Jueves, 09 Julio 2020 | Login
Tribunal sueco declara a ASAP Rocky culpable de agresión – aunque consideró que fue de menor grado El rapero estadounidense ASAP Rocky. El juez Per Lennerbrant.

Tribunal sueco declara a ASAP Rocky culpable de agresión – aunque consideró que fue de menor grado

Publicado: 14-08-2019. Actualizado: 18-08-2019

El miércoles a las dos de la tarde se dio conocer el fallo del tribunal de Estocolmo. El veredicto fue: culpable de agresión en grado menor.

ASAP Rocky y dos miembros de su staff fueron condenados a dos años de sentencia condicional y a pagar una indemnización de 12.500 coronas al demandante, quien exigía 140.000 coronas.

 

 Por: Marisol Aliaga

 

A las dos de la tarde en punto, los asistentes en el tribunal de primera instancia de Estocolmo repartieron los folios conteniendo el veredicto en el proceso legal en contra de Rakim Mayers y dos miembros de su equipo.

 

Y al minuto siguiente la noticia ya era primera plana en los medios nacionales. Internacionalmente, el interés fue menos, ASAP Rocky no pertenece a la categoría de las celebridades más connotadas, pero sin duda el juicio en Estocolmo contribuyó a que su fama aumentara. Sobre todo, después de que el mismo Donald Trump exigiera su liberación y se ofreciera a pagar la multa, hecho que solo hizo saltar a la vista la ignorancia del presidente estadounidense, puesto que en Suecia nadie puede quedar libre pagando dinero.

 

Y el fallo era lo esperado, según expertos en jurisprudencia. Mayers había reconocido el delito, y habían pruebas suficientes para probarlo.

 

Rakim Mayers y los otros dos imputados fueron considerados culpables de agresión al querellante, un hombre de 19 años, inmigrante de Afganistán.

 

Para ambas partes, el veredicto no era lo que querían. Mayers y sus amigos no fueron absueltos, la corte no aceptó el argumento de la defensa, de que habían actuado en “defensa propia”, y el querellante no obtuvo la suma de dinero que había exigido, casi 140.000 coronas suecas.

 

La corte tampoco consideró válida la petición del fiscal: seis meses de cárcel, puesto que “la agresión no fue de una naturaleza tan grave, que amerite una sentencia de prisión”. En cambio, los tres imputados fueron condenados a dos años de “sentencia suspendida” o “sentencia condicional”.

 

“Sentencia condicional” significa, como explicó el juez, Per Lennerbrandt, que los tres condenados no caerán a la cárcel en tanto que no cometan otros delitos en Suecia en el periodo de dos años.  

 

La agresión que los tres imputados reconocieron y que pudo ser comprobada mediante material audiovisual, significaría dos meses de prisión. Pero, considerando que los imputados fueron privados de su libertad por 31 días, la sentencia condicional no se combinará con multas.

 

Rakim Mayers y los dos hombres de su equipo deberán pagar una indemnización de 12.500 coronas suecas al querellante. Además, deberán cubrir los gastos de su abogado: alrededor de 200.000 coronas.

 

Respecto a los otros costes del juicio, el juez declaró que por el momento no era posible dar a conocer todas las cifras. No obstante, expertos calculan que este juicio ha significado al Estado sueco entre 5 y 10 millones de coronas.

 


Numerosos medios transmitieron en directo, cuando se iba a comunicar el fallo. Foto: Marisol Aliaga.

 

En "defensa propia"

 

La versión de los hechos, que Rakim Mayers presentó en la corte, no se contradijo en ningún momento. Él reconoció que había maltratado al querellante y que luego lo había agredido cuando yacía en el suelo. Pero, había actuado en “defensa propia” y convencido de que los jóvenes que los seguían se disponían a atacar - una vez más - a su guardaespaldas. Además de que posiblemente portaban cuchillos y estaban drogados.

