Print this page
Visita oficial de Michelle Bachelet fortalece lazos entre Chile y Suecia La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, junto al Rey Carl XVI Gustaf. Foto: Marisol Aliaga.

Visita oficial de Michelle Bachelet fortalece lazos entre Chile y Suecia

18 de mayo de 2016 | SUECIA  - ACTUALIDAD |

ESTOCOLMO: Un intenso abanico de actividades desplegó la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su visita oficial de tres días de duración a Suecia, invitada por el Rey Carlos Gustavo.  

La mandataria chilena fue recibida  con los máximos honores, por sus anfitriones suecos, en un ambiente cálido y de admiración mutua. Se llevaron a cabo intensas conversaciones en las cuales se firmaron importantes acuerdos. Y la visita no sólo tuvo un carácter histórico, también saldó una deuda histórica: Michelle Bachelet agradeció, a nombre del pueblo chileno, la "tremenda acogida que Suecia dio a los perseguidos y amenazados", en tiempos de la dictadura.


 

Por: Marisol Aliaga

 

 

Sin duda que llama la atención que nunca antes en la historia Chile había realizado una visita oficial  a Suecia, país que cuenta con la comunidad más numerosa de chilenos en Europa, y una de las más grandes del mundo. Aproximadamente entre 50 y 70 mil chilenos o personas con raíces en Chile residen en Suecia.

Hecho que también llamó la atención de la mandataria chilena, quien se mostró asombrada de que prácticamente en todos los puntos de su apretada agenda - entre el 10 y el 12 de mayo - se encontró con compatriotas.

- Me he encontrado con chilenos en todos lados! exclamó, riendo, en el encuentro sostenido con representantes de la comunidad chilena en Suecia, en Waterfront, el segundo día de su visita.

Y su llegada al país del norte fue con toda pompa. Estocolmo mostró su mejor cara, aparentando incluso que estaba en pleno verano. Bajo un sol resplandeciente, en una carroza abierta tirada por caballos, hizo su entrada al Palacio Real Michelle Bachelet, sentada al lado de su anfitrión, el Rey Carlos Gustavo.

En las inmediaciones del palacio, ondeaban orgullosas las banderas suecas junto a las chilenas, hecho inédito en la historia moderna de ambos países.

Vale decir que el rey sueco  cursa solamente dos invitaciones oficiales al año. Y este año Chile fue uno de los países invitados.

En el patio del castillo, en su época el más grande y moderno de Europa, esperaba a la mandataria la Reina Silvia y el Primer Ministro, Stefan Löfven, junto al presidente del Parlamento, Urban Ahlin, la viceprimera ministra, Åsa Romson, y secretarios de Estado, entre los cuales se destacaban la Ministra de Infancia,  Ancianidad e Igualdad de Género, Åsa Regner; la Ministra de Infraestructura, Anna Johansson;  el ministro de Desarrollo Económico e Innovación, Mikael Damberg; y  el Ministro de Salud Pública y de Deportes, Gabriel Wikström.

La comitiva chilena, por su parte, estaba integrada, entre otros, por el Ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz; el Ministro de Economía, Fomento y Turismo, Luis Felipe Céspedes; la Ministra de Minería, Aurora Williams; el Ministro de Transportes y Comunicaciones, Andrés Gómez-Lobo y la  Ministra Directora del Servicio Nacional de la Mujer, Claudia Pascual.

Después de escuchar los himnos nacionales de Chile y Suecia, Michelle Bachelet, junto al Rey y la Reina, saludaron a Stefan Löfven y a los personeros de Estado, luego de lo cual se dirigieron a saludar a entusiastas chilenos que los esperaban enarbolando banderas suecas y chilenas.

Con esta ceremonia se dio comienzo a la histórica visita oficial, a la cual le sucedieron actividades, una tras otra a un vertiginoso ritmo.

Entre estas cabe destacar la conferencia de prensa ofrecida por el primer ministro y la presidenta chilena, en Rosenbad.

 

 

 La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet y el Primer Ministro sueco, Stefan Löfven. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

- En la actualidad contamos con unas 50.000 personas de origen chileno que viven en Suecia. Ellos ayudan al desarrollo de nuestra sociedad y serán actores muy importantes, cuando establezcamos una cooperación más cercana en el comercio, en la infraestructura y en otras aéreas, expresó entonces Stefan Löfven.

El premier sueco informó que había sostenido interesantes conversaciones con la presidenta Bachelet respecto a temas bilaterales entre ambos países y también sobre temas globales.

- Concordamos en muchos puntos, como por ejemplo el valor de los Derechos Humanos y la igualdad de género, pero también sobre el tema de libre comercio. En definitiva, somos países que estamos de acuerdo en diversos puntos, dijo Löfven.

