Viernes, 23 Agosto 2019 | Login
Los jubilados pagarán menos impuestos Magdalena Andersson, Ministra de Hacienda y Finanzas. Foto: Regeringen.se.

Los jubilados pagarán menos impuestos

En una comparecencia en Rosenbad, a principios de semana, la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, dio a conocer el presupuesto de primavera 2017.

La ministra comenzó refiriéndose al atentado del 7 de abril, y a la necesidad de unidad en el país. Expresó que las finanzas públicas muestran un excedente, gracias a la administración actual. Agregó que la economía de Suecia es fuerte, el empleo sigue subiendo y el desempleo disminuye.  

El gobierno propone una deducción de impuestos para los jubilados y desempleados y un aumento para quienes ganan más de 38.200 coronas al mes. También propone un alza fiscal para viajes en avión.

 

  Por: Magazín Latino

 

El martes 18 de abril la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson, presentó el nuevo presupuesto, en un documento titulado: "Presupuesto de primavera 2017: Estructura social – por seguridad y por un futuro sostenible".

 

Este se basa en un acuerdo entre los partidos de la coalición rojiverde y el Partido de Izquierda.

 

Magdalena Andersson se mostró conforme con el manejo de las finanzas, de parte de su gobierno.

 

-Gracias a una política fiscal responsable, desde que asumimos la administración del país hemos logrado revertir el gran déficit que heredamos, y ahora somos capaces de mostrar un superávit en las finanzas públicas, año por año, en esta administración. Esto nos ha posicionado en una situación completamente nueva y nos da nuevas oportunidades para enfrentar los desafíos sociales, dijo la ministra en la concurrida rueda de prensa en Rosenbad.  

 

De la propuesta del gobierno se desprende – a grandes rasgos – que los ”ganadores” esta vez son los jubilados y los que tienen ingresos modestos, en tanto que las grandes empresas y las personas con mejores salarios deberán pagar más a Hacienda.

 

En promedio, un jubilado en Suecia recibe alreddedor de 14.000 coronas mensuales. La reducción de impuesto será, entonces, 200 coronas más al mes, en el bolsillo.

 

- Es un paso importante. La mayoría de las mujeres deberán pagar menos en impuestos que lo que pagan hoy en día, expresó al vespertino Expressen Christina Tallberg, presidenta de la Asociación de Pensionados, PRO.

 

Pero no solo los pensionistas tendrán una reducción de impuestos, también los desempleados que perciben ”aktivitetsersättning” (subvención en tanto que se busca empleo) y las personas que perciben una subvención por enfermedad.

 

En otras palabras, las personas que reciben los sueldos más bajos.

 

En tanto, los asalariados que reciben 38.200 coronas al mes, deberán pagar 145 coronas más al mes y quienes reciben 56.000 coronas o más al mes tendrán un aumento de impuestos de 200 coronas mensuales.

 

  

La entidad a la cual se destina el mayor aporte financiero es la Policía, que recibirá, desde el 1 de julio, 700 milones de coronas, para fortalecer su labor y contratar más personal.

 

El gobierno ve también la necesidad de fortalecer la Defensa, ”teniendo en cuenta la situación actual”, dijo Andersson. 500 millones de coronas se destinan a la Defensa Nacional.

 

La Educación y el bienestar social son otros temas que el gobieno desea priorizar.

 

-En nuestro presupuesto rectificativo se asignan 500 millones de coronas este año a las escuelas con mayores necesidades. El programa introductorio de la ensenanza secundaria se complementa con 150 millones de coronas, dijo Andersson.

 

Debido a que las necesidades de atención psiquiátrica y apoyo social a niños y jóvenes demostró ser superior a las estimaciones anteriores, se asigna un total de 250 millones de coronas a esta área durante el curso del año.

 

Las maternidades de distintas ciudades del país han debido soportar gran presión, por lo cual el gobierno extendió la apuesta anterior con 500 millones de coronas, este año.

 

La adaptación a los cambios climáticos requieren de nuevas políticas medioambientalistas. El gobierno propuso una inyección de 500 millones de coronas para estos fines.

 

 

Queda por ver si las propuestas serán aceptadas en el Parlamento.

 

 

 

 

Magdalena Andersson, Ministra de Hacienda y Finanzas. Foto: Regeringen.se. 

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Con menos cobertura concluye semana política de Almedalen

    El discurso de Jimmie Åkesson, líder de los Demócratas de Suecia, clausuró este domingo la semana política de Almedalen.