 

La corte desestimó sus afirmaciones, basándose en el testimonio de las dos jovencitas que habían sido testigos de los hechos, y que prestaron testimonio en el tribunal. Según el tribunal, la agresión no fue antecedida por un ataque que haya motivado el uso de la violencia. Tampoco había surgido una situación en la que los imputados se hayan sentido amenazados.

 

Lo que sí se comprobó fue que los imputados maltrataron al querellante cuando yacía en el suelo, con combos y patadas, y Rakim le aplastó el brazo. No obstante, agrega el tribunal, en un comunicado de prensa, "no se ha probado que Rakim Mayers y sus acompañantes hayan coordinado la agresión", como había sostenido el fiscal.

 

Los otros dos imputados, además del guardaespaldas, quien también fue llamado a declarar, corroboraron todo lo dicho por el artista.

 

Las versiones del demandante y su amigo, en cambio, difirieron en varios puntos. La corte concluyó, además, que éstos sí habían actuado en mutuo acuerdo.

 

 

La mentada botella

 

El demandante aseguró en la corte que de pronto – en Appelbergsgatan, le habían pegado en la nuca con dos botellas. Y que cuando estaba en el suelo, los americanos le habían asestado veinte combos y patadas, cada uno. Algo que no pudo ser comprobado en el video que muestra la mayor parte de la agresión, según lo corroboraron los testigos.

 

La botella fue el detalle más peliagudo de todo el juicio, puesto que, si se hubiera comprobado el uso de tal objeto, la tipificación del delito habría pasado de “maltrato simple” a “intento de homicidio.”

 

No obstante, la existencia de una botella no fue nunca demostrada.

 

“En una evaluación general, el tribunal considera que no está comprobado que alguno de los imputados hubiera atacado este tipo de objeto” escribe el jurado en el comunicado de prensa que acompañó el fallo.

 

Agrega que “el tribunal considera que está comprobado que la víctima recibió cortes en los brazos durante el altercado con los imputados. Pero que no ha sido posible establecer exactamente cuando los recibió y de parte de quien. No se logró comprobar que los imputados lo hubieran maltratado con botellas, enteras o rotas. En relación con esto, la corte toma nota de que, en las imágenes de uno de los videos del incidente, que muestra el maltrato, se puede apreciar que los imputados no tienen nada en las manos, cuando la víctima se encuentra en el suelo”.

 

- La imagen total de evidencias en el caso ha sido compleja. El fiscal no ha podido comprobar que el demandante fue golpeado en la nuca con una botella o que fue maltratado con botellas de vidrio. Esto ha afectado la evaluación de la gravedad del acto, dijo el presidente del jurado, Per Lennerbrant, en un comentario.

 

 

Agresión – pero no grave

 

La corte consideró que existen circunstancias tanto agravantes como atenuantes en la agresión. Pero, después de una evaluación general, se llegó a la conclusión de que el maltrato no había sido tan grave como para una condena a prisión. Y, puesto que la cárcel ya no era una opción, tampoco lo era el combinar la sentencia condicional con el servicio comunitario.

 

Este tema se tocó el último día de alegatos. Entonces, Rakim Mayers declaró que “se ponía a las órdenes de lo que dictaminara la corte”. Cuando el fiscal preguntó a los tres imputados si, en el supuesto caso de ser condenados a servicio comunitario, estarían en condiciones de cumplirlo, en Suecia. Los tres respondieron que sí.

 

El juez preguntó, también, a cada uno de ellos, si habían sido condenados por algún delito durante los últimos cinco años. Los tres respondieron que “no”.

 

No obstante, cuando uno de los abogados de los imputados trató de preguntarle al demandante si éste había sido alguna vez condenado en Suecia anteriormente, el juez prohibió la pregunta.  

 

 

140.000 coronas de indemnización

 

El querellante exigía la suma de 139.700 coronas, por agravio, daños y perjuicios y por ausencia laboral.

 

Esta es una suma estratosférica que no se corresponde a los montos de indemnización que se aplican en Suecia. Las víctimas del atentado terrorista de Drottninggatan, por ejemplo, recibieron alrededor de 60.000 coronas.

