Viernes, 23 Abril 2021 | Login
Ola de asesinatos estremece Estocolmo La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.

Ola de asesinatos estremece Estocolmo

La semana pasada se perpetraron cinco asesinatos, en el lapso de dos días, en barrios periféricos de Estocolmo,

 Un hombre y una mujer fueron muertos a puñaladas en Hallonbergen, al noreste de Estocolmo. El mismo día, en la comuna de Alby fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre a la entrada de un edificio. La policía sospecha que fue asesinado.

 En la comuna de Kista, al día siguiente, dos jóvenes fueron baleados en el interior de un vehículo. Uno de ellos falleció en el lugar y el otro al arribar al centro sanitario.

- No creo que haya ocurrido antes algo así, dijo a Aftonbladet el criminólogo Leif GW Persson.

 Él cree que la ola de violencia continuará, en la capital sueca y sus alrededores.

 

 

Por: Magazín latino

 

La policía de Estocolmo exigió refuerzos al jefe de la Policía Nacional, para aclarar los crímenes perpetrados recientemente en la región de Estocolmo. Actualmente se investigan 47 asesinatos y 57 intentos de asesinato.  

- Tratamos de hacer lo posible, con la capacidad que tenemos, pero no logramos identificar y hacer un seguimiento de todos los focos de conflictos, declaró al vespertino Aftonbladet Gunnar Appelgren, jefe del operativo policial Mareld, que se encarga de las regiones más priorizadas de la provincia de Estocolmo.

   

No obstante, el criminólogo Leif GW Persson opina que eso es precisamente lo que la policía debería hacer, para enfrentar la ola de violencia que la semana pasada estremeció la capital sueca. Y algo a lo que los suecos no están acostumbrados.

- Yo no creo que algo así haya ocurrido anteriormente en Suecia, expresó Persson a Aftonbladet.

 

Según él, la policía no debe dar tregua a los antisociales.

- Se debe identificar y seguir a estos individuos. No son muchos, pero viven de una criminalidad a menudo bastante grave. Por lo tanto, se trata de seguirlos y apresarlos apenas se dé la oportunidad.

 

 

El conocido criminólogo leif GW Persson. Foto: Aftonbladet.se.

 

 

 

Aunque la violencia mortal ha disminuído, durante la década del 2000, los asesinatos con arma de fuego han aumentado, en Suecia, durante los últimos años, según cifras de Brå (entidad para prevención del crimen).

 

Las víctimas son generalmente hombres, y la mayoría de las veces jóvenes.

 

Pero el asesinato perpretrado en Hallonbergen, al noreste del centro de Estocolmo, fue distinto. El martes 7 de marzo, a las 09.09 de la mañana, tres individuos irrumpieron en el departamento de una pareja de 40 años de edad, padres de dos hijos. Los tipos, armados con arma blanca, dieron muerte a la mujer en el departamento. El hombre huyó a la calle mientras llamaba al 112, pero un individuo lo alcanzó y lo acuchilló mientras yacía en el suelo, en tanto que un agente, que había llegado rápidamente el sitio del suceso, disparaba al aire. El hombre fallleció poco después.

 

Cuatro personas fueron detenidas, en el lugar, pero la policía cree que uno se dio a la fuga. Un chico de15 años de edad fue puesto en libertad, mientras que dos hombres, de 20 y 21 años y un muchacho de 16 años se encuentran en prisión preventiva, como principales sospechosos del asesinato de la pareja.  

 

Uno de los jóvenes presos había figurado en otra investigación policial, que trata del asesinato de un hombre de 25 años que el 22 de enero fue muerto a balazos.

 

Según fuentes de Aftonbladet, dos de los sospechosos figuran en un video junto al hombre asesinado de 25 años. Y, agrega el medio, en la misma investigación policial figura también – como testigo – el hombre asesinado en Hallonbergen.

 

En las redes sociales han cundido las especulaciones sobre el motivo del crimen. Sin embargo, mientras no se lleve a cabo el proceso judicial pertinente, y el fiscal y la policía hayan investigado todos los detalles, no se sabrá la verdad de lo sucedido.

 

 

Pero el 7 de marzo se perpetró un nuevo crimen. A las 22.24 horas, vecinos encuentraron a un hombre herido de muerte a la entrada de un edificio en la comuna de Alby, al sur de Estocolmo. Poco después el hombre fallece, y la policía sospecha que fue asesinado.

