Viernes, 17 Enero 2020 | Login
Merkel y Löfven condenan veto migratorio de Trump La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro sueco, Stefan Löfven. Foto: Marisol Aliaga.

Merkel y Löfven condenan veto migratorio de Trump

Breve pero intensa fue la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, a Estocolmo el martes. Merkel y su homólogo sueco, Stefan Löfven, discutieron temas como digitalización, innovación y cooperación en cuanto al tema del asilo.  

 Pero en la rueda de prensa ofrecida en conjunto en Rosenbad, ambos líderes lanzaron una fuerte crítica en contra del veto migratorio de Trump.

 Löfven dijo que las medidas eran ”completamente inaceptables y un mal camino a seguir”, mientras que Merkel subrayó que ”la lucha contra el terrrorismo no excusa que se excluya a grupos de la población”.

 

Por: Marisol Aliaga

 

Al hombre más poderoso del planeta se le enfrenta ahora la mujer más poderosa del mundo - como algunos definen a Angela Merkel. De hecho, la canciller alemana es la líder que más dura ha sido en sus críticas contra Donald Trump.

 

También se la llama ”Frau Alemania” y líder del mundo libre. Luego de 12 años a la cabeza del país más poderoso de la Unión Europea: Alemania.

 

Pero también ha sido objeto de críticas, por su política migratoria que tiene como lema ”Sí, podemos”, refiriéndose a la gran cantidad de refugiados que ha acogido Alemania. El año pasado, alrededor de 900.000 personas.

- Tenemos la capacidad de acogerlos, ha dicho la canciller.

 

En Suecia este martes, Angela Merkel comenzó la jornada siendo recibida en el aeropuetrto de Arlanda por el Ministro de Comercio, Mikael Damberg, a las 11 del día. Seguidamente se reunió con la pareja real, y después de almuerzo ofreció una conferencia de prensa junto al primer ministro sueco Stefan Löfven.

 

La agenda de la canciller incluía tratar temas de comercio, innovación, digitalización, ademásd de cooperación frente al tema de los refugiados.

 

Alemania y Suecia son los países que más refugiados han acogido, dentro de la EU, y, tanto Löfven como Merkel han abogado para que todos los miembros de la UE compartan esta  responsabilidad.

 

En la conferencia de prensa, Löfven comenzó elogiando a su colega:

- Aprecio su liderazgo, aprecio su amistad. Suecia y Alemania tiene lazos fuertes y compartimos los mismos valores. La canciller y yo estamos de acuerdo en que debemos trabajar juntos por una más estrecha cooperación dentro de la UE en tiempos turbulentos. Necesitamos una Europa que defienda los valores democráticos. Una Europa que sea fuerte, coherente y con fuertes principios, dijo Löfven.

 

Merkel, por su parte, agradeció al premier sueco por la bienvenida a Escandinavia y expresó que sus países tienen políticas cercanas y son aliados, sobre todo en temas migratorios.

 

Al igual que Löfven, Merkel planteó la necesidad de un sistema de asilo en común. Ambos líderes coinciden en la negociación de principios comunes para quienes solicitan asilo dentro de la UE.

 

- Vamos a trabajar en conjunto para una acogida solidaria en la UE, dijo Merkel, y agregó que tenían grandes esperanzas en la presidencia de Malta.

 

Respecto a un sistema de asilo en común, dijo:

- Yo creo qye hay dos aspectos importantes. Por una parte que lleguemos a acuerdos internacionales con estados africanos, parecidos al que la UE mantiene con Turquía. Y, debido a la situación en, por ejemplo Italia, es también importante la solidaridad europea.

 

Stefan Löfven acotó que es preciso trabajar en pos de que las personas no se encuentren en la obligación de huir de sus países y que todos los paíes europeos deben tomar su responsabilidad.

 

 

Críticas a Trump

 

Cuando se llevó a cabo la rueda de prensa, a las 14 horas del martes, nadie sabía con certeza qué significaba, en concreto, el veto migratorio de Trump. En Alemania y en Suecia radican cientos de miles de personas que tienen doble nacionalidad, y que no podrían ingresar a los EE.UU.

 

El primer ministro recalcó la importancia de una Europa ”unida, fuerte y consecuente”. Y respecto a la prohibición a USA de ciudadanos de siete países musulmanes,  dijo:

- Esto arriesga aumentar las diferencias y crear desconfianza entre los seres humanos. Esto no tiene nada de bueno.

 

Merkel, por su parte, subrayó que Suecia y Alemania son aliados, que han sostenido conversaciones respecto al tema del asilo y los refugiados, y que este tema estará también sobre el tapete en la próxima cumbre europea que se celebrará en Malta a fines de semana.

 

Y marcó nuevamente su crítica contra Trump.