 

La corte desestimó la suma exigida por el demandante, primero porque las indemnizaciones se determinan de acuerdo con sumas preestablecidas, y segundo porque las heridas del demandante no eran de la magnitud de lo sostenido por él. Los cortes en los brazos requirieron de atención médica, pero eran superficiales. Además, no se pudo comprobar cómo habían surgido.

 

La pérdida de dinero por ausencia laboral –10.000 coronas – no pudo ser ratificada, puesto que el demandante no presentó el contrato de trabajo.

 

 
El abogado de Rakim Mayers, después de una audiencia oral, durante el juicio. Foto: Marisol Aliaga.

 

Las reacciones

 

- Rakim Mayers está increíblemente decepcionado. Habíamos esperado un fallo absolutorio, dijo el abogado del principal imputado, en una conferencia de prensa, poco después de ser comunicado el veredicto.

 

Lamentó no haber alcanzado la meta – demostrar la inocencia de su defendido - y se culpó a sí mismo por esto.

 

- Tenemos que analizarlo. Es mejor tomar una decisión de esta naturaleza con la cabeza fría, dijo Slobodan Jovovic, ante la pregunta de una apelación.

 

El fiscal, por su parte, está conforme, pero no del todo. Él exigía una pena de cárcel de seis meses, aunque nadie creyó nunca que la corte aceptaría esta condena.  

 

- La corte hizo la misma apreciación que yo, con una excepción – el supuesto uso de una botella. Se considera que yo no pude comprobar si se usó ese objeto. Por lo tanto, el castigo es mucho menos de lo que yo había esperado, dijo Daniel Suneson a Aftonbladet.

 

Al igual que la parte demandante, no está seguro de si apelará el fallo.

 

El abogado del querellante, Magnus Strömberg, por su parte, tampoco se mostró satisfecho.

 

- El fallo significa una reparación. Pero no estamos completamente conformes, dijo.

 

Sus honorarios – alrededor de 200.000 coronas suecas, deberán ser costeados por Rakim Mayers, puesto que es el único de los tres imputados que cuenta con medios como para hacerlo. 

 

Los expertos calificaron el fallo como “esperado”. En la práctica, una sentencia condicional es como un “tirón de orejas”.

 

- El veredicto no dice en principio nada, se puede ver solamente como una advertencia, dijo la licenciada Ingela E. Hessius a TT.

 

 Respecto a la indemnización al demandante, explicó:

 

- El tribunal ha deliberado sabiamente, y no hay nada en el veredicto que asombre. La indemnización se corresponde por completo con lo normal en casos de agresión. Vale decir, 10.000 coronas por agravio, y 2.500 coronas por daños y perjuicios.

 

 

  

Reflexiones

 

Lo que más llama la atención, en este “circo mediático”, como lo han denominado algunos, es que un altercado callejero haya conducido a un juicio. En Suecia ocurren miles de casos similares anualmente, y la gran mayoría de estos se archivan casi de inmediato.

 

“Antes de que la tinta alcance a secarse en el papel”, dijo el criminólogo Leif G W Persson, quien desde un comienzo criticó que este caso se llevara a juicio. El experto aseguró desde un principio que, de no haberse tratado de una celebridad, el caso se habría archivado.

 

En este caso, poco rima con la “igualdad ante la ley”, con lo que Stefan Löfven le respondió a Donald Trump.

 

El tema de la provocación y la agresión de parte del demandante al guardaespaldas de Mayers no fue algo que se tocó a fondo, durante los alegatos. El fallo nombra hechos agravantes, pero también atenuantes. Cuando fue preguntado sobre esto, en la conferencia de prensa del miércoles, el juez Lennerbrant respondió que no quería usar la palabra “provocación”.

 

No obstante, sí hubo un acoso y una provocación, incluso una agresión, de parte del demandante, quien no es la primera vez que asiste a un tribunal. Ha sido condenado cuatro veces, anteriormente, por drogas y por portar arma blanca.