 

El 8 de marzo, a las 22.06 horas, en la comuna de Kista, al norte de Estocolmo, una ayudante de enfermería descubre a dos jóvenes en el interior de un vehículo. Los hombres han sido baleados, de cerca, en la cabeza. Uno de ellos fallece en el acto, el otro en el hospital al que fuera trasladado.

 

La policía se ha negado a dar más detalles sobre este crimen, no obstante, distintos medios aseguran que una de las víctimas es el jefe de la pandilla ”León” (Lejon), un hombre de 26 años con un amplio prontuario policial. Este hombre cayó en la criminalidad a los 15 años, ha sido condenado por delito grave de drogas, amenazas y violencia contra funcionarios, dopaje, robo, y por portar armas.

 

Según Aftonbladet, la pandilla ”León” ha sembrado el terror durante años, en los suburbios de Estocolmo.

- Se trata de personas que son criminales profesionales, multicriminales que se dedican a todo lo que pueda generar dinero: drogas, protección, y ese tipo de cosas, declaró a Aftonbladet Anders Göranzon, jefe de la ”Operation Fenix”, de la policía de Estocolmo, que combate la criminalidad en la zona oeste de la capital.

 

 

Estos antisociales se han hecho conocidos por su extrema brutalidad y por actuar despiadadamente. Según Aftonbladet, la policía sospecha que personas ligadas a esta pandilla han sido los autores de balaceras y maltratos agravados, luego de disputas en el mundo del hampa.  

- Ellos tienen un gran capital de violencia, explicó a Aftonbladet Anders Göranzon, sin embargo no quiso especular sobre los motivos del asesinato en Kista.

 

 

Los motivos del asesinato de la pareja en Hallonbergen tampoco han sido aclarados. Sin embargo, del prontuario policial de los sospechosos, se deduce que éstos no parecen pertenecer a pandillas, consigna Aftonbladet.

 

 

Gunnar Appelgren no quiere referirse al caso específico de Hallonbergen, sin embargo afirma que ”sabemos, por experiencia, que estos grupos se aprovechan de personas jóvenes, o personas que quieren escalar en jeraquía o están a punto unirse al grupo”.

- El asesinato es algo inusual, en relación a otros crímenes. Se trata a menudo de robar autos, entregar armas, enviar a alguien con una carga explosiva, afirma el inspector Appelgren.

 

Él no quiere llamar a este tipo de actividades delictivas como ”criminalidad organizada”.

- Muchas veces es más bien criminalidad desorganizada. Estas personas son un efecto de la criminalidad organizada grave, como el contrabando internacional de drogas, pero se mueven dentro de la línea y venden narctoticos y utilizan armas. Esto no es criminalidad organizada, es criminalidad extremadamente violenta, pero la capacidad de organización es mala.

 

Gunnar Appelgren, comisario de la policía de Estocolmo. Foto: Pantallazo, SVT.

 

Y en el programa televisivo Agenda, de SVT, el comisario explicó que la labor policial es necesaria, pero que se requieren medidas políticas sociales, para aumentar la seguridad en la sociedad.

- Lo más importante es que tenemos que eliminar las armas, de lo contrario, las consecuencias son castrofales. La policía debe trabajar más cerca de las personas, ya que la violencia se ha hecho mucho más evidente. Ahora vemos una nueva generación que deciden matarse unos a otros.

 

 

 

En el mismo programa, el trabajador social Alex Valencia Rodallec, de Gotemburgo se refirió a las brechas sociales, como una de las causas de la criminalidad.

- Las brechas en la sociedad están asociadas a esta problemática. Los jóvenes que viven en estos barrios no tienen las mismas condiciones que los que viven en barrios más pudientes, dijo, y apuntó a que los gobiernos han abandonado los barrios periféricos.

 

 

Tanto Valencia Rodallec como Appelgren, concordaron en que los refuerzos policiales son necesarios, pero solo a corto plazo.

 

Nuevamente: la violencia mortal con arma blanca que se da en ciertos grupos de jóvenes hombres ha aumentado, de acuerdo a cifras de Brå. Esto se debe a los grupos criminales que – según el criminólogo  Leif GW Persson – han ”tomado la batuta” y se les ha dejado que ”hagan de las suyas”.

 

 

Según Persson, no hay motivo para caer en el pánico. Sin embargo, esta criminalidad afecta a quienes viven en los suburbios y que nada tiene que ver con las pandillas.

