Domingo, 09 Agosto 2020 | Login
Ola de asesinatos estremece Estocolmo La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.

Ola de asesinatos estremece Estocolmo

La semana pasada se perpetraron cinco asesinatos, en el lapso de dos días, en barrios periféricos de Estocolmo,

 Un hombre y una mujer fueron muertos a puñaladas en Hallonbergen, al noreste de Estocolmo. El mismo día, en la comuna de Alby fue encontrado el cuerpo sin vida de un hombre a la entrada de un edificio. La policía sospecha que fue asesinado.

 En la comuna de Kista, al día siguiente, dos jóvenes fueron baleados en el interior de un vehículo. Uno de ellos falleció en el lugar y el otro al arribar al centro sanitario.

- No creo que haya ocurrido antes algo así, dijo a Aftonbladet el criminólogo Leif GW Persson.

 Él cree que la ola de violencia continuará, en la capital sueca y sus alrededores.

 

 

Por: Magazín latino

 

La policía de Estocolmo exigió refuerzos al jefe de la Policía Nacional, para aclarar los crímenes perpetrados recientemente en la región de Estocolmo. Actualmente se investigan 47 asesinatos y 57 intentos de asesinato.  

- Tratamos de hacer lo posible, con la capacidad que tenemos, pero no logramos identificar y hacer un seguimiento de todos los focos de conflictos, declaró al vespertino Aftonbladet Gunnar Appelgren, jefe del operativo policial Mareld, que se encarga de las regiones más priorizadas de la provincia de Estocolmo.

   

No obstante, el criminólogo Leif GW Persson opina que eso es precisamente lo que la policía debería hacer, para enfrentar la ola de violencia que la semana pasada estremeció la capital sueca. Y algo a lo que los suecos no están acostumbrados.

- Yo no creo que algo así haya ocurrido anteriormente en Suecia, expresó Persson a Aftonbladet.

 

Según él, la policía no debe dar tregua a los antisociales.

- Se debe identificar y seguir a estos individuos. No son muchos, pero viven de una criminalidad a menudo bastante grave. Por lo tanto, se trata de seguirlos y apresarlos apenas se dé la oportunidad.

 

 

El conocido criminólogo leif GW Persson. Foto: Aftonbladet.se.

 

 

 

Aunque la violencia mortal ha disminuído, durante la década del 2000, los asesinatos con arma de fuego han aumentado, en Suecia, durante los últimos años, según cifras de Brå (entidad para prevención del crimen).

 

Las víctimas son generalmente hombres, y la mayoría de las veces jóvenes.

 

Pero el asesinato perpretrado en Hallonbergen, al noreste del centro de Estocolmo, fue distinto. El martes 7 de marzo, a las 09.09 de la mañana, tres individuos irrumpieron en el departamento de una pareja de 40 años de edad, padres de dos hijos. Los tipos, armados con arma blanca, dieron muerte a la mujer en el departamento. El hombre huyó a la calle mientras llamaba al 112, pero un individuo lo alcanzó y lo acuchilló mientras yacía en el suelo, en tanto que un agente, que había llegado rápidamente el sitio del suceso, disparaba al aire. El hombre fallleció poco después.

 

Cuatro personas fueron detenidas, en el lugar, pero la policía cree que uno se dio a la fuga. Un chico de15 años de edad fue puesto en libertad, mientras que dos hombres, de 20 y 21 años y un muchacho de 16 años se encuentran en prisión preventiva, como principales sospechosos del asesinato de la pareja.  

 

Uno de los jóvenes presos había figurado en otra investigación policial, que trata del asesinato de un hombre de 25 años que el 22 de enero fue muerto a balazos.

 

Según fuentes de Aftonbladet, dos de los sospechosos figuran en un video junto al hombre asesinado de 25 años. Y, agrega el medio, en la misma investigación policial figura también – como testigo – el hombre asesinado en Hallonbergen.

 

En las redes sociales han cundido las especulaciones sobre el motivo del crimen. Sin embargo, mientras no se lleve a cabo el proceso judicial pertinente, y el fiscal y la policía hayan investigado todos los detalles, no se sabrá la verdad de lo sucedido.

 

 

Pero el 7 de marzo se perpetró un nuevo crimen. A las 22.24 horas, vecinos encuentraron a un hombre herido de muerte a la entrada de un edificio en la comuna de Alby, al sur de Estocolmo. Poco después el hombre fallece, y la policía sospecha que fue asesinado.

