Sábado, 25 Enero 2020 | Login
Apertura del Parlamento – a un año de las elecciones El Primer Ministro, Stefan Löfven, en el Parlamento. Foto: Marisol Aliaga.

Apertura del Parlamento – a un año de las elecciones

Este martes 12 de septiembre se dio inicio a un nuevo año de sesiones en el Parlamento sueco, con un nutrido programa que duró todo el día.

La jornada comenzó con un Te Deum en la Catedral de Estocolmo, donde estuvo presente la familia real, el primer ministro, representantes de todos los partidos políticos, diplomáticos y otras personalidades.

Pasadas las dos de la tarde, el Rey Carl Gustaf pronunció un discurso de apertura, al que le siguió la declaración gubernamental del primer ministro. Stefan Löfven se refirió a la situación actual, de bonanza económica y abordó, además, los desafíos que el país tiene por delante.

 

Por: Marisol Aliaga. (Texto y fotos).

 

Todos los años se repite el mismo protocolo. El Parlamento despierta de su letargo estival y comienzan nuevamente las sesiones en la cámara.

Y, como todos los años, la jornada comenzó con un Te Deum en la catedral de Estocolmo, Storkyrkan, o Iglesia de San Nicolás, en Gamla Stan, la Ciudad Vieja, hasta donde llegaron los eminentes invitados, comenzando con la familia real, que llegó poco antes de comenzar la ceremonia, a las doce del día. El oficio religioso estuvo a cargo del deán Ulf Ulfvebrand y la capellana Kristina Ljungren.  La monja dominicana Madeleine Fredell fue la encargada de pronunciar el sermón de esta ocasión.

En su discurso, la religiosa puso el foco en los refugiados. Un tema que se ha discutido a lo largo de todo el año, y que se seguirá discutiendo tal vez más aun, con motivo de las elecciones del próximo año.

- En nuestras sociedades occidentales los huérfanos y las viudas gozan de una protección bastante buena, hoy en día. ¿Pero los refugiados? Tal vez el refugiado logre algo de protección en un campamento, y no se muera de hambre. ¿Pero vemos al refugiado como un hermano y una hermana, como uno de nuestros hermanos? Preguntó Madeleine Fredell.

E instó a los asistentes a construir una sociedad en diversidad.

 

Después del Te Deum, tuvo lugar la ceremonia de apertura en el Parlamento, Riksdagen. El rey Carl Gustaf y la reina Silvia arribaron a Riksplan en la carroza real, acompañados de sus tres hijos y el cónyuge de la princesa Victoria, Daniel. A la entrada fueron recibidos por el presidente del Parlamento, Urban Ahlin y el primer ministro Stefan Löfven.

 

Luego del discurso de bienvenida del presidente del parlamento, el rey tomó la palabra.

“Cada época tiene sus propias vicisitudes”, dijo, recordando que hace 100 años atrás, en 1917, Europa se encontraba en guerra. Aunque Suecia no fue a la guerra, sufrió una gran escasez de alimentos y suministros. Más tarde, el país se vio afectado por la gripe española, en la que murieron miles de personas. Y, hace 50 años atrás, la guerra fría estaba en pleno apogeo, explicó el monarca.

- Hoy en día nos enfrentamos a nuevos desafíos, otras amenazas a la paz, la seguridad, la prosperidad, la salud y el medio ambiente, dijo.

Resaltó el rol que Suecia juega en las Naciones Unidas, donde ocupa un lugar en el Consejo de Seguridad, lo que significa una oportunidad importante para contribuir a soluciones pacificas en los conflictos internacionales.  

El rey expresó que "la historia da razones para ser optimista", puesto que se ha logrado paz, se han curado las epidemias, ha crecido la prosperidad y se han fortalecido los derechos humanos. Pero constató también que es necesario resolver los temas medioambientales

- La pregunta ya no es si podemos lograr un desarrollo más sostenible. De otra manera, cómo vamos a ir hacia adelante. Con qué rapidez, qué tecnología y a qué costo. En este contexto, ¡hay muchas razones para ver el futuro con confianza!, dijo.

Subrayó además la importancia del “respeto”, un buen punto de partida para el discurso público. “El tratarse con respeto, aun cuando se piensa en forma diferente”, expresó el monarca.  

