Sábado, 25 Enero 2020 | Login
Ola de asesinatos estremece Estocolmo La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.

Ola de asesinatos estremece Estocolmo

La semana pasada se perpetraron cinco asesinatos, en el lapso de dos días, en barrios periféricos de Estocolmo,

 Un hombre y una mujer fueron muertos a puñaladas en Hallonbergen, al noreste de Estocolmo. El mismo día, en la comuna de Alby fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre a la entrada de un edificio. La policía sospecha que fue asesinado.

 En la comuna de Kista, al día siguiente, dos jóvenes fueron baleados en el interior de un vehículo. Uno de ellos falleció en el lugar y el otro al arribar al centro sanitario.

- No creo que haya ocurrido antes algo así, dijo a Aftonbladet el criminólogo Leif GW Persson.

 Él cree que la ola de violencia continuará, en la capital sueca y sus alrededores.

 

 

Por: Magazín latino

 

La policía de Estocolmo exigió refuerzos al jefe de la Policía Nacional, para aclarar los crímenes perpetrados recientemente en la región de Estocolmo. Actualmente se investigan 47 asesinatos y 57 intentos de asesinato.  

- Tratamos de hacer lo posible, con la capacidad que tenemos, pero no logramos identificar y hacer un seguimiento de todos los focos de conflictos, declaró al vespertino Aftonbladet Gunnar Appelgren, jefe del operativo policial Mareld, que se encarga de las regiones más priorizadas de la provincia de Estocolmo.

   

No obstante, el criminólogo Leif GW Persson opina que eso es precisamente lo que la policía debería hacer, para enfrentar la ola de violencia que la semana pasada estremeció la capital sueca. Y algo a lo que los suecos no están acostumbrados.

- Yo no creo que algo así haya ocurrido anteriormente en Suecia, expresó Persson a Aftonbladet.

 

Según él, la policía no debe dar tregua a los antisociales.

- Se debe identificar y seguir a estos individuos. No son muchos, pero viven de una criminalidad a menudo bastante grave. Por lo tanto, se trata de seguirlos y apresarlos apenas se dé la oportunidad.

 

 

El conocido criminólogo leif GW Persson. Foto: Aftonbladet.se.

 

 

 

Aunque la violencia mortal ha disminuído, durante la década del 2000, los asesinatos con arma de fuego han aumentado, en Suecia, durante los últimos años, según cifras de Brå (entidad para prevención del crimen).

 

Las víctimas son generalmente hombres, y la mayoría de las veces jóvenes.

 

Pero el asesinato perpretrado en Hallonbergen, al noreste del centro de Estocolmo, fue distinto. El martes 7 de marzo, a las 09.09 de la mañana, tres individuos irrumpieron en el departamento de una pareja de 40 años de edad, padres de dos hijos. Los tipos, armados con arma blanca, dieron muerte a la mujer en el departamento. El hombre huyó a la calle mientras llamaba al 112, pero un individuo lo alcanzó y lo acuchilló mientras yacía en el suelo, en tanto que un agente, que había llegado rápidamente el sitio del suceso, disparaba al aire. El hombre fallleció poco después.

 

Cuatro personas fueron detenidas, en el lugar, pero la policía cree que uno se dio a la fuga. Un chico de15 años de edad fue puesto en libertad, mientras que dos hombres, de 20 y 21 años y un muchacho de 16 años se encuentran en prisión preventiva, como principales sospechosos del asesinato de la pareja.  

 

Uno de los jóvenes presos había figurado en otra investigación policial, que trata del asesinato de un hombre de 25 años que el 22 de enero fue muerto a balazos.

 

Según fuentes de Aftonbladet, dos de los sospechosos figuran en un video junto al hombre asesinado de 25 años. Y, agrega el medio, en la misma investigación policial figura también – como testigo – el hombre asesinado en Hallonbergen.

 

En las redes sociales han cundido las especulaciones sobre el motivo del crimen. Sin embargo, mientras no se lleve a cabo el proceso judicial pertinente, y el fiscal y la policía hayan investigado todos los detalles, no se sabrá la verdad de lo sucedido.

 

 

Pero el 7 de marzo se perpetró un nuevo crimen. A las 22.24 horas, vecinos encuentraron a un hombre herido de muerte a la entrada de un edificio en la comuna de Alby, al sur de Estocolmo. Poco después el hombre fallece, y la policía sospecha que fue asesinado.