 

El 8 de marzo, a las 22.06 horas, en la comuna de Kista, al norte de Estocolmo, una ayudante de enfermería descubre a dos jóvenes en el interior de un vehículo. Los hombres han sido baleados, de cerca, en la cabeza. Uno de ellos fallece en el acto, el otro en el hospital al que fuera trasladado.

 

La policía se ha negado a dar más detalles sobre este crimen, no obstante, distintos medios aseguran que una de las víctimas es el jefe de la pandilla ”León” (Lejon), un hombre de 26 años con un amplio prontuario policial. Este hombre cayó en la criminalidad a los 15 años, ha sido condenado por delito grave de drogas, amenazas y violencia contra funcionarios, dopaje, robo, y por portar armas.

 

Según Aftonbladet, la pandilla ”León” ha sembrado el terror durante años, en los suburbios de Estocolmo.

- Se trata de personas que son criminales profesionales, multicriminales que se dedican a todo lo que pueda generar dinero: drogas, protección, y ese tipo de cosas, declaró a Aftonbladet Anders Göranzon, jefe de la ”Operation Fenix”, de la policía de Estocolmo, que combate la criminalidad en la zona oeste de la capital.

 

 

Estos antisociales se han hecho conocidos por su extrema brutalidad y por actuar despiadadamente. Según Aftonbladet, la policía sospecha que personas ligadas a esta pandilla han sido los autores de balaceras y maltratos agravados, luego de disputas en el mundo del hampa.  

- Ellos tienen un gran capital de violencia, explicó a Aftonbladet Anders Göranzon, sin embargo no quiso especular sobre los motivos del asesinato en Kista.

 

 

Los motivos del asesinato de la pareja en Hallonbergen tampoco han sido aclarados. Sin embargo, del prontuario policial de los sospechosos, se deduce que éstos no parecen pertenecer a pandillas, consigna Aftonbladet.

 

 

Gunnar Appelgren no quiere referirse al caso específico de Hallonbergen, sin embargo afirma que ”sabemos, por experiencia, que estos grupos se aprovechan de personas jóvenes, o personas que quieren escalar en jeraquía o están a punto unirse al grupo”.

- El asesinato es algo inusual, en relación a otros crímenes. Se trata a menudo de robar autos, entregar armas, enviar a alguien con una carga explosiva, afirma el inspector Appelgren.

 

Él no quiere llamar a este tipo de actividades delictivas como ”criminalidad organizada”.

- Muchas veces es más bien criminalidad desorganizada. Estas personas son un efecto de la criminalidad organizada grave, como el contrabando internacional de drogas, pero se mueven dentro de la línea y venden narctoticos y utilizan armas. Esto no es criminalidad organizada, es criminalidad extremadamente violenta, pero la capacidad de organización es mala.

 

Gunnar Appelgren, comisario de la policía de Estocolmo. Foto: Pantallazo, SVT.

 

Y en el programa televisivo Agenda, de SVT, el comisario explicó que la labor policial es necesaria, pero que se requieren medidas políticas sociales, para aumentar la seguridad en la sociedad.

- Lo más importante es que tenemos que eliminar las armas, de lo contrario, las consecuencias son castrofales. La policía debe trabajar más cerca de las personas, ya que la violencia se ha hecho mucho más evidente. Ahora vemos una nueva generación que deciden matarse unos a otros.

 

 

 

En el mismo programa, el trabajador social Alex Valencia Rodallec, de Gotemburgo se refirió a las brechas sociales, como una de las causas de la criminalidad.

- Las brechas en la sociedad están asociadas a esta problemática. Los jóvenes que viven en estos barrios no tienen las mismas condiciones que los que viven en barrios más pudientes, dijo, y apuntó a que los gobiernos han abandonado los barrios periféricos.

 

 

Tanto Valencia Rodallec como Appelgren, concordaron en que los refuerzos policiales son necesarios, pero solo a corto plazo.

 

Nuevamente: la violencia mortal con arma blanca que se da en ciertos grupos de jóvenes hombres ha aumentado, de acuerdo a cifras de Brå. Esto se debe a los grupos criminales que – según el criminólogo  Leif GW Persson – han ”tomado la batuta” y se les ha dejado que ”hagan de las suyas”.

 

 

Según Persson, no hay motivo para caer en el pánico. Sin embargo, esta criminalidad afecta a quienes viven en los suburbios y que nada tiene que ver con las pandillas.