Seguidamente pasó a enumerar los acuerdos suscritos por ambos países - los que fueron prontamente publicados en la página web del gobierno - y se mostró muy conforme con que las relaciones entre Suecia y Chile sean tan estables.

Michelle Bachelet, por su parte, agradeció el recibimiento de sus anfitriones, y resaltó algunos de los puntos suscritos entre ambos países. Recordó, además, la solidaridad de Suecia en los difíciles tiempos de la dictadura militar, cuando el país escandinavo acogió a miles de refugiados chilenos.  

- En esta visita, queremos también hacer un reconocimiento especial a dos hombres excepcionales: Olof Palme y al Embajador en Chile durante el inicio de la dictadura militar: Harald Edelstam, porque ambos mostraron una gran solidaridad hacia miles de compatriotas en tiempos muy difíciles, cuando un gesto solidario era suficiente para salvar una vida en peligro. Por esto, Chile le estará eternamente agradecido a Suecia , y la llevaremos siempre en nuestros corazones, expresó la mandataria.

El siguiente punto del programa fue depositar una ofrenda floral en la tumba de Olof Palme, en el cementerio de la iglesia de Adolf Fredrik.

A este le siguió una visita a Fryshuset, un centro juvenil, donde Johan Oljeqvist, director del centro, la alcaldesa Emilia Bjuggren, y Camila Salazar Atias, jefa de proyectos sociales, conversaron con la presidenta y los reyes respecto a la gran labor social que realiza el centro con jóvenes en situación de vulnerabilidad. Encuentro que causó gran impresión en la mandataria chilena, según expresara más tarde.

La jornada del martes concluyó con un banquete en el Palacio Real.

 

El agradecimiento del Estado chileno

 

El programa del miércoles comenzó con una reunión de alto nivel y un seminario sobre industria y comercio, en el que participaron la presidenta y el Rey. El gobierno estuvo representado por el Ministro de Desarrollo Económico e Innovación, Mikael Damberg.

A este seminario le sucedieron conversaciones sobre igualdad de género y equidad, con la Presidenta Bachelet, el canciller Heraldo Muñoz y la Ministra Claudia Pascual junto a los ministros Åsa Regnér y Gabriel Wikström y un grupo de expertos.

Luego de un almuerzo en el Ayuntamiento de Estocolmo, la Presidenta inauguró el busto de Harald Edelstam, en una ceremonia en el Parlamento sueco, obra del escultor chileno radicado en Uppsala, Luciano Escanilla.

Tal vez el punto más significativo de la visita presidencial. Que significó que el Estado chileno, al cabo de más de cuarenta años, agradeció en forma oficial la solidaridad que Suecia tuvo  hacia Chile en los difíciles momentos que se vivieron después del golpe militar. Y el merecido reconocimiento a un diplomático que "marcó la diferencia".   

- El Estado de Chile ha regalado al Parlamento de Suecia, y gracias a un gran escultor chileno, Luciano Escanilla, un hermoso busto de Harald Edelstam. Hemos agradecido al pueblo, al gobierno, al reino de Suecia, por la tremenda acogida que brindó a los perseguidos y amenazados en nuestra tierra natal. Pero además lo bonito fue que cuando expresamos que:  tenemos una deuda para siempre, la respuesta del presidente del congreso fue: "no hay ninguna deuda, porque la comunidad chilena en Suecia ha contribuido tanto. Ha sido tan importante lo que nos ha enriquecido como sociedad", dijo Michelle Bachelet, emocionada, en el encuentro sostenido  con la comunidad chilena más tarde, ese mismo día.  

Aquí vale la pena recordar la actuación del Embajador sueco en Chile, para el golpe militar del 73, cuando ofreció refugio en la Embajada de Suecia en Santiago a personas que eran perseguidas por los militares dirigidos por Pinochet.

Desde la cocina de su modesta casa en Vällingby, en las afueras de Estocolmo, Olof Palme le gritaba, a través de una precaria comunicación telefónica: "Trata de salvar a más personas, trata de salvar a más personas!". Y Edelstam, pensando más con el corazón y menos en el protocolo, llevó a cabo acciones muy poco diplomáticas, pero tanto más humanitarias.

Nunca en Suecia se le había hecho un debido reconocimiento. Hasta ahora. 

