Martes, 20 Octubre 2020 | Login
Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en el balcón de la Embajada de Ecuador en Londres. Foto: RT.com.

Suecia mantiene orden de arresto contra Julian Assange

Este viernes la Corte de Apelaciones, Svea Hovrätt, ratificó la decisión de la Corte del Distrito, lo cual significa que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, continúa detenido en ausencia.

"Hoy en día la Corte de Apelaciones de Svea emitió su decisión en el caso relativo a la detención de Julian Assange. El Tribunal de Apelación rechaza su solicitud para que la orden de detención sea anulada. Esto significa que Julian Assange sigue detenido in absentia", escribe la corte en un comunicado de prensa.

Esto significa que todos los tribunales han reconocido que la detención de Assange debe continuar, pero este viernes sus abogados anunciaron que apelarán a la instancia más alta: el Tribunal Supremo.

Suecia y Ecuador llegaron a un acuerdo la semana pasada, respecto a que Assange será interrogado en la Embajada de Ecuador en Londres el 17 de octubre próximo.

 



Por: Magazín Latino

 

Aquí, la decisión de la corte:

 

Decisión concerniente al caso de Julian Assange

 

Hoy en día la Corte de Apelaciones de Svea emitió su decisión en el caso relativo a la detención de Julian Assange. El Tribunal de Apelaciones rechaza su solicitud para que la orden de detención sea anulada. Esto significa que Julian Assange sigue detenido in absentia.

El Tribunal de Apelación concuerda con la evaluación de la Corte de Distrito de que Julian Assange todavía es sospechoso sobre la causa probable de violación (delito menos grave) y de que existe el riesgo que él evada los procedimientos legales o una condena.

En cuanto a la cuestión de si la prolongación de la detención in absentia es proporcional [al delito supuestamente cometido], la Corte de Apelaciones incluye los siguientes puntos.

La Corte de Apelaciones considera que Julian Assange no es incapaz de interrumpir su estancia en la embajada de Ecuador. Su estancia no es una privación de libertad y no se le dará ninguna importancia respecto a su propio derecho en la evaluación de proporcionalidad. Sin embargo, el largo tiempo que ha durado su detención y la anterior pasividad de los investigadores del delito son argumentos a favor de la anulación de la detención.

No obstante, el delito relativamente grave de lo cual él es sospechoso, significa que existe un interés público fuerte en que la investigación pueda continuar. Recientemente también se han adoptado una serie de medidas activas en favor de una entrevista con Julian Assange. En la actualidad, continuará la detención, por tanto que parece ser eficiente y necesaria para que la investigación avance. Las razones de la detención, por tanto, todavía son mayores que la intrusión u otro detrimento que la medida supone para Julian Assange.

El Tribunal de Apelaciones no considera que sea necesario o apropiado apartarse de la norma principal, sobre un procedimiento escrito en el Tribunal de Apelaciones y, por tanto, rechaza la petición de Assange para una audiencia.

 

Enlace al fallo del 9 y 13 de septiembre de 2016 - haga clic 

 

Enlace al comunicado de prensa emitido por La Corte de Apelaciones de Svea

 

 

 

 

About Author

Related items

  • Políticos latinoamericanos abogan por la libertad de Assange

    Varios políticos latinoamericanos, entre ellos los presidentes de Argentina y Venezuela firmaron una petición online a favor de la libertad del fundador de Wikileaks Julian Assange, informaron hoy los promotores de la iniciativa.

    De acuerdo con la organización Lawyers for Assange (Abogados por Assange), además de los mandatarios Alberto Fernández y Nicolás Maduro, la lista de firmantes incluye a la vicepresidenta argentina Cristina Fernández, y a los expresidentes Dilma Rousseff y Luis Inacio Lula da Silva, de Brasil, al ecuatoriano Rafael Correa, y a Evo Morales, de Bolivia.

     

     Fuente: Prensa Latina. 21-09-2020

     

    José Mujica (Uruguay), Martín Torrijos (Panamá), Ernesto Samper (Colombia), Fernando Lugo, de Paraguay, y el dominicano Leonel Fernández completan la lista de expresidentes latinoamericanos a favor de la liberación del periodista australiano, a quien Estados Unidos busca extraditar desde el Reino Unido para juzgarlo por publicar miles de documentos clasificados de la diplomacia y el Ejército norteamericanos.