- Aquellos que no pertenecen a estas redes, pero que viven en estas zonas, son los más afectados. Les queman los autos y les saquean los negocios. Si alguien se enferma de urgencia, la ambulancia tal vez no pueda llegar, debido a que tiran piedras.

 

El criminólogo sostiene que esas personas llevan una vida casi sin ley. Y considera esta situación como alarmante.

- Esto ha cambiado por completo el cuadro de violencia mortífera en el lapso de pocos años. Se trata de jóvenes marginados que están localizados en pocas áreas de nuestras ciudades principales. Llevan una vida criminal y se matan unos a otros, subraya Leif GW Persson en Aftonbladet.

 

 

La policía realiza pesquisas en Hallonbergen. Foto: Aftonbladet.se

 

 

 

About Author

Related items

  • Jan estuvo a punto de morir – su hijo lo salvó al oponerse a los cuidados paliativos

    Durante dos semanas consecutivas, Suecia tuvo el número más alto de fallecidos por covid-19 per cápita en el mundo.      

    Casi la mitad de los fallecidos vivían en residencias para mayores, como Jan Andersson, de 81 años. Cuando se contagió, el médico le prescribió cuidados paliativos. Pero su hijo Thomas se opuso, exigió que le quitaran la morfina y lo alimentaran adecuadamente. Y Jan se recuperó.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Una de las razones de la alta mortalidad por covid-19 en Suecia es que el coronavirus se propagó en muchas residencias para mayores, sobre todo en la región de Estocolmo. La gran mayoría de los ancianos que se contagiaron con el coronavirus no fueron trasladados a los centros asistenciales y en numerosos casos el médico a cargo ordenó cuidados paliativos a través de una llamada telefónica.

     

    Así ocurrió con Jan Andersson, quien se contagió en una visita al hospital, a fines de marzo. Jan vive en una residencia para mayores de Ärlingshem, en Märsta, en la zona norte de Estocolmo.

     

    Su hijo, Thomas Andersson, se percató de que a su padre se le había ordenado cuidados paliativos en circunstancias de que no estaba al final de la vida. Y se dio cuanta, además, de que los ancianos son discriminados al momento de recibir atención médica.

     

    En entrevista con el diario Dagens Nyheter, Thomas expresó que solamente cuando se contactó con los responsables del cuidado de su padre, y con la prensa, la situación cambió. A su padre no se le había medido la oxigenación en la sangre ni se le había suministrado oxígeno.

    - Probablemente ello habría acelerado aún más la recuperación. El no proporcionar un tratamiento de apoyo básico a los ancianos que están gravemente afectados por el coronavirus – y en cambio darles morfina – obviamente que entonces se mueren. Personalmente, creo que esto es eutanasia activa. Si no hubiera sido por nosotros, los familiares, lo habrían matado, dijo a Dagens Nyheter.

     

      
    Thomas Andersson con su padre. Foto: captura de pantalla, Dagens Nyheter.

     

    Thomas Andersson dio a conocer su testimonio en varios medios nacionales, y fue además entrevistado en el programa de la televisión pública, Agenda, del domingo 25 de mayo.

     

    A continuación, la transcripción de la entrevista a Thomas Andersson. En Suecia se puede ver en su totalidad en este enlace:

    https://www.svtplay.se/video/25859096/agenda/agenda-24-maj-21-15?start=auto

     

    PROGRAMA AGENDA – TRANSCRIPCIÓN - DOMINGO 25 MAYO 2020 - ENTREVISTA CON THOMAS ANDERSSON

     

    En este programa se examina la gestión para con los ancianos que vivían en residencias para mayores y que se infectaron y fallecieron por covid-19. La atención que recibieron ¿fue equivalente en calidad a la que recibieron otros contagiados?

    Casi la mitad de los fallecidos por esta enfermedad vivían en centros de residencia para adultos mayores. De un total de 4.000 fallecidos, 1.739 vivían en alguno de estos centros. Al mismo tiempo, solo un 10 % de ellos/as fueron atendidos en hospitales. El 90 % no fueron trasladados de los centros geriátricos y fallecieron allí.

     

    Jan Andersson estuvo a punto de contarse entre estos 1.739 casos. Él tiene 81 años y vive en una residencia para mayores al norte de Estocolmo. Se contagió de covid-19 y estuvo a punto de morir, pero se salvó, gracias a su hijo.