- Discutimos también este tema. Yo volví a enfatizar, una vez más, que la lucha en contra del terrorismo no es una excusa para ir en contra de cierto grupo de la población porque tiene una cierta creeencia religiosa. Ahora debemos tener claridad sobre qué situación enfrentan quienes tienen doble nacionalidad, dijo Angela Merkel.

 

 

 

Angela Merkel. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

Respecto a la preocupación de Suecia por el veto migratorio de EE.UU, la canciller sueca, Margot Wallström, llamó al representante de EE.UU. a su despacho, hace un par de días atrás, para saber detalles sobre la prohibición de ingreso de ciudadanos que residen en Suecia pero que provienen de uno de los siete países señalados por Trump como peligrosos.

 

Vale decir que, de todos los ataques terroristas que han tenido lugar en los Estados Unidos, ninguno de los autores ha provenido de estos. Sí, varios han sido de Arabia Saudí, país que Trump no veta, pero con cual ha hecho grandes negocios.

 

No obstante, la Unión Europea no se había manifestado con fuerza frente al veto a los musulmanes, de Donald Trump.

 

Pero tal vez la vieja Europa esté despertando de su letargo. El martes, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en una carta enviada a los 27 países miembros de la UE, calificó a su tocayo estadounidense de ”demagogo” y dijo que Trump era una "amenaza para la UE".

Hasta el momento, la reacción más contundente a las políticas de Trump, la cual ha sido ampliamente aplaudida por muchos, que consideran que Europa se debe defender ante la arrogancia del presidente de EE.UU.

 

 

Donald Tusk. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

  

Con el Brexit, Suecia pierde un aliado dentro de la UE, y la colaboración bilateral entre Suecia y Alemania se hace – por tanto - más importante. Hasta hace poco, el Reino Unido era el socio más cercano del país escandinavo.

 

Por tanto la visita de la canciller Merkel, que tomó el avión de regreso alrededor de las 16.00 horas, es algo significativo. Para Suecia y para Alemania.

 

 

Angela Merkel y Stefan Löfven, a punto de comenzar la conferencia de prensa en Rosenbad el martes 31 de enero de 2017. Foto: Marisol Aliaga.

 

Angela Merkel y Stefan Löfven. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Greta Thunberg fue elegida la ´persona del año´ – y Trump se enfureció

    Por segunda vez el presidente estadounidense se burló de la activista climática Greta Thunberg. La razón esta vez fue que la revista ´Time´ nombró a Greta como la ´persona del año´, dejando de lado a Donald Trump y a Nancy Pelosi, entre otros.

    “Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir al cine y ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”, escribió Trump en Twitter, en tanto que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, la llamó “mocosa”.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    La revista Time elige anualmente a la ´persona del año´, a una persona u organización que por algún motivo se ha destacado internacionalmente durante los doce meses recién transcurridos. Este año figuraban entre los candidatos Donald Trump; Nancy Pelosi (presidenta de la Cámara de Representantes en USA); los participantes a las manifestaciones en Hong Kong y otras personalidades.

     

    Y por primera vez el reconocimiento recae en una ciudadana sueca, la activista climática Greta Thunberg.

     

    Time motivó el nombramiento explicando que Greta “ha logrado convertir una vaga preocupación sobre el planeta en un movimiento mundial que exige un cambio global”.

     

    La revista acompañó a la joven quien regresó a Europa para asistir a la COP25 a bordo de un catamarán.

     

    “Una simple verdad, presentada por una adolescente, en un momento crucial”, dice en un párrafo en un extenso reportaje del Time sobre Greta Thunberg, la persona más joven entre quienes han sido nombrados personas del año.

     

    “¡Wow, esto es increíble!”, escribió Greta en Twitter, agregando que compartía ese “gran honor” con todos quienes participan en el movimiento #FridaysForFuture (viernes por el Clima) y con los activistas climáticos de todas partes.

     

    Sin embargo, dos hombres – ambos presidentes - no estuvieron de acuerdo con la elección de Time, y descargaron su ira contra la adolescente sueca.

     

    Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, tiene 73 años. Apenas se enteró del nombramiento de Greta Thunberg como ´persona del año´, escribió en Twitter:

     

    “Ridículo. Greta debe trabajar para controlar su ira y luego ir a ver una buena película con un amigo. ¡Relájate Greta, relájate!”.

     

     

     

    Quien habla de “controlar su ira” …

     

    La respuesta no tardó en llegar.  A la media hora, la joven había cambiado en la biografía de su cuenta de Twitter, escribiendo que ella es:

     

    “Una adolescente que trabaja para controlar su ira. Actualmente relajándome y mirando una película antigua con un amigo”.

