente planificado.

    En el segundo día de audiencias del juicio en contra de Rakhmat Akilov, el fiscal, Hans Ihrman concluyó con la presentación de los hechos.  

    Al fin de la jornada se decidió que las audiencias se reanudarán el próximo martes, entonces será el turno del imputado de responder a las preguntas de los fiscales y de los representantes legales de la parte querellante, que son 145. Los querellantes son en total 150. 155 si se cuentan las víctimas fatales.

    Y se repitió la misma escena del día anterior. A las 09.45 horas, se abrieron las puertas de la sala del Juzgado de Primera Instancia de Estocolmo, e hicieron entrada los jueces, fiscales y abogados. Como el día anterior, Akilov entró por la puerta de la izquierda, vistiendo una chaqueta de fleece y pantalones verdes. Cabizbajo, a excepción de una mirada furtiva a la sala donde se encuentra la prensa, detrás de una ventana a prueba de balas. Antes de tomar asiento, un guardia lo liberó de las esposas.

    La seguridad es rigurosa. Todos quienes asisten a las audiencias deben someterse al control de seguridad típico de los aeropuertos.

    Akilov lucía aún más demacrado que el día anterior, pero siguió con atención todo lo que se decía en la corte, a excepción de cuando el fiscal mostró las imágenes captadas por cámaras de seguridad, donde se ve el devastador efecto del paso del camión.

    Con ayuda de alta tecnología y apoyado en los historiales de las llamadas telefónicas hechas por Akilov desde el 16 de enero de 2017, el fiscal mostró que éste estuvo todo el momento en contacto con representantes del Estado Islámico, en distintos países. Gracias a las fotografías captadas por los peritos policiales, se hizo una reconstrucción en 3D, del lugar del crimen: más de 400 metros palmo a palmo.

    El fiscal mostró además imágenes captadas por las cámaras de seguridad de distintos centros comerciales de la calle Drottninggatan, que, por la magnitud del espacio, se dividió en zonas.

    Imágenes impactantes en las que se aprecia la velocidad del camión que, a más de 60 kilómetros por hora, arrasó con todo lo que pilló a su paso.

    No todas fueron mostradas a la prensa, antes de la pausa del mediodía, los periodistas que estábamos cubriendo la audiencia, tuvimos que abandonar la sala.

    - Este juicio es tremendamente difícil para los querellantes. Estas imágenes muestran los últimos instantes de vida de algunas de las víctimas. Por respeto a ellas, hemos decidido que se haga a puertas cerradas, dijo Jessica Sandberg, representante legal de 13 querellantes.

    La abogada explicó además que lo ocurrido “es un atentado terrorista que ha estremecido no solamente a los querellantes, sino también a todo el país. No hemos tenido un atentado terrorista de esta magnitud anteriormente, por ende, es muy duro para ellos”.

    La fiscalía presentó contundentes pruebas técnicas, con lujo de detalles.

    Minuto a minuto del día 7 de abril de 2017, el fiscal fue explicando lo que el imputado había hecho. Cada llamada, cada chat, cada video que envió desde su celular (historial que debió ser traducido al sueco). Fuera de eso, gracias a las cámaras de seguridad de las líneas del metro, apostadas en las calles, en restaurantes y tiendas, se pudo seguir paso a paso a Rakhmat Akilov, desde que salió de su casa, en dirección al centro de la capital.

     


    Akilov, captado por una cámara de seguridad en Vårby. Foto: Polisen.

     

    Anteriormente éste había preparado todo lo que necesitaba. Gracias a instrucciones recibidas en su celular, había fabricado una bomba, consistente en cinco botellas de gas butano, a las cuales les había adherido, con cinta adhesiva, 5 hojas de cuchillo de alfombras, además de una gran cantidad de clavos y de tornillos.