 

El 8 de marzo, a las 22.06 horas, en la comuna de Kista, al norte de Estocolmo, una ayudante de enfermería descubre a dos jóvenes en el interior de un vehículo. Los hombres han sido baleados, de cerca, en la cabeza. Uno de ellos fallece en el acto, el otro en el hospital al que fuera trasladado.

 

La policía se ha negado a dar más detalles sobre este crimen, no obstante, distintos medios aseguran que una de las víctimas es el jefe de la pandilla ”León” (Lejon), un hombre de 26 años con un amplio prontuario policial. Este hombre cayó en la criminalidad a los 15 años, ha sido condenado por delito grave de drogas, amenazas y violencia contra funcionarios, dopaje, robo, y por portar armas.

 

Según Aftonbladet, la pandilla ”León” ha sembrado el terror durante años, en los suburbios de Estocolmo.

- Se trata de personas que son criminales profesionales, multicriminales que se dedican a todo lo que pueda generar dinero: drogas, protección, y ese tipo de cosas, declaró a Aftonbladet Anders Göranzon, jefe de la ”Operation Fenix”, de la policía de Estocolmo, que combate la criminalidad en la zona oeste de la capital.

 

 

Estos antisociales se han hecho conocidos por su extrema brutalidad y por actuar despiadadamente. Según Aftonbladet, la policía sospecha que personas ligadas a esta pandilla han sido los autores de balaceras y maltratos agravados, luego de disputas en el mundo del hampa.  

- Ellos tienen un gran capital de violencia, explicó a Aftonbladet Anders Göranzon, sin embargo no quiso especular sobre los motivos del asesinato en Kista.

 

 

Los motivos del asesinato de la pareja en Hallonbergen tampoco han sido aclarados. Sin embargo, del prontuario policial de los sospechosos, se deduce que éstos no parecen pertenecer a pandillas, consigna Aftonbladet.

 

 

Gunnar Appelgren no quiere referirse al caso específico de Hallonbergen, sin embargo afirma que ”sabemos, por experiencia, que estos grupos se aprovechan de personas jóvenes, o personas que quieren escalar en jeraquía o están a punto unirse al grupo”.

- El asesinato es algo inusual, en relación a otros crímenes. Se trata a menudo de robar autos, entregar armas, enviar a alguien con una carga explosiva, afirma el inspector Appelgren.

 

Él no quiere llamar a este tipo de actividades delictivas como ”criminalidad organizada”.

- Muchas veces es más bien criminalidad desorganizada. Estas personas son un efecto de la criminalidad organizada grave, como el contrabando internacional de drogas, pero se mueven dentro de la línea y venden narctoticos y utilizan armas. Esto no es criminalidad organizada, es criminalidad extremadamente violenta, pero la capacidad de organización es mala.

 

Gunnar Appelgren, comisario de la policía de Estocolmo. Foto: Pantallazo, SVT.

 

Y en el programa televisivo Agenda, de SVT, el comisario explicó que la labor policial es necesaria, pero que se requieren medidas políticas sociales, para aumentar la seguridad en la sociedad.

- Lo más importante es que tenemos que eliminar las armas, de lo contrario, las consecuencias son castrofales. La policía debe trabajar más cerca de las personas, ya que la violencia se ha hecho mucho más evidente. Ahora vemos una nueva generación que deciden matarse unos a otros.

 

 

 

En el mismo programa, el trabajador social Alex Valencia Rodallec, de Gotemburgo se refirió a las brechas sociales, como una de las causas de la criminalidad.

- Las brechas en la sociedad están asociadas a esta problemática. Los jóvenes que viven en estos barrios no tienen las mismas condiciones que los que viven en barrios más pudientes, dijo, y apuntó a que los gobiernos han abandonado los barrios periféricos.

 

 

Tanto Valencia Rodallec como Appelgren, concordaron en que los refuerzos policiales son necesarios, pero solo a corto plazo.

 

Nuevamente: la violencia mortal con arma blanca que se da en ciertos grupos de jóvenes hombres ha aumentado, de acuerdo a cifras de Brå. Esto se debe a los grupos criminales que – según el criminólogo  Leif GW Persson – han ”tomado la batuta” y se les ha dejado que ”hagan de las suyas”.

