Print this page
Margot Wallström: “Estamos indignados” Margot Wallström, Gui Minhai, Anna Lindstedt. Foto: Magasin Latino/SVT.

Margot Wallström: “Estamos indignados”

La canciller sueca Margot Wallström se pronunció hoy sobre la actuación de la embajadora de Suecia en China, Anna Lindstedt. Ella había sostenido una reunión secreta en Estocolmo con Angela Gui, hija del editor sueco-chino encarcelado, Gui Minhai, y con hombres de negocios chinos, sin informar antes a sus superiores.

- Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no nos enteramos de esto, dijo Wallström, este viernes, a periodistas del parlamento.

Debido a la gravedad del caso, la policía de Seguridad Sueca, Säpo, abrió una investigación al respecto.

 

 Por: Magazín Latino

 

Un insólito hecho que empeora aún más las gélidas relaciones entre Suecia y China se ha venido desarrollando esta semana, cuando se supo que la embajadora de China en Suecia, Anna Lindstedt, había invitado a Angela Gui, hija del editor sueco-chino Gui Minhai, a una reunión con hombres de negocios chinos, en Estocolmo.

¿El motivo de la reunión? Que la hija del editor crítico al régimen chino y desaparecido desde el 2015 cesara en su lucha por lograr la libertad de su padre. Y de silenciar a los medios suecos que han mostrado interés en el caso.

Tanto Angela Gui, como el activista y escritor Kurdo Baksi, quien la acompañara a los encuentros sostenidos en un lujoso hotel de la capital sueca, dieron por sentado que el Ministerio de Relaciones Exteriores sueco estaba al tanto del asunto. Lo cual no era así.

La embajadora Lindestedt actuó sin antes consultar a sus superiores, con lo cual cometió un grave error, según explicó un vocero de la cancillería sueca.

Varios políticos han criticado lo ocurrido y han exigido que “se pongan todas las cartas sobre la mesa”.

- Esto no facilita para nada la liberación de un ciudadano sueco que ha sido encarcelado por China, al contrario, la dificulta, dijo el presidente del partido de Izquierda, Jonas Sjöstedt.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, por su parte, ha dado explicaciones distintas sobre el hecho. Patric Nilsson, jefe de prensa del Departamento de Exteriores, UD, dijo a la prensa en un principio que la embajadora Lindstedt había cometido un error.

- Ella no informó a UD. Por ende, ha actuado erróneamente. Ahora debemos seguir la investigación en curso y no adelantarnos a sacar conclusiones. Existe una razón para que llamemos a la embajadora a consultas y para que se inicie una investigación, afirmó Nilsson, y aseguró primero que nadie del departamento sabía de este encuentro, pero más tarde cambió a: “nadie que trabaje en el caso estaba informado”.

En tanto, al ser consultada sobre el episodio, la canciller sueca, Margot Wallström, se mostró muy molesta.

- Obviamente que estamos sumamente indignados por lo ocurrido. Nosotros no tuvimos ningún conocimiento previo a esto, dijo Wallström a la agencia noticiosa TT.

TT: ¿Cómo es posible que la embajadora sueca en China se encuentre en Estocolmo sin que el Ministerio de Relaciones Exteriores se entere?

- Precisamente por eso es muy indignante, y el hecho de que no supimos nada sobre estos acontecimientos con anterioridad. Nosotros no sabíamos nada sobre esto, dijo Wallström a TT.

Agregó que la investigación que estaba llevando a cabo la cancillería se suspende, puesto que la policía de seguridad sueca, Säpo, ha abierto una investigación preliminar al respecto y UD debe esperar los resultados de esta.

La embajadora está siendo investigada por Säpo por sospecha de haber cometido el delito de “procedimiento arbitrario en negociaciones con una potencia extranjera”, falta que puede significar una condena de hasta dos años de prisión.

 


Margot Wallström, Gui Minhai, Anna Lindstedt. Foto: Magasin Latino/SVT.  

 

 

About Author

Related items