    La cobertura mediática fue menor que otros años. Organizaciones declinaron su participación por la presencia de los nazis y otros se cansaron de los altos precios que exigía una semana en Visby.

    Lo que causó más revuelo fue el almuerzo de Ebba Bush Thor con Jimmie Åkesson. Y Nyamko Sabuni hizo su debut como nueva lideresa del partido Liberal.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Todo indica que la semana política de Almedalen ha comenzado a decaer en popularidad. Algunos incluso son de la opinión de que ya cumplió su rol y en la actualidad no cumple sus objetivos iniciales.

     

    El caso es que Almedalen 2019 no fue lo de otros años, y la pregunta es si el evento político más importante del año sobrevivirá este declive.

     

    Sea como sea, durante la semana quedó en claro el nuevo posicionamiento de los partidos políticos en Suecia. Con los Moderados, Democratacristianos y Demócratas de Suecia, por un lado, y con la Socialdemocracia, el partido Verde, el partido del Centro y el partido Liberal por otro.

     

    Y en los discursos de los distintos líderes se pusieron de manifiesto estas diferencias y estas nuevas cercanías.

     

    La alocución más encendida – y más ácida – fue la de Ebba Bush Thor, quien criticó tanto a sus ex aliados de la Alianza - el partido del Centro y los Liberales - como al oficialismo, por el acuerdo de enero. E instó a Nyamko Sabuni a abandonarlo. Simple y sencillamente.

    - ¡Rompe el tratado! ¡Tu sabes que Stefan Löfven no es el hombre apropiado para liderar Suecia! Vuelvan a la burguesía, dijo EBT a la nueva lideresa liberal.

     

    Durante su día en Almedalen, EBT presentó una propuesta para acortar las colas en la atención sanitaria. No extrañaría a nadie que, luego de las vacaciones de verano, los democratacristianos y los demócratas suecos presentaran una propuesta en común al respecto.

     

    Porque, a pesar de que Bush Thor aseguró, en un principio, que el comentado almuerzo con Jimmie Åkesson (en Estocolmo) solo era “un almuerzo entre dos adultos”, y que más tarde dijo que eran “solo conversaciones”, en las entrevistas del sábado admitió que “habían conversado sobre negociaciones”.

     

    Vale decir, el encuentro con Åkesson, que causó tanto revuelo porque puso punto final al aislamiento de los Demócratas de Suecia, obviamente era algo más que eso.

     

    En el futuro, y aunque no lo admitan aún, se puede instaurar una troika compuesta por los Moderados, los Democratacristianos y los Demócratas de Suecia.

    Y, si logran atraer a los Liberales o al partido del Centro, pueden derribar al gobierno de Stefan Löfven antes de las elecciones del 2022.

     

    No obstante, el acercamiento a los Demócratas de Suecia (partido de extrema derecha con raíces en el nazismo) tiene sus problemas. Por eso, EBT ha querido dejar en claro que existen diferencias fundamentales entre ambos partidos (KD y SD). Entre otras, respecto a una visión humanista. Razones que el líder SD descartó por completo.

    - Yo no le creo eso de diferencias en concepciones humanistas. Es solamente retórica, ella tiene que dar motivos aceptables de por qué ahora se acercan a nosotros, dijo Åkesson, este domingo.

     

    Según él, ambos comparten el rechazo a la diversidad.

     

    La nueva lideresa del partido Liberal, Nyamko Sabuni, por su parte, también dijo, en una entrevista, que “la diversidad no es buena para Suecia”. Algo que ocasionó críticas pero que no afectó su candidatura a la presidencia de su partido.

     

    Sabuni declaró, en la semana Almedalen, que está dispuesta a mantener conversaciones con todos los partidos. Pero que no negociará con los Demócratas de Suecia.

    - No vamos a negociar con SD. No vamos a formar gobierno con SD, dijo, en Radio Suecia.

     

    En su discurso de debut, el miércoles, contó su experiencia personal y su adaptación a la sociedad sueca. “Suecia es un país fantástico”, dijo, contando que el país de sus padres, Congo, tiene una “oscura historia” y que sus padres tuvieron que emigrar a Burundi, donde ella nació, para después asilarse en Suecia.

    - Los seres humanos somos mucho más que nuestra apariencia, dijo Sabuni y agregó que estaba cansada de que se refirieran a ella en términos de “extranjera” o de “feminista”.