     

    Anders Holmberg: Thomas Andersson, bienvenido al programa.

    Thomas Andersson: Gracias.

     

    Jan Andersson es su padre. Para comenzar, cuando Usted supo que él estaba contagiado de covid-19, ¿cuál fue su reacción? 

    - De horror, se puede decir. Vale decir, el conocimiento en general en ese entonces, para nosotros, era que: si uno es mayor, con enfermedades preexistentes y todo eso, podría ser un viaje muy difícil. Entonces nosotros temíamos que él, eventualmente, no fuera capaz de superarlo.

     

    Entiendo que las dos primeras semanas él tenía una tos muy severa que lo tenía afectado, pero después las cosas empeoraron. ¿Qué fue lo que pasó?

    Él se debilitó más y más. Tenía dificultades para comer, a pesar del personal de la residencia, que es fantástico y que se esforzaba en darle cucharadas de puré o sorbos de jugo…bueno, sencillamente no iba en la dirección correcta. Yo sentí que él no tenía fuerzas, que estaba a punto de deshidratarse…el 7 abril me pongo en contacto con su médico para discutir algún tipo de tratamiento de apoyo. Él necesita suero, pensé entonces, porque me parecía que estaba deshidratado.

     

    ¿Cuál fue la reacción del médico?

    - Recibí la respuesta de que un tratamiento de hidratación artificial para mi padre no era recomendable. Él [médico] dice que eso le puede ocasionar acumulación de líquido en los pulmones y puede tener graves problemas. Y dice que mi papá se está yendo.

     

    ¿Lo que significa?

    - Significa que se está muriendo. Él [el médico] me recomienda que me presente allí ese mismo día porque simplemente él no puede garantizar que mi papá siga en vida al día siguiente.

     

    ¿Y entonces Ud. lo hizo? ¿Qué ocurrió entonces?

    - Naturalmente viajé para ir a verlo. Entonces me encontré con mi papá, aturdido por la morfina, no contactable, deshidratado. Y entonces me entero de que él médico había ordenado tratamiento paliativo.

     

    Vale decir tratamiento al final de la vida

    - Esto me choqueó porque eso no se había discutido ni conmigo, ni con mi papá ni con otro familiar.

     

    Y su padre está en pleno uso de sus facultades mentales - hay que agregar - y además él puede hablar con el personal y eso…

    Él tiene una voz frágil, pero puede hablar y está plenamente consciente. Fuera de eso, él no ha sido examinado por ningún médico, pero, a pesar de esto, le tiran encima este tratamiento paliativo.

     

    Espere un poco ahora, ¿Ud. se entera de que a su padre se le había ordenado tratamiento paliativo, y que esta decisión se había tomado sin que él hubiera sido examinado previamente?

    - Él no había sido examinado por un médico, en cambio, todo se había hecho telefónicamente. Vale decir, quienes habían examinado a mi padre habían sido enfermeras, ningún doctor.

     

    ¿Pero el médico estaba en contacto telefónico?

    - Mmmh, el médico trabaja desde su casa, así es que ellos se han comunicado a través del teléfono. A mi parecer, eso no es haber sido examinado por un médico.

     

     

    ¿Puedo preguntar algo? Cuando Ud. lo visitó el 7 de abril, él estaba bajo el efecto de la morfina y no contactable, pero también lo visitó al día siguiente, cuando estaba despierto y pudo hablar con él. ¿Cómo experimentaba él mismo su situación?

    - Mi padre me dice que él no entiende por qué no ha podido ver a un médico. Él me explica también por qué no toma sus medicinas, porque no puede. Y debido a que mi pareja sabe de Medicina y a través médicos dentro del círculo de conocidos, nos enteramos de que eso de que no sea hidratado ni se le ordene un tratamiento de apoyo se debe a su cuadro clínico, no es así. No existe nada que contradiga esto.

     

    ¿Entonces Uds. comenzaron a exigir este tratamiento para él? ¿Cuál fue la reacción entonces?

    - Nosotros nos sentimos completamente frustrados y tratamos de encontrar una salida. Al día siguiente de visitar a mi padre, enviamos correos electrónicos a todos los responsables de sus cuidados, y nos contactamos con la prensa. Exigimos que, para comenzar, mi padre sea examinado por un médico antes de que se le ordenen cuidados paliativos. Obviamente que él debe recibir un tratamiento de apoyo, para que recupere sus fuerzas y pueda vencer a la enfermedad ocasionada por este virus. Tienen que hacerle los exámenes por una infección bacteriológica, él tuvo recientemente una septicemia. ¡Le tienen que dar sus medicinas!, de una u otra forma.

