Viernes, 25 Septiembre 2020 | Login
Director de Sanidad de región Estocolmo: “Estamos en medio de la tormenta” El director de Sanidad de la provincia de Estocolmo, Björn Eriksson. Foto: SVT.se.

Director de Sanidad de región Estocolmo: “Estamos en medio de la tormenta”

El director de Sanidad de la provincia de Estocolmo declaró ayer por la tarde que esta región es la más afectada por la pandemia del Covid-19 en Suecia.

En las últimas 24 horas, 18 personas fallecieron en Estocolmo debido al Covid-19 y el número de contagiados aumentó con 111 personas.

"Nunca habíamos visto algo así", declaró Björn Eriksson, y pidió la ayuda del personal sanitario jubilado. “Necesitamos toda la ayuda posible", enfatizó.

Actualización: este viernes el gobierno sueco decretó la prohibición de reuniones de más de 50 personas (500 anteriormente), que entrará a regir desde el próximo lunes 30 de marzo. 

 

 Por: Magazín Latino

 

"Estamos enfrentando un desafío sanitario único", dijo este miércoles por la tarde en rueda de prensa el director de Sanidad de la provincia de Estocolmo, Björn Eriksson.

 

Hace una semana atrás se había referido a la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19 como “una tormenta”.

 

- Comparé esta infección con una tormenta a principios de esta semana. Ahora puedo decir que la tormenta está aquí, dijo, en una dramática rueda de prensa.

 

Dio a conocer las cifras de la pandemia en la provincia de Estocolmo, donde, hasta ayer se registraban 1070 personas contagiadas, con un aumento de 111 personas en un solo día. 300 se encuentran hospitalizadas, un incremento de 64 nuevos pacientes y 18 fallecidos en un día.

 

El sistema sanitario sueco se encuentra ante una tremenda presión, con falta de recursos y falta de personal.

 

- Nos enfrentamos a un desafío sanitario único. Estamos haciendo un cambio histórico en el sistema de salud en solo unas pocas semanas.

 

Explicó que lo más urgente en estos momentos en la región de Estocolmo es:

 

- Por un lado, suficientes equipos de protección individual y por otro, contar con personal suficiente para aumentar la capacidad.

 

Hizo un llamado a todas las personas que tengan preparación médica a ponerse a disposición de los servicios sanitarios. “Estamos recibiendo toda la ayuda que podemos obtener porque ahora es necesaria”, dijo.

 

"Necesitamos la ayuda de todos para combatir la pandemia", enfatizó.

 

Y, a pesar de lo grave de la situación, explicó que esto es solo el comienzo. “Va a ser peor”.

 

También se refirió al foco infeccioso de en la zona de Järva, en las comunas periféricas de Estocolmo de Rinkeby, Kista, Spånga. Según él, la sobrerrepresentación de personas fallecidas procedentes de esta zona - en Estocolmo - se debe a que aquí se encuentran los grupos socioeconómicos más vulnerables, que son los más afectados en todo tipo de crisis.

 

Las autoridades trabajan desde ayer en difundir información en distintos idiomas sobre el coronavirus en esta zona.

 

También se está habilitando la feria de eventos Stockholmsmässan, en Älvsjö, en las afueras de Estocolmo, para que pueda recibir a 600 pacientes, y las autoridades trabajan al cien por cien para distribuir equipos de protección individual y proveer a los hospitales de los insumos necesarios.

 

El foco principal del brote infeccioso en Suecia se encuentra en la provincia de Estocolmo, y es donde ha aumentado más, pero se teme que esto se repita en el resto del país.

 

El primer caso de Covid-19 en Suecia se registró el 31 de enero.

 

A diferencia de las medidas de contención demostradas por el resto de los países europeos, Suecia no ha cerrado sus fronteras y los colegios de primaria permanecen abiertos. En Suecia no se han dictado prohibiciones, se han dado recomendaciones. La medida de autorizar reuniones hasta 500 personas ha sido criticada y ha distinguido a Suecia del resto de países. (*)

 

- Pensamos que se consigue más apelando a la responsabilidad individual de los ciudadanos que imponiendo medidas drásticas, ha dicho el epidemiólogo estatal Anders Tegnell.