     

    La vez anterior, cuando los caminos de la joven adolescente y el presidente estadounidense se cruzaron, Trump pasó por delante de ella, sin siquiera dirigirle la mirada. Fue durante la Cumbre Mundial sobre el Clima, en las Naciones Unidas, donde Greta pronunció un emotivo discurso. Entonces, Trump escribió en Twitter, con sarcasmo:

     

    “Ella parece una niña joven y feliz que espera un futuro brillante y maravilloso. ¡Tan agradable de ver!”

     

     

    Esa vez tampoco la respuesta de Greta tardó en llegar, y la joven ocupó las mismas palabras de Trump en su bio en Twitter.

     

    Pero no es solo Trump quien se ríe de Greta, o la ningunea. El ultraconservador presidente brasileño, Jair Bolsonaro, de 64 años, también se molestó con la elección de Time, y se refirió a Greta como una “mocosa”:

     

    - A todo lo que dice una mocosa, nuestra prensa – oh, ¡por el amor de Dios! – le da una relevancia enorme. Ahora está haciendo su showcito en la COP25, dijo Bolsonaro el miércoles pasado, en la ciudad de Brasilia.

     

    Dos veteranos presidentes de sus países se burlan de una adolescente de 16 años que se ha convertido en la figura más prominente en la lucha contra los cambios climáticos. Y que además padece del síndrome de Asperger.

     

    Greta Thunberg ha dicho que ve esta condición como un superpower. Y vaya que lo necesita.

     

    Autor y © Copyright: Angonoa 


    La portada de la revista Time. 

     

  • Jonas Sjöstedt: “Nadie quiere esta reforma”

    El líder del partido de Izquierda (V) comunicó el jueves que la amenaza de una moción de censura contra la ministra del Trabajo va en serio. Si el gobierno continúa la privatización de la Oficina del Trabajo, Jonas Sjöstedt propondrá la votación en el Parlamento.

    - Queremos detener este caos de privatizaciones, subrayó.

    Actualización: en rueda de prensa este lunes, Jonas Sjöstedt comunicó que retira la amenaza contra la ministra, puesto que el Gobierno retrocede en sus planes de privatización de la Oficina del Trabajo. No obstante, la oficina se privatizará, pero a más largo plazo.

     

     Por: Magazín Latino

     

    En una rueda de prensa este jueves, la ministra del trabajo, Eva Nordmark, presentó a la nueva directora general de la Oficina del Trabajo, la experimentada jurista Maria Mindhammar.

     

    No obstante, esta y otras medidas presentadas por el gobierno respecto al futuro de la Oficina del Trabajo no fueron suficientes para satisfacer las exigencias del partido de Izquierda, que se ha opuesto a la privatización que exigiera el partido del Centro, para aceptar el acuerdo de enero.

     

    - La Oficina del Trabajo se encuentra sumida en una profunda crisis, dijo Jonas Sjöstedt, en la sesión en la cámara. Y comunicó que buscará el apoyo del partido Conservador (Moderaterna) para presentar una moción de censura en contra de la ministra del Trabajo, que puede llevar a su dimisión.

     

    Los otros partidos que apoyarían la moción de censura son los Democratacristianos (KD) y los Demócratas de Suecia (SD). De esta manera, el partido de Izquierda lograría su propósito con ayuda de sus enemigos políticos. La votación parlamentaria podría resultar incluso en nuevas elecciones.

     

    Aunque Sjöstedt declaró que su fin no era derribar el gobierno de Stefan Löfven. Lo que pretende es poner fin a la acelerada privatización de la Oficina del Trabajo.

     

    - Nuestra meta es que ellos digan: reconocemos, no tenemos apoyo para este caos de privatizaciones. Yo creo que el gobierno va a desistir de sus propósitos porque esta política no lleva a buen puerto y afecta más que nada a los desempleados, dijo el líder de Izquierda a Aftonbladet.

     

    Por su parte los Socialdemócratas ven esta jugada del partido con quienes colaboraron el periodo pasado como “poco responsable”.

     

    - Ahora el partido de Izquierda nos sumerge en una situación complicada, y vale la pena preguntarse qué pretenden con esto, dijo al vespertino la jefa del grupo parlamentario de la Socialdemocracia, Annelie Karlsson.

     

    Según ella, el gobierno está consciente de las dificultades que enfrenta la entidad laboral. Sin embargo, manifestó no entender el hecho de que Jonas Sjöstedt esté dispuesto a hacer causa común “con quienes han ocasionado esta situación”, la derecha. 

     

    - Nosotros gobernamos de acuerdo con un presupuesto de los Conservadores (Moderaterna) y de los Democratacristianos – quienes quitaron recursos a la Oficina del Trabajo - y ahora Sjöstedt quiere hacer un pacto con ellos y deponer el gobierno. Entiendo que los electores tengan dificultades en entender esto. Es muy raro, agregó Annelie Karlsson.