 

Suecia ha sido criticada en varias ocasiones por sus largos periodos de prisión preventiva. Conforme al principio básico de un Estado de Derecho, de la presunción de inocencia, no es lógico que un sospechoso alcance a cumplir la condena incluso antes de que comience el juicio.

 

El comité contra la tortura, de las Naciones Unidas, ha criticado varias veces a Suecia por la prisión preventiva a la que somete a sospechosos de delitos. Esto es comparable a la tortura, sobre todo cuando se somete a los detenidos a un aislamiento total.

 

En Suecia no existe un límite de tiempo en el que la persona puede estar privada de su libertad. Esto no se corresponde con un Estado de derecho, aseguran expertos en jurisprudencia. El caso de ASAP Rocky puso nuevamente este debate en el tapete.

 

Por otra parte: Lo paradójico de este caso es que un rapero que nunca ha estado comprometido con la política, y que nunca ha querido ser un símbolo de la lucha por los derechos de los afroamericanos en su país, de pronto pasó a ser justamente eso.

 


El presidente del jurado, Per Lennerbrant, al momento de comunicar el fallo, en el tribunal de Estocolmo. Foto: Marisol Aliaga.

  

About Author

Related items

  • Polémica llegada de turistas suecos a la isla de Rhodos

    Gran revuelo ocasionó un vuelo chárter que aterrizó en la isla griega de Rhodos, proveniente de Estocolmo, el jueves pasado. Más tarde se supo que el operador turístico Tui tenía permiso para un vuelo de marketing, pero la mayoría en el avión eran turistas suecos. Ahora éstos deberán guardar cuarentena.

    - Dependemos de los turistas. Pero, francamente, la gente tiene miedo, expresó un comerciante de Rhodos, que se debate entre la apertura a los turistas y el miedo al contagio por el coronavirus.

     

     Por: Magazín Latino

     

    Para muchos suecos, grandes adoradores del sol debido a lo esquivo del astro rey por estas latitudes, las vacaciones veraniegas perfectas son la playa y el sol. Por esto, los vuelos chárteres a las cálidas temperaturas de los países del mediterráneo son tal vez lo más típico de la temporada estival escandinava.

     

    Solo que este verano nada ha sido como es habitual.

     

    Hasta el 15 de julio Grecia no admite los vuelos directos desde Estocolmo, los operadores turísticos lo saben y todos están esperando esta fecha.

     

    Sin embargo, el operador alemán Tui logró conseguir un permiso especial con el Ministro de Turismo griego, y de esta manera el jueves pasado un vuelo chárter proveniente de Estocolmo aterrizó en la isla de Rhodos.

     

    Se suponía que en el avión viajarían solo personal de Tui y periodistas, algo que no fue así, tres cuartas partes de los pasajeros del vuelo eran turistas suecos.

     

    Algo que fue mirado con recelo por parte de los griegos, puesto que varios turistas que habían llegado con anterioridad habían dado positivo en la prueba tomada a su arribo a Rhodos.

     

    Y que uno de ellos había roto la cuarentena. Fue detectado paseándose por las calles de la isla, en lugar de esperar el resultado del test en confinamiento, como lo estipulan las autoridades griegas.

     

    Tui recibió también las críticas de su rival Apollo, por haber permitido que turistas viajaran en un vuelo de promoción y por haberse saltado las reglas, que deben ser las mismas para todos.

     

    Pero el jefe de prensa de Tui, Adam Györki, se defendió diciendo que las autoridades griegas estaban conscientes de ello

     

    - Entiendo perfectamente que los habitantes de Rhodos están preocupados por la infección. No es que aquí no quieran turistas, pero están preocupados de que lleguen turistas suecos. También entiendo que nuestros competidores estén decepcionados de que ellos no han podido viajar, dijo a TT.

     

    Por su parte el vicealcalde de Rhodos, Konstantinos Taraslias, expresó a la agencia TT que para él la llegada de los turistas suecos había sido una sorpresa, pero que esto lo había decidido el gobierno. Él cree que Tui obtuvo este permiso especial gracias a un acuerdo entre el operador y el gobierno griego, de llevar a 1,5 millones de turistas – de diferentes países - a Grecia, durante este verano.