     

    Cuando ustedes exigieron esto, cuando enviaron estos mails, ¿qué pasó entonces?   

    - Entonces nuevamente me pongo en contacto con el médico, y de pronto le recetan suero (dropp). Vale decir, cuando dos médicos, el día anterior, me habían dicho que “eso no es posible, porque él [Jan] va a acumular líquido en los pulmones y se va a producir una muerte dramática, porque se va a asfixiar”. De pronto esto es completamente posible.

     

    ¿Y qué pasó entonces con su padre?

    - De inmediato se sintió mucho mejor. Lentamente, pero tuvo un cambio. Se recupera, y unas semanas después es dado de alta de covid-19.

     

    ¿Qué piensa Ud. de todo esto que ha ocurrido?

    - Es desastroso. No es correcto que nosotros, su familia, tengamos que luchar para que mi padre tenga la atención a la que él tiene derecho. Nosotros pensamos que los residentes en los centros para mayores son discriminados, ellos no tienen acceso a la atención medica que los otros tienen, en la sociedad.

     

    ¿Cuál es su consejo para otros familiares?

    - Mi consejo es, antes de nada: confía en ti mismo. Sientes que algo está fallando y tu familiar no recibe los cuidados que debería, ponte de inmediato en contacto con una persona entendida en Medicina, conocido, médico de cabecera o quien pueda ser, consigue la historia clínica y después comienza la pelea para que tu padre o tu madre reciban la atención que tienen derecho a recibir.   

     

    ¿Cómo está su padre hoy?

    - Él está sano, se siente bien y seguramente ahora está sentado mirando la televisión.

     

    Dele saludos de nuestra parte. Gracias por haber venido.

    - Gracias.

     

     
    Thomas Andersson durante la entrevista en Agenda, SVT. Jan Andersson en una fotografía anterior. Fotos: Captura de pantalla, SVT. 

     

  • Doctor de urgencias califica de “irresponsable” la gestión de jefes de Sanidad de Estocolmo

    A pesar de las advertencias de médicos, enfermeras y auxiliares, las autoridades encargadas de la región más importante de Suecia no aseguraron el abastecimiento de los insumos necesarios para combatir una pandemia.

    Un médico de urgencias del hospital Söder, en Estocolmo, calificó la gestión de las autoridades de: “irresponsable”. “Suecia tomó las medidas necesarias para una influenza estacional, no para una pandemia”, dijo otro facultativo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Contra viento y marea, Suecia sigue su propio camino en la lucha contra el Covid-19. Con cifras superiores de mortalidad más altas respecto a sus vecinos nórdicos y con las restricciones más moderadas de prácticamente el mundo entero, vale la pena hacerse la pregunta de si la arriesgada apuesta sueca es la correcta.

     

    Las escuelas primarias permanecen abiertas. La restricción máxima de encuentros es de 50 personas y Estocolmo, a diferencia de otras ciudades europeas, no se ha blindado. En los aeropuertos los pocos pasajeros que arriban son instados a guardar confinamiento voluntario, nada más.  Algunos lo respetan, otros no. Nadie les toma los datos, ni se preocupa de qué país proceden.

     

    Las instrucciones de la Agencia de Salud Pública (Folkhälsomyndigheten) es que: si no se tienen síntomas, no se contagia a nadie.

     

    A pesar de las duras cifras de más de 5000 contagiados con el coronavirus, 489 más que el día anterior; 259 fallecidos; 1322 hospitalizados, 309 de éstos en cuidados intensivos; y alrededor de cien recuperados, la temible curva de la pandemia sigue en ascenso. Y la Agencia de Salud Pública continúa afirmando que “tenemos control”, que “la curva está aplanando” o, al menos, “se mantiene estable”.

     

    En tanto, los profesionales de la salud, que día a día se enfrentan al virus, han comenzado a manifestar su preocupación cada vez más contundente. Sienten que el ir al trabajo significa ahora una cuestión de vida o muerte. Una lista de protesta ha juntado miles de firmas y han declarado en distintos foros que “no se sienten seguros.

     

    ¿Qué pasó?