 

 

Según Persson, no hay motivo para caer en el pánico. Sin embargo, esta criminalidad afecta a quienes viven en los suburbios y que nada tiene que ver con las pandillas.

- Aquellos que no pertenecen a estas redes, pero que viven en estas zonas, son los más afectados. Les queman los autos y les saquean los negocios. Si alguien se enferma de urgencia, la ambulancia tal vez no pueda llegar, debido a que tiran piedras.

 

El criminólogo sostiene que esas personas llevan una vida casi sin ley. Y considera esta situación como alarmante.

- Esto ha cambiado por completo el cuadro de violencia mortífera en el lapso de pocos años. Se trata de jóvenes marginados que están localizados en pocas áreas de nuestras ciudades principales. Llevan una vida criminal y se matan unos a otros, subraya Leif GW Persson en Aftonbladet.

 

 

La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.se

 

 

 

About Author

Related items

  • Olga Tokarczuk en Rinkeby: ”Lo mejor de la semana Nobel”

    Olga Tokarczuk, Premio Nobel de Literatura 2018, visitó este miércoles la escuela de Rinkeby, donde la esperaban niños y niñas que durante todo el otoño se habían preparado para el encuentro.

    Y la nota no pudo ser mejor. La autora polaca calificó el evento como “lo mejor de la semana Nobel”, y disfrutó de la compañía de sus jóvenes lectores.

    - Querida Olga, sigue luchando por los derechos humanos, le dijo una niña, durante la presentación en la biblioteca de la escuela de Rinkeby.

      

     Por: Marisol Aliaga

     

    Este año la tradicional visita del Nobel de Literatura a Rinkeby estuvo, en un principio, rodeada de incertidumbre. Olga Tokarczuk había comunicado que no asistiría, y tampoco se sabía el porqué de la cancelación de su visita. 

     

    Por otra parte, el Premio Nobel de Literatura 2019, Peter Handke, no fue invitado, por el riesgo de que se llevaran a cabo manifestaciones en su contra.

    - Los niños que participan este año tienen entre 10 y 15 años y ciertas cosas son muy complicadas para ellos, ha explicado la gestora de este evento, la escritora y pedagoga Gunilla Lundgren.

     

    El Nobel en Rinkeby cumple 31 años de su fundación, en 1988.

    - El Premio Nobel es un galardón literario internacional. En Rinkeby hay distintas nacionalidades y los niños hablan muchos idiomas, entonces pensamos que un encuentro podría ser una buena idea, contó Gunilla, antes del arribo de Olga Tokarczuk.

     

    A su llegada a la biblioteca, la escritora fue recibida con fuertes aplausos. Pasó a tomar asiento y a presenciar el programa que los niños habían preparado en su honor, que incluyó una procesión de Santa Lucía, con las típicas canciones navideñas.

     

    Este año participaron en el programa alumnos y alumnas de las escuelas Knutby, en Rinkeby, y Enbackssolan, en Tensta (municipio vecino), más de 60 en total.

     

    Con el encanto de siempre, le contaron sus reflexiones respecto al libro que habían elegido para leer. Y le contaron anécdotas de la vida de Alfred Nobel.

     

    Al terminar, le hicieron entrega de un retrato y un compendio, que Olga aceptó emocionada.

     

    - De verdad que me faltan las palabras para expresar lo que siento. Pondré el retrato en el living de mi casa, en Polonia, dijo.

     

    Acto seguido, una niña la tomó del brazo y la invitó a tomar el té con ellos. Tanto la escritora como sus interlocutores tenían mucho que conversar sobre temas de interés en común: equidad de género, la lucha por el medioambiente, los derechos de los animales.   

     

    Una vez más el “Nobel en Rinkeby” fue todo un éxito.

     

    Olga Tokarczuk nos comentó:

     

    - Para mí, hoy es el mejor día de la semana Nobel.

     

    Y los niños aplaudieron, encantados.

     


    La Premio Nobel de Literatura 2018, Olga Tokarczuk, visitó este miércoles la escuela de Rinkeby, donde disfrutó de la compañía de los alumnos y alumnas. Foto: Marisol Aliaga.

     

  • ¡Nos tomamos la calle! - Gran apoyo desde Suecia a las protestas en Chile

    El lunes a las cinco de la tarde tuvo lugar una manifestación multitudinaria en el centro de Estocolmo, en apoyo a la movilización ciudadana en Chile y en repudio a la política y a las medidas opresivas del gobierno de Sebastián Piñera.

