Print this page
Alertó sobre peligro de bomba – y fue detenido por sospechoso Foto: captura de pantalla de Svenska Dagbladet.

Alertó sobre peligro de bomba – y fue detenido por sospechoso

Cuando el chofer de buses Ali Jama se percató de una valija abandonada en una parada del autobús, dio aviso a la policía. Podía tratarse de una bomba. Pero al llegar los agentes al lugar, lo detuvieron pensando que él era el sospechoso.

“Amo a Suecia, ¿pero por qué voy a dar aviso a la policía si ocurre nuevamente lo mismo?”, se pregunta el chofer. El político local Mohamed Nuur contó su historia en Facebook, y las reacciones no tardaron en llegar.

 

 Por: Magazín Latino

 

Hace poco explotó una bomba en la ciudad de Linköping, hecho que aún sigue sin aclararse. Otras  ciudades también han sido afectadas.

 

Por esto la policía recomienda a la ciudadanía reportar cualquier cosa extraña que se aprecie, al número de urgencia.

 

Eso fue lo que hizo el chofer de buses Ali Jama (el nombre es figurado), al percatarse de una valija abandonada en una parada del autobús que conducía, el pasado fin de semana.

 

Era la una y media de la madrugada del domingo, Ali Jama se encontraba en pleno turno de noche, cuando descubrió una valija abandonada en la parada de Tritonvägen, en Sundbyberg, Estocolmo.

 

Al diario Svenska Dagbladet, el chofer contó, dos días después, lo sucedido. Que había pensado que podía ser una bomba. Que una pasajera que también vio la valija, le suplicó que no parara, que siguiera de largo.

 

Así lo hizo, y llamó además desde su teléfono a la empresa de buses y luego al número de emergencia de la policía: 114 14. Eran las 01.37 de la madrugada.

 

Al pasar nuevamente por el paradero, ya de vuelta, la valija seguía en el mismo lugar. Y no había rastros de uniformados. Luego de 40 minutos, recién se pudo comunicar con la policía, que tardó aún más en llegar al lugar: alrededor de las tres de la mañana.

 

Entonces, los agentes le comunicaron que seguían el bus que conducía. En ese momento se encontraba a la altura de la plaza de Sundbyberg.

- Me mantuve en contacto con la policía en el teléfono hasta que me dijeron que detuviera el autobús, luego me dijeron: "Ok Ali, ahora deja el teléfono y sal del autobús con las manos arriba".

 

Ali obedeció las órdenes y detuvo el bus. Al salir, tres policías se le vinieron encima. Dos lo sujetaron de los brazos, en tanto que el tercero lo registraba.

- Durante 15 o 20 minutos los policías no me soltaron. Mientras tanto, hablaban con sus colegas por teléfono, con los que examinaban el objeto. Después recibí la información de que el artefacto no era peligroso, y me dijeron que podía subirme al bus y conducirlo nuevamente.

 

Sin darle ninguna explicación. Al parecer, los agentes lo habían tomado por sospechoso, a pesar de que había sido él quien había dado la alarma.

- He vivido en Suecia durante nueve años. Tengo familia, hijos y trabajo. ¿Que habría hecho la policía conmigo si hubieran encontrado una bomba? Yo tengo la responsabilidad de los pasajeros de mi bus. Amo a Suecia, pero ¿por qué voy a llamar a la policía si encuentro algo así nuevamente? Contó, en entrevista con Svenska Dagbladet.

 

Según el diario, que tuvo acceso al informe del incidente, se recibieron varias alarmas sobre la presunta bomba.

 


La valija que despertó las dudas de Ali Jama. Foto: Privada. 

 

“Yo no tengo detalles del suceso. Generalmente, cuando la policía maneja este tipo de evento, a menudo no se sabe inicialmente si un objeto es peligroso o no. Por lo tanto, tiene que tratar el asunto basándose en la información y la imagen de la situación que se tiene”, escribe la policía en un correo electrónico a Svenska Dagbladet.

 

Y el caso no habría pasado de ser un caso más de todos los incidentes que ocurren en la capital sueca. Pero este llegó a conocimiento del político local Mohamed Nuur, presidente de la Socialdemocracia  en la comuna de Tensta. Ali Jama se contactó con él, y el político se contactó con Svenska Dagbladet.

Y dio a conocer el caso en sus redes sociales.  

- Creo que este es un comportamiento extremadamente inapropiado de la policía. Me enojo cuando escucho que esto está sucediendo en nuestra sociedad, especialmente cuando se trata de personas con poder. En realidad, estamos hablando de que podría haber sido una bomba, los policías no lo podían saber, en ese momento, declaró a Svenska Dagbladet.

 

En Facebook explica que está muy molesto con el hecho. Él considera que la policía debería pedir perdón.

 

- El hecho de sacar a un conductor de su propio autobús con pasajeros y obligarle a que se ponga las manos en la cabeza viola su integridad, dijo a Svenska Dagbladet.

 

Mohamed Nuur considera que la comunidad debe estar agradecida de la fuerza policial. Pero que también se pueden puede cometer errores, y estos deben ser mejorados.

- La policía en cuestión debió haber actuado con prejuicios, cuando sacaron al conductor del autobús. Ellos no registraron a los pasajeros del autobús. Ali Jama contó que un hombre sueco que se encontraba en el bus se limitó a observar la situación y pudo irse de allí sin ser registrado por la policía, dijo Mohamed Nuur.

 

  
Mohamed Nuur. Foto: Privada.

  

About Author

Related items