     

    Para tranquilidad de todos quienes han visto amenazado el acuerdo de enero, al asumir Sabuni la presidencia de su partido, y ya que pertenece a la falange de derecha de los Liberales, aseguró que el acuerdo sería respetado, y que su meta principal es unir a su partido – que ha estado a punto de conseguir menos del 4% en elecciones - el límite para tener representación parlamentaria.

     

    Al mismo tiempo, no duda en presionar a Stefan Löfven:

    - Yo no quiero liderar un partido temeroso que no tenga la capacidad de presionar al gobierno. Si ellos no responden, nosotros nos vamos. Y si se requiere de nuevas elecciones, que vengan, dijo Sabuni, en entrevista con Radio Suecia.

     

    Y el gobierno deberá responder. Los 73 puntos que la Socialdemocracia, el partido Verde, el partido Liberal y el partido del Centro acordaron en enero deberán ser cumplidos, pase lo que pase.

     

    Jimmie Åkesson se mofó de esto en varias ocasiones, durante su discurso.

    - Para la nueva Socialdemocracia, lo único que importa es el poder. El poder, ante todo, dijo.

     

    Y criticó a la Ministra de Finanzas, Magdalena Andersson (S), quien se queja de las disminuciones de impuestos, pero que luego está de acuerdo en disminuir los impuestos de los más ricos.

     

    Ya que, con el acuerdo de enero, un gobierno de “izquierda” gobierna con políticas de derecha.

     

     

    NOTA EN DESARROLLO

  • Stefan Löfven: "Suecia elige otro camino"

    Stefan Löfven asumió este lunes como primer ministro de Suecia. En el Parlamento, leyó su Programa de Gobierno y presentó su gabinete. “Suecia necesita grandes reformas”, subrayó.

    - La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos

     

    A las 11.00 de la mañana del lunes recién pasado, el presidente de la Socialdemocracia, y recientemente elegido primer ministro, Stefan Löfven, leyó su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco, en el que abundaban los sillones vacíos.  

     

    Comenzó refiriéndose a un peligro que asola a Europa, y al mundo:

    - La extrema derecha se extiende en toda Europa. En varios países, fuerzas con agendas antidemocráticas han llegado al poder. Pero en Suecia defendemos que todos los seres humanos valen lo mismo. Nosotros elegimos otro camino, dijo el premier sueco, al comenzar su discurso.

     

    Este segundo mandato de Stefan Löfven fue posible gracias al acuerdo entre cuatro partidos que, antes de las elecciones de septiembre, se encontraban en distintos bloques. Esto resultó en numerosos debates acerca de “traiciones”.

    - Estamos comenzando una colaboración histórica. En Suecia asume un Gobierno compuesto por los Socialdemócratas y el Partido Verde, que colaboran, en relación al presupuesto y al enfoque político en diversas áreas, con el partido del Centro y los Liberales, dijo Löfven.

     

    Vale decir, este sigue siendo un Gobierno “rojiverde”, compuesto por el partido Socialdemócrata (S) y el partido Medioambientalista (MP), pero esta vez tiene el apoyo del partido del Centro (C) y los Liberales (L).

     

    Esta colaboración histórica entre S, MP, C y L tiene un motivo: impedir la influencia del partido de extrema derecha los Demócratas Suecos (SD). Y significa que estos cuatro partidos se vieron en la obligación de hacer grandes concesiones.

     

    Para la Socialdemocracia resultó en un gran giro a la derecha, lo que despertó reacciones tanto dentro de las filas del partido de las rosas (S), como del sindicato, LO, su eterno aliado. 

     


    Stefan Löfven, al leer su Programa de Gobierno en el Parlamento sueco. 

     

    Los puntos que Löfven enumeró, uno a uno, en su Programa de Gobierno, fueron los que exigieron C y L, y que están en completo desacuerdo con las políticas de la Socialdemocracia.

     

    La razón de este compromiso, según lo han explicado el premier sueco y su equipo, fue que la alternativa era aún peor: un Gobierno compuesto por los Moderados (M) y la Democracia cristiana (KD), apoyados por la extrema derecha, SD.

     

    Löfven se refirió a la importancia de defender la democracia y los derechos humanos y de luchar contra el extremismo y el antisemitismo.

     

    Recordó que hace 100 años atrás la cámara aprobaba el derecho a voto universal.