    Al igual que compatriotas en todo el mundo, los chilenos residentes en Suecia siguen con atención el desarrollo del estallido social en Chile. Este jueves a las cinco de la tarde habrá una nueva manifestación, esta vez en la plaza de La Moneda, Mynttorget, frente al palacio y al parlamento, en Estocolmo.  

     

     Por: Magazín Latino

     

    Este lunes 21 de octubre por la tarde, chilenos residentes en Suecia y ciudadanos de distintas nacionalidades se manifestaron en el centro de Estocolmo para apoyar la lucha del pueblo chileno en contra de las injusticias sociales y en repudio a las medidas opresivas del gobierno de Sebastián Piñera.

     

    La manifestación partió, con cánticos y consignas, frente a la Embajada de Chile en Suecia, donde, más temprano, distintas agrupaciones habían hecho entrega al embajador, Hernán Bascuñán, de una carta dirigida al presidente de Chile. La carta condena la brutal represión que está sufriendo el pueblo de Chile.

     

    Desde el frontis de la embajada se inició un paseo por la calle Drottninggatan, hasta llegar a la plaza de Sergel, Sergelstorg, en pleno corazón de Estocolmo, donde los manifestantes ocuparon por completo los peldaños de la escala de la emblemática "plattan".

     

    “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, "Renuncia Piñera", "¡Asamblea Constituyente ahora!", fueron algunas de las consignas de la demostración que bañó de tricolor el cielo azul del atardecer de Estocolmo. 

     

    "Somos los nietos de los que no pudieron matar", rezaba una de las pancartas, como se puede apreciar en las imágenes obtenidas por nuestro medio.

     

    Para ver las fotos en el grupo del magazín en Facebook – haga clic

     

    Hashtags: #Chile #ChileProtestas  #ResistaChile  #ChileDespertó

     


    La manifestación inundó la calle de Drottninggatan. Foto Marisol Aliaga.  

     

     

  • Fallece la ex secretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius

    A la edad de 57 falleció hoy la escritora, docente en Literatura, y exsecretaria permanente de la Academia Sueca, Sara Danius.

    La primera y única mujer en este cargo se distinguió por querer modernizar la tradicional institución. Luchó valientemente contra el machismo y hermetismo en la Academia, en el más puro espíritu de Alfred Nobel.

    Será recordada como un ícono del feminismo y como una brillante intelectual que logró traspasar las fronteras entre lo académico y lo popular.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La noticia conmovió a todos, la mañana del sábado, a solo dos días del anuncio del Nobel de Literatura, que este año nuevamente ocasionó debate, por el laureado del 2019.

     

    Luego de vencer un cáncer de mamas, diagnosticado el 2014, pero que parecía haber remitido, la enfermedad volvió con toda su fuerza. Esta vez Sara Danius perdió la batalla. Sus familiares más cercanos son su hijo Leo, sus hermanos y hermanas (era la mayor de nueve) y su madre, la connotada y controvertida escritora Anna Wahlgren.

     

    Apenas se supo la noticia de su fallecimiento las redes se encendieron, y las condolencias de todos, desde el rey, pasando por el primer ministro, la ministra de Cultura y los redactores de todos los medios de comunicación no se dejaron esperar.

     

    Pero también las muestras de cariño de todos quienes vieron en Sara Danius una luchadora incansable en contra del hermetismo y machismo que tanto daño hizo a la Academia Sueca. Una digna representante del movimiento #Metoo en Suecia.

     

    Sara Danius luchó por solucionar los graves problemas que la Academia arrastraba desde hace dos décadas. Ya en abril de 1997, Expressen había publicado un artículo relacionado con los abusos sexuales cometidos por Jean-Claude Arnault, esposo de la poeta y miembra de la Academia, Katarina Frostenson. Pero el secretario permanente de entonces, Sture Allén, y sus sucesores, acallaron el asunto.

     

    Pero, en el 2017, en el marco de #Metoo, otro aire se respiraba en Suecia. Y el artículo de Matilda Gustavson, en Dagens Nyheter, donde 18 mujeres dieron impactantes testimonios acerca de los abusos sexuales perpetrados por Arnault hizo temblar a la arcaica institución. Sara Danius ordenó una investigación externa que desveló cómo Frostenson y Arnault habían recibido dinero de la Academia para financiar sus actividades culturales. Más tarde se inició una investigación policial y posteriormente el ciudadano francés fue condenado a la cárcel.