 

Suecia ha seguido su propio camino en la lucha contra el virus, siendo criticada en ocasiones por la OMS y por China.

 

(*) Actualización: este viernes el gobierno sueco decretó la prohibición de reuniones de más de 50 personas (500 anteriormente). 

 

Y sigue la escalada hacia el pico de la curva. En estos momentos se registran:

 

2855 casos constatados, en todo el país.

16 se han recuperado.

200 pacientes en cuidados intensivos.

319 nuevos casos hoy (jueves 26 marzo). (Ayer se registraron 237 casos nuevos).

Fallecidos: 77 en total en todo el país.

Suecia tiene alrededor de 10 millones de habitantes.

 


El director de Sanidad de la provincia de Estocolmo, Björn Eriksson. Foto: SVT.se.

 

About Author

Related items

  • Vicejefe de la policía: “Tenemos al menos 40 clanes criminales en Suecia”

    Las declaraciones vertidas recientemente por el vicejefe de la policía sueca, Mats Löfvin, en una entrevista radial impulsaron un encendido debate sobre la criminalidad en Suecia.

    “Espero que haya abierto las puertas a un debate necesario”, dijo Löfvin, posteriormente, en el programa televisivo Agenda. Algunos concuerdan, otros difieren, pero la discusión nuevamente ha saltado a la palestra.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Mats Löfving es vicejefe de la Policía Nacional de Suecia, y además dirige NOA (Departamento Nacional de Operaciones, por sus siglas en sueco).

     

    En una entrevista con Radio Suecia, hace un par de semanas atrás, se refirió a la criminalidad en Suecia.

     

    En el transcurso del año se han registrado en el país 230 balaceras, con un saldo de 27 muertos y 70 heridos graves. 30 personas permanecen en prisión preventiva y 200 hombres han sido arrestados por portar armas de fuego.

     

    Las estadísticas muestran que la situación ha ido empeorando. Un hecho que estremeció a la sociedad, el año pasado, fue el homicidio de una joven doctora que trató de arrancar de los agresores con su bebé en brazos. Fue asesinada cerca de su vivienda, en la calle, a plena luz del día. Todo indica que su pareja era el objetivo de los asesinos.

     

    Hasta la fecha nadie ha sido procesado por este crimen, y la violencia extrema se agrava aún más, según Löfving, por la “cultura del silencio”. Ni siquiera cuando los involucrados pierden a un familiar, los sobrevivientes se atreven a declarar. Y cuando se trata de clanes criminales, impera el silencio. No se es leal a la sociedad, sino al clan, a la familia.  

     

    En la entrevista en la radio, Mats Löfvin expresó que su unidad había identificado a una cuarentena de redes familiares criminales - o clanes.  

     

    - En este momento tenemos al menos 40 redes familiares delictivas en Suecia, los llamados clanes. Han venido a Suecia, creo, únicamente con el propósito de organizar y sistematizar crímenes. Estas personas educan a sus hijos para que tomen el control de la organización criminal. No les interesa ser parte de la sociedad, para ellos la familia es más importante que el Estado.

     

    La sorprendida conductora del programa le respondió que esta era una afirmación "muy controvertida" y que "muchos dicen que la criminalidad se debe a factores socioeconómicos". Ante la pregunta de cómo la policía sabía que "venían a Suecia con ese propósito", Löfving respondió que "esta es la imagen que tienen nuestros servicios de inteligencia". 

     

    - Trabajan para conseguir poder y tienen un gran potencial de violencia. Quieren ganar dinero y lo hacen a través de narcotráfico, violentas transgresiones y extorsiones. Se infiltran en los negocios y en la política. Quieren jugar un rol en la gobernanza pública en municipios, incluso en toda Suecia, dijo Löfving.

     

    Según él, el crimen de pandillas está claramente vinculado a barrios vulnerables, donde es ocho veces más común que en otras zonas.