     

    En tanto, Ulf Kristersson, presidente de los Conservadores (M), junto a la líder democratacristiana, Ebba Bush Thor, comunicaron en rueda de prensa el jueves pasado que, desde entonces y hasta este martes, el gobierno tiene que retroceder en los cambios fundamentales planteados en la reforma de la Oficina del Trabajo.

     

    - El gobierno tendrá que ceder porque hay una mayoría parlamentaria que quiere otra cosa, dijo Kristersson.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo es parte del acuerdo de enero. Este es un proyecto neoliberal diseñado por el político del partido del Centro Martin Ådahl, y es dirigido por la organización empresarial Almega. La meta final es una privatización total de la entidad laboral. 

     


    La ministra del Trabajo, Eva Nordmark (S). El líder del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt (V). Foto: Riksdagen.se/Marisol Aliaga.

     

  • El partido de Izquierda junta fuerzas para frenar la reforma de la Oficina del Trabajo

    El partido de Izquierda (V) quiere unirse a otros partidos de oposición para frenar la reforma impulsada por el partido del Centro, de desmontar la Oficina del Trabajo. La medida, que fuera uno de los caballitos de batalla de Annie Lööf, en el acuerdo de enero, ha sido fuertemente criticada, tanto por la derecha como la izquierda.

    - Se trata de estar de acuerdo en lo básico: de detener esto, dijo el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati, al vespertino Expressen.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Uno de los 73 puntos del llamado ”acuerdo de enero” (entre S, MP, C y L) aborda la gran reforma de la Oficina del Trabajo, que cambiará por completo la entidad estatal (Arbetförmedlingen) que pasará a ser controlada en su totalidad por intereses privados.

     

    Los cambios se habrán concretado para el 2021. Y significan recortes de cuatro mil millones de coronas en las subvenciones a la Oficina del Trabajo y a las políticas laborales.

     

    132 oficinas serán desmontadas. 4.500 trabajadores han sido advertidos de su pronto despido. Y ya se han visto las primeras consecuencias de lo que esto significa: por ejemplo, personas con discapacidad que gozan de subsidios para actividades laborales han perdido esta ayuda, y son remitidos a la última instancia: solicitar ayuda de la oficina del Social.

     

    La privatización de la Oficina del Trabajo fue una de las exigencias más importantes de la líder del partido del Centro, Annie Lööf  (C)  para aceptar a Stefan Löfven como primer ministro, mediante el acuerdo de enero.

     

    Pero la medida ha provocado una fuerte resistencia, tanto de parte de la derecha, como del partido de Izquierda.

     

    ”Taller de experimentos” llamó el presidente de los Moderados, Ulf  Kristersson, esta privatización, y tanto los Demócrata Cristianos (KD), como los Demócratas de Suecia (SD) han ratificado en la crítica. También la nueva líder de los liberales, Nyamko Sabuni, ha declarado que quiere que la reforma se postergue.

     

    De concretarse el plan de reformas, la entidad pasará a manos de privados, de aquí al 2021.

     

    “La Oficina del Empleo dejará de gestionar puestos de trabajo y será reemplazada por agentes de empleo autónomos, a quienes se les remunerará cuando hayan ayudado a los desempleados a encontrar un trabajo permanente. El modelo ha sido probado en otros países, con buenos resultados.”, escribe en un artículo de opinión en Aftonbladet el arquitecto de la reforma, Martin Ådahl, vocero en asuntos laborales del partido del Centro.

     

    El artículo fue replicado por otros políticos, que no están de acuerdo en lo que él plantea. 

     

    El partido de Izquierda ha sido un claro detractor de esta reforma y ahora quiere hacer causa común con otros partidos, incluso de la derecha, en la Cámara de diputados.

     

    En una reunión en la comisión parlamentaria del trabajo este martes, el partido de Izquierda (V) trató de reunir apoyo de otros partidos.

     

    Según informó el vespertino Expressen, su líder, Jonas Sjöstedt, no logró su cometido. Pero la iniciativa sigue vigente.

     

    - Tengo la esperanza de que recibamos apoyo en esto y que logremos tener un denominador en común para frenar la reforma, declaró a Expressen el vocero del partido de Izquierda en asuntos laborales, Ali Esbati.

     

    Agregó que esta reforma debe ser analizada a fondo y con más tiempo. Lo mismo opinó la líder de los democristianos, Ebba Bush Thor. 

     

    - Queremos obtener una interrupción temporal y un nuevo plan de trabajo. Los municipios deben ser notificados, y se debe llevar a cabo una auditoría seria. No podemos, simplemente, apoyarnos en lo que se suscribió en el acuerdo de enero y esperar que de alguna forma mágica esto salga bien. Porque no va a salir bien, subrayó Esbati.

     


    El presidente del Partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt. Foto de Archivo. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español