     

    Entre la espada y la pared

     

    El turismo es la principal fuente de ingresos en Grecia. En Rhodos corresponde a un 95 por ciento de la economía, y la atractiva isla depende del turismo. Al mismo tiempo las estrictas medidas que tomó Grecia, al comienzo de la pandemia, contribuyó a que se registraran solo algunos casos de covid-19.

     

    La gran mayoría de los comerciantes en Rhodos trabajan durante los seis – siete meses de la temporada turística y con ello viven el resto del año.  

     

    Pero este año todo es distinto, y los comerciantes se debaten entre la alegría de abrir nuevamente sus tiendas a los turistas, y el miedo al coronavirus.

     

    - Nosotros dependemos de los turistas. Pero, francamente, la gente tiene miedo. Hemos escuchado que las cosas no han estado bien en Suecia. Y nuestro sistema de atención médica no es tan bueno como debería ser, entonces no podremos hacer frente si muchas personas se enferman aquí, explicó un comerciante a la agencia TT.

     

    Y tomando todas las medidas de seguridad, armados con mascarillas, visires, guantes y desinfectantes, los comerciantes se preparan para recibir a los turistas.

     

    Aunque la llegada de los escandinavos les preocupa más, puesto que Grecia ha prohibido los vuelos directos provenientes desde Suecia hasta el 15 de julio, por la situación aquí con el coronavirus. Y es una fecha que incluso puede estar sujeta a cambios.

     

    - ¡Amamos a los suecos! Pero tenemos un poco de miedo de cómo va a ser, hemos escuchado tantas cosas sobre que ustedes tienen tantos contagiados y muertos. Casi ha habido pánico. Me han dicho que tenga mucho cuidado. Pienso que esto puede afectar en cómo se trata aquí a los suecos, dijo la trabajadora de un museo, a TT.

     

     

  • Canciller sueca: “Hemos aplanado la curva”

    En una criticada entrevista con Deutsche Welle la canciller sueca Ann Linde defendió la estrategia sueca frente al coronavirus, a pesar de que Suecia presenta cinco veces más fallecidos que sus tres vecinos juntos.

    “Hemos logrado aplanar la curva”, sostuvo Linde. Pero un informe reciente la ECDC señala que Suecia y Polonia son los únicos países europeos que aún no han llegado al punto máximo de la pandemia, y siguen lamentando decesos diarios.

     

     Por: Marisol Aliaga

     

    A pesar de que la Ministra de Relaciones Exteriores se retractó, más tarde, de las declaraciones vertidas en la controvertida entrevista con el medio alemán Deutsche Welle, el jueves de la semana pasada, sus explicaciones no cayeron en buena tierra.

     

    - Es posible que una pueda ser un poco más amable, sonreír más y tal vez ser más femenina, deberé pensarlo, dijo Linde a la agencia noticiosa TT.

     

    Pero las críticas, que le llovieron a poco de ser difundida la entrevista en Suecia, poco tuvieron que ver con que si Linde era más o menos coqueta.

     

    Se trata más bien de la forma y el contenido, puesto que, en un arrogante y displicente tono, la ministra faltó a la verdad en varias ocasiones.

     

    Como las siguientes:

     

    Linde: “La verdad, hemos aplanado la curva y nunca tuvimos problemas en derivar los enfermos a la atención hospitalaria”, respondió Linde ante la pregunta de si realmente la estrategia sueca estaba dando buenos resultados.

     

    Hechos: En su último informe, el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) afirma que Suecia y Polonia aún no han alcanzado el “peak” de la pandemia. Este viernes 26 de junio, Suecia registró 50 nuevos fallecimientos en tanto que Polonia 17.

     

    En un artículo de Svenska Dagbladet del 30 de abril el epidemiólogo estatal Anders Tegnell, a quien la canciller cita repetidas veces en la entrevista, afirmó que “La estimación de que entre 8,000 y 20,000 suecos pueden morir por el virus corona no es del todo irracional” y que todo dependerá de lo bien que Suecia logre proteger a sus ancianos.