     

    Piensa que los suecos han sido “inocentes” al no querer reconocer un problema que cada vez se agudiza más. Y que tiene que ver con la inmigración y la integración.

     

    - Los políticos parecen unos yo-yos, hablan sobre la integración. Después se olvidan y al cabo de un tiempo retoman el tema. 

     

    Para él, no son medidas que estén dando resultados.

     

    Su colega y jefa de la unidad de inteligencia de NOA, Linda H Staaf, está de acuerdo con él. También está preocupada por el hecho de que estas redes familiares se estén infiltrando en la sociedad sueca, hasta el punto de convertirse en una amenaza para el sistema.

     

    - El poder debe estar en el Estado, no en redes familiares, afirma en el vespertino Expressen.

     

    Y luego de haber negado su existencia durante décadas, todos los políticos hablan ahora de los clanes. O de “redes familiares delictivas”, como algunos prefieren llamarlas.

     

    La narrativa cambia, dependiendo del partido político. A grandes rasgos, la izquierda atribuye la creciente criminalidad a razones socioeconómicas. Mientras que la derecha resalta el tema de la inmigración.

     

    La diputada del partido de Izquierda, Linda Snecker, opinó que Mats Löfvin no debería usar el termino “clan”, porque “está asociado a etnicidad”.

     

    Los Demócratas de Suecia, por su parte, siguen afirmando que la solución a todos los problemas es parar la inmigración, que según éstos nutre la criminalidad.

     

    Hasta ahora el primer ministro, Stefan Löfven, se había negado a hablar del tema, pero afirmó, la semana pasada:

     

    - Con una gran inmigración donde no somos capaces de resolver la integración, se corre el riesgo de que surjan este tipo de problemas. Lo que yo quiero evitar, y con lo que tenemos que ser muy cuidadosos, es de no relacionar automáticamente la criminalidad con el color de la piel.

     

    Mats Löfvin, en tanto, está interesado en resolver el problema, independientemente de cómo surja o cómo se le denomine. “El tema de las definiciones se lo dejo a otros”, dijo en Agenda, el domingo pasado.

     

    -Yo soy policía, y mi labor es realizar un beneficio social concreto, y sobre todo hacia todas esas buenas personas que residen en áreas vulnerables. A nosotros nos interesa combatir a los criminales que delinquen usando la familia y los parientes.

     

    Él desearía que la policía contara con más recursos y más facultades. Como por ejemplo, que se les permita intervenir teléfonos de sospechosos antes de que cometan un crimen, como operan los colegas de otros países europeos.

     


    El vicejefe de la Policía Nacional de Suecia, Mats Löfving. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

     


    Un hecho típico que ilustra el problema ocurrió en Gotemburgo. Cuando dos policías se disponían a apresar a un hombre en motoneta, se vieron rodeados por un grupo de sujetos que exigían su liberación. Los agentes debieron pedir refuerzos, entre amenazas e insultos. Foto: Expressen. 

     

  • Después de los aplausos - el despido

    En medio de la pandemia de covid-19 el personal de la salud en Suecia fue colmado de aplausos y felicitaciones. Pero ahora, con la llegada del otoño, hospitales en Estocolmo reducen su personal. El Hospital universitario del Karolinska, por ejemplo, anunció el despido de 266 médicos y asistentes de enfermería.

    “A nadie parece importarle realmente cómo nos sentimos”, dijo la enfermera de la UCI del Nuevo Karolinska, Catherine Jiménez Flores, en entrevista con SvD.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    Este viernes se registraron 3 nuevos fallecidos por covid-19 (el jueves 13), y la cifra total de muertos es de 5.835. Suecia, con 10 millones de habitantes, es el más castigado de los países nórdicos, que presentan cifras mucho mejores.

     

    Con la llegada del otoño, la vuelta a clases y al trabajo para millones de personas, la situación frente a nuevos brotes de coronavirus es tensa, sobre todo para el personal de la salud, y para muchos que no alcanzaron a recuperarse del todo después de tomar sus vacaciones.  