    Lawyers for Assange lanzó la iniciativa a mediados de agosto pasado, para exigir al gobierno británico que detenga el proceso de extradición en marcha en un tribunal de Londres, y ponga en libertad al fundador de Wikileaks. Lo exhortamos a actuar acorde con el derecho nacional e internacional, los derechos humanos y la ley, y poner fin al actual juicio de extradición del señor Assange, y concederle la libertad que le deben desde hace tiempo, afirmó la organización internacional en la carta enviada al primer ministro Boris Johnson y otras autoridades británicas.



    En opinión de los expertos legales, la entrega de Assange, quien permanece encerrado en una cárcel británica de máxima seguridad londinense desde que fue arrestado en la embajada de Ecuador en esta capital en abril de 2019, sería ilegal, porque el tratado firmado por Londres y Washington prohíbe la extradición por motivos políticos.



    Advierten además que de ser extraditado a Estados Unidos, donde enfrenta 17 cargos de espionaje y uno de piratería informática que en total conllevan una sentencia a 175 años de cárcel, el fundador de Wikileaks sería sometido a torturas o a un tratamiento inhumano y degradante.



    La petición, respaldada hasta el momento por 167 personalidades de 27 países, recoge también las rúbricas del exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera y del Premio Nobel de la Paz argentino Adolfo Pérez Esquivel, además del expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.



    El juicio de extradición de Assange se reanudó el 7 de septiembre pasado en el tribunal londinense de Old Bailey, luego de una demora de varios meses debido a la pandemia de Covid-19.



    Al igual que en la primera parte del proceso celebrado en febrero pasado, el fundador de Wikileaks asiste al proceso en su contra desde un cubículo encristalado al fondo de la sala, custodiado por dos guardias de seguridad, y sin tener contacto directo con sus abogados.



    La defensa intenta demostrar que las revelaciones sobre los crímenes de guerra cometidos por los militares estadounidenses en Iraq y Afganistán no pusieron en peligro la vida de los informantes del Ejército, como asegura la fiscalía, y que de ser condenado en Estados Unidos, su cliente de 49 años de edad moriría en prisión.

     


    John Shipton, padre de Julian Assange, en una manifestación en Estocolmo, en septiembre de 2019. Foto: Marisol Aliaga.

     

  • Padre de Julian Assange: “Están destruyendo a mi hijo”

    El padre de Julian Assange, John Shipton, estuvo de visita en Estocolmo antes de viajar a Londres a visitar a su hijo en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh. El fundador de WikiLeaks arriesga ser extraditado a EE. UU., donde le esperaría una larga condena.

    - 175 años equivale a la pena de muerte. Es una forma de sadismo. Los constantes abusos en contra de mi hijo son pruebas suficientes de que las potencias están tratando de aplastarlo, de destruirlo, dijo John Shipton en un punto de prensa en el parlamento sueco, este jueves.

     

     Por: Marisol Aliaga. Texto y fotos. 

     

    Es un hombre suave y discreto pero cálido, John Shipton, el padre de Julian Assange. Habla en un tono bajo y sosegado. A pesar de sus ojos tristes, la sonrisa aflora a sus labios constantemente. Está abatido, pero no vencido.

     

    Sobre sus hombros pesa la preocupación de que el Estado más poderoso del planeta, Estados Unidos, exige la cabeza de su hijo, el editor y fundador de WikiLeaks, Julian Assange. Para ello cuenta, además, con el apoyo de Reino Unido, Ecuador y Suecia.

     

    Todos recordamos las fuertes imágenes de cuando Assange fue sacado en andas de la Embajada de Ecuador en Londres, luego de que el actual presidente del Ecuador, Lenin Moreno, diera el visto bueno para que los policías británicos irrumpieran en la legación, lo metieran a un van y lo trasladaran a la temida prisión de Belmarsh. Allí se encuentra, actualmente, completamente incomunicado, al igual que peligrosos terroristas o depredadores sexuales.

     

    No tiene acceso a diarios, ni a Internet (obviamente no puede usar un ordenador). Las visitas son restringidas a dos horas dos veces al mes. Solamente la familia o alguien muy cercano.

     

    Su padre se encuentra en un recorrido por algunos países europeos: Irlanda, Austria, Alemania, Francia, España, Suiza, Noruega y Suecia. La meta es lograr apoyo y presionar por la libertad de su hijo.