Y deseó a los representantes del pueblo sueco “fuerza, coraje y sabiduría” en sus decisiones, que afectan a tantos.

 

El primer ministro, por su parte, destacó el hecho de que hoy en día Suecia goza de una buena economía, a pesar de haber heredado un déficit de 60 mil millones de coronas, del gobierno anterior de la derecha.

Stefan Löfven explicó que el excedente económico actual, luego de tres años de su gobierno, hace posible nuevas inversiones en pro del bienestar de la nación y el disminuir la deuda externa.

Se destinarán, por ejemplo, 750 millones de coronas en sistema de emergencia, SOS, en aduanas, en la policía de seguridad, Säpo, en la Fiscalía y en establecimientos penitenciarios.

- No toquen a nuestros héroes, dijo, a propósito de las apuestas del gobierno para mejorar la protección del personal que trabaja en hospitales, en urgencia, y que han sido atacados en varias ocasiones, recientemente.

El mandatario se refirió a los desafíos actuales: la amenaza nuclear de Corea del Norte, la catástrofe humanitaria de la guerra de Siria, la crisis medioambiental, las hambrunas en ciertas regiones de África.

Löfven resaltó la importancia de la participación de las mujeres en las conversaciones de paz, en los conflictos armados alrededor del mundo y en el derecho de las mujeres a la salud sexual y reproductiva.

Entre otros variados temas se refirió también al de los neonazis en Suecia.  

- Tenemos la responsabilidad de recordar, puesto que si no recordamos las agresiones, la violencia y el odio nuevamente vencerán../../ El 1 de mayo se manifestaron alrededor de 500 nazis en Falun. El Movimiento de Resistencia Nórdico (NMR) se hizo presente en la semana política de Almedalen. Dentro de poco se reunirán en Gotemburgo. Esto es algo aterrador, expresó.

El gobierno, explicó, hace un esfuerzo mancomunado en contra del racismo y los crímenes de odio a través de un plan de trabajo nacional. Se reincorporan los viajes a lugares que tienen que ver con la memoria histórica y el 2020 se llevará a cabo una conferencia internacional sobre este tema.

Y, obviamente, el primer ministro se refirió también al medio ambiente.

- La crisis climática está ocurriendo aquí y ahora… el clima no puede esperar. La transformación de la sociedad debe apresurarse, con el fin de asegurar las posibilidades para las nuevas generaciones.

 

 

 

El Primer Ministro, Stefan Löfven, al momento de dar su discurso en el Parlamento sueco. 

 

De izquierda a derecha: el presidente del Parlamento, Urban Ahlin, la reina Silvia, el rey Carl Gustaf, la princesa heredera del trono, Victoria, el príncipe Daniel (su esposo), el príncipe Carl Philip y la princesa Madeleine. 

 

 

 

About Author

Related items

  • Nobel de Literatura: “Prefiero el papel higiénico antes que sus ignorantes preguntas”

    Este martes 10 de diciembre Peter Handke, Premio Nobel de Literatura 2019, recibirá su medalla de manos del rey sueco Carl XVI Gustaf.

    Al mismo tiempo se llevarán a cabo manifestaciones de protesta en Estocolmo. Muchos consideran desafortunada, incluso vergonzosa, la elección de la Academia Sueca.

    Por su parte, el controvertido autor no destiñe. En la conferencia de prensa del viernes pasado ante la prensa internacional, expresó: “Prefiero el papel higiénico con mierda antes que sus preguntas vacías e ignorantes”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La Academia Sueca no afloja. Cuando por fin va cayendo en el olvido el escándalo ocasionado por los abusos sexuales de Jean-Claude Arnault, la concesión del Nobel de Literatura a Peter Handke volvió a encender la polémica. El autor austriaco ha sido fuertemente criticado por su negación o relativismo moral del genocidio de Srebrenica, durante la guerra de los Balcanes.  

     

    El debate sobre el Nobel del Literatura 2019 se ha mantenido desde que fuera anunciado, en octubre de este año, cuando también se anunció el Nobel 2018, a la autora polaca Olga Tokarczuk.