     

    En los meses más duros de la pandemia, abril mayo, el personal de la salud se destacó por su lucha incondicional frente al coronavirus y en sus discursos del verano, todos los políticos agradecieron su labor.  

     

    Pero después de los aplausos, las condiciones de trabajo de los sanitarios siguen siendo precarias. Y en los hospitales, en lugar de mejoras se vienen despidos. Algunos profesionales no resisten el exceso de trabajo y presentan su renuncia. En el hospital universitario de Karolinska, en Solna, donde se le ha dado atención a más pacientes enfermos de covid-19, una treintena de enfermeras y asistentes de enfermería han presentado su renuncia debido a las condiciones infrahumanas en las que tienen que trabajar. Nadie sabe cómo las van a reemplazar. 

     


    La enfermera Sara Nordin es una de las enfermeras del Karolinska que decidió presentar su renuncia, por el exceso de trabajo. Foto: Aftonbladet/Privada. 

     

    Por otra parte está el creciente número de pacientes crónicos.  Según una encuesta de Novus, podría tratarse de unas 150.000 personas. A eso es necesario agregar más de 10.000 intervenciones quirúrgicas aplazadas y alrededor de 50.000 visitas al médico.

     

    ¿Cómo va a poder solucionarse esta deuda sanitaria? Nadie lo sabe.

     

    A la vuelta al trabajo y después de unas merecidas vacaciones, los profesionales de la salud se encuentran ante una recarga laboral parecida a la del invierno pasado. Ante esto, un considerable número de profesionales de la salud están a punto de tirar la toalla. “Me siento como ante una máquina de moler carne”, dijo una enfermera, en redes sociales. En el noticiario, otra describía el “nudo en el estómago” que sentía ante una nueva jornada laboral.   

     

    Atrás quedaron los aplausos recibidos antes de las vacaciones, y ahora los políticos se desentienden del asunto. A pesar de que se necesitará más personal nunca, las jefaturas se mantienen firmes en su decisión de despedir a médicos y asistentes de enfermería. 

     

    Catherine Jiménez Flores, enfermera de la UCI del hospital Nuevo Karolinska, dijo, en una entrevista con el matutino Svenska Dagbladet: “A nadie parece importarle realmente cómo nos sentimos”.

     

    - No fue solo todo con esto del corona, comenzó ya cuando nos cambiamos al Nuevo Karolinska y se nos impuso una organización completamente nueva. Fue un momento difícil y estresante, con muchos turnos dobles, debido a la falta de personal. Pero el detonante [para mí] fue que no me dieron permiso para una capacitación como enfermera anestesista.

     

    La dirección del Karolinska se excusa diciendo que Catherine Jiménez Flores ya tiene una especialidad, y que ellos no están dispuestos a costearle otra.

     

    Sin embargo, la enfermera se siente traicionada – al igual que otra compañera que está en la misma situación - por la falta de comprensión de sus superiores.

     

    - Habíamos planeado trabajar extra durante el año que estudiábamos, pero no se hizo nada para que nos quedáramos y regresáramos después de la capacitación. Ningún aprecio en absoluto. Probablemente conseguiremos trabajo en cualquier parte cuando nos graduemos, pero en KS probablemente no lo será, dijo Catherine.

     

    Por otra parte, el sindicato de la Salud se ha opuesto a la actitud de la patronal.

     

    - En cierto modo no me sorprende que solo miren el esquema en un futuro cercano, pero es muy extraño cuando los hospitales al mismo tiempo tienen una tremenda necesidad de enfermeras especializadas. Al mismo tiempo sabemos que el mercado laboral es bueno para este grupo, que puede obtener mejores horarios de trabajo y mejores sueldos en empresas de contratación de personal o en empresas privadas, dijo al diario Emma Jonsson, vicepresidenta del Sindicato de la Salud para el departamento de Estocolmo.

     

    Sin embargo, conviene recalcar que las empresas de contratación de personal constituye un gasto enorme para la administración de los hospitales. Además,  no es bien mirado, de parte del personal de planta, que una colega de una empresa de contratación gane 20 por ciento más que ellos y que al mismo tiempo haga menos.