    Las autoridades sanitarias encargadas del abastecimiento de insumos de la región de Estocolmo no despertaron a tiempo y, lo que es más, la jefa de administración de la región de Estocolmo mintió ayer, en el noticiario de Aktuellt, diciendo que ellos seguían las recomendaciones de la OMS, cosa que en el noticiario de hoy (miércoles) quedó demostrado que no era así.

     

    Al ser preguntado sobre la difícil situación que enfrentan los profesionales de la salud hoy en día en Suecia, el primer ministro Stefan Löfven evadió la pregunta y también la responsabilidad que le cabe sobre la situación actual. Una situación en la que en los centros médicos escasea incluso hasta el desinfectante y, más que nada, los equipos de protección que se requieren para tratar a pacientes de Covid-19.  

     

    En el noticiario televisivo del martes de Aktuellt, se pudo apreciar una enfermera que hacía uso de una capa para la lluvia en su trabajo. La había adquirido por cuenta propia. Otros han ideado unos visires hechos de hojas de overhead, cada cual se las ha ingeniado a su manera.

     

    Pero la rabia va en aumento, tanto dentro de los profesionales que se desempeñan dando atención médica a pacientes de Covid-19, como entre quienes trabajan en casas de reposo de ancianos, han manifestado fuertemente su preocupación.

     

    En un tercio de las residencias para adultos mayores se han detectado una o más personas infectadas con el virus corona, según comunicó la oficina de administración de la ciudad de Estocolmo al noticiario Ekot, este miércoles.

     

    Al menos 29 residencias de ancianos presentan casos de infección de corona.

     

    La presidenta del sindicato Kommunal, Elisabeth Antfolk, dijo hoy que la situación de sus afiliados era “caótica”.

     

    - No hay equipo de protección. No hay alcogel. No hay delantales No está claro de un momento a otro si usar mascarilla o no, al atender a los ancianos. Y no hay jabón para lavarse en todas las residencias.

     

    Se ha demostrado que las instrucciones al personal han cambiado. Cuando no hay delantales de mangas largas, se ha recomendado el uso de mangas cortas, totalmente en desacuerdo con las directrices de la Organización Mundial de la Salud, OMS.

     


    Los paramédicos utilizan mascarillas procedentes del ejército, a falta de las de uso sanitario, cuando van a recoger a un paciente. Sin embargo, las instrucciones que han recibido, al llegar al centro de asistencia médica, es trabajar SIN MASCARILLA. Muchos no hacen caso a esta norma. "Sabemos cómo tenemos que protegernos", han dicho. Foto: Pantallazo SVT. 

     

    NOTA EN DESARROLLO

     

  • CORONAVIRUS – 355 casos constatados en Suecia y dos pacientes en cuidados intensivos

    En rueda de prensa, este martes, la Autoridad de Salud Pública comunicó que el riesgo de propagación del coronavirus ha aumentado.  

    - Elevamos el riesgo de propagación en Suecia a “muy alto”. La razón de esto es que se han detectado personas infectadas que no han estado en el extranjero. Hay señales de propagación interna en Suecia, dijo Johan Carlson.

    Actualización: El miércoles por la tarde, la OMS declaró el brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19) como pandemia. “Nunca antes habíamos visto una pandemia provocada por un coronavirus", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS. 

     

     Por: Magazín Latino

     

    En rueda de prensa a las dos de la tarde del martes, las autoridades suecas informaron a la prensa sobre las medidas tomadas en relación con la rápida propagación del coronavirus en el país.

     

    Johan Carlson, director general de la Autoridad de Salud Pública (Folkhälsomyndigehten) explicó que se ha cambiado de estrategia, en la lucha contra la enfermedad Covid-19, ocasionada por el coronavirus.

     

    El foco ya no está en la trazabilidad de los casos registrados, que ascienden a 355. La trazabilidad ha significado una gran presión en el personal sanitario. Ahora las autoridades se enfocan en tomar medidas contundentes para evitar que el virus se siga propagando y en proteger a los grupos más vulnerables, que son las personas mayores.

     

    La entidad teme que haya surgido un brote interno, puesto que uno o dos de los casos constatados se trata de personas que no han visitado zonas de riesgo. Esto podría apuntar a un brote interno – no “importado” – como ha sido hasta el momento.

     

    - Hay varias señales de contaminación dentro de la sociedad, dijo Carlson.

     

    La cifra de positivos al coronavirus (contagiados) asciende a más de 350, registrándose 60 casos durante las últimas 24 horas.

