Jueves, 22 Abril 2021 | Login
Europa se pincha – Gun Britt fue la primera vacunada en Suecia Gun- Britt fue la primera en recibir la vacuna de la covid-19 en Suecia. La enfermera Ann-Louise Broberg la inyectó. Ambas se mostraron satisfechas de haber sido las primeras en Suecia. Foto: SVT.se.

Europa se pincha – Gun Britt fue la primera vacunada en Suecia

La anciana de 91 años, Gun Britt Johnsson, pasó a la posteridad como la primera persona vacunada de la covid-19 en Suecia.  

- No sentí nada, dijo la nonageriana de la residencia de ancianos de la localidad de Mjölby, en Östergötland. Agregó que se sentía bien, porque ahora evitaba enfermarse. 

El proceso de vacunación arrancó este domingo en diversos países europeos, y cada cual lo hace a su manera. El proceso de inmunización partió el 9 de diciembre en Gran Bretaña y fue bautizado como el “Día-V”.  

 

 Por: Marisol Aliaga

 

Ya se le había bautizado como el  “Día-V”. El 9 de diciembre la ciudadana de Irlanda del Norte Margaret Keenan, de 90 años, pasó a ser la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra la covid-19, de la farmacéutica Pfizer y BioNtech.

 

Aunque “primera y primera” China ya ha vacunado al menos a un millón de ciudadanos que han viajado a su país natal desde distintos lugares del mundo, para inmunizarse contra la covid-19.  También Rusia comenzó el proceso de inmunización antes que Europa, con la vacuna Sputnik V.

Pero se puede decir que el “Día-V” en Europa arrancó este domingo 27 de diciembre, cuando numerosos países iniciaban una segunda fase en la lucha contra la devastadora pandemia. Muchos calificaron este domingo como “histórico”.

 

En la localidad de Mjölby, en la provincia de Östergötland, al sureste de Suecia, Gun-Britt Johnsson, se lo tomaba con calma. Incluso cuando en la pantalla del televisor de la sala de estar apareció el primer ministro sueco, preguntándole qué sentía al ser la primera en Suecia en recibir la vacuna.

- Se siente bien. Ahora me libro de enfermarme, respondió Gun-Britt.

 

La residencia de ancianos donde la vida transcurre sin sobresaltos se transformó en el centro de la atención de los medios que viajaron al sur a cubrir la noticia, este domingo.

 

- Este es un día histórico y un momento luminoso luego de un año oscuro. El coronavirus realmente ha puesto a prueba a nuestra sociedad, declaró Stefan Löfven.

Es que luego del fracaso de la estrategia sueca frente a la pandemia, Suecia necesita mejorar su imagen frente a la comunidad internacional y la presión de la OMS, que varias veces ha advertido que todos los países deben tomar su responsabilidad frente a esta amenaza global que ya se ha cobrado la vida de más de un millón y medio de personas y ha ocasionado graves daños en la economía mundial.

Aunque el premier hizo además hincapié en la importancia de seguir las recomendaciones vigentes:

- Pero eso no significa que el peligro haya pasado. Debemos seguir siguiendo las recomendaciones de las autoridades, como mantener la distancia y lavarnos las manos. Aunque esto signifique "una luz en la oscuridad, tenemos que aguantar y perseverar un poco más, dijo Löfven.

Por alguna razón - que no ha sido especificada - el uso de mascarillas en el transporte público comienza a regir desde el 7 de enero. 

 

Una de las jefas de sección de la Agencia Sueca de Salud Pública, Karin Tegmark Wisell, dijo, en una intervención del mes pasado, que antes de implementar el uso de mascarillas, habría que asegurarse de que todos pudieran adquirirlas. En una entrevista en Expressen afirmó que "no sólo los que tienen un fuerte poder adquisitivo" deberían tener acceso a las mascarillas. (En el mercado, un set de cinco mascarillas tiene un costo de 30-50 coronas suecas. Una lavable, alrededor de 100 coronas). 