     

    Algo que hasta el momento no lo ha hecho bien. El mismo Tegnell ha reconocido públicamente el fracaso.

     

    Familiares de adultos mayores que no fueron remitidos a los servicios de urgencia han presentado denuncias a la entidad que controla las irregularidades en el servicio de atención sanitaria, IVO. Las denuncias ascienden a miles.

     

     

    Linde: “El gobierno ha introducido medidas legalmente vinculantes. Por ejemplo, el consejo de mantener la distancia social, de trabajar desde casa y de lavarse las manos no es solamente un consejo, es una regulación que todos los ciudadanos deben seguir, es legalmente vinculante y más del 80 % de la población las sigue”.

     

    Hechos: Como la Agencia de Salud Pública, Folkhälsomyndigheten lo ha aclarado todo el tiempo: estos son solo recomendaciones que se basan en la confianza de los suecos en sus autoridades. El desobedecerlas no es penado por la ley. En realidad, muchos han hecho oídos sordos a la supuesta distancia de dos metros, sobre todo con la llegada del verano, y en las manifestaciones en apoyo al movimiento “Black lives matter”, por ejemplo, se reunieron en las grandes ciudades suecas miles de personas, muchas más de las 50 aconsejadas por las autoridades.

     

    Respecto a la norma del teletrabajo, Anders Tegnell se opuso en un principio, hasta que las empresas comenzaron a aplicarlo por cuenta propia. La objeción que tuvo entonces el epidemiólogo estatal fue que: “el teletrabajo no es igualitario”.

     

     

    Linde, sobre la sobre mortalidad en las residencias de ancianos: “Cada muerte es trágica” … ”Pero el problema principal está en la atención privada de los ancianos, porque más personas han muerto en hogares de ancianos de gestión privada”.

     

    Hechos: La gran mayoría de los fallecidos en Suecia son adultos mayores. Sin embargo, no existe evidencia que corrobore que los fallecidos en las residencias privadas superan a los de las estatales. Más del 50 % de las residencias son de gestión estatal, y la empresa Vårdföretagarna, por ejemplo, exigió que Linde se retractara de haber señalado a las empresas privadas como las culpables de la mortandad en las casas de reposo.

     

    - No es propio que la canciller haga acusaciones infundadas contra la atención privada de ancianos. Esperamos una explicación de parte de la ministra. En Suecia, alrededor del 20 por ciento de las personas mayores viven en viviendas para personas mayores administradas de forma privada, dijo la directora asociada de Vårdföretagarna, Antje Dedering, quienes enviaron una carta al ministerio, pidiendo explicaciones.

     

    Respecto al mismo tema, la conductora del programa quiso saber qué parte le cabía al gobierno sueco respecto a la mortandad en las casas de reposo, recordando las palabras de la ex epidemióloga estatal. Annika Linde, quien dijo que “No había ninguna estrategia para el cuidado de los mayores. No entiendo cómo ahora pueden afirmar que el nivel de preparación fue bueno cuando en realidad fue pésimo”. 

     

    DW: La gran mayoría de los fallecidos son adultos mayores, pareciera que la estrategia sueca es solo para los jóvenes, ¿no es cierto? ¿No es esto vergonzoso?

     

    - Bueno, son sus palabras. Ud. Está actuando como si se tratara de una competencia mundial sobre quien tiene la enfermedad y quien no…/... de hecho, es preciso aclarar, en medios internacionales, que el aumento de los contagiados se debe a que se testea más../..Pero ha habido irregularidades, por la organización de administración regional estableció que más del 40 % de los empleados que no tenían suficientes conocimientos sobre cuidados de higiene básicos, como por ejemplo de cómo lavarse las manos. Por eso hemos capacitado más de 1.400 personas.  

     

     

    Linde: “Todos, incluso quienes presenten el más mínimo síntoma, se pueden hacer la prueba del covid-19”.