     

    No obstante, el machismo y el hermetismo existente en la Academia, en lugar de agradecer la iniciativa de más transparencia y de ir al fondo del asunto, arremetió contra Sara Danius. Horace Engdahl, sucesor de Allén, se refirió a ella en un artículo en Expressen como "la secretaria que había cumplido peor sus labores, desde 1786". En realidad ha sido la única, después de 16 hombres. 

     

    Vale la pena aclarar que Engdahl era íntimo amigo de la pareja Arnault-Frostenson, y su más fiel defensor.

     

    Al fin, todo decantó en que Sara Danius fue obligada a abandonar su sillón. A la salida del edificio de la Academia, y antes de que su amiga y colega, Sara Stridsberg, con ternura y firmeza la acompañara al taxi, declaró:

     

    - Dejo mi cargo como secretaria permanente porque esa fue la voluntad de la Academia. Por eso decidí también dejar mi sillón, el número siete, en la Academia Sueca. Tomé esta decisión con efecto inmediato.

     

    La imagen de las dos, cuando abandonan la Academia en medio de los flashes de las cámaras y del acoso de la prensa se han quedado grabadas en la retina.

     

    Tiempo después, dijo, en una entrevista:

     

    - Al final, el que me viera obligada a abandonar mi cargo, nunca me lo pude imaginar. Logré algo que yo siento que es muy grande. Perdí cuando la Academia quiso que renunciara como secretaria permanente, pero gané algo mucho más grande.

     


    La creación que vestía Sara Danius en la premiación de los Premios Nobel 2018, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Foto: Omni.

     

    Y la Academia volvió a ser tan gris como era antes de que Sara Danius se convirtiera en la primera mujer en ocupar el cargo, en 2015. Había sido aceptada en la Academia Sueca dos años antes, para ocupar el sillón que había sido de la primera mujer que había sido miembra de la Academia: Selma Lagerlöf.

     

    En un programa en Radio Suecia, cuenta cuando el secretario permanente de ese entonces, Peter Englund, la llamó por teléfono para preguntarle si aceptaba el importante puesto.

     

    - Estaba preparando la cena, como siempre un poco tarde, cuando sonó el teléfono. Como era un número privado, pensé que era un vendedor y me dispuse a declinar la llamada, pero luego cambié de opinión y respondí, dice, en el programa, y explica que le respondió inmediatamente: “Acepto con mucho gusto”.

     

    Más tarde comenzó a dudar sobre si le daría la talla, y se preguntó si sería demasiado tarde para arrepentirse.

     

    No lo hizo, y ese mismo año le correspondió anunciar el Premio Nobel de Literatura a la autora bielorrusa Svetlana Aleksijevitj. Nunca se había visto tanta elegancia, glamur y garbo, en un anuncio del Nobel. Y en la gala, la secretaria permanente brilló entre los oscuros fracs con sus ya conocidas y espectaculares creaciones.

     


    Svetlana Aleksijevitj y Sara Danius en la conferencia de la autora bielorrusa, en la Academia Sueca. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Al año siguiente indignó a muchos al anunciar el Nobel a Bob Dylan. Sobre todo los literatos más empedernidos protestaron por la popularización del afamado premio.

     

    Pero esa era la personalidad de Sara Danius, de descubrir lo cotidiano en lo extraordinario, a todo nivel.  Supo unir lo trivial de la moda con la seriedad de la literatura. Uno de sus ensayos lleva el sugestivo título: “Proust y la mayonesa”.

     

    - Sara era una persona muy singular con una mezcla de integridad casi de estadista y una liviandad infantil. Me resultaba muy fácil reírme con ella, comenta hoy el jefe de cultura de Dagens Nyheter, Björn Wiman.

     

    Justamente su sentido del humor es algo que todos quienes la conocieron recordaron hoy. Entre sus locuras más conocidas están la de su alter ego, “Gittan”, una personalidad que adoptaba cuando quería bromear.

     

    “Ella era hilarante, divertida y extremadamente valiente. Hizo que toda Suecia se vistiera con blusa con corbata. Con su fuerza y humor, sus espectaculares vestidos para el Nobel y su inesperado alter ego, la locuaz "Gittan", se ganó nuestros corazones”, escribe Kerstin Nilsson, en Aftonbladet.