Argumento que, en un país del primer mundo, pocos entienden. En el mercado, un set de cinco mascarillas tiene un costo de 30-50 coronas suecas. Una lavable, alrededor de 100 coronas. 

La misma explicación que diera el epidemiólogo estatal, Anders Tegnell, al comienzo de la pandemia, respecto al trabajo a distancia. "No todos podían trabajar desde sus casas", dijo. En la actualidad se recomienda el trabajo telemático. 

 

Pero este domingo fue un día de esperanza en la residencia de ancianos de Mjölby. La enfermera Ann Louise Broberg, que le administró la vacuna a Gun-Britt, estaba feliz con su contribución.

 

- Se siente fantástico y divertido. No podría haber soñado que Gun-Britt y yo seríamos los primeros en Suecia en implementar esto, dijo a los medios allí presentes. 

 

Más información:

La primera entrega a Suecia fue de 9.750 dosis. A partir de estas, se esperan entregas del orden de 80.000 dosis por semana.

 

Los primeros que serán vacunados en Suecia son personas mayores, sus cuidadores, quienes estén en contacto con ellos y personal de la salud.

  

La campaña de vacunación comienza después de un proceso de desarrollo de la vacuna sin precedentes, en un récord de tiempo. La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) dio luz verde a la vacuna de Pfizers/Biontech el lunes pasado.

 

Sobre las vacunas:

 

Suecia se ha unido a un acuerdo en conjunto con la UE sobre vacunas con cinco fabricantes diferentes:

Astra Zeneca

Janssen Pharmaceutica (Johnson & Johnson)

Pfizer/Biontech

Moderna

Curevac

Fuente: Gobierno sueco. Agencia Sueca de Salud Pública

 


Gun- Britt fue la primera en recibir la vacuna de la covid-19 en Suecia. La enfermera Ann-Louise Broberg la inyectó. Ambas se mostraron satisfechas de haber sido las primeras en Suecia. Foto: SVT.se.

 

About Author

Related items

  • España, Alemania y Francia suspenden la vacuna de AstraZeneca

    Aunque la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la OMS insisten en que el uso de la vacuna no implica riesgo para las personas inoculadas, España se suma a Alemania y Francia y suspende la vacuna de AstraZeneca.

    La EMA mantiene una investigación en curso, mientras Dinamarca, Noruega, Islandia, Italia y otros países han suspendido el uso de la vacuna de la farmacéutica sueco-británica. Suecia y Reino Unido, no obstante, continúan administrándola.

    Actualización: El martes, la inoculación con la vacuna de AstraZeneca fue suspendida también en Suecia, en espera del informe de la autoridad europea de medicamentos, que será presentado este jueves

     

     Por: Magazín Latino

     

    Nuevas complicaciones enfrenta la farmacéutica  AstraZeneca con su vacuna en contra de la covid-19. La semana pasada ya había anunciado la reducción a la mitad de sus despachos a Suecia y a otros países de la Unión Europea, lo cual significa que Suecia dejará de recibir más de dos millones de dosis durante el primer trimestre del año en curso. Esto tendrá un impacto en la ya lenta velocidad de vacunación en el país.

     

    Sin embargo, no es el único revés que enfrenta la farmacéutica.

     

    El 8 de marzo, Austria anunció la primera suspensión de un lote de la vacuna AstraZeneca, luego de la muerte de una enfermera de 49 años por "trastornos hemorrágicos graves" días después de ser inoculada.

     

    En Noruega una sanitaria de menos de 50 años falleció, luego de una trombosis cerebral, poco después de recibir su segunda dosis. Se han reportado dos casos más de personal de la salud que presentó episodios tromboembólicos luego de ser inoculados.

     

    En Italia, se reportó el fallecimiento de un hombre de 50 años que desarrolló una trombosis venosa profunda (un coágulo en las piernas), poco después de haber sido vacunado.

     

    Casi cinco millones de personas en Europa han sido inoculados con la vacuna de AstraZeneca, y se han reportado – hasta el jueves de la semana pasada – 30 eventos tromboembólicos.