     

    Los dos, por separado, ofrecieron una conferencia de prensa el viernes pasado, en la antigua Casa de la Bolsa, en Estocolmo. Primero compareció ante la prensa - unas 100 personas -  Olga Tokarczuk. Ella explicó detalles de la fundación que quiere formar con el dinero del premio, para facilitar la labor de los traductores. Según la autora, ellos/ellas tienen gran importancia dentro de la Literatura, pero a menudo son olvidados.

     

    A pesar de tener serias diferencias con el régimen nacionalista de su país, Olga Tokarczuk es una autora que goza de un tremendo prestigio internacional. Se la ha llamado “la voz libre de Polonia”.

     

    La conferencia de prensa con ella se desarrolló en un ambiente agradable y relajado.

     

    Pero en la segunda parte, cuando Peter Handke hizo su entrada al emblemático salón, el ambiente cambió por completo. Alguien entonó una canción de Feliz Cumpleaños, la que tuvo escasa convocatoria, pero logró arrancar una leve sonrisa en la faz del laureado.

     

    Sin embargo, a poco de comenzar, Handke se puso a la defensiva, y más adelante se enfureció.

     

    El autor ha sido criticado por negar el genocidio de Srebrenica, ocurrido en la guerra de los Balcanes. Rápidamente un reportero le hizo la pregunta de si había cambiado de opinión respecto a sus declaraciones anteriores.

     

    - Yo nunca he tenido una opinión. Odio las opiniones. Me gusta la literatura, no las opiniones, respondió sarcásticamente. Y se negó también a responder qué opinaba respecto a las manifestaciones que se habían organizado en su contra.

     

    Tampoco le gustan los expertos, ni confrontarse a los hechos. “la única forma de entender los hechos es la ficción”, ha dicho anteriormente.

     

    Peter Maas, un periodista norteamericano que cubrió la guerra de los Balcanes, en los 90, era uno de los periodistas acreditados a la rueda de prensa. Le preguntó cual era su visión actual frente al genocidio en Srebrenica.

     

    En julio de 1995, más de 8000 hombres y niños musulmanes fueron acribillados por las milicias serbias bajo el mando del general Ratko Mladic, quien más tarde fue condenado por el tribunal de La Haya, por su responsabilidad en el hecho. El genocidio que Handke no quiere reconocer como tal.

     

    Provocativamente, el autor instó al periodista a hacer más preguntas: “siga preguntando. ¡Siga!”, le dijo, muy irritado. A lo que Maas le respondió que le bastaba con su respuesta a la primera.

     

    Entonces, el Nobel se pudo a leer una carta de un admirador, que llevaba consigo. Según él, era de un periodista del New York Times. Al finalizar la lectura de la carta, dijo:

     

    - Durante las ultimas semanas he recibido muchas cartas fantásticas de lectores. Una de estas, anónima, contenía un pedazo de papel higiénico con una suerte de caligrafía de…mierda. A Uds., que hacen ese tipo de preguntas, les quiero decir que prefiero el papel higiénico antes que sus preguntas vacías e ignorantes.

     

    El presidente del comité Nobel, Anders Olsson, trató entonces, diplomáticamente de aplacar los ánimos, haciéndolo volver al tema, “a sus lectores”. Le dijo que esperaba que regresara a Estocolmo.

     

    - Mis lectores son mi gente, ¡no Uds.!, continuó, airado, el Nobel, mirando con arrogancia a los periodistas allí presentes.

     

    Al levantarse de su silla, tomó a Anders Olsson de la nuca y le dio dos efusivos besos, uno en cada mejilla. En Suecia el protocolo social es un apretón de manos, y se mantiene una buena distancia con el interlocutor.

     

    Evidentemente el autor está muy honrado y contento de recibir el premio – dotado de nueve millones de coronas suecas – pero también está claro que las opiniones difieren, dentro de la Academia. Y que la lucha de poderes continúa, dentro del hermético círculo de ilustrados.

     

    Se sabe además que Handke es un favorito de Horace Engdahl, uno de los más fervientes detractores de Sara Danius.

     

    El exsecretario permanente de la Academia, Peter Englund, se desempeñó como corresponsal para el diario Dagens Nyheter y para Expressen, en los 90, y cubrió la guerra en Yugoslavia. Es el único de los miembros de la Academia que conoce a fondo el complicado tema de los Balcanes. Englund es escritor, historiador, y ha publicado varios libros.