     

    - Agradecemos todos los aplausos durante la pandemia, pero ahora se requiere la acción de los políticos donde se nos valore económicamente y tengamos un mejor ambiente laboral. Me preocupa mucho que no podamos hacer frente a la atención médica que debería existir en una sociedad moderna. Debemos tener suficiente personal, competencia y experiencia, de lo contrario, la seguridad y la accesibilidad del paciente se verán afectadas, dijo Emma Jonsson.

     

    El presidente del Colegio Médico de Estocolmo, Johan Styrud, por su parte, opina que la atención ha funcionado bien durante el verano, puesto que esta fue reforzada durante la pandemia, con más plazas de atención y de cuidados intensivos. Sin embargo, le teme a una nueva ola.

     

    - Ha habido menos pacientes, al mismo tiempo que teníamos un búfer adicional en el sistema. Pero la deuda sanitaria ha aumentado y será difícil ponerse al día. Puede llevar varios años, pero todo depende de cómo se desarrolle la covid-19 durante el otoño. Si tenemos una segunda ola, la situación puede empeorar aún más.

     

    Johan Styrud no comprende la lógica de despedir a 266 médicos y asistentes de enfermería en el Nuevo Karolinska, al mismo tiempo que se contrata a personal al que se le paga mucho más.

    - Esto crea un ambiente muy malo, con avisos de despidos y recortes, al mismo tiempo que se espera que el personal trabaje aún más. El hecho de que Karolinska esté contratando personal para reducir ciertas colas para las cirugías es también una verdadera provocación, dice Johan Styrud.

     


    La 
    enfermera Catherine Jimenez Flores también presentó su renuncia. Foto: Captura de pantalla, SvD. 

     

  • 4000 pruebas de corona incorrectas: los kits de autoevaluación no estuvieron a la altura

    4000 personas se han hecho la prueba del coronavirus y han recibido resultados incorrectos.

    El fallo fue descubierto reciente y actualmente está siendo investigado por la Agencia de Salud Pública.

    - Tendrá un impacto en las estadísticas nacionales, dice Karin Tegmark Wisell, jefa de departamento de la Agencia Sueca de Salud Pública.

     

     Fuente: Aftonbladet. 25 agosto de 2020

     

    El error se descubrió recientemente en dos laboratorios y significa que aproximadamente 4.000 personas recibieron resultados incorrectos de la prueba del corona.

     

    Las personas testeadas han tenido un resultado positivo en las pruebas de PCR de auto-testeo, a pesar de que, en realidad, no han tenido la covid 19.

     

    La prueba de PCR debe mostrar una infección en curso de covid.

     

    El error ha ocurrido en dos laboratorios, NPC, en el Instituto Karolinska, y laboratorios privados ABC, que analizaron pruebas rápidas de China, y se tratan de muestras analizadas desde mediados de marzo hasta mediados de agosto.

     

    - En sus análisis sistemáticos de garantía de calidad, estos laboratorios han identificado que hay deficiencias en un kit comercial que se compra en China. Es un kit que está certificado como CE que no ha contado con la calidad que se indica, dice Karin Tegmark Wisell.

     

    El error tiene como consecuencia que las estadísticas de corona de Suecia caigan ligeramente.

     

    - Hasta cierto punto, tiene el efecto de que las estadísticas a nivel nacional caen en un número correspondiente. Estas personas recibirán un nuevo resultado de prueba, que probablemente diga que fueron falsos positivos, dice Karin Tegmark Wisell.

     

    Las personas que han recibido resultados incorrectos en las pruebas provienen de nueve regiones del país. Esto se aplica a Estocolmo, Västra Götaland, Gävleborg, Västerbotten, Västmanland, Dalarna, Västernorrland, Sörmland y Blekinge.

     

    - Estos laboratorios trabajan febrilmente para identificar a las personas afectadas y colaboramos con ellas al mismo tiempo, para informarles, dice Karin Tegmark Wisell.

     

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español