    - La mejor forma de rendir homenaje a quienes precedieron la lucha por la democracia es continuar con su lucha, en esta nueva era.

    - La democracia es fuerte en Suecia, pero nunca podemos darla por sentada. Debe ser defendida constantemente, en cada generación, en cada administración.

     

    También se refirió a la joven Fadime Sahindal, quien ese mismo día, pero hace 17 años atrás, había sido asesinada por su propio padre. En lo que se denomina un “crimen de honor”.

    - Quisiera poder decir que la “cultura del honor” ha sido derrotada. Pero no es así. Los esfuerzos no han sido suficientes. Debemos hacer más.

      

    Otro tema recurrente fue el del medioambiente y los cambios climáticos. Este Gobierno tiene el firme propósito de ser el primer país cien por ciento libre de combustibles fósiles. Además, el impuesto a los viajes en avión se restablece, en este programa.

     

    Stefan Löfven se refirió también a los temas de la sanidad, la educación, la integración, la lucha contra la criminalidad y las apuestas a las zonas rurales.

     

    Para terminar, leyó la lista de los 22 ministros que conforman su gabinete.  

     


    El primer ministro, Stefan Löfven, rodeado de los miembros de su gabinete, frente al edificio del Parlamento sueco. 

     

    Oficina del Primer Ministro:

    Primer Ministro:
    Stefan Löfven (S)

    Ministro sueco ante la Unión Europea:
    Hans Dahlgren

     

    Ministerio de Cultura

    Ministra de Cultura y Democracia, con responsabilidad de Deportes:
    Amanda Lind

     

    Ministerio de Defensa

    Ministro de Defensa:
    Peter Hultqvist

     

    Ministerio de Educación e Investigación

    Ministra de Educación:
    Anna Ekström

     

    Ministra de Educación Superior e Investigación: 
    Matilda Ernkrans

     

    Ministerio del Trabajo

    Ministra del Trabajo:
    Ylva Johansson

    Ministra de Igualdad de Género, responsable de la lucha contra la discriminación y la segregación:
    Åsa Lindhagen

     

    Ministerio de Empresas e Innovación

    Ministro de Empresas:
    Ibrahim Baylan

    Ministra de Asuntos Rurales:
    Jennie Nilsson

     

    Ministerio del Medio Ambiente

    Ministra del Medio Ambiente y Clima y Viceprimera Ministra:
    Isabella Lövin

     

    Ministerio de Hacienda (o Finanzas)

    Ministra de Hacienda (o Finanzas):
    Magdalena Andersson

    Ministro de Mercados Financieros y Vivienda, Viceministro de Finanzas:
    Per Bolund

    Ministro de Administraciones Públicas:
    Ardalan Shekarabi

     

    Ministerio de Relaciones Exteriores

    Ministra de Relaciones Exteriores:
    Margot Wallström

    Ministro de Cooperación para el Desarrollo:
    Peter Eriksson

    Ministra de Comercio Exterior, responsable de Asuntos Nórdicos:
    Ann Linde

     

    Ministerio de Sanidad y Asuntos Sociales

    Ministra de Sanidad y Asuntos Sociales:
    Lena Hallengren

    Ministra de Seguridad Social:
    Annika Strandhäll

     

    Ministerio de Infraestructura (Obras Públicas)

    Ministro de Infraestructura:
    Tomas Eneroth

    Ministro de Energía y Desarrollo Digital:
    Anders Ygeman

     

    Ministerio de Justicia

    Ministro de Justicia y Migración:
    Morgan Johansson

    Ministro del Interior:
    Mikael Damberg

     


    Stefan Löfven rodeado de su gabinete, en la primera conferencia de prensa de su segundo mandato.  


    La Ministra de Asuntos Rurales, Jennie Nilsson (S) y la Ministra de Cultura y Democracia, Amanda Lind (MP), junto al primer ministro Stefan Löfven (S).


    Isabella Lövin (MP), Ministra del Medio Ambiente; Hans Dahlgren (S), Euroministro; Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género (MP). 


    Åsa Lindhagen, Ministra de Igualdad de Género; Anders Ygeman (S), Ministro de Energía y Desarrollo Digital; Mikael Damberg (S), Ministro del Interior.

     

     

  • Un Premio Nobel del que podemos prescindir

    En 1976, el Comité del Premio de Ciencias Económicas fue duramente criticado por la insensibilidad demostrada al otorgar el Nobel de Economía a Milton Friedman, vinculado a los “Chicago boys” chilenos.