     

    Dos horas antes de la conferencia de prensa, el viernes, Peter Englund comunicó que este año boicotearía la semana Nobel.

     

    - Celebrar el Premio Nobel de Peter Handke sería una gran hipocresía de mi parte, escribió en su cuenta de Instagram.

     

    Desgraciadamente las anotaciones de lo que antecede a los nombramientos de los Nobeles de Literatura son datos protegidos, por lo tanto, deberán pasar 50 años para poder leer los entretelones que antecedieron a este controvertido Nobel. 

     



     

  • Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma”

    El líder del partido de Izquierda (V) comunicó el jueves que la amenaza de una moción de censura contra la ministra del Trabajo va en serio. Si el gobierno continúa la privatización de la Oficina del Trabajo, Jonas Sjöstedt propondrá la votación en el Parlamento.

    - Queremos detener este caos de privatizaciones, subrayó.

    Actualización: en rueda de prensa este lunes, Jonas Sjöstedt comunicó que retira la amenaza contra la ministra, puesto que el Gobierno retrocede en sus planes de privatización de la Oficina del Trabajo. No obstante, la oficina se privatizará, pero a más largo plazo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En una rueda de prensa este jueves, la ministra del trabajo, Eva Nordmark, presentó a la nueva directora general de la Oficina del Trabajo, la experimentada jurista Maria Mindhammar.

     

    No obstante, esta y otras medidas presentadas por el gobierno respecto al futuro de la Oficina del Trabajo no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del partido de Izquierda, que se ha opuesto a la privatización que exigiera el partido del Centro, para aceptar el acuerdo de enero.

     

    - La Oficina del Trabajo se encuentra sumida en una profunda crisis, dijo Jonas Sjöstedt, en la sesión en la cámara. Y comunicó que buscará el apoyo del partido Conservador (Moderaterna) para presentar una moción de censura en contra de la ministra del Trabajo, que puede llevar a su dimisión.

     

    Los otros partidos que apoyarían la moción de censura son los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). De esta manera, el partido de Izquierda lograría su propósito con ayuda de sus enemigos políticos. La votación parlamentaria podría resultar incluso en nuevas elecciones.

     

    Aunque Sjöstedt declaró que su fin no era derribar el gobierno de Stefan Löfven. Lo que pretende es poner fin a la acelerada privatización de la Oficina del Trabajo.

     

    - Nuestra meta es que ellos digan: reconocemos, no tenemos apoyo para este caos de privatizaciones. Yo creo que el gobierno va a desistir de sus propósitos porque esta política no lleva a buen puerto y afecta más que nada a los desempleados, dijo el líder de Izquierda a Aftonbladet.

     

    Por su parte los Socialdemócratas ven esta jugada del partido con quienes colaboraron el periodo pasado como “poco responsable”.

     

    - Ahora el partido de Izquierda nos sumerge en una situación complicada, y vale la pena preguntarse qué pretenden con esto, dijo al vespertino la jefa del grupo parlamentario de la Socialdemocracia, Annelie Karlsson.

     

    Según ella, el gobierno está consciente de las dificultades que enfrenta la entidad laboral. Sin embargo, manifestó no entender el hecho de que Jonas Sjöstedt esté dispuesto a hacer causa común “con quienes han ocasionado esta situación”, la derecha. 

     

    - Nosotros gobernamos de acuerdo con un presupuesto de los Conservadores (Moderaterna) y de los Democratacristianos – quienes quitaron recursos a la Oficina del Trabajo - y ahora Sjöstedt quiere hacer un pacto con ellos y deponer el gobierno. Entiendo que los electores tengan dificultades en entender esto. Es muy raro, agregó Annelie Karlsson.

     

    En tanto, Ulf Kristersson, presidente de los Conservadores (M), junto a la líder democratacristiana, Ebba Bush Thor, comunicaron en rueda de prensa el jueves pasado que, desde entonces y hasta este martes, el gobierno tiene que retroceder en los cambios fundamentales planteados en la reforma de la Oficina del Trabajo.