- Aquellos que no pertenecen a estas redes, pero que viven en estas zonas, son los más afectados. Les queman los autos y les saquean los negocios. Si alguien se enferma de urgencia, la ambulancia tal vez no pueda llegar, debido a que tiran piedras.

 

El criminólogo sostiene que esas personas llevan una vida casi sin ley. Y considera esta situación como alarmante.

- Esto ha cambiado por completo el cuadro de violencia mortífera en el lapso de pocos años. Se trata de jóvenes marginados que están localizados en pocas áreas de nuestras ciudades principales. Llevan una vida criminal y se matan unos a otros, subraya Leif GW Persson en Aftonbladet.

 

 

La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.se

 

 

 

About Author

Related items

  • Marcha de los negacionistas en Estocolmo – Seis policías heridos

    Cientos de personas se manifestaron - sin el permiso de la policía - este sábado en el centro de Estocolmo, contra las medidas sanitarias por el Covid-19, en la llamada "Tusenmannamarschen" (La marcha de mil personas). 

    Para ellos, la pandemia no existe y todo se trata de una conspiración global. Por ende, los organizadores instaron a los convocados a no usar mascarilla ni tampoco guardar distancia social. Seis policías resultaron heridos y la policía alejó del lugar a 50 revoltosos y detuvo a dos personas. Entre los manifestantes se encontraban, además, neonazis.

     Por: Marisol Aliaga

    Un variopinto grupo de personas se congregó este sábado a las 14:00 de la tarde, en Medborgarplatsen, en la denominada "Tusenmannamarschen". Al evento, convocado en las redes sociales, se habían inscrito más de 1.100 personas y efectivamente, llegaron al lugar las suficientes para llenar la plaza ubicada en la zona sur del centro de Estocolmo.

    Para estas personas, la pandemia no existe. Según los organizadores, todo es una conspiración de los gobiernos, de consorcios internacionales, de la OMS y la ONU y de personajes como Soros y Bill Gates, para coartar la libertad de los individuos en la sociedad. Están convencidos de que existe una confabulación y la meta final es implantar una dictadura mundial. 

    Respecto a las vacunas contra la Covid-19, muchos creen que esta contiene fetos de mujeres que han abortado y un microchip, que va a transformar a los humanos en "transhumanos". Por ello, llaman a las personas a no vacunarse.

    Todas estas teorías conspirativas circulan desde hace tiempo en las redes sociales y son totalmente falsas. Incluso se afirma que con el microchip que supuestamente se inocularía, Bill Gates pretende rastrear a las personas y controlar la natalidad. 

    Y, por supuesto, también están las antenas 5G y los "Illuminati" en estas conspiraciones. De hecho, se habla del coronavirus como de "la gripe illuminati".

    La prensa nacional no ha dado prácticamente cobertura alguna a este tipo de noticias falsas. Sin embargo hoy día los reporteros enfrentaron, con asombro, esta realidad, recibiendo insultos y teniendo que soportar actitudes amenazantes de parte de los manifestantes, quienes también se mostraron agresivos contra la policía. 50 personas fueron puestos en carros policiales y transportados lejos del lugar. 

    El organizador de la marcha en Estocolmo es un hombre de 30 años, Filip Sjöström. Para él, la pandemia no existe, se trata de una "plandemia", por lo tanto, instó a los participantes a reunirse en grandes grupos sin mantener la distancia social ni usar mascarillas.   

    - Los seres humanos tenemos derecho a reunirnos si no dañamos a los demás. Queremos que la sociedad se abra. Las restricciones limitan la libertad humana, dijo Sjöström, quien ahora deberá responder ante la ley por haber realizado una manifestación que va en contra de las medidas sanitarias que permiten un máximo de ocho personas, en reuniones. El hombre tiene una empresa de medicina alternativa - entre otros productos vende "agua medicinal" - y escribe en Facebook:

    "Me queda claro que no soy yo quien es conspirador y lleva a cabo una conspiración. Es la élite del poder la que ha creado una conspiración contra el universo, la Tierra, la naturaleza y la humanidad. Todo el que cree en el covid 19, los confinamientos, las mascarillas, nuevas leyes y la restricción de nuestra libertad es parte de la conspiración y la mantiene".