     

    Hecho: La semana pasada arrancó recién el testeo masivo que el gobierno había prometido hace tiempo atrás con 100.000 pruebas a la semana. Sin embargo, solamente las personas que presentan síntomas se pueden hacer la prueba. Linde explicó más tarde que ella se refirió solamente a la región de Estocolmo.  

     

     

    Arrogancia y “matar al mensajero”

     

    En las redes sociales uno de los comentarios más frecuentes fue la arrogancia con que Ann Linde respondió a las preguntas de la conductora Sarah Kelly.

     

    Por ejemplo, ante la pregunta por qué Suecia, junto a otros tres países de la UE se había opuesto a un fondo europeo de salvataje para los países más afectados económicamente, Linde respondió: “¡Pareciera que Usted quiere echar a Suecia de la Unión Europea!”

     

    Y ante la pregunta de por qué Suecia había optado por un camino diferente a todos los otros países y de que, si Suecia tenía “la ciencia correcta sobre la inmunidad”, la respuesta fue:

     

    - Bueno, en realidad yo soy la ministra de Asuntos Exteriores, así es que yo no sé si nosotros tenemos los conocimientos correctos sobre la inmunidad de rebaño o lo que sea. Y espero que Ud. También entreviste a los epidemiólogos y a la ministra de asuntos sociales, quienes están mas capacitados para responder esos temas.

     

     

    Más tarde, en la televisión estatal sueca, SVT, Linde afirmó que la conductora había sido la agresiva y que ella había querido aclarar cómo era la situación en Suecia.  

     

    - Si se insiste visible y agresivamente en que Suecia no piensa en lo mejor para su gente, entonces reacciono con fuerza, tal vez demasiado fuertemente, pero creo que hay que tener en cuenta toda la situación, dijo el lunes.

     

     

    El presidente del partido conservador, Ulf Kristersson (Moderaterna), tiene otra opinión y acusa a Linde de “poner en peligro la reputación de Suecia”.

     

    “Respuestas arrogantes y autosuficientes a las preguntas razonables del exterior sobre las altas tasas de mortalidad suecas. Declaraciones mal fundamentadas sobre la causa de la propagación de la infección y muertes en las viviendas para ancianos del país”, escribió Kristersson en Facebook.

     

     

    En la reunión de líderes de los partidos políticos en el Parlamento sueco de esta semana, los dirigentes de la oposición tocaron el tema de la entrevista de la canciller. Según afirmó más tarde a los medios la líder de la Democracia Cristiana, Eba Bush, el primer ministro Stefan Löfven no había querido hablar más del tema.

     

    En declaraciones a la agencia TT, Stefan Löfven respaldó a Linde expresando:

     

    - La Ministra de Asuntos Exteriores también está haciendo un fantástico trabajo para defender a Suecia.



    Sarah Kelly, periodista del medio alemán Deutsche Welle (DW) y la canciller sueca Ann Linde. 

     

     

  • La mea culpa de Anders Tegnell - que no lo fue

    A raíz de una entrevista en Radio Suecia, medios internacionales difundieron la noticia de que el epidemiólogo estatal Anders Tegnell se retractaba de la estrategia sueca contra la pandemia de covid-19.

    Pero no fue así. A las pocas horas, Tegnell dijo que había sido citado erróneamente. “Quise decir que siempre hay un potencial de mejora en lo que hicimos”. Y recalcó: “la estrategia sueca es correcta”.

     

     Por Magazín Latino

     

    Poco después que comenzara a quedar en evidencia que la tasa de mortalidad por la pandemia de covid-19 es mucho más alta en Suecia que en el resto de los países nórdicos, el país escandinavo ha sido seguido por el resto de la comunidad internacional con una mezcla de sorpresa y espanto.

     

    Tal vez por ello, rápidamente después de una entrevista radial, algunos medios internacionales difundieron la noticia de que el arquitecto detrás de la estrategia sueca se arrepentía de las medidas tomadas.