    Este aparato explosivo, más un cuchillo de cocina de color rojo lo había depositado en el bolso que portaba ese día, siguiendo las instrucciones al pie de la letra, e inspirado en los atentados en Francia, Alemania y Barcelona (como también lo mostró el fiscal).

     

    El artefacto explosivo que Akilov portaba consigo el 7 de abril. Foto: Polisen. 

     

    Temprano por la mañana del mismo día, había escuchado en su celular, un discurso de un representante del Estado Islámico, un homenaje al “Profeta” donde se decía que “El Estado Islámico es la única medicina contra la maldad”. Luego había chateado con dos personas y les había enviado una foto de la bomba que había fabricado.

      

    A las 12:47 horas, y luego de comprar snus en el quiosco, toma el metro hacia T-Central. Antes de abordar el tren, se toma una foto apuntando con el dedo índice, y la envía a sus contactos.

    A las 13:15, una cámara lo capta, cuando cambia de tren, en dirección a Odenplan. Cerca de esta estación, sale a la calle y graba un video, que también envía a sus contactos. Advierte que no hablará mucho: ”La paz sea con vosotros y bendiciones para todos ustedes, mis hermanos que están en Zello junto al maestro Shahomada y escuchan mi verso. Mis hermanos, ha llegado la hora de Levante. Pónganse de pie, ahora es tiempo de matar los infieles”, dice, en un trozo de su arenga.  

    Acto seguido, deambula por las calles aledañas, en busca de un vehículo de carga. A las 14:24 horas, frente al restaurante Caliente, en la calle Adolf Fredrik kyrkogata, encuentra un camión con las llaves en el control de mando. El chofer se encontraba descargando la mercadería. Se sube al pesado vehículo, se saca otra foto que envía a sus contactos y pone en marcha el camión. Da unas vueltas por las calles aledañas, al principio en dirección contraria, y chocando con algunos coches aparcados.

     


    Los leones ubicados en Drottninggatan. Foto: Polisen. 

     

    Luego de una velocidad lenta, toma finalmente Drottninggatan en dirección a Sergelstorg. Y comienza a acelerar. Gracias a las cámaras de las calles, los expertos pudieron calcular la velocidad del camión: una media de más de 60 kilómetros por hora, en una calle colmada de transeúntes.

    Pasa a llevar los leones de cemento que se suponen eran obstáculos para los vehículos pesados. “Los leones vuelan como guantes”, dice el fiscal. Uno de estos (pesan 900 kilos) se atasca en el parachoques y es arrastrado 250 metros, antes de aterrizar en una tienda. Algunas personas son alcanzadas por la mole de cemento.

    Las víctimas que fueron alcanzadas por el camión son encontradas a varios metros del lugar del impacto. Un padre arranca a su hijo de su coche y lo tira por los aires. El niño salva la vida, su padre fallece en el acto.

     

    Ebba Åkerlund, de 11 años, iba a encontrarse con su madre, como de costumbre, en Drottninggatan. Sus padres recibieron la mala noticia de que era una de las víctimas a las cinco de la mañana del día siguiente, luego de largas horas de incertidumbre y de escuchar en todos los hospitales que no habían niños, entre las víctimas.

     


    Fotos de la calle Drottninggatan tomadas de Google maps para la investigación preliminar. 

     

    Para ilustrar el escaso espacio entre el camión y la muralla, el fiscal hizo uso de una cuerda, mostrando un metro. Esa fue la distancia que hubo entre el camión y los escaparates de las tiendas. En ciertos tramos, Akilov tuvo que elegir - debido a los bancos ubicados al centro de la calle - tomar su derecha o su izquierda. Con las consecuencias para quienes se encontraban en uno u otro lado.  

    Al final del recorrido de 40 segundos de horror, el camión choca con otro león de cemento, pierde el control y se estrella contra el escaparate de la tienda Åhléns. Akilov prende la bomba, que no explota, pero que comienza a incendiarse.