     

    La mayoría tienen entre 40 y 60 años y son personas que regresaron de viajes a Italia.

     

    Johan Carlson explicó que:

     

    1. Toda persona que presente síntomas debe limitar sus contactos. Estas medidas rigen en todo el país.
    2. Los grandes eventos al aire libre tienen un nivel de riesgo, pero este aumenta cuando se llevan a cabo en lugares cerrados.
    3. La higiene. Se recomienda lavarse las manos frecuentemente, así como evitar el contacto con personas enfermas.
    4. Grupos vulnerables. Es especialmente importante no trabajar con personas mayores si se tienen síntomas.

     

    Carlson instó también a limitar las visitas a familiares en los centros asistenciales y en las casas de reposo. Esto para no recargar aún más al personal sanitario.  

     

    Recomendó, además, a que quienes trabajan en el cuidado de ancianos permanezcan en casa a la primera señal de síntomas.  Esto debido a que el riesgo de muerte aumenta según la edad, sobre todo en los mayores de 80 años. El grupo más vulnerable son los adultos mayores.

     

    - Ahora se trata de contener la propagación del patógeno, explicó el facultativo.

      

    Dos de los pacientes hospitalizados se encuentran bajo cuidados intensivos, en el hospital Karolinska de Huddinge, Estocolmo.

     

    Un caso que tuvo repercusión en los medios fue el de una persona de 80 años que acudió al hospital de Söder (Södersjukhuset), en Estocolmo, el viernes pasado. Allí estuvo en contacto con 70 sanitarios, antes de que se le detectara el virus.

    - Después de unos días, se descubrió que el paciente tenía el coronavirus. Eso no se sabía en la primera etapa. Esto, por supuesto, se siente incómodo, hay mucho personal en el hospital que ha estado en contacto directo con el paciente, expresó un empleado del hospital al diario Aftonbladet.

     

    Este personal sanitario no ha sido puesto en cuarentena, pero se las insta a auto controlarse.

    - Durante el día recibimos nuevas instrucciones, y luego hicimos la evaluación de que el personal puede continuar trabajando mientras no presenten síntomas en las vías respiratorias, dijo el director del hospital Söder, Mikael Runsiö, a Aftonbladet.

     

    El paciente fue remitido al hospital universitario Karolinska en Huddinge, donde está siendo atendido. En el centro sanitario hay diferencia de opiniones sobre las precauciones que se han tomado. 

     

    - Que nadie sea suspendido de su puesto se siente extraño. Somos muchos dentro del personal que pensamos que la gerencia debería tomar esto mucho más en serio, dijo un empleado al vespertino.

     

    No obstante, la dirección defiende su postura. “Es fácil decir que debemos ser más atentos y estar alerta, pero nosotros seguimos las instrucciones de la Dirección Regional de Salud. Más tarde se evaluará si podíamos haber actuado de manera diferente, dijo Mikael Runsiö.

     

    La cancillería sueca recomendó hoy (martes) abstenerse de viajes a Italia.

     

    En todos los países de la Unión Europea se han registrado casos. Italia es el país mas afectado, con más de 9.000 casos confirmados y más de 460 fallecidos. España, en tanto, presenta más de 1600 casos comprobados y 35 muertos.  

    En rueda de prensa, el martes por la tarde, la ministra de asuntos sociales, Lena Hallengren explicó que Suecia se encuentra ahora en una nueva fase. “Es preciso tomar medidas especiales para proteger los grupos vulnerables”, afirmó.

     


    Johan Carlson, director general de la Autoridad de Salud Pública (Folkhälsomyndigehten). Entrada al hospital Karolinska de Huddinge. Foto: Marisol Aliaga/Captura de pantalla Sr.se.

     

    Número de casos constatados en Suecia: 10-03-2020

    PROVINCIAS: 

    • Stockholm 207
    • Västra Götaland 48
    • Skåne 25
    • Värmland 22
    • Jönköping 10
    • Halland 9
    • Uppsala 8
    • Västernorrland 6
    • Örebro 5
    • Västerbotten 5
    • Gävleborg 2
    • Norrbotten 2
    • Sörmland 2
    • Östergötland 1
    • Jämtland 1
    • Kalmar 1
    • Kronoberg 1
    • Total 355

    (Fuente: Aftonbladet)

     

    Enlace para ver situación global del coronavirus - haga clic 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español