    La policía, por su parte, había anunciado que disolvería la manifestación. Sin embargo después de una hora permitió el paso hacia el Jardín del Rey, donde los cientos de manifestantes arribaron entonando el himno nacional, ondeando pancartas y coreando consignas, como "Por la libertad y la verdad", "Los suecos están enfermos, paren el 5G" y "autocensura".

    Algunos exigían el arresto del primer ministro Stefan Löfven y su antecesor, Fredrik Reinfeldt.

    Cuando la policía había decidido disolver la manifestación, los miembros de la marcha reaccionaron agresivamente y en el tumulto que siguió resultaron seis policías heridos, incluso uno de éstos tuvo que ser trasladado a un centro asistencial. 

    En un comunicado de prensa de la policía, el jefe regional Mats Löfving declaró:

    - Lo que hemos visto tener lugar hoy en Estocolmo es una manifestación sin permiso y que desemboca en un tumulto en el que varios policías han resultado heridos. Donde los manifestantes, a pesar de los repetidos llamamientos, se niegan a disolverla, y se lleva a cabo violando las medidas destinadas a limitar la propagación de la Covid-19. Por supuesto, es una falta de criterio impresionante y es totalmente inaceptable, dice Mats Löfving. 

    En las redes sociales, muchos criticaron esta manifestación, por poner en riesgo la salud de los demás y por la falta de respeto y solidaridad con el personal de la salud. Una conglomeración de esta magnitud puede ocasionar graves focos de infección y 
    ¿quienes son los que pagan por esto? Los sanitarios. 

    - Todos debemos recordarnos a nosotros mismos que tenemos recomendaciones y restricciones por algo. Y la razón es que el menor número posible de personas se infecten, se enfermen gravemente e incluso mueran, dijo la vocera del Colegio Médico, Sofia Rydgren Stale, a SVT. 

     

    Los otros dos organizadores de la marcha "por la libertad y la verdad" son un "doctor anal" y una participante del concurso "Ídolo". Y tienen planes de postularse a cargos parlamentarios. 

    Aunque no provienen de la extrema derecha, han figurado en sus sitios en Internet, y han promocionado la marcha en el sitio racista y antisemita Nya Dagbladet, que perteneciera a los ya extinguidos Demócratas Nacionales. 

    Y los fascistas de la organización NMR también estuvieron presentes. De esta forma, simpatizantes de izquierda y neonazis marcharon juntos, en la marcha "por la libertad y la verdad", este sábado, en Estocolmo.

    En tanto que los profesionales de la salud se preparan para enfrentar la tercera ola de la covid-19 en el país nórdico que presenta las peores cifras por la pandemia, con 13.003 personas fallecidas, en un país de 10 millones de habitantes.

     

     
    Cientos de personas se manifestaron ocuparon las calles céntricas de Estocolmo, en lo que se denominó "La Marcha de las mil personas". Foto: Pantallazo, Svt.se.

     

  • Multas de 2.000 coronas para quienes violen las normas frente a la pandemia

    La Fiscalía General sueca decidió hoy que la policía podrá imponer de inmediato una multa de 2.000 coronas a cualquiera que infrinja determinadas normas de la nueva ley contra la pandemia, ha decidido ahora el fiscal. Incluso jóvenes de entre 15 y 18 años podrán ser sancionados.

    - La suma está establecida, pero aún no sabemos cómo serán las regulaciones. Tenemos que esperar hasta que sepamos la gestión del gobierno, dice la fiscal de cámara Isabelle Bjursten al noticiario de la televisión SVT Nyheter.

      

     Por: Magazín Latino

     

    La nueva ley antipandémica, que se aplicará hasta finales de septiembre de 2021, confiere al gobierno mayores posibilidades para actuar con el fin de detener la propagación del covid-19 y significa, entre otras cosas, que los gimnasios, instalaciones deportivas y centros comerciales puedan verse obligados a cerrar.

     

    Pero la ley también significa que los particulares pueden ser multados si violan las disposiciones que se han establecido, por ejemplo, las reglas sobre el número de personas que pueden reunirse.

     

    Ahora está claro que el monto de la multa será de 2.000 coronas, y que la policía puede imponerla directamente en el lugar del hecho. Varias autoridades, incluidas la Policía y la Agencia de Salud Pública, FHM, han debido presentar sus puntos de vista sobre la propuesta y todos son abrumadoramente positivos.

     

    La fiscal de distrito Isabelle Bjursten cree, sin embargo, que es importante entender que esto no significa que las personas puedan ser multadas a partir de ahora.