     

    - El gobierno tendrá que ceder porque hay una mayoría parlamentaria que quiere otra cosa, dijo Kristersson.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo es parte del acuerdo de enero. Este es un proyecto neoliberal diseñado por el político del partido del Centro Martin Ådahl, y es dirigido por la organización empresarial Almega. La meta final es una privatización total de la entidad laboral. 

     


    La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

     

  • El partido de Izquierda junta fuerzas para frenar la reforma de la Oficina del Trabajo

    El partido de Izquierda (V) quiere unirse a otros partidos de oposición para frenar la reforma impulsada por el partido del Centro, de desmontar la Oficina del Trabajo. La medida, que fuera uno de los caballitos de batalla de Annie Lööf, en el acuerdo de enero, ha sido fuertemente criticada, tanto por la derecha como la izquierda.

    - Se trata de estar de acuerdo en lo básico: de detener esto, dijo el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati, al vespertino Expressen.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Uno de los 73 puntos del llamado ”acuerdo de enero” (entre S, MP, C y L) aborda la gran reforma de la Oficina del Trabajo, que cambiará por completo la entidad estatal (Arbetförmedlingen) que pasará a ser controlada en su totalidad por intereses privados.

     

    Los cambios se habrán concretado para el 2021. Y significan recortes de cuatro mil millones de coronas en las subvenciones a la Oficina del Trabajo y a las políticas laborales.

     

    132 oficinas serán desmontadas. 4.500 trabajadores han sido advertidos de su pronto despido. Y ya se han visto las primeras consecuencias de lo que esto significa: por ejemplo, personas con discapacidad que gozan de subsidios para actividades laborales han perdido esta ayuda, y son remitidos a la última instancia: solicitar ayuda de la oficina del Social.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo fue una de las exigencias más importantes de la líder del partido del Centro, Annie Lööf  (C)  para aceptar a Stefan Löfven como primer ministro, mediante el acuerdo de enero.

     

    Pero la medida ha provocado una fuerte resistencia, tanto de parte de la derecha, como del partido de Izquierda.

     

    ”Taller de experimentos” llamó el presidente de los Moderados, Ulf  Kristersson, esta privatización, y tanto los Demócrata Cristianos (KD), como los Demócratas de Suecia (SD) han ratificado en la crítica. También la nueva líder de los liberales, Nyamko Sabuni, ha declarado que quiere que la reforma se postergue.

     

    De concretarse el plan de reformas, la entidad pasará a manos de privados, de aquí al 2021.

     

    “La Oficina del Empleo dejará de gestionar puestos de trabajo y será reemplazada por agentes de empleo autónomos, a quienes se les remunerará cuando hayan ayudado a los desempleados a encontrar un trabajo permanente. El modelo ha sido probado en otros países, con buenos resultados.”, escribe en un artículo de opinión en Aftonbladet el arquitecto de la reforma, Martin Ådahl, vocero en asuntos laborales del partido del Centro.

     

    El artículo fue replicado por otros políticos, que no están de acuerdo en lo que él plantea. 

     

    El partido de Izquierda ha sido un claro detractor de esta reforma y ahora quiere hacer causa común con otros partidos, incluso de la derecha, en la Cámara de diputados.

     

    En una reunión en la comisión parlamentaria del trabajo este martes, el partido de Izquierda (V) trató de reunir apoyo de otros partidos.

     

    Según informó el vespertino Expressen, su líder, Jonas Sjöstedt, no logró su cometido. Pero la iniciativa sigue vigente.

     

    - Tengo la esperanza de que recibamos apoyo en esto y que logremos tener un denominador en común para frenar la reforma, declaró a Expressen el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati.

     

    Agregó que esta reforma debe ser analizada a fondo y con más tiempo. Lo mismo opinó la líder de los democristianos, Ebba Bush Thor. 

     

    - Queremos obtener una interrupción temporal y un nuevo plan de trabajo. Los municipios deben ser notificados, y se debe llevar a cabo una auditoría seria. No podemos, simplemente, apoyarnos en lo que se suscribió en el acuerdo de enero y esperar que de alguna forma mágica esto salga bien. Porque no va a salir bien, subrayó Esbati.

     


    El presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt. Foto de Archivo. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español