Print this page
Tribunal sueco archiva caso Boliden – víctimas no serán indemnizadas El abogado Johan Öberg ha representado durante años a las víctimas de Boliden. Imagen de las afueras de Arica, donde fueron vertidos los desechos tóxicos.

Tribunal sueco archiva caso Boliden – víctimas no serán indemnizadas

Este miércoles se dio a conocer el fallo del tribunal de Umeå respecto a la querella de 796 personas en contra de la minera sueca Boliden. El tribunal no absuelve ni condena a Boliden. De acuerdo con la jurisprudencia sueca, el caso se archiva.

- Se siente espantosamente decepcionante. Por varias razones, entre estas por la forma en que perdimos. Porque no nos dieron la oportunidad de que el caso fuera probado legalmente, comentó, en conversación con Magazín Latino, uno de los abogados de los querellantes, Johan Öberg.

 

 Por: Magazín Latino

 

El fallo sorprendió a todos. El tribunal de segunda instancia de Umeå corrobora el veredicto del tribunal de primera instancia de Skellefteå y libera a la minera sueca Boliden de toda responsabilidad por los desechos de polimetales que durante la década de los 80 fueron vertidos en las afueras de Arica, al norte de Chile.

- Si mi decepción es grande, no se compara con la de las 796 personas querellantes, a quienes representamos, dijo el abogado Johan Öberg, a nuestro medio.

 

El presidente del jurado, Erik Sundström, por su parte, declaró a los medios el día de ayer:

- A diferencia del tribunal de distrito, sostenemos que, en estas condiciones, se debe aplicar la ley sueca, esto significa que las exigencias han prescrito. Ha pasado demasiado tiempo para que esto pueda ser probado.

 

El caso trata de cuando, en plena dictadura de Pinochet (1984) y debido a cambios de la ley en Suecia en favor del medio ambiente, las mineras debían tomar responsabilidad de sus desechos.

 

La mega empresa minera Boliden quiso deshacerse rápidamente de 20.000 toneladas de desechos tóxicos. Luego de negociar con uno de los hombres de Augusto Pinochet, los polimetales fueron depositados en las afueras de Arica, al norte de Chile, ocasionando graves daños en el medio ambiente y daños en la salud de los habitantes del lugar.

 

La minera ha asegurado durante todos estos años que le "vendió" los desechos a la empresa chilena. Pero el caso es que Boliden pagó 10 millones de coronas, para deshacerse del material tóxico.

 

Boliden nunca ha querido tomar la responsabilidad que le cabe en el caso, y con el fallo de ayer gana, una vez más, frente a las víctimas de Arica.

 

 

NOTA EN DESARROLLO

 

 

About Author

Related items