     

    No obstante, la EMA declaró la semana pasada que: “Actualmente no hay indicios de que la vacuna haya causado estos trastornos, que no figuran como efectos secundarios”, y asegura que “los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos y la vacuna puede continuar administrándose mientras se está investigando los casos de eventos tromboembólicos”.

     

    Por su parte, el epidemiólogo estatal sueco, Anders Tegnell, asegura que no está preocupado por la medida preventiva de los países de suspender la vacuna de AstraZeneca, en espera de los resultados de la investigación en curso. ”Yo no veo ningún riesgo de trombos”, dijo a la televisión sueca.

     


    La vacuna de AstraZeneca es una de las tres que está autorizada en Suecia, contra el SARS-COV-2, vale decir, el virus que ocasiona la covid-19. Foto: Läkemedelsverket.se. 

     

  • Marcha de los negacionistas en Estocolmo – Seis policías heridos

    Cientos de personas se manifestaron - sin el permiso de la policía - este sábado en el centro de Estocolmo, contra las medidas sanitarias por el Covid-19, en la llamada "Tusenmannamarschen" (La marcha de mil personas). 

    Para ellos, la pandemia no existe y todo se trata de una conspiración global. Por ende, los organizadores instaron a los convocados a no usar mascarilla ni tampoco guardar distancia social. Seis policías resultaron heridos y la policía alejó del lugar a 50 revoltosos y detuvo a dos personas. Entre los manifestantes se encontraban, además, neonazis.

     Por: Marisol Aliaga

    Un variopinto grupo de personas se congregó este sábado a las 14:00 de la tarde, en Medborgarplatsen, en la denominada "Tusenmannamarschen". Al evento, convocado en las redes sociales, se habían inscrito más de 1.100 personas y efectivamente, llegaron al lugar las suficientes para llenar la plaza ubicada en la zona sur del centro de Estocolmo.

    Para estas personas, la pandemia no existe. Según los organizadores, todo es una conspiración de los gobiernos, de consorcios internacionales, de la OMS y la ONU y de personajes como Soros y Bill Gates, para coartar la libertad de los individuos en la sociedad. Están convencidos de que existe una confabulación y la meta final es implantar una dictadura mundial. 

    Respecto a las vacunas contra la Covid-19, muchos creen que esta contiene fetos de mujeres que han abortado y un microchip, que va a transformar a los humanos en "transhumanos". Por ello, llaman a las personas a no vacunarse.

    Todas estas teorías conspirativas circulan desde hace tiempo en las redes sociales y son totalmente falsas. Incluso se afirma que con el microchip que supuestamente se inocularía, Bill Gates pretende rastrear a las personas y controlar la natalidad. 

    Y, por supuesto, también están las antenas 5G y los "Illuminati" en estas conspiraciones. De hecho, se habla del coronavirus como de "la gripe illuminati".

    La prensa nacional no ha dado prácticamente cobertura alguna a este tipo de noticias falsas. Sin embargo hoy día los reporteros enfrentaron, con asombro, esta realidad, recibiendo insultos y teniendo que soportar actitudes amenazantes de parte de los manifestantes, quienes también se mostraron agresivos contra la policía. 50 personas fueron puestos en carros policiales y transportados lejos del lugar. 

    El organizador de la marcha en Estocolmo es un hombre de 30 años, Filip Sjöström. Para él, la pandemia no existe, se trata de una "plandemia", por lo tanto, instó a los participantes a reunirse en grandes grupos sin mantener la distancia social ni usar mascarillas.   

    - Los seres humanos tenemos derecho a reunirnos si no dañamos a los demás. Queremos que la sociedad se abra. Las restricciones limitan la libertad humana, dijo Sjöström, quien ahora deberá responder ante la ley por haber realizado una manifestación que va en contra de las medidas sanitarias que permiten un máximo de ocho personas, en reuniones. El hombre tiene una empresa de medicina alternativa - entre otros productos vende "agua medicinal" - y escribe en Facebook:

    "Me queda claro que no soy yo quien es conspirador y lleva a cabo una conspiración. Es la élite del poder la que ha creado una conspiración contra el universo, la Tierra, la naturaleza y la humanidad. Todo el que cree en el covid 19, los confinamientos, las mascarillas, nuevas leyes y la restricción de nuestra libertad es parte de la conspiración y la mantiene".