     

    Pero si bien es cierto que el epidemiólogo estatal admitió que la estrategia sueca no había dado buenos resultados, está muy lejos de hacer un mea culpa. Al contrario, a las pocas horas de la transmisión, Tegnell defendió una vez más su estrategia, a pesar de las críticas que han ido aumentando a la par con la cantidad de muertos que ha dejado la pandemia, en la actualidad en un promedio de 50 personas al día. En tanto que sus vecinos están en cero.

     

    La entrevista se llevó a cabo la mañana del miércoles pasado, en el noticiero radial Ekot. De partida, Anders Tegnell reconoce que Suecia debió haber tomado más medidas contra el coronavirus, desde un comienzo.

     

    Si nos volviéramos a encontrar con la misma enfermedad, sabiendo exactamente lo que sabemos sobre esta hoy, creo que resolveríamos hacer algo entre lo que hizo Suecia y lo que ha hecho el resto del mundo, expresó.

     

    Radio Suecia: ¿En algún lugar entremedio?

     

    Sí, creo que hay un potencial de mejora en lo que hemos hecho en Suecia, claramente. Y sería bueno saber más exactamente qué es lo que hay que cerrar para prevenir mejor la propagación de la infección.

     

    A diferencia de sus vecinos, Suecia ha mantenido el país abierto y ha apostado a la responsabilidad individual, pensando que esto sería lo mejor, a largo plazo.

     

    “Nosotros no cerramos ni confinamos a la gente, porque al final la gente se va a cansar y van a desobedecer las medidas”, declaró la Agencia de Salud Pública, al comienzo de la pandemia. 

     

    Al final, las cosas no resultaron como se pensaron. Cuando los otros países están en plena desescalada, y ya no tienen que lamentar fallecidos, Suecia sigue teniendo los números más catastróficos de los países nórdicos. Y la mortandad en las residencias de ancianos, donde se ha prescrito demasiado a la ligera cuidados paliativos – según alarmas de personal de la salud – no habla muy bien de la apuesta sueca.

     

    Los protocolos que se han aplicado en las residencias es que los médicos deben evitar las visitas en persona, y que a los mayores de 80 años no se les trasladase al hospital. Hasta la entidad que tiene que ver con irregularidades cometidas en la atención sanitaria, IVO, han llegado miles de denuncias al respecto, de parte de familiares de adultos mayores.

     

    Radio Suecia: ¿Han muerto demasiadas personas demasiado pronto en Suecia hasta ahora?

     

    - Si, absolutamente.

     

    ¿Se podría haber hecho algo al respecto?

     

    - Sí, eso es lo que debemos considerar en el futuro, si hubiera habido alguna forma de evitarlo.

      

    Pero, aunque en esta entrevista Anders Tegnell reconoció – al menos en parte – algunos errores, horas después, en la rueda de prensa diaria de la Agencia de Salud Pública, se retractó de ello:

     

    - Se ha difundido la noticia de que yo/nosotros en la entidad, creemos que la estrategia que tenemos frente al corona ha sido incorrecta y debería cambiarse drásticamente. Esto no es para nada así, creemos todavía que la estrategia es buena, pero siempre hay mejoras posibles, especialmente cuando se mira hacia atrás, en el tiempo. Y personalmente creo que sería bastante extraño que uno respondiera otra cosa a esa pregunta. En este trabajo siempre puedes mejorar.

     

    En el debate en la televisión de los líderes de todos los partidos parlamentarios, el domingo por la tarde noche el primer ministro Stefan Löfven declaró también, ante la crítica de los partidos de oposición que: “la estrategia sueca es la correcta”.

     

    Sin embargo, admitió que deberían haberse llevado a cabo más testeos.

     

    La promesa de del gobierno, de 100.000 testeos a la semana, sigue siendo algo imposible de cumplir, y los implicados en que las pruebas se lleven a cabo se culpan los unos a los otros. Como máximo se ha llegado a 34.000 por semana.

     

    En tanto, el coronavirus sigue cobrando víctimas.  

     


    El epidemiólogo estatal Anders Tegnell. Foto: Captura de pantalla. SVT. 

     

News Letter

Inscríbase a nuestro servicio de News Letter

  

Magazín Latino te informa en español