    De haber estallado, habría alcanzado a las numerosas personas que en esos momentos no entendían que esto podía suceder, y se acercaban al camión.

    Cuando su pantalón prende fuego, Akilov, herido, abandona el camión saltando a través del parabrisas. Al poco tiempo, la policía publica una foto del sospechoso y, gracias a la imagen y a los numerosos tips de la población, el hombre es atrapado faltando cinco minutos para las ocho de la noche, en las afueras de Märsta, al norte de Estocolmo.

     

    Rakhmat Akilov, al momento de su detención. Foto: Polisen. 

     

    Desde entonces ha estado recluido en una celda, vigilado las 24 horas del día y sin que se apague nunca la luz. ¿La razón? El inminente riesgo de suicidio.

    El fiscal presentó también en la segunda jornada de audiencias una animación del recorrido del camión, desde que Akilov lo abordó, hasta que se estrelló con el escaparate, desde tres puntos de vista distintos: a dos metros de distancia antes del vehículo, a dos metros detrás y desde la perspectiva del chofer. Impactante recreación ante la cual el imputado reaccionó con desgano. Más bien agachó aún más la cabeza.  

    Hans Ihrman explicó también que en el bolsillo de la chaqueta de Akilov se había encontrado fragmento del vidrio del parabrisas del camión, de acuerdo con los peritajes y el dictamen de laboratorio. También se realizaron pruebas de ADN.

    Porque, como ya lo hemos dicho anteriormente, de poco vale que el imputado se haya declarado culpable. Es necesario que el fiscal presente las pruebas técnicas que atan a éste al  delito del cual se le acusa.

    De este modo, la fiscalía presentó hechos que señalan que el atentado sembró el miedo y el caos en la población. Con fotos de la gente que, a pie, se dirigía a sus hogares, y la plaza de Sergelstorg, que acostumbra bullir de gente, completamente vacía, un viernes por la tarde.

    La meta principal del fiscal es demostrar que este fue un acto terrorista que estuvo dirigido no solo hacia unas personas, sino hacia todo el país.

    Los fiscales deben probar que “la acción provocó una crisis que significó una fuerte carga sobre la sociedad que se vio amenazada en sus valores y funciones fundamentales”.

    Este martes, Rakhmat Akilov deberá explicar los motivos que tuvo para causar el pánico en Estocolmo, ese fatídico 7 de abril de 2017.

     

     

     
    La entrada al tribunal. Drottninggatan después del atentado. Rakhmat Akilov. Foto:Metro.se. 

     


    Vårby, la zona donde Akilov tomó el metro hacia el centro de Estocolmo. Foto: Polisen. 

     

     

  • Expertos de la ONU exigen a Irán que ponga en libertad a Ahmadreza Djalali

    En octubre del año pasado, el investigador iraní Ahmadreza Djalali fue condenado a muerte por un tribunal iraní, acusado de espionaje.

    Este domingo, su abogado declaró al diario belga Le Soir, que el fallo es definitivo y puede ejecutarse en cualquier momento. Su esposa, Vida Mehrannia, pone sus esperanzas en que el gobierno sueco pueda ejercer presión sobre Irán, para que el fallo no sea ejecutado.

    Ahora,  cuatro expertos de la ONU instan a Irán a que revoque la resolución.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    El doctor iraní residente en Suecia, Ahmadreza Djalali, se encontraba de viaje en su país de origen para dictar unas conferencias, cuando fue detenido por la policía, acusado de colaborar con el servicio de inteligencia de Israel, Mossad.

    Djalali se desempeñaba en el Instituto Karolinska, en Estocolmo, como experto en medicina catastrófica. Residía en Suecia desde el 2009, junto a su familia, su esposa y sus dos hijos.

    Según Amnistía Internacional, el investigador se resistió a presiones de Irán para recabar información para este país. Ante la negativa, el gobierno de Irán lo acusó de espionaje a favor de Israel, y lo encarceló.