    “Un propósito tácito del premio ha sido, durante muchos años, la economía liberal del mercado. Probablemente Alfred Nobel se enfurecería si lo hubiera sabido”, escribe Björn Elmbrant, en esta columna.

     

     Fuente: Dagens Arena/10-10-2018/Editorial/Björn Elmbrant

     

    En numerosas ocasiones, chiflados políticos han recibido el Premio Nobel de Economía. Un propósito tácito del premio ha sido, durante muchos años, normalizar la economía liberal del mercado. Probablemente Alfred Nobel se enfurecería si lo hubiera sabido.

    Muchos se han lamentado de que este año no se haya otorgado el premio Nobel de Literatura, teniendo en cuenta las contradicciones dentro de la Academia. En cambio, no sería una gran tragedia si el llamado Premio Nobel de Economía desapareciera.

    Este muy extraño galardón, formalmente llamado Premio de Economía del Banco Nacional (Riksbanken) en memoria de Alfred Nobel, fue creado por el Riksbanken hace 50 años, sin consulta al Parlamento.

    Uno de los declarados propósitos de esta distinción, fue darle a la economía política un estatus científico, con el fin de hacerla tan exacta como la química y la física. Pero casi nunca lo es.

    Uno de los críticos más duros de la macroeconomía, por su a veces débil arraigo en la realidad, es uno de los laureados esta semana, Paul M. Romer. Él ha criticado duramente como se ha ocultado una opinión política detrás de una excesiva utilización de la matemática, y a través de ser un grupo cerrado y homogéneo donde todos deben pensar lo mismo. Es por lo que las teorías de los economistas políticos fallan, una y otra vez.

    Es famoso el error del premio Nobel de Economía, Robert E. Lucas. En 2003 creyó haber encontrado un modelo que hacía que la economía se pudiese arreglar sin políticos y que “el problema central para impedir depresiones había sido resuelto”. Sin embargo, cinco años más tarde vino la gran crisis financiera, que los políticos debieron resolver.

    En 1997, otros dos estadounidenses obtuvieron el premio Nobel por sus teorías para efectivizar los mercados financieros. Poco después, el fondo especulativo de alto riesgo, LTCM, tuvo que ser rescatado por otros bancos.

    Es importante señalar que en ocasiones el premio se otorga a economistas sensatos, como Robert Schiller y Elionor Ostrom, ambos profundamente arraigados en la realidad.

    Típicamente, esta última es la única mujer que ha recibido el premio, en sus 50 años de existencia, quizás porque el pensamiento en grupo es tradicionalmente un área masculina.

    Pero al mismo tiempo varios chiflados políticos han recibido el premio, ya que un propósito tácito del premio ha sido durante muchos años normalizar las ideas de libre mercado.

    Es por lo que personas como Friedrich Hayek y James Buchanan obtuvieron el premio, a pesar de que principalmente eran agitadores neoliberales, que solo podían odiar al Estado y apenas tenían méritos económicos que mostrar.

    El inventor e industrial Alfred Nobel probablemente se habría enfurecido si hubiera sabido que en su nombre se otorgaba un galardón que durante años y no rara vez premió a aquellos que habían deseado que los principios del mercado se aplicaran en todas partes, y que la política de bienestar socialdemócrata había sido muy costosa.

    Esto porque Nobel había escrito que odiaba los negocios con todo su corazón, y que se consideraba a sí mismo como un socialdemócrata.

    Los millones que se reparten todos los años a los laureados de economía, se consiguieron en forma golpista, cuando el Riksbanken tomó una considerable suma de los fondos AP y los convirtió en una fundación. Por lo tanto, una parte de las pensiones con tanto esfuerzo pagadas por los asalariados fueron utilizadas para rendir homenaje a economistas que rara vez defienden los intereses populares.

    El hecho de que el premio, durante los últimos años haya tenido algunos laureados dignos, no frustra el hecho de que el propósito de hacer del premio de economía una ciencia como cualquier otra, apenas se ha logrado. Los fiascos politizados son muchos, en los 50 años de existencia del premio.

    Por lo tanto, pocos lamentarían que este extraño premio dejara de otorgarse. Los dineros que no se gasten en festejos serían mucho más útiles cubriendo los huecos del sistema de pensiones.

     


    Copia de la medalla que reciben los laureados. Foto: Marisol Aliaga.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español