     

    Pero en Suecia la presencia del padre de Assange no ocasionó interés alguno en los medios establecidos, a diferencia de los llamados “alternativos”, que sí se interesaron y se han interesado en su caso.

    - Los medios de comunicación establecidos no le prestan atención. En cambio, los medios alternativos son mucho más enérgicos, constató, con un dejo de amargura en la conferencia de prensa convocada por la Red de Apoyo a Julian Assange. Esta fue posible llevar a cabo en una sala del parlamento sueco gracias a la diputada Amineh Kakabave, anterior representante del partido de Izquierda, ahora independiente.

     

    Asistieron un columnista y un fotógrafo del vespertino Aftonbladet. El otro vespertino, Expressen, realizó una mini entrevista, un video, con John Shipton, el día anterior. La única cobertura de los medios suecos establecidos.

     

    El resultado de los dos participantes de Aftonbladet en la rueda de prensa fue una nota de opinión en la cual el columnista se mofa de la conferencia, de los participantes, de Assange y de su padre.

     

    Un buen reflejo de cómo la prensa sueca trata, en la actualidad, al wistleblower (alertador) que dejó al descubierto, por ejemplo, el llamado “colateral murder”, un video que muestra la matanza de civiles desde un helicóptero Apache estadounidense, en la guerra en Irak, en 2007.  Entre risas, los militares aprietan el botón que apaga las vidas de un ser humano tras otro.  Doce almas en total, dos de ellos fotógrafos de la agencia Reuters.

     

    En 2010, Julian Assange visitó Suecia. Y fue recibido como un héroe. El director de Aftonbladet, en ese entonces, Jan Hellin (ahora jefe en la televisión estatal, SVT), se deshizo en halagos a “una de las mentes más brillantes del planeta”. Y le ofreció trabajo en su medio.

     

    Ahora lo único que produce el vespertino es una columna mofándose del otrora héroe, ahora villano. Para el medio.

     


    John Shipton durante el conversatorio en el Parlamento Sueco.  

     

    El hecho de que Julian Assange esté consumiéndose en vida en la más implacable de las cárceles del Reino Unido, compartiendo con asesinos en masa y terroristas como si fuera un criminal de alta peligrosidad parece no inquietarles mucho. A tal punto de que son capaces de reírse - a espaldas, eso sí - de un padre que lucha por salvar la vida de su hijo.  

     

    Los medios suecos han condenado a Assange. No fue necesario un proceso legal, y nadie quiere recordar las mil y una vueltas del caso que, por lo demás, ha dejado a Suecia muy mal parada, en términos de violaciones a los derechos humanos.  

     

    Incluso el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Tortura, Nils Melzer, ha declarado que Julian Assange ha sido sometido a tratos crueles e inhumanos. Luego de su visita al fundador de Wikileaks, Melzer aseguró que éste “presenta todos los síntomas de tortura psicológica” a la que ha sido expuesto durante años.

     

    “¡La persecución colectiva a Julian Assange debe finalizar ahora!”, enfatizó el también profesor de Derecho Internacional.

     

    En la conferencia de prensa, John Shipton habló sobre esto:

     

    - Julian pasó nueve años en la embajada de Ecuador, bajo una tortura que fue en aumento, con el fin de convencerlo de que abandonara la legación. Y su salud se ha empeorado rápidamente, ha bajado 15 kilos de peso. Se ha elaborado un informe especial de la ONU sobre esto, pero no ha sido publicado, porque puede ser problemático para algunas personas.

     

    Su hijo ha asegurado todos estos años que temía venir a Suecia a declarar sobre el caso del que fue acusado aquí, por el temor de ser extraditado a Estados Unidos (lo que no significa que se haya negado a ser interrogado fuera de Suecia. Quien se negó fue la fiscal del caso, Marianne Ny). 

     

    “Suecia es un Estado de derecho”, Assange nunca va a ser extraditado a EE. UU., dijo la prensa sueca. Burlándose de sus temores.

     

    Ahora se demuestra que Julian Assange tenía razón. Estados Unidos exige su extradición, y lo acusa de “espionaje” en 18 cargos, lo que puede resultar en 175 años de cárcel.

     

    - 175 años de prisión es lo mismo que la pena capital. Julian tiene hijos, a quienes no puede ver. La familia está destrozada. Esta es una forma de sadismo. Su madre, Christine, ha luchado constantemente contra los abusos perpetrados contra su hijo, dice John Shipton.