    Desde abril de 2016, Djalali se encuentra en prisión. En octubre del año pasado fue condenado a muerte, y luego de una apelación, la sentencia fue ratificada.

    Este domingo 4 de febrero, se supo que el fallo puede ejecutarse en cualquier momento.

    - Esta vez, el fallo es definitivo. Se ha constatado que la pena de muerte se puede ejecutar, y que puede ocurrir en cualquier momento, explicó el abogado de Djalali , Zouhaier Chichaoui al diario belga Le Soir.

    Desde hace más de 20 meses, la esposa del investigador iraní, Vida Mehrannia, vive una pesadilla. La única esperanza de volver a ver a su marido con vida es que el gobierno sueco presione a Irán, para que revoque la sentencia y el académico pueda retornar a casa.

    - Espero que el gobierno sueco me pueda ayudar a que mi esposo salga en libertad, porque yo no puedo hacer nada. A veces, Irán puede revocar un fallo, ha dicho Mehrannia.

    Amnistía Internacional ha llevado a cabo una campaña de meses, para la liberación de Djalali.

    - Él debió haber sido puesto en libertad hace mucho tiempo atrás. Se le condenó por pruebas muy vagas, hasta la fecha no sabemos exactamente de qué se le acusa, dijo, en octubre del año pasado, Ami Hedenborg, vocera de Amnistía Internacional a la prensa.

    Este lunes, el Ministerio sueco de Exteriores sueco llamó a conversaciones al embajador iraní en Suecia.

    “Suecia exige que la pena de muerte que pesa sobre Ahmadreza Djalali no sea ejecutada y, junto al resto de la UE en varias ocasiones protestado contra la condena. Esto se repite hoy día a representantes iraníes de alto nivel”, escribe la canciller sueca Margot Wallström en un comunicado.

    Y el viernes,  cuatro expertos de la ONU instan, en un comunicado en conjunto, al gobierno de Irán para que deje en libertad a Ahmedreza Djalali.

    “Pedimos a Irán que con prontitud revoque la pena de muerte contra el doctor Djalali, debido a que el Estado evidentemente no ha cumplido con sus compromisos de ofrecerle a él un juicio justo y el derecho a apelar”, escriben los expertos.

    Esto, debido a que la Corte Suprema de Irán denegó recientemente la solicitud de apelación al fallo.

    Los cuatro expertos son: José Antonio Guevara Bermúdez, que dirige el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la Organización de las Naciones Unidas; Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura; Agnes Callamard, Relatora de Derechos Humanos y experta en ejecuciones sumarias, y Asma Jahangir, Relatora de la ONU sobre los DD.HH. en Irán.

     

     

     Diputados y activistas en una manifestación por la liberación de Ahmadreza Djalali, en el Parlamento sueco, en octubre de 2017. Foto: Marisol Aliaga.

     

     

  • Luego de escándalo - Personas adoptadas planean querellarse

    Crece la crítica entre los niños [que ahora son adultos] que fueron adoptados de Chile. Tommy Leite cree ser una de las víctimas del tráfico de seres humanos, luego de la investigación de periodistas de la televisión estatal sueca, SVT y colegas en Chile. Él exige que los responsables rindan cuentas, y planea iniciar un proceso judicial. 

     

    Fuente: SVT. 31 de enero de 2018. Traducción: Magazín Latino.

     

    Nos encontramos con Tommy Leite en casa de sus padres adoptivos, en un apartamento en el centro de Malmö. Él, como muchos, otros han participado en la investigación que han llevado a cabo periodistas del canal de televisión chileno Chilevision, junto a colegas de SVT. 

    La investigación muestra que varios – un número desconocido - de los más de 2.000 niños adoptados de Chile durante las décadas de los 70 y 80 pueden ser víctimas de trata de seres humanos.