    - Como Fiscalía General, consideramos que esto es una preparación para lo que puede suceder cuando y si el gobierno emite las regulaciones mencionadas en la nueva ley sobre la pandemia, dijo a SVT.

     

     

    Los jóvenes también pueden ser sancionados

     

    Los municipios y regiones de Suecia, SKR, consideran, sin embargo, que las cantidades podrían ser menores, porque también se podrán imponer multas a jóvenes de 15 a 18 años, que acostumbran a reunirse en grupos.

     

    La Fiscalía General cree que el monto debe ser lo suficientemente elevado como para señalar que la violación es grave, pero ha tenido en cuenta que la responsabilidad penal también se aplica a los jóvenes, que normalmente tienen sanciones más bajas que los adultos.

    - Hay que intentar encontrar un equilibrio. Entonces llegamos a la conclusión de que 2.000 coronas suecas es una suma adecuada, dijo la fiscal de cámara Isabelle Bjursten.

     

    La nueva multa entrará en vigor el 27 de enero.

     

    ACTIVIDADES QUE SON AFECTADAS POR LA LEY SOBRE LA PANDEMIA

     

    -Teatro, cine, partidos de fútbol y otras reuniones y eventos públicos.

     

    - Gimnasios, campings, zoológicos, museos y otros lugares para actividades lúdicas o culturales. Tiendas, centros comerciales y similares.

     

    - Transporte público y vuelos domésticos.

     

    - Locales, como salas de fiestas y lugares para reuniones privadas.

     

    - Lugares públicos, como parques y zonas de baño.

     

    El gobierno también puede decretar la prohibición de reunirse en compañía de un cierto número de personas en lugares públicos.


    Foto: Captura de pantalla. SVT.

  • No, los suecos no siguen las recomendaciones para evitar las infecciones

    La apuesta sueca frente a la pandemia se ha basado en recomendaciones y no obligaciones y las autoridades han recalcado a menudo que la ciudadanía sigue las instrucciones al pie de la letra. ¿Sin embargo, es así?

    “Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlas. Anders Tegnell debería estar enterado de esto”, escribe Markus Balázs Göransson.

     

     Fuente: Aftonbladet. 04 noviembre 2020

     

    DEBATE. Los estudios sobre el cumplimiento de la ciudadanía a los consejos de las autoridades para evitar infecciones no muestran que los suecos hayan sido buenos para seguir estos durante la pandemia. Es importante que no alimentemos falsas esperanzas dando una falsa sensación de seguridad de que se están siguiendo los consejos. Esto puede llevar a decisiones incorrectas en el manejo de la infección.

     

    Es una verdad general y aceptada que los suecos han seguido bien los consejos de la Agencia Sueca de Salud Pública para evitar infecciones. Esta convicción parece estar bien asentada en los políticos y funcionarios suecos.

     

    La canciller Ann Linde ha declarado que "más del 80 por ciento de la gente sigue las recomendaciones". MSB [la Agencia Sueca de Contingencias Civiles, por sus siglas en sueco] ha dicho que "ocho de cada diez continúan siguiendo las recomendaciones". La Agencia Sueca de Salud Pública [FHM], ha afirmado que “una gran mayoría de la población sigue los consejos”. Rara vez se han escuchado voces disidentes.

     

    Una parte de los medios de comunicación han estado de acuerdo. Dagens Nyheter ha escrito que "las encuestas muestran que ocho de cada diez suecos siguen las recomendaciones de FHM". Emma Frans, de SvD, ha declarado que "la mayoría parece que continúan siguiendo las recomendaciones de las autoridades". Expressen ha señalado que "la mayoría" de los suecos viven de acuerdo con los consejos.

     

    Los más jóvenes a veces han recibido una o dos reprimendas. Pero en su mayor parte, los informes han transmitido que la ciudadanía sigue los consejos.

     

    Sin embargo, la evidencia ha sido escasa. Recuerda un poco a los atuendos reales de cierto cuento infantil danés. Muchos han afirmado que los suecos siguen las recomendaciones, pero pocos han examinado acuciosamente las afirmaciones.

     

    Si lo hubieran hecho, habrían descubierto muchos cabos sueltos.

     

    Tomemos, por ejemplo, al epidemiólogo estatal Anders Tegnell, quien en una conferencia de prensa el 23 de junio dijo:

     

    "Una gran mayoría de la población sigue verdaderamente estas pautas".