En una entrevista con David Schwarz, publicada en septiembre de 1983, respondiendo la pregunta de si un embajador debería esperar instrucciones del ministerio o actuar por cuenta propia, Harald Edelstam respondió:

"Depende de qué golpe se trate. En este caso, el golpe estuvo dirigido en contra de un presidente elegido democráticamente, y fue perpetrado por los militares y por fuerzas de la extrema derecha. Normalmente, uno no debe intervenir en asuntos internos de un país. Pero cuando se trata de salvar vidas, se debe ver el lado humanitario y usar el sentido común y el corazón, para salvar a personas que se encuentran en peligro de muerte. Y después tratar de enfrentar las consecuencias".

 

 

 

Tania Naranjo

En Stockholm Waterfront Congress Centre, la artista Tania Naranjo  interpretó los temas "Sobre los Puentes" y "El Paso". Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Después de dictar  una conferencia en la segunda cámara del Parlamento sueco, Michelle Bachelet partió al encuentro con la comunidad chilena, el cual se llevó a cabo en Stockholm Waterfront Congress Centre. 

Allí, la mandataria recibió todo el  cariño de la comunidad chilena residente en Suecia, en el evento que fue organizado por el Consulado y la Embajada, y que contó con la presencia del Embajador de Chile en Suecia, José Goñi, y la Cónsul, Andrea Droppelmann.

Luego de la actuación de artistas locales, el tenor chileno Freddy Amigo interpretó la canción Nacional, a la cual le siguió la actuación de Tania Naranjo.

Y cuando Julio y Maciel Numhauser  interpretaron el emblemático tema "Cambia todo cambia", todo el público cantó junto a ellos.

Por supuesto, no faltó la cueca, interpretada por el grupo juvenil folclórico Entre Fronteras, lo cual deleitó a la presidenta viendo un pie de cueca bailado por niños chilenos en Suecia.

 

En su discurso - y para quienes no la habíamos visto nunca en persona - la mandataria chilena demostró ser una líder carismática, con un gran sentido del humor y una forma muy sencilla de dirigirse a la audiencia. Sin necesidad de ningún libreto, hizo un resumen de sus actividades desplegadas anteriormente - le faltaba un día más, en Gotemburgo - informando amenamente sobre sus experiencias en la capital sueca.

Comenzó nombrando la experiencia en común del exilio, y pasó rápidamente al punto de interés para todos: el derecho al voto en el exterior.

- Estamos trabajando bien rápido, porque hay muchas cosas para lograr que puedan votar, hay una serie de procedimientos que el Consulado tendrá que hacer para que esto pueda ser una realidad. Estamos poniendo suma urgencia a los proyectos de Ley para que puedan ser aprobados  lo antes posible para que Uds. puedan tener esa  posibilidad de, en las próximas elecciones, dar su opinión, su voto su decisión, dijo la mandataria.

También se refirió a los avances en el sistema educacional, a los cambios en el sistema electoral  y contó que en este sentido le "habían metido otra cosita: que el 40 por ciento de los candidatos tienen ser mujeres".

La mandataria se refirió a la baja representación de las mujeres en el Parlamento, a la injusticia que esto significa y en las propuestas de su gobierno para aumentar la participación femenina.  

Y, por supuesto, invitó a la todo los chilenos a participar en el proceso de la Nueva Constitución, expresando que el Gobierno chileno quiere también escuchar las voces de las comunidades en el exterior.

- Somos una comunidad amplia y diversa. Los de afuera y los de adentro debemos pensar  juntos el país que queremos, y debemos trabajar juntos para lograrlo, dijo.

Y finalizó su discurso invitando a la comunidad a acercarse a la Embajada y al Consulado:

- Porque así seguiremos fortaleciendo el vínculo con una Patria … que los quiere, concluyó la presidenta.

 

 

 

Michelle Bachelet, a su llegada al Palacio Real. A su lado, el Rey Carlos Gustavo. Foto: Marisol Aliaga.

 

 

Información adicional:

 

Se calcula que en Estocolmo residen alrededor de 20.000 chilenos. El encuentro en el Waterfront contó con alrededor de 300 personas.

Prácticamente en todas las actividades que Michelle Bachelet realizó en su visita a Suecia, se realizaron manifestaciones - o "funas" - en contra de la mandataria. Entre 7 y 20 personas se trasladaron, entre los distintos puntos, con parlantes e instrumentos de percusión en apoyo a Chiloé y por la defensa del pueblo Mapuche, entre otras demandas.

El tema del pueblo Mapuche - uno de los pueblos originarios chilenos - es algo que no ha logrado ser resuelto por ningún gobierno.  

La varazón de pescados y moluscos en Chiloé es algo de lo cual se culpa a la industria salmonera y a desechos arrojados al mar. No obstante, los expertos y los activistas de Green Peace aún no se han puesto de acuerdo sobre cual sea el origen real de este cataclismo.

 

 

 

About Author

Related items