     

    Se calificaba a sí misma como “severa por fuera, pero amable por dentro”.

     


    Sara Danius durante el anuncio del Premio Nobel de Literatura 2017. Foto: Marisol Aliaga.

     

    Personalmente lo pude experimentar la primera vez que quise hacerle una entrevista, luego del anuncio del Nobel 2015. Parecía tan estricta, todo lo contrario de Peter Englund, con quien se podía incluso bromear, después del anuncio. La seriedad de Danius amedrentaba un poco.  

     

    Pero se mostró sumamente amable, en esa ocasión y en las siguientes. Al parecer, mientras más “underdog” o alternativo el medio que representábamos, ella más suavizaba sus respuestas. Se adaptaba a las preguntas, se bajaba a nuestro nivel.

     

    Su lema era: “Duro con los poderosos y amable con los débiles”.

     

    “Hoy llevamos blusa con corbata. Guerrera, gracias por todo”, escribe en Instagram la actriz Julia Dufvenius.

     

    Y la periodista cultural y crítica literaria Jenny Aschenbrenner escribe, en Radio Suecia:

     

    “Con la muerte de Sara Danius, no solo hemos perdido a una gran escritora y pensadora y a una persona verdaderamente valiente, que resistió con la frente en alto algunas de las crisis más violentas del mundo de la cultura, sino también justamente esa naturaleza obstinada que tanto necesita la cultura sueca. Una mente intransigente, un cerebro brillante - hoy lloro por todo lo que ella era.

    Pero también todo lo que a Sara Danius le quedaba por entregar, ahora que el claustrofóbico circo en torno a la academia finalmente la había liberado.

    Somos muchos quienes hemos estado aguardando y esperando, es extremadamente triste que ahora solo se nos permita decir adiós”.

     

    Este sábado, Radio Suecia transmitió un programa especial, en memoria de Sara Danius. El programa comienza con un extracto de uno de los programas que grabó para la emisora (en 2013) y es la voz de Sara, que nos cuenta:  

     

    “El mismo otoño que comencé a estudiar en la universidad - tenía 20 años - Gabriel García Márquez recibió el Premio Nobel de Literatura. No recuerdo cómo, pero me conseguí tres entradas para la conferencia Nobel que tenía lugar una tarde de diciembre en la Sala de la Bolsa, en Gamla Stan (la Ciudad Vieja). Mi padre, Nina y yo nos acicalamos y fuimos allí. Nina y yo no habíamos estado nunca en lugar, tal vez mi padre, no lo sé. Él estaba, de todas formas, muy conforme con mi iniciativa. Después de la conferencia fuimos a la cafetería de la plaza de Gamla Stan, a celebrar. Pensamos que habíamos sido parte de algo grandioso, que habíamos escuchado al escritor de “Cien años de soledad” en persona, y estábamos felices. Mi padre hizo un gesto con los brazos: por supuesto que íbamos a pedir chocolate con nata y bollos de zafrán.

     

    Y en tanto que estábamos en eso, y hablábamos de la conferencia, comenzamos a hacer bromas. Acostumbrábamos a bromear con que ganábamos la lotería, y todo lo que haríamos entonces. Nina y yo tratábamos de decir las cosas más locas. Y cuanto más locas nuestras ocurrencias, el papá se reía con más ganas. Ahora yo me esforcé lo más que pude, y dije: "Papá, ¡algún día voy a estar en la Academia!" Mi padre se rio, bonachonamente. Pero Nina, que es tan inteligente como veloz, no se dejó amedrentar, y dijo: “Sabes, papá, ¡algún día voy a recibir el Premio Nobel!” Mi padre se rio con ternura. “Sí. Está bien niñas, está bien”, dijo. Él tenía paciencia con las pretenciosas bromas de sus hijas. Y nos fuimos a casa”.   

     

    Enlace al programa de Radio Suecia, donde también se pueden apreciar fotos de distintos momentos de la trayectoria de Sara Danius  – haga clic

     

     
    Sara Danius en la premiación de los Premios Nobel 2018, en la Casa de Conciertos de Estocolmo. Foto: Omni. 

     

    Hashtags: #SaraDanius #Metoo #SvenskaAkademien #NobelPrize #Literatura

     

      

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español