     

    Las palabras eran hermosas, pero lamentablemente no son ciertas.

     

    En las semanas previas a la conferencia de prensa, FHM, en colaboración con Novus, había examinado el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los suecos. El material recolectado se clasificó como material de trabajo interno y no fue accesible, en un comienzo.  Pero después de un perseverante intercambio de correos electrónicos y una advertencia de que se llevara el caso a las Cortes, finalmente obtuve la información.

     

    La documentación no mostraba en absoluto que una "gran mayoría (...) realmente" siguiera las recomendaciones. Los datos indicaban que solo el 35 por ciento había respondido que habían seguido completamente las recomendaciones.

     

    Un epidemiólogo estatal debe saber que el 35 por ciento no es una gran mayoría.

     

    Otro estudio que se ha reproducido incorrectamente es una encuesta de Kantar Sifo. El estudio se ha destacado como evidencia de que la población sigue las recomendaciones, pero adolece de graves deficiencias que lo hacen inutilizable para lograr una evaluación.  

     

    De hecho, el estudio no mide en absoluto el cumplimiento de las recomendaciones. Lo que mide es si las personas han cambiado su comportamiento durante la pandemia. Por ejemplo, analiza si las personas se han lavado las manos con más frecuencia que antes, no si siguen los consejos sobre el lavado de manos, que es una diferencia crucial.

     

    Hacer algo con más frecuencia no significa hacerlo con la suficiente frecuencia, al igual que el fumar menos no significa dejar de fumar o proteger los pulmones de posibles daños.

     

    Probablemente, muchos más han cambiado su comportamiento, que aquellos que siguen los consejos al pie de la letra. Por tanto, existe un riesgo inminente de que el diseño del estudio haya dado lugar a cifras excesivamente elevadas que no reflejan el grado real del cumplimiento de las recomendaciones.

     

    Es muy preocupante que el estudio se haya utilizado para fundamentar las afirmaciones de que las recomendaciones se cumplen.

     

    Otros estudios han dado un panorama más sombrío. En mayo, Novus descubrió que hasta el 36 por ciento de los suecos que tenían síntomas de resfriado iban a trabajar. En julio, una recopilación de informes sobre la situación en 19 de las 21 administraciones provinciales de Suecia declaró que "un gran número de municipios han identificado graves deficiencias en el cumplimiento" de las recomendaciones.

     

    Esto rima mal con las afirmaciones de un alto grado de cumplimiento de los consejos.

     

    La gestión sueca de la pandemia se basa en la responsabilidad individual. La esencia de esto es que la población sigue los consejos de las autoridades para protegerse de los contagios.

     

    El hecho de que representantes gubernamentales, funcionarios gubernamentales y periodistas describan incorrectamente la evidencia sobre el comportamiento de los suecos puede habernos adormecido en una falsa sensación de seguridad.

     

    Esto puede haber contribuido a que no se introdujeran determinadas medidas, por ejemplo, recomendaciones sobre mascarillas en el transporte público, por la creencia de que la población ya sigue los consejos de mantener la distancia y de quedarse en casa en caso de presentar síntomas.

     

    También puede haber llevado a un enfoque excesivo en el comportamiento individual, en lugar de en factores más amplios, como explicaciones de pautas en la propagación de la infección.

     

    El hecho de que la propagación de la infección disminuyó durante el verano y aumentó durante el otoño probablemente se debió menos a los cambios en las elecciones individuales de las personas que a, por ejemplo, la transición al teletrabajo, las condiciones climáticas, las largas vacaciones y el cierre/apertura de universidades e institutos.

     

    Se sabe que la ignorancia no es una fortaleza. Ya es hora de que se realicen estudios científicos serios sobre el seguimiento de las recomendaciones para evitar infecciones y que examinemos las afirmaciones que se hacen, para saber si están respaldadas por la evidencia.

     

    Markus Balázs Göransson es profesor titular del Colegio de Defensa Nacional de Suecia y Ph.D. dr en Política Internacional. Columnista en la página editorial de VLT.

     


    Estudios sobre la obediencia cívica de la población respecto a las recomendaciones de las autoridades demuestran que los suecos no han sido buenos para seguirlos. Anders Tegnell debería estar enterado de eso, escribe Markus Balázs Göransson. Foto: VLT/Aftonbladet. Montaje: Magazin Latino. 

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español