    La policía, por su parte, había anunciado que disolvería la manifestación. Sin embargo después de una hora permitió el paso hacia el Jardín del Rey, donde los cientos de manifestantes arribaron entonando el himno nacional, ondeando pancartas y coreando consignas, como "Por la libertad y la verdad", "Los suecos están enfermos, paren el 5G" y "autocensura".

    Algunos exigían el arresto del primer ministro Stefan Löfven y su antecesor, Fredrik Reinfeldt.

    Cuando la policía había decidido disolver la manifestación, los miembros de la marcha reaccionaron agresivamente y en el tumulto que siguió resultaron seis policías heridos, incluso uno de éstos tuvo que ser trasladado a un centro asistencial. 

    En un comunicado de prensa de la policía, el jefe regional Mats Löfving declaró:

    - Lo que hemos visto tener lugar hoy en Estocolmo es una manifestación sin permiso y que desemboca en un tumulto en el que varios policías han resultado heridos. Donde los manifestantes, a pesar de los repetidos llamamientos, se niegan a disolverla, y se lleva a cabo violando las medidas destinadas a limitar la propagación de la Covid-19. Por supuesto, es una falta de criterio impresionante y es totalmente inaceptable, dice Mats Löfving. 

    En las redes sociales, muchos criticaron esta manifestación, por poner en riesgo la salud de los demás y por la falta de respeto y solidaridad con el personal de la salud. Una conglomeración de esta magnitud puede ocasionar graves focos de infección y 
    ¿quienes son los que pagan por esto? Los sanitarios. 

    - Todos debemos recordarnos a nosotros mismos que tenemos recomendaciones y restricciones por algo. Y la razón es que el menor número posible de personas se infecten, se enfermen gravemente e incluso mueran, dijo la vocera del Colegio Médico, Sofia Rydgren Stale, a SVT. 

     

    Los otros dos organizadores de la marcha "por la libertad y la verdad" son un "doctor anal" y una participante del concurso "Ídolo". Y tienen planes de postularse a cargos parlamentarios. 

    Aunque no provienen de la extrema derecha, han figurado en sus sitios en Internet, y han promocionado la marcha en el sitio racista y antisemita Nya Dagbladet, que perteneciera a los ya extinguidos Demócratas Nacionales. 

    Y los fascistas de la organización NMR también estuvieron presentes. De esta forma, simpatizantes de izquierda y neonazis marcharon juntos, en la marcha "por la libertad y la verdad", este sábado, en Estocolmo.

    En tanto que los profesionales de la salud se preparan para enfrentar la tercera ola de la covid-19 en el país nórdico que presenta las peores cifras por la pandemia, con 13.003 personas fallecidas, en un país de 10 millones de habitantes.

     

     
    Cientos de personas se manifestaron ocuparon las calles céntricas de Estocolmo, en lo que se denominó "La Marcha de las mil personas". Foto: Pantallazo, Svt.se.

     

  • Sofia Nerbrand: El pueblo sueco no debería aceptar tantas personas enfermas

    “Ahora, más de 12.000 suecos (*) han sido víctimas de la covid-19. Podría haberse evitado. El gobierno debe proteger mejor a la población. El primer ministro Stefan Löfven (S) tiene la responsabilidad final del manejo de la pandemia por parte de Suecia”, escribe en una editorial Sofia Nerbrand, en Kristianstadsbladet.

     

    Fuente: Kristianstadsbladet. 4 febrero 2021. Traducción: Magazín Latino

     

    Ha habido troleo en el manejo sueco de la pandemia. En una etapa inicial, el gobierno y la Agencia Sueca de Salud Pública eligieron un camino diferente al de prácticamente todos los demás países. Nuestros vecinos nórdicos se propusieron minimizar la propagación de la infección implementando rápidamente medidas enérgicas. Los infectados, sus familias y aquellos con quienes habían estado en contacto fueron puestos en cuarentena.