     

    Y asegura de que, a pesar de que trata de ser lo más objetivo posible, es imposible no ver las pruebas de que las grandes potencias (Estados Unidos, a la cabeza) quieren destruir a su hijo. Por el solo hecho de haber desvelado incómodas verdades.

     

    Verdades que en su momento fueron publicadas por todos los grandes medios internacionales.

     

    - Julian ha recibido 16 premios por sus logros periodísticos. Recientemente fui a buscar el Premio Wistleblower, en su lugar. De lo que se le acusa es de algo que los grandes medios de comunicación de todo el mundo han publicado, dice.

     

    Personalmente, y debido a la actitud de los medios suecos respecto a él, tengo una sola pregunta para el padre de Assange:

     

    ¿Qué opina de la forma en que la prensa sueca ha tratado el caso de su hijo?

     

    Pero su respuesta es conciliatoria. No sé, al fin y al cabo, si está al tanto de todo lo que dice la prensa sueca sobre su hijo, y tampoco hay tiempo para ahondar en el asunto.

     

    - No quiero criticar a Suecia. Muchos aquí presentes critican severamente a Suecia, por sus errores. Y yo hago lo mismo, en mi país. Pero no estoy aquí para criticar a Suecia, estoy aquí para abogar por la libertad de Julian. Todos los otros temas pueden esperar, responde, sonriendo.

     

     

    Terminado el punto de prensa, John Shipton se encontró con los activistas que lo esperaban afuera del edificio del parlamento, y marchó junto a ellos por la calle Drottninggatan, hasta la Casa de Conciertos. Las consignas fueron, entre otras: “The one right desition: No extradition”, “Libertad para Assange. ¡Ahora!”, entre muchas otras.

     

    En compañía de los activistas, la gran mayoría latinoamericanos – que bien conocen el tema del terrorismo de Estado – John Shipman se notó más esperanzado, recibiendo numerosas muestras de cariño y solidaridad, en el trayecto por un asoleado Estocolmo.  

     

    Ya frente a la Casa de Conciertos, mi segunda pregunta para él fue en transmisión directa para Radio Bahía, que quería saber qué podíamos hacer todos nosotros, para apoyar a su hijo.  

     

    - Se han formado, en varios países, comités de ayuda a Julian. Se está formando una coalición internacional en apoyo a mi hijo. El presionar desde estas plataformas es la forma más concreta de ayudarlo, respondió.

     

    O, como dijera anteriormente, toda ayuda, por pequeña que sea, es valiosa:  

     

    - Aceptemos la realidad. Ellos quieren destruir a este hombre, y la única forma de hacerlo es a través de nosotros. Tal vez uno se siente pequeño, pero no es así porque, si miras el océano, está compuesto de gotitas de lluvia. No te preocupes por ser pequeño, solo haz lo que puedas.

     

     

     


    El padre de Julian Assange, frente a Konserthuset, en Estocolmo, luego de la marcha por la liberación de su hijo, por las calles de Estocolmo, este jueves. 

     

     

  • Fiscalía sueca reabre investigación sobre acusación contra Julian Assange

    En rueda de prensa este lunes, la Fiscalía sueca informó que presentará una solicitud de arresto en ausencia contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange. También se emitirá una orden de arresto europea.

    La fiscal Eva-Marie Persson indicó que Assange es sospechoso de violación en grado menor, cometida en agosto de 2010. “Debido a que abandonó la embajada, las circunstancias son otras. Por lo tanto, considero que se dan las condiciones para reabrir el caso”, dijo Persson. Y ahora el Reino Unido deberá decidir si extradita a Assange a Estados Unidos, que también lo requiere, o a Suecia.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    El 19 de mayo de 2017, Suecia decidió archivar el caso de sospecha de abusos sexuales y violación, de las cuales se acusaba a Julian Assange, por no poder avanzar en la investigación. Assange permanecía en la embajada del Ecuador en Londres desde el 19 de junio del 2012, y nada indicaba que tuviera intenciones de abandonar su refugio.

     

    Pero, con la llegada de Lenin Moreno a la presidencia del Ecuador, las cosas cambiaron para el periodista australiano. El 11 de abril del año en curso, los titulares de todo el mundo mostraban como era sacado en andas por agentes británicos y puesto en un furgón policial que se alejó raudamente del barrio, ante las protestas de quienes se habían congregado frente al edificio londinense.