     

    Historia inventada

     

    En 1978, Tommy fue adoptado de Chile, cuando tenía 17 meses de edad. Según el historial de los documentos de adopción, su madre tomó la decisión de adoptarlo, debido a que ella no tenía no tenía la posibilidad de hacerse cargo de él.

    Esta versión resultó ser, en gran parte, ficticia, al menos según la madre biológica, con quien Tommy ha entrado en contacto recientemente.

    - Soy una víctima de secuestro, así es como lo veo yo después de haber escuchado la verdad, dice Tommy Leite.

    En un principio, Tommy tuvo contacto con su hermana biológica, el otoño pasado. A esto le siguió un tiempo turbulento. 

    - Mi hermana me dijo que mi madre estaba profundamente deprimida y que nunca pudo superar el hecho de que yo desapareciera. Me contacté con ella, y surgieron muchas emociones desbordadas, cuando hablamos por Skype.

     

    Viajó a Chile

    Tommy viajó a Chile la Navidad pasada, y se reunió con Marisol, su madre, así como con su hermana y los hijos de ella.

    - Pasamos varios días, en los que solo hablamos y hablamos. Recibí las respuestas a tantas preguntas que siempre me había hecho, reconocí rasgos propios míos en ella.

    Algo que ha sido difícil para Tommy es que él piensa que habría sido capaz de tener una buena vida, también en Chile.

    - Siempre he pensado que habría ido a parar a la calle, sin hogar, si no hubiera sido dado en adopción. Pero en realidad mi madre luchó mucho para dar una buena vida a mis hermanos, cosa que han recibido, han estudiado en la Universidad y todo. Creo que yo también habría tenido una vida completamente normal en Chile.

    Según la madre adoptiva de Tommy, trabajadores sociales unidos al Centro Sueco de Adopción fueron quienes lo robaron. Su madre estaba enferma y estaba pasando por momentos difíciles. Ellos le ofrecieron ayuda temporal.

    - Le dijeron que yo iba a vivir en un hogar de niños por corto tiempo, y después ella me recogería.

    Pero ya la misma noche que la madre de Tommy dejó a su hijo, tuvo un mal presentimiento. Al día siguiente, habría vuelto donde la trabajadora social, para decirle que quería que le devolvieran a Tommy.

    - Pero entonces él ya estaba desaparecido. Ella recibió todo tipo de excusas, hasta que finalmente le dijeron que yo había sido dado en adopción. Pero nunca dijeron que yo estaba en Suecia.

     

    La Corte Europea de Justicia

    La madre de Tommy, al igual que otras madres, dicen que nunca firmaron papel alguno. En cambio, los documentos de adopción habrían sido falseados. Él siente una gran frustración y exige que los responsables se hagan cargo de sus actos.

    - Somos varios quienes estamos en la misma situación, y que ahora planeamos iniciar un proceso. Estamos investigando el camino a seguir. Otros adoptados han tratado de levantar un proceso judicial aquí, pero como los presuntos crímenes a menudo han prescrito, no ha conducido a nada. Eventualmente vamos a dirigirnos directamente a la Corte Europea de Justicia.

    Según Tommy, hay varios culpables. Por una parte, argumenta él, que el Centro Sueco de Adopción tiene una gran responsabilidad, puesto que ellos fueron los intermediarios de las adopciones

    - Pero también MFOF, la institución que tiene como misión supervisar que las adopciones se lleven a cabo en forma correcta. También tienen una responsabilidad, así como las autoridades suecas en general, que no se aseguraron de que se haya investigara a fondo la situación de los niños.

    La Directora General de MFOF dice que se han puesto en contacto con las autoridades chilenas, para obtener más información acerca de estos casos.

    El Centro Sueco de Adopción ha dicho a SVT que ellos creen que todo se ha llevado a cabo según las leyes y normas vigentes en Chile durante ese período.

     

     

     

    Tommy Leite. Foto SVT (la imagen ha sido recortada). 

     

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español