     

    La ambición formulada era proteger a la población todo lo mejor posible de la epidemia. El país que ha tenido quizás más éxito es Nueva Zelanda, donde la primera ministra socialdemócrata, Jacinda Ardern, se negó a aceptar que resultaran a muchos muertos y enfermos.

     

    Su colega sueco, Stefan Löfven, adoptó un enfoque opuesto. Se sentó en el asiento trasero, detrás de los funcionarios, y dejó que el Director General Johan Carlson y al epidemiólogo estatal Anders Tegnell controlaran y comunicaran todo. Y formularon una estrategia mezquina. El objetivo era "aplanar la curva" para proteger la atención médica y los grupos de riesgo, no para salvar al mayor número posible de ciudadanos de una muerte prematura y un sufrimiento innecesario. En la práctica, Suecia permitiría que el virus atacara a la población a un ritmo tal que la atención médica fuera capaz de resistir.

     

    La elección [sobre la estrategia a seguir] era, por supuesto, una cuestión moral y, por lo tanto, política. El gobierno tiene la responsabilidad última, incluso si no lo ha asumido. También es extraño que la oposición no tuviera objeciones importantes. ¿Por qué, a dónde fue el humanismo? ¿Por qué Suecia se apartó del principio de precaución que normalmente aplicamos? ¿Qué dicen las prioridades sobre la forma en que se considera a las personas mayores?

     

    Porque hace un año se sabía que estábamos lidiando con una enfermedad que se propaga por el aire, que mata principalmente a personas mayores y frágiles. Y los informes de que incluso los jóvenes sanos tenían síntomas a largo plazo surgieron la primavera pasada. Sin embargo, las autoridades suecas han tardado en introducir testeos a gran escala, restricciones y recomendaciones sobre el uso de mascarillas, algo que la OMS, entre otros, lleva pidiendo desde hace mucho tiempo. Por lo tanto, obviamente la propagación de la infección de la infección fue muy alta aquí durante mucho tiempo, lo que da como resultado que muchos mueren.

     

    Ahora, al menos 12.028 (*) personas han muerto a causa del covid-19 en Suecia. Eso es 20 veces más que en Noruega.

     

    Se ha confirmado que cerca de 600.000 personas están infectadas aquí, muchas de las cuales presentan secuelas durante muchos meses. Por supuesto, la curva de infección ha disminuido recientemente, pero Skåne ha tenido uno de los niveles más altos de infección en Europa durante el invierno. El número de nuevos casos por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas se sitúa ahora en 618, lo que es una cifra alta.

     

    Las nuevas cepas mucho más contagiosas del virus pronto pueden producir una desagradable tercera ola. El hecho de que hasta el 11 por ciento de las personas que dieron positivo en Skåne la semana pasada sean portadores de las nuevas variantes es profundamente grave.

     

    El aumento exponencial les permite dominar dentro de pocas semanas, con consecuencias catastróficas. Portugal lo ha experimentado. Los funerales allá son cosa frecuente.

     

    Es hora de tirar del freno de mano para proteger la vida y la salud de los suecos hasta que la mayoría de las personas hayan sido vacunadas. Es necesario que el gobierno utilice ahora las herramientas proporcionadas por la Ley Pandémica. El nivel de ambición y el plan a seguir determinarán el resultado. El pueblo sueco no puede seguir aceptando pérdidas de muerte de la magnitud de un naufragio de Estonia – cada semana.

     

    (*) La cifra de muertos por el coronavirus asciende ahora (01-03-2021) a 12.826 personas.

    Fuente: https://www.worldometers.info/coronavirus/

     


    El Ministro del Interior, Mikael Damberg; el Primer Ministro, Stefan Löfven; la Ministra de Asuntos Sociales, Lena Hallengren; la Directora General de Salud y Seguridad Social, Olivia Wigzell; el Director General de la Agencia Sueca de Salud, Johan Carlsson. Foto: Marisol Aliaga (imagen de archivo. Mars 2020).

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español