     

    Más tarde, un tribunal dictó la sentencia de 50 semanas de cárcel, por haber violado la libertad condicional, en 2012. Al menos la mitad de la condena deberá cumplir, en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, al sur de Londres.

     

    Pero fuera de esto, dos países lo reclaman: Estados Unidos, por el delito de conspirar para cometer intrusión informática; y Suecia, por una supuesta violación cometida en agosto del 2010.

    - Con el hecho de que haya abandonado la embajada de Ecuador, la situación ha cambiado, y creo que hay posibilidades para hacer avanzar el proceso. Julian Assange ha sido condenado por delitos en el Reino Unido y cumplirá 25 semanas de su pena antes de que sea liberado, según datos que hemos obtenido de las autoridades británicas, explicó la vice fiscal general Eva-Marie Persson.

     

    Agregó que ella está consciente de que existe un proceso de extradición en el Reino Unido, y que Assange puede ser extraditado a los Estados Unidos.

    - En una situación competitiva entre una orden de extradición sueca europea y una solicitud de extradición estadounidense, son las autoridades del reino Unido las que deciden el orden de prioridad. El resultado de este proceso no se puede prever, y yo considero que se puede llevar a cabo una investigación preliminar en Suecia en paralelo con la administración británica.

     

    La fiscal explicó que había tomado la decisión de reabrir el caso basándose en que en varias ocasiones las cortes suecas habían considerado que había razones para detener a Assange, por sospecha de violación el 17 de agosto de 2010. Ella espera poder interrogar a Assange, ya sea en Londres o mediante o por video. Pero, para que esto se lleve a cabo, Assange debe dar su consentimiento.

     

    Por su parte la representante legal de la querellante, la abogada Elisabeth Massi Fritz, ofreció también una rueda de prensa, en la que comunicó que su cliente esperaba la decisión del fiscal desde el 11 de abril, el mismo día que Assange fue sacado de la embajada.

    - Este 13 de mayo hemos recibido una noticia positiva y que nos alegra mucho. No vamos a descansar hasta que se inicie una acusación y un juicio en el tribunal.Consideramos que la evidencia es tan buena, que debe ser juzgada en el tribunal y esperamos que esto lleve a una posibilidad de llegar a una reivindicación para mi cliente, dijo Massi Fritz.

     

    Explicó que cuando Suecia archivó el caso, en 2017,  la querellante perdió la confianza en la justicia, pero que ahora la había recuperado.

    - Todos somos iguales ante la ley. Nadie está por sobre la ley, ni siquiera si te llamas Julian Assange. El sistema judicial sueco no se deja influenciar por presiones mediáticas ni políticas y la justicia ganará al final.

     

    Sin embargo, el abogado sueco de Assange, Per E Samuelsson, consideró que la reapertura del caso era “absurda”.

    - En general ellos [los fiscales suecos] tienen la culpa de que pasara lo que pasó anteriormente. Y ahora llegan con esto cuando ha pasado tanto tiempo, declaró a la prensa el abogado. 

     

    Este caso de violación prescribe el próximo año, pero Samuelsson recordó que los fiscales tuvieron todo el tiempo del mundo a su disposición, pero que no lo aprovecharon.

    - Su situación ahora es extrema [la de Assange]. Póngase en su lugar: que yo vaya a estar en el calabozo en Londres con él, al mismo tiempo que está cumpliendo su condena, al mismo tiempo que corre el riesgo de ser extraditado a Estados Unidos. Y la culpa de que esto no se manejara como debía ser es de los fiscales. Yo opino que es absurdo y desproporcionado, declaró a Radio Suecia Per E Samuelsson.

     

    Según el jurista, el hecho de que Marianne Ny – la fiscal anterior quien ahora está jubilada – demorara cuatro años antes de viajar a Londres, a interrogar a Assange retrasó todo el proceso.

    - Esto ocasionó cuatro años de retraso en la investigación. La razón de que esto no fue examinado minuciosamente se debe a las falencias de la Fiscalía, dijo Per E Samuelsson.

     

    La orden de detención de la fiscal Eva-Marie Persson será presentada ante el tribunal de distrito de Uppsala, ya que el presunto delito se cometió en el municipio de Enköping, al norte de Estocolmo.

     



    La fiscal Eva-Marie Persson, el fundador de WikiLeaks y la abogada Elisabeth Massi Fritz. Foto: Capturas de pantalla. Montaje: Magazín Latino.

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español